Archivo de la etiqueta: combustible

JR East, Hitachi y Toyota apuestan por el hidógeno

East Japan Railway Company (JR East), Hitachi, Ltd. y Toyota Motor Corporation (TMC) han firmado un acuerdo para colaborar en el desarrollo de vehículos ferroviarios de prueba equipados con sistemas híbridos que utilizan pilas de combustible alimentadas por hidrógeno y baterías de almacenamiento como fuente de electricidad. Colaborando para desarrollar estos vehículos de prueba, el objetivo es mejorar más aún la superioridad medioambiental del ferrocarril y lograr una sociedad más sostenible. A medida que se hacen esfuerzos en todo el mundo para crear sociedades sostenibles, lo mismo ocurre con el sector ferroviario, un medio de transporte masivo, donde hay una preocupación por el uso de materiales de última generación que permitan el uso de energía limpia, como es el caso del hidrógeno. Toyota desarrollará el dispositivo de pila de combustible e Hitachi desarrollará el sistema de propulsión híbrido para este nuevo vehículo ferroviario sostenible.

El hidrógeno garantiza un impacto ambiental mínimo, ya que no emite dióxido de carbono cuando se utiliza como fuente de energía y se puede producir a partir de diversas materias primas utilizando energía renovable. Por lo tanto, el desarrollo de productos ferroviarios innovadores alimentados por hidrógeno contribuirá al desarrollo de una sociedad con una baja huella de carbono, a frenar el calentamiento global y diversificar el origen de las fuentes de energía.

Combinando las tecnologías ferroviarias y automovilísticas, el diseño y la tecnología de fabricación de trenes de JR East, las tecnologías de accionamiento híbrido ferroviario de Hitachi —desarrollada junto con JR East—, y las tecnologías de Toyota a través del desarrollo del vehículo eléctrico de pila de combustible Mirai y el autobús de pila de combustible SORA, las tres compañías adaptarán las pilas de combustible ya utilizadas en automóviles para su aplicación en el mercado ferroviario. Juntas, las tres empresas crearán vehículos híbridos de pila de combustible con el objetivo de lograr generar la elevada potencia necesaria para el desplazamiento de trenes, mucho más grandes y pesados que los automóviles. El hidrógeno almacenado en los tanques de alta presión se suministra a la pila de combustible, en la que se genera una reacción química con el oxígeno del aire para generar electricidad.

La batería de almacenamiento del circuito principal se carga mediante la energía eléctrica del dispositivo de pila de combustible y también mediante la captura y conversión de energía en energía eléctrica mediante el frenado regenerativo del tren. El sistema híbrido suministra la potencia eléctrica a los motores de tracción tanto desde la pila de combustible como desde la batería de almacenamiento del circuito principal, generando el movimiento de las ruedas.

Toyota, como parte de una de sus líneas de acción estratégicas, está constantemente poniendo en marcha iniciativas para contribuir al desarrollo de la sociedad del hidrógeno, promoviendo la expansión de la pila de combustible en turismos, vehículos comerciales y grandes vehículos industriales, entre otros. La pila de combustible de hidrógeno es una tecnología que puede generar electricidad a gran escala, adecuada para su aplicación en una amplia gama de soluciones de transporte, desde vehículos de pasajeros, comerciales o industriales hasta ferrocarriles o barcos, pasando por generadores eléctricos y otros dispositivos. También es una tecnología eficiente y respetuosa con el medio ambiente, que puede reducir muy significativamente las emisiones y la contaminación. Toyota lleva desarrollando la tecnología de pila de combustible más de 20 años, liderando la industria con la comercialización de vehículos como el Toyota Mirai y el Fuel Cell Bus —autobús eléctrico de pila de combustible de hidrógeno— o carretillas elevadoras y llevando a cabo extensas pruebas de verificación para otro tipo de vehículos alimentados con hidrógeno. Toyota mantiene este compromiso promoviendo alianzas entre diferentes empresas de muy variados sectores para poder avanzar en este objetivo de convertir el hidrógeno en un vector energético en todo el mundo.

Los principales proyectos de Toyota relacionadas con la tecnología de pila de combustible de hidrógeno incluyen la comercialización de autobuses y carretillas elevadoras, con Toyota Industries, el desarrollo de camiones y la realización de pruebas de verificación en carretera (EE.UU.), el desarrollo de vehículos industriales pesados, con Hino en Japón, las pruebas de desarrollo y verificación de vehículos industriales medianos para reparto, con Seven Eleven, y las pruebas de desarrollo y verificación de generadores de pila de combustible en las plantas de Honsha y Tokuyama, además del sistema móvil de generación y producción de electricidad basada en autobuses de pila de combustible que pueden transportar una gran cantidad de hidrógeno (‘Moving e’), el desarrollo de dispositivos de generación de energía externos y baterías portátiles o la fabricación de vehículos industriales de tamaño medio que utilizan el hidrógeno para producir electricidad, en asociación con Denyo.

Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de motores electrificados, con más de 15 millones de automóviles híbridos eléctricos vendidos en todo el mundo y 300.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces trabaja en ese objetivo.

India estrena trenes con techos solares

El Gobierno indio ha aprobado la incorporación de 274 nuevos coches con paneles solares en sus ferrocarriles híbridos diesel y eléctricos, un proyecto sin precedentes que lanzó por primera vez el mes pasado. El Ministerio de Ferrocarriles ha aprobado un trabajo para proporcionar sistemas de energía solar en otros 24 coches de trenes de unidad diesel eléctrica múltiple (DEMU, en inglés)”, indica el departamento en un comunicado. “Otro trabajo ha sido aprobado por el Ministerio de Ferrocarriles para suministrar sistemas de energía solar con paneles flexibles a 250 coches de DEMUS”, informa al Parlamento el número dos del ministerio, Rajen Gohain.

India lanzó el mes pasado su primer tren DEMU de gálibo ancho provisto de paneles solares en el techo, que en la actualidad cubre la ruta entre Nueva Delhi y la localidad de Farukhnagar, cercana a la capital india. Sin embargo, Gohain afirmó que los detalles sobre la reducción en su huella de carbono y ahorro de combustible frente a un híbrido convencional no se conocerán hasta que el tren haya estado en circulación durante al menos un año.

Uno de los objetivos de Indian Railways es ahorrar combustible, además también reducir las emisiones de CO2 en sus miles de trenes y en otros aspectos. Para ello, los coches incorporan baños secos ecológicos, que no utilizan agua, además medidas para reciclar el agua de los lavabos, gestión y reciclaje de residuos, y para finalizar un ambicioso plan que incluye plantar 50 millones de árboles cerca de las vías del tren y estaciones.

Los trenes con techo solar o impulsados por energía eólica son una tendencia casi global y en India permitirían la reducción de 200 toneladas de dióxido de carbono al año. India ya ha dado un ejemplo y muestra de compromiso con el cambio bien grande al establecer el primer aeropuerto 100 solar del plante el mes pasado, los cambios son sorpendente y el mundo esta observando. El país tiene una población de 1.300 millones de habitantes aproximadamente y cuenta con 12.000 trenes que circulan a diario transportando 23 millones de usuarios. Un comunicado de Energía Limpia XXI destaca que los cambios en el sistema de trenes por coches solares podría reducir entre un 15% y un 20% las emisiones de dióxido de carbono. Energía Limpia XXI destaca que los nuevos paneles ahorran 1.000 litros de combustible diésel a cada tren y eliminan más de 9.000 toneladas de emisiones de carbono al año.

La red ferroviaria india tiene una extensión de unos 65.000 kilómetros, de los que sólo un 20% se han construido después de que el país alcanzase la Independencia en 1947, y transporta cada día a 23 millones de personas y 2,65 millones de toneladas de mercancías. A pesar del gran número de máquinas con motor diésel que todavía hay en servicio en la India, el país tiene el doble honor de haber sido el primero en introducir máquinas que funcionan con gas natural comprimido (que pese a tratarse de un combustible fósil, emite menos partículas contaminantes), y también de ser primera red de ferrocarriles que ha incorporado locomotoras diésel híbridas. Es decir: trenes que obtienen de la energía del sol una parte de la electricidad que consumen.