Archivo de la etiqueta: Reino Unido

Talgo y CAF, a por por el macropedido del HS2

Talgo ha recibido la comunicación de que se mantiene precalificada en la competición por el ‘AVE británico’ tras la revisión de licitadores preseleccionados para suministrar el material rodante HS2 para el Reino Unido. Por su parte, CAF ha sido repescada para competir por este contrato de suministro de 54 trenes de Alta Velocidad para la línea de Alta Velocidad que unirá Londres y Birmingham, un pedido valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.112 millones de euros)

Talgo reitera su compromiso de trabajar estrechamente con la cadena de suministro del Reino Unido en la fabricación de trenes HS2 en el Reino Unido. En palabras del director de Talgo en el Reino Unido, Jon Veitch: “Talgo trabajará para ofertar los trenes más rápidos, más respetuosos con el medio ambiente y más cómodos con la mejor relación calidad-precio. Creemos que nuestros trenes traerán innovación y una eficiencia sin precedentes al mercado del Reino Unido”.

Sobre los planes de Talgo en Reino Unido, Veitch añadió que, al mismo tiempo, “Talgo ayudará a regenerar la base industrial del país británico. Nos hemos comprometido a abrir una fábrica en el Reino Unido si ganamos este importante contrato que proporcionará hasta 1.000 nuevos empleos locales para trabajos de ingeniería e innovación, así como otros puestos de soporte que se necesitan en cualquier zona industrial. Además, Talgo buscará colaborar con proveedores y utilizar la experiencia de todo el Reino Unido. Los planes de Talgo también incluyen importantes oportunidades de aprendizaje, capacitación y educación en Inglaterra, Escocia y Gales.”

Talgo ha pasado varios meses identificando y preseleccionando potenciales emplazamientos para la fábrica, entre los que se encuentran Chesterfield, Leeds, Liverpool, Escocia y Gales. En los próximos meses, revelará la localización que considera óptima para llevar a cabo sus planes anunciados en Reino Unido, en los que buscará maximizar las oportunidades para la regeneración económica local.

En Beasain también celebran la nueva. El fabricante ferroviario guipuzcoano, que inicialmente quedó fuera del proceso de preselección de candidatos al concurso, ha sido incluido ahora por el interés de la High Speed Two (HS2), la empresa pública británica promotora, de procurar un proceso “más competitivo”, toda vez que dos de los concurrentes (Siemens y Alstom) han anunciado su fusión y otros dos (Bombardier e Hitachi), se han aliado. De esta forma, CAF competirá por hacerse con el ‘macropedido’ con estas compañías que ya estaban invitadas a la puja desde finales del pasado año junto a la también española Talgo.

Se da la circunstancia de que los dos fabricantes españoles serán los únicos que concurrirán en solitario. Todos ellos deberán presentar a la HS2 sus ofertas por el pedido el próximo otoño. El proyecto en liza consiste en el suministro de 54 tres de Alta Velocidad y su posterior mantenimiento durante un periodo mínimo de doce años. Los vehículos se entregarán de forma escalonada entre 2024 y 2026, fecha en la que está prevista la puesta en servicio del que será primer corredor AVE británico. Reino Unido busca un tren de muy Alta Velocidad, con capacidad para circular a hasta 360 kilómetros por hora, y que presente los “más altos” estándares de calidad, fiabilidad, confort y sostenibilidad ambiental.

En caso de que CAF o Talgo se alzaran con el contrato, introduciría el ‘sello español’ en la nueva línea británica, toda vez que las grandes constructoras españolas no lograran ninguno de los contratos de obras de construcción de la infraestructura adjudicados justo hace un año. Tan sólo Ferrovial se había hecho antes, a finales de 2016, con trabajos preliminares de un tramo durante la fase de proyecto.

Respecto a CAF, la eventual adjudicación del pedido reforzaría la destacada presencia con que ya cuenta en Reino Unido, donde, de hecho, actualmente culmina la construcción de una fábrica en Gales, en la que, según ha avanzado, fabricaría los trenes de la Alta Velocidad británica. En un comunicado, la compañía destacó que su tren de Alta Velocidad ‘Oaris’ cuenta con “la más avanzada tecnología además de comodidad y seguridad, proporcionando además conectividad digital”. En el caso de Talgo, compite con su tren AVE ‘Avril’, con el que a finales de 2016 logró el último gran contrato de suministro de nuevos trenes de Alta Velocidad de España.

Anuncios

CAF, mejor empresa española en Reino Unido

La Cámara Oficial de Comercio de España en Gran Bretaña ha concedido su tradicional Galardón Anual a la empresa española del año 2017 a CAF, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, en reconocimiento a su actividad desarrollada en Reino Unido en el transcurso del año pasado. El embajador de España en Reino Unido, Carlos Bastarreche, así como el presidente de la Cámara, Javier San Basilio, hicieron entrega del premio al presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, en un acto celebrado este pasado jueves en la Embajada de España, ante más de 250 representantes del sector empresarial español y británico.

Según informa la Cámara, con este prestigioso galardón quiere reconocer la apuesta de CAF por el mercado británico, en el que lleva trabajando desde el año 1994, cuando obtuvo el contrato para el suministro de los trenes de Heathrow Express. Desde entonces hasta ahora, la empresa ha tenido una presencia continuada en el país cubriendo una amplia gama de vehículos y servicios, como el suministro de trenes diésel para NIR (Ferrocarriles de Irlanda del Norte), los tranvías de Edimburgo y Birmingham o la selección más reciente por parte de operadores como Arriva, First Group, Serco y West Midlands Trains para el suministro y mantenimiento de nuevos trenes que operarán en las líneas que recorren el norte del país.

Esta actividad culminó el año pasado al adquirir la prestigiosa firma de ingeniería británica BWB Consulting, que ayudará a consolidar la presencia del Grupo CAF en el país y a reforzar su posición como proveedor de servicios integrales de transporte. Asimismo, se encuentra en fase de construcción una nueva planta de producción de CAF en el Reino Unido, que estará situada en Newport (Gales) y se estima que esté operativa durante el segundo semestre de 2018. Con una facturación anual de más de 22 millones de libras, BWB cuenta con una plantilla formada por más de 300 personas, habiendo experimentado un importante crecimiento durante los últimos años gracias al éxito de su modelo de negocio.

BWB desempeñará un papel clave en los planes de CAF para diversificar y ampliar la presencia del Grupo en los mercados de habla inglesa, así como para expandir sus servicios de ingeniería del transporte a nivel internacional. La vocación internacional del Grupo CAF adquiere especial relevancia en el Reino Unido, donde cuenta, a día de hoy, con una cartera de pedidos superior a los 1.200 millones de euros.

La estrategia de CAF de los últimos años le ha permitido pasar de tener como actividad principal el suministro de material rodante a ofrecer soluciones integrales de transporte, cubriendo las necesidades del sector ferroviario en todos los ámbitos (proyectos llave en mano, operación de las líneas, su financiación, etc.). De esta manera, CAF es a día de hoy capaz de optar a grandes operaciones y a proyectos cada vez más complejos.

La Alta Velocidad británica mira al AVE

El máximo responsable del proyecto de alta velocidad ferroviaria del Reino Unido ha visitado esta semana España, donde ha comprobado sobre el terreno algunas de las infraestructuras clave del AVE y se ha entrevistado con responsables del Ministerio de Fomento y de empresas del sector. El consejero delegado de HS2, la sociedad que promueve la alta velocidad británica, Mark Thurston, estuvo en España entre el lunes y el miércoles para conocer, de primera mano, las infraestructuras españolas.

A finales de febrero, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó Londres para impulsar la presencia de las empresas españolas en los grandes proyectos de infraestructuras del Reino Unido, entre los que destaca el desarrollo de la Alta Velocidad británica, que tiene un presupuesto de 55.700 millones de libras (63.700 millones de euros). Thurston devolvió la visita. Esta semana ha viajado a Málaga donde visitó la estación María Zambrano y las instalaciones de mantenimiento de trenes de Renfe. Posteriormente, se desplazó a Madrid en un tren de alta velocidad acompañado por representantes de Renfe y Adif.

El consejero delegado de HS2, visitó la estación Puerta de Atocha, el centro de gestión que Renfe tiene en la propia estación, el centro de regulación y control de alta velocidad de Adif y el centro de formación de Renfe. También efectuó una visita técnica al túnel de alta velocidad entre Atocha y Chamartín, y estuvo en el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), donde conoció el laboratorio de interoperabilidad ferroviaria. Durante su estancia en Madrid, el consejero delegado de HS2 mantuvo un encuentro con el ministro De la Serna y con otros representantes de su departamento, según fuentes próximas al ministerio.

La futura línea de alta velocidad del Reino Unido unirá Londres con el norte del país y constará de dos fases. La primera fase, de 225 kilómetros, enlazará Londres con Birmingham y supondrá una inversión de 16.300 millones de libras (23.140 millones de euros). El servicio comenzará a operar en 2026. La segunda fase, en la que se invertirán 16.400 millones de libras (23.280 millones de euros), unirá Birmingham con Mánchester y Leeds en 2033 a través de dos ramales diferentes.

HS2 ha adjudicado la zona sur de esa ruta al consorcio integrado por Skanska, Costain y Strabag; la parte central a los grupos de Bouygues, VolkerFitzpatrick y Robert McAlpine y de Carillion, Eiffage y Kier; y la parte norte a la alianza de Balfour Beatty y Vinci. Los cuatro consorcios españoeles en los que participaban Acciona (junto a John Sisk y Lagan), ACS Dragados (con GallifordTry), FCC (con Laing O’Rourke y J. Murphy) y Ferrovial (con Morgan Sindall y BAM Nuttall) no han obtenido ninguno de los tres tramos en que se ha dividido este contrato para unir la capital con Birmingham.

La entidad HS2 podría transportar en esta línea a más de 300.000 personas al día y los trenes rápidos que se utilizarán dejarán espacio para más vehículos en la red ferroviaria tradicional existente.

Talgo puja por la Alta Velocidad británica

Talgo forma parte del grupo de cinco fabricantes ferroviarios que competirán por hacerse con el contrato de fabricación y suministro de los trenes que circularán por la primera línea de Alta Velocidad de Reino Unido, que unirá Londres y Birmingham, un ‘macropedido’ valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.100 millones de euros). Los competidores de la compañía española son Alstom, Siemens, Bombardier e Hitachi, según informa la High Speed Two (HS2), la empresa pública británica promotora del corredor. Finalmente, CAF no tomará parte en la puja.

El listado de grupos preseleccionados se conoce después de que el pasado mes de septiembre dos de ellos, Alstom y Siemens, anunciaran la fusión de sus negocios de fabricación de trenes. El contrato consiste en el suministro de sesenta trenes y su posterior mantenimiento durante un periodo inicial de doce años, pero que podría extenderse a toda la vida del tren, garantizando así carga de trabajo hasta el horizonte de 2060.

Talgo confirmó recientemente su intención de implementar un plan industrial a largo plazo en el Reino Unido. La compañía considera que sus trenes podrían tener un papel crucial en el mercado del Reino Unido, con una creciente demanda de capacidad y un número de diversas licitaciones en proceso, ya que la cartera actual de la compañía incluye no solo trenes de alta velocidad sino también vehículos regionales y de cercanías, listos para maximizar el beneficio de las compañías operadoras.

El director de Talgo en Reino Unido, Jonathan Veitch, ha declarado su satisfacción tras conocerse el resultado del proceso. “Estamos encantados con esta excelente noticia. Este es solo el primer paso, pero confiamos verdaderamente en nuestra propuesta de movilidad para el Reino Unido. La plataforma Talgo Avril ya ha demostrado ofrecer el precio de adquisición más rentable y una curva de costes reducida y predecible del ciclo de vida del tren a lo largo de 35 años completos”, dijo, y añadió: “Honestamente, creo que, tras un proceso de adaptación al mercado del Reino Unido, Talgo Avril UK cumple con todas las condiciones necesarias para aprovechar al máximo la inversión que se realizará en la Fase Uno de HS2”.

Los grupos elegidos para competir por el suministro de los primeros trenes de Alta Velocidad británicos deberán presentar sus respectivas ofertas en la primavera de 2018. La HS2 espera adjudicar el contrato en 2019 con el fin de que los vehículos estén listos en 2026, según informa esta entidad. Reino Unido busca un tren de muy Alta Velocidad (con capacidad para circular a hasta 360 kilómetros por hora) y que cuente con los más altos estándares de calidad, fiabilidad, confort, además de sostenibilidad medioambiental.

Talgo figura en la lista de empresas que pujarán por este nuevo ‘macropedido’ de trenes un año después de que en noviembre de 2016 se hiciera con el último contrato de unidades de Alta Velocidad adjudicado en España por parte de Renfe. La compañía que preside Carlos de Palacio competirá en Reino Unido con el ‘Avril’, el mismo tren desarrollado por la propia empresa con la que se hizo con el pedido de Renfe. Talgo se encarga actualmente la suministrar la treintena de trenes que circularán en La Meca-Medina.

En caso de que el fabricante español se alzara con el contrato británico, impulsaría la ‘Marca España’ con que ya cuenta la Alta Velocidad británica, a pesar de que las grandes constructoras españolas no lograran ninguno de los contratos de obras de construcción de la línea adjudicados este pasado verano. No obstante, Ferrovial consiguió a finales del pasado año un contrato de la fase de proyecto, el de los trabajos preliminares de un tramo de la línea (un trazado de unos 102 kilómetros) por unos 346 millones. Se trata de labores como estudios de viabilidad, desvíos de servicios públicos o demoliciones, entre otras.

La Línea de Alta Velocidad Londres-Birmingham es una de las grandes infraestructuras, junto con la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, que Reino Unido confía contribuyan a impulsar su economía tras el ‘Brexit’.

CAF suministrará 26 trenes en el Reino Unido

La empresa guipuzcoana CAF se ha adjudicado un contrato por importe de 200 millones de euros para la fabricación, suministro y mantenimiento de nuevos trenes que operarán en la franquicia West Midlands, en el Reino Unido. Con este nuevo contrato se consolida la posición de CAF como uno de los principales fabricantes de trenes en el Reino Unido, donde la firma vasca construye una nueva fábrica que iniciará su actividad en otoño de 2018.

En esta nueva operación, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarril ha sido seleccionada por West Midlands Trains Ltd, empresa formada por Abellio, Japan East Railway Company, y Mitsui & Co Ltd, para la fabricación, suministro y mantenimiento de nuevos trenes para la recientemente adjudicada franquicia West Midlands. Este contrato forma parte de una inversión cercana a los 1.000 millones de libras que dicha franquicia ejecutará durante los próximos años.

El contrato adjudicado a CAF por importe de unos 200 millones de euros consiste en el suministro de 26 Unidades Diesel (DMU), que se dividen en doce trenes de dos coches y otros catorce trenes de cuatro coches. El objetivo de este pedido es renovar el actual parque de vehículos y hacer frente al crecimiento previsto de pasajeros en las líneas que unen las localidades de la región de Birmingham. Los nuevos trenes mejorarán las condiciones de servicio a los pasajeros, dispondrán de aire acondicionado, Wi-Fi gratuito y tomas de corriente de serie en todos los vehículos, ha señalado CAF.

El director de Desarrollo de Negocios de CAF para el Reino Unido e Irlanda, Richard Garner, asegura que la adjudicación de este contrato supone una “noticia fantástica que da continuidad a los recientes éxitos obtenidos” por la empresa como son “los contratos de suministro de nuevos trenes para las franquicias de Northern y TransPennine“. La operación de financiación de los nuevos trenes será liderada por Infracapital y Deutsche Asset Management. Los trenes serán arrendados a la nueva franquicia ferroviaria de West Midlands, práctica habitual en este tipo de operaciones.

La nueva fábrica que CAF construye en el Reino Unido, en Newport (Gales del Sur), tendrá más de 46.000 metros cuadrados y empleará a 200 personas cuando inicie su actividad en el otoño de 2018, aunque se prevé que eleve su plantilla hasta los 300 trabajadores en 2019. Esta nueva factoría está diseñada para que CAF pueda construir en sus instalaciones una gran variedad de trenes, incluidos tranvías, trenes suburbanos y metros, y trenes de alta velocidad.

La empresa CAF, fundada en 1917 y con sede en la localidad guipuzcoana de Beasain, es uno de los líderes mundiales en fabricación de productos, componentes y sistemas ferroviarios. La facturación del Grupo CAF supera los 1.300 millones de euros, con una cartera de pedidos de 6.000 millones de euros al 30 de junio de 2017. CAF cuenta con instalaciones de producción en España, Francia, México, Estados Unidos y Brasil y tiene una plantilla cercana a las 8.000 personas.

Los contratos recientemente adjudicados a CAF incluyen el suministro de 10 tranvías Urbos 100 % de piso bajo para el tranvía de Seattle, 8 trenes de alta velocidad Oaris para el operador noruego Flytoget, 49 tranvías que circularán en la ciudad de Utrecht en los Países Bajos, 12 locomotoras eléctricas duales para RATP de París, 9 trenes ligeros para Zweckverband Schönbuchbahn (Alemania) y 8 tranvías para la red de transporte en Estocolmo (Suecia).

CAF implantará en Gales una fábrica de trenes

Estratégica apuesta de internacionalización. CAF anuncia la implantación de una fábrica de trenes en Reino Unido, en la que invertirá 32 millones de libras (unos 38 millones de euros) y que espera poner en marcha dentro de un año, a mediados de 2018. Con la nueva instalación, la compañía materializa la intención manifestada el pasado año de implantarse en Reino Unido y refuerza su apuesta por este país, un mercado estratégico en el que además acaba de comprar una firma de consultoría.

La instalación, que recibirá subvenciones del programa de inversiones extranjeras del Gobierno de Gales, se dedicará a la fabricación de todo tipo de vehículos ferroviarios y dará empleo a 300 trabajadores, además de tener un “importante impacto” en los proveedores y suministradores locales. CAF destinará su nueva planta internacional a acometer los futuros nuevos contratos que logre en Reino Unido, así como a trabajos de mantenimiento y rehabilitación de trenes. De hecho, la instalación tendrá capacidad para poder ampliarse en caso de que así se requiera por el volumen de contratos.

El fabricante vasco da un paso más en su estrategia de internacionalización. La fábrica que instalará en el mercado británico será la quinta de la empresa fuera de España, dado que se suma a las que ya tiene en Estados Unidos, Francia, México y Brasil. En el caso de Reino Unido, CAF ha elegido el ‘Celtic Business Park’ de la ciudad de Newport (Gales) para levantar su fábrica, tras un “exhaustivo” trabajo de análisis en el que sopesó más de un centenar de ubicaciones del país.

La compañía con sede en Beasain (Guipúzcoa) anuncia la construcción de una fábrica en Reino Unido un día después de informar de la compra de una firma de ingeniería de este país, BWB Consulting. Reino Unido constituye un país estratégico de CAF, y uno de sus principales mercados internacionales en el marco de su estrategia de diversificación y crecimiento. En la actualidad, tiene en el país una cartera de contratos por valor de unos 1.200 millones de euros.

En esta cartera destaca el contrato de suministro de coches de tren para el servicio entre Londres y Glasgow-Edimburgo, adjudicado en 2015 por unos 200 millones de euros y los conseguidos en 2016. El pasado año logró el suministro de trenes eléctricos y diésel para Arriva Rail North Limited y el mantenimiento de trenes con First Group. Ambos contratos suman un volumen cercano a los 1.000 millones de euros.

¿Renfe, operador en Reino Unido?

Renfe trabaja para lograr licencia de operador ferroviario en Reino Unido, un mercado en el que sigue buscando oportunidades de negocio, a pesar del ‘Brexit’ y de que se ha retirado de la puja por un primer contrato. Se trata del proyecto de explotación de la West Coast, la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste y una de las más importantes del país, que conecta Londres con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra, Gales del Norte y el sur de Escocia.

El presidente de la compañía, Juan Alfaro, ha informado al consejo de administración de Renfe en su reunión de este miércoles que la empresa ha decidido declinar seguir compitiendo por esta línea, tras mantener contactos con posibles socios que “no satisfacieron las garantías que exigía” la operadora española. A pesar de ello, Renfe, que actualmente está pendiente de ser invitada a participar en el concurso para explotar la Alta Velocidad de California, sigue buscando oportunidades de negocio en Reino Unido. “Renfe continúa en contacto tanto con las autoridades británicas como con otras compañías del sector para explorar las oportunidades que surjan en Reino Unido, un mercado de enorme potencial considerado estratégico”, asegura la empresa en un comunicado.

La operadora española continúa en contacto, tanto con las autoridades británicas como con otras compañías del sector, para explorar las oportunidades que surjan en Reino Unido. El primer objetivo a corto plazo de Renfe en el Reino Unido se centra en conseguir la licencia para operar en aquel mercado. El presidente Juan Alfaro señala al Consejo de Administración que Renfe mantiene su apuesta por su presencia en Reino Unido y hace de la internacionalización uno de sus ejes estratégicos.

La West Coast es la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste y una de las más importantes del país, que conecta Londres con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra, Gales del Norte y el sur de Escocia. El tronco principal enlaza las estaciones Euston y Glasgow Central y tiene una longitud de 645 kilómetros (401 millas). Sirve además a las ciudades de Birmingham, Rugby, Preston, Carlisle y Edimburgo entre otras. A pesar de denominarse Main Line (Línea Principal) actualmente comprende, además de la línea Londres-Glasgow, un complejo sistema de ramales y variantes que sirven a importantes ciudades, como Northampton, Coventry, Birmingham, Wolverhampton, Stoke-on-Trent, Stockport, Mánchester, Liverpool y Edimburgo.

La WCML es de importancia estratégica en el contexto europeo y ha sido catalogada como ruta prioritaria dentro de las Redes Trans-Europeas. Es el principal corredor ferroviario de cargas que vincula la Europa continental (vía el Eurotúnel, Londres y el sudeste de Inglaterra) con las Midlands del Oeste, el Noroeste de Inglaterra y Escocia, siendo una de las rutas de mercancías más activas de toda Europa.

Ferrovial mete baza en la primera pata de la línea de Alta Velocidad Londres-Manchester

hs-2-proyecto-alta-velocidad


Ferrovial
se ha adjudicado uno de los tres contratos que componen el primer gran proyecto que se adjudica en el marco de la construcción de la primera línea ferroviaria de Alta Velocidad británica, la que unirá Londres y Birmingham, el correspondiente a los trabajos preliminares, estimados en un total de 900 millones de libras (unos 1.038 millones de euros). La compañía que preside Rafael del Pino, en consorcio con la constructora local BAM Nuttal, se ha hecho con la ejecución de estos trabajos previos en el tramo central de la futura línea, en unos 102 kilómetros del total de 225 kilómetros que tendrá el corredor, por unos 300 millones de libras (unos 346 millones de euros).

Ferrovial desembarca de esta forma en la Alta Velocidad británica al lograr obras en el primer gran contrato que se adjudica en el marco de este proyecto. La compañaía está actualmente pendiente del contrato de obras de ejecución del primer tramo de la línea propiamente dicha, un proyecto que está previsto se adjudique antes de que concluya el año y por el que también compiten ACS, FCC y Acciona. Con este proyecto, Ferrovial refuerza aún más la destacada presencia con que cuenta en el mercado británico con todas sus áreas de negocio, dado que constituye el primer mercado del grupo por ingresos, por delante de España.

En cuanto a este primer contrato logrado en la Alta Velocidad de Reino Unido, consiste en acometer los trabajos básicos y preliminares para poder acometer posteriormente la construcción de la línea. En concreto, se encargará de analizar la arqueología de la zona y su limpieza y señalamiento. Asimismo, deberá desviar los servicios públicos que se vean afectados por las obras, realizar estudios de viabilidad medioambiental, las demoliciones o nivelaciones del terreno necesarias, encauzar cursos de agua o construir refuerzos estructurales y de drenaje, entre otras.

Así lo detalla High Speed Two (HS2), la sociedad pública promotora de la Alta Velocidad británica, que informó este martes de los tres consorcios de empresas seleccionados para acometer estos trabajos en los tres tramos en los que se ha estructurado la construcción de la primera línea de Alta Velocidad del país. Además de Ferrovial, que realizará estas labores en el tramo central, la sueca Skanska se ha hecho con los trabajos de la zona Sur y la local Laing O’Rourke, con los correspondientes al tramo Norte.

La firma promotora de la Alta Velocidad indica que estos tres grupos de constructoras deberán comenzar a realizar los trabajos en la primavera de 2017. HS2 prevé adjudicar a finales de este año el contrato de construcción del primer tramo, un proyecto estimado en unos 10.000 millones de euros. Se trata de una línea de 225 kilómetros de longitud entre Londres y Birmingham, que a su vez constituirá la ‘primera pata’ de un proyecto que busca conectar la capital del país con Manchester.

Virgin arremete contra el laborista Corbyn por viajar sentado en el suelo de un tren con asientos libres

Corbyn-floor-train

corbyn-trains-libre

La empresa ferroviaria Virgin, propiedad del millonario Richard Brandon, acusa al líder laborista, Jeremy Corbyn, de “falta de honestidad” al aparecer filmado sentado en el suelo de un coche por encontrarse el tren supuestamente abarrotado y en el que, sin embargo, había asientos. El político denuncia de este modo que “no hay trenes suficientes” en el Reino Unido y alega que prefirió sentarse en el suelo antes que comprar un billete de primera clase.

Virgin ha difundido sus propias grabaciones en las que se ven filas de butacas vacías y en las que se aprecia cómo Corbyn va dejando atrás asientos desocupados minutos después de que el tren parta de la estación londinense de King’s Cross. La grabación, de la se hacen eco los periódicos nacionales en sus portadas, también deja ver cómo posteriormente el líder laborista toma un asiento antes de que el tren haya llegado a su primera parada y cuando aún quedan dos horas para la llegada a Newcastle.

Un portavoz de Virgin indica que la empresa había tenido que pronunciarse ante “la idea de que Corbyn no hubiera podido sentarse en ese servicio, pues claramente no fue el caso“. Las imágenes de Corbyn sentado en el suelo de un pasillo de un tren mientras viajaba con su equipo desde Londres a dar una conferencia fueron difundidas este martes ampliamente por los medios británicos. Una grabación mostraba al político izquierdista, de 67 años, en el suelo de la parte de atrás del coche, tomando un café y leyendo la revista satírica Private Eye.

Durante el trayecto, de tres horas de duración, el líder de la oposición denuncia que “no hay trenes suficientes” y que “éste es un problema que afecta a muchos pasajeros cada día”. “Esto es algo que sufren muchos pasajeros a diario en nuestro país. Hoy, como pasa otras tantas veces, este tren va lleno. El personal que trabaja en él es fantástico, trabajando muy duro para ayudar a todo el mundo”, asegura Corbyn en la filmación.

El líder del laborismo explica también que prefirió sentarse en el suelo antes que comprar un billete de primera clase para no diferenciarse del resto de ciudadanos que no pueden permitirse ese lujo. Por su parte, un portavoz de Corbyn señaló que el dirigente laborista no había encontrado asientos libres al subirse al tren, si bien “posteriormente, quedaron butacas disponibles (…) y un empleado muy amable del tren les ofreció asientos”.

La Information Commissioner’s Office (ICO) -organización independiente que vela por los derechos de información en aras del interés ciudadano- confirma que investiga la divulgación de las imágenes por parte de Virgin. “Tenemos constancia de la publicación de las imágenes de las cámaras de seguridad de Jeremy Corbyn y estamos investigándolo”, indicó un portavoz de la ICO.

Siete días de huelga del Eurostar

trenes-eurostar-londres

Una parte del personal de a bordo del Eurostar, el tren que enlaza Bélgica y Francia con el Reino Unido, llevará a cabo una huelga de siete días en agosto para protestar por sus condiciones de trabajo, anuncia el sindicato británico RMT. La primera huelga convocada por el sindicato durará del 12 al 15 de agosto y la segunda, del 27 al 29 de agosto. Eurostar asegura que el impacto en las condiciones de circulación sería limitado.

La compañía gestora del tren de alta velocidad que conecta las ciudades de Londres, París y Bruselas ha garantizado que todos los pasajeros que ya dispongan de reserva podrán viajar durante los días afectados, aunque sujetos a “pequeños” cambios en los horarios que les serán notificados por anticipado. “Para los días de huelga, hemos previsto algunos ligeros cambios en los horarios de forma que todos nuestros pasajeros que tengan una reserva puedan viajar esos días. Se informará con antelación a los pasajeros afectados de los cambios”, declara un portavoz del Eurostar. “Se anulará un máximo de dos viajes de ida y vuelta, ya sea hacia París o hacia Bruselas […] Movilizaremos a todo nuestro personal disponible y echaremos mano de nuestro personal en el continente”, agrega una representante de Eurostar.

El sindicato RMT acusa a la dirección de no respetar un acuerdo de las condiciones de trabajo cerrado en 2008, afirmando que el personal del tren está “sometido a horas de trabajo difíciles”, según Mick Cash, secretario general de RMT. La huelga arrancará en el primer minuto del viernes 12 de agosto (hora británica) y se prolongará hasta las 23.59 del lunes 15, jornada de la festividad de la Asunción que se celebra en Francia y Bélgica. A esos cuatro días de paro se sumarán otros tres previstos a partir del sábado 27. La segunda fase de la huelga coincide en el Reino Unido con el “Bank Holiday” (puente festivo) que todos los años marca el calendario laboral de finales de agosto.

El sindicato del servicio ferroviario ha elegido estos días especialmente sensibles para el tráfico de pasajeros como medida de fuerza para exigir a la empresa que busque un equilibrio entre las exigencias horarias del trabajo y las necesidades personales de los trabajadores. Los empleados del Eurostar “están hartos y cansados de sus rotaciones laborales y horarios antisociales”, subraya Mick Cash, a la hora de reivindicar “nuestro derecho a tener un equilibrio enrte el trabajo y la vida peronal que satisfaga las necesidades operaciones de la empresa, al tiempo que garantice un tiempo libre de calidad para disfrutar con la familia y los amigos”.

El anuncio de la huelga en el tren de alta velocidad que conecta los dos lados del Canal de la Mancha a través del Eurotúnel coincide en el territorio Reino Unido con otros paros en su red nacional ferroviaria. Después del caos que desde principios de semana viene provocando la movilización sindical de cinco días en el Southern Rail (casi 1.000 servicios suspendidos a diario), que opera en las rutas del sur del país, los trabajadores afiliados a tres sindicatos del ramo han anunciado una acción coordinada que amenaza con paralizar su funcionamiento el próximo mes. El pulso tiene su origen en la demanda de los trabajadores de que la empres