Archivo de la etiqueta: tranvía

Atenas compra a Alstom 25 tranvías Citadis X05

Alstom ha firmado un contrato por valor de más de 50 millones de euros con Attiko Metro, la autoridad de transporte urbano de Atenas (Grecia), para el suministro de 25 tranvías Citadis X05. Los tranvías circularán por la actual red tranviaria de Atenas, así como en cualquiera de las extensiones planificadas de la red. La entrega de los nuevos tranvías está prevista para el año 2020.

Los tranvías se fabricarán en el centro industrial de Alstom en Barcelona que actualmente está fabricando tranvías también para las ciudades de Sídney (Australia), Frankfurt (Alemania) y Lusail (Qatar). El contrato incluye las pruebas en la red ateniense, los servicios de formación y garantía, así como las piezas de repuesto.

Los tranvías Citadis X05 para Atenas ofrecen una mejor experiencia de viaje a los pasajeros, con un 20% más de superficies acristalada, sistemas LED para una iluminación suave y homogénea, grandes asientos individuales y sistemas de información al pasajero con pantallas de gran formato. Los tranvías, de cinco coches cada uno, tendrán 33 metros de largo, con una capacidad máxima de 294 pasajeros por tren. Las puertas dobles a lo largo de toda la longitud del tranvía aseguran una mayor accesibilidad.

El Citadis X05 es la última evolución de la gama de tranvías Citadis de Alstom. Cuenta con una serie de nuevas tecnologías, entre las que se incluyen motores de imanes permanentes, un sistema de climatización más eficiente y sistemas de gestión auxiliar que permiten reducir el consumo de energía en un 25%. Una mayor simplificación en la integración y el mantenimiento de los subsistemas permiten, por su parte, reducir el coste a lo largo de todo el ciclo de vida. Los tranvías, además, son reciclables en un 97%.

Hasta la fecha, se han vendido más de 2.500 tranvías de la gama Citadis a más de 50 ciudades en todo el mundo. De ellos, 2.000 unidades están ya en funcionamiento. Desde que entró en servicio el primer tranvía Citadis en el año 2000, se han recorrido más de 1.000 millones de kilómetros, transportando a casi 9.000 millones de pasajeros.

La planta de Santa Perpètua, inaugurada en 1994, es la más moderna del grupo en toda Europa y una de las pocas plantas de Alstom capaz de fabricar, en las mismas instalaciones, trenes de alta velocidad, regionales, tranvías, metros, etc.

Este centro industrial ha sido el encargado de fabricar toda la gama de trenes de Alstom que circula por España. De las instalaciones barcelonesas han salido, entre otros, los trenes que cubrieron la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, las lanzaderas regionales (trenes de media distancia que utilizan las vías del AVE y alcanzan los 250 km/h), la mitad de las modernas unidades de cercanías Civia, el metro sin conductor de Barcelona y la mayoría de los tranvías que circulan por nuestro país.

En la actualidad, prácticamente la totalidad de su producción se dedica a la exportación, con proyectos en Australia, Europa, norte de África, Oriente Medio, Asia y Latinoamérica.

Anuncios

ACS financia con bonos el tranvía de Toronto

ACS ha colocado una emisión de bonos en Canadá en el marco de la financiación diseñada para costear la ejecución del nuevo tranvía de Toronto, un proyecto que el grupo se adjudicó el pasado mes de abril por 1.200 millones de dólares canadienses (unos 790 millones de euros). Del importe total del contrato, el grupo que preside Florentino Pérez y sus socios adelantarán 893 millones de dólares (unos 552 millones de euros) y el Gobierno del Estado de Ontario, el monto restante.

En cuanto a los 552 millones de euros de financiación privada, el grueso se ha levantado a través de una colocación en el mercado de Canadá de un bono a largo plazo y otro a medio plazo, y de un préstamo sindicato por cinco bancos, si bien se completa con una aportación de recursos de ACS y sus socios en el proyecto (las locales Aecon y Dufferin/CRH). Las emisiones de los dos tipos de bonos han sido suscritas por HSBC y Royal Bank of Canadá, mientras que el crédito lo aportan esta última entidad junto con Muzuho, Desjardins, TD Bank y ATB Financial.

El consorcio liderado por ACS ha firmado ya el contrato, uno de los ‘macroproyectos’ logrados en lo que va de año en Norteamérica, su primer mercado, junto con el del tren sin conductor del aeropuerto de Los Ángeles, otro tren similar para el tráfico metropolitano de Montreal y los trabajos conseguidos en uno de los mayores proyectos hidroeléctricos de Canadá.

En cuanto al tranvía de Toronto, adjudicado el pasado mes de abril, consiste en la construcción y posterior mantenimiento de una nueva línea en superficie que discurre por la Avenida de Finch, la principal arteria de la ciudad y la que presenta mayor congestión de tráfico. En concreto, supone construir una línea de 11 kilómetros de longitud y 16 paradas en superficie, otra parada subterránea para conectar con la universidad de Humber y un intercambiador de transporte también subterráneo. Asimismo, comprende la instalación de todos los sistemas necesarios para la operación, construcción de las cocheras y el mantenimiento posterior durante treinta años de la infraestructura y los trenes, que Alstom suministrará a través de un contrato directo con la provincia de Ontario.

Será en este periodo de mantenimiento en el que recuperen la inversión adelantada al proyecto por ACS y sus socios. El grupo controla al 33% las obras de construcción y el 55% del posterior mantenimiento y tiene como socios a las firmas locales Aecon y Dufferin/CRH Group Canadá.

La consecución de este proyecto se suma al listado de grandes obras de infraestructuras que ACS ha logrado en Norteamérica en lo que va de año y que además se añaden a la cartera de obras que tenía en este mercado a cierre de 2017, que sumaba 23.896 millones de euros. Norteamérica es el actual primer mercado de ACS, por delante de Australia, dado que el pasado año reportó al grupo ingresos por 14.669 millones de euros, el 46% del total de la compañía.

(Imagen CC BY-SA 3.0)

Comsa construye el tranvía danés de Odense

Comsa entra en Dinamarca al adjudicarse la construcción del tranvía de la ciudad de Odense, al Oeste de la capital del país, por un importe de 158 millones de euros. Con el proyecto, además de expandirse a un nuevo mercado, el grupo refuerza su negocio por el Norte de Europa, una zona estratégica para la empresa, que ya tiene actividad en Suecia, Lituania, Letonia y Polonia.

El contrato logrado en Dinamarca consiste en la construcción y puesta en funcionamiento de los 14 kilómetros de línea que tendrá el tranvía de Odense, además de sus 26 estaciones, entre los distritos de Tarup Centro y Hjallese. Asimismo, Comsa deberá encargarse también de la instalación de los sistemas de electrificación, señalización, telecomunicaciones y seguridad, entre otras. Con la ejecución de este proyecto, Comsa reforzará la experiencia que acumula en la construcción de tranvías, tanto en España como en el exterior donde, entre otros, ha ejecutado los tranvías de Oporto, Turín o Merbourne.

Con su entrada en Dinamarca, Comsa extiende su presencia en el norte de Europa, un mercado estratégico para la compañía por su creciente inversión en infraestructuras de transporte y comunicación. Suecia fue el último destino del grupo en la región. Tras finalizar la remodelación de la carretera nacional 156 que une las localidades de Skene y Skoghem, en la actualidad se encarga del desdoblamiento de vía entre las estaciones de Tibble y Visinge en la localidad de Täby, situada al noreste de Estocolmo.

En consorcio con su filialTrakcja PRKiL en Polonia, la compañia ejecuta la modernización ferroviaria de los tramos Jaworzno Szczakowa a Trzebinia, por valor de 24,7 millones de euros, y la sección Chybie – Nedza/Turze, por un montante de 28,1 millones de euros, ambos en la provincia de Silesia.

La constructora tiene una amplia experiencia en el desarrollo de sistemas de transporte de tren ligero, tanto en el mercado nacional como en el exterior. En su cartera destacan proyectos de construcción, como la línea 1 de Bursa y la 3 de Gaziantep, ambas en Turquía; las líneas A, B y C de Dublín (Irlanda); el metro ligero oeste de Madrid y los tranvías de Barcelona, Murcia y Málaga, así como de modernización de vía, en las ciudades de Oporto (Portugal), Turín (Italia) y Adelaida y Melbourne (Australia), entre los más relevantes.

Comsa Corporación constituye el segundo grupo español no cotizado en el sector de las infraestructuras y la ingeniería. Con más de un siglo de experiencia, la constructora centra su actividad en las áreas de Infraestructuras e Ingeniería, Servicios y Tecnología y Concesiones y Energías Renovables.

CAF fabricará 9 tranvías para la alemana ZVS

friburgo-tranvia-caf

La empresa guipuzcoana Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) se ha adjudicado un contrato de suministro de nueve unidades de vehículos ligeros de tres coches, y su mantenimiento por 19 años, para Zweckverband Schönbuchbahn (ZVS), la autoridad de transporte público de Alemania, por un importe de 51,3 millones. Este último contrato logrado en alemania incluye además la opción de 19 trenes adicionales. El contrato base para el suministro de estos trenes de última generación, equipados con “tecnología de vanguardia”, asciende a 51,3 millones de euros y se prevé su entrega y puesta en servicio para el año 2020.

Las nuevas unidades eléctricas de esta adjudicación operarán en la red de ZVS, entre Böblingen-Holzgerlingen-Dettenhausen, y sustituirán a las de tipo diesel, dentro del proceso de extensión y electrificación que lleva a cabo la compañía ferroviaria alemana. Cada una de las nueve unidades que fabricará CAF estará compuesta por tres coches, que irán dotados con los sistemas de aireación y accesibilidad que ofrece la marca vasca.

Éste es el segundo proyecto de CAF en Alemania, donde recientemente ha suministro 12 tranvías para la ciudad de Friburgo. La fabricación de las nuevas unidades amplía la cartera de pedidos de la firma guipuzcoana, donde aún escuece el varapalo que supuso no adjudicarse el contrato para suministrar a Renfe el nuevo parque de Alta Velocidad. La compañía con sede en Beasain confía en que alguna operadora fije sus ojos sobre el Oaris, el tren vasco de Alta velocidad. Hasta el momento, solo Noruega ha reclamado este nuevo tren para cubrir el servicio entre Oslo y su aeropuerto.

El pasado mes de noviembre, la Compañía de Transportes de Flandes (Bélgica), De Lijn, seleccionó a CAF para el suministro de aproximadamente 146 nuevos tranvías para las provincias del este y oeste de Flandes, así como para la ciudad de Amberes, que serán suministrados en siete lotes de forma consecutiva. Este proyecto representa su consolidación en el mercado ferroviario de Benelux, y en particular en el mercado belga de material rodante.

Además de este nuevo contrato, la compañía ha informado de que acaba de ampliar los que está desarrollando en Chile y Colombia. En concreto, el Metro de Santiago de Chile tiene previsto adjudicarle la fabricación de 4 unidades más dentro del contrato que tienen en vigor, firmado a finales de 2013, por un importe de 160 millones de euros y 37 unidades, de las que CAF ya ha entregado 20.

Asimismo ha acordado proveer al Metro de Medellín de dos unidades adicionales a las 20 que contempla el contrato en curso. Según CAF, el contrato con los alemanes, unido a las ampliaciones de los firmados con chilenos y colombianos, supera los 110 millones de euros.

CAF suministrará 146 tranvías a la Compañía de Transportes de Flandes

imagen-urbo-factoria-caf

La empresa Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha sido seleccionada por la Compañía de Transportes de Flandes (Bélgica), De Lijn, para suministrar 146 tranvías con destino a las provincias del este y oeste de Flandes, así como para la ciudad de Amberes. Las unidades, que serán suministradas en siete lotes de forma consecutiva, son tranvías de piso bajo, tanto unidireccionales como bidireccionales, y combinarán una estética moderna con un equipamiento de última generación.

Estos nuevos convoyes proporcionan, según la empresa guipuzcoana, “la máxima accesibilidad sin comprometer el confort, su rendimiento y facilidad de operación”. De Lijn es el operador público flamenco de autobuses y tranvías, que transporta anualmente cerca de 530 millones de pasajeros. Sus tres redes de tranvías comprenden cerca de 175 kilómetros de longitud y dan cobertura a las ciudades de Amberes, Gante y la costa belga.

Este proyecto representa la consolidación de CAF en el mercado ferroviario del Benelux, y en particular en el mercado belga de material rodante. El pasado verano, la empresa MIVB/STIB de Bruselas adjudicó a la firma guipuzcoana un nuevo contrato para la fabricación de 43 vehículos de metro, mientras que GVB de Amsterdam la eligió para el suministro de 63 nuevos tranvías.

CAF fabrica tranvías para las ciudades de Utrecht y Luxemburgo, así como unidades Civity para el operador holandés NS (Nederlandse Spoorwegen). Además, hace pocos años, suministró otras 21 unidades de metro para Bruselas. El nuevo proyecto de De Lijn confirma así la consolidación de CAF en el mercado de tranvías europeos, donde recientemente ha suministrado tranvías para ciudades como Besançon, Belgrado, Birmingham, Budapest, Cagliari, Debrecen, Edimburgo, Friburgo, Granada, Málaga, Nantes, Saint-Etienne, Sevilla, Estocolmo o Tallin.

El nuevo proyecto se suma a los adjudicados por la Compañía en lo que llevamos de año 2016, por un importe agregado de más de 2.800 millones de euros, lo que ha fortalecido “la apuesta estratégica de CAF en su crecimiento durante los próximos años”. Recientemente CAF ha sido premiado con el codiciado reconocimiento internacional al ‘Fabricante del Año’ en los prestigiosos premios Global Light Rail Awards que se celebran en Londres.

CAF logra el suministro de 26 tranvías para la ciudad estadounidense de Maryland

transmodal-proyectos-mundo-caf

CAF se ha adjudicado el contrato de suministro de 26 coches para una nueva línea de tranvía en Maryland (Estados Unidos) por un importe de 200 millones de dólares (unos 181,8 millones de euros). Con este proyecto, la compañía refuerza su negocio en el mercado estadounidense, donde cuenta con una fábrica cerca de Nueva York y ya suma contratos por un total de 1.800 millones de dólares (unos 1.636 millones de euros). El contrato incluye el suministro de piezas de repuesto, herramientas especiales y equipos de ensayo, además de la fabricación de los tranvías.

CAF logra formar parte del consorcio que se ha adjudicado el proyecto de diseño, construcción y posterior mantenimiento de la denominada ‘Purple Line’ del tranvía de Maryland, un proyecto estimado en un total de 5.600 millones de dólares (unos 5.092 millones de euros) y que constituye uno de los mayores de colaboración público-privada de la historia de Estados Unidos. Las compañías Fluor y Meridiam lideran el consorcio adjudicatario de este ‘macrocontrato’, que cuenta con el sello español a través de CAF.

El fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) cuenta con una participación del 20% en la compañía que gestionará y mantendrá la línea de tranvía durante treinta años una vez se ponga en servicio a principios de 2022. La ‘Purple Line’ de Maryland es una línea de 26 kilómetros de longitud que conectará dos condados del Estado, además de con tres líneas de metro de Washington, y con líneas de Cercanías y servicios locales de autobús. Para ello, el tranvía contará con un total de 21 estaciones.

CAF acometerá este pedido desde la planta que tiene en Elmira (Nueva York) y reforzará de esta forma el negocio que tiene en Estados Unidos. En últimos años la compañía ha construido desde esta filial estadounidense trenes para el metro de Washington, así como tranvías para Sacramento (California) y Pittsburgh (Pensilvania).

El fabricante vasco, que en España está pendiente del pedido de 30 trenes de Alta Velocidad para Renfe, ejecuta en Estados Unidos un suministro de 130 coches de tren de pasajeros para el operador Amtrak y tranvías para Boston, toda vez que recientemente completó las entregas encargadas por el metro de Houston y los tranvías de Cincinnati y Kansas.

CAF también ha potenciado su negocio en Australia, al adjudicarse el suministro de seis tranvías para la red que se construirá en la ciudad de Newcastle. La firma vasca entregará en 2018 estos nuevos vehículos, que se sumarán a los 12 tranvías ya suministrados a la vecina ciudad de Sidney, que ya están en servicio comercial. Los tranvías pertenecen a la familia ‘Urbos’, modelo que ya tiene vehículos operando en países como Alemania, Brasil, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Hungría, Serbia, Suecia y Taiwán.

Alstom fabricará en su planta de Barcelona un pedido de quince tranvías para Qatar

tranvia-alstom-70153

Alstom fabricará en la planta que tiene en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona) un pedido de quince tranvías que suministrará a Qatar, a la ciudad de Lusail compañía refuerza así la cartera de trabajo de esta instalación, “una de las más modernas del grupo en Europa” y que actualmente destina el 90% de su producción a pedidos destinados a la exportación.

Los tranvías que suministrará a Qatar son del modelo ‘Citadis’, con capacidad para transportar 207 viajeros y cuentan con un sistema de alimentación de energía por el suelo. Los trenes integrarán además elementos de la cultura del Emirato, con el fin de contribuir a integrar el nuevo medio de transporte en la cultura y la arquitectura del Golfo Pérsico.

Alstom suministrará estos tranvías a Qatar en virtud del contrato que se adjudicó un consorcio del que forma parte para construir un sistema tranviario para la ciudad de Lusail.

El contrato consiste en construir cuatro líneas de tranvía, que suman 38 kilómetros de longitud, y treinta estaciones, además del suministro de los trenes y el resto de equipos. El consorcio adjudicatario, que lidera Alstom, lo completan CIM, Sofratesa, Thales y TSO.

La planta de Santa Perpètua, inaugurada en 1994, es la más moderna del grupo en toda Europa y una de las pocas plantas de Alstom capaz de fabricar, en las mismas instalaciones, trenes de alta velocidad, regionales, tranvías o metros. Este centro industrial ha sido el encargado de fabricar toda la gama de trenes de Alstom que circula por España.

De las instalaciones barcelonesas han salido, entre otros, los trenes que cubrieron la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, las lanzaderas regionales (trenes de media distancia que utilizan las vías del AVE y alcanzan los 250 km/h), la mitad de las modernas unidades de cercanías Civia, el metro sin conductor de Barcelona y la mayoría de los tranvías que circulan por nuestro país.

CAF suministrá 14 tranvías Urbos para la línea que construirá el grupo de Florentino Pérez en Canberra

fotonoticia-protecto-tranvia-caf-canberra

La ciudad australiana de Canberra ha seleccionado a CAF para el suministro y mantenimiento durante 20 años de 14 tranvías, dentro del proyecto que incluye la construcción de una nueva línea de tren ligero para esta ciudad. La línea, que construirá ACS, tendrá una longitud de 12 kilómetros y 13 paradas, y unirá la zona de Gungahlin con el centro de la capital de Australia. Está previsto que los primeros vehículos sean entregados a finales del año 2017. Los vehículos pertenecen a la familia de tranvías URBOS, bidireccionales, 100% piso bajo con cuatro puertas por lado y con una longitud total de 33 metros a través de sus cinco módulos.

Precisamente ACS, a través de su filial australiana Cimic, se ha adjudicado el contrato de obras de construcción y posterior operación y mantenimiento del primer tramo del tranvía de Canberra, un proyecto de 783 millones de dólares australianos (unos 508 millones de euros). El grupo que preside Florentino Pérez refuerza así su ya destacada actividad en Australia, un mercado estratégico en la política de expansión internacional del grupo, en el que está presente a través de su filial Cimic, la antigua Leighton.

El Metro Consorcio Canberra (CAF mantiene una alianza con Pacific Partnerships, John Holland, Mitsubishi Corporation, Aberdeen Infrastructure Investments, CPB Contractors, Deutsche Bahn International y el Banco de Tokio-Mitsubishi UF) se encargará de diseñar, construir, mantener y operar la nueva línea de tranvía durante un periodo de 20 años, según ha informado la compañía guipuzcoana.

Los nuevos vehículos “combinan una estética moderna con un equipamiento de última generación y máxima accesibilidad, sin comprometer la comodidad, rendimiento y facilidad de operación así como su mantenimiento”, detalla la compañía en un comunicado. En caso de que se ejecute por parte de ACT (Australian Capital Territory) la segunda fase del proyecto con la extensión de la línea hasta el área de Russell, los tranvías serán equipados con la tecnología de almacenamiento de energía a bordo de CAF, que posibilita la circulación sin catenaria entre las estaciones.

Este proyecto está basado en el anterior proyecto de CAF en Australia, el suministro de tranvías para la ciudad de Sydney, actualmente en servicio comercial. Además, ha destacado el suministro “con éxito” por parte de CAF, de vehículos de la plataforma URBOS en países como Alemania, Brasil, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Hungría, Serbia, Suecia y Taiwán.

Mientras CAF se hace cargo de los vehículos, el consorcio a través del que ACS se ha hecho con el proyecto lo completan la corporación nipona Mitsubishi, la constructora John Holland, el fondo de inversión Aberdeen Infrastructure Investment y la firma de ingeniería ferroviaria alemana DB International. Este consorcio ha resultado finalista (‘prefered bidder’) para adjudicarse la obra en el concurso público promovido por el Gobierno del Territorio de la Capital de Australia. La adjudicación definitiva y la firma del contrato tendrán lugar próximamente, una vez se acometan los pertinentes trámites administrativos.

ACS competía por esta obra con otro consorcio internacional integrado por Bombardier, la firma de ingeniería australiana Downer EDI Works, la constructora canadiense Plenary Group, la filial australiana del grupo francés de transporte Keolis y la ingeniería australiana Parsons Brinckerhoff. La compañía española logra además con este proyecto posicionarse en el desarrollo posterior de la red tranviaria de la ciudad, dado que el contrato supone el primer tramo de una futura red que “transformará” la capital, según destaca el Gobierno de la capital australiana.

Canberra prevé que a finales de este año comiencen las obras de construcción del tranvía, que permitirán crear 3.500 puestos de trabajo y generará beneficios a la economía de la ciudad estimados en 1.000 millones de dólares australianos (unos 630 millones de euros). Con la construcción del tranvía, que se espera esté en servicio en 2018, el Gobierno de la capital proporcionará una alternativa para el viaje en coche privado entre el centro de la capital y el distrito del Norte de la ciudad, que actualmente requiere un tiempo de viaje de unos 57 minutos. También pretende ampliar su sistema de transportes público para absorber el aumento de la demanda de movilidad y hacerlo más sostenible.

Un tranvía descarrila en el centro de Bilbao al chocar contra un camión de la basura

accidente-tranvia-camion-basura-luis-calabor

Ocho personas han resultados heridas de carácter leve al colisionar en la mañana de ayer un tranvía con un camión del servicio de recogida de basuras en el centro de Bilbao. El accidente se ha producido minutos antes de las once de la mañana en el cruce entre la Avenida Sabino Arana y la calle Felipe Serrate, y el tranvía ha descarrilado como consecuencia del choque.

Fuentes de la compañía de transporte han señalado que el servicio ha sido suspendido entre La Casilla y Palacio Euskalduna, aunque se mantiene en ambos sentidos en el resto de la línea de Bilbao (Atxuri-Euskalduna). La empresa ha abierto una investigación para conocer las causas del accidente. Hasta el lugar del accidente se desplazó el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, junto a numerosos efectivos de la Policía Municipal, Bomberos y ambulancias, que trasladaron a los heridos a los hospitales de Basurto y Cruces.

El lugar en el que se produjo el accidente es uno de los puntos negros de este transporte.En abril de 2004, una mujer de 41 años perdió la vida al ser atropellada mientras atravesaba las vías de Sabino Arana. La fallecida, vecina de San Ignacio, hablaba por su teléfono móvil y cruzó sin mirar. No escuchó la llegada del convoy.

La víctima no pudo hacer nada por esquivar el tranvía, recibió un fuerte impacto frontal y salió despedida hacia adelante, con la mala fortuna de que el tranvía la arrolló después del fuerte golpe. El accidente conmocionó a los peatones asiduos de la zona, que ya advertían de que se trataba de un enclave peligroso. El ruido de los coches, la congestión del tráfico y el hecho de que el tranvía circule por dos vías han producido además numerosos atropellos.

En mayo de ese mismo año (2004), una furgoneta chocó con el tranvía en la plaza circular, mientras que en junio de 2009, un coche se empotró contra el tren ligero a su paso por el palacio Euskalduna. El choque fue aparatoso y el conductor del turismo, de 65 años, quedó atrapado entre el transporte público y un semáforo. Según la Policía Municipal, el conductor invadió las vías de forma involutaria.

El tranvía de Bilbao comunica el barrio de Atxuri con Basurto, hasta la calle Autonomía, bordeando la ría y haciendo parada en lugares emblemáticos de Bilbao como el Casco Viejo, el teatro Arriaga, Palacio Euskalduna o el mismísimo Museo Guggenheim. El lehendakari Juan José Ibarretxe inauguró la Línea A, en lo que fue su primera fase, entre la estación de Atxuri y la de Uribitarte, con seis paradas. En la actualidad tiene 14 paradas.

(Imagen Luis Calabor)

Ferrovial pugna con otros tres grupos por explotar y mantener el tranvía de Manchester a partir de 2017

metrolink-tranvia-servicio-manchester

Ferrovial compite por hacerse con el contrato de explotación y mantenimiento del tranvía de Manchester, considerado como el mayor sistema de transporte de este tipo de todo Reino Unido, por un periodo de diez años a partir de julio de 2017, fecha en la que vence la actual concesión. La compañía que preside Rafael del Pino sumaría este eventual contrato ferroviario al de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres, una concesión que logró en julio de 2014 por unos 870 millones de euros y en alianza con la francesa Keolis.

El grupo español forma consorcio con Keolis, para pujar por el contrato, por el que además compiten National Express, firma británica de transporte participada por la familia Cosmen y propietario de Alsa, la francesa Trasdev (participada por Veolia) y la también gala RATP. Esta última, gestora del metro de París, es la que actualmente cuenta con el contrato de concesión del tranvía de Manchester a través de un contrato que arrancó en agosto de 2011 y vence en julio de 2017.

La entidad Transport for Greater Manchester (TfGM) ha abierto un concurso público para elegir a la compañía que relevará a la RATP en la operación y mantenimiento del tranvía. En el caso de lograr el contrato, Ferrovial reforzaría aún más la destacada actividad con que cuenta en Reino Unido, primer mercado por ingresos del grupo, por delante de España. En el marco del proceso, esta sociedad acaba de elegir a los cuatro consorcios a los que ha invitado a remitir ofertas para hacerse con el contrato, según informó en un comunicado.

Está previsto que el organismo titular y gestor de la red de transportes de esta ciudad elija la oferta finalista a comienzos de 2016, con el fin de firmar el contrato con el nuevo concesionario a comienzos de 2017 y que éste empiece a prestar servicio en julio de ese año.

Transport for Greater Manchester destaca que el nuevo concesionario del tranvía de Manchester se encargará de prestar servicio tras la ampliación de la red que actualmente se lleva a cabo, con la que se pretende aumentar la capacidad por el centro de la ciudad. Además, contará con el nuevo parque de 120 trenes que está previsto que se pongan en servicio en 2017 y que, entre otras dotaciones, ofrecerán a los viajeros servicio ‘wifi’ de conexión inalámbrica a Internet.

El tranvía de Manchester, el mayor de todo Reino Unido, abarca una red de vías de unas 60 millas (unos 96,5 kilómetros) de longitud y 92 paradas. Además de facilitar los desplazamientos por el centro de la ciudad británica, permite a acceder a distintos destinos de los alrededores, incluido el aeropuerto. Este sistema de transporte cerró el ejercicio 2014 con un récord de treinta millones de viajeros transportados y prevé alcanzar la cota de los 40 millones de usuarios anuales a finales de esta década.