Archivo de la etiqueta: CAF

Ferrovial encarga a CAF sus trenes en Gales

Ferrovial y su socio francés Keolis han encargado a CAF el suministro de los nuevos trenes que utilizarán para prestar el servicio ferroviario que acaban de adjudicarse en Gales (Reino Unido). El pedido abarca el suministro de un total de 77 trenes y supondrá un importe de más de 500 millones de euros. En virtud del contrato, CAF se encargará de fabricar y mantener 44 trenes de dos coches cada uno y otros 26 de tres coches para que entren en servicio en 2022, además de otros 7 trenes de dos coches programados para septiembre de 2024. Se trata de unidades del modelo que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) ha diseñado para los servicios de transporte regional y de cercanías, el ‘City UK’.

CAF acometerá este pedido en la nueva fábrica que actualmente construye en Newport (Gales del Sur), en la que está realizando una inversión de 30 millones de euros y que prevé tener lista el próximo otoño. De esta forma, la compañía que preside Andrés Arizcorreta da un paso más en reforzar su negocio en Reino Unido, un país estratégico en su política de expansión internacional.

Ferrovial y Keolis, filial de la operadora pública francesa SNCF, se adjudicaron a finales del pasado mes de mayo el contrato de gestión del servicio ferroviario de Gales, para un periodo de quince años y por un importe de 5.000 millones de libras (unos 5.700 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino también potencia con este contrato su negocio en Reino Unido, su primer mercado, así como la actividad de transporte ferroviario con que cuenta en el país, a pesar de que actualmente es más prudente en este mercado ante las incertidumbres generadas por el ‘Brexit’.

En la actualidad, Ferrovial y Keolis ya se encargan de gestionar el servicio del tranvía de Manchester, el mayor de Reino Unido, que se adjudicó a comienzos del pasado año, y desde mediados de 2014 explotan el tren ligero del Este de Londres. Respecto al contrato de Gales, abarca, además de la gestión de los trenes, la del metro de Cardiff. Ferrovial y Keolis comenzará a partir del próximo 14 de octubre a prestar el servicio, que hasta ahora estaba en manos de Arriva, y en el que se han comprometido a introducir una serie de mejoras.

El grupo español y su socio francés ofrecerán, además de nuevos trenes, mejores estaciones, más frecuencias y mayor fiabilidad en el servicio. Así, las dos empresas construirán 5 nuevas estaciones y modernizarán las 247 ya existentes, y prevén realizar con los nuevos trenes de CAF el 95% de los servicios en el horizonte de 2023. El resto de mejoras pasan por lanzar nuevos servicios, invertir en nuevas tecnologías, como la emisión de billetes inteligentes, y articular un nuevo sitio web del servicio, así como un aplicación.

Anuncios

CAF analiza la estrategia de cara al futuro

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) buscará su crecimiento rentable por una “ruta” en la que priorizará el desarrollo de productos y plataformas para sus planes comerciales de material rodante por países y segmentos, así como el aumento de su negocio de mantenimiento de vehículos. En estos retos, la compañía vasca incluye la gestión del “ciclo de vida” de proyectos integrales, seguir creciendo en nuevos servicios y en la oferta de componentes mecánicos y eléctricos, y “profundizar técnica y comercialmente” en las soluciones de señalización ferroviaria.

De esta apuesta de futuro, ha hablado el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, durante la Junta General de Accionistas de la compañía, celebrada en Beasain (Gipuzkoa), en la que ha dado cuenta también de los resultados, ya conocidos, de 2017, ejercicio en el que obtuvo un beneficio neto de 43 millones de euros. El pasado año, los ingresos crecieron el 12%, hasta alcanzar los 1.477 millones, y a 31 de diciembre, su cartera de pedidos alcanzó su máximo histórico, con 6.265 millones de euros.

Arizkorreta dice que el “esfuerzo inversor” y la “apuesta tecnológica” son parte fundamental de la estrategia del consejo de administración para situar a la empresa en la “vanguardia competitiva”, de la misma forma que lo son la búsqueda de alianzas y las operaciones corporativas. El presidente de CAF precisa que, en ese ámbito, 2017 fue un año de “intenso trabajo” en el que se analizaron, “en fases más o menos avanzadas”, más de medio centenar de posibles oportunidades de colaboración estratégica o adquisición. La contratación se concentró de nuevo en el continente europeo, aunque también apareció “con fuerza” la región de Asia-Pacífico, remarca el presidente.

En su referencia al escenario económico global, destaca el “impulso” que viene ganando la inversión por el aumento de la demanda y el comercio, además de la mayor estabilidad en el crecimiento que llega “de la mano de una recuperación más sincronizada geográficamente”. “Pero aunque los riesgos puedan parecer menores, somos también conscientes de que podrían resurgir en cualquier momento por un incremento en la incertidumbre derivada de aspectos políticos y, globalmente, por el impacto de medidas proteccionistas“, advierte.

Arrizkorreta subraya la “sólida posición” de la compañía, cuya deuda financiera es de 219 millones de euros, un 17% menos que en 2016, lo que representa “un factor de certidumbre frente a eventuales episodios de inestabilidad financiera en los mercados de capitales”. La multinacional ha completado su nuevo Plan Tecnológico 2018-2019 que, junto al Plan Estratégico, va a poner en marcha 47 nuevos proyectos de CAF y filiales, y dará continuación a otros 67, con un presupuesto de 40 millones de euros para este año.

La marcha de 2018 responde a las previsiones que manejaban, con “un aumento notable en el conjunto de las actividades industriales“, lo que se ha traducido en una subida de más del 20% en la cifra de ingresos del primer trimestre. “Continuaremos, en todo caso, con la ejecución sistemática y recurrente de programas de contención de gastos, reducción de costes e inventarios, y excelencia en materia de calidad, seguridad y gestión, incluida la de riesgos, de todas las actividades y áreas de negocio del grupo”, ha enfatizado.

Arizkorreta ha hecho alusión asimismo a la “lucha contra la corrupción y el soborno” a la que el informe anual de CAF dedica dos páginas, en las que se señala que la multinacional desarrolla su negocio “teniendo presente la importancia de una gestión adecuada y transparente” y sustentada en un sistema de “buen gobierno corporativo”. No ha mencionado el caso de uno de sus directivos en América Latina al que, según publicaba el periódico El País, CAF ha suspendido de empleo y sueldo porque supuestamente recibió pagos de un exjefe de los servicios secretos de Venezuela que al parecer ocultó en Andorra.

“Vender trenes no es suficiente”, dice CAF

CAF invertirá unos 80 millones de euros al año, la mitad en I+D, con el fin de adaptarse a las nuevas exigencias de un mercado en el que “vender trenes ya no va a ser suficiente” y habrá que ofertar “sistemas de transporte completos”, según asegura el presidente de la compañía, Andrés Arizkorreta. El fabricante ferroviario vasco indica que centra su estrategia en la búsqueda de nuevos mercados y nuevos modelos de negocio en los que, “más allá del tren, se suministre sistemas completos, que incluyan la financiación o la operación, lo que el mercado vaya demandando”.

El presidente de CAF considera que ir a un sistema completo de transporte implica “montar la infraestructura, la electrificación, la señalización, el ‘ticketing’, financiar el sistema y, si es necesario, operarlo”. “Y todo ello basado en una apuesta seria por la tecnología“, añade antes de pronunciar una conferencia en ‘Los viernes de la Cámara de Bilbao’. Dentro de esa estrategia, Arizkorreta destaca la importancia de la digitalización como una “palanca de mejora y de desarrollo” para CAF. “Los trenes van a ser digitales y automáticos, sin conductor y los propios procesos, incluso internos, van a ser también digitales. Hay que dar pasos y son muchos los pasos que hay que dar”, añade.

El presidente de CAF considera que el sector ferroviario es “prácticamente un mercado mundial”, en el que “no hay muchos jugadores” y en el que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) es “más pequeño” que sus competidores y, por ello, ” tiene que hacer algunas cosas mejor”. Arizkorreta asegura que CAF “no descarta nada” en cuanto a eventuales alianzas para crecer, si bien garantiza que no se tomarán decisiones en las que “lo más importante sea el tamaño por el tamaño”. “Nosotros siempre hablamos de crecimiento rentable, aquello que es mayor porque aporta más valor al futuro de la compañía”, detalla al respecto.

El presidente de CAF asegura que las perspectivas de la empresa para este año son “buenas”, tras finalizar 2017 con una cartera de pedidos de 6.200 millones, equivalente a cuatro veces su cifra de ventas de 2017. El beneficio neto es de 11,8 millones de euros en los tres primeros meses de 2018, un 27% más.”No obstante, el corto plazo no es nuestra preocupación, ahora hay que preparar bien el próximo futuro“, asevera Arizkorreta .

El metro de Ámsterdam encarga 30 trenes a CAF

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha sido seleccionado por el operador del transporte público de Ámsterdam, GVB Activa B.V., para el suministro de 30 trenes de tres coches para el metro de la ciudad. El pedido incluye el suministro de este número de trenes, denominados M7, con opción de ampliación hasta 30 unidades adicionales, así como la posible extensión del número de coches hasta los 6 coches por unidad.

Las nuevas unidades para Ámsterdam estarán formados por tres coches, que se pueden acoplar de dos en dos, lo que formará trenes de seis coches. Las unidades del fabricante español reemplazarán un parque más antiguo de vehículos que todavía están en servicio, e incrementarán la capacidad de transporte de pasajeros para la concurrida red de metro de Ámsterdam.

La capital de los Países Bajos tiene una población de más de 800.000 habitantes y es uno de los principales polos de atracción turística en Europa. El sistema de transporte público de la ciudad debe hacer frente a un número creciente de pasajeros, debido a las nuevas áreas residenciales, la creciente actividad económica y el aumento del número de turistas. Con la apertura del nuevo North-South Metroline, el metro se ha convertido en la columna vertebral del transporte público de Ámsterdam.

Las unidades estarán preparados para operar de forma automática sin conductor, además estarán equipados con equipos de última generación y sistemas de información para pasajeros, estando diseñados para ser eficientes energéticamente y facilitar su mantenimiento.

CAF ya se adjudicó en 1994 el proyecto para suministrar 37 unidades de metro para GVB. Desde entonces, estos vehículos dan servicio en la red de metro de Ámsterdam. Más recientemente, en el año 2016, GVB adjudicó también a CAF un contrato para el suministro de 63 tranvías (15G), proyecto que se encuentra en ejecución. El grupo suma este nuevo proyecto a los contratos en curso que está ejecutando actualmente para otros clientes en los Países Bajos: 118 EMU para los Ferrocarriles Holandeses y 27+22 tranvías para la Provincia de Utrecht.

La empresa de Beasain eleva la cifra de contratación en estos primeros cuatro meses del año hasta los 350 millones de euros aproximadamente, incluyendo también los recientes contratos de Metro Barcelona, Tranvías de Vitoria y ampliación de Metro Nápoles, lo que sitúa la cartera de pedidos de la compañía cerca de la cifra récord de finales del 2017.

Más trenes con amianto en Metro de Madrid

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, asegura que se ha detectado nuevas piezas con amianto en la cabina del conductor, en los mismos trenes donde ya se había encontrado, en el modelo 2000 y también en algunos modelos 5000 segunda clase, pero “no tienen riesgo ni los conductores ni el personal de mantenimiento” porque no tienen exposición. Así lo ha aseverado Carabante en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara regional, antes de comparecer en la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras sobre el plan de Accesibilidad de Metro 2016-2020. “Hay presencia de amianto en la cabina, pero no hay exposición y no hay riesgo ni para los conductores ni el personal de mantenimiento”, asevera.

Según explican fuentes sindicales y de la compañía, se trata de una placa aislante de protección de resistencias y una placa de aislamiento de la base soporte de conexión de resistencia, que se ubican en un armario dentro de la cabina del conductor. Carabante asegura que el hallazgo de esta nueva pieza con contenido de amianto, dentro del plan de actuación que han puesto en marcha en Metro de acuerdo con los sindicatos de analizar todas las piezas de los trenes, en concreto, en la cabina del conductor.

Esta pieza, según ha explicado, “no es accesible”, ya que el hallazgo en las cabinas ha sido en un componente de aislamiento eléctrico en el cual, lo eléctrico de la cabina “no es accesible porque hay que abrir una puerta para tener acceso a esa chapa”. No obstante, el consejero delegado del suburbano ha indicado que “se han paralizado todas las tareas de mantenimiento” en relación con la manipulación de esa pieza y han tomado mediciones “con una muestra significativa de estos trenes, “eliminando cualquier posibilidad de que haya fibras de amianto en el ambiente“. En total, se han realizado mediciones (12) en superficie y en ambiente y todas ellas han dado resultado negativo.

Fuentes de la compañía indican que se trata de un elemento “no friable”, es decir, que no desprende partículas. Su manipulación, siguiendo el protocolo, se realizará por una empresa acreditada hasta su retirada. Desde Metro exponen que el plan de desamiantado recoge la retirada de este material en trenes antes de 2019. Además, los trenes en los que se ha detectado son los mismos donde ya se había encontrado el amianto, en el modelo 2000, de hace 30 y 35 años de antigüedad donde se usó el amianto “como elemento importante de construcción de las instalaciones”.

Estos 33 trenes, ya estaban paralizados en el protocolo que pusieron en marcha con los sindicatos, al haber encontrado la presencia de este material “no porque sea peligroso, sino porque hay que hacer tareas de mantenimiento en los trenes y por un criterio de prudencia ante la presencia del mismo están paralizados esos trenes”. Además, Carabante ha señalado que ya el martes se va a proceder al desamiantado de los seis primeros trenes como está previsto en el plan. En concreto, se sustituirá el elemento conocido como ‘apagachispas’. La primera fase de ese plan de desamiantado está dotado con 140 millones de euros para eliminar el amianto del material móvil y también de las instalaciones estaciones.

Los sindicatos presentes en la comisión de seguimiento -UGT, Sindicato de Técnicos de Metro Madrid, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre- apuntan que la compañía está realizando una auditoría exhaustiva de su material pues en algunos casos el material no está descrito de forma adecuada en la ficha técnica. A su vez, han reclamado a la compañía que proceda al reconocimiento “inmediato” de la enfermedad profesional a varios trabajadores afectados por asbestosis (los sindicatos aluden a otros dos más aparte del ya confirmado) y un Plan de Emergencia Urgente para la retirada del material con amianto en caso de que se detecte en “zonas de riesgo”. En este punto, exigen que la compañía no recurra el dictamen de la Seguridad Social en caso de validar ese reconocimiento de enferemdad profesional.

También plantean una modificación del plan de retirada de amianto en las estaciones y se dé prioridad a aquellas que tienen, a su juicio, mayor riesgo por estar presente este material en bóvedas. Fuentes sindicales exponen que hay estaciones en las que el amianto en bóveda se aprecia de forma más visible y que son estos elementos los que se deben retirar primero. El portavoz de UGT en el suburbano, Teo Piñuela advierte que la prioridad es la “seguridad de los trabajadores” y que se deben aplicar cuanto antes este plan de desamiantado para evitar cualquier riesgo a la plantilla.

El consejero delegado de metro recuerda que la retirada de amianto tiene que realizarla “una empresa especializadas” y “eso conlleva un plazo amplio“, pero ha aseverado que van a garantizar igualmente “las condiciones de seguridad”. La Fiscalía Provincial de Madrid abrió diligencias de investigación penal a raíz del acta remitida por la Inspección de Trabajo de Madrid en la que detallaba que Metro de Madrid no había adoptado las medidas suficientes para evitar la exposición de sus trabajadores de mantenimiento a la presencia de amianto en alguno de los materiales de los trenes. A este respecto, Carabante ha asegurado que la “próxima semana” podrán remitir toda la documentación a la Fiscalía.

CAF, mejor empresa española en Reino Unido

La Cámara Oficial de Comercio de España en Gran Bretaña ha concedido su tradicional Galardón Anual a la empresa española del año 2017 a CAF, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, en reconocimiento a su actividad desarrollada en Reino Unido en el transcurso del año pasado. El embajador de España en Reino Unido, Carlos Bastarreche, así como el presidente de la Cámara, Javier San Basilio, hicieron entrega del premio al presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, en un acto celebrado este pasado jueves en la Embajada de España, ante más de 250 representantes del sector empresarial español y británico.

Según informa la Cámara, con este prestigioso galardón quiere reconocer la apuesta de CAF por el mercado británico, en el que lleva trabajando desde el año 1994, cuando obtuvo el contrato para el suministro de los trenes de Heathrow Express. Desde entonces hasta ahora, la empresa ha tenido una presencia continuada en el país cubriendo una amplia gama de vehículos y servicios, como el suministro de trenes diésel para NIR (Ferrocarriles de Irlanda del Norte), los tranvías de Edimburgo y Birmingham o la selección más reciente por parte de operadores como Arriva, First Group, Serco y West Midlands Trains para el suministro y mantenimiento de nuevos trenes que operarán en las líneas que recorren el norte del país.

Esta actividad culminó el año pasado al adquirir la prestigiosa firma de ingeniería británica BWB Consulting, que ayudará a consolidar la presencia del Grupo CAF en el país y a reforzar su posición como proveedor de servicios integrales de transporte. Asimismo, se encuentra en fase de construcción una nueva planta de producción de CAF en el Reino Unido, que estará situada en Newport (Gales) y se estima que esté operativa durante el segundo semestre de 2018. Con una facturación anual de más de 22 millones de libras, BWB cuenta con una plantilla formada por más de 300 personas, habiendo experimentado un importante crecimiento durante los últimos años gracias al éxito de su modelo de negocio.

BWB desempeñará un papel clave en los planes de CAF para diversificar y ampliar la presencia del Grupo en los mercados de habla inglesa, así como para expandir sus servicios de ingeniería del transporte a nivel internacional. La vocación internacional del Grupo CAF adquiere especial relevancia en el Reino Unido, donde cuenta, a día de hoy, con una cartera de pedidos superior a los 1.200 millones de euros.

La estrategia de CAF de los últimos años le ha permitido pasar de tener como actividad principal el suministro de material rodante a ofrecer soluciones integrales de transporte, cubriendo las necesidades del sector ferroviario en todos los ámbitos (proyectos llave en mano, operación de las líneas, su financiación, etc.). De esta manera, CAF es a día de hoy capaz de optar a grandes operaciones y a proyectos cada vez más complejos.

Pasaia embarca trenes para Amsterdam

El puerto de Pasaia inició el pasado viernes un nuevo tráfico en las líneas regulares de la naviera UECC. Se trata de la carga de la primera UT (Unidad de Transporte) de vagones modelo Civity para transporte de pasajeros, construido por CAF, y destinado al tranvía de Amsterdam, según ha informado en un comunicado. Estas unidades llegan desde CAF al puerto guipuzcoano en camiones y se colocan sobre mafis (plataformas especiales con ruedas) de 62 a 72 pies para ser embarcados en el buque Autosky de UECC, modificado para admitir este tipo específico de carga rodante. El ritmo de transporte será de unos cinco trenes al mes, con embarques semanales de hasta siete coches por embarque.

Estos trenes darán servicio a la red ferroviaria de los Países Bajos. “Tienen un diseño atractivo y un alto nivel de eficiencia energética, con wifi, tomas de corriente eléctrica, USB, espacios para bicicletas y con accesos a pasajeros con movilidad reducida”, precisan fuentes del sector. Los trenes que formarán una flota de 68 trenes de tres coches y 50 de cuatro, tienen un diseño transparente, abierto y atractivo, y un alto nivel de eficiencia energética.

GVB Activa B.V., empresa pública encargada de la operación del transporte en la ciudad de Amsterdam, ha elegido a CAF para el suministro de sus nuevos tranvías. El contrato incluye el suministro de 63 unidades, contemplando adicionalmente opciones de ampliación hasta 60 tranvías más. Los tranvías circularán en la red urbana de Amsterdam que tiene una longitud de 213,3 kilómetros. La red actualmente está formada por 16 líneas con un total de 490 estaciones. La ciudad de Amsterdam, capital de los Países Bajos, cuenta con una población de 800.000 habitantes, y es uno de los principales centros turísticos y económicos de Europa.

La naviera ha explicado que parten los viernes desde la terminal de Noatum UECC Terminal Pasajes en el puerto de Pasaia para llegar a la Terminal Broekman del puerto de Rotterdam los lunes. Una vez descargados, su destino final será Amsterdam. Las líneas regulares de UECC conectan Pasaia con todos los puertos en Reino Unido y Norte de Europa, y transportan tanto automóviles, que es su principal carga, como otras mercancías en plataformas rodantes. La flexibilidad de los buques adscritos a esta línea les permite adaptarse a cargas que, como estos trenes de CAF, requieren de un transporte adaptado a sus extraordinarias dimensiones.

Hay que recordar que en el año 1994, GVB Activa B.V. ya adjudicó a CAF el proyecto de suministro de 37 unidades, que operan desde entonces, dando servicio en la red de metro de la ciudad de Amsterdam.

Diez unidades de CAF para el metro de Barcelona

La comisión delegada de contratación del Consejo de Administración de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha elegido a CAF para el suministro de 10 trenes para la red de metro de la ciudad. El volumen de la operación asciende a más de 75 millones de euros. Estas unidades irán destinadas a las líneas 1, 3 y 5, con el objetivo de incrementar el material móvil de las líneas y poder hacer frente a la creciente demanda de usuarios en dichas líneas.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha anunciado que la compra de trenes tiene como objetivo la mejora de la oferta de metro que la empresa ha planificado con el horizonte del año 2020, y que supondrá un incremento de capacidad del 20% en las horas punta de los días laborables. El pedido incluye cuatro trenes de la serie 6000 para la línea 1, dos trenes de la serie 5000 para la línea 3 y cuatro más del mismo modelo para la línea 5. Estas unidades se unirán a las más de 100 suministradas anteriormente por CAF para la red metropolitana de la capital catalana.

De esta forma, podrá hacer frente al aumento de la demanda de utilización del transporte público que se está produciendo en el área de Barcelona y que se espera que continúe a medio plazo, fruto de las políticas públicas de movilidad y medio ambiente. Para el año 2020, el objetivo es alcanzar los 144 trenes en circulación simultánea, 17 más que los actuales y 24 más (un 20%) respecto a enero del 2017.

CAF destaca que este nuevo proyecto “reafirma la confianza de las redes de transporte de algunas de las principales ciudades del mundo, donde operan unidades de CAF, tales como Washington, México D.F., Roma, Bruselas, Hong Kong, Argel, Sao Paulo, Santiago de Chile, Medellín, Estambul, Bucarest o Helsinki”. De igual manera, remarca que “refuerza la cartera de pedidos actual de CAF, que a cierre de 2017 ascendía a 6.265 millones de euros, récord de la empresa en su historia”.

Buenos Aires retira trenes de Metro Madrid

El metropolitano de Buenos Aires ha retirado, de forma preventiva, tres trenes del modelo CAF 5000 que adquirió a Metro de Madrid en el año 2011 y solicita al suburbano madrileño que confirme si en los vehículos hay presencia de amianto. Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE) adopta esta medida tras conocer que Metro de Madrid confirma la presencia de este mineral, denominado también asbesto y que está prohibido en Argentina, en determinados componentes eléctricos en vehículos e instalaciones. Este material “no representa riesgos para los pasajeros ni para los operarios si no es manipulado” y la retirada de los vehículos no afectará a la frecuencia de esta línea.

En 2011, el suburbano madrileño traspasó 24 trenes a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado de la gama 5000, a los que se unieron 12 más en el año 2012. Metro de Madrid confirmaba hace unos días que varios trenes del modelo 5000 y 2000, con una antigüedad entre 30 y 35 años, tenían en su interior un componente eléctrico con amianto, que se prohibió en el año 2002 para nuevas construcciones.

El suburbano señala que a partir de ese ejercicio se adoptaron medidas de seguridad para evitar la exposición y que la presencia no entraña riesgos para los viajeros. A su vez, recalca que estos elementos se encapsularon a partir de la prohibición y que el protocolo de la compañía evita la exposición a este mineral por parte de los empleados, a los que se exhorta a no manipular esos elementos. Metro de Madrid ha realizado mediciones en seis subestaciones y un tren de su red para detectar si hay fibras de amianto en las instalaciones y todas ellas han dado negativo.

La compañía prevé realizar exámenes médicos a un total de 413 trabajadores de labores de mantenimiento y obras y que ya se han obtenido los resultados de las pruebas de 342 empleados, todos ellos negativos. En ese grupo también se contempla los más de 50 empleados relacionados con mantenimiento de escaleras mecánicas.

La Inspección de Trabajo ha levantado un acta de infracción que propone una sanción de 191.000 euros contra Metro de Madrid al entender que no adoptó medidas suficientes para prevenir la seguridad y salud de los trabajadores ante exposición de amianto. El acta contra el suburbano alude a una infracción “muy grave” en materia de normativa de seguridad laboral relativas con la prevención de enfermedades relacionadas con el amianto.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, explica que la propuesta de sanción se comunicó a la compañía y que Metro presentará alegaciones, para lo que tiene un plazo de 15 días. También asegura que existe un caso de un trabajador de mantenimiento ha contraído una enfermedad (cáncer de pulmón) por presencia de amianto y sospecha que puede haber un segundo caso de un trabajador afectado.

Control inteligente de los trenes

Euskal Trenbide Sarea (ETS), Euskotren y CAF han presentado sendos acuerdos para el desarrollo de tecnología ferroviaria puntera que permita su implantación en la red vasca, así como la posterior internacionalización de estos productos y servicios innovadores. Uno de los proyectos a evolucionar consistirá en el desarrollo de un CBTC, sistema inteligente de control de la circulación ferroviaria, en la red de ETS-Euskotren, que contribuirá a incrementar la seguridad y eficacia del servicio. Este servicio se presentó ayer en las cocheras de Araso en Irun (Gipuzkoa), con asistencia de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia; el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta; y los directores generales de ETS y Euskotren, Aitor Garitano e Imanol Leza, respectivamente.

ETS, Euskotren y CAF van a trabajar de manera conjunta en la implantación y desarrollo del CBTC en la Línea 3 del Metro de Bilbao. Según han explicado los responsables de las citadas entidades, “en líneas metropolitanas, como por ejemplo la L-3 del Metro de Bilbao, gestionada por ETS y explotada por Euskotren, la utilización de este tipo de sistemas supone un salto tecnológico que redunda en la seguridad y en el aumento de prestaciones de la línea, sin olvidar aspectos como conducción eficiente, señalización optimizada o ahorro energético”. El acuerdo, firmado entre las dos sociedades públicas dependientes del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras y CAF, tiene como objetivo “aportar al mercado una innovación importante con relación a lo actualmente existente”.

El punto a destacar es la compatibilidad del sistema CBTC a desarrollar y el estándar europeo de señalización ERTMS (European Rail Traffic Management System), cuya implantación en los corredores prioritarios ferroviarios de la Unión Europea es una condición específica. En esa línea “existe una demanda creciente en la optimización de la explotación y la seguridad en redes con alta frecuencia (metros), sin desdeñar la interoperabilidad entre servicios de este tipo y otros de media y larga distancia (cercanías, convencionales o de alta velocidad)” que, sobre todo, en los accesos a ciudades, comparten infraestructura. Esto implica la necesidad de compatibilizar los sistemas de conducción y de seguridad-señalización de ambos tipos de explotación.

La línea 3 del Metro de Bilbao es un caso donde pueden aplicarse las potencialidades de este sistema, ya que combina una explotación tipo Metro con una de cercanías, al confluir los trenes internos a la misma con los que llegan de Durango y San Sebastián. Todo ello, además, en una infraestructura dotada de sistemas de señalización y de seguridad conformes a los requerimientos más estrictos a nivel europeo.

La colaboración entre las tres empresas no se circunscribe únicamente a que las pruebas puedan desarrollarse en la Línea 3 de Metro de Bilbao, ya que se abre la posibilidad a que se pueda extender, por ejemplo, en el ‘Topo’ de San Sebastián, una vez que finalicen las obras de la variante ferroviaria, o en la red vasca. ETS y Euskotren aportarán su experiencia en gestión y explotación para así conseguir que el producto de CAF pueda abrirse a nuevos mercados. Tapia recuerda que Euskotren “ha pasado de ofrecer frecuencias de 60 minutos a frecuencias de 7,5 minutos en entornos metropolitanos”. “Ello nos obliga a adaptarnos a las nuevas necesidades analizando la evolución de la demanda, tenemos que ser pioneros e incorporar el CBTC, un sistema de control de circulación inteligente, superando la frontera tecnológica”, afirma.

“Estamos hablando de una innovación tecnológica en el ferrocarril que desarrollaremos de la mano de CAF, un sistema que nos permitirá gestionar los servicios que ofrecemos en una línea de metro cada 7,5 minutos combinando con otros servicios regionales que se incorporarán cada 15 minutos en una misma línea”, dice la consejera vasca. Tapia avanza que Euskadi se está preparando para “el transporte del futuro, un sistema que hace frenar o acelerar al tren de forma automática, que detecta el tráfico de la línea o que predice cual es la velocidad correcta a la que un tren debe transcurrir por una curva, mejorando en seguridad, capacidad y la eficiencia”. “Transitamos a un escenario futuro en la que podremos disponer de trenes de conducción automática“.

El otro proyecto presentado en el que trabajan Euskotren y CAF lleva por nombre Estudio de patrones de mantenimiento predictivo, es decir, la utilización de Internet y el Big data para aplicarla al desarrollo del ferrocarril. Se trata de “ser capaces de utilizar y controlar el conjunto ingente de datos que se genera en un tren con alto grado de automatización y de detectar patrones de mantenimiento y poder aplicar reglas preventivas que tengan como objetivo mejorar la operatividad de los trenes de las series 900 y 950 de Euskotren”, apuntan en su presentación. A partir de las posibilidades que ofrece un tren de última generación para la captación y almacenamiento de datos, la innovación del sistema reside en un uso inteligente de los mismos para mejorar la disponibilidad del material móvil. El “tren digital” permite controlar a tiempo real cada una de sus partes, ya que cada una de ellas está conectada al sistema.

El sistema detecta cualquier anomalía de “forma predictiva“, de manera que cuando “una parte del tren no funciona o rinde en los parámetros que le corresponde” proporciona un aviso para que sea pueda realizar el mantenimiento, arreglo o sustitución de las piezas. De este modo, el sistema establece unos patrones que pueden ser perfectamente exportables a otras explotaciones ferroviarias, lo que constituye “una oportunidad para abrirse a nuevos mercados“. Este proyecto se enmarca en una política de promover acuerdos de desarrollo de proyectos I+D que aborda diferentes temáticas, algunas de las cuales se incluyen dentro de las iniciativas Shift2rail y Horizon2020 de la Comisión Europea para el desarrollo del sistema ferroviario en la Unión Europea.