Archivo de la etiqueta: Reino Unido

CAF implantará en Gales una fábrica de trenes

Estratégica apuesta de internacionalización. CAF anuncia la implantación de una fábrica de trenes en Reino Unido, en la que invertirá 32 millones de libras (unos 38 millones de euros) y que espera poner en marcha dentro de un año, a mediados de 2018. Con la nueva instalación, la compañía materializa la intención manifestada el pasado año de implantarse en Reino Unido y refuerza su apuesta por este país, un mercado estratégico en el que además acaba de comprar una firma de consultoría.

La instalación, que recibirá subvenciones del programa de inversiones extranjeras del Gobierno de Gales, se dedicará a la fabricación de todo tipo de vehículos ferroviarios y dará empleo a 300 trabajadores, además de tener un “importante impacto” en los proveedores y suministradores locales. CAF destinará su nueva planta internacional a acometer los futuros nuevos contratos que logre en Reino Unido, así como a trabajos de mantenimiento y rehabilitación de trenes. De hecho, la instalación tendrá capacidad para poder ampliarse en caso de que así se requiera por el volumen de contratos.

El fabricante vasco da un paso más en su estrategia de internacionalización. La fábrica que instalará en el mercado británico será la quinta de la empresa fuera de España, dado que se suma a las que ya tiene en Estados Unidos, Francia, México y Brasil. En el caso de Reino Unido, CAF ha elegido el ‘Celtic Business Park’ de la ciudad de Newport (Gales) para levantar su fábrica, tras un “exhaustivo” trabajo de análisis en el que sopesó más de un centenar de ubicaciones del país.

La compañía con sede en Beasain (Guipúzcoa) anuncia la construcción de una fábrica en Reino Unido un día después de informar de la compra de una firma de ingeniería de este país, BWB Consulting. Reino Unido constituye un país estratégico de CAF, y uno de sus principales mercados internacionales en el marco de su estrategia de diversificación y crecimiento. En la actualidad, tiene en el país una cartera de contratos por valor de unos 1.200 millones de euros.

En esta cartera destaca el contrato de suministro de coches de tren para el servicio entre Londres y Glasgow-Edimburgo, adjudicado en 2015 por unos 200 millones de euros y los conseguidos en 2016. El pasado año logró el suministro de trenes eléctricos y diésel para Arriva Rail North Limited y el mantenimiento de trenes con First Group. Ambos contratos suman un volumen cercano a los 1.000 millones de euros.

Anuncios

¿Renfe, operador en Reino Unido?

Renfe trabaja para lograr licencia de operador ferroviario en Reino Unido, un mercado en el que sigue buscando oportunidades de negocio, a pesar del ‘Brexit’ y de que se ha retirado de la puja por un primer contrato. Se trata del proyecto de explotación de la West Coast, la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste y una de las más importantes del país, que conecta Londres con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra, Gales del Norte y el sur de Escocia.

El presidente de la compañía, Juan Alfaro, ha informado al consejo de administración de Renfe en su reunión de este miércoles que la empresa ha decidido declinar seguir compitiendo por esta línea, tras mantener contactos con posibles socios que “no satisfacieron las garantías que exigía” la operadora española. A pesar de ello, Renfe, que actualmente está pendiente de ser invitada a participar en el concurso para explotar la Alta Velocidad de California, sigue buscando oportunidades de negocio en Reino Unido. “Renfe continúa en contacto tanto con las autoridades británicas como con otras compañías del sector para explorar las oportunidades que surjan en Reino Unido, un mercado de enorme potencial considerado estratégico”, asegura la empresa en un comunicado.

La operadora española continúa en contacto, tanto con las autoridades británicas como con otras compañías del sector, para explorar las oportunidades que surjan en Reino Unido. El primer objetivo a corto plazo de Renfe en el Reino Unido se centra en conseguir la licencia para operar en aquel mercado. El presidente Juan Alfaro señala al Consejo de Administración que Renfe mantiene su apuesta por su presencia en Reino Unido y hace de la internacionalización uno de sus ejes estratégicos.

La West Coast es la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste y una de las más importantes del país, que conecta Londres con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra, Gales del Norte y el sur de Escocia. El tronco principal enlaza las estaciones Euston y Glasgow Central y tiene una longitud de 645 kilómetros (401 millas). Sirve además a las ciudades de Birmingham, Rugby, Preston, Carlisle y Edimburgo entre otras. A pesar de denominarse Main Line (Línea Principal) actualmente comprende, además de la línea Londres-Glasgow, un complejo sistema de ramales y variantes que sirven a importantes ciudades, como Northampton, Coventry, Birmingham, Wolverhampton, Stoke-on-Trent, Stockport, Mánchester, Liverpool y Edimburgo.

La WCML es de importancia estratégica en el contexto europeo y ha sido catalogada como ruta prioritaria dentro de las Redes Trans-Europeas. Es el principal corredor ferroviario de cargas que vincula la Europa continental (vía el Eurotúnel, Londres y el sudeste de Inglaterra) con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra y Escocia, siendo una de las rutas de mercancías más activas de toda Europa.

Ferrovial mete baza en la primera pata de la línea de Alta Velocidad Londres-Manchester

hs-2-proyecto-alta-velocidad


Ferrovial
se ha adjudicado uno de los tres contratos que componen el primer gran proyecto que se adjudica en el marco de la construcción de la primera línea ferroviaria de Alta Velocidad británica, la que unirá Londres y Birmingham, el correspondiente a los trabajos preliminares, estimados en un total de 900 millones de libras (unos 1.038 millones de euros). La compañía que preside Rafael del Pino, en consorcio con la constructora local BAM Nuttal, se ha hecho con la ejecución de estos trabajos previos en el tramo central de la futura línea, en unos 102 kilómetros del total de 225 kilómetros que tendrá el corredor, por unos 300 millones de libras (unos 346 millones de euros).

Ferrovial desembarca de esta forma en la Alta Velocidad británica al lograr obras en el primer gran contrato que se adjudica en el marco de este proyecto. La compañaía está actualmente pendiente del contrato de obras de ejecución del primer tramo de la línea propiamente dicha, un proyecto que está previsto se adjudique antes de que concluya el año y por el que también compiten ACS, FCC y Acciona. Con este proyecto, Ferrovial refuerza aún más la destacada presencia con que cuenta en el mercado británico con todas sus áreas de negocio, dado que constituye el primer mercado del grupo por ingresos, por delante de España.

En cuanto a este primer contrato logrado en la Alta Velocidad de Reino Unido, consiste en acometer los trabajos básicos y preliminares para poder acometer posteriormente la construcción de la línea. En concreto, se encargará de analizar la arqueología de la zona y su limpieza y señalamiento. Asimismo, deberá desviar los servicios públicos que se vean afectados por las obras, realizar estudios de viabilidad medioambiental, las demoliciones o nivelaciones del terreno necesarias, encauzar cursos de agua o construir refuerzos estructurales y de drenaje, entre otras.

Así lo detalla High Speed Two (HS2), la sociedad pública promotora de la Alta Velocidad británica, que informó este martes de los tres consorcios de empresas seleccionados para acometer estos trabajos en los tres tramos en los que se ha estructurado la construcción de la primera línea de Alta Velocidad del país. Además de Ferrovial, que realizará estas labores en el tramo central, la sueca Skanska se ha hecho con los trabajos de la zona Sur y la local Laing O’Rourke, con los correspondientes al tramo Norte.

La firma promotora de la Alta Velocidad indica que estos tres grupos de constructoras deberán comenzar a realizar los trabajos en la primavera de 2017. HS2 prevé adjudicar a finales de este año el contrato de construcción del primer tramo, un proyecto estimado en unos 10.000 millones de euros. Se trata de una línea de 225 kilómetros de longitud entre Londres y Birmingham, que a su vez constituirá la ‘primera pata’ de un proyecto que busca conectar la capital del país con Manchester.

Virgin arremete contra el laborista Corbyn por viajar sentado en el suelo de un tren con asientos libres

Corbyn-floor-train

corbyn-trains-libre

La empresa ferroviaria Virgin, propiedad del millonario Richard Brandon, acusa al líder laborista, Jeremy Corbyn, de “falta de honestidad” al aparecer filmado sentado en el suelo de un coche por encontrarse el tren supuestamente abarrotado y en el que, sin embargo, había asientos. El político denuncia de este modo que “no hay trenes suficientes” en el Reino Unido y alega que prefirió sentarse en el suelo antes que comprar un billete de primera clase.

Virgin ha difundido sus propias grabaciones en las que se ven filas de butacas vacías y en las que se aprecia cómo Corbyn va dejando atrás asientos desocupados minutos después de que el tren parta de la estación londinense de King’s Cross. La grabación, de la se hacen eco los periódicos nacionales en sus portadas, también deja ver cómo posteriormente el líder laborista toma un asiento antes de que el tren haya llegado a su primera parada y cuando aún quedan dos horas para la llegada a Newcastle.

Un portavoz de Virgin indica que la empresa había tenido que pronunciarse ante “la idea de que Corbyn no hubiera podido sentarse en ese servicio, pues claramente no fue el caso“. Las imágenes de Corbyn sentado en el suelo de un pasillo de un tren mientras viajaba con su equipo desde Londres a dar una conferencia fueron difundidas este martes ampliamente por los medios británicos. Una grabación mostraba al político izquierdista, de 67 años, en el suelo de la parte de atrás del coche, tomando un café y leyendo la revista satírica Private Eye.

Durante el trayecto, de tres horas de duración, el líder de la oposición denuncia que “no hay trenes suficientes” y que “éste es un problema que afecta a muchos pasajeros cada día”. “Esto es algo que sufren muchos pasajeros a diario en nuestro país. Hoy, como pasa otras tantas veces, este tren va lleno. El personal que trabaja en él es fantástico, trabajando muy duro para ayudar a todo el mundo”, asegura Corbyn en la filmación.

El líder del laborismo explica también que prefirió sentarse en el suelo antes que comprar un billete de primera clase para no diferenciarse del resto de ciudadanos que no pueden permitirse ese lujo. Por su parte, un portavoz de Corbyn señaló que el dirigente laborista no había encontrado asientos libres al subirse al tren, si bien “posteriormente, quedaron butacas disponibles (…) y un empleado muy amable del tren les ofreció asientos”.

La Information Commissioner’s Office (ICO) -organización independiente que vela por los derechos de información en aras del interés ciudadano- confirma que investiga la divulgación de las imágenes por parte de Virgin. “Tenemos constancia de la publicación de las imágenes de las cámaras de seguridad de Jeremy Corbyn y estamos investigándolo”, indicó un portavoz de la ICO.

Siete días de huelga del Eurostar

trenes-eurostar-londres

Una parte del personal de a bordo del Eurostar, el tren que enlaza Bélgica y Francia con el Reino Unido, llevará a cabo una huelga de siete días en agosto para protestar por sus condiciones de trabajo, anuncia el sindicato británico RMT. La primera huelga convocada por el sindicato durará del 12 al 15 de agosto y la segunda, del 27 al 29 de agosto. Eurostar asegura que el impacto en las condiciones de circulación sería limitado.

La compañía gestora del tren de alta velocidad que conecta las ciudades de Londres, París y Bruselas ha garantizado que todos los pasajeros que ya dispongan de reserva podrán viajar durante los días afectados, aunque sujetos a “pequeños” cambios en los horarios que les serán notificados por anticipado. “Para los días de huelga, hemos previsto algunos ligeros cambios en los horarios de forma que todos nuestros pasajeros que tengan una reserva puedan viajar esos días. Se informará con antelación a los pasajeros afectados de los cambios”, declara un portavoz del Eurostar. “Se anulará un máximo de dos viajes de ida y vuelta, ya sea hacia París o hacia Bruselas […] Movilizaremos a todo nuestro personal disponible y echaremos mano de nuestro personal en el continente”, agrega una representante de Eurostar.

El sindicato RMT acusa a la dirección de no respetar un acuerdo de las condiciones de trabajo cerrado en 2008, afirmando que el personal del tren está “sometido a horas de trabajo difíciles”, según Mick Cash, secretario general de RMT. La huelga arrancará en el primer minuto del viernes 12 de agosto (hora británica) y se prolongará hasta las 23.59 del lunes 15, jornada de la festividad de la Asunción que se celebra en Francia y Bélgica. A esos cuatro días de paro se sumarán otros tres previstos a partir del sábado 27. La segunda fase de la huelga coincide en el Reino Unido con el “Bank Holiday” (puente festivo) que todos los años marca el calendario laboral de finales de agosto.

El sindicato del servicio ferroviario ha elegido estos días especialmente sensibles para el tráfico de pasajeros como medida de fuerza para exigir a la empresa que busque un equilibrio entre las exigencias horarias del trabajo y las necesidades personales de los trabajadores. Los empleados del Eurostar “están hartos y cansados de sus rotaciones laborales y horarios antisociales”, subraya Mick Cash, a la hora de reivindicar “nuestro derecho a tener un equilibrio enrte el trabajo y la vida peronal que satisfaga las necesidades operaciones de la empresa, al tiempo que garantice un tiempo libre de calidad para disfrutar con la familia y los amigos”.

El anuncio de la huelga en el tren de alta velocidad que conecta los dos lados del Canal de la Mancha a través del Eurotúnel coincide en el territorio Reino Unido con otros paros en su red nacional ferroviaria. Después del caos que desde principios de semana viene provocando la movilización sindical de cinco días en el Southern Rail (casi 1.000 servicios suspendidos a diario), que opera en las rutas del sur del país, los trabajadores afiliados a tres sindicatos del ramo han anunciado una acción coordinada que amenaza con paralizar su funcionamiento el próximo mes. El pulso tiene su origen en la demanda de los trabajadores de que la empres

Ferrovial, ACS, Acciona y FCC, seleccionadas para pujar en la LAV entre Londres y Birmingham

tren-alta-velocidad-reino-unido

Ferrovial, ACS, Acciona y FCC lideran cuatro de los nueve consorcios que Reino Unido ha seleccionado para que compitan por obras de construcción de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (LAV) que unirá Londres y Birmingham, un proyecto presupuestado en entre 7.100 y 11.800 millones de libras (entre unos 9.000 y 15.000 millones de euros). Cada uno de los nueve grupos podrá pujar por entre uno y cuatro tramos del total de siete en que se divide la construcción de esta línea, de 225 kilómetros de longitud y que constituye la primera fase del proyecto de Alta Velocidad que unirá la capital británica con Manchester.

Los cuatro grupos españoles se han aliado con firmas locales para intentar hacerse con trabajos de este proyecto, con los que Ferrovial, ACS y FCC reforzarían la presencia con que cuentan en el país, mientras que para Acciona supondría desembarcar en este mercado con su negocio constructor. Las constructoras españolas, además de su experiencia en la construcción de la red AVE de España, pueden aportar también la acumulada en la ejecución del Crossrail, la red ferroviaria subterránea de Londres, en la que muchas de ellas han participado.

Los primeros trabajos, estimados en unos 900 millones de libras (unos 1.140 millones de euros), está previsto que se contraten en 2017, para que las obras empiecen un año después, según informa la HS2, la compañía británica pública promotora del proyecto.

El grupo que preside José Manuel Entrecanales se ha asociado con la local John Sisk & Son para pujar por obras de este proyecto, mientras que Ferrovial lo ha hecho con las también constructoras británicas Morgan Sindall y BAM Nuttal. De su lado, FCC se ha aliado con la británica Laing O’Rourke, mientras que ACS pujará por otras mediante un consorcio en el que participan sus filiales Dragados y Hochtief y que completa la local Galliford Try.

Estos cuatro consorcios con sello español tendrán a su vez que competir con otros cinco grupos internacionales, entre los que figuran el resto de las principales constructoras del mundo. La estadounidense Bechtel compite en solitario, mientras que la francesa Bouygues lidera uno de los consorcios. Otros dos grupos están integrados por sendas alianzas anglofrancesas, uno por la compuesta por Balfour Beatty y Vinci, y otro por Carillion y Eiffage. El quinto consorcio internacional está integrado por la asociación entre la sueca Skanska y la austriaca Stragbag.

Todos los consorcios han manifestado su intención de competir por cuatro de los siete tramos de la línea, el máximo permitido por el proceso de concurso público, con la excepción de Bechtel y Acciona, que pujarán por uno, según la publicación británica ‘Construction Enquirer’.

La HS2 destaca en un comunicado que los grupos que demuestren los “mejores resultados en términos de precio y eficiencia” en la construcción de esta primera fase serán invitados a pujar en la siguiente fase del proyecto, prevista para la próxima década. Por el momento, la firma promotora estima que la construcción de la línea entre Londres y Birmingham generará la creación de unos 14.600 puestos de trabajo.

(Imagen Nathan Williamson en Wikimedia Commons)

CAF fabricará 43 trenes eléctricos y 55 diésel para Reino Unido, su mejor contrato en Europa

unidades-civity-caf-reino-unido

La empresa guipuzcoana CAF ha firmado con el operador Arriva UK y la financiera Eversholt Rail Group los contratos para la fabricación de dos flotas de trenes de su plataforma de productos CIVITY, con destino a la región Northern (Norte de Inglaterra). La empresa Arriva fue designada recientemente por parte del Ministerio de Transportes del Reino Unido, como el nuevo operador para los servicios ferroviarios de dicha región. Este pedido tiene una importancia estratégica para la compañía dado el potencial del mercado inglés, donde varias franquicias más tienen intención de renovar sus parques en los próximos años.

Estos proyectos comprenden el suministro de 43 trenes eléctricos de 3 y 4 coches, y 55 trenes diésel de 2 y 3 coches, sumando un total de 281 vehículos de pasajeros para servicios de tipo suburbano/regional, hasta 160 kilómetros a la hora. Además de los propios trenes, los contratos también incluyen la prestación de servicios de soporte técnico y logístico para ambas flotas. El montante conjunto de los contratos alcanza los 740 millones de euros, y se convierte en el mayor obtenido por CAF en Europa hasta la fecha, además de incrementar su cartera de pedidos hasta una cifra en torno a los 5.500 millones de euros.

Este es el segundo pedido de composiciones de la versión británica de la plataforma de productos CIVITY, tas el proyecto obtenido el año pasado para el servicio de trenes Caledonian entre Londres y Escocia. Recientemente se han suministrado versiones para Italia y Montenegro y se fabrica en la actualidad unidades para el proyecto de NS en Holanda.

Estos contratos son también los primeros de la compañía con el grupo alemán Deutsche Bahn (Ferrocarriles Alemanes), propietario de la empresa Arriva, marca con la que ofrece sus servicios en distintos mercados. Cabe señalar que el grupo Deutsche Bahn es el mayor operador por número de trenes en Europa, y uno de los más importantes a nivel mundial en el sector ferroviario.

CAF ha tenido en los últimos años, una importante presencia en Reino Unido, con una amplia gama de vehículos y servicios. En la década de los 90, la empresa suministró unidades para la línea Northern Spirit, así como para la conexión Heathrow Express, que une el aeropuerto con la estación de Paddington en Londres. Más recientemente ha desarrollado proyectos para NIR (Ferrocarriles de Irlanda del Norte) donde junto a la fabricación de los trenes la empresa realiza actividades de mantenimiento, así como el suministro de tranvías para las ciudades de Edimburgo y Birmingham. Por último, el año pasado CAF firmó el contrato mencionado, por un valor cercano a los 200 millones de euros para el suministro de los coches de Caledonian Sleeper que realizarán el servicio entre Londres y Glasgow-Edimburgo, cuyas entregas están previstas para el año 2018.

CAF participa actualmente en el país en varios de los concursos para distintos operadores, además de estar precalificado, tal y como se ha anunciado esta misma semana, para el concurso del Metro de Londres. Igualmente, existe un gran interés en la licitación para la línea de alta velocidad HS2 que unirá en una primera fase las ciudades de Londres y Birmingham, uno de los mayores proyectos de infraestructuras previstos en Europa para los próximos años, demostrando el interés que tiene la compañía en incrementar su presencia en Reino Unido en los próximos años.

Vuelve a las vías la histórica locomotora ‘Flying Scotsman’ tras 10 años de restauración

'Flying-Scotsman'-dailymail-pruebas

Un clásico-histórico vuelve a la vía. La locomotora ‘Flying Scotsman’, construida en 1923, la primera máquina de vapor que alcanzó las 100 millas por hora (160 kilómetros por hora), volvió a recorrer Gran Bretaña este viernes tras un proceso de restauración de 10 años. La espléndida y poderosa máquina completó un recorrido de prueba en el noroeste de Inglaterra que fue presenciado por entusiastas del ferrocarril, algunos con lágrimas en los ojos.

El trabajo de restauración, llevado a cabo el Museo Nacional del Ferrocarril británico, ha costado cerca de 4 millones de libras (5,3 millones de euros). El alto coste de su restauración y puesta en marcha había limitado siempre sus apariciones públicas, pero en 2014 fue devuelta al dominio británico. De momento, la máquina no se pintará con su tradicional color verde hasta el mes que viene.

El LNER Clase A3 Pacífico locomotora de vapor Número 4472 ‘Flying Scotsman’ (originalmente 1472) fue construida en 1923 para el Londres y el ferrocarril del noreste (LNER) en Doncaster, según diseño de HN Gresley. La clase A1 ‘Gresley Pacifics’ estaban destinados para los servicios expresos de larga distancia. “Flying Scotsman es seguramente la locomotora más famosa del mundo“, publicó el museo en su página web. “Una vez la restauración sea completada, volverá a recorrer las principales rutas de viajes, vaporizando con orgullo en pleno siglo XXI”, añadió.

El mes que viene, la ‘Flying Scotsman’ irá de la estación londinense de King’s Cross a la ciudad de York, en la primera de una serie de exhibiciones y viajes abiertos al público. Se espera que la prueba de funcionamiento se complete en los principales trayectos británicos y vaya desde Manchester hasta Carlisle, recorriendo el pintoresco viaducto de Ribblehead, el próximo 23 de enero.

La lomotora alcanzó la fama cuando se presentó en la gran Exposición Imperial Británica de 1924, un año después de su construcción en Doncaster, en el norte de Inglaterra, y es una de las joyas del patrimonio industrial nacional. En 1928, inició el primer servicio sin paradas entre Londres y Edimburgo, reduciendo el viaje de 670 kilómetros a 8 horas. En 1934, alcanzó las 100 millas por hora. En 1963, la compañía de ferrocarriles la retiró del servicio y la vendió a unos propietarios privados, que la usaron para exhibiciones en Australia y Estados Unidos. En este país se le añadió una campana, un faro y una parrilla en su delantera.

En Australia estableció el récord del viaje más largo sin paradas para una máquina de vapor, los 679 kilometros que separan Melbourne de Alice Springs.

Gracias a una colecta pública, la maquina volvió a manos del Reino Unido en 2004, por 2,3 millones de libras (3 millones de euros, 3,3 de dólares).

Con 22 metros de longitud, y una capacidad de almacenamiento de 8 toneladas de carbón y 23.000 litros de agua, se estima que ha recorrido unos 4 millones de kilómetros.

(Imágenes Dailymail)

Flying-Scotsman-dailymail

Ferrovial refuerza su presencia en el ferrocarril británico con la compra de la consultora TPT

Ferrovial-Amey-NetworkRail

Ferrovial ha adquirido Travel Point Tradin (TPT), una firma británica de consultoría especializada en el sector ferroviario, con la que la compañía refuerza los servicios que presta en este segmento en Reino Unido. El grupo ha realizado a través de su filial británica Amey la operación, con la que también potencia su destacada presencia en este mercado, primera fuente de ingresos del grupo. Según detalla Amey en un comunicado, la compañía asumirá a toda la plantilla de la consultora, incluida su directora gerente, Deborah Richards.

Con esta operación, Ferrovial refuerza su presencia en el segmento de servicios del sector ferroviario británico, en el que, entre otros contratos, actualmente aborda el de instalación de sistemas de electrificación de líneas ferroviarias de la compañía Network Rail en el Sur de Inglaterra, y el de renovación de sistemas ferroviarios en las regiones de Escocia, Norte de Gales, East Midlands, London North East y London North West, para la misma compañía.

TPT, la firma adquirida, ofrece servicios de consultoría y gestión para las actividades comerciales en el sector del transporte ferroviario. La compañía se centra en facilitar a los operadores mejoras de ingresos mediante la aplicación de medidas que maximicen el valor de sus activos.

“La adquisición de TPT fortalece el negocio ferroviario de Amey, que abarca desde el diseño hasta la operación y el mantenimiento“, indica el presidente ejecutivo de la filial británica de servicios de Ferrovial, Mel Ewell.

A mediados de 2014, el grupo, en alianza con el operador de transporte francés Keolis, se adjudicó el contrato de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres durante un periodo de seis años y medio, por un importe de 700 millones de libras (unos 879 millones de euros. En virtud de este contrato, Amey y la firma gala se encargarán de gestionar los servicios de trenes y pasajeros del Docklands Light Railway, y de mantener toda la red de esta infraestructura (34 kilómetros de línea, 45 estaciones y todo su material rodante).

El Reino Unido expone la locomotora ‘Winston Churchill’ en el 50º aniversario de su muerte

The funeral train "Winston Churchill" that carried Britain's wartime leader Winston Churchill on his final journey from Waterloo to Oxfordshire is displayed at the National Railway Museum in York

Se acaban de cumplir 50 años de la muerte de Winston Churchill. El estadista más grande de la historia del Reino Unido fallecía a los 90 años (24 de enero de 1965), sobre las 8 de la mañana, en su residencia de Hyde Park Gate de Londres. La reina Isabel II le concedió el honor de despedirle con un funeral de estado, donde el tren tuvo un protagonismo especial. Una locomotora bautizada con su nombre se encargó de su transporte. La máquina se expone durante estos, completamente restaurada, en el Museo del Ferrocarril de York.

Se dice que fue el mismo Churchill quien pidió en vida que el tren que iba a llevar sus restos mortales a Oxfordshire saliera desde la estación de Waterloo. Los trenes hacia allí no suelen salir desde esa estación, pero el gran político quería asegurarse de que Charles de Gaulle -al que detestaba- fuera a Waterloo, para tener un recordatorio de la derrota francesa a manos de los ingleses en la batalla de Waterloo.

Los británicos recuerdan durante estos días al primer ministro que, en plena II Guerra Mundial, se negó a considerar la rendición o siquiera la negociación de un tratado de paz con Alemania. Su actitud desafiante, unida a sus brillantes discursos, inspiró al pueblo británico a soportar los duros ataques de la avión alemana y a resistir los embates del Ejército de Hitler jasta que, finalmente, logró la derrota nazi y devolvió la paz. La barca que llevó sus restos por el Támesis recorría este viernes de nuevo el río en el 50º aniversario de su funeral. El paseo de la barca ‘Havengore’ es el acto central de una serie de tributos, en los que participan los bisnietos del estadista muerto a los 90 años y enterrado el día 30.

El primer ministro David Cameron depositó una corona de flores en la estatua de su antecesor en la Cámara de los Comunes y rindió homenaje a “un gran líder y un gran británico”. “Sabía que el Reino Unido no era simplemente un lugar en el mapa sino una fuerza en el mundo, con el destino de moldear acontecimientos y el deber de alzarse por la libertad”, dijo ante la estatua de bronce, que reproduce a Churchill en su clásica pose encorvada. “Churchill confiaba en que la libertad y la democracia se impondrían al final a la barbarie y la tiranía, y así fue”, sentenció el primer ministro.

El atractivo de Churchill seduce todavía, por su amor impúdico a la bebida, los habanos y la buena vida. Durante décadas los diputados tuvieron por costumbre tocar el pie de la estatua del estadista para tener suerte en los debates.

El puente de la Torre de Londres se alzó y el ‘HMS Belfast’, el buque de guerra anclado permanentemente en las inmediaciones, disparó salvas de homenaje. Randolph Churchill dijo que su bisabuelo hubiera estado “sorprendido pero encantado” con los tributos. Por la tarde, la abadía de Wesminster, en Londres, fue escenario de una ceremonia religios.

Churchill, ‘el León’, como se le apodaba, está enterrado en el pueblo de Bladon, cerca de Oxford, a unos 100 kilómetros de Londres. Su cuerpo fue trasladado en un tren tirado por una locomotora de la compañía Southern Railway que acabó siendo bautizada con su nombre. La máquina de vapor que rremolcaba el tren pertenecía a la clase ‘Battle of Britain’ (110 unidades), cuya denominación rememora la batalla que en la Segunda Guerra Mundial tuvo como protagonista a Sir Winston Churchill en su cargo de Primer Ministro. Esa locomotora -la nº 34051- fue rebautizada con el nombre del famoso estadista británico.

El coche que transportó sus restos fue restaurado en County Durham para poder ser exhibido con dignidad durante los actos del 50 aniversario. El vagón para equipaje nº2464 de Southern Railway permaneceió en el Museo del Ferrocarril de Shildon hasta enero, antes de su traslado al Museo del Ferrocarril de York como parte de una exposición conmemorativa del 50º aniversario del funeral de Churchill. Este coche para equipajes fue construido en 1931 y se usó durante la Segunda Guerra Mundial como tren de evacuación. Después, en enero de 1965 fue usado para transportar los restos de Winston Churchill desde Londres a Oxfordshire. Durante este trayecto, miles de personas se reunieron junto a las vías para mostrar sus respetos a esta figura de la historia moderna británica. Un año después se trasladó el vagón a Los Ángeles, donde permaneció hasta 2007. Desde entonces pertenece a la Colección Ferroviaria Swanage, de Reino Unido, que lo cede a diferentes exposiciones y museos. Ahora se exhibe el tren completo que llevó a Churchill y a sus familiares y amigos hasta el lugar en el que yace.

the-winston-churchill-engine