Archivo de la etiqueta: China

Yiwu envía un tren con material médico

Un tren postal de carga con material médico y otras mercancías partió este viernes desde la ciudad de Yiwu, en la provincia oriental china de Zhejiang, hacia Madrid. Se trata del primer tren especial cargado con envíos postales que realiza el recorrido desde Yiwu hacia Europa. La partida marca la entrada en operación del servicio postal de manera regular a través del tren de carga China-Europa que cumple el trayecto entre Yiwu, conocida base de pequeñas mercancias del país asiático, y la capital española, según informó el operador China Railway Shanghai Group.

El tren, que salió el viernes por la mañana, transporta más de 200.000 paquetes postales, la mayoría de los cuales contiene mascarillas quirúrgicas, trajes protectores y una diversidad de pequeñas mercancías. El tren cruzará la frontera de China a través del Paso Alataw para llegar a Polonia en 13 días, desde allí algunos paquetes serán transferidos a países europeos como Reino Unido, Francia y Alemania. El tren tardará 16 días en llegar a España.

“Después de la lluvia siempre sale el sol”, “La luz de la esperanza se está elevando en el horizonte” “Ánimo, España” … El 19 de marzo, se pudo saber que en el primer piso de la zona de almacenamiento del puerto de Yiwu, se cargaron en vehículos cajas de suministros médicos con lemas escritos en el exterior, material donado por el Grupo de Servicios Comerciales YXE.

Este colectivo anuncia que están garantizadas las salidas semanales de los trenes de Yiwu a Madrid. Cualquier agencia, grupos de chinos en el extranjero o donaciones personales de suministros para la prevención de la epidemia a España tendrán a disposición canales verdes gratuitos de transporte ferroviario internacional, servicios de aduanas relacionados y otros tipos de asistencia.

El Tren China-Europa tiene las ventajas únicas en cuanto a puntualidad y rapidez, sin importar las condiciones meteorológicas y con transporte segmentado. Durante la epidemia, el contacto entre los operadores es escaso, y el entorno de transporte está sellado y seguro. En la actualidad, el Tren Yiwu-Madrid está en funcionamiento regular y proporcionará un canal de transporte comercial y logístico internacional confiable bajo la situación epidémica global.

El servicio ferroviario con destino a Europa ayuda a hacer frente a la creciente demanda de suministros médicos y productos básicos en medio del brote de la neumonía Covid-19 en todo el mundo, según expresó la empresa operadora. Debido a la propagación mundial de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, muchos países han cancelado vuelos internacionales, lo que dificulta el envío postal de suministros antivirales por esa vía. El primer tren de carga China-Europa que transportaba suministros antiepidémicos a Europa partió de Yiwu el 21 de marzo.

Desde noviembre de 2014, cuando comenzó a operar el primer tren de carga Yiwu-Madrid, unos 1.200 trenes han transportado más de 96.700 contenedores con destino a Europa. El tren de carga postal China-Europa arrancó su operación de prueba en enero de 2018 con motivo de promover la cooperación postal entre China y los países europeos.

China manda mascarillas por tren

Un tren de carga con mascarillas donadas y otros suministros contra el coronavirus partió el sábado de la ciudad de Yiwu, este de China, hacia Madrid. El donativo incluye 110.000 mascarillas quirúrgicas y 766 trajes protectores. Fue el primer tren de carga China-Europa en transportar suministros contra la epidemia hacia Europa, y llegará a Madrid en unas dos semanas, según informa la agencia China.org.cn

No habrá cobros de transporte para ninguna institución, grupo o individuo que haya donado suministros contra la epidemia a España. El tren de Yiwu a Madrid incrementará su frecuencia de un viaje a la semana a dos a la semana, dijo Feng Xubin, presidente de la empresa Yiwu Tianmeng Industrial Investment, una operadora privada del servicio de trenes. Desde noviembre de 2014 cuando el primer tren de carga operó de Yiwu a Madrid, unos 1.200 trenes han transportado más de 96.700 contenedores a Europa.

El Gobierno español aprobará la prorroga del estado de alarma el próximo martes y será ratificada el miércoles, día 25, en el pleno ya convocado en el Congreso. El presidente Sánchez indicó que “espera contar con el apoyo del conjunto de las fuerzas políticas”. El jede del Ejecutivo es consciente que tener un mes confinada en sus casas a la ciudadanía española es una medida “muy dura” y que exige un gran esfuerzo, pero indicó que es el único camino para poder vencer al coronavirus. La epidemia deja 28.572 contagiados y 1.720 muertos.

Mientras tanto, la demanda de trenes en España desciende drásticamente. Los trenes de larga y media distancia de Renfe no superan un uso del 10% en ninguna zona del país, según iinforma el Ministerio de Transportes. En el área que une el centro con el Mediterráneo, el transporte férreo ha bajado hasta el 4%; en el corredor mediterráneo, el 6%; en el corredor cantábrico, un 8%. El transporte aéreo se ha reducido un 72% este sábado.

El tráfico de camiones de transporte de mercancías por la red de carreteras ha descendido una media del 22% desde que se decretó el estado de alarma, una reducción que, “dada la actual situación extraordinaria, hace pensar que no habrá problemas de abastecimiento“. Este dato de disminución contrasta con el desplome del 70% que registra el tráfico de vehículos particulares por las carreteras del país.

La Policía Nacional podrá requerir a los viajeros de las estaciones de tren los motivos de su viaje con el fin de comprobar que solo se desplazan por los motivos inaplazables o de fuerza mayor contemplados en el Decreto por el que el Gobierno aprobó el estado de alarma el pasado sábado. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, informaba de esta medida pese a asegurar que se ha registrado un “descenso drástico” de la movilidad y que “la sociedad parece haber tomado conciencia de la necesidad de restringir los movimientos” para combatir el virus.

Esta es una de las últimas medidas tomadas por el Departamento que dirige Ábalos para precisamente restringir la movilidad de los ciudadanos tras el recorte de la oferta de todos los modos de transporte fijada en el Decreto del estado de alarma. También se destaca cómo los trenes de Cercanías circularon este sábado con una ocupación del 15% respecto la habitual, y los trenes de AVE y Larga y Media Distancia, al 2% de su capacidad. Según el ministro, viajaron en tren 2.514 viajeros, el 13% respecto a lo que lo hicieron el mismo día del pasado año.

China se ofrece a construir el HS2 británico

Reino Unido y China mantienen “discusiones preliminares” sobre la posibilidad de dar a la empresa estatal de ferrocarriles de Pekín un papel en la construcción de la línea de alta velocidad HS2. Fuentes diplomáticas británicas dicen que no se han hecho “compromisos concretos”. Según el programa en vigor, el tramo final de la línea no se completará hasta el 2040, aunque el primer ministro Boris Johnson cree posible adelantarlo a 2035.

La compañía estatal de ferrocarriles de China asegura que podría construir la línea en sólo cinco años y a un costo mucho menor, según la revista Building. De ahí que se hayan disparado los rumores sobre la cooperación china en el ambicioso plan para los ferrocarriles británicos. Pero el diputado conservador Tom Tugendhat advierte que dejar que la CRCC construya la HS2 sería “extremadamente cuestionable”. Boris Johnson aprobó esta semana el controvertido esquema del HS2, pero fuentes del sector advierten que los costes podrían alcanzar más de 100.000 millones de libras, contra un presupuesto de 62.000 millones.

Building informa que la Corporación de Construcción de Ferrocarriles de China (CRCC) escribió al director ejecutivo de HS2 Ltd. el mes pasado, diciendo que podría construir la línea a mediados de la década, por un precio muy reducido. Las importantes inversiones en el HS2 disparan la hipótesis sobre una intervención china. Pero cualquier movimiento para dar a Beijing un papel más importante en la infraestructura del Reino Unido sería casi seguro que resultará controvertido, después de que el Boris Johnson, según se informa, incurrió en la ira del presidente Donald Trump -además de molestar a muchos diputados conservadores- con su decisión de permitir que el gigante de la tecnología Huawei suministrara equipos para la red móvil 5G.

La oferta puede sonar tentadora. Los trabajos de preparación están en marcha y la gran mayoría de los contratos ya han sido asignados para la primera fase del proyecto que une Londres y Birmingham. Sin embargo, la información periodística apenas detalla el proceso de la Corporación de Construcción de Ferrocarriles de China. Por lo tanto, no está claro cuán seriamente se está tomando el enfoque o si las discusiones progresaron más allá del interés de la CRCC de ser reconocida y de que se les informe del proceso.

La carta de CRCC afirma que podría traer ventajas que valen la pena superar los obstáculos. Pero la política de permitir la inversión china en una infraestructura clave del Reino Unido no sería sencilla. “¿Hemos decidido recuperar el control de Bruselas para entregárselo a Pekín?”, se preguntaba el presidente del comité de asuntos exteriores se preguntaba el sábado en el programa Today de la BBC Radio 4. Tugendhat añadía que los proyectos en China a menudo se completan rápidamente “porque no se preocupan por asuntos tan pequeños como el consentimiento de planificación o los derechos de los trabajadores”.

Tugendhat también se muestra escéptico ante la decisión de Johnson de dejar entrar a Huawei en la red 5G del Reino Unido, describiendo la presencia del gigante tecnológico chino en la red como algo parecido a dejar entrar a un “zorro en el gallinero”. Pero en el Reino Unido no hay excesivos reparos a escuchar los cantos de sirena de China. Máxime cuando la CRCC asegura que “estamos seguros de que podemos ofrecer un costo significativamente menor que las proyecciones que hemos visto. Encontrarán que el camino chino es buscar soluciones, no quedarse en los obstáculos y dificultades”.

La CRCC ha transformado el sistema de transporte de China, construyendo la mayor parte de la red de alta velocidad del país de 24.945 kilómetros de longitud. Los partidarios del HS2 dicen que mejorará los tiempos de transporte, aumentará la capacidad, creará puestos de trabajo y reequilibrará la economía del Reino Unido. Una vez que se construya, los viajes serán más cortos. Los tiempos de viaje de Londres a Birmingham se reducirán de 1 hora y 21 minutos a 52 minutos, según el departamento de Transporte. Y mientras se construye, se espera que cree miles de puestos de trabajo y proporcione un estímulo al crecimiento económico.

China adquiere 10 trenes a Bombardier

Bombardier Transportation ha conseguido, a través de su joint venture Bombardier Sifang Transportation (BST), el contrato para el suministro de 160 vehículos CR400AF de alta velocidad a China State Railway Group. El contrato tiene un valor aproximado de 380 millones de euros, repartido a partes iguales entre Bombardier Transportation y su socio en la región, CRRC Sifang Rolling Stock. La entrega de los coches está prevista para mediados de 2020. Concretamente, la compañía canadiense suministrará 10 trenes de 16 vehículos cada uno, con capacidad de alcanzar una velocidad comercial de 350 kilómetros por hora.

Se espera que BST construya y suministre los nuevos coches estándar de alta velocidad para la red ferroviaria de alta velocidad de China, que está evolucionando rápidamente, contribuyendo a la expansión de la red ferroviaria de alta velocidad más larga del mundo. El CR400AF fue desarrollado por CRRC Sifang, que posee una participación del 50% en BST, y los primeros trenes entraron en servicio con CRC en junio de 2017. Los trenes están ahora en operación comercial en la línea Pekín-Shanghai, donde operan a una velocidad de hasta 350 kilómetros por hora, así como en la línea de alta velocidad Pekín-Tianjin.

“Estamos muy orgullosos de haber sido elegidos para suministrar la nueva generación de vehículos CR400AF, un coche ferroviario de alta velocidad, a través de nuestra empresa conjunta BST. La industria ferroviaria de alta velocidad de China se ha convertido en uno de los pilares económicos de la nación y la red de alta velocidad ha aportado mayor movilidad y prosperidad al público. Bombardier se enorgullece de sus contribuciones a la industria ferroviaria china y espera poder ofrecer más productos de alta calidad que ayuden a China a cumplir sus ambiciosos objetivos de movilidad a largo plazo”, explica el presidente de Bombardier Transportation China, Jianwei Zhang.

BST es la única entidad sino-extranjera que ha ganado una nueva licitación de un tren de alta velocidad estándar chino. Bombardier Transportation China es uno de los principales proveedores de señalización de la red de alta velocidad china y actualmente tiene siete empresas conjuntas, que han entregado 4.500 vehículos de pasajeros de ferrocarril, 580 locomotoras eléctricas y más de 2.500 coches de metro, monorraíl, APM y tranvías a los crecientes mercados de tránsito ferroviario de China. Bombardier está presente en China a través de varias joint ventures que dan empleo a más de 8.000 personas. Estas alianzas estratégicas han hecho posible el suministro de 4.500 vehículos de transporte de pasajeros y 580 locomotoras eléctricas, además de monorraíles, sistemas APM (Automated People Mover), tranvías y más de 2.500 coches de metro. A su vez, Bombardier suministra sistemas de propulsión y señalización a otros fabricantes del sector ferroviario en Asia.

China cuenta con la mayor red de alta velocidad del mundo, con aproximadamente 35.000 kilómetros de vía. En la actualidad, Bombardier es la única compañía extranjera que, a través de socios autóctonos, suministra trenes de alta velocidad con los nuevos estándares que demanda esta red ferroviaria en constante evolución.

Velocidad récord en la línea Beijing-Zhangjiakou

En una prueba realizada este domingo, los trenes que circularon por la línea de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou alcanzaron una velocidad récord de 385 kilómetros por hora, un 10% más alta que la velocidad diseñada, informa Chinanew.com. Al unir Beijing y Zhangjiakou, este tramo de 174 kilómetros que está programado para entrar en funcionamiento a finales de año, acortará el tiempo de viaje entre las dos ciudades de las tres horas actuales a menos de una hora.

Con una velocidad máxima diseñada de 350 kilómetros por hora, se espera que este recorrido sea el primero en el mundo que utilice trenes autónomos que serán vigilados por el conductor. La depuración conjunta comenzó a principios de este mes en una estación de mantenimiento del distrito capitalino de Changping. A través de pruebas dinámicas, allí se comprobaron todos los aspectos de su funcionamiento. Después de los ajustes, el tren logró una velocidad de desplazamiento de 385 kilómetros por hora. El análisis de datos, en tiempo real, desde el centro de monitoreo mostró que todo funcionaba bien durante el proceso. En pruebas posteriores se realizarán más detecciones y exámenes durante todo la línea férrea.

De acuerdo al Grupo de la Oficina de Electrificación Ferroviaria de China, toda la línea estará equipada con subestaciones inteligentes que pueden monitorear en tiempo real el funcionamiento de los trenes en y solucionar fallos, bondades que mejorarán la estabilidad y la seguridad de las operaciones. Por otra parte, para guiar a los pasajeros y ayudarles a cargar el equipaje, en las estaciones de trenes de alta velocidad se utilizarán una gran variedad de robots inteligentes.

El ferrocarril de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou es un importante proyecto de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. También significa mucho para el desarrollo integrado de Beijing, Tianjin y la provincia de Hebei, y para la eficiente conexión de la región occidental del país. El tren puede circular automáticamente, avanzar entre estaciones, ajustar sus tiempos en atención a los horarios, detenerse con precisión en las estaciones y abrir y cerrar sus puertas, indica Jiang Ming, subingeniero en jefe de la Corporación de Señales y Comunicación de Ferrocarriles de China.

Esta línea también establecerá una conexión con el tren de alta velocidad Zhangjiakou-Hohhot, lo que recortará el tiempo de Hohhot, en la Región de Mongolia Interior, a Beijing, a un lapso de tres horas, comparado con las nueve horas anteriores.

Nuevo Maglev chino en pruebas

La compañía estatal China Railway Rolling Stock Corporation (CRRC) presenta el primer prototipo de su próximo tren Maglev, que será capaz de alcanzar una velocidad máxima de 600 kilómetros por hora. Este primer tren, del mayor proveedor mundial de equipos de transporte ferroviario, salió de la línea de producción de Qingdao y arrancará sus pruebas en los próximos días, que se extenderán durante todo 2020 con miras a que entre en producción en 2021.

El nuevo tren de aspecto elegante “transformará por completo el panorama turístico en China”, ya que complementará las opciones que existen hoy día entre trenes de alta velocidad y aviones. La ruta Beijing-Shanghai representa unas 5,5 horas en tren de alta velocidad o 4,5 horas en avión; con el nuevo Maglev este tiempo será de aproximadamente de 3,5 horas. Los responsables de proyecto se muestran optimistas ante la entrada de estos nuevos trenes que se basan en tecnología de levitación magnética, lo que les permite desplazarse por un “colchón de aire” activado magnéticamente, evitando así el uso de ruedas que hagan contacto con el raíl, lo que reduce el desgaste y la fricción.

El tren de China Rolling Stock Corporation (CRRC) lleva tres años de investigación y contempla un cuerpo ligero con diseño de alta resistencia, lo que sienta las bases para el desarrollo de cinco prototipos más basados en la ingeniería Maglev, los cuales verían la luz en los próximos años. Esto contempla la creación de un nuevo centro de investigación, también en Qingdao, donde se harían pruebas de alta velocidad de Maglev, se llevarían a cabo experimentos y se desarrollarían nuevas tecnologías. Se espera que este centro comience a operar en la segunda mitad de este año.

Si bien esta tecnología maglev se ha desarrollado y promocionado como el futuro del transporte ferroviario durante décadas, solo hay unos pocos países que operan trenes maglev en todo el mundo: China, Corea del Sur y Japón.

China ha sido uno de los pioneros en el desarrollo de esta tecnología. Su primer sistema comercial entró en operación comercial en 2002 y contempla un tramo de 30 kilómetros entre el aeropuerto de Shanghai Putong y el centro de la ciudad, donde ha logrado alcanzar velocidades de hasta 431 kilómetros por hora, siendo a día de hoy el sistema comercial Maglev más rápido del mundo. A pesar de los sorprendentes 600 kilómetros por hora que alcanzará el nuevo Maglev chino, el récord mundial de velocidad lo tiene Japón con 603 kilómetros por hora, que alcanzó en 2015 durante una pruebas en una vía experimental en Yamanashi.

Japón está construyendo la nueva línea Maglev Chuo Shinkansen, cuyos trenes alcanzarían velocidades máximas de 500 kilómetros por hora. La primera fase de este proyecto conectará la ciudades de Tokio y Nagoya reduciendo a la mitad el tiempo entre ambas. Está programada para estar operativa en 2027.

Construcción de tren eléctrico en Panamá

El embajador chino en Panamá, Wei Qiang, entrega a Panamá el resultado de estudio de factibilidad sobre un proyecto para la construcción de un sistema férreo eléctrico que comunique la capital panameña con la occidental provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica. El estudio lo hizo la empresa China Railway Design Corporation y fue entregado a Óscar Ramírez, coordinador de la comisión de alto nivel del proyecto ferroviario Panamá-David, en presencia del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en el terreno de la Feria Internacional de David, capital provincial de Chiriquí. La realización del estudio forma parte de los acuerdos pactados tras el establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países el 13 de junio de 2017.

Al hacer una presentación durante el acto, Ramírez indicó que el estudio plantea la construcción de una línea de tren para pasajeros y carga de ocho coches, con capacidad para alrededor de 750 pasajeros, con 21 paradas y un tramo de 391,3 kilómetros de longitud. La obra contaría con puentes y túneles, y pasaría por las provincias de Panamá, Coclé, Herrera, Veraguas y Chiriquí. La inversión estimada de la obra sería de 4.100 millones de dólares (3.620 millones de euros), con un período de construcción de seis años, y generaría 6.000 empleos directos e indirectos durante su ejecución y 2.900 empleos en su operación y mantenimiento. Explicó además que el proyecto contempla el enlace de zonas urbanas con potencial de crecimiento, puntos estratégicos para el manejo de carga y minimizar el impacto ecológico.

Añadió que el área económica Especial Panamá Pacífico, en la ribera oeste de Canal de Panamá, cerca a Ciudad de Panamá, fue contemplada como área de salida de cargas. Contempla asimismo una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora para el tren de pasajeros y de un máximo de 80 kilómetros para el tren de carga.

Wei destacó tras la presentación la importancia del desarrollo de infraestructura en la agenda entre Panamá y China, y como parte de la visión compartida por el presidente panameño y su homólogo chino, Xi Jinping. Recordó que el gobierno chino ofreció a través de su Ministerio de Comercio, en el marco del desarrollo de las relaciones bilaterales, la realización con fondos de cooperación internacional no rembolsables del estudio de factibilidad del tren Panamá-David, propuesto por el gobierno panameño.

El diplomático chino agregó que la cooperación entre los dos países será capaz de superar todo tipo de desafíos, en aporte al bienestar de ambos países y de un mundo mejor comunicado. El jefe de Estado panameño destacó por su parte que presentarán el estudio en diferentes provincias del país. Varela agregó que este es un proyecto país y no debe ser politizado, porque beneficia la calidad de vida de los panameños. Explicó que la decisión final sobre si se realiza el proyecto quedará en manos de todos los panameños y sobre todo de los chiricanos.

Presencia en China del tren de Kim Jong Un

El tren blindado del líder norcoreano atravesaba China este domingo hacia Vietnam, donde Kim Jong Un celebrará su segunda cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, esta semana. El convoy atravesó el sábado después de las 21.00 el puente que une Corea del Norte con la ciudad china de Dandong, informaron la agencia de prensa surcoreana Yonhap y el sitio especializado NK News. Las fuerzas de seguridad impidieron a los periodistas presentes en el lugar acercarse a la vía férrea.

Varias fuentes vietnamitas indicaron en privado que Kim Jong Un iba a llegar en tren hasta la estación vietnamita de Dong Dang, fronteriza con China, y que luego proseguiría su viaje por carretera hasta Hanói. Periodistas de la AFP vieron a soldados vietnamitas apostados a lo largo de la autopista que conduce de la frontera hasta la capital, a 170 kilómetros. Las autoridades del país asiático ya anunciaron el cierre al tráfico rodado, habitualmente muy importante, el martes entre las 06.00 y las 14.00 locales, lo que hace suponer que el dirigente norcoreano transitará por ella en ese momento.

Viajar en tren desde Pyongyang representa para Kim Jong Un un periplo de casi 4.000 kilómetros, unas 60 horas de trayecto para un convoy blindado que difícilmente supera los 60 kilómetros por hora. El tren suele tardar 13 horas en llegar a Pekín, pero no había muestras de una seguridad reforzada en la estación de la capital china, lo que hace pensar que el tren la ignoró en su trayecto de ida.

Kim Jong Un podría emplear el mismo método para su regreso, lo que le permitiría detenerse en Pekín para entrevistarse con el presidente chino, Xi Jinping, y abordar cómo transcurrió el encuentro con Donald Trump. Tomar el tren también tendría una carga simbólica para Kim Jong Un, al recuperar la tradición de su abuelo Kim Il Sung y su padre, Kim Jong Il, quien en 2001 viajó en tren hasta Moscú. “Es un mensaje a los norcoreanos: Kim Jong Un heredó cualidades de su abuelo y la dinastía de los Kim es más fuerte que nunca”, analiza Koh Yu-hwan, de la Universidad Dongguk de Seúl.

El hermetismo más absoluto rodea la agenda del líder norcoreano antes de la cumbre con Trump. La agencia oficial de Corea del Norte KCNA anunció el domingo al amanecer que Kim Jong Un había salido de Pyongyang para su segunda cumbre con Trump tras su histórico encuentro en junio en Singapur. Este segundo encuentro está previsto los días 27 y 28 de febrero. “Los altos funcionarios de los órganos del partido, el gobierno y las Fuerzas Armadas desearon sinceramente éxito a Kim Jong Un y un retorno seguro”, apuntó KCNA. Al líder norcoreano lo acompaña su mano derecha, el alto general Kim Yong Chol, quien se reunió con Trump en la Casa Blanca en enero, así como otros altos mandatarios, según KCNA.

Viajar en tren permitiría al líder norcoreano mostrar su “independencia” respecto a Pekín, considera Jeong Young-tae, del Instituto de Estudios Norcoreanos de Seúl. El itinerario a lo largo del territorio chino es un rompecabezas logístico para ese país. “Hay que limpiar las vías, garantizar la seguridad a lo largo de todo el trayecto”, indicó Justin Hastings, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Sídney. Pero Pekín podría aceptar las perturbaciones en su red de ferrocarriles si eso le permite mejorar las relaciones entre su turbulento vecino y con Estados Unidos.

China, la única aliada de Pyongyang, reclama un levantamiento progresivo de las sanciones internacionales contra Corea del Norte, al mismo tiempo que insiste en la desnuclearización completa del país. Este será el punto más esperado del encuentro entre Kim y Trump. Durante su cumbre en Singapur, los dos hombres firmaron una vaga declaración a favor de la desnuclearización de la península de Corea, pero no hubo avances concretos en este sentido.

Primer ferrocarril chino de alta velocidad PPP

La Corporación de Construcción Ferroviaria de China informó este sábado que recientemente se inició la construcción del primer ferrocarril de alta velocidad financiado a través de la colaboración público-privada (PPP, siglas en inglés). La línea férrea, de 267 kilómetros, comienza en la ciudad de Hangzhou, cruza Shaoxing y termina en Taizhou, todas ciudades de la provincia oriental de Zhejiang.

El diseño y la tecnología aplicada en la construcción permitirán que los convoyes circulen a una velocidad de hasta 350 kilómetros por hora, según la compañía. El proyecto requerirá de la inversión de un total de 44.900 millones de yuanes (6.690 millones de dólares), de los cuales el 51 por ciento será aportado por empresas privadas.

Al conectar las ciudades que están experimentando el crecimiento más notable en el área de la economía privada en todo el país, se prevé que el nuevo ferrocarril sea una parte importante de la red nacional.

La densidad de la red ferroviaria china también aumenta. En el 2018, la longitud del ferrocarril en servicio alcanzó los 131.000 kilómetros, superando en más del doble los 51.700 kilómetros censados en 1978. Como dato a subrayar, el kilometraje del ferrocarril de alta velocidad alcanzó los 29.000 kilómetros, un 30% superior al kilometraje ferroviario mundial de alta velocidad.

El año pasado, los ferrocarriles chinos registraron un volumen de pasajeros de 337.000 millones de personas y transportaron un volumen de carga de 402.000 millones de toneladas. En este sentido, desde el 2011 el transporte de carga experimentó un crecimiento exponencial después de que los trenes entre China y Europa comenzaran a funcionar. China envió un número récord de 6.300 trenes de carga a Europa, verificando un 72 por ciento superior con respecto al 2017.

China está redoblando sus esfuerzos para construir la red ferroviaria más extensa y sofisticada del mundo. Para 2020, el país tendrá 150.000 kilómetros de ferrocarriles, incluidos 30.000 kilómetros de alta velocidad, según los planes del gobierno.

China y Nepal, unidos por ferrocarril

China y Nepal acordaron construir una línea de ferrocarril que una los dos países a través del Himalaya, anuncia un medio estatal durante una visita a Pekín del primer ministro nepalí. Katmandú intenta actualmente estrechar los lazos con su vecino chino, del que espera entre otras cosas que invierta en infraestructuras y un mejor suministro de energía.

Nepal, un país enclavado entre India y china, es teatro de una lucha de influencias entre las dos potencias. La creciente influencia diplomática y económica de Pekín de los últimos años es vista con desconfianza por India, aliado tradicional de Nepal. La futura línea de tren unirá la capital nepalí, Katmandú, con la ciudad de Shigatse, en el Tíbet (sudoeste de China), según el diario anglófono China Daily, que cita al viceministro chino de Relaciones Exteriores, Kong Xuanyou.

El diario no da detalles sobre el calendario ni el costo de los trabajos, que pueden ser muy complejos debido al relieve y la altitud, con la ciudad de Shigatse situada a más de 4.000 metros. La propia Shigatse está conectada por tren a Lhassa, capital de Tíbet y conectada con el resto de la red ferroviaria china desde 2006.

Los enlaces viales y ferroviarios a través del Tíbet podrían ser rutas comerciales alternativas para el suministro de productos básicos a Nepal. La nueva línea ferroviaria conectará el puerto comercial de Gyirong en la ciudad de Xigaze en el Tíbet con la capital nepalesa, Katmandú, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Kong Xuanyou, citado por el China Daily, después de las dos reuniones. El Kathmandu Post cita al ministro de Relaciones Exteriores de Nepal, Pradeep Gyawali, diciendo que el informe detallado de planificación del proyecto (DPR) de la línea ferroviaria Kerung-Kathmandu se completaría en un año y medio más o menos. También dijo que la construcción se completaría en otros cinco años.

China ha estado construyendo enlaces ferroviarios, viales y aéreos en el remoto Tíbet gastando miles de millones de dólares. En 2014 se puso en funcionamiento una línea ferroviaria que une a Xigaze con la capital provincial de Tíbet, Lhasa. Xigaze, también conocida como Shegatse, es la ciudad tibetana más cercana a Nepal. Anteriormente, había informes en los medios oficiales chinos de que la línea ferroviaria se extendería hasta la India.

Pekín y Katmandú firmaron el jueves una decena de “documentos de cooperación” durante una visita oficial a China del primer ministro nepalí, K.P. Sharma Oli, según la misma fuente. Según medios indios, chinos y nepalíes firmaron el miércoles ocho acuerdos por un valor total de 2.400 millones de dólares (2.100 millones de euros) en el sector hidroeléctrico, los recursos acuíferos, el cultivo de fritas y la agricultura.

El primer ministro chino, Li Keqiang, expresó el jueves a su homólogo nepalí su esperanza en que los dos países inicien negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio “lo más rápido posible”, según la agencia oficial Xinhua.