Archivo de la etiqueta: A Coruña

Sóller se interesa por los tranvías coruñeses

El Ferrocarril de Sóller quiere ampliar su parque de tranvías. Y parece haber puesto sus ojos en la empresa Tranvías de La Coruña, concesionaria del servicio de transporte en la capital gallega. Ya ha negociado con la concesionaria en varias ocasiones y ahora vuelve a ponerse en contacto con la misma con el fin de adquirir algunas de las unidades que están aparcadas en las cocheras gallegas sin ningún uso desde el año 2011.

El ayuntamiento de A Coruña recuperó el servicio de tranvías en el año 1997. Tras una importante inversión en varias fases se instalaron doce kilómetros de raíles entre los barrios de Puerta Real y Las Esclavas, en una clara intencionalidad turística. De esta forma los visitantes podían conocer buena parte de los monumentos y las mejores vistas de la ciudad herculina a bordo de unos vehícuos de época. La crisis económica obligó a suspender el servicio. El consistorio coruñés no parece inclinado a recuperar el transporte e incluso ha decidido levantar el trazado de las vías, con lo que renuncia a implantar el tranvía.

Este servicio se prestaba con diversas unidades clásicas, algunas de ellas adquiridas a Carris de Lisboa (Portugal), que tras su oportuna restauración entraron en el servicio turístico. Estas antiguas unidades son prácticamente idénticas a las que también adquirió en la década de los noventa el Ferrocarril de Sóller y que incrementaron el parque de tranvías.

Ahora el Ferrocarril de Sóller se plantea a adquirir algunos de estos históricos vehículos para darles una nueva vida por las vías del valle. El presidente de la compañía, Óscar Mayol, explicó que “desde hace años tenemos negociaciones con A Coruña” pese a que “hasta ahora no han dado resultado, aunque seguimos estando interesados“. La empresa sollerica quiere adquirir varias unidades, repuestos y la maquinaria de los talleres que pueda ser útil para el centenario tranvía solleric.

A pesar de que los contactos se mantienen desde hace cuatro años -explicó Mayol- hasta la fecha no han dado resultado “porque hasta ahora el ayuntamiento no tenía muy claro qué hacer con el tranvía, algo que parece que ha cambiado”. Tampoco ha ayudado que el servicio esté en manos de una empresa concesionaria pese a que los vehículos son propiedad del consistorio coruñés. Desde la empresa Tranvías de la Coruña, su portavoz reconoció que existen contactos con la compañía de Sóller “pero de momento no hay nada decidido”. La empresa dispone de siete tranvías en desuso “que se encuentran en muy buen estado de conservación”, explican. Muestra del interés que suscitan estas unidades ferroviarias es el hecho de que meses atrás una delegación sollerica viajó hasta A Coruña para conocer in situ algunas de estas históricas unidades.

El tranvía no es para A Coruña

El Ayuntamiento de A Coruña ha vuelto a descartar la introducción del tranvía en la ciudad e incluso se plantea eliminar las vías en el paseo marítimo de Os Pelamios que da servicio a un transporte de este tipo como atracción turística. El concejal de Mobilidade, Juan Díaz Villoslada, desveló en el programa Voces de A Coruña, de Radio Voz, el deseo del Consistorio de poner en marcha en algún momento un sistema de transporte basado en el tren de cercanías, aprovechando las instalaciones de San Diego.

El tranvía desaparecerá del paseo marítimo en Os Pelamios. El Ayuntamiento lo descarta por el alto coste que supondría volver a ponerlo en funcionamiento con la idea de que pudiese ser algo más que una simple atracción turística. «Lo importante no es si nos cargamos o no el tranvía, sino si recuperarmos y damos una nueva vida al paseo marítimo. Ese es el debate importante, cómo darle una nueva solución a un paseo que en ese tramo es duro, a veces un poco inhóspito, cuando se trata de un lugar privilegiado para que A Coruña, especialmente la Ciudad Vieja, disfrute de ese borde litoral». Por eso para el Ayuntamiento, la recuperación de esa zona del paseo pasa por convertirlo «en un gran paseo-parque» que permita alguna circulación de transporte «mínima», asegura el concejal coruñés.

Villoslada recordó la recuperación del tranvía como sistema de metro ligero para el conjunto de la ciudad «nos llevaría a unas inversiones en las que hoy no podemos pensar. Tenemos que pensar en un sistema en que el autobús sea mucho más eficiente, e incluso líneas rápidas de bus que puedan hacer más eficiente la circulación en la ciudad, y no en grandes redes de transporte metropolitano, porque nuestra ciudad tiene la conformación que tiene y no estamos en una época en la que esas inversiones, sean fácilmente asumibles por el gobierno municipal». Otra cosa, precisó el concejal de Mobilidade, sería que hubiese capacidad inversora «por parte del Gobierno central o autonómico» y se hiciese una apuesta por el tranvía.

El Ayuntamiento se plantea una nueva actuación sobre el paseo marítimo con una doble vertiente. Por un lado, ya existen proyectos presentados a financiación europea que son ejecutables y que se interpretan como una oportunidad para revitaliza ese tramo de la ciudad. Y por otro, se tiene en cuenta las medidas de humanización previstas en otras vías importantes del centro, como la semipeatonalización de los Cantones o la recuperación de bulevar en San Andrés. Por tanto, se piensa en el paseo en Pelamios, sin el tranvía. Y, sin embargo, la ciudad precisa un plan general de regeneración urbana que buscará también una «mayor eficiencia de las líneas de bus. Por eso Villoslada apuesta «por el tren de proximidad y de cercanías.

“Tenemos una estación en San Diego con toda una serie de vías que circulan junto a la ría y que podrían recoger muchos pasajeros para entrar en la ciudad sin necesidad de tener que usar vehículo particular. De invertir en infraestructuras ferroviarias o de metro ligero, creo que una primera decisión urgente sería en ese tren de proximidad que pondría a un montón de vecinos de la primera corona metropolitana en el centro»”, explica el concejal coruñes.

El Ayuntamiento de A Coruña suspende el servicio de tranvía al detectar daños en las vías

El Ayuntamiento de A Coruña ha suspendido el servicio de tranvía al detectarse daños en las vías con elevado riesgo de descarrilamiento. El teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad, Julio Flores, ha informado de la “suspensión inmediata” de este servicio tras un leve descarrilamiento del tranvía el pasado domingo.

Informes del técnico municipal responsable del mantenimiento de las instalaciones del tranvía explican que hace unos dos años se había producido la rotura de los raíles en la entrada del desvío de la vía en la zona del aparcamiento situado en el paseo marítimo, frente al edificio de Hacienda.

El informe del técnico municipal indica que dicha rotura puede haber sido causada por diversos motivos y aclara que en este tramo se produce una situación anormal y peligrosa, que obliga al tranvía a circular a velocidades muy bajas (menores de 10 kilómetros a la hora), y que aún así existe un riesgo elevado de descarrilamiento.

A la vista del informe y teniendo en cuenta las recomendaciones del área de Infraestructuras, el Ayuntamiento ha decidido suspender el servicio y procederá a encargar un estudio urgente del estado de las vías en todo su trayecto, que contemple la investigación de las causas del deterioro de los tramos mencionados.

Con las conclusiones extraídas del mencionado estudio se tomarán las medidas necesarias para reparar los tramos deteriorados y garantizar la seguridad del servicio en todo el trayecto que recorre el tranvía. Además, ha garantizado que se utilizarán todos los medios necesarios para informar a los coruñeses y a los visitantes de la suspensión del servicio, y se tratará de agilizar la máximo las medidas necesarias para restaurarlo lo antes posible con la seguridad exigida.

El actual tranvía coruñés realiza un trayecto mucho más corto que antaño. Doce kilómetros y medio suma el recorrido total desde Puerta Real hasta Las Esclavas, pero concentra en su paseo una buena parte de los monumentos y las mejores vistas de la ciudad Herculina.

Tras una pausa de 35 años, en 1997, A Coruña recuperaba para uso turístico un emblemático medio de transporte. El primer tranvía de la nueva época (el número 57, que nunca llegó a utilizarse pero que se guarda todavía en las cocheras de Monte Alto) desembarcó en el puerto de La Coruña el 23 de febrero de 1995 cedido por la Diputación de Zaragoza y por el coleccionista José María Valero para la exposición “Ciudad y Futuro”. Dos años más tarde llegaban los verdaderos protagonistas del “renacer” del tranvía, el número 32 y el número 27.

La línea moderna empezó su todavía corta historia mirando a la ría y uniendo dos iconos coruñeses, el Castillo de San Antón y la Torre de Hércules. Dos años después, en 1999, la vía se incrementó hasta los 9.058 metros de longitud con la primera ampliación, esta vez por la parte occidental de la ciudad hasta la playa del Orzán, con unas espectaculares vistas a todo el litoral. El trazado en activo de la línea se completó en 2000 con la unión del tramo inicial, en el Castillo de San Antón, y la zona del ParrotePuerta Real. Finalmente, en el año 2003 el recorrido llegó a la rotonda de Las Esclavas.

(Imagen Roberto Abizanda en Wikimedia Commons)