El Tren de la Fresa arranca este jueves

El ‘Tren de la Fresa’ inicia este jueves 18 de abril una nueva temporada. En la campaña de 2019 -con una primera fase que se extenderá hasta el 30 de junio, y una segunda, que tendrá lugar entre el 14 de septiembre y el 26 de octubre– se han programado 30 viajes. Estos se realizarán, como ya es tradicional, los sábados y domingos, incluyendo la posibilidad de realizar una visita guiada al Palacio Real de Aranjuez, con guías oficiales de turismo de la Comunidad de Madrid, y la visita libre al Museo de Falúas.

La composición está formada por dos coches ‘Costa’, un coche de departamentos de la serie 5000, de los primeros que construyó Renfe metálicos en los años cuarenta, y dos furgones de la década de 1960, un J-2 y un DV. Los ‘Costa’, construidos en la década de 1920 con caja de madera, reciben esta denominación porque en origen fueron destinados al servicio de cercanías de la compañía MZA en el litoral catalán.

Desde que en 1984 se promoviera la idea de rememorar el recorrido del que fue el primer ferrocarril de Madrid y el segundo de la Península, el recorrido se ha transformado hoy en un atractivo viaje en tren. Al mismo viaje se añaden la riqueza arquitectónica, artística, paisajística, cultural y gastronómica del Real Sitio de Aranjuez, una ciudad que conserva todo el sabor y esplendor de su regia historia.

En 2015, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) dio un paso más en la protección y reconocimiento de la ciudad de Aranjuez al declararla como “lugar de excepcional valor universal”. Cinco años antes, en la Exposición Universal de Shanghái 2010, el ‘Tren de la Fresa’ fue elegido para estar presente en el stand de ICOM (Consejo Internacional de Museos), donde se mostraba la realidad de los museos en los cinco continentes, como ejemplo de contribución de un museo a la revitalización y el dinamismo económico a través de un producto de turismo cultural.

Hay varias posibilidades de rutas turísticas para completar el viaje en el tren: Fresas con nata: Chiquitrén y visita al Jardín del Parterre y de la Isla. Fresas del Tajo: recorrido en barco y visita a los exteriores del Palacio Real y los jardines. Fresas Reales: visita al Palacio Real, Museo de Falúas y Jardín del Príncipe. Además, se han programado dos viajes especiales: Fresas con música: el sábado 19 de mayo, un viaje con horario especial permitirá asistir al “Festival de Música Antigua” de Aranjuez e incluye un paseo musical con guía por los Jardines del Rey, del Parterre y de la Isla. Fresas con chocolate: el sábado 14 de septiembre, circulará un tren especial hasta Pinto para asistir al Segundo Salón Internacional del Chocolate.

El Tren de la Fresa rememora la puesta en marcha del primer ferrocarril de Madrid que unió la capital con el Real Sitio de Aranjuez. Ese primer tramo de apenas cincuenta kilómetros era en realidad un planteamiento estratégico que nacía “buscando el mar” y que se pudo consolidar gracias al tesón y a la osadía de su promotor, el marqués de Salamanca. Hubo varios proyectos antes de realizarse el definitivo, auspiciado por el marqués de Salamanca, y en todos se eligió Aranjuez como final de la línea porque en aquella época la Corte pasaba grandes temporadas allí y era cita de la aristocracia y de las gentes relacionadas con Palacio.

Las obras de la nueva línea se dieron por concluidas el 8 de febrero de 1851 y un día después se celebró su inauguración. La presentación en sociedad de tan magno acontecimiento se convirtió casi en una fiesta popular, dada la masiva asistencia de gente, con la reina Isabel II y la plana mayor del Gobierno, con Bravo Murillo a la cabeza, quienes tras la celebración de una misa en la cabecera de la línea realizaron el viaje de ida y vuelta completo. Los actos se prolongaron durante todo el día con sendos banquetes en Madrid y Aranjuez. En un principio, la línea Madrid-Aranjuez fue considerada como un medio para el divertimento de la Corte, pero también sirvió para abastecer al mercado de Madrid de las frutas y hortalizas regadas por el río Tajo.

Vapor de nuevo en Azpeitia

El Museo Vasco del Ferrocarril pondrá en circulación diez trenes de vapor durante la Semana Santa, a partir del día 18 de abril, e inicia la temporada 2019 que se extenderá hasta el puente de Todos los Santos, el 3 de noviembre. Durante estas fechas se establecen circulaciones especiales de mañana y tarde todos los días de la Semana Santa, incluido el lunes de Pascua. Con posterioridad, se ofrecerán servicios regulares de trenes de vapor todos los sábados, domingos y festivos, salvo los lunes.

Los trenes de vapor que circularán lo harán con salidas desde el museo a las 12.00 y las 17.00 horas. Como siempre, serán remolcados por históricas locomotoras de vapor, como la Aurrera, que prestó servicio durante 62 años, hasta su retirada en 1960. Tras ella, circularán coches históricos como los C-2 y C-4, construidos por CAF en Beasain en 1925 para el Ferrocarril del Urola, o el TC-52, fabricado también por la firma guipuzcoana en 1944 para los Ferrocarriles Vascongados.

En sus instalaciones es posible observar una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, con vehículos de todo tipo como locomotoras de vapor, diésel y eléctricas, automotores y diversas clases de vagones. Ofrece asimismo uno de los más completos conjuntos de máquina-herramienta de Euskadi, a través del antiguo taller mecánico del Ferrocarril de Urola, y cuenta con las muestras de los uniformes utilizados en el ferrocarril desde finales del siglo XIX y de una de las mejores colecciones de relojería ferroviaria del mundo.

De todo el material móvil del museo, destaca la locomotora de vapor ‘Espinal’, construida en 1887 en Newcastle (Reino Unido) por la compañía de Robert Stephenson, hijo de George Stephenson, que ganó el concurso de 1829 que pondría en marcha los servicios de la línea de transporte de pasajeros de Liverpool a Manchester. Esta máquina es, en la actualidad, la más antigua en funcionamiento de las construidas por los Stephenson, así como la locomotora de vapor más antigua en servicio de España. A la ‘Espinal’ se unen ‘Aurrera’ (130-T construida en Reino Unido en 1898 por Nasmith & Wilson para el Ferrocarril de Elgoibar a San Sebastián); ‘Euzkadi’ (uno de los modelos más representativos de la vía del norte peninsular, construidas para los Ferrocarriles Vascongados por la firma alemana Krauss de Munich entre 1914 y 1921 y que acabaron en el Ponferrada-Villablino, que las retiró en 1989); ‘Portugal’ (CP E205, 1230-T, fabricada por Henschel para los Caminhos de Ferro de Portugal); y ‘Zugaztieta’ (030-T de 1888 de Sharp Steward and Co de Gran Bretaña, para el Ferrocarril de Amorebieta a Gernika). Todas ellas, auténticas joyas del vapor.

Las antiguas dependencias de la línea del Urola en Azpeitia se adaptan a las necesidades museísticas, que colecciona y restaura una importante colección de vehículos históricos, que ahora se ponen en circulación, con la inestimable ayuda de los Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril (BML).

Con la vista en los países nórdicos

Los avances tecnológicos del sector ferroviario español siguen cruzando fronteras. En este contexto de interés internacional, la Asociación Ferroviaria Española (Mafex) ha organizado una misión tecnológica a los países nórdicos para conocer los retos y las prioridades en materia de I+D, así como para analizar nuevas oportunidades de colaboración en este campo.

La misión ha incluido una completa agenda de reuniones con los principales actores del sector del transporte de Suecia y Noruega. Entre ellos, Norwegian Railway Directorate, Bane Nor, NSB, Trafikverket, Business Sweden y las organizaciones de investigación SINTEF, TOI, KTH entre otros. El resultado de la misión tecnológica, ha sido muy satisfactorio ofreciendo la oportunidad de comprender el ecosistema local que respalda la innovación de ambos países, recibir información en tiempo real sobre proyectos/prototipos/planes de negocios, así como explorar y conocer socios potenciales.

La investigación, desarrollo y la innovación de los elementos y materiales de los propios sistemas ferroviarios son actividades clave para poder garantizar la eficacia del ferrocarril del futuro. La misión por lo tanto ha ofrecido una oportunidad a las empresas españolas participantes para presentar su tecnología y servicio a las entidades de Suecia y Noruega anteriormente mencionadas, con el fin de generar futuros proyectos de colaboración tecnológica.

Junto con la internacionalización, la innovación juega un papel esencial como elemento diferenciador y como eje de la mejora competitiva. Ambos factores deben ser los que permiten a la industria española mantener su liderazgo. La misión tecnológica ha sido para muchas de las empresas participantes un primer contacto con las entidades de ambos países, siendo el inicio de una fuerte colaboración.

La Asociación Ferroviaria Española es la asociación que representa a la industria ferroviaria española, aglutinando en la actualidad a 78 empresas que acumulan el 75% de las exportaciones ferroviarias en nuestro país. Creada en 2004, desde la asociación desarrollamos actividades en torno a cuatro ejes: Internacionalización, competitividad e innovación, relaciones institucionales y posicionamiento estratégico y marketing y comunicación.

Su principal objetivo pasa por servir al sector ferroviario español, mediante la ayuda a sus empresas en sus procesos de internacionalización, así como mediante la defensa de los intereses generales de sus empresas asociadas para conseguir, en cooperación, el más alto nivel de competitividad posible de las mismas.

El Tren del Llacs inicia temporada

El histórico Tren dels Llacs de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), que une Lleida con La Pobla de Segur y atraviesa los embalses de Sant Llorenç, Camarasa, Terradets y Sant Antoni, volverá a circular a partir del próximo 20 de abril hasta el 2 de noviembre. Está previsto que este particular tren realice esta temporada 28 circulaciones, de las cuales 24 serán del Tren dels Llacs Histórico, y cuatro del Tren dels Llacs Panorámico.

Su trayecto permite a los pasajeros retroceder en el tiempo y se convierte, a la vez, en toda una experiencia para los amantes del ferrocarril y de la naturaleza. El tren transcurre por el margen derecho del río Segre desde Lleida hasta Balaguer y, una vez ha llegado a Sant Llorenç de Montgai y Camarasa, aparecen las primeras “murallas montañosas” que darán paso a la cuenca del río Noguera Pallaresa y a los embalses y sierras del Montsec. El tren, por último, llega hasta la Pobla de Segur, en la comarca leridana del Pallars Jussà.

Hasta llegar a su destino, los viajeros pueden disfrutar en 89 kilómetros de trayecto de un total de 41 túneles y 31 puentes y, durante el viaje, los pasajeros pueden degustar productos típicos del territorio como la conocida ‘coca de recapte’. La oferta de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya incluye actividades complementarias, como la visita a la cervecería artesanal del Pirineo, en el centro de la Pobla de Segur, a las salinas de Gerri de la Sal, así como una excursión para descubrir la cuna de la energía hidroeléctrica.

Cabe recordar que las dos locomotoras del Tren dels Llacs se construyeron en 1968 para prestar servicios mixtos de línea y maniobras, y corresponden a los modelos 1817 y 1820. Por su parte, el material remolcado está formado por cuatro coches de época de la serie 6000, un coche cafetería y un coche furgón postal. La capacidad del tren es de 280 personas sentadas.

Durante las primeras temporadas, el servicio se realizaba con ‘La Garrafeta’, una locomotora construida por Renfe en 1960 en Bilbao siguiendo un diseño original inglés de 1930 y que llega a un máximo de 60 kilómetros por hora. Es una locomotora a vapor tipo Beyer–Garratt, una máquina articulada concebida para trazados sinuosos y con fuertes rampas dónde se necesita la máxima potencia y esfuerzo. Cataluña fue la pionera en la adopción de este sistema. A final de los años 20 se adquirieron 8 unidades.

Coincidiendo con los meses de más calor, el servicio del Tren dels Llacs se ofrece con trenes panorámicos. Del 20 de julio al 10 de agosto, se realizarán cuatro circulaciones. Gracias a su diseño diáfano y abierto, proporcionado por sus ventanas de grandes dimensiones, los viajeros disfrutan de las espectaculares vistas que se encuentran a lo largo del recorrido.

Mil trenes diarios en Semana Santa

Renfe ha programado tres millones de plazas en sus trenes con motivo de las operaciones salida y retorno de vacaciones de Semana Santa. Entre el 12 y el 22 de abril la compañía incrementa la capacidad disponible con 150.000 plazas extra en sus trenes. El refuerzo en trenes AVE en los días punta alcanza el 20%.

Este viernes con el arranque de la operación salida Renfe vive uno de los días con mayor número de viajeros del año. En un solo día se ofertan 320.000 plazas, con un refuerzo que alcanza el 14% en AVE y Larga Distancia y el 6% en Media Distancia y Avant. Los días con mayor incremento de plazas se centran en el viernes 12 y el miércoles 17, coincidiendo con las dos salidas de vacaciones. Para la operación retorno la compañía programa un 20% más de oferta el domingo 21 de abril y alarga el refuerzo hasta el lunes 22.

En cada operación salida Renfe pone en marcha mil trenes diarios. Este viernes en la estación de Puerta de Atocha, la de mayor movilidad de viajeros, están programados 250 trenes y se esperan 50.000 viajeros, lo que supone un incremento del 25% respecto a la movilidad de cualquier otro viernes del año.

Los trenes comerciales (AVE y Larga Distancia) de Renfe ofrecen de 1,4 millones de plazas para viajar a los principales destinos de vacaciones. Los servicios de tren entre Madrid y Comunidad de Valencia y Murcia serán los que ofrezcan más plazas en estas fechas. Los otros dos corredores con especial demanda son los que unen Madrid con Cataluña y Francia y Madrid con los principales destinos del Sur (Sevilla, Málaga y Cádiz).

Muchos viajeros optan por los desplazamientos a destinos más cercanos en estas fechas. Renfe ofrece durante estos días más de 1,6 millones de plazas en trenes Avant y de Media Distancia y refuerza especialmente las conexiones entre Valencia, Tortosa y Barcelona; Sevilla y Cádiz; Madrid-Jaén; Salamanca-Valladolid-Palencia o en los servicios Avant que unen a Madrid con Toledo y con Segovia y Valladolid. Los trenes de Media Distancia de Cataluña alcanzarán las 45.000 plazas diarias. Además, algunos núcleos de Cercanías ampliarán horario y reforzarán especialmente su oferta de plazas para acudir a las procesiones.

Remodelación de Valladolid-Campo Grande

El gestor de infraestructuras del Ministerio de Fomento Adif Alta Velocidad ha aprobado este martes la licitación del contrato de consultoría y asistencia para el proyecto de remodelación de la estación de Valladolid-Campo Grande, con una inversión de 3.448.500 euros y un plazo de ejecución de dieciocho meses. Con esta licitación, Adif pretende definir, dentro del proyecto de construcción, un nuevo edificio de viajeros, la remodelación del actual edificio histórico y su conexión con el nuevo, aún por construir.

Además, en este contrato también esta prevista la remodelación de la actual playa de vías y la definición de una conexión peatonal, así como nuevos aparcamientos y la adecuación de los accesos a la estación. El proyecto, también analizará la conexión con la nueva estación de autobuses con objeto de mejorar la intermodalidad entre ambos medios de transporte.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del convenio para la transformación de la Red Arterial Ferroviaria de Valladolid firmado por el Ayuntamiento, Renfe-Operadora, Adif y la Junta de Castilla y León en noviembre de 2017 para mejorar la permeabilidad e integración del ferrocarril en la ciudad.

Por Valladolid-Campo Grande, construida en 1981, circulan tanto trenes AVE que la conectan directamente con Madrid-Chamartín con Palencia y León como trenes Avant que la conectan directamente con Segovia y Madrid-Chamartín. El número de conexiones diarias varía entre seis y doce trenes. Los servicios de alta velocidad se completan con los trenes Alvia que se detallan en el apartado de Larga Distancia.

El 23 de diciembre de 2007 se puso en marcha la línea de Alta Velocidad que une Valladolid-Campo Grande con Madrid-Chamartín. La línea es utilizada por trenes Talgo de la Serie 102 de Renfe, apodados pato, que hacen el recorrido en 56 minutos a una velocidad máxima de 300 km/h, que más tarde se suplantaron con la Serie 112 de Renfe. El 29 de septiembre de 2015 se puso en funcionamiento la Línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León dando continuidad a la Línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid.

La ampliación de esta terminal se completa con la construcción de un edificio volado sobre los andenes, que permitirá el acceso de los viajeros tanto desde la zona centro de la ciudad como desde Delicias. Este inmueble estará relacionado físicamente con la estación de autobuses que la Junta planea en la zona central de los actuales talleres de Renfe en Farnesio.

El Tren del Tambor vuelve a la Puebla de Híjar

El sábado 20 de abril la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft) pone de nuevo en circulación el Tren Azul recuperando el servicio del Tren del Tambor, por encargo del Ayuntamiento de La Puebla de Híjar y de la Asociación de Cofradías de la localidad. Este tren histórico, que saldrá de la zaragozana estación de Delicias a las 15.00 horas, permitirá conocer las procesiones y actos del Sábado Santo en el Bajo Aragón.

El Tren del Tambor circuló por primera vez en 1991, y durante los diez años siguientes, miles de turistas visitaron los actos de la Semana Santa de La Puebla de Híjar a bordo de este tren, demostrando el enorme potencial turístico de la provincia de Teruel para este tipo de iniciativas con ferrocarriles históricos.

En este 2019, coincidiendo con el 40º aniversario de Azaft, se retoma la circulación de este mítico tren en el que se espera transportar a más de 200 turistas procedentes de toda España. Durante la tarde del Sábado Santo, los viajeros podrán disfrutar de la procesión de traslado de las imágenes al calvario y del desfile de Alabarderos. El día culmina con un acto muy especial y que hace diferente la Semana Santa en la Puebla: el “Cese del Toque” a las 22 horas, acto inverso a la “rompida de la hora”, que pondrá punto y final al estruendo de tambores y bombos en el Bajo Aragón.

El Tren del Tambor es un museo sobre raíles en el que se recrea la manera de viajar en los grandes expresos nocturnos de los años cincuenta y sesenta. Este tren dispone de coches cama, coches restaurantes, furgones de correos y un coche ministerial en el que viajaba la Jefatura del Estado, los ministros y los directivos de Renfe. Durante el trayecto, los viajeros podrán explorar todos los rincones de este tren y disfrutar de las explicaciones de los voluntarios de Azaft que viajan en cada vehículo. En los furgones de correos se podrán enviar cartas ya que circulará la única oficina ambulante postal que queda en activo, utilizando sellos especiales editados para este evento.

La circulación del Tren Azul permite que Azaft pueda seguir rescatando y recuperando vehículos históricos del patrimonio ferroviario aragonés. Todos los fondos recaudados en el viaje, descontados los gastos de explotación, se destinarán a la restauración de nuevos vehículos y locomotoras que en el futuro se incorporarán a su composición. El 70% de los billetes ya han sido adquiridos, por lo que es recomendable reservar los billetes cuanto antes. Toda la información sobre el Tren del Tambor está disponible en la web www.trenazul.es

Semaf avisa de paros en Semana Santa

El sindicato de maquinistas de Renfe (Semaf) y el de mayor representación en su comité de empresa ha convocado a los trabajadores de la compañía ferroviaria a una jornada de huelga para el 23 de abril, coincidiendo así con la ‘operación retorno’ de la Semana Santa. Con este paro de 24 horas, el sindicato denuncia el “incumplimiento” por parte del operador de los acuerdos de desarrollo profesional en el personal de conducción, factor que, según asegura, se suma a la “actual situación” del colectivo en división de Mercancías. Semaf considera que la “pasividad” de la dirección de Renfe ante todo ello “podría provocar la extensión de problema”, por lo que ha resuelto movilizarse con la convocatoria de huelga.

No es la primera vez que los sindicatos de Renfe anuncian paros en fechas similares y, posteriormente, a medida que se acerca la fecha de la huelga son desconvocados. De hecho, y con excepciones como la de 2017 en el que sí se llevaron a cabo los paros, estas convocatorias fallidas se ha convertido casi en una tradición. De momento, la amenaza de los paros agita a las agencias del sector turístico que preparan las jornadas de asueto para esos días.

En cuanto al resto de sindicatos con representación en la compañía, no descartan convocar movilizaciones, si bien en su caso para protestar por el retraso que acumulan la aprobación definitiva del nuevo convenio colectivo acordado con la empresa a finales del pasado año, según detallaron fuentes sindicales.

Los sindicatos de Renfe desconvocaron en 2018 todos los paros que tenían previstos para la Semana Santa, coincidiendo con la operación salida y retorno de este periodo vacacional. En principio, el sindicato Semaf había convocado huelga para los días 23 y 28 de marzo pero desconvocó los paros coincidiendo con el inicio de la Semana Santa. Por su parte, CC OO también se descabalgaba de la huelga anunciada.

En diciembre del pasado año los sindicatos UGT, CC OO y Semaf llegaron a un acuerdo sobre el convenio colectivo que había motivado el anuncio de una huelga en el sector para las vacaciones navideñas que, finalmente, solo mantuvo CGT y que obligó al Ministerio de Fomento a mantener los servicios mínimos establecidos porque no había tiempo de reprogramar las circulaciones y por la convocatoria de este último sindicato.

Renfe y su competencia en el mercado español

En puertas de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en diciembre de 2020, se van conociendo las empresas dispuestas a competir con Renfe y popularizar el tren de alta velocidad en España como lo hicieron, hace dos décadas, las aerolíneas de bajo coste con el viaje en avión. La lista de empresas que cuentan con la licencia y el certificado de seguridad en España es larga, destacando, aparte de SNCF, ILSA y Acciona, Alsa, Arriva, Avanza, CAF, Continental Rail, Ferrovial o Socibus, entre otras.

A partir de diciembre de 2020, cualquier empresa que disponga de la licencia de operadora ferroviaria y del certificado de seguridad, que otorga la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, y haya solicitado el uso de la infraestructura ferroviaria a Adif, podrá prestar servicios en competencia con Renfe. Adif facilitará seguridad jurídica a los nuevos operadores mediante la suscripción de acuerdos marco que garanticen la reserva de capacidad por un periodo de 5 años, que puede ser superior (más de 15 años) en caso de existencia de compromiso de fuertes inversiones.

Adif ya trabaja en la reorganización del tráfico actual, para que sea posible introducir los servicios de las nuevas empresas; en un plan para paliar la saturación de las grandes estaciones o en la localización de terrenos de su propiedad susceptibles de ser puestos a disposición de los operadores entrantes, para la construcción de sus instalaciones.

Con la liberalización del AVE y larga distancia, culmina la apertura a la competencia del mercado ferroviario español, después de que lo hiciera en 2005 el transporte de mercancías y, posteriormente, los trenes turísticos e internacionales. La liberalización romperá en menos de dos años el monopolio de la operadora pública en el mercado de alta velocidad, aunque no ocurrirá lo mismo con los servicios ferroviarios sujetos a obligación de servicio público (OSP) -Cercanías, Media Distancia, Ancho Métrico y Avant-, que prestará hasta que se vuelvan a licitar en 2033.

Para contrarrestar la presumible pérdida de cuota de mercado, Renfe lanzará antes de la liberalización un nuevo servicio de alta velocidad de bajo coste, un 40 % más baratos que el AVE clásico. Los precios se ajustarán a los del mercado objetivo que Renfe quiere “atacar”, el de carretera, que tiene, por ejemplo, en el corredor entre Madrid y Barcelona (con 11 millones de viajeros al año), una cuota del 38% frente al 39% del ferrocarril y al 23%, del avión.

Renfe espera ganar dinero con su AVE ‘low cost’, aunque no sea mucho, desde el primer día, a diferencia de la marca Ouigo, con la que opera un servicio similar desde hace casi seis años la compañía francesa de ferrocarriles SNCF y que reconoce que se necesita un año y medio para amortizar la inversión en cada nueva línea que lanza.

Precisamente SNCF ha confirmado esta semana su decisión firme de entrar en España preferentemente de la mano de empresas locales -está negociando con varias empresas privadas, entre ellas ILSA (Acciona y Air Nostrum), que a su vez cuenta con más candidatos a socios en operadores de otros países de la UE-, o en solitario, si no logra llegar a un acuerdo con ninguna de ellas.

SNCF quiere traer a España su marca Ouigo, inspirada en el modelo ‘low cost’ aéreo, que ofrece en Francia precios desde 10 euros y un 60 % de sus usuarios viaja por menos de 25 euros por trayecto.

Renfe ya tiene identificado el material rodante de su parque actual con el que prestará el nuevo servicio ‘low cost’, por lo que no depende de nuevos encargos de trenes para lanzarlo, mientras que SNCF tendría que equipar con los correspondientes sistemas y certificados de seguridad y homologar los vehículos que quiera destinar a España o comprar.

La operadora gala no ve barreras en los costes de peaje que cobra Adif por circular por las vías y utilizar estaciones que, según la directora general de Viajes Sncf, Rachel Picardo, son similares a los de Francia y, sí, “son caros, pero es así como se financian las infraestructuras”.

Renfe cerró 2018 con una mejora del 59%

Renfe cerró 2018 con un resultado de 111,4 millones de euros, una cifra que mejora un 59% los 69,8 millones de beneficio que alcanzó el año anterior. En 2017 la operadora consiguió por primera vez beneficio en su resultado sin extraordinarios. En dos ejercicios el Grupo Renfe ha pasado de perder 36 millones de euros a ganar 111,4 millones de euros.

En 2018 Renfe consiguió incrementar sus ingresos un 11,2%, hasta los 3.979 millones de euros. La mejora se concentra principalmente en el aumento de los ingresos por las ventas de títulos de transporte de viajeros. Este año la compañía ha vuelto a superar los 500 millones de viajes, cifras previas a la crisis económica y recuperado 20 millones de viajeros para el tren. Por su parte, el Ebitda alcanzó los 523 millones de euros, un 6,94% más. Por lo que respecta a los gastos de explotación, se incrementaron un 11,86%, hasta los 3.455 millones.

La compañía percibió una subvención del Estado de 1.150 millones como compensación por la prestación del servicio público que presta en Cercanías y Media Distancia (Regionales), lo que supone un incremento del 38% respecto al año anterior. Los servicios comerciales de Alta Velocidad y Larga Distancia no tienen ningún tipo de subvención. El canon que paga al Adif por el uso de las vías ascendió a 1.229 millones de euros, un 32,9% más.

La mejora de los resultados se debe fundamentalmente por el aumento del número de viajeros por ferrocarril en España al contabilizar 507 millones, unas cifras que no se alcanzaban desde el año 2008. La demanda de los trenes comerciales (AVE y Larga Distancia) creció en el ejercicio un 4%, sumando 1,2 millones de viajes más para alcanzar los 33,6 millones de viajeros.

Los trenes de Cercanías y Media Distancia incrementaron su demanda más del 4,1% y sumaron 474 millones de viajeros en 2018, es decir, 18 millones de viajeros más que el año anterior. Por su parte, las Cercanías de Madrid incrementaron sus usuarios el 6% hasta 256 millones de viajeros y las de Cataluña (Rodalies) el 2,4% hasta los 116 millones.