Archivo de la etiqueta: Japón

Alfa-X el nuevo shinkansen japonés para 2030

La compañía ferroviaria japonesa JR East comenzará a probar en 2019 un nuevo modelo de tren Shinkansen capaz de alcanzar los 360 kilómetros por hora. El modelo, bautizado Alfa-X, será la base para una nueva generación de trenes bala japoneses que la compañía pretende tener operativos para 2030, y su primer prototipo contará con diez coches.

El Alfa-X superará notablemente la velocidad de los Shinkansen que circulan actualmente por el trazado ferroviario nipón, entre los cuales los más rápidos son los de la serie E5 Hayabusa, empleados en la línea que conecta Tokio con la región de Tohoku (norte) y que alcanzan los 320 km/h. La nueva generación de trenes bala japoneses comenzaría a operar al mismo tiempo en que está prevista la extensión de la línea de alta velocidad hasta la ciudad de Sapporo, en Hokkaido, la isla principal más septentrional del archipiélago nipón.

Las últimas inauguraciones fueron las del tramo Nagano-Kanazawa en 2015 y el primer tramo de la Hokkaidō Shinkansen, desde Aomori hasta Hakodate (en 2016) a través del Túnel Seikan. También se está trabajando para extender la red: la Hokkaidō Shinkansen desde Hakodate hasta Sapporo en 2031, el ramal de la línea Kyūshū Shinkansen hasta Nagasaki en 2023, y completar la conexión entre Kanazawa y Osaka cuyo primer tramo, hasta Tsuruga, estará finalizado en 2023.

Por otra parte, JR Central, perteneciente al mismo grupo que JR East, está desarrollando un tren de levitación magnética (maglev) de superalta velocidad que iniciará su servicio comercial para 2027. Esta línea, que será bautizada como “Chuo Shinkansen” y circulará a más de 500 kilómetros por hora, unirá inicialmente Tokio con Nagoya (centro de Japón) y posteriormente se ampliará hasta Osaka (oeste).

Anuncios

Lujo japonés sobre raíles

El ‘Twilight Express Mizukaze‘, el no va más de los trenes de lujo que recorren Japón, echó a andar este sábado con un puñado de viajeros dispuestos a pagar miles de euros por una escapada ferroviaria. El tren, de la compañía JR West, partió de Osaka con una treintena de pasajeros a bordo, elegidos por sorteo. Se dirige hacia el sur y sus paisajes bucólicos. Las parejas más acomodadas han optado por una suite, con unos servicios propios de un hotel de cinco estrellas: camas mullidas y cuartos de baño de mármol, por la friolera de 2,4 millones de yenes (casi 20.000 euros, 22.000 dólares) por una ida y vuelta de tres días. Sólo acomoda a 34 pasajeros en 16 suites.

El ‘Mizukaze’, que significa “viento fresco” en japonés, es de estilo art déco con un diseño a la antigua en homenaje al ‘Twilight Express’, en desuso desde 2015 por su vetustez. Este mítico convoy unía la ciudad de Sapporo, en la isla norteña de Hokkaido, y Osaka, en el suroeste de Honshu, separadas por na distancia de aproximadamente 1.500 kilómetros que el tren tardaba en recorrer entre 22 y 23 horas. Desde mayo de 2015 hasta marzo de 2016, el tren funcionó como un crucero de lujo entre Osaka y Shimonoseki en el oeste de Japón. Los trenes salían varias veces por semana, que se incrmentaban durante los períodos de vacaciones.

El convoy es un tren híbrido compuesto por 10 coches (DMU) y autopropulsado que combina un generador diésel y una potencia de almacenamiento de baterías, lo que le permite operar en la línea principal Sanin no electrificada. Construido conjuntamente por Kawasaki Heavy Industries y Kinki Sharyo, fue supervisado por el diseñador industrial Tetsuo Fukuda y el arquitecto y diseñador de interiores Kazuya Ura.

Hasta su aparición, Japón disfrutaba de otros servicios de lujo en las vías como el ‘Kyushu Railway’ que propone desde 2013 un recorrido en la isla de Kyushu (sur); y el ‘Nanatsuboshi’ (siete estrellas), un tren de siete cochess y catorce artesonadas. El país asiático recibe cada vez más turistas que se interesan por este tipo de servicios. Japón espera acoger a 40 millones en 2020, año de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La economía nipona no es tan floreciente como hace unos años, pero muchos japoneses están dispuestos a hacer una escapada a bordo de unas de las versiones locales del mítico Orient Express. Los japoneses sienten verdadera pasión por los trenes y el país cuenta con una red densa, eficaz y variada. Los equipados con literas casi han desaparecido con la llegada del de alta velocidad, el ‘Shinkansen’, pionero mundial del transporte ferroviario ultrarrápido nacido hace medio siglo. “Todo se ha rediseñado de la nada, lo que ha dado lugar a una nueva generación” de trenes, explica Kageri Kurihara, experto en el tema. “Las compañías intentan mostrar de lo que son capaces cuando no tienen limitaciones. Miren lo que podemos ofrecer”, claman, lejos de la imagen de los coches cama exiguos y tan incómodos.

A comienzos de mayo, otro tren con nombre poético, el ‘Shiki-Shima’ (Isla de las cuatro estaciones), partió de Tokio para un largo recorrido que incluía la isla de Hokkaido (norte). Pese al precio (950.000 yenes por persona por un dúplex, es decir 7.600 euros, 8.500 dólares), las plazas están todas reservadas hasta 2018. La empresa JR East ha invertido 10.000 millones de yenes (80,7 millones de euros, 90 millones de dólares) en la puesta en marcha de este auténtico hotel de lujo rodante. Una inversión con gran repercusión en términos de imagen, aunque con un beneficio limitado por el reducido número de pasajeros. El convoy se extiende desde Kyoto y Osaka hasta Shimonoseki, en la prefectura de Yamaguchi, y regresa por la costa del Mar de Japón, ofreciendo a los pasajeros un tour de una o dos noches y posibilidades de bajar y ver los sitios a lo largo del camino.

Este vehículo es la gran apuesta de la compañía East Japan Railway Co. para entrar en el sector de los trenes de lujo. En el viaje inaugural iban 33 afortunados, aunque no les salió barato: los pasajes más baratos cuestan más de 2.600 euros. En todos los casos, eso sí, los precios incluyen las comidas tanto a bordo como en las excursiones que realiza el tren, que recorre el trayecto entre Tokio y Hokkaido (norte de Japón) durante cuatro días. En ese tiempo, realiza numerosas paradas en varios lugares turísticos.

El interior está decorado con tatamis, esterillas de paja de arroz y bañeras de madera de hinoki, uno de los árboles más nobles del país. Un piano ameniza el coche restaurante, atendido por un galardonado chef con estrellas Michelin, y no faltan los techos y paredes panorámicos para contemplar los paisajes a través de sus cristales. Quienes quieran disfrutarlo, deberán esperar ya hasta marzo de 2018, porque hasta ese mes ya están todas las plazas reservadas según la compañía.

A 603 kilómetros por hora en Japón

scmaglev-l0-pruebas-japon-velocidad

Japón vuelve a batir el récord de velocidad. De nuevo lo hace con un tren de levitación magnética, en las cercanías del monte Fuhi. El tren japonés de tecnología maglev ha alcanzado los 603 kilómetros por hora, batiendo el record mundial de velocidad al superar su anterior marca de 590 kilómetros por hora. Durante once segundos se mantuvo con una velocidad superior a los 600 kilómetros por hora. La operadora Central Japan Railway (JR) se propone que, en 2027, estos trenes cubran la ruta Tokio-Nagoya, de 280 kilómetros, en menos de cuarenta minutos.

El maglev japonés, que utiliza imanes superconductores a bajas temperaturas consiguiendo de este modo suprimir la resistencia eléctrica e incrementar la velocidad, ha batido la marca que alcanzó unos días antes. Japón prueba desde 1997 esta tecnología, cuyo objetivo es unir las ciudades de Tokio y Nagoya en 2027, con trenes capaces de transportar a mil pasajeros, realizando el trayecto en menos de cuarenta minutos frente a los cien que dura actualmente con los ‘shinkansen’.

El SCMaglev L0, comos se ha bautizado el vehículo, levita a diez centímetros sobre su base. El tren se olvida de los raíles y se desplaza dentro de una guía-viga de hormigón con forma de u. Unos potentes electroimanes lo encauzan, lo propulsan y lo sostienen en el aire. Al evitar el rozamiento, se pueden alcanzar velocidades que superan los límites actuales del ferrocarril convencional.

Otra peculiaridad estriba en que esa electricidad se transmite por los laterales de la guía de hormigón. Es como si el motor del tren, en lugar de estar en el interior de la máquina, estuviera en las guías. En su base, otros imanes hacen que el tren flote cuando alcanza al menos 100 km/h. Mientras acelera, unas ruedas lo sostienen. Se retiran en cuanto el tren flota. Unaa semejanza con los aviones y sus trenes de aterrizaje.

La línea ‘Chuo Shinkasen’ une Tokio y Nagoya a través de un terreno montañoso lo que obliga a construir la mayor parte del trazado, aproximadamente el 80% bajo tierra, a través de túneles. El trazado tiene una longitud inicial de 285,6 kilómetros que se recorrerán a una velocidad máxima de 505 kilómetrosm/hora, que contrastan notablemente con los ya de por sí elevados 270 kilómetros/hora del tradicional Tokaido Shinkansen. La línea aprovechará el tramo de pruebas sobre el que los japoneses han experimentado su tecnología de levitación magnética y conseguirá ahorra 55 minutos, que dura el viaje en la actualidad.

El proyecto establece el 86% del recorrido (246,6 kilómetros) en túnel, mientras que otros 23,6 kilómetros del trayecto se hace en viaductos y 11,3 kilómetros con puentes. Por ello se podrá ejecutar una infraestructura que necesitará curvas con un radio mínimo de 8000 m (si bien habrá algunas con radio de 800 m por limitaciones del terreno), una pendiente máxima del 5,4% y una separación entre pistas de 5,8 metros.

El Gobierno japonés planea una línea de crédito de 27.000 millones de dólares (24.000 millones de euros) para acelerar la construcción de la línea de tren de levitación magnética (maglev) de alta velocidad entre Tokio y Osaka y lograr que esté lista en 2037. La construcción de esta infraestructura tendrá un coste de 4,158 billones de yenes (29.670 millones de euros), por lo que cada kilómetro del Chuo shinkansen costará 103,89 millones de euros. A esto hay que sumar los 136.500 millones de de yenes (973 millones de euros) que se invertirá en el material móvil. La previsión es que la línea esté abierta en 2027 y en 2045 se haya ampliado hasta Osaka.

El plan permitiría adelantar en ocho años la conclusión prevista de esta red de super alta velocidad ‘Chuo Shinkansen’ y circulará a más de 500 kilómetros por hora. Un portavoz del Ejecutivo nipón adelanta que la idea es acelerar este desarrollo a través de un programa de inversión pública para apoyar a empresas del sector privado en proyectos de gran escala y larga duración que brinda intereses muy bajos y se financia con bonos del Estado. El coste total del proyecto se estima en unos 82.000 millones de dólares (unos 73.190 millones de euros). Se espera que una vez que este operativo el convoy circule a velocidades de hasta 505 kilómetros por hora y cubra las distancias entre Tokio y Nagoya y Tokio y Osaka en 40 y 67 minutos, respectivamente.

Tienen la palabra los gabinetes económicos del gobierno y de las compañías ferroviarias japonesas, pero también los ingenieros. De circular en un tubo al vacío, un maglev multiplicaría por diez la velocidad de récord con la que ahora ha deslumbrado. Veremos más y mejores diseños enemigos del aire.

La empresa utiliza para sus trenes de levitación imanes superconductores a una temperatura de menos 273 grados centígrados, con lo que logra anular la resistencia eléctrica e incrementar la velocidad. Como comparación, la velocidad máxima que alcanzan en España los trenes de Alta Velocidad, sobre vías, es de 310 kilómetros por hora, aunque el récord lo logró en 2002 cuando alcanzó 356,8 kilómetros por hora. China opera ahora mismo el tren magnético más veloz, a 431 kilómetros por hora.

La imagen de un conductor del ‘shinkansen’ con los pies en el cristal de la cabina indigna a Japón

foto-de-conductor-de-tren-b-jpg_

Japón está indignado. Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero hay imágenes que suscitan miles de mensajes; sobre todo en las redes sociales. La foto en la que se ve a un conductor del ‘shinkanesen’ manejando el convoy con los pies en alto sobre los controles ha despertado duras críticas en las redes sociales niponas y ha llevado a la compañía operadora del servicio a castigar a su empleado.

La instantánea fue tomada el pasado 6 de septiembre y publicada el mismo día en la red social Twitter.Se trata de una toma frontal de la cabina de un ‘tren bala’, en la que se aprecian a través del cristal dos pies descalzos apoyados sobre los controles.

El convoy con origen en Tokio y destino final en Osaka (oeste del país) circulaba en ese momento por la prefectura oriental de Shizuoka, al sur de la capital nipona. La foto llegó a la compañía que opera la línea Tokkaido (Tokio-Osaka) de alta velocidad, que ha decidido “apartar” a su conductor, un varón de 29 años, de sus funciones, según un comunicado publicado, que tacha su actitud de “extremadamente inapropiada”.

“Tenía los pies cansados y solo estuvo así durante diez segundos”, es la disculpa que esgrimió el maquinista para justificar lo ocurrido durante su turno de trabajo. Un portavoz de la operadora japonesa se apresuró a decir que los 320 pasajeros que en ese momento viajaban en el convoy no corrieron ningún peligro. “Los ‘shinkansen’ están equipados con un sistema de control automático que gestiona la velocidad y la distancia entre los trenes”, explicó el portavoz de la compañía. En un comunicado posterior, la operadora denomina el comportamiento de “extremadamente inadecuado” y promete una respuesta “contundente”.

Las reacciones en Twitter, que convirtieron prácticamente en vuiral la imagen fueron especialmente virulentas. Algún usuario critió también la exposición de la imagen: “Me pregunto si era necesario exponer la foto en internet. La respuesta fue contundente: “Debe saber que es responsable de la vida de los pasajeros”.

mensajes-twitter

El Japan Rail Pass ya es accesible en español desde cualquier dispositivo

espanol-japan-rail

Japan Rail Pass S.L., proveedor oficial del popular pase de ‘trenes bala’ en Japón lanza una nueva versión de su sitio web íntegramente en español, abriendo las puertas del país del Sol Naciente al mercado hispano. El equipo de expertos del Japan Rail Pass pone a disposición del usuario la posibilidad de comprar el popular billete JR Pass de forma sencilla e intuitiva en una nueva web, JRailPass.com, totalmente en español, con un diseño ‘mobile-friendly’ dinámico y óptimo para su visualización en cualquier dispositivo. Otra de sus novedades es que pasan también a ofrecer un servicio de atención al cliente en español.

El exotismo de Japón convierte el país en uno de los principales destinos de los viajeros, atrayendo un número récord de turistas en los últimos años. Esto se debe a varias medidas como la facilidad de obtención de visados y la exención del pago del IVA en los establecimientos comerciales para turistas. El Japan Rail Pass revoluciona la manera de descubrir Japón. Al poder disfrutar de viajes ilimitados en los famosos shinhansen, así como autobuses, líneas de metro y ferris, los viajeros pueden en 7, 14 o 21 días hacer un recorrido inimaginable.

La nueva página se diseña pensando en la experiencia del usuario; ofrece las mejores condiciones y todas las comodidades: Información y consejos sobre itinerarios, mapas y horarios; recomendaciones y avisos sobre las normas de la cultura japonesa que cuentan con testigos de otros viajeros y fotografías; posibilidad de seguir conectado con Internet a alta velocidad con la compra de una tarjeta de datos SIM o Pocket Wi-Fi portátil; y green pass viajar en primera clase por Japón, con todos los beneficios VIP.

Una vez hecho el pedido, la entrega del Japan Rail Pass, garantizada en todo el mundo a través de UPS y FedEx, es rápida y segura, en tan sólo dos días hábiles. Los clientes también reciben toda la información que necesitan sobre cómo canjear el Japan Rail Pass una vez en Japón, así como instrucciones sobre cómo activar sus servicios adicionales, mantenerse en contacto y disfrutar al máximo de la experiencia.

Japan Rail Pass S.L. es un proveedor mundial oficial autorizado de la JR Pass. Líder del sector con muchos años de trayectoria como expertos, que trabajan para proporcionar la oportunidad perfecta para que los viajeros puedan sumergirse en la magia de la cultura japonesa .

Japón pone en entredicho la construcción de nuevas líneas de alta velocidad

hokkaido-shinkansen-alta-velocidad-japon

¿La alta velocidad se ralentiza en Japón? Los analistas creen que los nuevos mercados no tienen el mismo rendimiento que venían demostrando hasta ahora. La flamante y costosa nueva línea del ‘tren bala’ que une Tokio con la isla norteña de Hokkaido, ha arrancado con malas perspectivas de explotación. En sus dos primeras semanas apenas ha vendido menos de un tercio de las plazas que oferta. Los datos revelados por la empresa operadora, JR Hokkaido, muestran que durante los primeros 16 días de operación la línea Hokkaido Shinkansen, que comenzó a funcionar el 26 de marzo, solo se ocuparon unos 90.000 asientos, un 27% de los disponibles.

La cifra, sin embargo, está dentro de lo pronosticado por analistas, según detalla el diario económico Nikkei en su edición de este martes, donde se subraya el gran desafío que tiene por delante JR Hokkaido. La empresa, privatizada en 1987 pero cuyo accionariado está aún en manos de una sociedad de participaciones estatales, espera que esta nueva línea de alta velocidad genere una pérdida operativa de 4.800 millones de yenes (38 millones de euros/ 43 millones de dólares) de aquí a principios de 2019.

La propia compañía ya ha dicho que no espera un mayor flujo de caja hasta que se complete en 2030 la ampliación de la línea hasta la capital de Hokkaido, Sapporo, que queda a más de 3 horas en coche o ferrocarril de la actual terminal. Algunos expertos creen que casos como este, que de momento ha costado 5.000 millones de yenes (40 millones de euros/45 millones de dólares) en infraestructura y 18.000 (143 millones de euros/162 millones de dólares) en nuevos convoyes, ensombrece las perspectivas de proyectos similares en el sector de la alta velocidad.

Además del coste excesivo del billete, se destaca la incapacidad de estos proyectos para romper la llamada “barrera de las 4 horas”, que permite a la alta velocidad competir con el avión (actualmente la Hokkaido Shinkansen cubre el recorrido en 4 horas y 2 minutos, aunque su duración se incrementará con la futura ampliación). Esto pone en duda la verdadera viabilidad de los macroproyectos que pretenden potenciar el turismo o los viajes negocios en países con importantes declives de población (especialmente lejos de las grandes urbes) como es el caso de Japón.

Desde esta perspectiva, en el archipiélago nipón se cuestionan ya otros planes como el tren de levitación magnética (maglev), que tras una inversión multimillonaria espera empezar a recorrer las vías niponas a 500 kilómetros por hora en 2027.

La única pasajera de Hokkaido se siente acosada por las cámaras de fotos de cientos de fanáticos

estudiante-unica-passjera-estacion-japon

A mediados de diciembre se popularizó la historia de una estación de tren en Japón que se mantenía operativa para que una sola persona la utilizase. Se trataba de una estudiante de secundaria de la zona rural de Hokkaido que necesitaba el servicio para acudir a clase. La compañía Japan Railway se había comprometido a mantenerla abierta hasta que la joven acabara sus estudios de secundaria.

La noticia se volvió viral y corrió como la pólvora. Desde el instante en que se conoció esta simpática anécdota, el asunto se ha desmadrado. Los ‘tori tetsu’ (fanáticos de los trenes) se presentan a diario en la estación con sus cámaras que disparan sin cesar en presencia de la estudiante. Incluso le transmiten intrucciones y órdenes para que pose para sus fotografías. Según asegura el blogero local Mint Jam, estos fanáticos de los trenes la molestan con su presencia y sus constantes movimientos; e incluso inoportunan a su familia. “Es una estudiante que prepara sus exámenes finales y se está volviendo imposible que tenga un momento de tranquilidad durante el día”, explica Jam.

Cada día solo dos trenes paran en la estación Kami-Shirataki de acuerdo con los horarios escolares de la joven. Pero a medida que la historia se fue volviendo viral, más periodistas y sobre todo grupos de voraces ‘tori tetsu’ se han ido trasladando hasta el lugar para fotografiar a la estudiante, lo que ha complicado su día a día. Al parecer, la presencia de los curiosos le está causando a la joven una tremenda angustia que amenaza hasta con hacerle perder el curso escolar.

Los ‘densha otaku’ o ‘tori tetsu’ son una importante y molesta tribu en Japón. En su afán por capturar las mejores imágenes de los trenes, se apostan en los andenes en manadas e impiden el flujo normal de pasajeros. Molestan al personal de las estaciones con sus fotografías y llegan incluso a protagonizar escenas peligrosas. Muchos de estos ‘exaltados’ buscan además escenas específicas y únicas, como una locomotora de vapor que pasa a través de los cerezos en flor o un tren expreso que viaja a través de la nieve.

En su obsesión por grabar hasta el mínimo detalle de la joven, llegan a cruzar la línea del acoso. Son ya muchos los que se hacen eco de la situación y exigen a estos curiosos que detengan el hostigamiento, qe ha llegado hasta los familiares de la joven, en una bola de nieve imparabable. Y justo, además, cuando la estudiante está preparando sus exámenes finales, pues en marzo está previsto que se gradúe y, con ello, desaparezca finalmente el tren que la lleva a clase.

El fotógrafo Mika Ninagawa diseña un ‘tren bala’ que funcionará como museo rodante en Japón

genbi-shinkansen-tren-bala-museo

Un tren bala japonés se convertirá la próxima primavera en un museo rodante de arte contemporáneo al albergar en su interior esculturas, pinturas, proyecciones de vídeo y fotografías que podrán disfrutar los pasajeros durante su viaje. El cineasta y fotógrafo nipón Mika Ninagawa ha sido el encargado de diseñar, inspirándose en fuegos artificiales, el exterior del tren que hará un trayecto de unos 50 minutos entre las estaciones de Niigata y Echigo-Yuzawa (noreste).

El convoy, operado por la compañía East Japan Railway, constará de seis coches (con menos asientos de los habituales para exponer las obras) y operará principalmente los fines de semana, unos 120 días al año, informa la cadena pública japonesa NHK. Los vehículos albergarán obras de ocho artistas, cuya identidad aún no ha sido desvelada, y el servicio de cafetería a bordo ofrecerá productos típicos de la prefectura japonesa de Niigata.

La compañía ferroviaria East Japan Railway opera otros trenes bala que ofrecen servicios más allá del transporte. Es el caso del ‘tren-resort’ con posibilidad de darse un baño de pies o de relajarse sobre un tatami mientras se viaja, que funciona desde 2014 entre las estaciones de Fukushima y Shinjo en la región de Yamagata (norte).

Además, en 2017 está previsto que comience a circular un nuevo tren de lujo con una veintena de suites y restaurante y con pasajes por 600.000 yenes (unos 4.695 euros o 5.099 dólares al cambio de hoy) y que hará un recorrido por varias prefecturas del norte de Japón.

El tren de alta velocidad japonés (Shinkansen) opera en el país asiático desde hace más de cincuenta años y ha transportado a lo largo de su historia a unos 10.000 millones de pasajeros. Tras ampliar la red de shinkansen hasta la prefectura de Aomori, (norte) y la de Kagoshima (suroeste), Japón planifica nuevas líneas, entre las que destaca la que unirá las ciudades de Nagoya y Tokio en unos 40 minutos gracias a la tecnología de levitación magnética y que operará en 2027.

Japón exporta a India su modelo de alta velocidad y consigue invertir la tendencia con el shinkansen

dos-trenes-shinkansen-E6-E3-japon

India y Japón firman un acuerdo para construir una línea ferroviaria de alta velocidad con tecnología nipona. La decisión rompe con la tendencia sobre el ‘tren bala’ japonés que, pese a estar considerado entre los mejores del mundo, no ha conseguido exportar el modelo ni tan siquiera a los países asíaticos. La firma de esta alianza coincide con la visita a Nueva Delhi del primer ministro nipón, Shinzo Abe, que ofreció 12.000 millones de dólares de financiación para el proyecto.

El primer ministro indio, Narendra Modi, calificó el proyecto de “motor” para la transformación económica de la India y aseguró que su desarrollo será una “revolución” para el sector del ferrocarril en el país. Los dos primeros ministros dieron la bienvenida a la firma de un acuerdo de cooperación para la introducción de las tecnologías niponas en ferrocarriles de alta velocidad (el sistema Shinkansen) en la ruta Bombay-Ahmedabad” (trayecto de unos 500 kilómetros en el oeste indio), informaron ambos Gobiernos en un comunicado conjunto.

“Es más que sólo un acuerdo de comercio y energía limpia, es un símbolo brillante de un nuevo nivel de confianza mutua y colaboración por la causa de un mundo pacífico y seguro”, aseveró Modi en su intervención.

Un día después de aterrizar en el gigante asiático, Abe mantuvo varias reuniones de alto nivel en Nueva Delhi antes de partir hacia la ciudad sagrada de Benarés, donde acudirá a un rito religioso en el río Ganges. En este sentido, se comprometió a honrar los compromisos acatados en el pacto al ser consciente de la “importancia” que tiene para Japón, después de ser golpeado en 2011 por el accidente nuclear de Fukushima.

A pesar del prestigio del que goza el tren bala japonés, hasta el momento Tokio sólo ha exportado su tecnología de trenes de alta velocidad a Taiwán. Japón perdió recientemente un acuerdo frente a China para construir un ferrocarril de estas características en Indonesia, y en 2010, la Asamblea Nacional de Vietnam, otro mercado que Tokio contempló, rechazó un proyecto similar por su alto coste.

La red ferroviaria de India es una de las más grandes del mundo. Los trenes constituyen el principal medio de comunicación del país, con más de mil millones de habitantes. Todos los días, un promedio de más de 8.350 trenes de pasajeros recorren 80.000 kilómetros con 12.500.000 usuarios. Los convoyes de mercancías transportan más de 1.300.000 toneladas de carga. Los ferrocarriles dan trabajo a 1.600.000 personas, la mayor plantilla de todo el mundo.

El robot ‘Shinkalion’, un imán para los visitantes al Museo del Ferrocarril japonés de Saitama

shinkalion-museo-ferrocarril-sitama-japon

‘Shinkalion’ comienza a dar sus frutos, aunque tiene una ardua tarea. El autómata, concebido para atraer visitantes al Museo del Ferrocarril de Saitama, es ya uno de los personajes más populares de Japón y goza de una gran popularidad entre los niños. El museo combina los ‘shinkansen’ -los trenes bala-, uno de los grandes referentes tecnológico del país, y los robots, otra de los distracciones del país asiático, para crear a ‘Shinkalion’, un trasformer que dispone de su propio espacio en las instalaciones y se ha convertido en una de las principales atracciones.

El objetivo de la creación de Takara Tomy es aumentar el número de visitantes y familiarizar a los niños con la tecnología de la alta velocidad. Takara Tomy tiene una amplia experiencia desde hace ya casi 60 años con juguetes de este tipo. Además de construir ‘Shinkansen transformables’ han hecho algunas apariciones en diversas adaptaciones animadas de Transformers, como ‘AstroTrain’.

El Museo del Ferrocarril nipón abrió sus puertas en octubre de 2007 en la localidad de Saitama, situada al norte de Tokio, y en su primer año de vida alcanzó la cifra de 1.419.000 visitantes, la mayor hasta ahora. Sin embargo, en los últimos dos años el número de asistentes ha decaído hasta las 800.000 personas. Para revertir esta tendencia, el centro inventó una historia sobre un robot desarrollado en un centro de investigación secreto situado en la base del museo, y que tendría “un gran impacto en el futuro de la humanidad”, según el mensaje difundido por el Museo del Ferrocarril por las redes sociales. Según sus creadores, es capaz de emerger desde el museo, volar y desplazarse hasta las vías del tren de alta velocidad “si aparece un enemigo”.

Los tres modelos diseñados están inspirados en los trenes de las series E5 Hayabusa, E6 Komachi y E7 Kagayaki de las líneas Tohoku, Akita y Hokuriku de Shinkansen, respectivamente. En septiembre el fabricante de juguetes Tomy Co., uno de los responsables del diseño del robot, comercializará dos modelos del personaje.

El Museo del Ferrocarril abrió sus puertas el 14 de octubre de 2007 en Saitama, en el Área del Gran Tokio. El centro auna tres conceptos principales: Una zona histórica que, con la ayuda de soportes visuales, narra los cambios sufridos por el sistema ferroviario; otra área de documentación, donde preservar y estudiar los documentos sobre los ferrocarriles; un espacio dedicado a la enseñanza de la tecnología de los ferrocarriles. Tiene tres pisos y 28.200 metros cuadrados de extensión.

En la actualidad, el museo cuenta con 37 exposiciones de materiales rodantes, junto con otros 600.000 artículos. En su afán por convertirse en un exhaustivo museo ferroviario, ha revelado varios temas de interés, como el dilema entre la preservación y la exposición de los materiales. Exhibe una impresionante colección de vehículos utilizados a lo largo de la historia ferroviaria, además de trenes de toda clase, incluyendo vapor y locomotoras diesel, así como un ‘shinkansen’ donde se puede ver el interior de la cabeza propulsora. El museo cuenta la historia del ferrocarril en Japón, enseña las operaciones de circulación del tren utilizando simuladores de realidad virtual y explica la evolución que experimento la tecnología ferroviaria.

La mayoría de los simuladores son gratuitos. Sólo el simulador de la locomotora de vapor es de pago y solo los primeros 27 visitantes del día que lo solicitan pueden probarlo. Hay un restaurante y un jardín en la azotea con bonitas vistas a los trenes que pasan cerca del museo, ya que el centro está situado entre las vías de la Línea JR Takasaki y la Tohoku, Joetsu y Nagano Shinkansen. También hay actividades para niños en el exterior además de trenes en miniatura que el visitante puede conducir.

El museo, ubicado en el barrio Omiya, se ha convertido rápidamente en uno de los más populares de Japón, atrayendo un número récord de visitantes, especialmente familias con niños jóvenes y entusiastas del ferrocarril. Las instalaciones de Saitama son sucesoras del Museo del Transporte, que se ubicaba en las caercanías de estación de Akihabara.