Archivo de la etiqueta: CAF

Control inteligente de los trenes

Euskal Trenbide Sarea (ETS), Euskotren y CAF han presentado sendos acuerdos para el desarrollo de tecnología ferroviaria puntera que permita su implantación en la red vasca, así como la posterior internacionalización de estos productos y servicios innovadores. Uno de los proyectos a evolucionar consistirá en el desarrollo de un CBTC, sistema inteligente de control de la circulación ferroviaria, en la red de ETS-Euskotren, que contribuirá a incrementar la seguridad y eficacia del servicio. Este servicio se presentó ayer en las cocheras de Araso en Irun (Gipuzkoa), con asistencia de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia; el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta; y los directores generales de ETS y Euskotren, Aitor Garitano e Imanol Leza, respectivamente.

ETS, Euskotren y CAF van a trabajar de manera conjunta en la implantación y desarrollo del CBTC en la Línea 3 del Metro de Bilbao. Según han explicado los responsables de las citadas entidades, “en líneas metropolitanas, como por ejemplo la L-3 del Metro de Bilbao, gestionada por ETS y explotada por Euskotren, la utilización de este tipo de sistemas supone un salto tecnológico que redunda en la seguridad y en el aumento de prestaciones de la línea, sin olvidar aspectos como conducción eficiente, señalización optimizada o ahorro energético”. El acuerdo, firmado entre las dos sociedades públicas dependientes del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras y CAF, tiene como objetivo “aportar al mercado una innovación importante con relación a lo actualmente existente”.

El punto a destacar es la compatibilidad del sistema CBTC a desarrollar y el estándar europeo de señalización ERTMS (European Rail Traffic Management System), cuya implantación en los corredores prioritarios ferroviarios de la Unión Europea es una condición específica. En esa línea “existe una demanda creciente en la optimización de la explotación y la seguridad en redes con alta frecuencia (metros), sin desdeñar la interoperabilidad entre servicios de este tipo y otros de media y larga distancia (cercanías, convencionales o de alta velocidad)” que, sobre todo, en los accesos a ciudades, comparten infraestructura. Esto implica la necesidad de compatibilizar los sistemas de conducción y de seguridad-señalización de ambos tipos de explotación.

La línea 3 del Metro de Bilbao es un caso donde pueden aplicarse las potencialidades de este sistema, ya que combina una explotación tipo Metro con una de cercanías, al confluir los trenes internos a la misma con los que llegan de Durango y San Sebastián. Todo ello, además, en una infraestructura dotada de sistemas de señalización y de seguridad conformes a los requerimientos más estrictos a nivel europeo.

La colaboración entre las tres empresas no se circunscribe únicamente a que las pruebas puedan desarrollarse en la Línea 3 de Metro de Bilbao, ya que se abre la posibilidad a que se pueda extender, por ejemplo, en el ‘Topo’ de San Sebastián, una vez que finalicen las obras de la variante ferroviaria, o en la red vasca. ETS y Euskotren aportarán su experiencia en gestión y explotación para así conseguir que el producto de CAF pueda abrirse a nuevos mercados. Tapia recuerda que Euskotren “ha pasado de ofrecer frecuencias de 60 minutos a frecuencias de 7,5 minutos en entornos metropolitanos”. “Ello nos obliga a adaptarnos a las nuevas necesidades analizando la evolución de la demanda, tenemos que ser pioneros e incorporar el CBTC, un sistema de control de circulación inteligente, superando la frontera tecnológica”, afirma.

“Estamos hablando de una innovación tecnológica en el ferrocarril que desarrollaremos de la mano de CAF, un sistema que nos permitirá gestionar los servicios que ofrecemos en una línea de metro cada 7,5 minutos combinando con otros servicios regionales que se incorporarán cada 15 minutos en una misma línea”, dice la consejera vasca. Tapia avanza que Euskadi se está preparando para “el transporte del futuro, un sistema que hace frenar o acelerar al tren de forma automática, que detecta el tráfico de la línea o que predice cual es la velocidad correcta a la que un tren debe transcurrir por una curva, mejorando en seguridad, capacidad y la eficiencia”. “Transitamos a un escenario futuro en la que podremos disponer de trenes de conducción automática“.

El otro proyecto presentado en el que trabajan Euskotren y CAF lleva por nombre Estudio de patrones de mantenimiento predictivo, es decir, la utilización de Internet y el Big data para aplicarla al desarrollo del ferrocarril. Se trata de “ser capaces de utilizar y controlar el conjunto ingente de datos que se genera en un tren con alto grado de automatización y de detectar patrones de mantenimiento y poder aplicar reglas preventivas que tengan como objetivo mejorar la operatividad de los trenes de las series 900 y 950 de Euskotren”, apuntan en su presentación. A partir de las posibilidades que ofrece un tren de última generación para la captación y almacenamiento de datos, la innovación del sistema reside en un uso inteligente de los mismos para mejorar la disponibilidad del material móvil. El “tren digital” permite controlar a tiempo real cada una de sus partes, ya que cada una de ellas está conectada al sistema.

El sistema detecta cualquier anomalía de “forma predictiva“, de manera que cuando “una parte del tren no funciona o rinde en los parámetros que le corresponde” proporciona un aviso para que sea pueda realizar el mantenimiento, arreglo o sustitución de las piezas. De este modo, el sistema establece unos patrones que pueden ser perfectamente exportables a otras explotaciones ferroviarias, lo que constituye “una oportunidad para abrirse a nuevos mercados“. Este proyecto se enmarca en una política de promover acuerdos de desarrollo de proyectos I+D que aborda diferentes temáticas, algunas de las cuales se incluyen dentro de las iniciativas Shift2rail y Horizon2020 de la Comisión Europea para el desarrollo del sistema ferroviario en la Unión Europea.

Anuncios

CAF suministrará 18 tranvías a Isla Mauricio

La empresa guipuzcoana Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) suministrará 18 tranvías a una empresa india, que desarrolla un sistema integrado de transporte en Isla Mauricio, por valor de 100 millones de euros. Según informa la firma vasca, el contrato ha sido suscrito con la empresa Larsen and Toubro Limited, que lleva a cabo un proyecto de transporte en la República de Mauricio que asciende a más de 450 millones de euros.

Los 18 tranvías que construirá CAF destinados a esta isla del Índico serán del modelo Urbos, bi-direccionales, de piso bajo y siete módulos cada uno, y contarán con sistemas de señalización, localización y de prioridad, entre otras tecnologías. Estas unidades formarán parte de la futura conexión de 26 kilómetros que unirá las cinco ciudades más importantes de Mauricio, entre ellas, la capital Port Louis, y que tendrá 19 estaciones, de las que dos serán terminales elevadas de última generación, dentro de la apuesta por la modernización de las infraestructuras y servicios de transporte que impulsa la república insular.

Antigua colonia portuguesa, holandesa, francesa y británica, Mauricio es un hoy un destino multicultural con una densa historia, una excelente oferta de ocio y una rica y variada gastronomía. La línea de Metro Express une Port Louis con Curepipe con un tiempo de viaje de 40 minutos. La mayor parte de la ruta usa parte del trazado de ancho estándar Midland Line de los Ferrocarriles del Gobierno de Mauricio, que se cerró en 1964.

Las obras se iniciaron el 11 de marzo de 2017 con la presencia del Primer Ministro de Mauricio, Pravind Kumar Jugnauth, y de los ministros de su gabinete y el Alto Comisionado de la India en Mauricio, Sri Abhay Thakur. Parte de los fondos para el proyecto provienen de India a través de una subvención de 300 millones de dólares. Se prevé que en 2021 esté completo el servicio de transportes.

“Una flota de 30 trenes nos dará un buen margen de maniobra para alcanzar nuestro objetivo principal de garantizar que haya un máximo de tres minutos entre cada salida entre la estación de Port Louis y la de Curepipe”, explica una fuente gubernamental. El proyecto se construirá en dos fases simultáneamente y se dará prioridad a la sección Rose Hill-Port Louis. Esta sección de la línea se completará en 2019. La segunda sección, que es Curepipe to Rose Hill, se completará en 2021.

El billete de Metro Express será de 37Rs para la ruta Curepipe en Port Louis. Nando Bodha explica que este precio evolucionará con el tiempo. El ministro de Infraestructura Pública también anuncia la introducción de un mecanismo independiente para revisar el precio del transporte. Hasta ahora, es el Consejo de Ministros el que decide los precios.

Con este nuevo contrato, CAF eleva su volumen de pedidos en 2017 a una cifra que ronda los 1.500 millones de euros, entre los que destacan los destinados a Nueva Zelanda, Estados Unidos, Filipinas, Suecia y Holanda.

Sistema de carga inalámbrico de CAF e IK4-Ikerlan

El fabricante guipuzcoano de ferrocarriles CAF y el centro tecnológico IK4-Ikerlan desarrollan un novedoso sistema de carga inalámbrico para tranvías que no necesita ningún tipo de contacto eléctrico directo, como catenarias, cables o enchufes, para recargar las baterías de los trenes. Según informan ambas entidades, se trata de un cargador inductivo que transfiere la energía del emisor al receptor a través de un campo electromagnético entre ambos, método que ya es cada vez más habitual para vehículos eléctricos y teléfonos móviles inteligentes.

El nuevo dispositivo, cuyo desarrollo para el sector ferroviario ha durado tres años, ha sido testado mediante un prototipo diseñado para transferir 50 KW de potencia, aunque podría alcanzar los 100 KW, en un tranvía de CAF del modelo Urbos en una vía de pruebas de Zaragoza. El sistema consta de dos bobinas que se encargan de inducir el campo electromagnético que habilita la transferencia de energía, la primera de ellas conectada a la red eléctrica y enterrada bajo el suelo en lugares donde el tranvía hace paradas, y la segunda, dotada de un convertidor e instalada en la parte inferior del ferrocarril.

Gracias al nuevo desarrollo, cuando el tranvía se aproxima al lugar de la primera bobina, se produce un campo electromagnético y se transfiere la potencia para cargar sus baterías de manera automática, sin que el conductor tenga que realizar ninguna acción. El sistema permite así aprovechar pausas a lo largo del trayecto como la espera en un semáforo, las paradas de subida y bajada de pasajeros o los estacionamientos en las propias cocheras.

Entre las ventajas del cargador inductivo, destaca su comodidad y seguridad de uso, así como el menor impacto visual que tiene en núcleos urbanos respecto a los métodos usados hasta ahora, como la carga aérea convencional con pantógrafo o la captación de energía con el tercer carril. Tampoco necesita comunicación entre el equipo de tierra y el tren, ni de partes móviles que hagan la conexión eléctrica, lo que repercutirá en menores costes de adquisición y mantenimiento, y en la reducción del peso del tranvía.

CAF dispondrá por tanto de una alternativa mejor para transferir energía a su gama de tranvías equipados con sistemas de acumulación ‘Greentech’. Este es una ambiciosa iniciativa desarrollada por CAF Power & Automation destinada a ofrecer una gama de productos más eficientes y respetuosos con el entorno y el medio ambiente. Las principales ventajas de este sistema son la optimización del consumo de energía y la reducción del impacto visual del tranvía en el centro urbano, gracias a la eliminación de la catenaria. Dentro de esta línea de productos de CAF Power & Automation, se diferencian dos tecnologías, ambas aplicables a cualquier plataforma de vehículo articulado: ‘Greentech Evodrive’ y ‘Greentech Freedrive’.

‘Greentech Evodrive’ es un sistema embarcado que recupera la energía cinética liberada en la frenada, pudiendo utilizarla y mejorando la eficiencia energética del vehículo. Este sistema, basado en ultracapacidades, está diseñado especialmente para tranvías con un sistema de tracción convencional, cuya recuperación energética difícilmente puede ser retornada a la catenaria.

‘Greentech Freedrive’ es un sistema embarcado de acumulación energética que permite la circulación sin catenaria. Este sistema, basado en ultracapacidades y baterías de Ion Litio, incorpora las ventajas tecnológicas de Evodrive, siendo fácilmente integrado en sistemas ferroviarios, nuevos o existentes, con independencia de fabricante y la estructura ferroviaria. CAF cuenta con la capacidad de adaptarse a los diferentes escenarios de operación con tramos sin catenaria, mediante la combinación híbrida de supercondensadores y baterías Ion Litio. De este modo, se optimizan parámetros como las prestaciones, autonomía, coste y tipo de tráfico.

Sobre empresas y el tren (27)

.-Préstamo de 600 millones para ‘Y Vasca’. Adif Alta Velocidad ha firmado este viernes un préstamo de 600 millones de euros con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar la construcción de la línea férrea de alta velocidad que unirá las tres capitales vascas, conocida como la ‘Y vasca’. Este préstamo es el primer tramo de una línea de financiación de 1.030 millones de euros aprobada por el BEI el pasado 19 de septiembre. El acuerdo ha sido firmado por el vicepresidente del BEI, Román Escolano, y por el presidente de Adif Alta Velocidad, Juan Bravo, en un acto presidido por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. El crédito suscrito permitirá la construcción de unos 160 kilómetros de nueva línea de alta velocidad entre Vitoria, Bilbao y San Sebastián, así como la adecuación del ramal de la línea convencional entre San Sebastián y la frontera francesa (unos 17 kilómetros) para uso mixto (convencional y alta velocidad). El proyecto de la ‘Y vasca’, que se encuentra en fase de ejecución, cuenta con la financiación del BEI desde su fase inicial a través de préstamos facilitados en 2012 y 2013 por un volumen total de 1.400 millones. Esta infraestructura forma parte de la red básica transeuropea de transporte (TEN-T), en concreto del Corredor Atlántico, que conecta la Península Ibérica con Centroeuropa. El proyecto incluye la remodelación, adaptación y nuevos accesos para la alta velocidad de las estaciones de Vitoria, Bilbao y San Sebastián.

.-CAF entrega la primera unidad a NS en Holanda. La empresa guipuzcoana CAF ha entregado ya la primera de las 118 unidades de tren que suministrará a la compañía de transporte NS de Holanda, en cumplimiento de un contrato suscrito en 2014 por valor de cerca de 520 millones de euros. El presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, y varios directivos de NS Holanda han presentado en Amsterdam la primera unidad Civity entregada por la compañía vasca, que comenzará una fase de pruebas en los Países Bajos, obligatoria para obtener las licencias necesarias. La compañía holandesa ha anunciado que se prevé que en otoño de 2018 los nuevos trenes estén circulando por el país, para lo que “miles de conductores, asistentes de tren y técnicos están recibiendo formación de cómo operar y mantener el tren”. Antes de su entrega, los trenes han sido probados en la fábrica de CAF en Beasain (Gipuzkoa), así como en las vías especiales de pruebas para nuevo material ferroviario situadas en Velim (República Checa), donde han recorrido 40.000 kilómetros. Las unidades han pasado también las pruebas en la cámara climática de Viena, donde se sometieron a un examen bajo condiciones climatológicas invernales.

.-Plan de accesibilidad en trenes y estaciones. Renfe ultima un plan para conseguir la plena accesibilidad en estaciones, trenes y servicios ferroviarios, anuncia el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la inauguración de la VI Conferencia NextStation. El futuro Plan de Accesibilidad Integral 2018-2026, que incidirá en las personas con discapacidad o movilidad reducida, incluirá la adaptación de trenes y estaciones, y la compra de nuevos vehículos totalmente accesibles. El objetivo del plan es “dotar de accesibilidad universal a toda la cadena de viaje”, para que los clientes puedan llegar sin obstáculos hasta su destino. El plan, que facilitará la intermodalidad, pretende conseguir la excelencia en la prestación de servicios ferroviarios, tanto en AVE y Larga Distancia como en Media Distancia y Cercanías. El futuro plan incluirá también la universalización de la accesibilidad a los servicios en colaboración con otras entidades, instituciones y agentes sociales expertos. Según Fomento, Renfe ya ha facilitado la accesibilidad en el 100% de los AVE y Avant, en el 68% de los trenes de Larga Distancia y en más del 50% de los de Cercanías y Media Distancia. Además tiene prevista la incorporación de treinta nuevos trenes de alta velocidad, encargados a Talgo, que cumplirán con la normativa de accesibilidad.

.-Indra dirige el ticketing del metro de Tesalónica. Indra se ha adjudicado un contrato para implantar su tecnología de ticketing sin contacto en la primera línea de metro que se está construyendo en Tesalónica, la segunda ciudad más poblada de Grecia. En concreto, Indra es responsable de la ingeniería, el diseño, el desarrollo, las pruebas y las puesta en marcha de toda la tecnología de billetaje y control de accesos (AFC-Automated Fare Collection) para las 13 estaciones de la línea 1 de Metro de Tesalónica. El proyecto incluye, entre otros, los sistemas y las máquinas de venta automática de títulos de transporte, los sistemas de control de accesos, todo el software, el sistema central de ticketing, los sistemas para la gestión económica del servicio y los equipos controladores de estación. “La nueva solución, dotada con la última tecnología sin contacto (contactless) de Indra, favorecerá la rapidez de paso y la comodidad de los usuarios, que tan sólo tendrán que acercar sus tarjetas al lector para poder acceder”, afirma la compañía. Indra añade que la empresa responsable de los sistemas de metro podrá beneficiarse gracias a esta solución de “una gestión eficiente y segura del servicio”, puesto que los sistemas ofrecen la mayor fiabilidad.

.-El tren de la nueva Ruta de la Seda. Este mes de noviembre se cumplen tres años de la conexión ferroviaria entre China y España. El tren Madrid-Yiwu se gestó en septiembre de 2014, durante una reunión entre el presidente de China, Xi Jinping, y el de España, Mariano Rajoy, que acordaron abrir una nueva ruta ferroviaria. El 18 de noviembre de 2014 salió el primer tren de Yiwu hacia Madrid. La línea recorre una distancia de 13.052 kilómetros, una de las más largas del mundo. Durante este periodo se han producido grandes cambios. En la primera fase, el trayecto duraba 21 días; en la actualidad, entre 16 y 19. Además, se están diversificando las mercancías. En el viaje de ida (de Yiwu a Madrid) el transporte se ha ampliado hasta más de mil categorías, como ropa de marca, equipos de telecomunicaciones, motores y herramientas eléctricas. En el trayecto de vuelta, aparte de vino y aceite de oliva, se han agregado películas para celdas solares, componentes de lavadoras, y otros productos industriales. Actualmente hay más de 30 servicios de ida y vuelta cada semana. Y ya hay quien comienza a preguntar por la posibilidad de llevar un vehículos de turistas.

.-Aumenta aumenta un 4,5% el transporte por ferrocarril. El transporte de vehículos en ferrocarril ha aumentado un 4,5% en España en 2016 en comparación con el año anterior, hasta alcanzar los más de 822.000 vehículos nuevos movidos, según la última edición del Informe de Valoración de la Logística del Transporte Ferroviario de ANFAC. Para lograr transportar todos estos vehículos se han utilizado 4.367 trenes, lo que representa un 5,6% más de los que se emplearon el año precedente, según indica la ANFAC. Además, en cuanto al transporte de componentes, los fabricantes de vehículos han empleado 2.909 trenes, de los cuales 1.693 han sido para trayectos nacionales y 1.216 para tránsitos fuera de las fronteras españolas. La utilización del ferrocarril para el acceso a los puertos es esencial para los fabricantes de vehículos. De hecho, el 25% del volumen total de vehículos que salen de los puertos para exportación llega a éstos en ferrocarril y cabe señalar que la tendencia es creciente respecto a los últimos años.

CAF suministrará 26 trenes en el Reino Unido

La empresa guipuzcoana CAF se ha adjudicado un contrato por importe de 200 millones de euros para la fabricación, suministro y mantenimiento de nuevos trenes que operarán en la franquicia West Midlands, en el Reino Unido. Con este nuevo contrato se consolida la posición de CAF como uno de los principales fabricantes de trenes en el Reino Unido, donde la firma vasca construye una nueva fábrica que iniciará su actividad en otoño de 2018.

En esta nueva operación, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarril ha sido seleccionada por West Midlands Trains Ltd, empresa formada por Abellio, Japan East Railway Company, y Mitsui & Co Ltd, para la fabricación, suministro y mantenimiento de nuevos trenes para la recientemente adjudicada franquicia West Midlands. Este contrato forma parte de una inversión cercana a los 1.000 millones de libras que dicha franquicia ejecutará durante los próximos años.

El contrato adjudicado a CAF por importe de unos 200 millones de euros consiste en el suministro de 26 Unidades Diesel (DMU), que se dividen en doce trenes de dos coches y otros catorce trenes de cuatro coches. El objetivo de este pedido es renovar el actual parque de vehículos y hacer frente al crecimiento previsto de pasajeros en las líneas que unen las localidades de la región de Birmingham. Los nuevos trenes mejorarán las condiciones de servicio a los pasajeros, dispondrán de aire acondicionado, Wi-Fi gratuito y tomas de corriente de serie en todos los vehículos, ha señalado CAF.

El director de Desarrollo de Negocios de CAF para el Reino Unido e Irlanda, Richard Garner, asegura que la adjudicación de este contrato supone una “noticia fantástica que da continuidad a los recientes éxitos obtenidos” por la empresa como son “los contratos de suministro de nuevos trenes para las franquicias de Northern y TransPennine“. La operación de financiación de los nuevos trenes será liderada por Infracapital y Deutsche Asset Management. Los trenes serán arrendados a la nueva franquicia ferroviaria de West Midlands, práctica habitual en este tipo de operaciones.

La nueva fábrica que CAF construye en el Reino Unido, en Newport (Gales del Sur), tendrá más de 46.000 metros cuadrados y empleará a 200 personas cuando inicie su actividad en el otoño de 2018, aunque se prevé que eleve su plantilla hasta los 300 trabajadores en 2019. Esta nueva factoría está diseñada para que CAF pueda construir en sus instalaciones una gran variedad de trenes, incluidos tranvías, trenes suburbanos y metros, y trenes de alta velocidad.

La empresa CAF, fundada en 1917 y con sede en la localidad guipuzcoana de Beasain, es uno de los líderes mundiales en fabricación de productos, componentes y sistemas ferroviarios. La facturación del Grupo CAF supera los 1.300 millones de euros, con una cartera de pedidos de 6.000 millones de euros al 30 de junio de 2017. CAF cuenta con instalaciones de producción en España, Francia, México, Estados Unidos y Brasil y tiene una plantilla cercana a las 8.000 personas.

Los contratos recientemente adjudicados a CAF incluyen el suministro de 10 tranvías Urbos 100 % de piso bajo para el tranvía de Seattle, 8 trenes de alta velocidad Oaris para el operador noruego Flytoget, 49 tranvías que circularán en la ciudad de Utrecht en los Países Bajos, 12 locomotoras eléctricas duales para RATP de París, 9 trenes ligeros para Zweckverband Schönbuchbahn (Alemania) y 8 tranvías para la red de transporte en Estocolmo (Suecia).

Exposición sobre CAF en Delicias

El Museo de Delicias acoge hasta el 7 de enero, la exposición ‘CAF, un siglo al servicio del ferrocarril’, organizada por la asociación cultural Lemniskata de Beasain (Gipuzkoa) en colaboración con Euskotren y el patrocinio de Construcciones y Auxiliar del Ferrocarril. La muestra consta de 130 imágenes distribuidas en 15 paneles en los que se refleja la evolución de esta empresa desde sus orígenes, que se remontan a 1860, hasta la constitución en 1917 de la factoría guipuzcoana CAF y su devenir hasta nuestros días: desde los primitivos vagones de madera hasta los más modernos trenes de alta velocidad.

La exposición que asesora Juanjo Olaizola, director del Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia, realiza un recorrido por los diferentes acontecimientos vividos por la empresa ferroviaria en este primer siglo de andadura, desde guerras hasta situaciones de crisis que amenazaron su existencia. La inauguración se abre con la presentación del libro ‘CAF, un siglo al servicio del ferrocarril’, editado por Maquetren, y que cuenta con la dirección de Olaizola.

Esta obra recoge no solo estos cien años de historia transcurridos desde la fundación de la Compañía Auxiliar de Ferrocarriles en 1917, sino también todos sus antecedentes, que se remontan a la puesta en marcha de la fábrica de hierros de San Martín en Beasain el año 1860. En estos cien años, CAF se ha convertido no solo en el motor económico de Gipuzkoa, sino en una de las empresas españolas de más renombre que compite con las grandes multinacionales del sector. Sus productos (trenes, tranvías y metros) se mueven hoy por las líneas ferroviarias de los cinco continentes. Los 1.650 empleados de aquel lejano 1917, supera los 7.000 en su matriz de Beasain, resto de factorías y filiales.

Como Olaizola narra en su obra, la firma nace en marzo de 1917 con el propósito de explotar los talleres que la Fábrica de Vagones dispone en la vega del Oria. Varias sociedades se suceden al frente de su administración (entre otras Goitia y Compañía, La Maquinista Guipuzcoana y Sociedad Española de Construcciones Metálicas), pero las dificultades económicas la abocan al fracaso.

Tres empresarios afincados en Madrid –Valentín Ruiz Senén, Luis Urquijo Ussía y Santiago Innerarity Cifuentes, junto al comisionista donostiarra Ángel Gascue Minondo- se reúnen en Donostia ante el notario Luis Barrueta para constituir una sociedad que tiene como objetivo la «construcción, compra, venta, alquiler de vagones y de cuantos elementos puedan servir para los transportes, para la explotación de caminos de hierro y tranvías, y aportar al tráfico nacional, material ferroviario». La nueva sociedad se bautiza como Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) que acabará siendo conocida por sus siglas.

“La Primera Guerra Mundial resulta fundamental para la consolidación de la industria de construcción de material ferroviario en el País Vasco y en el resto de España. Dos factores resultan en este sentido determinantes: por una parte, la imposibilidad de las empresas ferroviarias españolas de seguir abasteciéndose en sus proveedores habituales de Francia, Bélgica, Alemania o Gran Bretaña, ya que sus industrias se centraron en estos años en el esfuerzo de guerra, a lo que se sumaban las graves dificultades para el comercio internacional. De hecho, esta coyuntura facilitó las primeras grandes exportaciones de la industria vasca, en concreto 6.390 vagones suministrados por la fábrica de Beasain a Francia, Bélgica y Portugal”. El párrafo está extraído de la “Introducción a la historia de la industria de construcción de material ferroviario en Euskadi” que Juanjo Olaizola escribió para el VI Congreso de Historia Ferroviaria.

Con la constitución de Renfe en 1941, la empresa estatal se convertiría en el principal cliente de la firma vasca que, en aquellos años, se asentó en la construcción de locomotoras, con el suministro de las magníficas máquinas eléctricas de la serie 7500. Otros clientes como el Metro de Madrid también adquirieron, progresivamente, un destacado papel en la cartera de pedidos de la compañía. Acuerdos tecnológicos con firmas de prestigio internacional como FIAT, ALCo o Mitsubishi permitieron a CAF dominar el mercado español y realizar, a partir de 1961, exportaciones de componentes, vagones, coches de viajeros, locomotoras diésel y unidades de metro a países como Thailandia, Francia, Yugoslavia, República Democrática Alemana, Túnez, Colombia o Irán. La factoria de Beasain ha ido extendiendo sus tentáculos en otros país, pese a la crisis que ha sufrido el sector ferroviario, que ha sabido capear incorporando otros productos a su cartera.

CAF suministrará 12 unidades al metro de Argel

La empresa Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) construirá doce unidades de seis coches cada una para el metro de Argel (Argelia), avanza la compañía en una nota en la que también anuncia la ampliación de su contrato de suministro de tranvías a la ciudad de Estocolmo (Suecia). Según aclara el comunicado de Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), el importe conjunto de estos dos nuevos proyectos supera los 120 millones de euros.

Los convoyes con destino a Argel son trenes de última generación, pertenecientes a la plataforma de metros Inneo, diseñados y fabricados con la base de los trenes con los que recientemente CAF ha equipado a los metros de Roma (Italia) y Bucarest (Rumanía). La construcción de las unidades que se venderán a Argelia se ha iniciado recientemente, después de que el año pasado Metro de Argel eligiera a la firma vasca como suministradora de los nuevos vehículos.

Argel dispone de una línea de metro, inaugurada en el año 2011, que tiene una longitud de 13,5 kilómetros y consta de 13 estaciones, tras la reciente inauguración el pasado año de la extensión de cuatro kilómetros, desde Haï El Badr hasta el centro de El Harrach. Actualmente, se lleva a cabo otra ampliación de la red, con la construcción de nuevas extensiones de la línea 1, en la que operan catorce unidades creadas también por CAF en una operación anterior, y que transportan anualmente cerca de 16 millones de pasajeros.

Este contrato supone para CAF el tercer proyecto de suministro de material rodante en Argelia, después del ya citado para el metro de Argel, y el firmado con la sociedad de los ferrocarriles Argelinos SNTF, en 2005, para el suministro de 17 unidades diesel autopropulsadas destinadas al transporte regional de pasajeros.

CAF da a conocer, en la misma nota, la ampliación del proyecto de suministro de tranvías para Estocolmo suscrita con Storstockholms Lokaltrafik (SL AB), empresa responsable de la red de transportes de la capital sueca. El contrato abarca el suministro de ocho nuevas unidades, que se unirán a las 22 unidades fabricadas por CAF que ya circulan en la ciudad escandinava.

Dentro de su programa para desarrollar un modelo de transporte sostenible y ajustado a la demanda, Estocolmo adjudicó a finales de 2010 a CAF un contrato para el suministro de quince tranvías, que posteriormente fue ampliado con siete más. Se trata de unidades bidireccionales de piso bajo con lo que logran optimizar su accesibilidad, pertenecen a la plataforma URBOS y están formadas por tres coches que ofreciendo una capacidad estimada de 221 pasajeros. Al igual que los vehículos ya suministrados, están especialmente adaptados a las condiciones climatológicas extremas del país nórdico.

Según explica CAF en su comunicado, este contrato tiene una “gran importancia” para la empresa, ya que “demuestra la confianza del operador sueco, en un mercado exigente donde el transporte colectivo y el medio ambiente son factores clave“.

CAF implantará en Gales una fábrica de trenes

Estratégica apuesta de internacionalización. CAF anuncia la implantación de una fábrica de trenes en Reino Unido, en la que invertirá 32 millones de libras (unos 38 millones de euros) y que espera poner en marcha dentro de un año, a mediados de 2018. Con la nueva instalación, la compañía materializa la intención manifestada el pasado año de implantarse en Reino Unido y refuerza su apuesta por este país, un mercado estratégico en el que además acaba de comprar una firma de consultoría.

La instalación, que recibirá subvenciones del programa de inversiones extranjeras del Gobierno de Gales, se dedicará a la fabricación de todo tipo de vehículos ferroviarios y dará empleo a 300 trabajadores, además de tener un “importante impacto” en los proveedores y suministradores locales. CAF destinará su nueva planta internacional a acometer los futuros nuevos contratos que logre en Reino Unido, así como a trabajos de mantenimiento y rehabilitación de trenes. De hecho, la instalación tendrá capacidad para poder ampliarse en caso de que así se requiera por el volumen de contratos.

El fabricante vasco da un paso más en su estrategia de internacionalización. La fábrica que instalará en el mercado británico será la quinta de la empresa fuera de España, dado que se suma a las que ya tiene en Estados Unidos, Francia, México y Brasil. En el caso de Reino Unido, CAF ha elegido el ‘Celtic Business Park’ de la ciudad de Newport (Gales) para levantar su fábrica, tras un “exhaustivo” trabajo de análisis en el que sopesó más de un centenar de ubicaciones del país.

La compañía con sede en Beasain (Guipúzcoa) anuncia la construcción de una fábrica en Reino Unido un día después de informar de la compra de una firma de ingeniería de este país, BWB Consulting. Reino Unido constituye un país estratégico de CAF, y uno de sus principales mercados internacionales en el marco de su estrategia de diversificación y crecimiento. En la actualidad, tiene en el país una cartera de contratos por valor de unos 1.200 millones de euros.

En esta cartera destaca el contrato de suministro de coches de tren para el servicio entre Londres y Glasgow-Edimburgo, adjudicado en 2015 por unos 200 millones de euros y los conseguidos en 2016. El pasado año logró el suministro de trenes eléctricos y diésel para Arriva Rail North Limited y el mantenimiento de trenes con First Group. Ambos contratos suman un volumen cercano a los 1.000 millones de euros.

Ejes de tren más seguros

Las empresas vascas CAF y Danobat y el centro IK4 Ideko, de Elgoibar (Guipúzcoa), y el Instituto Tecnológico de Aragón (Itannova) participan en el proyecto AxIS para conseguir unos ejes de tren más seguros. El objetivo es lograr mejorar la eficiencia, seguridad y sostenibilidad del vehículo. Todos ellos trabajan con tecnologías avanzadas de alta fiabilidad para asegurar el máximo de la vida útil, la seguridad y la disponibilidad de los vehículos ferroviarios para su servicio.

Este proyecto, de 34 meses de duración, tiene un presupuesto total de 1,5 millones de euros. Su propósito principal es maximizar la vida útil y disponibilidad de los vehículos ferroviarios para su servicio, mediante investigación y desarrollo de nuevos ejes de alta fiabilidad y seguridad para equipos ferroviarios. Igualmente, utilizan novedosas metodologías, técnicas y estrategias de inspección no destructiva que permitan monitorizar y diagnosticar el estado del eje y así poder realizar un seguimiento de la vida del mismo.

Con ello, se conseguirá mejorar la eficiencia, seguridad y sostenibilidad del vehículo además de reducir los costes económicos asociados y los costes de ciclo de vida de todos los componentes del tren, han apuntado las mismas fuentes.

El proyecto AxIS pertenece a la convocatoria Retos de Colaboración 2016, cofinanciados por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Economía y Competitividad, y por la Unión Europea, a través de FEDER.

CAF es en la actualidad uno de los líderes internacionales como proveedor de soluciones ferroviarias globales y completas, que además del suministro de trenes, incluyen estudios de viabilidad, obra civil, electrificación, señalización, mantenimiento y operación del sistema, entre otros. Con una cifra de negocio que alcanzó los 1.283,6 millones de euros en 2015, CAF ha desarrollado proyectos en el ámbito internacional en más de 30 países, por un importe global de más de 20.000 millones de euros. Actualmente CAF tiene una plantilla de más de 7.500 personas, y cuenta con plantas productivas, así como un gran número de filiales a lo largo de todo el mundo.

MiiRA, Unidad de Negocio integrada en CAF, es una compañía de reconocido prestigio internacional en el diseño, fabricación, montaje y mantenimiento de ejes montados ferroviarios y sus componentes: ruedas, ejes, reductoras, cajas de grasa… con clientes en los cinco continentes.

Danobat es la división de Danobat Group dedicada a la fabricación de tornos, rectificadoras, máquinas de corte por laser, punzonadoras, paneladoras, máquinas de corte por plasma y unidades de taladrado. Danobat es el mayor fabricante de máquinas herramienta y sistemas de producción de España. Pertenece a Mondragón, una de las mayores corporaciones industriales de Europa.

IK4 Ideko es un centro tecnológico especializado en tecnologías de fabricación y producción industrial que dota a las empresas de soluciones tecnológicas diferenciadoras, que les permite mejorar su competitividad. Está integrado en la alianza IK4, formada por 9 centros tecnológicos, que es una referencia en el sistema vasco de innovación.

El Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) es el centro tecnológico adscrito al Departamento de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón. Ofrece soluciones reales e innovadoras que consiguen transformar y acelerar los procesos tecnológicos de las empresas y los nuevos retos de nuestra sociedad.

Cien años de CAF

caf-beasain-visita-cliente

‘La fábrica grande’ cumple cien años. La factoría de Beasain, que ha dado empleo y vida, a todo el Goiherri es, sin lugar a dudas, la locomotora de Gipuzkoa y una de las empresas punteras de España, amén de ser la firma de construcción de material ferroviario con más tradición del país. Y eso que su creación vino precedida de una fuerte crisis que cae como un mazazo sobre la comarca. La intervención del Banco Urquijo es provindencial.

La firma nace en marzo de 1917 con el propósito de explotar los talleres que la Fábrica de Vagones dispone en la vega del Oria. Varias sociedades se suceden al frente de su administración (entre otras Goitia y Compañía, La Maquinista Guipuzcoana y Sociedad Española de Construcciones Metálicas), pero las dificultades económicas la abocan al fracaso.

Tres empresarios afincados en Madrid –Valentín Ruiz Senén, Luis Urquijo Ussía y Santiago Innerarity Cifuentes, junto al comisionista donostiarra Ángel Gascue Minondo- se reúnen en Donostia ante el notario Luis Barrueta para constituir una sociedad que tiene como objetivo la «construcción, compra, venta, alquiler de vagones y de cuantos elementos puedan servir para los transportes, para la explotación de caminos de hierro y tranvías, y aportar al tráfico nacional, material ferroviario». La nueva sociedad se bautiza como Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) que acabará siendo conocida por sus siglas.

“La Primera Guerra Mundial resulta fundamental para la consolidación de la industria de construcción de material ferroviario en el País Vasco y en el resto de España. Dos factores resultan en este sentido determinantes: por una parte, la imposibilidad de las empresas ferroviarias españolas de seguir abasteciéndose en sus proveedores habituales de Francia, Bélgica, Alemania o Gran Bretaña, ya que sus industrias se centraron en estos años en el esfuerzo de guerra, a lo que se sumaban las graves dificultades para el comercio internacional. De hecho, esta coyuntura facilitó las primeras grandes exportaciones de la industria vasca, en concreto 6.390 vagones suministrados por la fábrica de Beasain a Francia, Bélgica y Portugal”. El párrafo está extraído de la “Introducción a la historia de la industria de construcción de material ferroviario en Euskadi” que Juanjo Olaizola escribió para el VI Congreso de Historia Ferroviaria.

La magnitud que adquiere el negocio le obliga a dotarse de mayores recursos. En su búsqueda, tantea ámbitos cada vez más amplios e inicia una ambiciosa carrera que le llevará a superar muy pronto el techo comarcal de Beasain y Goiherri, para proyectarse en los mercados nacional y extranjero. La empresa guipuzcoana pronto se convierte en el principal constructor de vagones del país, suministrando vehículos completos y toda clase de accesorios a la práctica totalidad de compañías concesionarias españolas, así como a otras sociedades constructoras de material móvil, según asegura Olaizola.

La misma fuente apunta a que con la constitución de Renfe en 1941, la empresa estatal se convertiría en el principal cliente de la firma vasca que, en aquellos años, se asentó en la construcción de locomotoras, con el suministro de las magníficas máquinas eléctricas de la serie 7500. Otros clientes como el Metro de Madrid también adquirieron, progresivamente, un destacado papel en la cartera de pedidos de la compañía. Acuerdos tecnológicos con firmas de prestigio internacional como FIAT, ALCo o Mitsubishi permitieron a CAF dominar el mercado español y realizar, a partir de 1961, exportaciones de componentes, vagones, coches de viajeros, locomotoras diésel y unidades de metro a países como Thailandia, Francia, Yugoslavia, República Democrática Alemana, Túnez, Colombia o Irán. La factoria de Beasain ha ido extendiendo sus tentáculos en otros país, pese a la crisis que ha sufrido el sector ferroviario, que ha sabido capear incorporando otros productos a su cartera.

En estos cien años transcurrido, CAF se ha convertido no solo en el motor económico de Gipuzkoa, sino en una de las empresas españolas de más renombre que compite con las grandes multinacionales del sector. Sus productos (trenes, tranvías y metros) se mueven hoy por las líneas ferroviarias de los cinco continentes. Los 1.650 empleados de aquel lejano 1917, supera los 7.000 en su matriz de Beasain, resto de factorías y filiales.