Archivo de la etiqueta: túnel

2,5 millones de viajeros en los tres primeros años del servicio de Alta Velocidad entre España-Francia

tunel-francia-espania-alta-velocidad

El servicio de Alta Velocidad entre España y Francia ha transportado 2,5 millones de pasajeros en los tres primeros años en funcionamiento de este servicio conjunto de Renfe y su homóloga gala SNCF, según informaron las operadoras. La alianza de las dos compañías ferroviarias públicas se remonta no obstante a antes de la construcción de la conexión, dado que las dos empresas vienen prestando servicios conjuntos, fundamentalmente de trenhotel, desde hace veinte años y a través de la firma conjunta Elipsos.

Para conmemorar estos veinte años de asociación, en los que ha transportado a un total de diez millones de viajeros, se lanza una iniciativa comercial con la que ponen a la venta billetes para viajar a Francia entre el 10 de enero y el 30 de marzo de 2017 por 20 euros en clase Turista y 40 euros en Preferente. En el caso de los trayectos más cortos que unen Perpignan, Beziers y Narbona con Barcelona, Girona y Figueres el precio será de 15 euros en clase Turista y 30 euros en Preferente. Los billetes promocionales estarán a la venta desde este miércoles y hasta el viernes en los canales habituales, esto es, la página web de Renfe, las estaciones de tren y agencias de viajes acreditadas para la venta de productos de Renfe y SNCF.

La efeméride casi coincide en el tiempo con la firma del acuerdo por el que España y Francia ‘rescatarán’ el túnel bajo los Pirineos que une los dos países. Francia y España asumen la titularidad y gestión, después de que hace unos meses quebrara la sociedad concesionaria de ACS y Eifffage que lo construyó y lo gestionaba.

El Consejo de Ministros de este viernes aprobará previamente la resolución del contrato de concesión con el grupo que preside Florentino Pérez y la constructora francesa, según anunció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. El túnel será rescatado por una empresa conjunta constituida por Adif y SNCF Réseau, su homólogo gestor de las infraestructuras ferroviarias francés. La empresa ya se ha constituido bajo la denominación de Línea Figueras Perpignan (LFP). No obstante, aún no se ha cuantificado la responsabilidad administrativa (RPA), el importe que el Estado tendrá que pagar a los hasta ahora concesionarios del túnel por la inversión que realizaron en su construcción. La cuantía se determinará una vez el Gobierno resuelva el viernes la concesión, según detalla el ministro tras la toma de posesión de altos cargos de Fomento.

TP Ferro, la empresa con la que ACS y Eiffage tenían la concesión del túnel, se vio abocada a la liquidación el pasado mes de septiembre tras más de un año en concurso de acreedores. La banca no aceptó el plan de las constructoras para reestructurar la deuda de 557 millones de euros que soporta el túnel.

El AVE Figueres-Perpignan es una de las infraestructuras que quebraron durante la crisis, junto con un grupo de autopistas, el almacén de gas Castor y varios aeropuertos. En este caso, se trata del tramo de Alta Velocidad que une España y Francia, concretamente Figueres y Perpignan, una de las mayores obras de ingeniería civil de los últimos años, que supuso una inversión de 1.000 millones de euros. La infraestructura es un trazado de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel bajo los Pirineos.

Los Gobiernos de España y Francia ya habían acordado en verano quedarse conjuntamente con el túnel, un proceso que se materializará este lunes. ACS y Eiffage se hicieron con el proyecto en 2003. La demora en su puesta en marcha y los retrasos en conectarlo con la red de Alta Velocidad de los dos países, así como el limitado tráfico de trenes que registra, constituyen las causas de la quiebra de la concesión.

La liquidación y rescate de la concesión tiene lugar después de que ACS y Eiffage hayan emprendido en los últimos años tres arbitrajes internacionales para reclamar distintas cantidades. Uno le perdieron, otro decayó y el tercero está pendiente de resolución.

Trenes de pasajeros circulan ya por San Gotardo

tunnel-gottardo-train

El túnel ferroviario de San Gotardo, una infraestructura de 57 kilómetros de largo y que favorecerá notablemente la conexión entre el norte y el sur de los Alpes, inicia su servicio comercial, tras seis meses de estar funcionando a prueba. La compañía Ferrocarriles Federales Suizos (CFF) recibió la semana pasada la autorización definitiva para empezar a operar de manera regular la nueva línea, que bate dos récords simultáneamente: el de ser la más larga y la más profunda del mundo.

El tren salió con puntualidad suiza a las 6.09 en Zurich y llegó alrededor de las 8.17 a Lugano. Además de los invitados, políticos y directivos ferroviarios, también se dieron cita aficionados al ferrocarril y pasajeros regulares. SBB organizó para el viaje inaugural un tren extralargo.

Posteriormente un tren de carga quedó parado en la galería por una avería, sin que hasta el momento se conozcan los detalles precisos; tuvo que ser remolcado por una locomotoria auxiliar. Un convoy de pasajeros que le seguía consigió superarlo, pero se retrasó unos doce minutos. Otro tren dirección norte Folgezug tuvo que cambiar la ruta de montaña y llegó con un retraso de 40 minutos.

Esta obra ha sido considerada una de las mayores proezas arquitectónicas de las últimas décadas y permitirá el paso de trenes de pasajeros y carga de alta velocidad. Los convoyes atraviesan el macizo de San Gotardo, a 2.300 metros por debajo de la masa rocosa en su punto más profundo. En estas condiciones, el trayecto a través de los Alpes requiere apenas 20 minutos, entre el extremo norte del túnel, en la localidad de Erstelfd (cantón de Uri) hasta Bodio (cantón del Tesino) en el sur.

La obra requirió 17 años de trabajos y la descomunal inversión de 11.000 millones de euros, que fueron cubiertos enteramente por fondos públicos suizos, a pesar de que se trata de una infraestructura que favorecerá el tránsito de mercancías en buena parte de Europa. Como reconocimiento de ello, a la ceremonia de inauguración del túnel, el 1 de junio, acudieron los dignatarios de los países inmediatamente más favorecidos: Alemania, Austria, Italia y Francia, quienes elogiaron a Suiza por haber concluido la monumental obra.

Desde entonces el túnel ha estado en pruebas técnicas, con unos 5.000 trenes que lo han atravesado para detectar cualquier defecto a corregir y que a partir de este domingo tiene un horario regular. Aunque se había previsto que los trenes podrían atravesar el túnel a una velocidad de 250 kilómetros por hora, la autorización recibida la limita por el momento a 200 kilómetros por hora, hasta que se realicen ajustes adicionales.

El nuevo pasaje ferroviario permitirá la circulación diaria de unos 50 trenes de pasajeros y de otros 260 de carga, en trayectos que durarán entre treinta y cuarenta minutos menos que antes. Se estima que solamente en el perímetro del sur de Alemania y el norte de Italia, 20 millones de pasajeros podrían aprovechar cada año esta ruta.

Este túnel de superlativos espectaculares es más que una pieza maestra de ingeniería ferroviaria. Es además un compromiso de cara al transporte en tren eficaz, seguro y sostenible a través de los Alpes. El Túnel de Base de San Gotardo permite a los pasajeros viajar por debajo del macizo de Gotthard en unos 17 minutos. Reduce el tiempo de viaje entre 30 y 40 minutos desde la Suiza que habla alemán hasta la Suiza que habla italiano. La nueva arteria de tráfico supone conexiones más rápidas y frecuentes, utilizando dispositivos rodantes modernizados y nuevos.

Con respecto al antiguo túnel ferroviario del Gotardo, la compañía de ferrocarriles tiene previsto que en abril empiece a funcionar un nuevo tren panorámico, que operará cada año hasta el mes de octubre, con fines esencialmente turísticos y para los viajeros que quieran bajar en estaciones intermedias. Este tramo se extiende por 17 kilómetros y está operativo desde 1882. Por debajo de él discurre el conducto de la nueva línea férrea.

La variante de Pajares tampoco estará en 2017

ladera-campomanes-pasajes

Tampoco en 2017. Los problemas en las obras de Pajares siguen complicando la apertura en la fecha comprometida. Y por el Ministerio ya han pasado cinco ministros: Francisco Alvarez Cascos, Magdalena Alvarez, Pepe Blanco, Ana Pstor e Ïñigo de la Serna. El Ministerio de Fomento advierte de la existencia de “dificultades técnicas y administrativas” para poder poner en servicio la Variante de Pajares, los túneles que canalizan la conexión de Alta Velocidad a Asturias en 2017, tal y como inicialmente estaba previsto. Se trata de uno de los tramos en construcción, en los que las obras presentan un avanzado grado de ejecución, pero cuya finalización está bloqueada por la existencia de diferentes problemas. Las dificultades de la Variante de Pajares se suman a las que el ministro también reveló la pasada semana en el trazado a Galicia, que también compromete la fecha de puesta en servicio inicialmente programada para 2018.

El montaje de vía en la vertiente asturiana y la instalación de los ventiladores no han arrancado; los plazos que exigen demoran, al menos hasta finales de 2018, el momento en el que los asturianos utilizarán esta infraestructura de más de 3.000 millones capaz de recortar en unos 45 minutos el viaje ferroviario a Madrid. Eso es al menos lo que se transmite en Asturias desde los medios de comunicación.

El ministro de Fomento indica, no obtante, que se trata de un proyecto “irrenunciable”, y que tanto el Ministerio como Adif están trabajando “intensamente” para solucionar los problemas para que uno de los dos túneles que componen el proyecto “pueda abrirse cuanto antes” y hacer operativo el segundo. De la Serna explica que la demora de la obra tiene su origen en las “dificultades técnicas sobrevenidas” durante su construcción y al periodo de casi un año de interinidad del Gobierno. Todo ello “obliga a ser prudente y realista, y a esperar otros dos o tres meses antes de concretar una nueva fecha” para la puesta en servicio de los túneles de Pajares, que garantizarán la inclusión de Asturias en la red de Alta velocidad.

El ministro propone acometer “inversiones limitadas” para mejorar la actual conexión ferroviaria con Asturias, en lo que se puede habilitar el AVE, una medida similar a la que se ha puesto en marcha para mejorar la comunicación por tren con Cantabria. Así lo explica De la Serna tras mantenrr una reunión con el presidente de la comunidad Javier Fernández. El encuentro se enmarca en la ronda de contactos que el nuevo titular de Fomento está manteniendo con todos los presidentes regionales.

El presidente del Principado asegura que se sentiría satisfecho si el primer túnel de la Variante de Pajares se pusiera en marcha en 2017. Por ello, apela al compromiso del ministro para “superar las dificultades y hacer el mayor esfuerzo posible para que en el próximo año al menos circulen trenes en pruebas”.

La variante de Pajares debería haber entrado en servicio en 2010; un plazo «inamovible», como llegó a decir Francisco Álvarez-Cascos. La unión de León con Asturias a través de dos túneles de 24,6 kilómetros lleva diez años de obras y más de 3.000 millones de euros invertidos en los trabajos. Las galerías reducirán en 45 minutos el viaje ferroviario con la meseta. Pero la ladera de Campomanes se ha convertido en el principal inconveniente geológico de la variante de Pajares. El terreno sigue deslizándose, al punto de haber roto una cuneta de guarda de hormigón, mientras las arcillas se ven agrietadas en varios puntos. El último obstáculo en esta obra se encuentra en la contención del terreno. El arreglo del último argayo sobre la variante de Pajares se alargará al menos hasta febrero de 2017. En cualquier caso, las condiciones de los contratos en vigor impiden que los trenes circulen antes de 2018.

Cinco muertos al menos y 50 heridos tras volcar un tranvía en un túnel en Londres

tram-accidentado-sur-londres

Al menos cinco personas han muerto y unas 50 han tenido que ser trasladadas al hospital después de que un tranvía haya volcado este miércoles en el sur de Londres, según el último balance ofrecido por la Policía. Los servicios de emergencia han conseguido liberar a varias personas que habían quedado atrapadas en el interior del vehículo, que ha descarrilado en Croydon poco después de las 6.00 de la mañana. Dos de los viajeros rescatados tenían heridas de carácter grave, según informa la BBC, y se teme por su vida.

El conductor del tranvía ha sido detenido, sin que por el momento hayan trascendido más detalles sobre el siniestro o los motivos por los que éste ha sido arrestado. Según la Policía, “la Oficina de Investigación de Accidentes Ferroviarios está investigando ahora este incidente y averiguará cómo se ha producido este trágico accidente”, señala ‘The Guardian’, que apunta a que podrían ser ocho las víctimas mortales. Hasta el hospital de Saint George, en Tooting, han llegado 20 personas para recibir tratamiento y, según el centro, cuatro de ellas se encuentran graves.

Transporte de Londres indica que el incidente, en el que se ha visto envuelto un tranvía de dos coches, se ha producido dentro de un túnel. En las fotos del lugar de los hechos se puede ver el tranvía volcado. La Policía Metropolitana reconoce que se trata de un “incidente grave”. Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, expresa su pesar por el suceso e indica que está en contacto tanto con los servicios de emergencia como con Transportes de Londres, “que están trabajando incansablemente para poner la situación bajo control y tratar a los heridos”.

La causa exacta del accidente aún no se ha determinado, pero sucedió cuando el tranvía entró en un túnel cerca de la parada de Sandilands, al este de Croydon. El descarrilamiento se produjo cerca de donde el tranvía realiza un fuerte giro a la izquierda, cuando se dirige hacia el norte a la parada de Addiscombe.

La única red de tranvías de Londres opera en el sur de la capital, desde Wimbledon hasta Beckenham Junction, Elmers End y New Addington, a través de Croydon. Realiza un recorrido de 17 kilómetros. Más de 27 millones de pasajeros utilizaron el servicio el pasado año.

Se cree que es el primer accidente de tranvía con resultados tan funestos, con muertes a bordo, desde 1959. En esa fecha dos pasajeras y el conductor murieron después de que un tranvía se incendiara en Shettleston Road (Glasgow) tras una colisión con un camión.

Adif y SNC Réseau asumen la gestión del túnel transfronterizo a Francia tras el fiasco de TP Ferro

tunel-francia-espania-alta-velocidad

Los Estados español y francés ‘rescatarán’ conjuntamente el túnel que conecta España y Francia por Alta Velocidad, al declararse en liquidación TP Ferro, la empresa privada participada por ACS y Eiffage que lo gestionaba, tras no lograr un acuerdo con los bancos para refinanciar la deuda de 557 millones de euros que soporta la infraestructura. Adif y SNCF Réseau, empresas públicas de infraestructuras ferroviarias, constituirán una sociedad conjunta para asumir la gestión de la conexión transfronteriza.

El grupo presidido por Florentino Pérez y la constructora francesa constataron el rechazo de la banca al plan de rescate que propusieron para la infraestructura durante la junta de acreedores celebrada a primera hora de este jueves. TP Ferro no podrá superar el concurso de acreedores en que está inmersa desde hace un año y el Juzgado de lo Mercantil de Girona declarará en unos días la liquidación de la sociedad.

ACS y Eiffage se retirarán de la gestión de la infraestructura, que primero asumirá la administración concursal y, posteriormente, la sociedad pública hispano-francesa que se hará cargo de su explotación “bajo la autoridad de los dos Estados”. Esta empresa pública asumirá a todos los trabajadores del túnel y tendrá como fin “garantizar la continuidad del servicio ferroviario entre España y Francia con las mismas prestaciones y nivel de seguridad y calidad”, para que la conexión “crezca y se convierta en el vector de desarrollo socioeconómico que debería haber sido desde hace años”, según indica TP Ferro en un comunicado.

El proyecto se diseñó para recuperar la inversión con el canon que TP Ferro cobraba a cada tren que cruce el túnel. No obstante, el retraso en conectar el AVE español con el túnel, la falta de continuidad de la red de Alta Velocidad francesa y el escaso tráfico que registra constituyen la causa del desequilibrio económico y financiero de la compañía, que la abocaron al concurso, al que se acogió hace justo un año, en septiembre de 2015, y que finalmente no ha superado.

La compañía de ACS y Eiffage asegura haber “intentado hasta el último momento refinanciar la concesión, tratando de acercar posiciones de las distintas posiciones y explorando todas las soluciones posibles”. Las dos constructoras, a través de TP Ferro, se adjudicaron en 2003 el contrato de construcción y posterior explotación del que constituyó el primer tramo de Alta Velocidad transfronterizo, además de una de las mayores obras mundiales de ingeniería civil.

La conexión, que supuso una inversión de 1.000 millones de euros, es un tramo de Alta Velocidad de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel bajo los Pirineos. Para acometer la obra, ACS e Eiffage acudieron a la banca para lograr financiación de 400 millones. Los 600 millones restantes provinieron de financiación pública aportada por España, Francia y la UE.

El tren del Soller cerrará de noviembre a febrero para reparar la bóveda del túnel mayor

unidad-tren-soller

El Ferrocarril de Sòller suspenderá el servicio durante tres meses por actuaciones de reparación del túnel mayor de la centenaria línea de tres kilómetros de longitud. Los técnicos han detectado una desviación en la galería cercana a un centímetro lo que aconseja realizar una intervención que mantendrá el servicio interrumpido durante tres meses a partir de noviembre. El comité de empresa asegura que no ha recibido información alguna y expresa su preocupación por el cese del servicio.

La dirección de la empresa justifica el paro por las obras que se realizarán en el túnel mayor entre los meses de noviembre y febrero. Desde hace más de una década, el Ferrocarril de Sóller interrumpe sus servicios entre el 10 de diciembre y el 1 de febrero, ante la necesidad de realizar mejoras en la infraestructura.

El personal critica la decisión porque carece de información técnica sobre la actuación, la magnitud de las obras a realizar, si se ha producido movimiento estructural y si actualmente existe riesgo o no para los trabajadores y usuarios que diariamente cruzan el túnel en el tren. La representación de la plantilla calificao la actitud de la dirección de la empresa de “caciquil”, ya que incumple el requisito indispensable de informar a los representantes legales de los trabajadores.

Los trabajadores explican que hace 30 años la empresa Cubiertas y Mazof ejecutó en un mes unas obras en el túnel mayor que consistieron en cambiar los raíles en 2.876 metros de longitud. Se sorprenden de que ahora se prevean trabajos de tres meses para arreglar 50 metros de bóveda en la citada galería.

El comité de empresa espera que este cese de servicio no suponga un intento de la empresa de temporalizar el funcionamiento del tren a costa de las condiciones laborales, “forzando cada vez más la modalidad de trabajadores fijos discontinuos”. Según los representantes de los trabajadores, la seguridad en la circulación del ferrocarril requiere inversión en personal, condiciones laborales estables, mejoras en equipamientos y elementos auxiliares, y la aplicación de un reglamento de circulación “sensato” y “riguroso”.

El presidente del Ferrocarril de Sóller, Óscar Mayol, asegura que las obras consistirán en reforzar la bóveda del túnel en un segmento de entre 50 y 70 metros muy próximo a la boca Norte de Sóller, una operación que nunca antes se había realizado. Los técnicos atribuyen el movimiento a un cambio de pesos en la vertical del túnel, probablemente causada por cambios en las bolsas de agua debidos a causas imposibles de señalar. Según Mayol el desplazamientos es inapreciable a simple vista y ha sido detectado gracias al seguimiento que los topógrafos realizan de forma periódica «y preferimos intervenir antes de que el problema sea más grave».

Las obras empezarán el día 7 de noviembre, un mes antes de la fecha elegida durante los últimos años por el Ferrocarril de Sóller para paralizar los servicios de tren y acometer obras en su trazado, y durarán hasta principios de febrero, aunque podrían durar más de lo inicialmente previsto.

El túnel ferroviario de Artxanda, casi a punto

visita-autoridades-tunel-artxanda

El nuevo túnel ferroviario de Artxanda va a suponer “un mayor uso del transporte público, ya que consigue una excelente conexión entre la Línea 3 de Metro y su prolongación en las localidades de Txorierri” asegura Iñigo Urkullu que este viernes visitó las obras. Tras atravesar el monte Artxanda y el cruce bajo la autovía del Txorierri, el trazado discurre por una zona rural, a cielo abierto, hasta entroncar con la línea actual, al inicio de la curva que bordea por el oeste el barrio de La Ola, en Sondika.

El túnel de Artxanda soluciona las limitaciones de la actual línea ferroviaria, que transcurre en vía única y con un trazado con multitud de curvas de radio inferior a 200 metros, “lo que limitaba de manera considerable la velocidad que los trenes pueden alcanzar”, indica el lehendakari, para añadir que, gracias a esta nueva infraestructura, “se mejorarán las frecuencias y se reducirán los tiempos de desplazamiento”, además de “avanzar en la promoción del transporte sostenible como recomienda la Cumbre del Clima de París”.

La nueva galería cuenta con una longitud de 1.875 metros, vía doble y dispondrá de dos conductos de evacuación: la primera conectará con el exterior, mientras que la segunda enlazará con el antiguo túnel de la línea Deusto-Lezama, que en la actualidad se está acondicionado como ruta de evacuación. El túnel de Artxanda, que será la vía de acceso del Txorierri a la red del ferrocarril metropolitano de Bilbao, a través de la Línea 3 de Metro y también al resto de la red ferroviaria vasca, ha supuesto una inversión de 36 millones de euros, financiados íntegramente por el Gobierno vasco. En 2015, ETS licitó en 2015 la redacción del proyecto de mejora del tramo ferroviario Ola-Sondika para su integración en la Línea 3 del Metro de Bilbao. Actualmente se encuentran en licitación los trabajos de modernización de las estaciones de Lezama, Lekunbiz y Larrondo, Zamudio y Elotxelerri con un presupuesto base conjunto que asciende a 1,9 millones de euros.

La línea 3 de Metro, en la que quedará integrada el Txorierri, estará servida por Euskotren con sus nuevas unidades de la serie 950. Se trata de 28 trenes, que permitirán cubrir las necesidades de la línea, así como continuar con el proceso de modernización del parque móvil ferroviario de la Compañía, atendiendo a las necesidades de explotación contempladas para el período 2016-2019 en el resto de líneas, sustituyendo a las de mayor antigüedad. La Serie 950 incluye Unidades de tren eléctricas de 1.500 Vcc de vía métrica. Cada una de ellas está compuesta por dos coches motores con cabina de conducción y un coche remolque intermedio. Además, son ampliables a cuatro coches, sin perder las prestaciones iniciales de tres coches.

El coche intermedio dispone de zonas para Personas de Movilidad Reducida (PMR) y rampas automáticas en dos de sus puertas. Mejora, además, la accesibilidad a personas con problemas de movilidad, visuales o auditivos. Los trenes disponen de puertas de evacuación de emergencia laterales y frontales, en función del coche de que se trate. Todos los coches están comunicados por pasillos de intercomunicación diáfanos, y el acceso es realizado a través de seis puertas por coche, eléctricas de doble hoja. Las salas para las personas viajeras han sido diseñadas buscando amplitud y comodidad. Cada Unidad pondrá a disposición de la ciudadanía un total de 296 plazas, 94 de ellas de asiento.

Urkullu, que ha recordado que él mismo fue usuario de la línea de Euskotren hasta la estación de Ciudad Jardín, ha destacado que la primera estación que se encontrarán las personas viajeras procedentes del Txorierri será la de Matiko, “prácticamente finalizada” y que será “la puerta de entrada a Bilbao“.

La Línea 3, financiada a partes iguales por Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno vasco, ha supuesto “una revolución dentro de la movilidad para el bilbaíno barrio de Matiko”, dice el lehendakari, para señalar que, además, ha servido también para cambiar “de forma radical la fisonomía de este barrio separado hace décadas por las vías del tren”, que ganará 6.000 m2 de espacio.

Los muros de cierre de la estructura ferroviaria más próximos a la parte baja de la calle Tiboli, cuya parte superior ha sido aprovechada para construir el parque de Artasamina y el entramado de escaleras y rampas que permiten conectar con Tiboli, han sido decorados con murales pictóricos. Uno de ellos está realizado por la artista bilbaína Eva Mena y el otro está compuesto por fotografías cedidas por la Autoridad Portuaria de Bilbao, de su archivo histórico, y muestran la transformación de una ciudad que crece al ritmo de su desarrollo industrial. Además, desde hace mes y medio, está en servicio un ascensor que salva el desnivel existente entre las calles Artasamina y la parte baja de Tíboli.

Con el objetivo de su puesta en servicio para finales de marzo, los trabajos en la Línea 3 afrontan su recta final. La Línea 3 dará servicio a más de 70.000 personas residentes en los barrios del norte de Bilbao y está financiada a partes iguales por el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia. La Línea 3 contará con estaciones en San Antonio de Etxebarri, Otxarkoaga, Txurdinaga, Zurbaranbarri, Casco Viejo, Uribarri y Matiko.

En ese sentido, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha dicho que es “un placer ver que la Línea 3 sigue adelante, que el túnel de Artxanda está listo, y que dos comarcas, las del Txorierri y Bilbao, se conectarán a través de este túnel”. Tras destacar que Bizkaia “avanza y los proyectos para mejorarla se ve que van siendo una realidad”, ha indicado que son “dos kilómetros de túnel que van a ser ya una realidad”.

Urkullu ha visitado las obras del túnel de Artxanda acompañado de la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto; el diputado foral de Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio, Vicente Reyes; los directores de ETS y Euskotren, José Luis Sabas, e Imanol Leza; y el presidente del Puerto de Bilbao, Asier Atutxa, entre otros.

Cierra por obras la línea 1 de Metro Madrid

cifuentes-consejero-tunel-antiguo-madrid

Cierre por obras. A sus 96 años, la línea 1 del metro de Madrid, la más antigua de España y con 85 millones de viajeros anuales, se somete desde hoy y hasta el 12 de noviembre a un proceso de mejora y modernización que conllevará la supresión parcial del servicio entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe. Las obras debían haber comenzado el pasado 18 de junio, pero la huelga de los maquinistas de Renfe hizo que el Consorcio Regional de Transportes retrasase su inicio hasta que se pudiera garantizar el Plan de Movilidad coordinado entre Metro, EMT y Cercanías para atender, de manera prioritaria, a los vecinos de Puente y Villa de Vallecas.

Será este domingo cuando comiencen los trabajos de renovación de los 13,5 kilómetros que unen las 23 estaciones que discurren entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe. En esta primera fase se procederá a la impermeabilización y consolidación del túnel entre Cuatro Caminos y Portazgo, uno de los más antiguos del suburbano madrileño que será reforzado mediante inyecciones de cemento y proyecciones especiales de hormigón.

En todo el tramo, además, se sustituirá la catenaria convencional por una rígida, un sistema patentado por Metro de Madrid en el que el elemento que transmite la corriente eléctrica para que el tren funcione no será un cable sino un carril rígido. La nueva catenaria aportará mayor fiabilidad, menor coste de mantenimiento y reparaciones más fáciles, pero su instalación requiere de unos complejos trabajos de ingeniería y de montaje en un túnel construido hace casi un siglo.

Estas y otras muchas obras no visibles requieren de una fuerte inversión económica -casi 70 millones de euros-; de un gran despliegue de maquinaria y mano de obra que trabajará por turnos las 24 horas del día; y de una milimétrica coordinación de los trabajos para solaparlos, los más posible, con el periodo estival y minimizar las molestias que, irremediablemente, sufrirán los ciudadanos.

Con este objetivo se pondrán en marcha tres líneas de autobús que cubrirán los trayectos Plaza de Castilla-Cuatro Caminos; Conde de Casal-Sierra de Guadalupe y Atocha Renfe-Sierra de Guadalupe. Estos servicios especiales circularán desde las 6 de la mañana a las 1.30 de la madrugada y serán gratuitos durante los 133 días que, según las previsiones, durarán las obras -hasta el 12 de noviembre-.

También se reforzarán las líneas 10, 37, 102, 143 y 145 de la EMT que transitan por el recorrido de la línea 1, y se incrementará la frecuencia de las líneas de Metro 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9 y 10. Igualmente, se reforzarán las líneas de Renfe Cercanías con conexión hasta Chamartín: C1, C2, C3, C4, C5, C7, C8 y C10.

Para garantizar la fluidez en la circulación de los autobuses la avenida de la Albufera contará con un carril exclusivo BUS, mientras que los agentes de movilidad realizarán tareas específicas en materia de regulación y control del tráfico.

Según la Comunidad, se trata del mayor servicio alternativo de transporte público diseñado para cubrir el cierre parcial de una línea de Metro.

En el año 2019, el día 17 de octubre, esta línea 1 de Metro conmemorará el primer siglo desde que el rey Alfonso XIII inaugurara un tramo de 8,3 kilómetros de longitud y ocho estaciones que unían la Puerta del Sol y Cuatro Caminos.

En la actualidad, esta línea de color azul discurre entre Pinar de Chamartín y Valdecarros, más de 23 kilómetros de distancia repartidos en 33 estaciones, 54 accesos desde la calle y 38 vestíbulos.

Con 85 millones de viajeros, la línea 1 es, después de la 6, la línea con mayor tránsito del suburbano madrileño y a sus 96 años se ‘acicala’ para celebrar, totalmente renovada, su primer centenario.

El accidente del metro de Valencia era “previsible y evitable” y el “túnel no era seguro”

victimas-accidente-metro-valencia1

La comisión de investigación de Les Corts sobre el accidente de metro de Valencia ha concluido que la Línea 1 de Metrovalencia no era segura y señala como responsables políticos del siniestro al expresident de la Generalitat, Francisco Camps y al exconseller Juan Cotino, entre otros. Así figura en el documento de 296 páginas sobre el siniestro que costó la vida a 43 personas que han presentado este viernes los grupos parlamentarios del PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podemos, mientras que el PP ha anunciado que presentará un voto particular y que ve “una barbaridad” pedir responsabilidades políticas ahora.

La primera conclusión es que el accidente “era previsible y evitable” pues el túnel de la línea 1 “no era seguro”, justo lo contrario de lo que concluyó la anterior comisión de investigación, que, según añaden, estuvo controlada por el PP y FGV para impedir que se impusiera cualquier versión distinta a la oficial.

“Las causas del accidente fueron múltiples“, remarcan los citados grupos, pero todas ellas tuvieron su origen “en la falta de inversión y la mala gestión de FGV, especialmente en materia de seguridad en la circulación”, que se hizo descansar “en el factor humano”. En concreto, se cita la incompleta instalación del sistema de frenado FAP, por la falta de instalación y reprogramación de balizas el punto del accidente; la obsolescencia de los trenes que cubrían la Línea 1; el desgaste y escasez de material rodante, y el deficitario mantenimiento de la vía en ese punto.

Otras de las 44 conclusiones alcanzadas apuntan a una gestión política “negligente, interesadamente apresurada y opaca” del accidente del 3 de julio de 2006, y a una manipulación informativa por parte de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) que ofreció “información sesgada” y se sometió a los intereses del PP.

El documento señala como responsables políticos, además de a Camps y Cotino, al exvicepresidente Víctor Campos, al ex director general de Transportes Vicente Dómine y al exportavoz del PP en Les Corts Serafín Castellano. En el ámbito de la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se apunta a varios exdirectivos, entre ellos la exgerente Marisa Gracia, mientras que en RTVV responsabilizan al entonces director general, Pedro García, y al director de Informativos de Canal 9 en el momento del siniestro, Lluís Motes.

Destacan que esa falta de financiación en este transporte público “contrasta con las grandes inversiones que ese mismo año anunciaba el Gobierno valenciano” en cuestiones como la Copa del América, el Aeropuerto de Castellón o Mundo Ilusión, entre otros asuntos.

Entre las conclusiones se señala también la falta de interés del Consell y de FGV por esclarecer las causas del accidente y “el menosprecio” al que los gobiernos del PP han sometido a la Asociación de Víctimas del Metro 3 de julio (AVMJ) en estos diez años.

El documento también recoge una serie de recomendaciones, como elaborar una ley de seguridad sobre el transporte ferroviario, crear un organismo independiente que vele por la seguridad en el transporte, y revisar y mejorar los protocolos de actuación en grandes accidentes y mecanismos de coordinación, entre otras.

El PP ha considerado “una barbaridad” pedir responsabilidades políticas del accidente diez años después del siniestro, y ha anunciado que presentará un voto particular a las conclusiones elaboradas. El diputado popular Alfredo Castelló, portavoz de este grupo en la comisión de investigación, ha acusado al resto de partidos de ejercer de “tribunal de excepción” y ha considerado que el único sentido de la comisión es manifestar las cosas que se hicieron bien y las que se hicieron mal, y como reparación moral a las víctimas.

La Asociación de Víctimas, por su parte, se ha mostrado contenta con las conclusiones, pero sobre todo con el trabajo “serio” y “exhaustivo” realizado por la comisión en estos meses, y ha valorado que se planteen recomendaciones para que “no vuelva a suceder” un accidente de esta magnitud.

El dictamen presentado este viernes se debatirá en la comisión del próximo 5 de julio y se prevé que pueda aprobarse definitivamente en el último pleno ordinario de Les Corts Valencianes, previsto para los días 13 y 14 de julio.

ACS y Eiffage intentan evitar la liquidación del túnel del AVE bajo los Pirineos

tunel-francia-espania-alta-velocidad

ACS y Eiffage han presentado una propuesta de convenio de acreedores para “reestructurar” la deuda de la conexión AVE entre España y Francia bajo los Pirineos, con el fin de que esta infraestructura supere el concurso de acreedores en el que está inmersa desde septiembre de 2015 y evitar así su liquidación. La propuesta se presenta dos días antes de que el próximo lunes, 20 de junio, venza el plazo establecido por Juzgado de lo Mercantil de Girona.

Los acreedores del AVE transfronterizo tienen hasta el próximo 15 de septiembre para decidir si aceptan la propuesta y evitan así la quiebra de la concesionaria de la infraestructura. No obstante, el grupo que preside Florentino Pérez y la constructora francesa ha solicitado al Juzgado un aplazamiento de esta junta, sobre el que el juez titular se pronunciará próximamente.

TP Ferro, la sociedad conjunta que ACS e Eiffage constituyeron para construir y explotar el AVE hispano-galo, garantizó que, pese a su actual situación, continuará prestando servicio. “La presentación de una propuesta de convenio tiene como objetivo reestructurar la deuda y no afectará a la continuidad del servicio ferroviario que TP Ferro continuará explotando con el máximo nivel de seguridad, fluidez y regularidad”, asevera la firma en un comunicado.

España y Francia ya han acordado quedarse con la operación del túnel del AVE bajo los Pirineos en caso de que ACS y Eiffage decidieran dejar de prestar servicio. El acuerdo de los dos países se está fraguando a través de sus respectivas compañías públicas gestoras de las redes ferroviarias, Adif y la Réseau Ferré de France (RFF), según fuentes del sector. Con este AVE transfronterizo se daría así el caso contrario a lo sucedido con otras infraestructuras que están también en quiebra, como son varias autopistas de peaje.

El carácter “estratégico y único” del túnel del AVE bajo los Pirineos, esto es, el hecho de que no tenga otra alternativa, es el factor que ha llevado a los dos Estados a establecer “este plan de contingencia”, según detallan las mismas fuentes.

ACS y Eiffage se adjudicaron en 2003 el contrato de construcción y posterior explotación del que constituye el primer tramo de AVE transfronterizo y una de las grandes obras mundiales de ingeniería civil. Se trata de un tramo de AVE de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel construido bajo los Pirineos.

El proyecto supuso una inversión de 1.000 millones de euros, de los que unos 600 millones correspondieron a financiación pública aportada por España, Francia y la UE. Con su declaración de concurso, este túnel se sumó al listado de otras grandes infraestructuras construidas en los últimos años que también han quebrado o han resultado inviables, como son ocho autopistas de peaje, el almacén de gas Castor o los aeropuertos de Castellón y Ciudad Real, este último promovido por la iniciativa privada.