Archivo de la etiqueta: contrato

Renfe recibe 9.693 millones por servicio público

El Gobierno ha dado luz verde al contrato entre la Administración General del Estado (AGE) y Renfe para la prestación de los servicios ferroviarios sujetos a Obligación de Servicio Público (OSP). El importe total de las compensaciones para el período 2018-2027 asciende a 9.693.760.000 de euros. Los servicios contemplados como OSP son aquellos que se vienen prestando actualmente como productos Avant, Media Distancia, Cercanías y Ancho Métrico, y que se actualizaron en la declaración de OSP del pasado 15 de diciembre de 2017.

La duración del contrato es de 10 años con opción a 5 años adicionales e incluye el efecto de las inversiones en adquisición de material rodante, cuyas inversiones deberán ser aprobadas previamente por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. En el segundo trimestre del año 2023, el sexto año del contrato, se deberá presentar a la Comisión de Seguimiento un informe sobre el cumplimiento del indicador de eficiencia de gestión.

Del mismo modo, en el noveno año del contrato se presentará al Consejo de Ministros un informe sobre el cumplimiento de este indicador en dicho periodo, para que pueda ejercerse la prórroga de 5 años del contrato.

El contrato establece por parte de Renfe unos objetivos mínimos de puntualidad, calidad percibida, fiabilidad, comodidad, confort y limpieza, atención a los clientes y seguridad de los viajeros en los servicios prestados.

El objetivo fundamental del Ministerio de Fomento es garantizar el derecho a la movilidad dentro de una oferta de servicios integrada e intermodal, adaptada a la demanda actual, y asegurando siempre los mayores estándares de calidad y seguridad en su prestación. Buen ejemplo de ello son los más de 322 millones de viajeros que usan estos servicios. En concreto, los 294 millones de viajeros que usaron los servicios de Cercanías competencia de la Administración General del Estado, de indudable utilidad social y esenciales para la movilidad de las ciudades; los catorce millones que usan los servicios de Media Distancia convencionales y los siete millones de los servicios Avant, o los casi siete millones que usan los servicios de Ancho Métrico, de gran relevancia para la vertebración territorial y social de zonas en las que, en muchos casos, es difícil garantizar una oferta alternativa por carretera debido a la complicada orografía del terreno y a las dificultades climatológicas.

La revisión realizada por el Ministerio de Fomento se ha realizado con criterios objetivos de eficiencia desde una triple perspectiva (medioambiental, social y económica), con el foco puesto en la mejora global en la prestación del servicio y garantizando las necesidades de movilidad de los ciudadanos, con lo que se contribuye a la estructuración territorial de España.

Anuncios

Ferrovial encarga a CAF sus trenes en Gales

Ferrovial y su socio francés Keolis han encargado a CAF el suministro de los nuevos trenes que utilizarán para prestar el servicio ferroviario que acaban de adjudicarse en Gales (Reino Unido). El pedido abarca el suministro de un total de 77 trenes y supondrá un importe de más de 500 millones de euros. En virtud del contrato, CAF se encargará de fabricar y mantener 44 trenes de dos coches cada uno y otros 26 de tres coches para que entren en servicio en 2022, además de otros 7 trenes de dos coches programados para septiembre de 2024. Se trata de unidades del modelo que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) ha diseñado para los servicios de transporte regional y de cercanías, el ‘City UK’.

CAF acometerá este pedido en la nueva fábrica que actualmente construye en Newport (Gales del Sur), en la que está realizando una inversión de 30 millones de euros y que prevé tener lista el próximo otoño. De esta forma, la compañía que preside Andrés Arizcorreta da un paso más en reforzar su negocio en Reino Unido, un país estratégico en su política de expansión internacional.

Ferrovial y Keolis, filial de la operadora pública francesa SNCF, se adjudicaron a finales del pasado mes de mayo el contrato de gestión del servicio ferroviario de Gales, para un periodo de quince años y por un importe de 5.000 millones de libras (unos 5.700 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino también potencia con este contrato su negocio en Reino Unido, su primer mercado, así como la actividad de transporte ferroviario con que cuenta en el país, a pesar de que actualmente es más prudente en este mercado ante las incertidumbres generadas por el ‘Brexit’.

En la actualidad, Ferrovial y Keolis ya se encargan de gestionar el servicio del tranvía de Manchester, el mayor de Reino Unido, que se adjudicó a comienzos del pasado año, y desde mediados de 2014 explotan el tren ligero del Este de Londres. Respecto al contrato de Gales, abarca, además de la gestión de los trenes, la del metro de Cardiff. Ferrovial y Keolis comenzará a partir del próximo 14 de octubre a prestar el servicio, que hasta ahora estaba en manos de Arriva, y en el que se han comprometido a introducir una serie de mejoras.

El grupo español y su socio francés ofrecerán, además de nuevos trenes, mejores estaciones, más frecuencias y mayor fiabilidad en el servicio. Así, las dos empresas construirán 5 nuevas estaciones y modernizarán las 247 ya existentes, y prevén realizar con los nuevos trenes de CAF el 95% de los servicios en el horizonte de 2023. El resto de mejoras pasan por lanzar nuevos servicios, invertir en nuevas tecnologías, como la emisión de billetes inteligentes, y articular un nuevo sitio web del servicio, así como un aplicación.

El metro de Ámsterdam encarga 30 trenes a CAF

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha sido seleccionado por el operador del transporte público de Ámsterdam, GVB Activa B.V., para el suministro de 30 trenes de tres coches para el metro de la ciudad. El pedido incluye el suministro de este número de trenes, denominados M7, con opción de ampliación hasta 30 unidades adicionales, así como la posible extensión del número de coches hasta los 6 coches por unidad.

Las nuevas unidades para Ámsterdam estarán formados por tres coches, que se pueden acoplar de dos en dos, lo que formará trenes de seis coches. Las unidades del fabricante español reemplazarán un parque más antiguo de vehículos que todavía están en servicio, e incrementarán la capacidad de transporte de pasajeros para la concurrida red de metro de Ámsterdam.

La capital de los Países Bajos tiene una población de más de 800.000 habitantes y es uno de los principales polos de atracción turística en Europa. El sistema de transporte público de la ciudad debe hacer frente a un número creciente de pasajeros, debido a las nuevas áreas residenciales, la creciente actividad económica y el aumento del número de turistas. Con la apertura del nuevo North-South Metroline, el metro se ha convertido en la columna vertebral del transporte público de Ámsterdam.

Las unidades estarán preparados para operar de forma automática sin conductor, además estarán equipados con equipos de última generación y sistemas de información para pasajeros, estando diseñados para ser eficientes energéticamente y facilitar su mantenimiento.

CAF ya se adjudicó en 1994 el proyecto para suministrar 37 unidades de metro para GVB. Desde entonces, estos vehículos dan servicio en la red de metro de Ámsterdam. Más recientemente, en el año 2016, GVB adjudicó también a CAF un contrato para el suministro de 63 tranvías (15G), proyecto que se encuentra en ejecución. El grupo suma este nuevo proyecto a los contratos en curso que está ejecutando actualmente para otros clientes en los Países Bajos: 118 EMU para los Ferrocarriles Holandeses y 27+22 tranvías para la Provincia de Utrecht.

La empresa de Beasain eleva la cifra de contratación en estos primeros cuatro meses del año hasta los 350 millones de euros aproximadamente, incluyendo también los recientes contratos de Metro Barcelona, Tranvías de Vitoria y ampliación de Metro Nápoles, lo que sitúa la cartera de pedidos de la compañía cerca de la cifra récord de finales del 2017.

Renfe ofrece el mantenimiento de 420 trenes

Renfe saca concurso el contrato de trabajos de mantenimiento de un paquete de 420 trenes de distinto tipo (AVE, cercanías y regionales) durante un periodo de cuatro años y por un importe de 450 millones de euros. El contrato abarca casi una tercera parte (30%) del parque total de vehículos de la compañía, que suma unos 1.360 unidades, y se lanza en vísperas de que anuncie un “histórico” plan de compra de nuevos trenes. Por el momento, este contrato de mantenimiento se licitará en tres lotes, en función de los distintos tipos de tren que abarca, que en su mayoría son de Cercanías. Se trata del mayor contrato que la operadora lanza a la industria ferroviaria desde el de suministro y mantenimiento de treinta nuevos trenes AVE que contrató en 2016 con Talgo.

Uno de los lotes comprende el mantenimiento de veinte trenes de Alta Velocidad Media Distancia (Avant) y otro, un paquete de cuarenta trenes de Media Distancia convencional (regionales) de tracción diésel. El tercer y mayor lote del contrato es el que incluye el mantenimiento de 360 trenes de Cercanías de distintas series y tipos, dado que incluye los más modernos (los Civia) y los de dos pisos.

Las empresas que se hagan con los contratos deberán acometer los trabajos junto con Renfe y en los talleres de la operadora. Así se recoge en los pliegos de contratación, en los que se establece que las empresas contratistas conformarán sociedades mixtas de mantenimiento con la compañía pública. Renfe asegura en un comunicado que los contratos incluyen ciertas obligaciones para las empresas, como son cumplir con un “elevado grado de fiabilidad y disponibilidad de los trenes”, especialmente en horas punta, y garantías de calidad y seguridad.

Estos trabajos de mantenimiento se licitan en tanto el sector está pendiente del anunciado plan de compra de nuevos trenes Renfe, que se espera la operadora detalle el próximo mes de mayo. El plan abarcará compras de todo tipo de trenes, especialmente de Cercanías y Mercancías, pero también de Alta Velocidad. “Nunca en la historia se ha lanzado una licitación de compra de nuevos trenes de como se hará en 2018”, avanzó recientemente de la Serna en relación al plan. El ministro no concretó el importe inversor, si bien apuntó que será “importantísimo”.

En la actualidad, Renfe cuenta con un parque de trenes que suma unas 1.361 unidades, de las que unos 168 corresponden a vehículos AVE y Larga Distancia, otros setenta a Larga Distancia convencional y 62 a Media Distancia de Alta Velocidad (Avant). Unos 660 trenes más son de Cercanías, 300 de regionales convencionales y otros 107, trenes de ancho métrico de la extinta Feve.

Sener ampliará el metro ligero de Oporto

El grupo de ingeniería y tecnología Sener ha logrado el contrato para la extensión del metro ligero de la ciudad portuguesa de Oporto, que conllevará la construcción de una sección subterránea de 2,8 kilómetros de longitud y con cuatro estaciones, una de las cuales supondrá un desafío importante por su cercanía al centro histórico de la ciudad. En virtud de la nueva adjudicación va a realizar el diseño detallado de la Línea Circular en el tramo entre Boavista/Casa da Música y Praça da Liberdade. Esa estación ubicada en Praça da Liberdade va a constituir un desafío importante, ya que se encuentra muy cerca del centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este nuevo contrato se suma a los trabajos anteriores de Sener en el metro ligero de Oporto, desde 1994 ya que ha estado implicada en todas las fases del proceso de implementación de la red, como responsable de la asistencia técnica a su construcción y puesta en marcha.

La calidad del proyecto ha sido reconocida con el Veronica Rudge Green Prize (2013), un premio concedido cada dos años por la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard a proyectos que destacan por su excelencia en diseño urbano sostenible; y por la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), que en 2008 concedió a este sistema el Light Rail Award-Best New System, que distingue la creatividad y el diseño de los sistemas de metro ligero de todo el mundo.

El metro ligero de Oporto, en explotación desde 2002, enlaza siete municipios del Área Metropolitana de Oporto y tiene conexiones con las principales redes de autobús y ferrocarril, además de llegar hasta el aeropuerto internacional de Pedras Rubras. Anualmente transporta unos 55 millones de viajeros por sus seis líneas, que totalizan 67 kilómetros de longitud con 71 estaciones, 14 de ellas subterráneas. La red está gestionada por la empresa Metro do Porto, que forma parte del sistema de transporte público de masas de Oporto, el TIP, Transportes Intermodais do Porto (Transportes Intermodales de Oporto).

Como empresa líder de la Agrupación Europea de Interés Económico (Aeir) Ensitrans, Sener ha dirigido la gestión de la asistencia técnica prestada a la empresa Metro do Porto, S.A. a lo largo de toda la implantación de la red. Desde el proyecto preliminar y los estudios de viabilidad (1994) hasta la elección del sistema, incluida la elaboración del diseño preliminar y la documentación para la licitación, la evaluación de las propuestas de los contratistas y las posteriores negociaciones con las compañías precalificadas, el seguimiento y la revisión del diseño detallado, la gestión de proyectos durante la construcción de los túneles y, finalmente, el asesoramiento a Metro do Porto en el proceso de certificación del sistema durante la fase de pruebas y puesta en servicio. Estos servicios se prolongaron hasta el año 2012.

Bombardier amplía su contrato con TfL

Bombardier Transportation ha firmado una importante ampliación de contrato con Transport for London (TfL). Con esta ampliación, Bombardier prolonga el contrato actual, que inicialmente finalizaba en diciembre de 2023, hasta mayo de 2030, para los servicios de mantenimiento y asistencia de flota en las locomotoras Bombardier Electrostar 378 que actualmente operan en la red ferroviaria de cercanías de London Overground. Esta variación del contrato, originariamente firmado en 2006 y ahora prolongado hasta 2030, está valorada en aproximadamente 120 millones de euros.

“Esta ampliación de contrato demuestra la confianza de TfL en los servicios de mantenimiento de flotas de Bombardier”, comenta el managing director de Bombardier Transportation para Reino Unido, Richard Hunter. Por su parte, el director de Ferrocarril y Servicios Patrocinados de TfL, Jonathan Fox, asegura que “tener una flota ferroviaria fiable es vital para prestar el servicio de primera clase que buscamos para London Overground. Estamos agradecidos a Bombardier por la eficacia en sus trabajos mantenimiento”.

Según el acuerdo de servicios ferroviarios, el mantenimiento se realizará en 4 ubicaciones diferentes, tanto en el centro como en la periferia de Londres, incluido el depósito New Cross Gate en el sudeste de Londres y el de Willesden Train Care, en el norte de la ciudad.

Las unidades de Bombardier Electrostar 378 entraron en servicio en julio de 2009 y se construyeron 57 trenes de cinco coches cada uno. Estos trenes de pasajeros se diseñaron específicamente para la red London Overground. El diseño es similar a los trenes Clase 376 utilizados por Southeastern, con las mismas puertas deslizantes de estilo metro más anchas para un abordaje y descenso más eficientes. También presenta diferencias significativas con respecto a la Clase 376, como asientos totalmente longitudinales similares a los utilizados en el material rodante del Subterráneo de Londres para proporcionar más espacio y capacidad de asientos y reducir la sobrepoblación, adecuados para los servicios de metro de gran volumen en London Overground .

London Overground (también conocido simplemente como Overground) es una red ferroviaria suburbana que presta servicios a Londres y sus alrededores. Establecida en 2007 para hacerse cargo de las rutas de Silverlink Metro, ahora sirve a una gran parte de la ciudad, así como al condado de origen de Hertfordshire, con 112 estaciones en nueve rutas diferentes. Overground forma parte de la red ferroviaria nacional del Reino Unido, pero está bajo el control de franquicia y marca de Transport for London. La operación ha sido contratada por Arriva Rail London desde 2016. TfL asignó el naranja como un color específico para el modo Overground en branding y publicidad, incluido el roundel, en el mapa del metro, trenes y estaciones.

En España, Bombardier Transportation, a través de la empresa conjunta BTREN, continúa prestando servicios de mantenimiento para parte de la flota de locomotoras S253 y de trenes AVE (S102, AVE S112 y AVE S130/730)[1], así como S470 y S446[2]. Estas actividades de mantenimiento se llevan al cabo en los talleres de Renfe en Los Prados (Málaga), Santa Catalina (Madrid), Fuencarral (Madrid), Vicálvaro (Madrid), Humanes (Madrid) y San Andrés Condal (Barcelona).

Talgo fabricará en Inglaterra si se hace con la HS2

El presidente de la empresa fabricante de trenes Talgo, Carlos de Palacio, asegura que si se hacen con el contrato para construir 54 trenes de alta velocidad en el Reino Unido, instalarán una fábrica en Inglaterra. De Palacio, que se ha reunido con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la embajada española en Londres, explica que hacerse con este contrato, que supone la construcción de 54 trenes, que circularían a más de 300 kilómetros por hora (km/h), para la línea de alta velocidad HS2, sería “un éxito enorme para España”.

Talgo compite con cuatro empresas internacionales para este contrato que comprende la fabricación y mantenimiento de los trenes para una nueva línea que conectará Londres y Birmingham para 2026 con un trazado de 226 kilómetros. De Palacio matiza que el único hándicap del proyecto, con un importe de 3.200 millones de libras (3.600 millones de euros), es que aún no están establecidos en el Reino Unido, cosa que ya han notificado que ocurrirá si consiguen el contrato.

“La mayoría de los trenes se fabricarían en Inglaterra, aunque los primeros se tendrían que hacer en España porque la ingeniería británica tendría que aprender de la española”, apunta. De Palacio explica que la mayoría de trabajadores de la posible fábrica serían ingleses “porque no hay otra opción posible”, aunque señaló que “habría una parte española porque la tecnología es española“. De hacerse con este contrato, el éxito sería “no solo para Talgo, ya que la tecnología española construiría los primeros trenes de muy alta velocidad que habría en Inglaterra. Estaría al mismo nivel de éxito del AVE de La Meca“, añade.

En la reunión con De la Serna, De Palacio pidió al Gobierno español que explique al Gobierno británico “quién es Talgo y cuál es su tecnología“. “Queremos que les inviten a visitar el tren de alta velocidad para que lo vean y lo experimenten. Nuestros trenes son más baratos, consumen menos energía y son más ligeros. Es una ventaja competitiva grande. Somos el primero de la primera división en la alta velocidad en Europa”, puntualiza.

El fabricante español tiene su sede central se encuentra en Las Rozas, a pocos kilómetros de Madrid (España),aunque tiene oficinas y centros de producción y mantenimiento en países como Alemania, Estados Unidos, Rusia, Kazajistán y Arabia Saudí.

Talgo puja por la Alta Velocidad británica

Talgo forma parte del grupo de cinco fabricantes ferroviarios que competirán por hacerse con el contrato de fabricación y suministro de los trenes que circularán por la primera línea de Alta Velocidad de Reino Unido, que unirá Londres y Birmingham, un ‘macropedido’ valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.100 millones de euros). Los competidores de la compañía española son Alstom, Siemens, Bombardier e Hitachi, según informa la High Speed Two (HS2), la empresa pública británica promotora del corredor. Finalmente, CAF no tomará parte en la puja.

El listado de grupos preseleccionados se conoce después de que el pasado mes de septiembre dos de ellos, Alstom y Siemens, anunciaran la fusión de sus negocios de fabricación de trenes. El contrato consiste en el suministro de sesenta trenes y su posterior mantenimiento durante un periodo inicial de doce años, pero que podría extenderse a toda la vida del tren, garantizando así carga de trabajo hasta el horizonte de 2060.

Talgo confirmó recientemente su intención de implementar un plan industrial a largo plazo en el Reino Unido. La compañía considera que sus trenes podrían tener un papel crucial en el mercado del Reino Unido, con una creciente demanda de capacidad y un número de diversas licitaciones en proceso, ya que la cartera actual de la compañía incluye no solo trenes de alta velocidad sino también vehículos regionales y de cercanías, listos para maximizar el beneficio de las compañías operadoras.

El director de Talgo en Reino Unido, Jonathan Veitch, ha declarado su satisfacción tras conocerse el resultado del proceso. “Estamos encantados con esta excelente noticia. Este es solo el primer paso, pero confiamos verdaderamente en nuestra propuesta de movilidad para el Reino Unido. La plataforma Talgo Avril ya ha demostrado ofrecer el precio de adquisición más rentable y una curva de costes reducida y predecible del ciclo de vida del tren a lo largo de 35 años completos”, dijo, y añadió: “Honestamente, creo que, tras un proceso de adaptación al mercado del Reino Unido, Talgo Avril UK cumple con todas las condiciones necesarias para aprovechar al máximo la inversión que se realizará en la Fase Uno de HS2”.

Los grupos elegidos para competir por el suministro de los primeros trenes de Alta Velocidad británicos deberán presentar sus respectivas ofertas en la primavera de 2018. La HS2 espera adjudicar el contrato en 2019 con el fin de que los vehículos estén listos en 2026, según informa esta entidad. Reino Unido busca un tren de muy Alta Velocidad (con capacidad para circular a hasta 360 kilómetros por hora) y que cuente con los más altos estándares de calidad, fiabilidad, confort, además de sostenibilidad medioambiental.

Talgo figura en la lista de empresas que pujarán por este nuevo ‘macropedido’ de trenes un año después de que en noviembre de 2016 se hiciera con el último contrato de unidades de Alta Velocidad adjudicado en España por parte de Renfe. La compañía que preside Carlos de Palacio competirá en Reino Unido con el ‘Avril’, el mismo tren desarrollado por la propia empresa con la que se hizo con el pedido de Renfe. Talgo se encarga actualmente la suministrar la treintena de trenes que circularán en La Meca-Medina.

En caso de que el fabricante español se alzara con el contrato británico, impulsaría la ‘Marca España’ con que ya cuenta la Alta Velocidad británica, a pesar de que las grandes constructoras españolas no lograran ninguno de los contratos de obras de construcción de la línea adjudicados este pasado verano. No obstante, Ferrovial consiguió a finales del pasado año un contrato de la fase de proyecto, el de los trabajos preliminares de un tramo de la línea (un trazado de unos 102 kilómetros) por unos 346 millones. Se trata de labores como estudios de viabilidad, desvíos de servicios públicos o demoliciones, entre otras.

La Línea de Alta Velocidad Londres-Birmingham es una de las grandes infraestructuras, junto con la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, que Reino Unido confía contribuyan a impulsar su economía tras el ‘Brexit’.

Renfe licita asesorar en Los Ángeles-San Francisco

Renfe presentará este miércoles en Sacramento (California) su oferta por un contrato para el asesoramiento integral de la línea de Alta Velocidad que unirá Los Ángeles y San Francisco, cuyo importe no excederá de 25,17 millones de euros (30 millones de dólares). Directivos de Renfe Operadora, que compite por este convenio junto a Globalvía y Adif, se han desplazado a la capital del estado de California para exponer el proyecto ante la California High-Speed Rail Authority, la sociedad que ha licitado el contrato y por el que pujan otras cuatro compañías ya preclasificadas.

Además de la operadora española, optan el consorcio chino HSR ETO; la empresa estadounidense DB International, con Deutsche Bahn AG como socio; el consorcio italiano First Rail Group; y la británica Stagecoach. Esta última, sin experiencia en alta velocidad, se alió finalmente con Virgin para pujar por el desarrollo del corredor ferroviario en Reino Unido, catalogado como el más caro del mundo y que será adjudicado en 2019. Renfe pondrá en valor su “dilatada y contrastada experiencia” en el desarrollo y operatividad en líneas ferroviarias de Alta Velocidad

La licitación de la autoridad californiana comprende solo la primera fase del proyecto, que consiste en un asesoramiento integral durante seis años sobre la construcción y puesta en marcha de una línea de Alta Velocidad. La segunda fase, que se licitará más adelante por la autoridad de California y cuya remuneración y plazos se negociarán durante la primera fase, se centrará en las operaciones iniciales del sistema y el periodo de operaciones como tal. Esta segunda fase es la más compleja y la de mayor inversión, por lo que conseguir el primero de los contratos (un máximo de 25,17 millones) dará cierta ventaja a la empresa adjudicataria, pues la “sitúa en la rampa de salida” para obtener la operación de la línea, indican fuentes de Renfe.

Una vez que queden registradas las cinco ofertas, las empresas, incluida Renfe, volverán a desplazarse a finales de septiembre a Sacramento para defender los respectivos proyectos. El 6 de octubre se comunicará cuál es la oferta ganadora y en noviembre está previsto que comience la ejecución del contrato. La parte inicial de este contrato consistirá en trabajar junto con la autoridad de California y sus consejeros sobre el diseño, el desarrollo y la consecución de los aspectos comerciales de operaciones de tren de pasajeros de Alta Velocidad.

El proyecto ferroviario de Alta Velocidad unirá en 2029 San Francisco y Los Ángeles, en menos de tres horas y con velocidades superiores a 320 kilómetros por hora. El programa se extenderá en un futuro a Sacramento y San Diego, con más de 1.280 kilómetros de recorrido y 24 estaciones. Además, la Autoridad de California trabaja con la Agencia de Transporte (Calsta) y otros socios regionales para poner en marcha un plan de modernización ferroviario de un extremo al otro del Estado, con una inversión de 1.000 millones de dólares en las líneas local y regional ferroviarias. Este plan proporcionará ventajas adicionales al sistema de Alta Velocidad “para encontrar las necesidades de transporte” de siglo XXI, informa la California High-Speed Rail Authority en su página web.

Vélez Málaga quiere ya el tranvía

El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, anuncia que el Ayuntamiento rescindirá el contrato con la concesionaria del servicio municipal de transportes, Alsa, si la empresa no colabora en la reanudación del tranvía de esta localidad, paralizado desde hace cinco años. El Consistorio intenta renegociar con la empresa concesionaria el coste de la tarifa técnica. Esto permitiría desbloquear definitivamente el plan de recuperación del sistema tranviario de la localidad. El equipo de gobierno ya ha presentado un borrador con la mencionada tarifa y confía en atar en unos días el convenio que establezca la reanudación del servicio.

Moreno Ferrer considera que el tranvía es un eje vertebrador en el transporte urbano. Tras su paralización por parte del equipo del Partido Popular, “que ha supuesto un importante coste para esta ciudad y no sólo a nivel económico”, se alcanzó a finales del pasado año un acuerdo con la Junta que permitirá asumir el 40% del déficit de explotación y se implicarán con el mismo porcentaje para la inversión que requiera la reparación de los daños sufridos por el abandono de la anterior etapa de Gobierno».

El alcalde explica que la empresa no es la más indicada para poner obstáculos a un proyecto municipal, “máxime cuando llevamos desde enero abordando este tema con ellos y hemos conseguido la ayuda económica por parte de la Junta”. El Ayuntamiento ha planteado a Alsa que se haga cargo de la inversión necesaria para poner a punto las infraestructuras deterioradas desde la paralización del transporte, cuyo coste se cifra en 1,5 millones de euros, y que lo repercuta en la tarifa técnica.

El tranvía conectaba desde octubre de 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo de población de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca entró en servicio, y quedó paralizado en junio de 2012 por el déficit que acumulaba. Las tres unidades móviles de este transporte, que supuso una inversión superior a 40 millones de euros, fueron trasladadas en julio del 2013 a Sídney (Australia), donde funcionaron en régimen de alquiler durante dieciséis meses hasta su vuelta a Vélez-Málaga, donde permanecen almacenadas en unas cocheras.

El pasado día 5 se cumplieron cinco años desde que el tranvía de Vélez-Málaga, el primero moderno que se puso en marcha en Andalucía, dejó de circular, tras la decisión adoptada por el anterior equipo de gobierno del PP, que alegó que el sistema era «una ruina económica para el Ayuntamiento». El equipo de gobierno tripartito (PSOE, PA y GIPMTM) que tomó las riendas del Consistorio tras las elecciones de hace dos años se fijó como objetivo prioritario restablecer el servicio, aunque de momento, la inversión pública superior a los 42 millones de euros sigue sin usarse y, lo más grave, deteriorándose. Ante este panorama, el alcalde veleño asegura que estudian incluso la posibilidad de rescindir el contrato con la empresa concesionarias, Travelsa, propiedad de Alsa, para poder desbloquear la situación.