Archivo de la etiqueta: CAF

Inquietud en el Metro Barcelona

Los trabajadores del Metro de Barcelona exigen a la empresa la “retirada de los trenes en los que se haya detectado MCA (material con amianto) y la no manipulación del resto”, como reclaman en una carta dirigida a Esther Chamorro, responsable de Relaciones Laborales de Ferrocarril Metropolitá de Barcelona SA. El hallazgo de pintura bituminosa seca a base de amianto en dos coches del metro barcelonés extiende la inquietud entre la plantilla, según fuentes sindicales. Barcelona ha retirado dos coches, mientras en Madrid, solo por los hallazgos del mineral cancerígeno en la pintura de los trenes, ya lleva 124 vehículos apartados de la circulación.

La carta, emitida este jueves por el Comité de Empresa y firmada en L’Hospitalet por José Manuel Moreno, delegado de Prevención de CCOO, exige que se aproveche lo ya investigado en las apariciones precedentes de amianto en el Metro madrileño y, por lo tanto, que “prioricen las revisiones en Barcelona con los elementos con MCA detectados en Madrid, y se realice una revisión profunda”. Los trabajadores piden en su misiva una serie de medidas urgentes de prevención que hasta ahora no se están realizando. Entre ellas, que se limpien y aspiren los fosos de los talleres de mantenimiento de los trenes, que paren los trabajos en esas zonas mientras no se limpien, que “al personal que está en contacto con MCA se le lave la ropa en el centro de trabajo” y, además, un examen médico a toda la plantilla.

Esther Chamorro dirigió una nota al comité de empresa el pasado 16 de octubre afirmando que, si bien se detectó ese día “entre el cinco y diez por ciento” de crisolito de amianto en la pintura bituminosa de un tren de la serie 4000, la muestra hallada es “no friable”. En estado friable están aquellas sustancias líquidas (como la pintura) que, una vez se secan y degradan, se fraccionan o convierten en polvo. El amianto ataca a los pulmones por la inhalación de sus microfibras.

Metro de Barcelona está realizando mediciones de la presencia de amianto en sus trenes desde julio pasado, concretamente en sus convoyes de las series 2000, 3000 y 4000, vehículos de la marca CAF algunos de los cuales también han dado positivos de mineral tóxico en el Metro de Madrid. Y recordó a sus trabajadores el 16 de octubre que “en todas las mediciones ambientales realizadas en los talleres de Metro, trenes y el resto de la red (…) no se ha detectado presencia de amianto que suponga un riesgo para la seguridad y salud de las personas”.

En la carta de este jueves, los trabajadores exigen que se forme a todo el personal en los peligros del amianto y su adecuado tratamiento, enseñanzas que hasta ahora no se han impartido. Además reclaman que “se amplíe el número de muestreos” para “evitar falsos negativos”, que se tomen muestras en las zonas de los trenes “donde haya mayor manipulación y puedan estar más deterioradas” y que a los delegados sindicales de prevención se les avise con tiempo suficiente “con el fin de estar presentes en las revisiones y toma de muestras”.

Anuncios

Argentina se deshace de los 5000 de Madrid

El presidente de la empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) asegura que llevarán a la chatarra los coches comprados a Metro de Madrid en 2011 y en los que se ha detectado la presencia de amianto. Así lo transmitía este martes la publicación de la capital argentina ‘Nueva Ciudad’. De acuerdo con este medio, el presidente de la empresa estatal dice que «hemos contratado a una empresa autorizada para que hagan la disposición final de los componentes con amianto. A los coches se los mandará a la chatarrería».

Los trenes fueron vendidos por Metro de Madrid a los responsables del suburbano de Buenos Aires en 2011. Pero este año, al descubrirse en la capital española la existencia de amianto en componentes de varios trenes, también se realizaron inspecciones en Argentina para comprobar el estado de los convoyes que llegaron de España. La empresa bonaerense, tras abrir una comisión para estudiar el asunto -en respuesta a las protestas de los representantes de los trabajadores de la compañía- ha acabado reconociendo la presencia de asbesto en la Línea B del Metro bonaerense.

«Ante la primera noticia de que los coches de CAF 5000 tenían materiales con asbesto, preventivamente los retiramos de circulación», dijo el presidente de la compañía, Eduardo de Montmollín, en una entrevista con el portal enelSubte. Y agregó: «Hemos contratado, con intervención de la Agencia de Protección Ambiental, a una empresa autorizada para que hagan la disposición final de los componentes con amianto. A los coches se los chatarreará».

El entonces alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, acudió en persona a Madrid para inspeccionar los convoyes antes de formalizar la compra. Dos meses más tarde Sbase anunciaba la compra de 36 coches a la española Constructora y Auxiliares de Ferrocarriles (CAF). El contrato se firmó por 4,2 millones de euros y los coches viajaron en barco desde el puerto de Bilbao. “Llegaron en pésimo estado”, según la Prensa de la época. En el taller, los mecánicos argentinos debieron ‘canibalizar’ vagones para quitar piezas y usar como repuesto de otras averiadas.

El diario Crónica informaba en 2013 daba cuenta de algunos de los problemas detectados en el material español: “Motores y baterías quemadas, compresores rotos, cambios electromecánicos que no figuraban en los planos, ancho insuficiente de los vagones”. Dos años después de la compra, sólo se había puesto en funcionamiento un tren de las seis formaciones adquiridas.

Hace unos meses la Pensa argentina aseguraba que, “de confirmarse el hallazgo de asbesto en los CAF 5000 –sacados de circulación de forma preventiva- iniciará acciones legales contra Metro de Madrid por vender coches con este material, prohibido en ambos países al momento de la transacción”. Los medios de comunicación locales hablan de la posible crisis de transporte porteño si se encontrara amianto en los modelos CAF 6000, que Metro Madrid vendió a Subterráneos de Buenos Aires. En la línea B circulan diez trenes de este modelo (60 coches), mientras que otros 24 permanecen fuera de servicio y sin fecha cierta de incorporación.

Amianto en la pintura aislante de algunos 5000

Metro de Madrid vuelve a detectar amianto en la pintura aislante que se utiliza en elementos internos de trenes modelo 5000 segunda clase, que prestan servicio en la línea 6. Tras la notificación a los trabajadores, han quedado suspendidas la actividad y las labores de mantenimiento en las unidades con este material. Así lo recoge una circular interna de la compañía dirigida al servicio de mantenimiento y que da cuenta del positivo detectado en amianto en esta pintura bituminosa que hace funciones de aislante superficial de determinadas piezas y elementos de estos vehículos.

Metro expone que esta pintura, en su estado “original” es “no friable” (no desprende fibras) si bien “en estado degradado puede convertirse en friable”, por lo que los trabajos de mantenimiento “preventivo y correctivo pueden verse afectados” ante la presencia de material con amianto. La circular muestra fotografías de los cuatro emplazamientos en los que se ha detectado esta pintura con asbesto en el interior de los trenes modelo 5000 segunda clase.

La serie 5000 es la más antigua de todo el parque móvil del Metro de Madrid, con una media de edad de entre 15 y 30 años. Consturido por CAF, los primeros 32 coches de la serie se incorporaron en 1982. Los demás fueron puestos en servicio progresivamente hasta 1986. Por fuera estaban decorados en azul. En la actualidad circulan por la línea 6, junto con la serie 8400.

El documento, fechado el 28 de septiembre, determina que todos los trabajos de mantenimiento sobre estas unidades quedan temporalmente suspendidos, si bien especifica que gran parte de esas labores ya estaban paralizadas. “Cualquier actividad a realizar sobre los trenes cautelarmente paralizados, incluidos las maniobras y movimientos, deberán ser autorizados por el responsable del área de mantenimiento”, recoge la circular de Metro.

Recientemente Metro sustituyó ocho trenes que circulaban por la línea 5 tras haber detectado amianto en la pintura que recubre algunos elementos situados en los bajos de los coches y en la cabina, donde se encuentran tapados. También explicó que el hecho de que esa pintura hubiera un “pequeño porcentaje” de amianto no ha supuesto ningún riesgo para trabajadores ni viajeros, ya que además de no tener acceso a los elementos que recubría dicha pintura, el estado de la misma era no friable, es decir, que no emitía fibras.

(Imagen André Marques. Wikimedia Commons)

Los 3000 de Metro de Madrid, a doble tensión

Los trenes transformados a doble tensión de la S3000 de Metro de Madrid han comenzado a prestar servicio en la línea 5. Los vehículos, que originariamente solo podían circular en las líneas alimentadas a 1500V, ya pueden hacerlo a 600V en las líneas de gálibo estrecho que aún tienen esa tensión de alimentación. Desde ahora, la línea 5 contará con doce trenes (72 coches) más modernos que irán entrando en servicio progresivamente hasta marzo de 2019.

El equipo de Ingeniería de la fábrica de Bombardier en Trápaga ha liderado las diferentes fases del proyecto de transformación, en colaboración con los equipos técnicos del resto de miembros del consorcio (CAF y Siemens). El alcance de los trabajos de Bombardier en este proyecto es de un 42%, aproximadamente.

Desde Trápaga, Bombardier ha sido la compañía responsable del desarrollo del nuevo software del tren, definiendo las nuevas curvas de esfuerzo para Línea 5, así como del suministro del cofre de carga bitensión y del cofre de reactancia de filtro. Además, la compañía canadiense también fue la encargada de la modificación del ondulador de tracción, así como del cofre seccionador-disyuntor, incluyendo sus traslados tanto a la fábrica de Bombardier en Trápaga (Vizcaya), como a Metro de Madrid, para proceder a su instalación final.

Tras varios meses de pruebas y consolidación de servicio en la línea 3 de metro, los trenes ya han comenzado a circular en la línea 5, ampliando la flexibilidad operativa de la flota, mejorando sus prestaciones y aumentando el confort para los pasajeros.

Este proyecto, que constituye una nueva muestra de la confianza de Metro de Madrid en el know how y la tecnología de Bombardier, consolida el liderazgo de la compañía canadiense en el desarrollo e implementación de soluciones de equipos de propulsión para Metro Madrid, como lleva ya haciendo desde hace más de 40 años.

En marzo de 2008, los vehículos de la serie 3000 circulan por las líneas 2, 3, 4, y 5, y desde el 3 de agosto de 2018 lo hacen por el Ramal. Comenzaron a circular por la línea 3 con su reapertura tras las obras, el 30 de septiembre de 2006. Por la línea 3 circulan en composiciones de seis coches MRSSRM (S motriz sin cabina) monotensión a 1500 Vcc, cuya numeración arranca en el 3001-3006, mientras que por las líneas 2, R, 4 circulan en composiciones de 4 coches MRSM bitensión, cuya numeración arranca por el 3403-3408. Desde el 13 de junio de 2018 circulan por la línea 5 doce trenes de esta serie, que fueron transformados en unidades bitensión para poder prestar servicio en esta línea.

Construidas por CAF, con diversos materiales de Siemens y Bombardier, la serie 3000 consta de coches de gálibo estrecho (ancho de vía 1445 mm y 2.30 m de ancho del tren) que tienen un diseño moderno, basado en la serie 8000 de gálibo ancho, y un fuelle que permite la conexión entre coches mediante un pasillo diáfano, y además constan de varias mejoras tecnológicas de última generación.

Talgo y CAF, a por por el macropedido del HS2

Talgo ha recibido la comunicación de que se mantiene precalificada en la competición por el ‘AVE británico’ tras la revisión de licitadores preseleccionados para suministrar el material rodante HS2 para el Reino Unido. Por su parte, CAF ha sido repescada para competir por este contrato de suministro de 54 trenes de Alta Velocidad para la línea de Alta Velocidad que unirá Londres y Birmingham, un pedido valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.112 millones de euros)

Talgo reitera su compromiso de trabajar estrechamente con la cadena de suministro del Reino Unido en la fabricación de trenes HS2 en el Reino Unido. En palabras del director de Talgo en el Reino Unido, Jon Veitch: “Talgo trabajará para ofertar los trenes más rápidos, más respetuosos con el medio ambiente y más cómodos con la mejor relación calidad-precio. Creemos que nuestros trenes traerán innovación y una eficiencia sin precedentes al mercado del Reino Unido”.

Sobre los planes de Talgo en Reino Unido, Veitch añadió que, al mismo tiempo, “Talgo ayudará a regenerar la base industrial del país británico. Nos hemos comprometido a abrir una fábrica en el Reino Unido si ganamos este importante contrato que proporcionará hasta 1.000 nuevos empleos locales para trabajos de ingeniería e innovación, así como otros puestos de soporte que se necesitan en cualquier zona industrial. Además, Talgo buscará colaborar con proveedores y utilizar la experiencia de todo el Reino Unido. Los planes de Talgo también incluyen importantes oportunidades de aprendizaje, capacitación y educación en Inglaterra, Escocia y Gales.”

Talgo ha pasado varios meses identificando y preseleccionando potenciales emplazamientos para la fábrica, entre los que se encuentran Chesterfield, Leeds, Liverpool, Escocia y Gales. En los próximos meses, revelará la localización que considera óptima para llevar a cabo sus planes anunciados en Reino Unido, en los que buscará maximizar las oportunidades para la regeneración económica local.

En Beasain también celebran la nueva. El fabricante ferroviario guipuzcoano, que inicialmente quedó fuera del proceso de preselección de candidatos al concurso, ha sido incluido ahora por el interés de la High Speed Two (HS2), la empresa pública británica promotora, de procurar un proceso “más competitivo”, toda vez que dos de los concurrentes (Siemens y Alstom) han anunciado su fusión y otros dos (Bombardier e Hitachi), se han aliado. De esta forma, CAF competirá por hacerse con el ‘macropedido’ con estas compañías que ya estaban invitadas a la puja desde finales del pasado año junto a la también española Talgo.

Se da la circunstancia de que los dos fabricantes españoles serán los únicos que concurrirán en solitario. Todos ellos deberán presentar a la HS2 sus ofertas por el pedido el próximo otoño. El proyecto en liza consiste en el suministro de 54 tres de Alta Velocidad y su posterior mantenimiento durante un periodo mínimo de doce años. Los vehículos se entregarán de forma escalonada entre 2024 y 2026, fecha en la que está prevista la puesta en servicio del que será primer corredor AVE británico. Reino Unido busca un tren de muy Alta Velocidad, con capacidad para circular a hasta 360 kilómetros por hora, y que presente los “más altos” estándares de calidad, fiabilidad, confort y sostenibilidad ambiental.

En caso de que CAF o Talgo se alzaran con el contrato, introduciría el ‘sello español’ en la nueva línea británica, toda vez que las grandes constructoras españolas no lograran ninguno de los contratos de obras de construcción de la infraestructura adjudicados justo hace un año. Tan sólo Ferrovial se había hecho antes, a finales de 2016, con trabajos preliminares de un tramo durante la fase de proyecto.

Respecto a CAF, la eventual adjudicación del pedido reforzaría la destacada presencia con que ya cuenta en Reino Unido, donde, de hecho, actualmente culmina la construcción de una fábrica en Gales, en la que, según ha avanzado, fabricaría los trenes de la Alta Velocidad británica. En un comunicado, la compañía destacó que su tren de Alta Velocidad ‘Oaris’ cuenta con “la más avanzada tecnología además de comodidad y seguridad, proporcionando además conectividad digital”. En el caso de Talgo, compite con su tren AVE ‘Avril’, con el que a finales de 2016 logró el último gran contrato de suministro de nuevos trenes de Alta Velocidad de España.

CAF y Talgo optan al megaproyecto argentino

CAF y Talgo analizan su posible participación en uno de los proyectos ferroviarios más relevantes de Argentina, que abarca la renovación del sistema metropolitano de Buenos Aires y que conlleva una inversión superior a los 1.700 millones de euros (2.000 millones de dólares). Además de las empresas españolas, muchas de las cuales, como Talgo, aún no ha decidido formalmente si concurrirán finalmente a esta licitación, figuran otras compañías como Bombardier, Alstom, Hyundai o Mitsubishi, según señalan fuentes del sector.

Este proyecto, que se enmarca en el programa de infraestructuras lanzado por Mauricio Macri, está previsto que comience en la segunda mitad de 2020, finalice en 2023 y se desarrolle bajo el régimen de Participación Público-Privada (PPP). Este nuevo proyecto ferroviario formará parte de la Red de Expresos Regionales (RER) y contempla el suministro y el mantenimiento durante 10 años de 169 trenes que permitirán doblar hasta 1.500 el número de actual de coches en servicio.

La nueva red ferroviaria proyectada permitirá interconectar 6 líneas de trenes metropolitanos de Buenos Aires que actualmente no se vinculan entre sí, y evitará hacer trasbordos para quienes tienen como destino el área central de la Ciudad o deseen viajar entre los distintos municipios de la región metropolitana de Buenos Aires. Para ello, las líneas de trenes que hoy tienen cabecera en Retiro, Once y Constitución se extenderán a través de la construcción de 20 km nuevos de red y se vincularán entre sí con 8 nuevas estaciones subterráneas. Está previsto que este proyecto beneficie a más de 10 millones de personas.

Además de este proyecto, que será clave para el desarrollo de Latinoamérica, a nivel internacional también figuran grandes actuaciones ferroviarias como el AVE de Egipto que busca unir El Cairo con Luxor, Asuán y Hurghada y que ha suscitado el interés de empresas como Talgo o Imathia, tal y como apuntan las mismas fuentes.

Argentina está inmersa en un ambicioso proceso para modernizar sus infraestructuras tras años de parálisis. Entre las actuaciones más demandadas destaca el impulso de las infraestructuras, del ferrocarril y de proyectos de transmisión de energía, entre otras actuaciones. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha expresado su respaldo al programa de ayuda financiera a Argentina, que incluye flexibilidad para elevar el gasto social, aunque ha advertido de que requerirá un fuerte compromiso político y de toda la sociedad argentina.

Ferrovial encarga a CAF sus trenes en Gales

Ferrovial y su socio francés Keolis han encargado a CAF el suministro de los nuevos trenes que utilizarán para prestar el servicio ferroviario que acaban de adjudicarse en Gales (Reino Unido). El pedido abarca el suministro de un total de 77 trenes y supondrá un importe de más de 500 millones de euros. En virtud del contrato, CAF se encargará de fabricar y mantener 44 trenes de dos coches cada uno y otros 26 de tres coches para que entren en servicio en 2022, además de otros 7 trenes de dos coches programados para septiembre de 2024. Se trata de unidades del modelo que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) ha diseñado para los servicios de transporte regional y de cercanías, el ‘City UK’.

CAF acometerá este pedido en la nueva fábrica que actualmente construye en Newport (Gales del Sur), en la que está realizando una inversión de 30 millones de euros y que prevé tener lista el próximo otoño. De esta forma, la compañía que preside Andrés Arizcorreta da un paso más en reforzar su negocio en Reino Unido, un país estratégico en su política de expansión internacional.

Ferrovial y Keolis, filial de la operadora pública francesa SNCF, se adjudicaron a finales del pasado mes de mayo el contrato de gestión del servicio ferroviario de Gales, para un periodo de quince años y por un importe de 5.000 millones de libras (unos 5.700 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino también potencia con este contrato su negocio en Reino Unido, su primer mercado, así como la actividad de transporte ferroviario con que cuenta en el país, a pesar de que actualmente es más prudente en este mercado ante las incertidumbres generadas por el ‘Brexit’.

En la actualidad, Ferrovial y Keolis ya se encargan de gestionar el servicio del tranvía de Manchester, el mayor de Reino Unido, que se adjudicó a comienzos del pasado año, y desde mediados de 2014 explotan el tren ligero del Este de Londres. Respecto al contrato de Gales, abarca, además de la gestión de los trenes, la del metro de Cardiff. Ferrovial y Keolis comenzará a partir del próximo 14 de octubre a prestar el servicio, que hasta ahora estaba en manos de Arriva, y en el que se han comprometido a introducir una serie de mejoras.

El grupo español y su socio francés ofrecerán, además de nuevos trenes, mejores estaciones, más frecuencias y mayor fiabilidad en el servicio. Así, las dos empresas construirán 5 nuevas estaciones y modernizarán las 247 ya existentes, y prevén realizar con los nuevos trenes de CAF el 95% de los servicios en el horizonte de 2023. El resto de mejoras pasan por lanzar nuevos servicios, invertir en nuevas tecnologías, como la emisión de billetes inteligentes, y articular un nuevo sitio web del servicio, así como un aplicación.

CAF analiza la estrategia de cara al futuro

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) buscará su crecimiento rentable por una “ruta” en la que priorizará el desarrollo de productos y plataformas para sus planes comerciales de material rodante por países y segmentos, así como el aumento de su negocio de mantenimiento de vehículos. En estos retos, la compañía vasca incluye la gestión del “ciclo de vida” de proyectos integrales, seguir creciendo en nuevos servicios y en la oferta de componentes mecánicos y eléctricos, y “profundizar técnica y comercialmente” en las soluciones de señalización ferroviaria.

De esta apuesta de futuro, ha hablado el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, durante la Junta General de Accionistas de la compañía, celebrada en Beasain (Gipuzkoa), en la que ha dado cuenta también de los resultados, ya conocidos, de 2017, ejercicio en el que obtuvo un beneficio neto de 43 millones de euros. El pasado año, los ingresos crecieron el 12%, hasta alcanzar los 1.477 millones, y a 31 de diciembre, su cartera de pedidos alcanzó su máximo histórico, con 6.265 millones de euros.

Arizkorreta dice que el “esfuerzo inversor” y la “apuesta tecnológica” son parte fundamental de la estrategia del consejo de administración para situar a la empresa en la “vanguardia competitiva”, de la misma forma que lo son la búsqueda de alianzas y las operaciones corporativas. El presidente de CAF precisa que, en ese ámbito, 2017 fue un año de “intenso trabajo” en el que se analizaron, “en fases más o menos avanzadas”, más de medio centenar de posibles oportunidades de colaboración estratégica o adquisición. La contratación se concentró de nuevo en el continente europeo, aunque también apareció “con fuerza” la región de Asia-Pacífico, remarca el presidente.

En su referencia al escenario económico global, destaca el “impulso” que viene ganando la inversión por el aumento de la demanda y el comercio, además de la mayor estabilidad en el crecimiento que llega “de la mano de una recuperación más sincronizada geográficamente”. “Pero aunque los riesgos puedan parecer menores, somos también conscientes de que podrían resurgir en cualquier momento por un incremento en la incertidumbre derivada de aspectos políticos y, globalmente, por el impacto de medidas proteccionistas“, advierte.

Arrizkorreta subraya la “sólida posición” de la compañía, cuya deuda financiera es de 219 millones de euros, un 17% menos que en 2016, lo que representa “un factor de certidumbre frente a eventuales episodios de inestabilidad financiera en los mercados de capitales”. La multinacional ha completado su nuevo Plan Tecnológico 2018-2019 que, junto al Plan Estratégico, va a poner en marcha 47 nuevos proyectos de CAF y filiales, y dará continuación a otros 67, con un presupuesto de 40 millones de euros para este año.

La marcha de 2018 responde a las previsiones que manejaban, con “un aumento notable en el conjunto de las actividades industriales“, lo que se ha traducido en una subida de más del 20% en la cifra de ingresos del primer trimestre. “Continuaremos, en todo caso, con la ejecución sistemática y recurrente de programas de contención de gastos, reducción de costes e inventarios, y excelencia en materia de calidad, seguridad y gestión, incluida la de riesgos, de todas las actividades y áreas de negocio del grupo”, ha enfatizado.

Arizkorreta ha hecho alusión asimismo a la “lucha contra la corrupción y el soborno” a la que el informe anual de CAF dedica dos páginas, en las que se señala que la multinacional desarrolla su negocio “teniendo presente la importancia de una gestión adecuada y transparente” y sustentada en un sistema de “buen gobierno corporativo”. No ha mencionado el caso de uno de sus directivos en América Latina al que, según publicaba el periódico El País, CAF ha suspendido de empleo y sueldo porque supuestamente recibió pagos de un exjefe de los servicios secretos de Venezuela que al parecer ocultó en Andorra.

“Vender trenes no es suficiente”, dice CAF

CAF invertirá unos 80 millones de euros al año, la mitad en I+D, con el fin de adaptarse a las nuevas exigencias de un mercado en el que “vender trenes ya no va a ser suficiente” y habrá que ofertar “sistemas de transporte completos”, según asegura el presidente de la compañía, Andrés Arizkorreta. El fabricante ferroviario vasco indica que centra su estrategia en la búsqueda de nuevos mercados y nuevos modelos de negocio en los que, “más allá del tren, se suministre sistemas completos, que incluyan la financiación o la operación, lo que el mercado vaya demandando”.

El presidente de CAF considera que ir a un sistema completo de transporte implica “montar la infraestructura, la electrificación, la señalización, el ‘ticketing’, financiar el sistema y, si es necesario, operarlo”. “Y todo ello basado en una apuesta seria por la tecnología“, añade antes de pronunciar una conferencia en ‘Los viernes de la Cámara de Bilbao’. Dentro de esa estrategia, Arizkorreta destaca la importancia de la digitalización como una “palanca de mejora y de desarrollo” para CAF. “Los trenes van a ser digitales y automáticos, sin conductor y los propios procesos, incluso internos, van a ser también digitales. Hay que dar pasos y son muchos los pasos que hay que dar”, añade.

El presidente de CAF considera que el sector ferroviario es “prácticamente un mercado mundial”, en el que “no hay muchos jugadores” y en el que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) es “más pequeño” que sus competidores y, por ello, ” tiene que hacer algunas cosas mejor”. Arizkorreta asegura que CAF “no descarta nada” en cuanto a eventuales alianzas para crecer, si bien garantiza que no se tomarán decisiones en las que “lo más importante sea el tamaño por el tamaño”. “Nosotros siempre hablamos de crecimiento rentable, aquello que es mayor porque aporta más valor al futuro de la compañía”, detalla al respecto.

El presidente de CAF asegura que las perspectivas de la empresa para este año son “buenas”, tras finalizar 2017 con una cartera de pedidos de 6.200 millones, equivalente a cuatro veces su cifra de ventas de 2017. El beneficio neto es de 11,8 millones de euros en los tres primeros meses de 2018, un 27% más.”No obstante, el corto plazo no es nuestra preocupación, ahora hay que preparar bien el próximo futuro“, asevera Arizkorreta .

El metro de Ámsterdam encarga 30 trenes a CAF

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha sido seleccionado por el operador del transporte público de Ámsterdam, GVB Activa B.V., para el suministro de 30 trenes de tres coches para el metro de la ciudad. El pedido incluye el suministro de este número de trenes, denominados M7, con opción de ampliación hasta 30 unidades adicionales, así como la posible extensión del número de coches hasta los 6 coches por unidad.

Las nuevas unidades para Ámsterdam estarán formados por tres coches, que se pueden acoplar de dos en dos, lo que formará trenes de seis coches. Las unidades del fabricante español reemplazarán un parque más antiguo de vehículos que todavía están en servicio, e incrementarán la capacidad de transporte de pasajeros para la concurrida red de metro de Ámsterdam.

La capital de los Países Bajos tiene una población de más de 800.000 habitantes y es uno de los principales polos de atracción turística en Europa. El sistema de transporte público de la ciudad debe hacer frente a un número creciente de pasajeros, debido a las nuevas áreas residenciales, la creciente actividad económica y el aumento del número de turistas. Con la apertura del nuevo North-South Metroline, el metro se ha convertido en la columna vertebral del transporte público de Ámsterdam.

Las unidades estarán preparados para operar de forma automática sin conductor, además estarán equipados con equipos de última generación y sistemas de información para pasajeros, estando diseñados para ser eficientes energéticamente y facilitar su mantenimiento.

CAF ya se adjudicó en 1994 el proyecto para suministrar 37 unidades de metro para GVB. Desde entonces, estos vehículos dan servicio en la red de metro de Ámsterdam. Más recientemente, en el año 2016, GVB adjudicó también a CAF un contrato para el suministro de 63 tranvías (15G), proyecto que se encuentra en ejecución. El grupo suma este nuevo proyecto a los contratos en curso que está ejecutando actualmente para otros clientes en los Países Bajos: 118 EMU para los Ferrocarriles Holandeses y 27+22 tranvías para la Provincia de Utrecht.

La empresa de Beasain eleva la cifra de contratación en estos primeros cuatro meses del año hasta los 350 millones de euros aproximadamente, incluyendo también los recientes contratos de Metro Barcelona, Tranvías de Vitoria y ampliación de Metro Nápoles, lo que sitúa la cartera de pedidos de la compañía cerca de la cifra récord de finales del 2017.