Archivo de la etiqueta: red

Adif pierde 134 millones hasta junio

Adif y Adif Alta Velocidad (Adif AV) registran unas pérdidas de 134,05 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según recogen las cuentas agregadas de ambas entidades, presentadas a sus respectivos consejos de administración. Entre enero y junio, alcanzaron un resultado bruto de explotación (Ebitda) conjunto de 130,43 millones de euros, un 10% inferior a los seis primeros meses de 2018, como consecuencia, entre otras circunstancias, del esfuerzo que ambos administradores han realizado para mejorar la calidad del servicio prestado a los operadores ferroviarios y a los usuarios del tren.

Ambas entidades elevaron su gasto externo en reparación y conservación de la red y de sus edificios en un 9%, aproximadamente 17 millones de euros, con respecto al primer semestre del ejercicio anterior, así como en servicios de vigilancia y seguridad, principalmente en estaciones, que creció en 6 millones de euros, lo que representa un incremento del 29,5% en relación al mismo período del año anterior.

El importe neto de la cifra de negocios de Adif y Adif AV se situó en 627,24 millones de euros, un 2% más que en el primer semestre de 2018. Este importe corresponde prácticamente en su totalidad a los ingresos por la liquidación de los cánones ferroviarios. En concreto, la recaudación acumulada por Adif y Adif AV en concepto de los cánones por utilización de las líneas de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) a junio de 2019 registró un incremento del 1,98% sobre el mismo período de 2018.

Adif AV registró en el primer semestre un Ebitda de 144,43 millones de euros, al tiempo que el resultado financiero de la entidad mejoró en 9 millones de euros con respecto al mismo semestre del ejercicio anterior, con una reducción del tipo de interés medio de su deuda en cinco puntos básicos. El importe neto de la cifra de negocios de la entidad alcanzó 296,86 millones de euros, con un aumento del 3% sobre el primer semestre de 2018. La recaudación por cánones de las líneas titularidad de Adif AV registró un incremento del 3,29%, mientras que la actividad medida en trenes-kilómetro creció un 3,60% con respecto al mismo período de 2018.

El mayor aumento, tanto en términos monetarios como de producción, en líneas de alta velocidad titularidad de Adif AV se produjo en el eje Madrid-Valladolid-León-Zamora. Adif AV ejecutó inversiones por valor de 533,43 millones de euros en el primer semestre, con un descenso del 8,69% respecto al volumen ejecutado a junio de 2018.

La firma matriz Adif que se encarga de la red de ferrocarril convencional cerró el primer semestre con un Ebitda negativo de 13,99 millones de euros, al tiempo que el resultado financiero fue positivo en un millón de euros, lo que supone una mejora de seis millones de euros frente al primer semestre del ejercicio anterior.

Entre enero y junio, el importe neto de la cifra de negocios se situó en 330,37 millones de euros, lo que supone un aumento del 1%. La recaudación por cánones de las líneas titularidad de Adif se incrementó en un 0,94%, debido principalmente al aumento de las tarifas. Adicionalmente, la entidad ha continuado con la política de saneamiento financiero, reduciendo su endeudamiento en 46 millones de euros desde el 30 de junio de 2018.

Asimismo, presenta un fondo de maniobra positivo por valor de 747 millones de euros y una tesorería de 736 millones de euros, que le permiten afrontar, según la entidad, “sin ningún tipo de tensiones” la ejecución de su plan de inversiones en el año 2019. En este sentido, el volumen inversor de Adif en el primer semestre de este año se elevó a 226,80 millones de euros, con un incremento del 44,66% si se compara con el realizado en el mismo período de 2018.

Pasos para que el AVE baje de precio

El gestor de la red ferroviaria española Adif ha dado el primer paso para que el precio de los billetes del AVE baje a partir de diciembre de 2020 cuando la red se abra a la competencia y además de Renfe otras compañías podrán ofrecer servicio de transporte de viajeros en tren. Este descenso de los billetes de tren será posible gracias al cambio que Adif ha realizado en el sistema de cánones o tasas que cobra a los operadores por usar las vías, las estaciones y el resto de infraestructuras ferroviarias.

La compañía gestora del ferrocarril considera que el incremento del uso de la red que derivará de la liberalización permitirá bajar el canon. Asisimo, además de la acotar el canon, Adif introducirá un sistema de bonificaciones o rebajas en el mismo que ‘premien’ a los operadores que más aumenten sus tráficos y, de esta forma, el aprovechamiento de la red. Hasta ahora solo Renfe abona este concepto, una situación que cambiará con la entrada en el mercado de competidores a partir de 2020.

A su vez, Renfe y las nuevas compañías que exploten el AVE podrán trasladar su menor coste por el canon al precio de los billetes. Así lo indicó la presidenta de Adif, Isabel Pardo, que anunció que a comienzos del próximo mes de septiembre presentará a los operadores interesados en entrar en el AVE su plan quinquenal de cánones. Adif adoptará así un sistema similar al que lleva a cabo Aena para gestionar la red de aeropuertos y atenderá a la petición realizada en este sentido por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Adif tiene la intención de bonificar estas tasas si se producen determinados incrementos del tráfico. «Es un sistema de cánones motiva e incentiva la apuesta por el ferrocarril», ha explicado este jueves la presidenta de la empresa, Isabel Pardo de Vera, en un encuentro con los medios de comunicación.

En el caso del ferrocarril, el descenso de tasas será incluso posible a pesar del esperado aumento de los costes de mantenimiento que afronta Adif por el previsto crecimiento de la red y su uso. Además, se garantiza el objetivo de los cánones, el de recuperar la inversión realizada en el AVE y cubrir su mantenimiento, incentivando su mayor utilización y aprovechamiento.

Respecto a las empresas interesadas en la privatización, Pardo de Vera ha explicado que han estado en contacto con operadores ferroviarios, fondos de inversión e incluso fabricantes. El trazado entre Madrid y Barcelona es el que mayor interés está recibiendo, aunque según la presidenta de Adif las empresas interesadas en la liberalización «también han preguntado por los corredores del norte y el Barcelona-Valencia». «En estos días se están cerrando muchas alianzas», ha añadido Pardo de Vera. Adif elegirá a los competidores de Renfe en diciembre de este año.

Veinte años de tranvía en Alicante

La red del tranvía de Alicante cumple este domingo sus 20 primeros años. El 17 de marzo de 1999 se ponía en marcha el tramo en pruebas entre Puerta del Mar y la Albufereta. Desde esa fecha, el tranvía ha ido creciendo con nuevas líneas. El tranvía dejó de circular en la ciudad de Alicante en 1969 y 30 años después se recuperaba con este primer trazado. Tras esta prueba, la Generalitat prolongó el trazado tranviario hasta las paradas de Finca Adoc, Lucentum y La Condomina.

Aquel 1999, un tranvía Combino recorría los 3.500 metros de trazado tranviario. Esta conexión contaba con 675 metros de recorrido entre Puerta del Mar y estación de La Marina en plataforma reservada, y otros 2.825 metros entre la estación de La Marina y Albufereta, compartiendo vía con el ferrocarril que en aquel momento unía la ciudad de Alicante con Dénia. Con solo tres paradas, este primer recorrido experimental sirvió para pulsar la opinión de los ciudadanos y definir las características técnicas y de explotación que debería reunir el futuro tranvía de Alicante que posteriormente pasó a denominarse oficialmente TRAM de Alicante.

FGV realizó durante las primeras semanas en circulación una encuesta a 2.000 usuarios para pulsar su opinión. El 75% de los encuestados calificó como “muy buena” la experiencia sobre el servicio, mientras que la consideración “buena” la otorgaba el 23% de las encuestas. Nadie hizo una valoración negativa y sólo el 2% se inclinó por la opción “regular”. Además, el 96% de los encuestados consideraba el tranvía como la solución adecuada a los problemas del transporte urbano de Alicante, destacando como cualidades más apreciadas de este sistema su carácter “no contaminante” (75%); su rapidez (59%); “comodidad” (59%); “plataforma baja” (51%) y su capacidad de “integración en el entorno urbano” (47%).

Transcurridos 20 años desde su puesta en marcha, la red del Tram ha evolucionado hasta consolidarse con un sistema tranviario de referencia moderno, sostenible y accesible. De aquel recorrido de poco más de tres kilómetros se ha pasado a una red con tres líneas tranviarias y una de tren tram, a la que este verano se le sumara una nueva línea entre Puerta del Mar y Playa de San Juan. La red tranviaria cuenta con más de 50 kilómetros que utilizan tranvías y tren-tram y que unen Alicante con Sant Vicent del Raspeig, Playa de San Juan y poblaciones como El Campello, La Vila joiosa y Benidorm.

En estos 20 años más de 80 millones de usuarios han utilizado los servicios de la red del Tram d’Alacant, resultado de la modernización de la más que centenaria línea que unía Alicante y Dénia en su origen. Ahora transporta a una media de 850.000 pasajeros mensuales, se ha retirado de la primera línea del mar en la Cantera, y a partir de junio estrenará una nueva línea, la 5, que conectará la Playa de San Juan y Postiguet con una frecuencia de paso de 15 minutos gracias a la doble vía del túnel de la Serra Grossa.

Renfe inicia la compra de hasta 40 locomotoras

El Consejo de Administración de Renfe ha aprobado la licitación de hasta 40 locomotoras que permitirán la creación de la nueva serie 107 de alta velocidad de la compañía. Estas cabezas motrices permitirán a Renfe formar trenes AVE con las composiciones de coches Talgo actualmente en transformación. El presupuesto total de la licitación asciende a 295 millones de euros. Esta nueva compra forma parte del plan de licitaciones anunciadas por el Ministerio de Fomento y Renfe en los últimos meses.

La licitación se compone de dos lotes. El primero es el suministro y mantenimiento integral de 26 cabezas motrices, así como su integración y acoplamiento con las composiciones de coches transformados, para formar trenes AVE de rodadura desplazable, bitensión con velocidad máxima de 330 km/h, con opción de adquisición de hasta 14 locomotoras adicionales. El lote 2 es el mantenimiento integral de 13 composiciones de coches transformados, con opción a 6 composiciones de coches adicionales. Tanto en uno como en otro lote el mantenimiento será durante el periodo de garantía.

La prestación de los servicios de mantenimiento se realizará a través de una Sociedad Anónima participada, entre el adjudicatario de cada uno de los lotes y Renfe Fabricación y Mantenimiento, al 51% – 49% respectivamente. Renfe se reserva para sí, durante toda la duración del contrato de mantenimiento que se establezca, la ejecución de la actividad relativa a las denominadas “intervenciones de segundo nivel”, tanto de las cabezas motrices como de los coches.

Ante la evolución prevista de la red de infraestructuras, en la que se producirá un periodo transitorio de coexistencia en los mismos corredores de vías de diferentes anchos, Renfe detectó la necesidad de ampliar el parque de rodadura desplazable hasta que dichas infraestructuras evolucionen a redes de altas prestaciones, y su utilización posterior cuando esto ocurra.

Para cubrir estas necesidades, se diseñó una operación consistente en la transformación del material rodante TrenHotel Serie 7, con baja utilización. La operación, que se adjudicó a finales de 2016 a Talgo, consiste en la transformación de este material a composiciones que queden preparadas y aptas para acoplarse a cabezas motrices de nueva fabricación para formar trenes autopropulsados capaces de circular hasta una velocidad de 330 kilómetros/hora por vías de ancho estándar UIC y que puedan circular también por vías de ancho ibérico.

El número de trenes autopropulsados actualmente en transformación es de 13 unidades, con opción de ampliación de hasta 6 unidades adicionales. Está previsto que las primeras cabezas motrices estén disponibles para prestar servicio comercial 24 meses después de la carta de adjudicación.

Primer ferrocarril chino de alta velocidad PPP

La Corporación de Construcción Ferroviaria de China informó este sábado que recientemente se inició la construcción del primer ferrocarril de alta velocidad financiado a través de la colaboración público-privada (PPP, siglas en inglés). La línea férrea, de 267 kilómetros, comienza en la ciudad de Hangzhou, cruza Shaoxing y termina en Taizhou, todas ciudades de la provincia oriental de Zhejiang.

El diseño y la tecnología aplicada en la construcción permitirán que los convoyes circulen a una velocidad de hasta 350 kilómetros por hora, según la compañía. El proyecto requerirá de la inversión de un total de 44.900 millones de yuanes (6.690 millones de dólares), de los cuales el 51 por ciento será aportado por empresas privadas.

Al conectar las ciudades que están experimentando el crecimiento más notable en el área de la economía privada en todo el país, se prevé que el nuevo ferrocarril sea una parte importante de la red nacional.

La densidad de la red ferroviaria china también aumenta. En el 2018, la longitud del ferrocarril en servicio alcanzó los 131.000 kilómetros, superando en más del doble los 51.700 kilómetros censados en 1978. Como dato a subrayar, el kilometraje del ferrocarril de alta velocidad alcanzó los 29.000 kilómetros, un 30% superior al kilometraje ferroviario mundial de alta velocidad.

El año pasado, los ferrocarriles chinos registraron un volumen de pasajeros de 337.000 millones de personas y transportaron un volumen de carga de 402.000 millones de toneladas. En este sentido, desde el 2011 el transporte de carga experimentó un crecimiento exponencial después de que los trenes entre China y Europa comenzaran a funcionar. China envió un número récord de 6.300 trenes de carga a Europa, verificando un 72 por ciento superior con respecto al 2017.

China está redoblando sus esfuerzos para construir la red ferroviaria más extensa y sofisticada del mundo. Para 2020, el país tendrá 150.000 kilómetros de ferrocarriles, incluidos 30.000 kilómetros de alta velocidad, según los planes del gobierno.

Las vías asturianas y su escasa atención

Asturias cierra 475 kilómetros de vías por seguridad. «Nunca se llegó a tomar una medida así», aseguran en el sector ferroviario. Lo cierto es que las fuertes lluvias caídas durante el miércoles y jueves obligaron al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) a decretar el cierre de toda la red del área central, desde Muros de Nalón hasta Ribadesella. En las cercanías de ancho convencional (los trenes rojiblancos) el tramo Tudela Veguín-Peñarrubia quedó tomado por el río a las 9.48 horas de ayer, y a las 10.30 ocurrió lo mismo con La Felguera-El Entrego, lo que dejó fuera de juego algo más de 16 kilómetros. La operadora pública está auxiliando a la clientela trasladándola en autobuses desde Tudela-Veguín y El Entrego.

Árboles y postes de catenaria caídos, argayos, trincheras desmoronadas y bolsas de agua impedían el paso de los trenes y hacían la circulación, en otros casos, my peligrosa para los viajeros. Las imágenes hablan por sí solas. En especial en Arobes (Parres) y Cabañaquinta (Aller), con dos tramos de vías que cuelgan, literalmente, del aire. En el primer punto el río Piloña lamió el miércoles el talud que les daba soporte y las lluvias hicieron el resto para que toda la tierra acabara en el cauce. Hay unos 70 metros de carriles y traviesas que han quedado sin apoyo, sobre las aguas. El nivel del río descendió más de un metro, pero su fuerza siguió percutiendo contra el mismo frente, empezando a hundir también la carretera aledaña.

En las proximidades de Cabañaquinta el río Aller desbordó el cauce y se llevó todas las capas de balasto que soportaban la traza de la línea Baiña-Collanzo. La firmeza de las soldaduras y traviesas ha dejado al aire casi 200 metros de vía.

Arreglar ambos puntos exigirá «cuatro o cinco días» en Parres y un par de semanas en Cabañaquinta, según estiman los ingenieros ferroviarios consultados, publica el diario El Comercio. «No haría falta esperar a que el agua baje; en cuanto los equipos estén listos, se puede ir echando escollera ya directamente desde la parte alta del río y así ir desviando un poco su cauce», aclaran. Luego toca completar el muro, recolocar balasto y asentar la vía, alinearla y solo después de ponerla a prueba, reabrir los tramos. «Es el daño más costoso y difícil de reparar», reconocía la delegada del Gobierno, Delia Losa.

El Gobierno asturiano ya detectaba en su Plan de Cercanías de 2017 algunas carencias y problemas importantes en la red ferroviaria. Siete trincheras tenían «riego alto» de desprendimiento, 24 estaban en «medio-alto», y 15 en «medio». Se localizaron 20 terraplenes «registrados como críticos». Había 15 túneles que «requieren actuaciones de reparación urgente», y 14 puentes con daños estructurales de «urgente reparación». Este rosario de deterioros provoca que cada 5,3 kilómetros los maquinistas tengan orden de aminorar para evitar males mayores.

Si bien hay una parte de la red que difícilmente se podría haber protegido de las crecidas, otras pueden estar mejor atendidas, reconocen en el sector. «La mitad de este desastre probablemente es inevitable, pero la otra corresponde a la falta de mantenimiento de taludes que se han venido abajo sin que nadie hiciera nada, trincheras que ya estaban en mal estado y no recibieron refuerzo necesario, o la limpieza de la vegetación de los márgenes, que hay que podarlos para que no caigan», apunta Carlos García, portavoz del colectivo de usuarios Asturias al Tren. Poco se puede hacer en una red que solo tiene entre quince y veinte profesionales para atender las vías.

(Imagen J.M.Pardo. El Comercio)

Más locomotoras rusas para Cuba

Como en los viejos tiempos, antes de la caída del muro de Berlín y en plena Guerra Fría. Rusia intensifica su política de acercamiento a Cuba. La isla caribeña recibe un nuevo lote de 8 locomotoras rusas, fabricadas por el Grupo de Maquinarias de Transporte Sinara. Con este nuevo grupo de máquinas suman 28 los equipos de ese tipo entregados al país caribeño de un total de 75 contratados con el país euroasiático para modernizar el ferrocarril cubano.

Una vez llegadas a territorio cubano estos equipos son trasladados a la Zona Especial de Desarrollo en el puerto de Mariel, donde se imparten cursos de entrenamiento a los maquinistas que las van a conducir. Directivos del Ministerio del Transporte de Cuba han señalado que las 75 locomotoras contratadas procedentes de Rusia deberán estar en la isla antes del año 2021.

Las locomotoras, que estarán destinadas al transporte de carga fundamentalmente en la industria azucarera, son del modelo TGM-8, cuentan con una capacidad de arrastre de 1.600 toneladas y pueden alcanzar una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora, según la información televisiva. Cada uno de estos equipos de transporte tiene un valor que sobrepasa un millón de euros.

El director adjunto de la empresa estatal Ferrocarriles de Cuba, Rolando Navarro, señala que está garantizado el mantenimiento y las reparaciones que sean necesarias en la explotación y además está prevista la formación de los maquinistas encargados de operarlas y de los mecánicos que van a atender su reparación.

Cuba y Rusia acordaron en diciembre de 2016 una hoja de ruta para desarrollar un proyecto de infraestructura ferroviaria con el fin de mejorar la capacidad vial y reanimar el deprimido sistema ferroviario del país caribeño. El convenio incluye además asistencia técnica a especialistas cubanos, la entrega de piezas de repuesto para el mantenimiento de los equipos y la modernización de un taller de locomotoras en La Habana.

La semana pasada, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ratificó en Moscú el acuerdo durante un encuentro con su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, ofreció a Cuba “ayuda para la construcción de la infraestructura de transporte” y dijo que ambos hablaron sobre la renovación de la red ferroviaria cubana. En la ejecución de un proyecto de modernización de las vías férreas de Cuba con la colaboración de Rusia se invertirán unos 1.000 millones de euros hasta el año 2030, informaron medios de la isla en 2017.

En los últimos años, Cuba y Rusia, han dado un impulso a su relación bilateral para restablecer la estrecha cooperación que mantenían antes de la desaparición de la Unión Soviética (URSS) en 1991, con la firma de nuevos acuerdos de cooperación económica.

Sinara-Maquinaria de Transporte es un holding del grupo Sinara especializado en la construcción de locomotoras, motores diésel y maquinaria de construcción de ferrocarriles, así como en su mantenimiento. Desde 2016, la fábrica de locomotoras de Ludínovo, situada en la provincia de Moscú, que forma parte del holding Sinara-Maquinaria de Transporte (STM por sus siglas en ruso), empezó a producir para Cuba máquinas de la serie TGM8KM.

Inquietud en el Metro Barcelona

Los trabajadores del Metro de Barcelona exigen a la empresa la “retirada de los trenes en los que se haya detectado MCA (material con amianto) y la no manipulación del resto”, como reclaman en una carta dirigida a Esther Chamorro, responsable de Relaciones Laborales de Ferrocarril Metropolitá de Barcelona SA. El hallazgo de pintura bituminosa seca a base de amianto en dos coches del metro barcelonés extiende la inquietud entre la plantilla, según fuentes sindicales. Barcelona ha retirado dos coches, mientras en Madrid, solo por los hallazgos del mineral cancerígeno en la pintura de los trenes, ya lleva 124 vehículos apartados de la circulación.

La carta, emitida este jueves por el Comité de Empresa y firmada en L’Hospitalet por José Manuel Moreno, delegado de Prevención de CCOO, exige que se aproveche lo ya investigado en las apariciones precedentes de amianto en el Metro madrileño y, por lo tanto, que “prioricen las revisiones en Barcelona con los elementos con MCA detectados en Madrid, y se realice una revisión profunda”. Los trabajadores piden en su misiva una serie de medidas urgentes de prevención que hasta ahora no se están realizando. Entre ellas, que se limpien y aspiren los fosos de los talleres de mantenimiento de los trenes, que paren los trabajos en esas zonas mientras no se limpien, que “al personal que está en contacto con MCA se le lave la ropa en el centro de trabajo” y, además, un examen médico a toda la plantilla.

Esther Chamorro dirigió una nota al comité de empresa el pasado 16 de octubre afirmando que, si bien se detectó ese día “entre el cinco y diez por ciento” de crisolito de amianto en la pintura bituminosa de un tren de la serie 4000, la muestra hallada es “no friable”. En estado friable están aquellas sustancias líquidas (como la pintura) que, una vez se secan y degradan, se fraccionan o convierten en polvo. El amianto ataca a los pulmones por la inhalación de sus microfibras.

Metro de Barcelona está realizando mediciones de la presencia de amianto en sus trenes desde julio pasado, concretamente en sus convoyes de las series 2000, 3000 y 4000, vehículos de la marca CAF algunos de los cuales también han dado positivos de mineral tóxico en el Metro de Madrid. Y recordó a sus trabajadores el 16 de octubre que “en todas las mediciones ambientales realizadas en los talleres de Metro, trenes y el resto de la red (…) no se ha detectado presencia de amianto que suponga un riesgo para la seguridad y salud de las personas”.

En la carta de este jueves, los trabajadores exigen que se forme a todo el personal en los peligros del amianto y su adecuado tratamiento, enseñanzas que hasta ahora no se han impartido. Además reclaman que “se amplíe el número de muestreos” para “evitar falsos negativos”, que se tomen muestras en las zonas de los trenes “donde haya mayor manipulación y puedan estar más deterioradas” y que a los delegados sindicales de prevención se les avise con tiempo suficiente “con el fin de estar presentes en las revisiones y toma de muestras”.

Treinta años de metro en Valencia

El metro de València cumple 30 años en servicio con cerca de 1.400 millones de viajeros transportados. El 8 de octubre de 1988, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ponía en servicio el primer tramo subterráneo que permitía que València se convirtiera en la tercera ciudad española con metro, tras Madrid y Barcelona. Tras tres décadas de servicio la red alcanza los 156 kilómetros (26,5 kilómetros en subterráneo), 138 estaciones (35 soterradas) y 63.843.233 usuarios acumulados en 2017.

FGV inició su servicio comercial el 1 de enero de 1987, una vez completado el proceso de transferencia de las líneas de Feve (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) a la Generalitat, pero no fue hasta el 8 de octubre de 1988 cuando entró en servicio el primer tramo subterráneo. La red de Metrovalencia ha ido creciendo hasta consolidarse como una explotación que combina metro, tranvía y servicio de cercanías. En 1988 contaba con 123,7 kilómetros de red (de los cuales únicamente siete eran subterráneos), con 79 estaciones (ocho soterradas) y 18.324.124 viajeros.

Tras la apertura del primer tramo subterráneo, se unía las líneas de ferrocarril de vía estrecha del norte de la ciudad en dirección a Llíria y Bétera, con la del sur hacia Villanueva de Castellón, a través de un túnel de siete kilómetros de longitud, con ocho estaciones: Beniferri, Campanar-La Fe, Túria, Ángel Guimerà, Plaça Espanya, Jesús, Patraix y Hospital (hoy Safranar). El túnel descendía al subsuelo desde la estación en superficie de Ademuz (hoy Empalme) y salía de nuevo a cielo abierto en València Sud. Posteriormente, se abrió, también en superficie, la estación de Sant Isidre, recuerda la entidad pública a través de un comunicado. El 21 de mayo de 1994 se puso en servicio la Línea 4 de tranvía, con 9,7 kilómetros y 21 paradas. Esta actuación permitió que la ciudad de València fuese pionera en España en la reimplantación de este sistema de transporte.

Casi siete años después de la apertura de las primeras estaciones de metro, el 5 de mayo de 1995, entró en funcionamiento un nuevo tramo entre las estaciones de Palmaret y la estación de Alameda, obra del arquitecto Santiago Calatrava. El 16 de septiembre de 1998 se prolongó la Línea 3 desde la estación de Alameda hasta la de Avinguda del Cid y se puso en servicio el ramal entre Colón y Jesús, llegando así el metro al centro de la ciudad. Además, se conseguía la conexión con Renfe, gracias a la estación de Xàtiva. En 1999, se completó la llegada del tranvía hasta Televisión Valenciana (TVV) y Feria Valencia y del metro hasta Mislata-Almassil. En 2001 se inauguró la nueva estación de Empalme, que se convierte en un importante eje intermodal de València y su área metropolitana.

En abril de 2003 se puso en servicio el primer tramo de la nueva Línea 5, con tres nuevas estaciones (Aragón, Amistat y Ayora) y 2,3 kilómetros de recorrido, que proporcionaría en el futuro un enlace entre la fachada marítima de València y el Aeropuerto de Manises. El 22 de septiembre de 2004 se inaugura la estación subterránea de Torrent Avinguda que se suma a la antigua estación de este municipio de l’Horta Sud. Un año después, el 3 de octubre de 2005 se abre la estación de Bailén. Concebida como núcleo intermodal de la red de Metrovalencia, conectada con la estación central. Este mismo año el tranvía llega hasta LLoma Llarga y Mas del Rosari.

En 2007 se consiguió completar la conexión entre puerto y aeropuerto. En abril se puso en servicio la nueva estación de intercambio de la Línea 5 Marítim Serrería y la prolongación en superficie, hasta la dársena del puerto (parada de Neptú, denominada hoy en día Marina Reial Joan Carles I). En el otro extremo de la Línea 5, el mismo mes de abril se abrió el tramo de prolongación entre Mislata-Almassil y el Aeropuerto de Manises. Con la apertura de estos nuevos tramos se configura un importante eje de transporte público que conecta los tres grandes centros generadores de movilidad del área metropolitana: puerto, aeropuerto y estación central de Renfe.

En octubre de ese mismo año entraba en servicio la línea 6 entre la plaza Tossal del Rei y la estación de Marítim-Serrería, a través de un recorrido de 9,2 kilómetros. En diciembre de 2010 abren las estaciones subterráneas de Alboraya (Palmaret y Peris Aragó) y en mayo de 2011 las de Benimámet y Les Carolinas-Fira que sustituyeron a las antiguas estaciones en superficie. Y el 6 de marzo de 2015 metro llega hasta Riba-roja de Túria, tras años de espera, coincidiendo con la reestructuración de la red de Metrovalencia y el cambio de nomenclatura de las líneas.

El tren cubano se abre a la gestión extranjera

Cuba abrirá su ferrocarril a la gestión extranjera el próximo mes, cuando entren en vigor las nuevas normas legales publicadas para este medio de transporte. Las nuevas leyes permitirán “como aspecto novedoso” la explotación “en todo o en parte” de “las vías férreas, instalaciones y material rodante” en el país por “una persona natural o jurídica, nacional o extranjera”, informa al diario estatal Granma el asesor del Ministerio cubano de Transporte (Mitrans), Edmundo Ronquillo.

El nuevo decreto ley de los ferrocarriles pretende ser “un paso positivo” para la revitalización del sector, que colapsó durante la década de 1990 y aún no se ha recuperado debido al mal estado de las vías y la obsolescencia tecnológica de los equipos, algunos con cuatro o más décadas de explotación.

Aunque los cubanos en general prefieren usar autocares para cubrir medias y largas distancias, el ferrocarril se sigue considerando “el principal medio de transporte” de Cuba, remarca el diario estatal. Cuba fue el octavo país en poseer ferrocarril con locomotoras de vapor, once años antes que España, que controló las vías cubanas hasta que en 1898 éstas pasaron a operar con capital estadounidense y en 1959 fueron nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución Cubana. El ferrocarril se inauguró en la isla el 19 de noviembre de 1837, con la puesta en marcha de una línea que comunicaba a La Habana con la cercana localidad de Bejucal.

Para modernizar su ferrocarril, Cuba ha negociado varios contratos en los últimos años, entre ellos un multimillonario convenio con Rusia para la compra de locomotoras. A finales de julio, Granma anunció la inminente firma de un “ambicioso proyecto” entre la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses y la estatal Unión de Ferrocarriles de Cuba, con una inversión de unos 40 millones de euros (46,7 millones de dólares) para modernizar talleres y recuperar trenes y vagones de pasajeros.

En la actualidad la isla posee más de 4.000 kilómetros de vías públicas, donde transitan en su gran mayoría locomotoras diesel, y unos 7.000 kilómetros dedicados al transporte del azúcar, aunque una parte ha quedado en desuso tras el desmantelamiento de una gran cantidad de fábricas en la década pasada. El parque en explotación en 2010 era de alrededor de 700 locomotoras, de ellas 283 de la UFC y el resto de los ferrocarriles azucareros. En su mayor parte son diésel; desde 2004 no se emplean locomotoras de vapor (excepto en paseos turísticos), antes, muy comunes en los centrales azucareros. Se contaba con 40.000 coches, de ellos 7.508 operados por la UFC y 160 coches-motores y 780 coches de pasajeros.

En el servicio de pasajeros, el tren insignia (denominado “tren No 1”), realiza un viaje expreso entre La Habana y Santiago de Cuba por la línea central de 835 kilómetros de longitud. Otros servicios nacionales parten de La Habana hacia Pinar del Río, Cienfuegos, Sancti Spiritus, Morón, Holguín, Manzanillo y Guantánamo. La zona metropolitana de La Habana es servida por una red de trenes suburbanos. Desde el año 2000, se han estado adquiriendo locomotoras y vagones provenientes de Francia (SNCF), Alemania, Canadá (5 locomotoras del tipo RSC18), España y México.

En septiembre del 2017 se llegó a un acuerdo con la compañía estatal de ferrocarriles RZD en el cual asumirá el proyecto integral que incluye la modernización de la línea central entre La Habana y Santiago de Cuba, la vía entre la ciudades centrales Santa Clara y Cienfuegos, y el nudo ferroviario que da acceso a la cap