Archivo de la etiqueta: sindicatos

Fomento ofrece diálogo para evitar la huelga

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confía en el diálogo para que finalmente se pueda evitar la huelga convocada por CCOO en Renfe y Adif para el viernes 29 de septiembre. “Confío en que sentándonos, hablando y explicando con transparencia asuntos que, es cierto que quizá aún no hemos explicado, podamos resolver el conflicto”, explica De la Serna en declaraciones a TVE.

El ministro atribuye el “déficit de información” sobre determinados planes y proyectos en materia ferroviaria “en unos casos a que aún se está trabajando en ellos y, en otros, porque aún no se tiene concreción de las ideas”. El sector ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 00.00 horas hasta las 23.00 horas del próximo 29 de septiembre como medida de presión por “la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas”.

CCOO convocó este martes a los trabajadores de Renfe y Adif a secundar una jornada de huelga en protesta por la disminución de empleo en estas compañías y la falta de información que, según el sindicato, recibe del Ministerio y de las operadoras sobre temas “que afectan a su viabilidad y su futuro”.

El sindicato que preside Unai Sordo denuncia que Renfe y Adif suman una plantilla total de 26.000 trabajadores, frente a los 32.000 con que contaban en 2005, antes del inicio de la liberalización del transporte en tren, que arrancó entonces por el negocio de mercancías. “Se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”, considera el sindicato.

Respecto al “déficit” de información CCOO denuncia la falta de diálogo de las compañías y Fomento sobre la revisión de las conexiones de tren regional y cercanías consideradas de servicio público que actualmente se aborda, el “deterioro de las infraestructuras por falta de mantenimiento” y la próxima liberalización del transporte de viajeros en tren.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que en opinión del sindicato “empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios”, y exige una tasa de reposición muy superior al 100%. El secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, Manuel Nicolás Taguas, considera “intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todos los empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%“.

Taguas denuncia el “oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias” en asuntos “tan importantes” como la definición de las Obligaciones de Servicio Público para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, “así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Anuncios

Aviso de huelga en Renfe y Adif

Otoño viene caliente. El escenario ferroviario se complica de cara a la nueva temporada. A las protestas de Extremadura y Andalucía por la escasa atención del tren en su territorio, se suman las movilizaciones de algunos sindicatos, que organizan paros y protestas que afectan al personal de servicio en los convoyes y a la totalidad de las plantillas sujetas al convenio, que exigen la contratación den más trabajadores.

CCOO convoca una jornada de huelga de 23 horas en Adif y el grupo Renfe para el próximo 29 de septiembre “como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas”. El secretario general del sector ferroviario de CCOO, Manuel Nicolás Taguas, explica que, al sindicato, “no le ha quedado otra salida” que la convocatoria de esta protesta, que se llevará a cabo desde las 00.00 horas hasta las 23.00, ante “el oscurantismo” del Ministerio de Fomento y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en varios asuntos.

Taguas menciona algunos asuntos como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina. Según CCOO, se pretende “revertir” la tendencia a una disminución de las plantillas que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario.

En 2005, las plantillas de las empresas públicas ferroviarias sumaban 32.000 trabajadores, mientras que ahora apenas superan los 26.000, lo que significa la pérdida de casi 6.000 empleos que “habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”. CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos “casi temerarios”, en múltiples ocasiones.

El sindicato exige un plan de ingresos de personal “muy por encima” de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que “haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios”, ha denunciado. En cuanto a las posibles razones de índole económica, aunque “sin ser un motivo expreso de esta convocatoria”, CCOO considera “intolerable” la disminución de poder adquisitivo desde 2010 que rondará a finales del presente ejercicio un 15%.

En los próximos días, es posible que se sumen a la convocatoria otras fuerzas sindicales del sector e incluso se organicen nuevas movilizaciones contra la política que mantienen Renfe y Adif y la escasa respuesta que hasta el momento han dado a los planteamientos de los trabajadores.

CGT convoca huelga para el 28 de julio

La Confederación General de Trabajo (CGT) ha convocado una huelga de 23 horas en Renfe y Adif para el próximo día 28 de julio contra “el desmantelamiento del ferrocarril público y la destrucción de empleo en el sector ferroviario”, según adelanta este sindicato, minoritario en ambas empresas publicas. CGT, sindicato minoritario en ambas empresas, con una representación de un 12% en Renfe y un 16% en Adif, ha tomado la decisión de convocar la protesta “una vez agotadas todas las vías de negociación, los plazos marcados por esta organización y la paciencia derivada de la buena voluntad negociadora”.

La organización sindical ha explicado que la falta de respuesta por parte de Renfe y Adif a sus reivindicaciones colectivas genera “mucha incertidumbre dentro del colectivo ferroviario ante la falta de futuro de las propias empresas, poniendo en entredicho la continuidad del ferrocarril como servicio público”. CGT exige, entre otras cuestiones, soluciones en materia de empleo y la calidad del mismo, compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril, frenar las continuas externalizaciones de las cargas de trabajo o plantear “salidas” dignas de las empresas, a través de mecanismos como la jubilación parcial con contrato de relevo.

“Buscamos acabar con el inmovilismo de las direcciones para conseguir viejas reivindicaciones, mantener los derechos adquiridos y recuperar los perdidos ante la acción desmanteladora y privatizadora de ambas empresas y de sucesivos gobiernos, tras muchos años de lucha dentro de un sector esencial para el desarrollo de un país”, subraya el sindicato.

Nuevo paro en el metro de Barcelona

El servicio de Metro de Barcelona volverá a verse afectado este lunes por una huelga parcial de los trabajadores, que reclaman incluir sus exigencias en el convenio colectivo, con paros de dos horas en cada turno: de las 7.00 a las 9.00; de las 16.00 a las 18.00, y de las 20.30 a las 22.30 horas. Los paros, dentro de una huelga indefinida convocada para cada lunes no festivo, contarán con unos servicios mínimos decretados por la Generalitat del 40% entre las 7.00 y las 9.00 y entre las 16.00 y las 18.00 -por ser horas puntas-, mientras que serán del 20% entre las 20.30 y las 22.30.

La dirección y la plantilla negocian el convenio colectivo desde otoño de 2015, momento desde el que trabajadores han convocado diversas jornadas de huelga, algunas coincidiendo con grandes eventos, como el Mobile World Congress de 2016 y el Primavera Sound del mismo año.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) recomienda a los ciudadanos evitar usar el Metro buscando transportes alternativos y planificar los desplazamientos, y ha destacado que, durante esta semana de reuniones con mediación, ambas partes han acercado posturas, y están “trabajando sobre un texto cada vez más acotado“.

Las otras tres huelgas -los lunes 24 de abril, 8 y 15 de mayo- se desarrollaron sin incidentes, aunque tuvo que regularse la afluencia de pasajeros en las estaciones de la Sagrera y la Sagrada Família por aglomeraciones en el primer paro, y en Diagonal en la tercera huelga. Sin embargo, los paros causaron aglomeraciones en los andenes y obligaron a realizar regulaciones de pasajeros en algunas estaciones para garantizar la seguridad.

Las dos partes enfrentadas están trabajando alrededor de un documento entregado la semana pasada por la dirección y que los sindicatos consideran insuficiente. Entre los obstáculos principales para un acuerdo, destacan las externalizaciones de servicios y la resistencia de la dirección a ampliar la plantilla de Metro. Cualquier eventual preacuerdo deberá ser ratificado por las asambleas de trabajadores antes de ser aceptado.

Los sindicatos y la dirección del Metro superan ya las 70 reuniones para intentar acordar un convenio colectivo en una negociación que se inició hace ya más de un año y medio. En la última sesión celebrada este viernes, con la mediación de la Generalitat, se han acercado posiciones en algunos de los asuntos tratados, aunque ha sido insuficiente para desconvocar los paros, según informa UGT.

Metro Madrid, sin taquilleros

El servicio de taquillero tradicional en las 92 estaciones de la red que aún contaban con esta figura desaparece del metro de Madrid. A partir de ahora son ‘supervisores comerciales’, “no solamente van a atender sus cometidos, sino otros mucho más importantes, como ayudar a los usuarios que lo necesiten a comprar el billete en las máquinas billeteras, asesorarles en cualquier trayecto o facilitarles información que necesiten sin un cristal de por medio. Además, podrán supervisar el estado de las instalaciones de su estación, de tal modo que se podrá agilizar las reparaciones de las instalaciones que lo necesiten ya que podrán avisar a los encargados del mantenimiento de una manera más ágil y rápida en caso de que sea necesario”, informa la empresa.

Desde Metro afirman que culmina así su plan de mejora de atención al usuario con la transformación de las últimas taquillas en un modelo de atención comercial directa. Hasta ahora, el personal de taquilla sólo podía emitir billetes que se pagaran con efectivo, y ya en 2016 Metro obtuvo la mayor parte de la recaudación a través de pagos por medios electrónicos, en concreto, el 52% del total. El modelo ya estaba presente en dos tercios de las estaciones de toda la red. Desde el 1 de abril, las últimas 92 estaciones que aún contaban con taquillas modernizarán su servicio.

El cambio de personal de taquilla a supervisor comercial está consensuado con todos los sindicatos de Metro y aparece como uno de los compromisos que tomó la empresa en el convenio colectivo 2016-2019, firmado por la dirección y los representantes de los trabajadores. El supervisor comercial puede atender al usuario en cualquier punto de la estación. Se trata de un sistema de atención directa y personalizada al cliente, que sustituye a las tradicionales taquillas de venta, sin eliminar puestos de trabajo.

Este cambio no supondrá ninguna reducción de personal, sino la evolución de una figura a otra con el objetivo de ofrecer un mejor servicio al usuario. No en vano, Metro contratará antes de que acabe 2019 un total de 590 nuevos trabajadores, entre los que destacan 350 nuevas plazas de jefes de sector, que ocuparán los puestos de supervisor comercial, por lo que Metro reforzará en los próximos meses la atención directa al usuario no sólo con la culminación de este modelo, sino también con la contratación de más personal dedicado a ello.

Huelga del personal de a bordo del AVE

servicio-restauracion-trenes-renfe

El personal que presta servicios de a bordo en los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe está llamado a secundar siete días consecutivos de huelga desde este domingo y hasta el próximo 5 de marzo. Con los paros, convocados por los sindicatos UGT, CC.OO. USO, Sindicato Ferroviario y CGT, reclaman reactivar la negociación del convenio de este colectivo con Ferrovial, la compañía a la que Renfe contrató para que realice los servicios a los viajeros a bordo de sus trenes.

El paro arranca a la 1.00 horas de este domingo 26 de febrero y se prolongará de forma ininterrumpida hasta la misma hora del próximo domingo 5 de marzo. A esta huelga están llamados los alrededor de 2.000 empleados que se encargan de la restauración, la distribución de prensa y los servicios de entretenimiento, de la megafonía y de la cafetería de los trenes, entre otras labores.

Renfe asegura que el paro no tiene impacto alguno en la circulación de los trenes, sólo a los servicios que se prestan durante el viaje, cuando “algunos trenes pueden circular sin tripulación de servicio o con menos personal, lo que puede suponer una carencia total o parcial de las prestaciones”. No obstante, la operadora ofrece a los viajeros la posibilidad de cambiar o anular sin coste alguno los billetes para viajar en los días de paro.

Los sindicatos convocantes denuncian que Ferrovial ha manifestado su intención de dejar en suspenso el convenio colectivo de estos trabajadores tras más de un año de negociaciones para renovarlo. Asimismo, protestan en contra del expediente de regulación de empleo temporal que la compañía ha planteado para unos 400 trabajadores, mediante una reducción de jornada, y aseguran que se pretende modificar las condiciones laborales.

Ferrovial asegura haber planteado más de 200 medidas en el marco de la negociación del nuevo convenio, con el que busca adeucar las condiciones laborales del colectivo a los actuales tiempos de viaje de los trenes AVE, dado que las actuales se fijaron cuando los tardaban más horas en realizar sus trayectos y, por tanto están desfasadas. Según la compañía, este desfase provoca que un “privilegiado colectivo” de personal, alrededor del 30% de la plantilla, esté cobrando un 20% de sus horas de trabajo sin que efectivamente se realicen. Ello supone una pérdida de 350.000 horas de trabajo al año, según detallan fuentes de Ferrovial, que indican que el salario medio del sector es de unos 40.000 euros anuales.

Ferrovial se adjudicó en 2013 la prestación del servicio a bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe y subrogó a la plantilla de la empresa que hasta entonces realizaba este servicio para la operadora ferroviaria pública.

Renfe aborda el rescate de su división de mercancías con un reajuste de su plantilla

mercancias-renfe-miranda-aerea

Renfe Mercancías ha planteado un ajuste, mediante traslados voluntarios, de unos 146 trabajadores, alrededor del 11% de su plantilla actual, como primera medida del plan que la compañía ferroviaria aborda para superar las pérdidas de esta división y garantizar su viabilidad futura. El plan de ‘rescate’ de la operadora para el negocio de Mercancías, además del ajuste de gastos, contempla su salida al exterior, la intermodalidad y optimizar el transporte de carga hacia y desde los puertos.

Renfe acaba de abrir una mesa de negociación con los sindicatos con representación en la compañía para abordar una reorganización de los recursos humanos de la filial de mercancías, que cuenta con unos 1.300 empleados. El ajuste planteado por la empresa, actualmente en negociación, afectará a personal administrativo. Supondrá así la salida de una quinta parte (el 24%) de los 600 empleados de oficina y se abordará mediante traslados voluntarios a otras divisiones (viajeros, fabricación y mantenimiento y dirección central).

En cuanto al resto de empleados de Mercancías, fundamentalmente maquinistas, Renfe determinará si también son necesarios ajustes una vez concluya la convocatoria de traslados abierto en toda la compañía y el plan de bajas voluntarias que lanzará este año.

Renfe Mercancías anunció su intención de lanzar un plan para reflotar la empresa el pasado mes de octubre, tras el nombramiento de Abelardo Carrillo como nuevo director general del área. Para ello, constituyó una Jefatura de Área Internacional y una nueva Dirección General Comercial. De esta forma, Renfe aparcó definitivamente el proyecto de abrir la filial de Mercancías a un socio industrial, que la empresa del Ministerio de Fomento venía analizando desde hacía unos años.

Mercancías es la única de las cuatro sociedades filiales en que se estructura Renfe en pérdidas. En la primera mitad de 2016 reportó ‘números rojos’ de 20,9 millones de euros, tras recortar un 11,6% sus ingresos, hasta 11,33 millones. No obstante, ello no impide que todo el grupo Renfe, contemple cerrar 2016 en beneficios, encadenando así su segundo año consecutivo de ganancias de la historia, gracias fundamentalmente al tirón del AVE.

La situación de Renfe Mercancías deriva del limitado peso del ferrocarril en el transporte de carga en España y de la pérdida de negocio de la compañía pública desde que en 2005 el sector se abrió a la competencia. Según un reciente estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV), el tren sólo transporta el 5% de las mercancías que se mueven por el país. Renfe Mercancías controla el 70% de este reducido negocio, si bien las operadoras privadas han venido elevado su peso desde el 14% hasta el 29,5% en sólo los últimos cinco años.

Huelga de los maquinistas de Euskotren

tren-estacion-amara

La Asamblea de Trabajadores de Amara y Araso (Gipuzkoa) de Euskotren ha aprobado convocar nuevas jornadas de huelga, secundadas por los sindicatos LAB e independientes, en enero y febrero. Estos paros afectarán especialmente a los desplazamientos a San Sebastián, que celebra este viernes su fiesta patronal, ya que para este jueves están convocados de 19.00 a 00.00 horas y este viernes durante todo el día, aunque habrá servicios mínimos decretados por el Gobierno vasco.

Los días 24 y 26 de enero, 13, 15 y 17 de febrero los paros serán de 6.25 a 08.35 horas y de 17.25 a 19.35 horas. El día 25 de febrero la huelga será de 16.00 a 22.00 horas, y los días 28 de enero y 11 de febrero de 11.55 a 16.05 horas. Asimismo, los días 30 de enero, 1, 3, 21 y 23 de febrero habrá paros de 6.55 a 9.05 horas y de 17.55 a 20.05 horas y los días 7, 9 y 27 de febrero de 7.25 a 09:35 horas y de 18.25 a 20.35 horas.

La primera de las causas que motivan esta huelga es que el aumento de plantilla fija que “ha impuesto” la dirección de Euskotren, generado por la implantación de las nuevas frecuencias en la línea Hendaia-Lasarte y en la línea de Amara-Zumaia, es “claramente insuficiente para mantener las condiciones laborales y desarrollo de la actividad del colectivo de Agente de Tren anteriores al 12 de septiembre”. Asimismo, denuncian que la dirección “se sigue negando a establecer, de forma inmediata, un plan de transporte” para todo el personal afectado por el traslado a la nueva residencia de Araso, así como su actitud “inmovilista” durante las negociaciones, “rechazando de forma sistemática todas las propuestas de la Parte Social que solucionaban, en gran parte, problemas como la fiabilidad del servicio, los trenes de reconocimiento o el transporte para la plantilla”.

Los sindicatos recuerdan que en el mes de julio la dirección “rompió las negociaciones con la imposición de los cuadros de servicio”, los cuales entraron en vigor el día 12 de septiembre, al tiempo que señalan que la sociedad pública ha interpuesto una demanda judicial contra los trabajadores que integraban el Comité de Huelga, los sindicatos y el Comité Permanente, por “unos paros que nunca llegaron a realizarse, ya que fueron desconvocados”.

“El objetivo de la huelga es conseguir un aumento de plantilla fija de Agentes de Tren suficiente para mantener las condiciones laborales y desarrollo de la actividad del colectivo de anteriores al 12 de septiembre, que los trabajadores de la residencia de Araso tengan acceso a transporte público para acudir a sus puestos de trabajo y que la dirección desista en la demanda interpuesta”, han concluido.

Otra huelga en el metro de Londres

metrolondres

Los londinenses se enfrentan al caos en el transporte al comienzo de la semana laboral, después de que dos sindicatos que representan a trabajadores en el metro de Londres dijeron que iban a tener una huelga de 24 horas desde la noche del domingo. El operador de Metro Transport for London (TfL) explica que la mayoría de las estaciones en el centro de Londres estarían cerradas debido a la acción de los sindicatos RMT y TSSA en una disputa sobre los niveles de personal tras el cierre de las taquillas en los últimos años. El paro en el metro es parte de una ola de huelgas que golpean a los pasajeros de trenes y pasajeros británicos a comienzos de 2017.

Miles de viajeros están sufriendo la peor interrupción ferroviaria de Gran Bretaña en décadas en una disputa sobre el papel que debe ser para abrir y cerrar las puertas en los trenes del sur, mientras que el personal de British Airways golpeará durante dos días sobre el pago el martes. TfL diceo que los servicios no comenzarán hasta las 0700 GMT del lunes y que se verán gravemente reducidos en la red, sin trenes de estaciones como Victoria, Kings Cross y Waterloo.

El metro de Londres, más conocido como el tubo, transporta hasta 4,8 millones de pasajeros al día. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, hace un llamamiento a los sindicatos para que cancelen la huelga, que según él causaría miseria a millones de trabajadores y turistas en la ciudad. “Mi mensaje a los sindicatos es claro: no es demasiado tarde para cancelar esta huelga y volver a la mesa de negociaciones por el bien de todos los londinenses”, dice. “He pedido a Transport for London que continúe negociando y estaremos disponibles para tratar de resolver esta disputa“.

TfL dice que se acordó que se necesitaba más personal en las estaciones, y que ya había comenzado a reclutar a 200 trabajadores adicionales. Steve Griffiths, director de operaciones de Londres Underground, asegura que no hay necesidad de huelga. “Siempre tuvimos la intención de revisar los niveles de personal y hemos tenido discusiones constructivas con los sindicatos”, dijo el domingo.

Pero el secretario general de TSSA, Manuel Cortes, asegura que la oferta de TfL no fue lo suficientemente lejos. “Mientras que (nuestros representantes) aceptan la oferta de más personal es un paso en la dirección correcta para restablecer los estándares de seguridad de los tubos, no creen que la oferta devuelva esos estándares con la urgencia que ahora se necesita”, dijo. (Reporte de Paul Sandle, edición de Alison Williams).

El líder del sindicato de transportes RMT, Mick Cash, asegura que esperan que la dirección del Metro de Londres llegue con un conjunto de mejoras que solucionen los problemas del desempleo y las malas condiciones laborales y así no tenga que haber huelga. El otro sindicato que también participa en las negociaciones (TSSA), también se muestra abierto a nuevas conversaciones para evitar la huelga del metro. Su secretario general, Manuel Cortes, explica que el equipo de negociación está disponible para llegar a un acuerdo.

Fomento confía en despejar los problemas para la apertura de los talleres de Renfe en Valladolid

talleres-paramos-san-isidro-adif

Valladolid respira más aliviada. No hay fechas aún, pero nada hay en este momento que aleje las previsiones más optimistas sobre el futuro ferroviario. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, garantiza la carga de trabajo en los talleres de Renfe en Valladolid. El titular de la cartera lanza un mensaje de “tranquilidad” a sindicatos y trabajadores en cuanto a su traslado, y garantiza el pago de 60 millones de deuda de la operación del soterramiento. De la Serna, no obstante, no quiere establecer plazos y pillarse los dedos, como su antecesora en el cargo, quien aseguraba que en 2016 ya estaría el taller completamente operativo.

El retraso en el traslado a los nuevos talleres de Renfe en Valladolid “es ajeno” al voluntad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), asegura el ministro que ayer compareció en rueda de prensa junto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con quien ha repasado las necesidades de la Comunidad en lo que afecta a su departamento. De la Serna confía en que “no se prolongue” ese traslado, y que en dos meses haya una “decisión de la administración concursal” respecto a una de las empresas proveedoras de material para los nuevos talleres, y que se puedan “retomar los trabajos”.

“El mensaje es de tranquilidad para los sindicatos y trabajadores”, en cuanto que intentará que se haga “en el menor tiempo posible”.El ministro sostiene que la operación de integración del ferrocarril en Valladolid “es compleja”, aunque para ayudar a resolver la situación económica traslada el “compromiso del Gobierno de España” de pagar los 60 millones que les corresponden en la devolución de la deuda que tiene con los bancos la sociedad alta velocidad creada para la operación, y que asciende en total a 400 millones. “Otras administraciones pueden optar por la vía de la financiación, avalando la operación, en lugar de con una aportación directa”, explica.

De la Serna sostiene que es en el seno de esa sociedad -de la que forman parte el Ayuntamiento, la Junta, Adif y Renfe- donde “se tiene que alcanzar un consenso en función de cual sea la alternativa que se decida”. El ministro explica que tratarán de agilizar todos los trámites que correspondan a Adif para “el traslado definitivo de los talleres y que se pueda liberar el suelo -de los actuales-“ para financiar la operación. Insiste en que tratarán de que “el traslado de los talleres no sea un elemento de bloqueo”, y aclara que el Gobierno “no tiene ningún otro plan” que no sea que toda la actividad se quede en esas instalaciones, en referencia a un posible recorte en la carta de trabajo del que han avisado los sindicatos.

Los nuevos talleres incluirán revisiones y mantenimiento tanto de trenes convencionales -eléctricos o diésel- como de alta velocidad. Cuando se encuentren a pleno rendimiento, será de un millón de horas. Según los datos de Renfe, los talleres van a absorber el 40% de las intervenciones a los trenes de la operadora. En su ubicación habitual, cuenta con 479 trabajadores contratados, más 201 externos procedentes de empresas subcontratadas, según cuentan los representantes de la empresa dependiente del Ministerio de Fomento.

“Es el taller más moderno y más tecnológico de España y de Europa”, decía hace unos meses la titular de Fomento, Ana Pastor, quien sostenía que, cuando estén en funcionamiento, se convertirán en un “nudo de actividad industrial” para Valladolid, Castilla y León y España.

La nave de los talleres ferroviarios suma una superficie construida de 77.000 metros cuadrados dentro del espacio total del complejo (186.500 m2), con una longitud máxima de 420 metros lineales y capacidad de albergar 35 vías en su interior. Dispone también de zona de oficinas, vestuarios, espacio de aparcamientos, depuradora y central de tracción.

Técnicos de Renfe explicaban hace semanas que la entrada de los trenes al complejo se realizará a través del nudo norte, ya que no se ha completado el conocido como ‘by-pass’ de mercancías, mientras que accederán al interior por vías, pero el movimiento por las distintas áreas de las naves se hará mediante colchones neumáticos. A ello se suman los espacios de Adif (343.300 metros cuadrados) y de Redalsa (171.500 m2).