El APM de la T4 bate récord de pasajeros

El sistema de transporte automático de Bombardier que opera en la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, ha batido récord de pasajeros, alcanzando la cifra más alta de su historia. Concretamente, este sistema APM (Automated People Mover) trasladó durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre un total de 4.445.627 pasajeros, incluyendo en esta cifra a los trabajadores de Aena (en torno al 6%). Este hito se produce en el marco de las buenas cifras logradas este año por el aeropuerto madrileño, que en los 8 primeros meses de 2018 alcanzó 38.391.568 de pasajeros, lo que ha supuesto un crecimiento superior al 8%.

El sistema APM de Bombardier lleva varios meses consecutivos superando el millón de pasajeros. En junio, por ejemplo, trasladó a 1.055.304 viajeros, aunque el récord se estableció en los meses de julio y agosto, con 1.163.462 y 1.166.056 de pasajeros respectivamente. “Durante este último año, sobre todo en los meses de temporada estival, se ha apreciado un notable incremento en el número de pasajeros. Esto sigue motivándonos para continuar ofreciendo un servicio de calidad a los pasajeros de acuerdo con sus necesidades, asegurando una adecuada supervisión en todas las actividades de mantenimiento y operación, así como una rápida y adecuada respuesta en caso de posibles incidentes”, señala Luis García Casares, director del APM del aeropuerto Madrid-Barajas.

La compañía canadiense continúa reforzando su compromiso con los elevados índices de disponibilidad su Automated People Mover, que son del 99,88% de media en lo que va de año. “El reto que tenemos por delante es mantener estos índices en un sistema de transporte sin conductor, que destaca por ser 100% automático y capaz de adaptarse perfectamente a las necesidades que el aeropuerto de Madrid demanda”, asegura Luis García Casares.

Desde su entrada en operación comercial en el año 2006, se han ido acometiendo sucesivas mejoras que han permitido mantener los estándares de calidad más elevados para este sistema que opera 24 horas diarias todos los días del año y que conecta la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid con su terminal satélite. Entre estas mejoras, destaca la realización de reconstrucciones de ciertos subsistemas como son el sistema de acoplamiento, sistema de freno, motores de tracción, sistema de aire acondicionado de los trenes, sistemas de puertas de estación, túnel de lavado, servidores y monitores del centro de control, etc., así como de otras mejoras operacionales: protocolo de actuación en caso de incidencias y emergencias, simulacros de comunicaciones con CGA (centro de gestión Aeroportuaria), simulacros internos en caso de incidencias, formación práctica de los operadores y organización de visitas a las instalaciones del APM de los servicios de emergencia del aeropuerto, entre otras.

Bombardier fue contratado por Aena en 2006 para la operación y el mantenimiento integral del sistema APM durante 7 años. El contrato fue renovado en 2012 con Bombardier por diez años más. “Nuestras acciones irán encaminadas a la revisión de planes y actividades de mantenimiento, gestión de la obsolescencia y la propuesta de mejoras y actualizaciones del sistema. Todo esto se realizará gracias a la estrecha colaboración con el equipo de AENA involucrado en este proyecto”, concluye García Casares.

Anuncios

Extremadura reclama en la calle un tren digno

Un clamor unánime. Miles de personas han participado en Cáceres en la manifestación por un ‘Tren Digno Ya’, con la que Extremadura ha vuelto a salir este domingo a la calle, un año después de la gran manifestación en Madrid, para reivindicar un tren digno y la mejora de las infraestructuras ferroviarias, ante las numerosas incidencias que se vienen produciendo en este servicio a lo largo de los meses. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reconoce la necesidad de invertir en esta infraestructura extremeña, pero cree que las mejoras no serán inmediatas.

Bajo una intensa lluvia, miles de personas se han manifestadoa, convocadas por el Pacto Social y Político por el Ferrocarril que eligió la capital cacereña para reeditar esta protesta, la cual no ha contado con el apoyo de Podemos ni de la plataforma Milana Bonita, que ya organizó una protesta en Madrid el pasado 8 de septiembre. También este pasado sábado, el PP de Extremadura celebró una concentración en la capital de España.

En la cita de Cáceres, una gran pancarta –“Extremadura Tren Digno Ya. Súmate”– ha encabezado la marcha que ha partido desde la estación de Renfe con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en primera fila junto al líder del PP en la región, José Antonio Monago, la alcaldesa de la capital cacereña, Elena Nevado, así como representantes de Ciudadanos. También han estado presentes la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín; la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, su homólogo de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo; el presidente de la Fempex, Francisco Buenavista, y los máximos responsables de los sindicatos mayoritarios y la patronal extremeña, además de varios dirigentes políticos, entre otros.

La protesta ha transcurrido por la avenida de Alemania y llegó al céntrico Paseo de Cánovas donde se ha leído un manifiesto en defensa de un tren digno para la región, en el que se ha pedido también que se cumplan los plazos anunciados por el Ministerio de Fomento en relación a la puesta en servicio de trenes de velocidad alta y la electrificación de las líneas.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha reclamado al Gobierno central que salde la “deuda” que España mantiene con Extremadura en materia ferroviaria, y que “cumpla los compromisos y los plazos establecidos” para que la región extremeña pueda contar con un tren digno. “Esa deuda no quedará saldada en materia ferroviaria hasta que no nos podamos montar un día en un tren y viajar de Badajoz a Madrid de manera digna y decente“, ha aseverado Fernández Vara en Cáceres al inicio de la manifestación convocada por el Pacto Social y Político por el Ferrocarril para reclamar un tren digno para la región.

El secretario de Acción Institucional de Ciudadanos Extremadura, Antonio Ibarra, ha reclamado la necesidad de contar con un tren digo para “terminar con el aislamiento” que padece Extremadura “desde hace años”. “Hoy venimos a acompañar a todos los extremeños por una reivindicación que es de justicia”, ha señalado Antonio Ibarra. El miembro de Cs ha argumentado que la pertenencia de Ciudadanos al Pacto por el Ferrocarril busca “exigir desde las instituciones a los dos partidos que nos han traido a esta situación, PP y PSOE, que cumplan con urgencia porque Extremadura lo necesita“, ha concluido.

Horas después de la manifestación, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reconoce que “es de justicia” mejorar las líneas ferroviarias en Extremadura, pero también que la implantación y sus resultados “no serán tan inmediato como nos gustaría“. En su cuenta de Twitter, Ábalos asegura que su compromiso es aumentar la inversión, impulsar todas las actuaciones y mejorar el material rodante, aunque agrega que en el Ejecutivo son “conscientes de que el tiempo de implantación y sus resultados no serán tan inmediatos como nos gustaría”.

TMB pide a Madrid asesoría sobre el amianto

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la compañía que gestiona el suburbano de la Ciudad Condal, ha pedido a Metro de Madrid una oferta de contrato para la asesoría procedimental y documental sobre la gestión del amianto. Después de varias reuniones entre representantes de ambas empresas, y tras conocer de primera mano la gestión que se está realizando en el metropolitano madrileño, la dirección de TMB ha decidido contar con la colaboración de Metro de Madrid para la gestión y elaboración de planes de retirada del amianto.

Según han apuntado fuentes de la compañía, la propuesta de contrato que realizará TMB se materializará en los próximos días e incluirá asesoramiento en los procesos y documentación para la detección de este material en trenes e instalaciones ferroviarias, así como los distintos procesos de retirada del mismo.

Desde el suburbano recalcan que el TMB ha decidido contar con la colaboración de Metro tras la puesta en marcha por parte del metropolitano madrileño del Plan de Desamiantado, que implica “la eliminación de cualquier resto de material en los dos modelos de trenes que se ha detectado así como en las instalaciones donde existe este material, las más antiguas de la red madrileña”. El plan de Metro incluye una inversión total de 140 millones de euros hasta el año 2025, fecha en la que la red estará libre de amianto.

De momento, a través de este plan, ya se ha retirado amianto en estaciones como la de Suanzes, Canillejas, Torre Arias, el depósito de Cuatro Caminos, o el depósito de Ventas, entre otros, además de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Pavones. En los trenes, ya se ha eliminado amianto en los cofres del modelo 5000 4ª, en las placas de resistencias de esos coches, en las placas de resistencias de los coches 5000 2ª o en la junta neumática 5000, entre otras acciones.

Metro realiza mediciones ambientales tanto en trenes como en estaciones para descartar la presencia de fibras de amianto en la red, cuya inhalación sería peligrosa. Todos los resultados han dado negativo. En concreto, ya se han realizado 85 muestras ambientales en trenes y así como en todas las estaciones cuya bóveda de andén es de fibrocemento (en concreto, 36 de las 301 existentes). “Estos resultados certifican que no hay riesgo alguno y que la seguridad tanto para trabajadores como para viajeros está totalmente garantizada”, enfatiza Metro de Madrid.

Paralelamente, ya se han realizado casi 900 reconocimientos médicos específicos a trabajadores de Metro, y antes de que acabe el año se habrán realizado los reconocimientos a los 1.000 trabajadores de la plantilla que están siendo objeto de la vigilancia específica de la salud. Todos ellos han dado negativo. Estos reconocimientos serán anuales, es decir, en 2019 se repetirán y continuarán haciéndose a lo largo del tiempo.

Metro de Madrid y TMB mantienen contactos “habitualmente” para intercambiar información sobre distintos aspectos de la operación y la gestión ferroviaria. Tras conocer los datos de la gestión realizada por Metro para la eliminación de este material de la red, TMB ha pedido esta colaboración cuyos términos específicos se concretarán en los próximos días.

Los grafitis le cuestan a Renfe como 3 trenes

Renfe ha destinado hasta septiembre de 2018 un total de 11 millones de euros a la limpieza de grafitis en sus trenes. La compañía prevé que el coste iguale o supere a final de 2018 la cifra de los 15,7 millones que se destinaron en 2017 a la limpieza de estos actos vandálicos. Un coste equivalente a la compra de tres trenes de Cercanías.

La limpieza de los trenes es muy costosa. La pintura suele afectar a la chapa del tren, es ácida y de secado rápido. Dependiendo del tamaño del grafiti, un tren puede quedar sin servicio en talleres hasta su limpieza de entre 1 y 7 días.

El año pasado se produjeron un 60% más de actuaciones en toda España relacionadas con los grafitis. Renfe calcula que el incremento de acciones de este tipo siga creciendo en 2018. Sólo en los primeros 9 meses del año ya se han registrado 2.800 actos vandálicos de este tipo. Las acciones vandálicas relacionadas con pintadas en los trenes de Renfe casi se han duplicado desde 2008.

Además del incremento de estos actos se ha detectado que los grafiteros cada vez emplean más violencia y que en muchos casos se trata de grupos organizados. El riesgo es tanto para los propios viajeros como para el personal de Renfe y vigilantes. Incluso los grafiteros ponen en peligro su integridad física cuando atacan un tren en servicio, al saltar a las vías por las que pueden circular otros trenes.

De hecho, el método de accionar indebidamente el aparato de alarma de los convoys cuando están en servicio, lo que produce la detención de emergencia del tren, es uno de los utilizados por los grafiteros. El frenazo puede producir caídas de los viajeros. Hay casos en los que los grafiteros han actuado con pasamontañas llevando a los viajeros a entrar en pánico al pensar que podría tratarse de otro tipo de ataque.

Cuando las pintadas se producen en trenes en servicio causan molestias y retrasos. Sólo en Cercanías Madrid se vieron afectados el año pasado con demoras más de 200.000 viajeros por grafitis en trenes en marcha. Además, un tren grafiteado debe ser limpiado inmediatamente, por lo que se tiene que retirar del servicio, con el consecuente trastorno para la programación de trenes y causando incidencias.

A los daños contra el patrimonio de la compañía (que incluye gastos de limpieza, pintura, disolventes, traslados a talleres, movilización de personal…) hay que sumar todos los gastos anuales en medios destinados en vigilancia y seguridad, que supondrían otros 10 millones de euros adicionales, con lo que la cifra de coste total se elevaría a 25 millones de euros anuales. Un coste que acaban pagando todos los ciudadanos con sus impuestos.

Renfe colabora con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y denuncia todos los actos ante la autoridad competente (Policía Nacional, autonómicas, locales o Guardia Civil). La empresa considera que es esencial la concienciación e implicación de instituciones y ciudadanos para luchar y denunciar estas acciones.

Marruecos presenta el primer TGV africano

El rey Mohamed VI de Marruecos y el presidente francés, Emmanuel Macron, inauguraron este jueves el primer tren de alta velocidad (TGV, en francés) de África. El desarrollo unirá Tánger con Casablanca en un futuro, pues todavía no entrará en servicio. Fuentes de la Organización Nacional del Ferrocarril (ONCF) desconocen cuándo entrará en servicio, ya sea de forma parcial hasta Rabat o total. Este tren es conocido como ‘Al Boraq’.

La inauguración ha sido meramente simbólica. Durante su inauguración se han presentado dos nuevas estaciones y han realizado un viaje protocolario en el nuevo tren, construido por empresas francesas. Ambos dirigentes han viajado desde Tánger hasta Rabat poco después del mediodía, pues Macron ya está de regreso a Francia debido a que esta no ha sido una visita de Estado.

El nuevo TGV marroquí cubrirá unos 340 kilómetros entre Tánger y Casablanca, pero su velocidad crucero de 320 kilómetros por hora solo se alcanzará en el primer tramo del trayecto, en los 180 kilómetros entre Tánger y Kenitra. A partir de ahí, la velocidad del tren bajará hasta algo más de la mitad porque ya habrá entrado en una zona más poblada y los trenes se unirán a la red convencional en la que correrán a una velocidad de 160 kilómetros por hora. El servicio conectará las principales regiones económicas del país, en 2 horas y 10 minutos en lugar de 4 horas y 45 minutos.

La ONCF será la encargada de explotar la nueva línea pero no ha querido precisar más detalles: los precios de los billetes, los horarios o las frecuencias de los trenes son algunos de los misterios, así como la forma en la que la nueva línea rápida se compaginará con la ya existente. Los trabajadores han empleado hasta el último minuto para completar el proyecto que el presidente Nicolas Sarkozy lanzó en septiembre de 2011 y visitó en septiembre de 2015 François Hollande.

La operadora marroquí confía en alcanzar una frecuencia de doce a quince conexiones diarias. ONCF espera seis millones de pasajeros después de tres años de operación. También se ha trabajado en la red convencional para reducir el tiempo de viaje entre Casablanca y Marrakech, y para desarrollar el tráfico de carga, una importante fuente de ingresos para ONCF. Al-Boraq, el nombre del TGV marroquí, alude a una criatura mitológica mencionada en el texto del Corán, que evoca la velocidad y el viaje.

El contrato fue adjudicado directamente y sin licitación pública a la compañía francesa Alstom por unos 1.900 millones de euros, financiados en un 51% por el Estado francés. En 2017, Alstom se fusionó con Siemens que, curiosamente, aspiraba a llevarse el contrato del TGV. El alto coste del tren ha despertado muchas críticas en Marruecos por la prioridad que se le ha dado a un proyecto oficialmente llamado “estructural”. Un proyecto que no hace más que reforzar la preeminencia del “eje útil” (entre Tánger y Casablanca) en detrimento de las zonas menos desarrolladas del país situadas en el interior y que sufren de graves carencias en infraestructuras y servicios públicos básicos.

Es “un proyecto emblemático de la relación bilateral entre Francia y Marruecos”, dice el Elíseo. París también presenta este LGV como un escaparate para tratar de obtener otros contratos en África, que ofrece “muchas oportunidades” en el sector ferroviario. Marruecos está trabajando para posicionarse como un “centro africano” para los inversores extranjeros. Francia sigue siendo el principal socio económico de Marruecos, pero ha visto a España ocupar el primer lugar en el comercio.

Metrans recibe la 40ª locomotora Bombardier

Bombardier Transportation ha entregado la 40ª locomotora Traxx Multi-System 2 (MS2) a Metrans, compañía privada de transporte ferroviario con sede en la República Checa y subsidiaria de Hamburger Hafen y Logistik AG (HHLA). La planta vizcaína en Trapagaran es en estos momentos el centro de excelencia de fabricación de convertidores de alta potencia para la plataforma de locomotoras de Bombardier.

Los clientes ferroviarios europeos han elegido la locomotora Traxx MS en cerca de 600 ocasiones, siendo utilizada tanto para el servicio nacional como internacional de mercancías y pasajeros. Diseñada para operar en los cuatro tipos de tensión europeos (15 kV y 25 kV CA, así como de 1,5 y 3 kV CC), la locomotora Traxx MS ofrece la flexibilidad e interoperabilidad necesarias para gestionar el transporte ferroviario internacional en toda Europa. Además, la locomotora Traxx MS permite a los operadores contar con una fuerza de tracción altamente eficiente con bajo consumo de energía, así como una alta disponibilidad y fiabilidad en el servicio.

La fábrica de Bombardier en Trápaga es el centro desde el que se fabrican los convertidores de tracción y convertidores auxiliares para estas locomotoras, siendo responsable también de la gestión del proyecto operativo, cubriendo desde la selección de proveedores y acopios hasta las pruebas finales y envío de los convertidores, pasando por las fases intermedias de suministros, fabricación, pruebas e inspecciones finales.

La planta vizcaína es en estos momentos el centro de excelencia de fabricación de convertidores de alta potencia para la plataforma de locomotoras Traxx de Bombardier. Entre ellos, cabe destacar las nuevas familias de convertidores AC3, de 1 y 2 sistemas para corriente alterna, los DC3 para alimentación de corriente continua y los novedosos MS3, última generación de locomotoras multisistema, dotadas de la funcionalidad “Last Mile”, que les posibilita traccionar en tramos finales donde no hay catenaria. Aparte de estos convertidores para la familia Traxx, Trápaga fabricará también los convertidores para las 17 nuevas locomotoras duales ALP45-DPT4 para New Jersey y los destinados a la modernización de la flota de LKAB IORE, en las minas del norte de Suecia.

Las locomotoras de la familia Traxx llevan años operando en España (Renfe ya encargó a Bombardier 100 locomotoras Traxx en 2006) con un alto desarrollo en los corredores tanto Atlántico como Mediterráneo, lo que ha servido para poner en valor ante operadores europeos, la madurez y experiencia de Bombardier en la fabricación de este tipo de vehículos.

Metrans emplea principalmente su parque de locomotoras Traxx para trasladar mercancías desde los principales puertos a los principales almacenes de Europa, con énfasis en la conexión de Hamburgo con las terminales de Metrans en Praga y Česká Třebová. “Diseñadas para operar en los diferentes tipos de tensión y voltajes de Europa, las locomotoras Traxx de Bombardier ofrecen la combinación ideal de rendimiento y flexibilidad para satisfacer esta necesidad”, dice Martin Horinek, director de Operaciones de Metrans”.

“Nuestra sólida relación con Metrans y HHLA nos ha permitido ampliar el radio de operación de la locomotora Traxx MS2 a la República Checa, Eslovaquia y Hungría“, explica Dominik Rohrer, jefe de proyecto de Bombardier para el contrato con Metrans. “Estas locomotoras, innovadoras y eficientes, ahora pueden operar en ocho países a lo largo de la ruta de mercancías Este-Oeste de Europa”, asegura.

Detenidos en Madrid tres grafiteros

Tres grafiteros han sido detenidos este martes tras pintar un tren de Metro en la estación de Núñez de Balboa y detener el vehículo accionando el dispositivo de alarma, según informan fuentes sindicales y confirman desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid y el propio suburbano. Los tres detenidos de esta noche son extranjeros. Fuentes policiales explican que dos de ellos son alemanes, uno nacido en 1971 y otro en 1985. El tercer detenido, de 1982, procede de los Países Bajos. Están acusados de daños y desórdenes públicos.

Los detenidos acababan de protagonizar un nuevo acto vandálico y que se suma a la cadena de asaltos que han acometido desde la pasada noche de Halloween, el 31 de octubre. No fue el único de la jornada, dado que antes, a las 23.00 horas, también pintaron un tren en el andén 2 de la estación de Tribunal en la línea 1. Respecto al suceso de Núñez de Balboa, los grafiteros accedieron al tren sobre medianoche y lograron parar la unidad con la «seta» de la cabina de cola (donde no estaba el conductor). En su acción, pintaron 40 metros cuadrados del convoy. En Tribunal, también usaron el tirador de alarma para acometer un grafiti con una superficie de 10 metros cuadrados.

Las tres detenciones se unen al arresto practicado el viernes día 1 de noviembre en la estación de Las Rosas, el acto vandálico más importante acometido hasta ahora cuando un grupo de más de 40 grafiteros accedieron a las instalaciones de Metro y se enfrentaron a la Policía Nacional. Un joven de 20 años y de origen pakistaní fue detenido entonces y dos agentes de Policía resultaron intoxicados por pintura. El grupo lanzó botes de pintura y rociaron a los agentes con el material tóxico. En total, se requisaron 250 botes de spray.

Precisamente este miércoles la Delegación de Gobierno y la Comunidad de Madrid se reúnen para analizar la situación de la seguridad en el suburbano tras la sucesión de asaltos de grafiteros. Los sindicatos en la compañía han reclamado un aumento de la seguridad privada en las instalaciones. “Son muchos los detenidos que han pasado a disposición judicial, pero hace unos días vimos que una parte importante son menores de edad y el margen de maniobra que se tiene es limitado”, apunta Pedro Rollán, consejero de Presidencia y vicepresidente regional.

Nuevo Talgo Granada-Madrid

Renfe puso a la venta el pasado viernes los billetes para viajar en el nuevo Talgo Granada-Madrid que comenzará a prestar servicio el próximo 26 de noviembre. Los trenes, saldrán a diario de la estación de Granada a las 7.35 horas y de Chamartín a las 16.58 horas, circularán por la línea convencional vía Moreda y tendrán una única parada intermedia para viajeros en la estación de Linares Baeza.

La puesta en marcha de este tren Talgo permite recuperar la conexión ferroviaria directa entre Madrid y Granada en tanto se complete la llegada de la alta velocidad a la capital granadina. El tiempo de viaje entre Granada y la estación de Atocha Cercanías, en el centro de la capital, será de 5 horas 8 minutos en el caso del Talgo de la mañana y 5 horas 12 minutos en el de la tarde. La conexión Linares-Madrid Atocha se realizará en 3 horas.

El nuevo servicio se ha puesto a la venta con una promoción especial que permite comprar billetes a un precio de 20 euros durante las dos primeras semanas para viajes que se realicen hasta el 3 de marzo de 2019. Se suma así a la oferta diaria existente de tren+bus que Renfe ofrece entre Granada y Madrid, reforzando el servicio. De esta forma, a partir del 26 de noviembre, el viajero dispondrá de diez opciones de viaje diarias entre Granada y Madrid (cinco por sentido). De ellas, ocho son conexiones tren+bus que enlazan ambas ciudades en un tiempo de viaje de alrededor de 4 horas (3 horas y 50 minutos la más rápida).

Al margen de los precios promocionales de 20 euros en las primeras dos semanas -que, en el caso de la conexión Madrid-Linares Baeza, será de 15 euros, y de 10 en el caso de Granada-Linares Baeza- el nuevo servicio Talgo se comercializa con las tarifas propias de los servicios de Larga Distancia de Renfe. Así, a la tarifa general (Flexible) se aplicarán los descuentos habituales de las Tarifas Promo, que alcanzan hasta el 70%. La Tarifa Flexible para viajar entre Granada y Madrid será de 43,40 euros en clase Turista (56,40 en clase Preferente). En el caso de la conexión Linares-Madrid en este nuevo Talgo, la tarifa Flexible es de 33,10 euros en clase Turista y 43,10€ en Clase Preferente.

Los viajeros del tren Talgo Granada-Linares-Madrid dispondrán también del Combinado Cercanías, como ya ocurre en los servicios de tren+bus, que permite hacer uso de forma gratuita del servicio de Cercanías en Madrid a través de un código que figura en el billete del tren Talgo. El billete de Cercanías puede ser obtenido y utilizado durante las cuatro horas previas a la hora de salida de origen y durante las cuatro horas siguientes a la hora de llegada a destino del tren de Larga Distancia.

El servicio Granada-Madrid se prestará con un tren Talgo, con seis coches de clase Turista y otros dos para Preferente, con una oferta total de 210 plazas. El tren dispondrá de coche cafetería, servicio de audio y vídeo para emisión de película y/o documental. En clase Preferente el viajero contará, además, con servicio de prensa y bar móvil, así como acceso gratuito a las salas Club de Atocha y Chamartín antes de la salida del tren.

Nuevos ataques de grafiteros en Madrid

Varios grupos de grafiteros han vuelto a irrumpir en la red de Metro de Madrid y de Cercanías de Renfe donde han pintado varios trenes. El primero de ellos se ha producido en la madrugada del domingo, en la estación de Paco de Lucía. A las 2.40 de la mañana tres grafiteros, dos de ellos menores, trataron de acceder a la estación y ante la llamada del personal de seguridad, acudió un indicativo policial. Otro grupo fue visto a las 6 de la mañana en la estación de República Argentina con capuchas, la cara tapada y mochilas. Una vez el tren paró en el anden, accedieron a la plataforma y pintaron unos 15 metros cuadrados de superficie del tren, cuyo conductor no se percató de su presencia.

Fuentes policiales han señalado que un vigilante de seguridad en la estación de Opañel vio las pintadas y dio el aviso a Policía Nacional. También consumaron su actuación otro grupo de grafiteros sobre las 7.30 de la mañana en los depósitos de Cuatro Vientos, donde realizaron pintadas en una superficie de 65 metros cuadrados.

En Cercanías los grafiteros han parado un tren entre las estaciones de Villalba y Galapagar de la línea C8 para pintarlo, según denunció Cercanías Madrid en su cuenta de Twitter. El objetivo era grafitearlo, “con el riesgo que supone para ellos y para los viajeros”, han señalado.

Renfe recuerda “los costes económicos” que suponen este tipo de actos vandálicos que “pagamos entre todos”, añade Cercanías a través de su cuenta en Twitter. Sólo en Metro de Madrid, destinaron el año pasado 1,6 millones de euros en la limpieza de grafitis de los trenes.

El vicepresidente regional, Pedro Rollán, explica que el margen de maniobra de la Comunidad de Madrid para actuar contra los grafiteros es “limitado” dado que muchos son menores de edad y asegura que pedirá una reunión a la Delegación del Gobierno para que se involucre. Rollán ha hecho estas declaraciones en un acto en el municipio de Daganzo, donde ha reflexionado sobre la importancia de que Metro de Madrid disponga de todos los convoyes para mantener una de las mejores frecuencias de paso de trenes de toda Europa.

Varios sindicatos del suburbano aseguran que hay “miedo” entre los trabajadores ante unos actos vandálicos protagonizados por grupos de hasta 50 personas. “Es un tema muy frecuente”, asegura un exmaquinista del metropolitano madrileño. “No es habitual que haya ataques tan seguidos ni tan numerosos”, sostiene el portavoz del Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro, Juan Antonio Ortiz.

En menos de una semana, del 31 de octubre al 4 de noviembre, Metro de Madrid ha contabilizado 1.322 metros cuadrados de trenes pintados con grafitis en ocho zonas de la red. El secretario general de CCOO, Juan Carlos de la Cruz, advierte del “peligro” que este tipo de acciones tienen para los trabajadores y los usuarios del suburbano, ya que hay grafiteros “bastante agresivos”.

El tren de Compiègne y el fin de la Gran Guerra

Bosque de Compiègne. Es un lugar tranquilo y aislado, no muy alejado del cuartel general aliado de Senlis, ni del frente de batalla que consume a los países europeos que se baten hasta la muerte durante 1.560 días de guerra. A las 5.12 horas los plenipotenciarios aliados y alemanes suben al tren del mariscal Foch para rubricar el fin de las hostilidades. Las negociaciones tienen lugar en el coche 2419-D. El armisticio no entra en vigor hasta las 11 horas del 11 de noviembre de 1918.

La firma pone fin a la Primera Guerra Mundial. El Imperio Alemán es la última de las Potencias Centrales en rendirse (previamente lo habían hecho Bulgaria, el Imperio Otomano y el Austro-Húngaro). Durante cuatro años y tres meses de guerra los contendientes movilizan más de 75 millones de hombres y se producen más de 9 millones de muertos en los campos de batalla. A estos hay que sumar otros 6,5 millones de inválidos, más de 4 millones de viudas y el doble de huérfanos.

Cien años después de aquella firma, en un pequeño y modesto edificio que alberga el Museo del Armisticio, en el norte de Francia, se puede contemplar una réplica de aquel coche ferroviario. El vehículo 2419-D donde se firmó aquel 11 de noviembre el armisticio, fue destruido por soldados de las SS alemanes poco antes de que tuvieran que volver a capitular, en 1945, para evitar una nueva humillación. El 22 de junio de 1940, Hitler se había tomado la revancha e hizo que los franceses firmaran su rendición en el mismo coche de Compiègne. Después los alemanes se lo llevaron como trofeo de guerra, así como la inscripción de piedra donde se hacía alusión a la capitulación. Hasta su destrucción.

Terminada la guerra, el Gobierno francés se dirige a la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL), para ver la posibilidad de sustituirlo. La empresa, inmersa en pleno proceso de “reconstrucción”, rastreaba la pista de su material desperdigado por medio mundo y trató de localizar algún coche de la misma serie. Tras una búsqueda por Finlandia, Grecia, Rumania, Bélgica, Marruecos, Turquía, y hasta China, encontró el WR 2439, en un estado de chasis y estructura pasable, ya que los revestimientos interiores y exteriores, al ser de madera, prácticamente habían desaparecido. Tras un meticuloso trabajo, siguiendo los planos originales, de los talleres de la CIWL salió un renovado 2419, que la empresa entregó a las autoridades francesas. El 11 de noviembre de 1950, en el reconstruido edificio sito en la también restaurada explanada de Compiègne, se instala con todos los honores ‘el vagón del armisticio’.

El 2419-D pertenecía a una serie de 21 coche-restaurante de lujo, que por encargo de la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL) fabricó en 1912 la empresa Societé Générale des Ateliers de Saint-Denis, y que pretendía destinar a las líneas del interior de Francia. Eran coches de lujo, de la Serie 2400, con dos bogies de dos ejes, revestidos de madera de teca, y dotados de amplias ventanillas, que permitían una gran luminosidad durante el día. El grupo encargado comprendía los números del 2403 al 2424. El 2419-D se entrega el 20 de mayo e inicia sus servicios, el 4 de junio del mismo año, en el recorrido de París-Montparnasse a Saint-Brieuc, en Bretaña.

El 7 de octubre de 1918, el Ministerio de la Guerra francés solicita a la CIWL diversas unidades, para la formación de un tren especial, destinado al Alto Mando. La CIWL ordena a los talleres que preparen los coche-restaurante 2418 y 2419, el cama 1888, y el coche-salón nº 2343, así como dos furgones. Pero se reclama a la CIWL que habilite uno de los vehículos como despacho y sala de reuniones, para ser utilizado por el Mariscal Foch. El 2419-D es transformado en una confortable sala de reuniones, a la que se le dota de una mesa de 2’5 metros x 1’5 metros, con diez sillas, mapas geográficos, aparatos de comunicaciones, secretaría y otros detalles propios de un despacho militar.

Veinte días después de que se hiciera el encargo, y en medio de un gran secreto, el tren especial sale de talleres, dirigiéndose por vías no habituales hacia Compiègne, situándose en una antigua zona de maniobras sita en el bosque de Rethondes, muy cerca de Compiègne, y en la que aún quedan utilizables dos vías paralelas. Días más tarde llega a la zona la delegación alemana encabezada por el secretario de Estado, Erzberger, al que acompañan el ministro plenipotenciario conde Oberndorff, el general Winterfeldt, y el capitán de navío Vanselow. Los emisarios alemanes suben al coche 2419, dando comienzo a las negociaciones, que tras cuatro días finalizan poco después de las 5 de la mañana del 11 de noviembre. El mariscal Foch, asistido por el general Weygand, y en presencia de los almirantes Wemiss y Hope, firma, con la delegación alemana, el cese de las hostilidades, que será efectivo a las 11 de la mañana de ese mismo día y mes.

La CIWL dona el 2419-D al Museo del Ejército el 4 de agosto de 1919 que ubica en Los Inválidos el vehículo convertido ya en un monumento histórico y en cuyo interior, se coloca una placa, en la que consta: “Vagón del Mariscal Foch en el que se firmó el armisticio del 11 de Noviembre de 1918, donado al Estado por la Compagnie des Wagons Lits”. El coche, instalado en un patio interior a la intemperie, fue sufriendo un lento deterioro, hasta que en 1924, tras múltiples protestas del público y de las instituciones, un millonario norteamericano corre con los gastos de restauración y su traslado al lugar donde se efectuó la firma. Tres años más tarde, se construye en Compiègne un edificio especial para albergar el 2419-D. En presencia del mariscal Foch, el general Weygand, y el almirante Hope, se descubre una placa que reza “Este edificio alberga el vagón en el que se firmó el armisticio del 11 de noviembre de 1918, que ha sido construido gracias a la generosidad de un amigo de Francia, el señor Arthur Henry Fleming, de Pasadena, California, Estados Unidos de América”. (sic)

Alemania y Francia vuelven a enfrentarse en una guerra años después. Tras un arrollador avance del Ejército alemán, el Gobierno francés se ve forzado a pedir la paz en 1940 . Un nuevo armisticio pone fin a las hostilidades entre ambos países; pero los papeles han cambiado: Los vencedores son los alemanes y los vencidos, los franceses. Unidades especiales alemanas se desplazan al claro de Rethondes, y proceden, tras volar la fachada de la edificación que contenía el coche 2419-D, a colocarlo en el punto exacto en que se encontraba el 11 de Noviembre de 1918. Hitler quería resarcirse de aquella humillación y obliga a los franceses a desplazarse al claro de Rethondes.

En la mañana del 22 de Junio de 1940, nuevamente se reúnen dos delegaciones. Por parte alemana acuden Adolf Hitler; el mariscal Goering, el almirante Raeder, Rudolf Hess y Von Ribbentrop, acompañan al Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, el coronel general Keitel, que presidirá la delegación, y sus ayudantes. Por parte francesa, preside el general Huntziger, al que acompañan, el embajador Noel, el vicealmirante Le Luc, el general Parisot, el general Bergeret, y como intérprete, el ministro plenipotenciario Paul-Otto Schmidt.

Una vez escenificada la firma Alemania toma posesión del vehículo 2419-D como trofeo de guerra, y el Alto Estado Mayor de la Wehrmacht lleva a cabo las medidas necesarias para el transporte por carretera y su exhibición en Berlín. Fue instalado en el centro de la Plaza Lustgarten, frente al antiguo Museo de la Ciudad, donde quedó expuesto al público, que en gran número acudía a ver aquella reliquia y trofeo, que además contenía el original del ‘Tratado de Versalles’ de 1919.

Posteriormente, el coche se remolca a las cocheras de la Estación de Anhalt, en el mismo Berlín, aunque por razones de seguridad se traslada a una importante base de la Wehrmacht, en pleno bosque de Turingia. Hitler encarga a las SS de su custodia y traslado a lugar seguro tras los bombardeos que se producen en la zona. En un primer momento, se conduce a la estación de Sperenberg, pero en febrero de 1945, la proximidad del frente hace necesario trasladarlo a la estación de Ruhla, situándolo en una vía de estacionamiento, camuflado cubierto con un toldo. El avance del enemigo obliga nuevamente a las fuerzas de las SS que lo protegen a trasladarlo a Ohrdruf, pero la proximidad de las tropas americanas, (que ocupan Ohrdruf el 4 de Abril), obliga nuevamente a trasladarlo, esta vez a Crawinkel, situándolo en una vía secundaria que se encuentra en una zona boscosa. Las SS reciben, finalmente, la orden de destruirlo, por lo que se internan en el bosque y proceden a su voladura y posterior incendio. El 11 de abril de 1945, los americanos ocupan Crawinkel y encuentran algunos restos del 2419-D. Pero su restauración es imposible.