Archivo de la etiqueta: Canfranc

Canfranc, 47 años de cierre

Casi cinco décadas en vía muerta. Este lunes se cumple el aniversario del cierre de la línea ferroviaria Zaragoza-Canfranc-Pau a causa del accidente entonces de un tren en Estanguet. Desde entonces el único paso ferroviario a Francia del que dispone Aragón está cerrado. El ferrocarril de Canfranc, que se puso en marcha en 1928, lleva más años cerrado que en funcionamiento.

Hoy se cumplen 47 años del cierre del ferrocarril internacional de Canfranc, tras el hundimiento del puente del Estanguet, en la zona del valle del Aspe francés, que se producía el 27 de marzo de 1970. Con la reapertura como eje principal, Canfranc acogía este fin de semana las IV Jornadas del Canfranero. Las jornadas abordan también la situación del tren en la vertiente francesa, el plan de la Explanada de la Estación y propone actividades paralelas como el viaje guiado en tren de Canfranc a Jaca, una exposición de maquetas o un paseo en el tren en miniatura de la Asociación Amigos del Ferrocarril Jaca- Canfranc.

La reapertura de la línea internacional de Canfranc sigue aún sin fecha. Pero ya se producen algunos pasos.. En la Dirección General de Urbanismo destaca el dinero que se destinará al desarrollo urbanístico y la rehabilitación de la estación de ferrocarril de Canfranc, con una inversión total de 282.000 euros y un plurianual para 2018 que alcanzará casi los dos millones de euros más.

El proyecto de rehabilitación global del entorno de la Estación Internacional continúa según los plazos previstos. El Ayuntamiento de Canfranc aprobaba la modificación del Plan General y el Plan Parcial del entorno. Ahora el Gobierno de Aragón está a la espera de los últimos informes para su redacción definitiva y posterior aprobación para el mes de mayo. Tras la aprobación definitiva del proyecto de traslado de las vías ferroviarias se deberá avanzar en el proyecto de rehabilitación de las naves ruinosas y la urbanización de todo el entorno.

Se espera que el proyecto de urbanización pueda iniciarse en 2018. Se estima el horizonte de 2020 como fecha para que esté finalizado. Por el momento, y siempre ligado a la aprobación del presupuesto de la Comunidad, están reservadas las partidas necesarias para estos primeros pasos administrativos de redacción de los proyectos.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, se muestra más confiado en que este proyecto sea el definitivo y se convierta en una realidad. Hablaba Sánchez de la “mala suerte que siempre ha tenido el proyecto”, que se encontraba con una coyuntura de crisis cada vez que había que poner la financiación”.

Durante este fin de semana, se ha hablado mucho de Canfranc. El sábado Carmelo Bosque, director General de Urbanismo, del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón daba una conferencia sobre “Perspectivas y hechos para la Reapertura de la línea de ferrocarril del Canfranc”. “El tren en la vertiente Francesa” por la Asociación Béarn-Adour-Pyrénées y la “Modificación del Plan General y Aprobación inicial del Plan Parcial de la explanada Estación de Canfranc” también tuvieron espacio en estas jornadas, que se cerraron con un espectáculo de luz y sonido en el incomparable marco de la Estación Internacional.

((Imagen Oscar Yoyas @Aragonizate))

Anuncios

Canfranc en el horizonte

canfranc-nevado-jpg-large

Los gobiernos regionales de Aragón y de Aquitania (Francia) se han marcado como objetivo reabrir la línea ferroviaria del Canfranc en el año 2020. Para lograrlo hacen falta 500 millones de euros. El 40% de esa inversión la pretenden financiar con la UE, a la que han pedido fondos para acometer las obras necesarias. El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, también cree indipensable la colaboración del Gobierno de Rajoy de quien solicita su ayuda para conseguir la reapertura del paso ferroviario internacional de Canfranc, la conexión por tren entre España y Francia a través del Pirineo aragonés que lleva cerrada desde hace más de 20 años.

Hasta ahora, la recuperación de este trazado ha quedado prácticamente en manos de las autoridades regionales a ambos lados del Pirineo. En el lado francés se han ido recuperando tramos durante los últimos años y restan solo un puñado de kilómetros -que son los técnicamente más complicados- para reabrir al tráfico el último tramo que resta pendiente y que llega hasta el túnel.

En el lado español se está a la espera tanto de confirmar un calendario de obras para la modernización de la línea férrea que llega hasta Canfranc, como para cerrar un acuerdo bilateral con Francia que permita financiar la recuperación del túnel ferroviario que atraviesa el Pirineo. Para ello también se está intentando contar con aportación económica de la UE.

Aprovechando la última reunión de la Conferencia de Presidentes autonómicos, que se celebró la semana pasada en Madrid, Lambán exigió públicamente al Ejecutivo de Rajoy su «implicación activa» para pactar con el Gobierno francés la reapertura de esta línea férrea internacional.«En este momento lo necesitamos de manera imperativa para desarrollar la logística de la Comunidad», subraya Lambán.

La inversión necesaria para adaptar el tramo español de la línea férrea del Canfranc (Zaragoza-frontera) al tráfico de mercancías una vez se reabra el paso internacional para conectar con Pau (Francia) “depende de lo que queramos hacer”, en el sentido de que “si solo queremos introducir algunas mejoras, es un coste” que será distinto “si queremos de verdad hacer una línea internacional digna del siglo XXI que transporte toneladas de mercancías, que es lo que queremos”. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, aseguraba hace unas semanas en una entrevista que “nunca habíamos llegado tan lejos” con el proyecto de rehabilitación y revalorización de la estación ferroviaria de Canfranc (Huesca) y su entorno.

“Ahora mismo estamos en pleno proceso de información pública, que terminará en dos meses, no sé si en enero o febrero”, ha continuado el consejero, quien ha celebrado que “todo está funcionando muy bien”, de forma que el próximo verano estarán aprobados los dos planes, que permitirán el desarrollo posterior: “Estamos cumpliendo los plazos”, explicaba Soro.

(Imagen Oscar Yoyas @Aragonizate)

Las claves para la reapertura de Canfranc: Financiación de la UE y colaboración público-privada

canfranc-grafico-josemi-benitez

La financiación de la Unión Europea (UE) y la colaboración público-privada, especialmente la primera, son dos de las claves para la reapertura en 2020 de la línea ferroviaria internacional Pau-Canfranc-Zaragoza, de la que solo quedan 30 kilómetros por reconstruir, los que separan Bedous de Canfranc (Huesca). Aragón y Aquitania creen “indispensable” presentar un proyecto común de solicitud de subvención europea, subrayando que la reapertura “debe tener como objeto un único proyecto global y coherente”. El apoyo de España y Francia “será decisivo”.

Los presidentes de Aragón y la región francesa de Nouvelle Aquitaine, Javier Lambán y Alain Rousset, se han reunido este miércoles en la Universidad de Pau. Ambos mandatarios, acompañados por el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y su homólogo aquitano, Renaud Lagrave, han firmado una carta dirigida al ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, y el responsable galo del ramo, en la que piden ayuda para obtener fondos de la Unión Europea y que se reúna el grupo cuatripartito de los cuatro Gobiernos -España, Francia, Aragón y Aquitania-. Los dos presidentes entregarán un dossier en Bruselas el 18 de octubre para solicitar ayudas por valor de hasta el 40% de las obras en el tramo transfronterizo y el 50% de los estudios a través del Mecanismo ‘Conectar Europa’. Antes, el 27 de septiembre, se celebrará una reunión técnica en la capital europea con el mismo motivo.

Javier Lambán confía en que la reapertura, un proyecto ideado en el siglo XIX por el zaragozano de origen bearnés Juan Bruil, sea realidad “más pronto que tarde”, y estima que la puesta en uso del tramo Oloron-Bedous, el pasado verano, ha sido “un detonante formidable” para que este sea un proyecto “creíble, serio, que no pueda ser tomado a humo de pajas ni por el Gobierno de Francia ni por el de España”.

El dossier para demandar la subvención se puede presentar hasta el 31 de enero. “Este camino, que nos ilusiona mucho, no lo podemos recorrer solos“, de ahí la propuesta de reunión del cuatripartito, expone Lambán. El presidente aragonés ha puesto de relieve la importancia de la reapertura no solo para realzar la rehabilitación de la Estación Internacional de Canfranc, sino para impulsar la logística de Plaza y Mercazaragoza, entre otras plataformas. “Los trabajos han quedado bien encaminados”. Lambán destaca que este proyecto está bien visto en la UE por su valor ambiental y por ser asumible desde el punto de vista económico.

Alain Rousset explica que “necesitamos ayudas, más fondos para terminar” el tramo que queda sin reabrir, recalcando que ninguna de las dos regiones pueden afrontar el coste de la obra, unos 500 millones. “Pretendemos movilizar a los Gobiernos -centrales- para que este proyecto sea una prioridad”, dice. También resalta la necesidad de crear un grupo de coordinación entre las dos regiones para abordar otros proyectos conjuntos relativos a asuntos como el turismo.

Lambán apuesta por “empezar a trabajar en la búsqueda de intereses privados que en su día pudieran colaborar en la financiación del proyecto”, un extremo sobre el que Rousset asegura que hay empresas interesadas. “En Aragón da la impresión de que algo de agua hay en la piscina”, pero “veremos cuando haya que pasar de las musas al teatro si ese interés se puede concretar de manera precisa”, observao el presidente aragonés para el que esta fórmula requiere la autorización del Gobierno español. Y reconoce que “no facilita las cosas” un Ejecutivo en funciones.

Rousset dice que “por ahora no hemos definido cuál va a ser la participación ni cómo se va a organizar” esta colaboración público-privada, aunque lo importante es conseguir la financiación de la UE. El mandatario francés aseguraque tras la reapertura del tramo de Bedous ha aumentado el turismo en el valle del Aspe. También explica que “no hay competencia” entre esta línea y la de alta velocidad Burdeos-Vitoria, en proyecto.

La línea internacional de Canfranc cuenta con el apoyo de la UE a través del programa Poctef. Está prevista una inversión de 556.419,97 euros, de los que el 65% provendrá de Fondos Feder y el resto lo aportarán Gobierno aragonés, Nouvelle Aquitaine y Fundación Transpirenaica. Con este proyecto ambas regiones pretenden llevar a cabo los estudios de viabilidad del plan, clave para el desarrollo económico del eje Zaragoza-Canfranc-Pau. Con el Canfraneus II se quieren hacer los estudios relacionados con la seguridad en el túnel internacional. Es la continuación del proyecto Canfraneus, fundamental para reabrir el tramo Oloron-Bedous.

Ambos Gobiernos regionales plantean que se dan “todas las condiciones” para el restablecimiento de la línea ferroviaria y recalcan que “permitirá la permeabilización de los Pirineos a corto plazo, mejorando y ampliando los enlaces transfronterizos y reforzando los lazos económicos, culturales y sociales entre nuestros dos países”. “El regreso del tren a este valle, anhelado por las autoridades regionales, diversas organizaciones y asociaciones, así como habitantes de ambos lados del Pirineo, está cada vez más cerca”, añaden.

(Gráfico Josemi Benítez. El correo)

Aragón y Aquitania dan nuevos pasos hacia la reapertura de Canfranc en 2020

canfranc-grafico-josemi-benitez

Aragón y Aquitania darán este viernes “un paso decisivo” hacia la reapertura de la línea internacional de Canfranc en 2020. En la parte francesa se inaugura oficialmente el tramo ferroviario Oloron-Bedous, mientras que en la española se celebran unas jornadas que analizarán el proyecto propuesto por el Gobierno aragonés para rehabilitar y revitalizar la Estación de Canfranc (Huesca) y su entorno. Estas acciones suponen “el pistoletazo de salida” a este “apasionante” proyecto, según indica el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro.

El presidente del Consejo Regional de Aquitania-Limousin-Poitou-Charentes, Alain Rousset, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, asisten a la inauguración del restablecimiento de los tráficos ferroviarios entre Olorón-Sainte-Marie y Bedous. En el acto también participarán la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, y el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro. Los presidentes tomarán el tren en la localidad de Pau y realizarán el recorrido completo hasta Bedous. Parte de la representación del Gobierno de Aragón que asiste al acto subirá al ferrocarril en la estación de Olorón-Sainte-Marie quien, acompañado por el director general de Urbanismo, Carmelo Bosque, ha recalcado que de esta forma se pretende dar “el pistoletazo de salida” a este “apasionante” proyecto.

Con la inauguración de este tramo, la línea se quedará a 30 kilómetros de Canfranc estación. “Se trata de un paso importantísimo y decisivo”, asegura Soro, quien reconoce que en Aquitania queda “una parte muy complicada” y que es necesaria “una importante inversión” en el lado aragonés para convertir a ese tren en “una línea competitiva”.

Aragón organiza para este viernes y sábado, días 1 y 2 de julio, las jornadas ‘Canfranc 2020, La razón del sueño’, en las que se analizará el proyecto de rehabilitación impulsado por el Gobierno aragonés para la zona de la estación y la reapertura de la línea ferroviaria. El título de estas sesiones ‘La razón del sueño’ pretende evocar a los grabados realizados por Francisco de Goya, “un aragonés universal que es nexo de unión entre Aragón -donde nació- y Aquitania -región en la que falleció-“, explica José Luis Soro.

También se quiere poner de manifiesto que las jornadas no son sólo para analizar el proyecto aragonés, sino que pretenden reivindicar la apertura de la línea internacional en el año 2020, algo que asegura no depende sólo de Aragón, también depende de la Unión Europea y de los gobiernos francés y español. Las charlas analizarán los aspectos técnicos, sociales, históricos y económicos del proyecto aragonés.

El presidente del Consejo Regional de Aquitania-Limousin-Poitou-Charentes, Alain Rousset, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, serán los encargados de inaugurar las jornadas, el viernes a las 17.00 horas. La Iglesia de Canfranc Estación, en la avenida de Fernando el Católico, acogerá estas conferencias.

La primera ponencia la impartirá el director general de Urbanismo del Gobierno de Aragón, Carmelo Bosque, quien explicará la propuesta para la recuperación cívica de la explana de Los Arañones y su nuevo Plan Parcial. En concreto, narrará que el proyecto del Ejecutivo aragonés para la zona prioriza el uso ferroviario de esta área, respeta las edificaciones existentes y prevé un máximo de 130 viviendas.

También contempla la creación de amplias zonas verdes y de esparcimiento, pero siempre con la vista puesta en la línea internacional 2020. No se pretende que la explanada de Los Arañones sea un solar para viviendas sino que se ponga en valor como un lugar único. El Plan Parcial pretende garantizar el proyecto ferroviario y llenar “de gente y de actividad económica” la zona, asegura el consejero de Vertebración del Territorio.

A esta sesión se seguirá otra sobre la función ferroviaria de Canfranc del ingeniero de Caminos y subdirector general de Planificación Ferroviaria del Ministerio de Fomento, Jorge Ballesteros.

El jefe de Análisis y Estrategia de Turismo de Aragón, José Luis Galar, impartirá la ponencia ‘Canfranc, Icono, referente turismo del valle del Aragón’, donde se pretende detalla la situación y las posibilidades turísticas de la zona desde una visión técnica.

El aspecto social y más reivindicativo de las jornadas lo pondrá el portavoz de la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (CREFCO), Javier Garrido, quien recordará el medio siglo de reivindicaciones por la reapertura que han protagonizado los movimientos sociales y políticos de los dos países.

Una mesa redonda sobre el impacto de la rehabilitación de la línea y estación de Canfranc en el Valle Alto del Aragón cerrará las sesiones de este viernes, a partir de las 20.30 horas. Intervendrán los alcaldes de Canfranc, Fernando Sánchez; Aísa, José Luis Galindo; Villanúa, Luis Terrén; Castiello de Jaca, José Álvaro Salesa; Jaca, Juan Manuel Ramón; y la presidenta de la Comarca Jacetania, María Monserrat Castán.

La jornada del sábado empezará con conferencias de contenido histórico, a partir de las 10.00 horas. Así, el licenciado en Derecho y máster en Periodismo, Ramón Javier Campo, hablará de ‘Canfranc, una mina de oro y wolframio’. La estación fue un punto estratégico por el que, durante la II Guerra Mundial (1939-1945) pasaron toneladas de oro del expolio nazi y de wolframio para su intercambio con Alemania.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova, recorrerá la historia de Canfranc de la dictadura de Primo de Rivera a la de Francisco Franco. A las 11.40 horas será el turno del arquitecto jefe de Restauración de Edificación de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), José María Valero, quien expondrá las características de la arquitectura monumental ferroviaria.

El impacto empresarial y para el empleo que tendría la rehabilitación de la Estación del Canfranc y su entorno será analizado por el presidente honorario de la Cámara de Comercio de España, Manuel Teruel Izquierdo. A las 13.00 horas empezará una mesa redonda sobre la implicación social del proyecto de rehabilitación de la línea y estación de Canfranc. Contará con los directores de ‘Heraldo de Aragón’, Mikel Iturbe; ‘El Periódico de Aragón’, Jaime Armengol; del ‘Diario del Alto Aragón’, Javier García; de Aragón Televisión, Pepe Quílez; de Ser Aragón, José María Tejerina, y de contenidos de Radio Huesca y Huesca Televisión, José Luis Rodrigo.

La clausura correrá a cargo del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, y del subsecretario de Fomento, Mario Garcés. Soro incide en que con esta iniciativa se pretende defender “la dimensión” que significa la recuperación de la zona de la estación de Canfranc. “Somos conscientes de que por si sola la recuperación de la explanada de los Arañones no garantiza la reapertura de la línea, pero sí que estamos seguros de que va a generar unas sinergias importantes y va a ser un elemento fundamental en el futuro para seguir impulsando la línea ferroviaria”, remarca.

(Gráfico Josemi Benítez. El Correo)

La reapertura de Canfranc vuelve a la agenda del Consejo de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos

canfranc-iluminada-Rafael-Gobantes-Heraldo-Aragon

¿Canfranc en el horizonte? El Gobierno de Aragón insistirá ante las instituciones europeas en la necesidad de conseguir más apoyo financiero para reabrir la estación de ferrocarril de Canfranc (Huesca). En el proceso irá de la mano de la región francesa y colindante de Aquitania, según ha informado el presidente de la comunidad, Javier Lambán, en rueda de prensa en el marco del XXXIII Plenario del Consejo de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), que tiene lugar en Andorra la Vella (Andorra).

“Hay una posibilidad de avanzar en la reapertura porque a través de la gestión de los fondos del programa Poctefa se pueden poner pequeñas cantidades para infraestructuras y casualmente en este marco estamos Aquitania y Aragón, las dos zonas interesadas en esta obra”, remarca Lambán. El presidente aragonés también explica que recientemente Aquitania “ha dado un paso en Bruselas” poniendo en marcha un ‘lobby’ para forzar decisiones europeas a favor de la reapertura de Canfranc.

Con este objetivo se prevé celebrar próximamente un encuentro al máximo nivel institucional entre los presidentes de las dos zonas para tratar la cuestión. “Y hemos acordado con el presidente de Aquitania la adición de Aragón a ese ‘lobby’, así como hemos hablado de escenificar ambas comunidades, al máximo nivel político, nuestro apoyo y presión democrática ante la UE y los distintos estados para que esta actuación tan importante para Aragón sea una realidad cuanto antes y se tire adelante“, anuncia el presidente aragonés.

Lambán, quien recuerda que Aragón persigue desde hace años la reapertura de Canfranc “trabajándola directamente con la Comisión Europea y el Gobierno de España”, insiste en la importancia de esta estación para la comunidad. La terminal de ferrocarril de Canfranc se inauguró en julio de 1928, pero las conexiones internacionales con Francia quedaron suspendidas el 27 de marzo de 1970, cuando un tren de mercancías descarriló del lado francés, provocando el derrumbe del puente de L’Estanguet, con la consiguiente interrupción del servicio entre ambos países.

Los presidentes de las comunidades participantes en la CTP (las regiones francesas de Aquitania, Lenguadoc-Rosellón y Midy-Pyreénées, más Aragón, Cataluña, Euskadi, Navarra y Andorra) se han reunid para tratar cuestiones que afectan a los Pirineos. Las diferentes regiones, tal como destaca el ministro de Asuntos Exteriores de Andorra, Gilbert Saboya, valoran de forma muy positiva el incremento de un 12% por parte de las instituciones europeas a la asignación presupuestaria al programa Poctefa, “especialmente en un contexto económico difícil”. “Lo entendemos como un gesto de confianza en la CTP como autoridad de gestión“, resalta Saboya.

Entre las cuestiones comunes que se han puesto sobre la mesa destaca la preocupación por el cambio climático y su afectación a los Pirineos, por lo que se entiende que el proyecto del Observatorio Pirenaico del Cambio climático debe ser una prioridad. También, según han coincidido los diferentes presidentes regionales, en la necesidad de potenciar y dar más visibilidad a la CTP. “Nos falta integrar mucho más la visión fronteriza en las políticas regionales y nacionales”, concluyen los asistentes.

Durante el XXXIII Consejo Plenario de la CTP también se produce el cambio de presidencia de la institución y Andorra, tras dos años de presidencia, cede el cargo a Aquitania.

(Imagen Rafael Gobantes. Heraldo de Aragón)

En defensa del Canfranc

guardia-civil-canfranc-anio-1929

Por convencimiento y por su propio peso. Aragón se reafirma: el Canfranc estará operativo en 2020. Así lo explica el consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno aragonés, José Luis Soro, que este viernes defendía en Francia la reapertura de la línea internacional como un proyecto de carácter “estratégico” para Europa. Soro ha visitado en compañía del presidente de la región francesa de Aquitania, Alain Rousset, las obras de recuperación de la línea ferroviaria entre las localidades de Oloron y Bedous, a tan sólo 32 kilómetros de la embocadura gala del túnel de Canfranc.

La tarea del Gobierno aragonés es peliaguda. Quiere “hacer entender” a la Unión Europea que es imposible cohesionar Europa sin la reapertura de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza, un proyecto necesario para construir un territorio europeo “equilibrado y sostenible”. El horizonte fijado en el año 2020 por los gobiernos de Aragón y Aquitania para el restablecimiento de la línea internacional constituye un plazo “real, factible e irrenunciable“, asegura Soro.

Tras subrayar su intención de hacer “todo lo posible” para convencer al Gobierno español del carácter prioritario del proyecto, ha destacado que el cumplimiento del plazo previsto exige un compromiso inversor “mayor”. A su juicio, los 2 millones de euros consignados para la línea en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 y las cantidades asignadas en los planes plurianuales “no son suficientes” para la reapertura del ferrocarril en el horizonte de 2020.

El consejero considera, además, “decepcionante” el contraste existente entre el avance con “valentía” de las obras de recuperación de la línea en la vertiente francesa y la apuesta “anecdótica” del Gobierno español en el proyecto. Soro admite que las obras “más complicadas” a realizar a uno y otro lado del Pirineo para posibilitar la reapertura de la línea internacional están pendientes aún de ejecutar. Pero se muestra convencido de que para llevar a cabo estos trabajos es necesario “convencer” a los gobiernos español y francés de la “absoluta necesidad” del proyecto, y lograr disponer de fondos europeos.

El consejero asegura que las obras acometidas en la parte francesa deberían “remover la conciencia” del Gobierno español e instar a sus responsables a “tomarse en serio” el proyecto. Pero subraya a renglón seguido que es “absolutamente necesario” también convencer a Europa de que la línea es “imprescindible” para una “verdadera” cohesión territorial en el continente.

Soro reitera el compromiso alcanzado con el gobierno aquitano de trabajar en común para recabar fondos europeos para el proyecto de reapertura de la línea, pero ha insistido al tiempo en lograr la implicación de los gobiernos español y francés. Además agradece la “apuesta” por el ferrocarril que hace Aquitania en favor del ferrocarril como una “alternativa viable” en los niveles económico y medioambiental, y advierte de que del proyecto de reapertura “depende el desarrollo económico y la vertebración territorial de esta zona”.

El Gobierno de Aragón también valora la labor llevada a cabo tanto por la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Oloron (Crefco) como por su homóloga francesa, Creloc, para mantener “viva la llama de la reivindicación” de la línea internacional.

El Tren Azul de la AZAFT viaja a Canfranc para recordar los actos de inauguración de la estación internacional

20150717-195414.jpg

El Tren Azul, que circulará con el nombre de ‘Expreso Canfranc’, ha sido fletado por el Ayuntamiento de Canfranc para formar parte de los actos de recreación organizados en torno a la mítica estación. El convoy de la AZAFT se pondrá hoy en circulación para participar en los actos de recreación de la inauguración de la Estación Internacional de Canfranc . El tren histórico realizará el trayecto entre Zaragoza y Canfranc (Huesca) y regreso.

El Tren Azul es una composición ferroviaria formada por antiguos coches de viajeros y furgones postales que rememora los grandes expresos que circularon por Europa durante mediados del siglo XX. Este tren es mantenido y explotado por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (AZAFT), una asociación sin ánimo de lucro que lleva trabajando más de 30 años en Aragón por la preservación de la historia del ferrocarril, y que ha puesto en servicio este tren gracias al trabajo voluntario de sus socios, quienes acompañarán al convoy en todo momento asegurando del buen funcionamiento de los vehículos y una atención personalizada a los viajeros.

Correos también participa en este evento editando un matasellos especial para este viaje histórico. Durante el trayecto, los carteros matasellarán correspondencia sobre la marcha en los coches estafeta y furgones postales pertenecientes al Museo Postal que la asociación custodia. Con ello, y solo durante este trayecto, se recuperará el oficio perdido de los antiguos ambulantes postales, aquellos operarios que clasificaban sobre la marcha la correspondencia que era transportada en el ferrocarril.

Durante el trayecto los viajeros podrán disfrutar de una pequeña exposición fotográfica sobre la historia de la construcción del canfranero, del pase de documentales sobre el Canfranc y del museo de los ambulantes postales. También y de manera especial se podrá admirar la reproducción a escala de la locomotora de vapor Baldwin I, de 1920, sobre la que la Asociación tiene un proyecto ambicioso de restauración para el que se ha organizado una campaña de mecenazgo. Toda la información puede consultarse en http://www.baldwin.es

Desde la AZAFT se confía en que el éxito de esta iniciativa sirva para demostrar el potencial turístico que posee este trayecto ferroviario, así como la estación de Canfranc, potencial que podría servir en el futuro para consolidar la circulación del tren histórico en la oferta turística de las poblaciones por las que discurre esta espectacular línea.

Aragón y Adif reclaman conjuntamente fondos a la UE para la mejora de la línea de Canfranc

tren-acto-reivindicacion-linea-canfranc

Ayuda europea. El Gobierno aragonés y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) han presentado de forma conjunta una solicitud de ayudas europeas para financiar las obras de mejora y modernización de la línea ferroviaria que discurre entre Zaragoza y Canfranc. La solicitud ha sido remitida al Ministerio de Fomento con dos propuestas específicas para la ejecución de obras valoradas en un total de 8 millones de euros en los años 2015-2017 y de 14,3 millones para el periodo 2016-2018.

El consejero de Obras Públicas del Gobierno aragonés, Rafael Fernández de Alarcón, explica que con esta petición se pretende conseguir financiación europea para costear un 20% de los 22 millones del presupuesto estimado para la renovación de la línea en el tramo que va desde Alerre a Jaca, alrededor de 44 kilómetros, e introducir mejoras técnicas que permitan circular trenes de ancho europeo mediante la aplicación de traviesas polivalentes. En los documentos aportados se contemplan actuaciones de consolidación de la plataforma férrea al objeto de aumentar la seguridad de la infraestructura y posibilitar mayores velocidades en la circulación ferroviaria a través de esta línea.

Fernández de Alarcón anuncia que el Gobierno aragonés también prevé presentar con la región francesa de la Aquitania una solicitud de fondos europeos para financiar el 50% de los 6 millones de coste de los estudios a realizar para la recuperación del tráfico internacional entre Canfranc y Pau. El consejero precisa que los estudios planteados se centran en cuestiones como el anteproyecto para la sección entre Bedous y el túnel de Somport, impacto ambiental y socioeconómico del proyecto, integración de la conexión Pau-Canfranc en la red ferroviaria francesa, y actualización del estudio sobre seguridad recíproca entre los túneles viario por carretera y el ferroviario.

Estas actuaciones, según el consejero, se enmarcan en las distintas líneas de acción llevadas a cabo desde Aragón para mejorar la línea ferroviaria del Canfranc de cara a la reapertura de la línea internacional en el horizonte de 2020.

A finales de enero, Adif adjudicó obras de modernización del tramo Huesca-Plasencia del Monte, que se enmarcan en el proyecto de mejora de la línea de Canfranc y de adaptación al tráfico internacional. Los trabajos se encomiendan a Vías y Construcciones por un importe de 700.000 euros, cantidad a la que se sumarán otros 1,4 millones correspondientes a suministros y servicios relacionados con el proyecto.

Las obras comprenden la renovación integral de los 8 kilómetros que separan las estaciones de Huesca y de Plasencia del Monte, mediante la instalación de un carril nuevo y de traviesas polivalentes aptas tanto para el ancho convencional como el internacional. Además, se prevé llevar a cabo la renovación del balasto (capa de piedra que sustenta la vía), la instalación de un aparato de dilatación de 8,4 metros de longitud y la mejora del entarimado de 6 pasos a nivel.

Adif espera reanudar el tráfico ferroviario entre Sabiñánigo y Canfranc entre hoy o mañana

accidente-canfranc-alto-aragon

Por fin. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) tiene previsto restablecer entre hoy lunes o mañana martes el tráfico en la línea férrea que discurre entre Sabiñánigo y Canfranc, cortada desde el día 15 de agosto por el descarrilamiento de un tren de mercancías. En el accidente del tren de cereales, que tuvo lugar a la altura de Castiello de Jaca, se salieron de la vía ocho de los catorce vagones, cuatro de ellos dentro de un túnel.

El pasado viernes concluyó la retirada de los ocho vagones por técnicos de Renfe, quienes han comprobado, también, que el resto de los convoyes no tuviera ningún daño. Técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias comenzaron de inmediato la reparación definitiva de la vía, con la previsión de restablecer el tráfico a principios de esta semana.

El cierre de la línea férrea entre Sabiñánigo y Canfranc tiene consecuencias en el turismo de la zona. Tambén repercute sobre los trabajos de Silos de Canfranc, la empresa que fleta trenes enteros cargados de cereal. Las labores para retirar los vagones se han desarrollado con lentitud, en particular en el túnel donde quedaron atrapados 4 de un total de 14.

Silos de Canfranc, la empresa propietaria de las 800 toneladas que transportaba el convoy que descarriló, afronta tiempos difíciles. De hecho, la importación de maíz de Francia ya se vio perjudicada durante tres meses por el cierre del puerto Somport a los vehículos pesados, y ahora se levanta una nueva traba para la mercancía, que se envía a Cataluña.

Con todo, este nuevo siniestro en la línea del Canfranero, el quinto en los últimos tres años, no desanima a los partidarios del ferrocarril. “Podría transportar productos químicos y cereales entre los dos países”, explica François Revillard, de Creloc, la entidad francesa que aboga por la reapertura de la línea internacional.

(Imagen Alto Aragón)

Técnicos de Adif siguen trabajando en los vagones descarrilados para reanudar el tráfico en Canfranc

descarrilamiento

Siguen los trabajos. La vía permanece cortada desde el pasado viernes por el descarrilamiento de ocho de los vagones de un tren de cereales entre las estaciones de Jaca y Canfranc. Y lo que es peor aún el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) desconoce cuándo se podrá restablecer la línea férrea. Las dificultades para encarrilar los vehículos afectados, que permanecen en el interior del túnel, han provocado que los trabajos hayan progresado peor de lo inicialmente previsto. Los técnicos desplazados al lugar del accidente ya han conseguido retirar cuatro de los vagones del convoy, y sopesan cómo trabajar en el interior de la galería.

Adif baraja incluso vaciar los vagones de la carga que transportaban antes de intentar volver a situarlos sobre las vías y apartarlos de la zona del descarrilamiento. El angosto túnel en el que se encuentran estos vagones impiden, además, la utilización de grúas para poder levantarlos, por lo que la opción de vaciar previamente la carga es la que se valora como más probable.

En la zona afectada permanecen un tren taller y otros vehículos a fin de poder retirar los vagones y proceder a la reparación del tramo de línea afectado por el descarrilamiento, que se saldó sin causar daños personales. Durante la mañana de ayer, los técnicos conseguían apartar de este punto el cuarto de los vagones descarrilados y comenzaban a valorar de que manera continuar con los trabajos.

Las fuentes citadas han insistido en que las dificultades que plantea el trabajar en el interior del estrecho túnel impiden que haya una previsión respecto al tiempo en que la línea entre Jaca y Canfranc deba de permanecer cerrada. Aunque por el momento no existen indicaciones sobre el restablecimiento del servicio, Renfe mantiene como alternativa el transporte por carretera entre las poblaciones de Canfranc y Sabiñánigo.

El accidentes e produjo sobre las 11.36 del viernes, en el punto kilométrico 4,700 del tramo comprendido entre Jaca y Castiello de Jaca sin que se produjeran daños personales. Las causas de la salida de vía se desconocen, según fuentes de Adif. Este descarrilamiento es el quinto en los últimos tres años. A juicio del sector queda patente que es necesario invertir y mejorar las infraestructuras ferroviarias entre Huesca y Canfranc, ya que hasta el momento las únicas reparaciones que se han llevado a cabo han sido consecuencia de este tipo de accidentes. Además, supone un nuevo varapalo a las comunicaciones, ya que llega tan solo 15 días después de que se reabriera al tráfico el túnel de Somport, después de un mes cerrado; y de que se restituyera la circulación de vehículos pesados por la carretera francesa RN 134 tras cuatro meses, que tantos perjuicios han causado en Aragón.

(Imagen Laura Zamboraín. Cortesía Heraldo de Aragón)