Archivo de la etiqueta: locomotora

Granada quiere recuperar la vaporosa 020T-0241

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía (Agraft) quiere restaurar la locomotora de vapor de 1902 que permanece desde hace casi medio siglo en unos jardicincillos junto a las cocheras que Rente tiene en Villarejo, en la capital granadina. Construida en Bélgica a principios del siglo XX, la pequeña vaporosa (Renfe 020T-0241) presenta los signos y señales evidentes del paso del tiempo, alejada de la atención pública y casi semiabandonada en un colchón de maleza. El propósito de la asociación es recuperarla y ubicarla en la plaza de la Estación de Andaluces.

El ‘Proyecto Plazuela’ pretende aprovechar las obras en la estación de tren de Andaluces «para urbanizar la plaza de forma que se rescaten elementos propios del patrimonio granadino, como el Fielato (viejo edificio de la antigua aduana anexo a la estación) y la locomotora Renfe 020-0241, ambos semiolvidados y en estado precario, para integrarlos en un espacio urbanístico clave para la ciudad actual», explica el presidente de la (Agraft), José Antonio Molina Cortés.

«Puesto que el lugar que se propone ha de ser reurbanizado con motivo de la entrada en funcionamiento de la red de metro -se redactó en su día esta propuesta-, y la nueva estación -obras que se desempeñan en estos momentos-, es el momento oportuno para acometer la reforma teniendo en cuenta la presencia de la locomotora». De hecho, han cursado ya la petición a la Fundación de Ferrocarriles Españoles (FFE), propietaria de la mayor parte de las locomotoras históricas, que hace unos años ya desechó una solicitud parecida. En aquel momento, la FFE adujo que la máquina formaba parte de los fondos de un futuro museo ferroviario en Málaga, un plan que nunca se llegó a formalizar.

La 020T-0241 es una de las cinco locomotoras que la empresa belga Talleres Metalúrgicos de Tubize construyó para la Sociedad Belga de Ferrocarriles Vecinales de Andalucía. La línea fue adquirida por la Compañía de Andaluces, que adquirió dos de las máquinas de tipo 020T.Ambas máquinas tenían una potencia de 352 CV, un diámetro de ruedas de 90 centímetros y un esfuerzo de tracción de 3.120 kilos, características muy adecuadas al sencillo perfil de la línea. Las dos pasaron a Renfe que creó con ellas la serie 020-0241/0242. Se mantuvieron en su zona de origen si bien la 0242 fue vendida en 1953 a la Sociedad Electromecánica de Córdoba.

La 0241 fue asignada al depósito de Utrera y luego al de Sevilla sin saber a ciencia cierta en que año fue definitivamente dada de baja aunque se conservan fotos de ella de 1963 y 1965 donde se la ve operativa, al menos en una de ellas, en Jerez de la Frontera. Muy poco después de esta fecha debió ser retirada del servicio.

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía (Agraft) intenta conservar esta histórica locomotora. De momento, no encuentra apoyos a ests iniciativa, pero sus integrantes confían en que esta vez sea posible obtener su costodia y que su coqueta imagen pueda ser contemplada es un escenario idóneo. ¿Será posible?

(Fuente cortesía Javier F. Barrera. Foto Alfredo Aguilar. Ideal de Granada//Imagen antigua D. T. Rowe)

Anuncios

Azpeitia pone en circulación 57 trenes históricos

El Museo Vasco del Ferrocarril pondrá en circulación 57 trenes históricos, 13 de vapor y 44 diésel, durante este agosto. Los trenes de vapor circularán todos los sábados a las 12.30 y 18.00 horas, y domingos y festivos a las 12.30 horas. Este miércoles 1 de agosto se inicia el servicio 2018 de trenes tracción diésel de días laborables (de martes a viernes), que se presta exclusivamente durante la etapa veraniega. Los trenes diésel circularán desde el Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia, en los días de la semana mencionados anteriormente, a las 12.30 y 18.00 horas.

Azpeitia es de obligada visita para todos los amantes del ferrocarril y constituye un auténtico santuario, donde se rinde culto al vapor. El muestrario ferroviario -con más de 75 vehículos de todo tipo: desde locomotoras de vapor, tranvías, trolebuses, automotores y vagones de todas las clases hasta un camión de bomberos- se completa con conjuntos de uniformes, faroles, señales, placas de fabricación, etcétera. El museo pone en circulación sus piezas más cotizadas: el automotor diésel-eléctrico Allan 301, de 1853 (Ferrocarriles portugueses); la locomotora de vapor ‘Portugal’, de 1913; la máquina de vapor ‘Zugastieta’, de 1888; y la gran estrella del parque, la locomotora de vapor ‘Aurrera’, de 1898, la principal atracción de las circulaciones de vapor.

En sus instalaciones es posible observar una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, con vehículos de todo tipo como locomotoras de vapor, diésel y eléctricas, automotores y diversas clases de vagones. Ofrece asimismo uno de los más completos conjuntos de máquina-herramienta de Euskadi, a través del antiguo taller mecánico del Ferrocarril de Urola, y cuenta con las muestras de los uniformes utilizados en el ferrocarril desde finales del siglo XIX y de una de las mejores colecciones de relojería ferroviaria del mundo.

De todo el material móvil del museo, destaca la locomotora de vapor ‘Espinal’, construida en 1887 en Newcastle (Reino Unido) por la compañía de Robert Stephenson, hijo de George Stephenson, que ganó el concurso de 1829 que pondría en marcha los servicios de la línea de transporte de pasajeros de Liverpool a Manchester. Esta máquina es, en la actualidad, la más antigua en funcionamiento de las construidas por los Stephenson, así como la locomotora de vapor más antigua en servicio de España. A la ‘Espinal’ se unen ‘Aurrera’ (130-T construida en Reino Unido en 1898 por Nasmith & Wilson para el Ferrocarril de Elgoibar a San Sebastián); ‘Euzkadi’ (uno de los modelos más representativos de la vía del norte peninsular, construidas para los Ferrocarriles Vascongados por la firma alemana Krauss de Munich entre 1914 y 1921 y que acabaron en el Ponferrada-Villablino, que las retiró en 1989); ‘Portugal’ (CP E205, 1230-T, fabricada por Henschel para los Caminhos de Ferro de Portugal); y ‘Zugaztieta’ (030-T de 1888 de Sharp Steward and Co de Gran Bretaña, para el Ferrocarril de Amorebieta a Gernika). Todas ellas, auténticas joyas del vapor.

La historia escrita del Museo del Ferrocarril de Azpeitia se inicia el 4 de octubre de 1994. Pero la aventura comienza cinco años antes. Juanjo Olaizola forja, casi sin saberlo, las bases de lo que a la postre alcanzaría marchamo oficial bajo el nombre de Museo Vasco del Ferrocarril. Las antiguas dependencias de la línea del Urola en Azpeitia se adaptan a las necesidades museísticas, que comienza a reunir -y a restaurar- una importante colección de vehículos históricos, que ahora se ponen en circulación, con la inestimable ayuda de los Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril (BML).

Impulso ferroviario a las Edades del Hombre

La Diputación de Palencia pondrá en marcha en agosto un tren histórico entre las localidades palentinas de Venta de Baños y Aguilar de Campoo con el objetivo de impulsar las visitas a la exposición de Las Edades del Hombre que se celebra en Aguilar de Campoo bajo el título Mons Dei. Esta iniciativa se ha puesto en marcha junto a la Asociación Venteña de Amigos del Ferrocarril y Alsa Rail, y cuenta también con la colaboración del Ayuntamiento de Aguilar de Campoo, La Fundación Edades del Hombre y la Fundación de Ferrocarriles Españoles.

Este tren histórico, que en un día configuró el Tren del Camino de Santiago, regresa a los raíles de la provincia de Palencia, aunque en este caso la locomotora ‘Verraco’ es sustituida por una diesel americana de los años 60, ha detallado el presidente de la Asociación Venteña de Amigos del Ferrocarril, José Luis Renedo. La locomotora tirará de cuatro coches de departamentos de los años cuarenta, que se desplazarán desde Madrid, donde habitualmente realiza el trayecto de Felipe II que une la capital y El Escorial, ha agregado Antonio Ginés, director-gerente de Alsa Rail.

Se trata de una locomotora diesel-eléctrica de 2180 caballos y capaz de circular a 120 km/h, basada en los diseños “World Locomotive” de ALCO (acrónimo de American Locomotive Company), los cuales habían sido exportados en gran número a Europa, Sudamérica, India y Australia, con notable éxito operacional. En España, ya disponíamos de ellas (series 1600 y 1800). Prestaron servicio, especialmente, por ambas Castillas, Madrid, Extremadura, Galicia y Asturias, remolcando, tal y como fueron concebidas, todo tipo de trenes, desde los más prestigiosos expresos hasta trenes de trabajos.

El objetivo es dar a conocer la Montaña Palentina a bordo de un tren de época de los años cuarenta, la gastronomía palentina e impulsar las visitas a la exposición de Las Edades del Hombre, según ha explicado en una rueda de prensa la diputada de Cultura, Carmen Fernández, quien ha invitado a aprovechar esta nueva forma de conocer la provincia.

Ginés ha destacado que estos son los primeros coches de viajeros que se construyeron tras la Guerra Civil para unir las poblaciones de España, de los que hoy solo quedan quince y cuatro fueron rescatados por la Asociación Venteña. “Tienen ventanas abatibles y departamentos con capacidad para ocho personas”, ha afirmado animando a probar “el sabor histórico” de este tren.

El precio de los billetes será de 22 euros (ida y vuelta) para los adultos y 15 para los niños e incluye el traslado desde la estación de Camesa al centro de Aguilar de Campoo y no incluye la entrada a la exposición Las Edades del Hombre. Esta nueva oferta turística se desarrollará los días 11, 12, 18 y 19 de agosto y contará con 200 plazas por viaje. El trayecto durará entre en torno a una hora y veinte minutos y lo podrán disfrutar 800 pasajeros (200 por día). Además, por cuatro euros más, se puede adquirir la entrada a la exposición a Las Edades.

(Imagen Diario Palentino)

Bombardier presenta su locomotora TRAXX DC3

Bombardier Transportation presenta oficialmente su nueva locomotora TRAXX DC3 en su planta italiana de Vado Ligure. En el evento estuvieron presentes algunos de los principales operadores de transporte de Italia, pudiendo conocer de primera mano las características de estas innovadoras locomotoras para el transporte de mercancías por ferrocarril. Los convertidores prototipo de los sistemas de propulsión de estas nuevas locomotoras se han desarrollado en la factoría vizcaína de Trápaga.

Se trata de una locomotora de vanguardia, capaz de maximizar la eficiencia energética, asegurando una mayor capacidad de carga y tracción, así como un menor consumo energético. Para una lograr una mayor eficiencia y reducir los costes de operación, las locomotoras TRAXX DC3 han sido diseñadas basándose en las últimas soluciones de mantenimiento digital de la industria del transporte de mercancías. Cuentan con plataformas inteligentes, basadas en el Conditional Based Maintenance, el Big Data y la tecnología IoT (Internet of things), que correlacionan los datos provenientes de la locomotora y de la infraestructura ferroviaria, permitiendo supervisar el estado del vehículo en tiempo real, anticipando la posible necesidad de intervenciones de mantenimiento y garantizando al mismo tiempo el máximo rendimiento y disponibilidad de flota.

La versión DC de la plataforma TRAXX 3 pertenece a la plataforma de locomotoras de cuatro ejes más moderna de Europa, compuesta por las TRAXX AC3 (corriente alterna), las TRAXX MS3 (multisistema) y las TRAXX DC3 (corriente continua). Precisamente esta plataforma es la que Bombardier estaría analizando de cara a las posibles licitaciones contempladas dentro del Plan de Impulso al Transporte de Mercancías por Ferrocarril 2017-2023.

Los convertidores prototipo de los sistemas de propulsión de estas nuevas locomotoras, tanto multisistema como de corriente continua, se han desarrollado en la factoría vizcaína de Trápaga. Han sido diseñadas basándose en las últimas soluciones de mantenimiento digital de la industria del transporte de mercancías.

Algunos operadores ferroviarios italianos, como Mercitalia Rail, Captrain Italy, GTS y Locoitalia ya han mejorado su servicio de transporte de mercancías apostando por el modelo TRAXX DC3. Además de las 190 locomotoras de este modelo suministradas, actualmente hay 54 locomotoras que están proceso de fabricación en la planta de Vado Ligure de Bombardier. Desde 1908, esta factoría ha recibido pedidos para la producción de más de 2.000 locomotoras para el mercado italiano y mundial de mercancías, siendo responsable desde la construcción hasta el mantenimiento postventa, y garantizando la continuidad y eficiencia durante toda la vida útil del producto.

“El nuevo modelo TRAXX DC3 representa un salto generacional en el mercado. Se trata de una locomotora de vanguardia, capaz de maximizar la eficiencia energética, asegurando una mayor capacidad de carga y tracción, así como un menor consumo energético. Una de las características más interesantes esta locomotora es su función Last Mile (última milla) que ofrece nuevos conceptos logísticos al permitir que la locomotora supere fácilmente secciones de vías no electrificadas que a menudo se encuentran en puertos o terminales de carga”, comenta Luigi Corradi, CEO y Managing Director de Bombardier Transportation Italia.

Renfe dispone actualmente de 100 locomotoras pertenecientes a la plataforma TRAXX de Bombardier (serie 253), cuyos sistemas de propulsión fueron desarrollados en su día en la factoría de Bombardier en Trápaga. Las locomotoras de la familia TRAXX llevan años operando en España con un alto desarrollo en los corredores tanto Atlántico como Mediterráneo, lo que ha servido para poner en valor, ante operadores europeos, la madurez y experiencia de Bombardier en la fabricación de este tipo de vehículos.

Euro4001 y Eurodual de Stadler para Francia

La división española de Stadler, el operador ferroviario francés VFLI y la empresa de leasing Alpha Trains han anunciado la firma de los contratos de compra de las doce primeras locomotoras diésel-eléctricas del tipo Euro4001 y una unidad del prototipo de la bimodal Eurodual, la nueva generación de vehículos de seis ejes. Stadler señala que con estos nuevos contratos VFLI se convierte en el primer cliente en Francia de la nueva familia de locomotoras Co´Co,´ diseñadas y fabricadas por Stadler Valencia en su planta de Albuixech, con el objetivo de optimizar el transporte ferroviario de mercancías en Europa.

Las trece locomotoras, desarrollada por Stadler Valencia para el mercado europeo, serán utilizadas por VFLI en sus servicios de transporte de mercancías en Francia y Bélgica, y se suman al parque de 19 locomotoras Euro4000 con que cuenta VFLI, el operador ferroviario francés, filial del grupo SNCF. Por su parte, la empresa de leasing Alpha Trains, que cuenta con 30 locomotoras Euro4000 a cargo de distintos operadores de mercancías en España y Portugal, expande a Francia su negocio de alquiler de locomotoras de Stadler.

La Eurodual, según ha explicado la compañía, es la respuesta tecnológica de Stadler Valencia a los retos que plantean los corredores transfronterizos como el Corredor Mediterráneo o el Atlántico. El presidente de Stadler Valencia, Íñigo Parra, destaca que la locomotora Eurodual es el resultado de muchos recursos invertidos en I+D+i que cubre, con una tecnología de vanguardia, todas las necesidades del transporte ferroviario de forma eficiente y sostenible, con numerosas ventajas competitivas”.

Esta locomotora tiene un moderno sistema de control de adherencia que le permite “transportar trenes más largos y pesados con una sola locomotora, con toda la flexibilidad que ofrece la tracción diésel de alta potencia, y los beneficios medioambientales de la tracción eléctrica”.

El anuncio incluye además los contratos por el suministro de doce locomotoras diésel-eléctricas Euro4001, una locomotora diésel-eléctrica de seis ejes con motor de 2800kW, que cumple con los niveles de emisiones EC 26/2004 Stage IIIB y Stage V requeridos en Europa. La locomotora, según han agregado, ofrece al operador flexibilidad, gran capacidad de arrastre, bajo consumo de energía y costes operativos reducidos.

Euro 4000 es una familia de locomotoras diésel-eléctricas del fabricante ferroviario alemán Vossloh. Según la versión alcanzan una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora. Es la locomotora diésel-eléctrica más potente de Europa;​ fue presentada en 2006. La versión de mercancías adaptada a la circulación en la península ibérica forma en España la serie 335, utilizada por numerosos operadores privados.

Stadler Valencia es el centro de competencia de locomotoras de línea, locomotoras de maniobras, metros y vehículos de vanguardia para el transporte urbano como son el TRAMLINK y el CITYLINK. Los empleados de Stadler Valencia trabajan en los ámbitos de ingeniería y desarrollo del producto, compras, producción, inspección y puesta en servicio así como posventa.

El Museo del Ferrocarril catalán reabre sus puertas

El Museo del Ferrocarril de Cataluña vuelve a abrir sus puertas, tras concluir la primera fase de los trabajos de rehabilitación y mejora de las instalaciones patrimoniales, desarrollados durante los últimos dos meses, y que se han centrado fundamentalmente en mejorar los servicios dedicados a los visitantes. La rehabilitación se ha realizado con una subvención del 1,5% cultural, otorgada por el Ministerio de Fomento, y forman parte de un proyecto integral para transformar las diferentes edificaciones del antiguo Depósito de locomotoras de vapor de Vilanova en un Museo del siglo XXI dedicado al mundo de los trenes. El director del proyecto es José Ramón Pastor (Adif), el arquitecto es Jordi Roig y la constructora responsable de la obra es ACSA-Sorigué.

El principal cambio de esta primera etapa es la nueva recepción para visitantes, situada en el antiguo edificio del economato de Renfe, construcción de los años setenta que, cuando se inauguró la colección ferroviaria en 1990, se constituyó como espacio de recepción y de servicios generales del Museo. Con las intervenciones desarrolladas en la fachada principal se ha querido configurar una imagen urbana más visible y actual del Museo, a través de una gran celosía frontal de estilo mediterráneo que actúa como lienzo de acero y gran porche de acogida a los visitantes. También se ha actuado en la fachada lateral, para identificar el Museo desde la estación de Vilanova. Otra de las actuaciones destacadas, ha sido la creación de un gran espacio de recepción y distribución en la planta baja del edificio, acorde a los requerimientos actuales. También se ha construido un nuevo bloque anexo de aseos en la zona de unión de la histórica Nave del Puente-Grúa con la edificación de acogida del Museo.

El Parque de la Vall de Núria, obsequio de FGC con motivo del 75 aniversario del Cremallera de Núria, y la zona de picnic han cambiado de ubicación para crear un nuevo ámbito de ocio entre los históricos Depósitos de agua y el Espacio de Mercancías.

Las obras continuarán hasta el otoño con la rehabilitación y recuperación de la gran Nave de 1881 y la construcción de una nueva edificación que albergará una gran maqueta, así como con diferentes intervenciones que darán cohesión a todo el conjunto patrimonial.

Tras el proceso de rehabilitación de las instalaciones, se implantará una museografía sugerente en los nuevos espacios recuperados; aumentará el ámbito educativo del Museo; la colección tendrá una mayor accesibilidad, y se cubrirán los vehículos que se exponen en el exterior de la Rotonda. Las diferentes intervenciones incrementarán las áreas expositivas de cinco a ocho y la superficie pública en más de 1.700 metros cuadrados.

Los espacios públicos del futuro Museo serán: Planta baja del Edificio de Servicios, gran nave del XIX, nave anexa de nueva construcción, nave del Puente-Grúa, rotonda, espacio Mercancías, zona de infraestructuras ferroviarias y nueva vía de contorno, por donde circularán vehículos. Todas las actuaciones están encaminadas a convertir el Museo del Ferrocarril de Cataluña en un equipamiento al servicio de la comunidad para divulgar los valores y los beneficios del ferrocarril. Para compartir y celebrar la reapertura del Museo, durante el mes de febrero todos los visitantes podrán disfrutar de con un precio especial de 4€. Más información: www.museudelferrocarril.org

El Museo del Ferrocarril de Cataluña, gestionado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, está ubicado en uno de los pocos depósitos de locomotoras de vapor de finales del siglo XIX que hoy se conserva. En la colección que custodia, compuesta por más de sesenta vehículos, destacan 28 locomotoras de vapor, pero también coches de viajeros, máquinas diésel o eléctricas y otros vehículos curiosos.

Bombardier suministra 40 locomotoras a Italia

Bombardier Transportation ha firmado con Mercitalia Rail, importante operador ferroviario de mercancías en Italia, un contrato para el suministro de 40 locomotoras Bombardier Traxx DC3 (corriente continua) y 16 años de mantenimiento de flota. Según el precio de venta, el contrato estaría valorado en aproximadamente 210 millones de euros. También incluye una opción para el suministro de hasta 20 locomotoras adicionales y servicios de mantenimiento, así como otra opción por ocho años adicionales de mantenimiento de toda la flota. La entrega de la primera locomotora está programada para el comienzo del cuarto trimestre de 2018.

La versión DC de la plataforma Traxx 3 pertenece a la plataforma de locomotoras de cuatro ejes más moderna de Europa, compuesta por las Traxx AC3 (corriente alterna), las Traxx MS3 (multisistema) y las Traxx DC3 (corriente continua). Precisamente esta plataforma es la que Bombardier está analizando de cara a las posibles licitaciones contempladas dentro del Plan de Impulso al Transporte de Mercancías por Ferrocarril 2017-2023. Los prototipos de los sistemas de propulsión de estas nuevas locomotoras, tanto multisistema como de corriente continua, se han desarrollado en la factoría vizcaína de Trápaga. Las unidades estarán dotadas del sistema ERTMS y de convertidores de potencia y sistemas de mando y control Bombardier Mitrac.

Las locomotoras de la plataforma Traxx son capaces de cubrir los diferentes tipos de tensión de los corredores ferroviarios de Europa, lo que la hace especialmente adecuada para operar en corredores que atraviesan varios países. Los nuevos modelos se están configurando para poder operar en trece países europeos (Austria y Alemania y en los corredores europeos que conectan Suecia, el Benelux, Suiza, Polonia, Italia, Francia, España y Europa Central) y con ellos, la plataforma para el transporte de mercancías por ferrocarril de Bombardier ha dado un importante salto de calidad.

El valor añadido de esta plataforma es el de ofrecer soluciones adecuadas a todos los sistemas de electrificación, permitiendo conectar las secciones de vía no electrificadas en los puertos y fronteras, compensando posibles fallos de alimentación.

Renfe dispone actualmente de 100 locomotoras pertenecientes a la plataforma Traxx de Bombardier (serie 253), cuyos sistemas de propulsión fueron desarrollados en su día en la factoría de Bombardier en Trápaga. Las locomotoras de la familia Traxx llevan años operando en España con un alto desarrollo en los corredores tanto Atlántico como Mediterráneo, lo que ha servido para poner en valor, ante operadores europeos, la madurez y experiencia de Bombardier en la fabricación de este tipo de vehículos.

240 locomotoras TRAXX de Bombardier para Sudáfrica

Bombardier Transportation ha completado la entrega de la primera locomotora Bombardier TRAXX a la empresa estatal sudafricana Transnet. Se prevé dotar a la red sudafricana de ferrocarriles de un total de 240 locomotoras de este tipo, que se destinarán al transporte de mercancías en Sudáfrica. La ceremonia de entrega tuvo lugar en la planta de ensamblaje de Transnet Engineering, en Durban, la tercera ciudad del país. La factoría de Trápaga desarrolla los sistemas de propulsión de las TRAXX en España.

En marzo de 2014, Transnet Freight Rail adjudicó a Bombardier Transportation el contrato para suministrar 240 locomotoras eléctricas como parte del Plan Nacional de Infraestructura, que incluye la inversión de 30.000 millones de euros en la modernización del sistema ferroviario nacional. Las locomotoras se usarán para transportar carbón y mineral en rutas largas entre minas, puertos y áreas urbanas. Hasta el momentose han fabricado 15 de las 240 locomotoras eléctricas comprometidas, y se espera que empiecen a operar en la red Transnet Rail a principios de 2018.

Bombardier ha construido más de 2.000 locomotoras TRAXX, principalmente para el mercado europeo. La apuesta europea por estas locomotoras se une, entre otras, a la que hizo Renfe en 2006 tras haber firmado con Bombardier el que en su día fuera el contrato más grande de este tipo de vehículos, por hasta 100 locomotoras TRAXX F140 DC (S253 para Renfe), que aumentó la potencia, fiabilidad y disponibilidad del parque, además de reducir en un 50% los costes de mantenimiento.

La producción de los sistemas de propulsión de las cien locomotoras de mercancías de la serie 253 de Renfe se ha desarrollado en la factoría de Bombardier en Trápaga (Bizkaia). La planta vizcaína también fue elegida para el suministro de equipos de propulsión para 23 locomotoras Bombardier TRAXX destinadas a Polonia e Italia. Las locomotoras de la familia TRAXX llevan años operando en España con un alto desarrollo en los corredores tanto Atlántico como Mediterráneo, lo que ha servido para poner en valor ante operadores europeos, la madurez y experiencia de Bombardier en la fabricación de este tipo de vehículos.

Precisamente esta familia de locomotoras para el transporte de mercancías, es la que Bombardier estaría analizando de cara a las anunciadas licitaciones contempladas dentro del Plan de Impulso al Transporte de Mercancías por Ferrocarril 2017-2023, presentado ayer en Madrid por el ministro de Fomento. Este Departamento quiere modernizar el parque de Renfe que, en los próximos meses se desprenderá de 72 máquinas diésel, y aspira a comprar 45 nuevas locomotoras (15 de ellas híbridas y el resto eléctricas).

Las locomotoras de la plataforma TRAXX son compatibles con todas las tensiones de alimentación europeas comunes, lo que la hace especialmente adecuada para servir en corredores que atraviesan varios países. Los nuevos modelos TRAXX AC3 y TRAXX MS3 se están configurando para poder operar en trece países europeos (Austria y Alemania y en los corredores europeos que conectan Suecia, el Benelux, Suiza, Polonia, Italia y Europa Central). Los prototipos de los sistemas de propulsión de estas nuevas locomotoras, tanto multisistema como de corriente continua, se desarrollarán en la factoría vizcaína de Trápaga. Las unidades estarán dotadas del sistema ERTMS y de convertidores de potencia y sistemas de mando y control Bombardier Mitrac.

El director general de Bombardier Transportation South Africa, Aubrey Lekwane, destaca el compromiso de Bombardier con la creación de empleo y la transferencia tecnológica en Sudáfrica. “Nos enorgullece decir que, desde el principio hasta el final, cada locomotora TRAXX para Transnet Freight Rail se fabricará en Sudáfrica”.

La cadena de suministro involucra a alrededor de 90 empresas sudafricanas. La fábrica de Bombardier en Isando (Johannesburgo) produce el equipo de propulsión de alta potencia Bombardier MitracC. Las carrocerías son fabricadas por DCD en Boksburg. Transnet Engineering produce los bogies y lleva a cabo el ensamblaje final, la puesta en marcha y las pruebas estáticas, en Durban. Actualmente, 140 empleados de Bombardier trabajan en la producción de las 240 locomotoras; y en total, Bombardier Transportation ha creado 300 puestos de trabajo en Sudáfrica.

En Sudáfrica, los hitos incluyen la entrega de 96 vehículos Bombardier Electrostar para el transporte masivo ferroviario de Gautrain Rapid Rail Link en el área de Greater Johannesburg, y la implementación del sistema de control de operaciones Bombardier Interflo 200 en varias rutas en el área de Greater Durban.

Los trenes de Sabero, en primer plano

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León (MSM), con sede en Sabero, proyectará varios documentales sobre los ferrocarriles de la empresa minera Hulleras de Sabero y Anexas SA. Esta actividad puesta en marcha por la Consejería de Cultura y Turismo tendrá lugar este viernes 24 de noviembre, a las 18.30 horas. Los documentales, aptos para todos los públicos, tienen una duración de 30 minutos. La entrada es libre hasta completar aforo.

El MSM dedica su programación del noviembre a los ferrocarriles de Hulleras de Sabero. Este último fin de semana se han centrado en los ferrocarriles de la empresa minera Hulleras de Sabero. La jornada del sábado día 18 un grupo de amigos del patrimonio industrial participaron en la limpieza de la maquinaria ferroviaria ubicada en el entorno del MSM. Mientras, la Asociación de Ferroviarios San Fernando de Cistierna, mostraban a los asistentes la forma de cocinar de los trabajadores del ferrocarril, con un curso de cocina en las famosas pucheras (ollas ferroviarias).

Javier Fernández, director del Museo del Ferrocarril de Gijón, dedicó una conferencia a explicar la historia y la importancia que tuvo el ferrocarril minero en la cuenca de Sabero, y recibió después en el centro gijonés, encargado de conservar, investigar y difundir el patrimonio histórico ferroviario de Asturias, a diversos integrantes del MSM.

Los orígenes de la minería del carbón en el valle de Sabero se remontan a 1830, cuando comienzan a establecerse las primeras explotaciones. Hulleras de Sabero y Anexas, la compañía más potente del sector de aquella cuenca, se funda en 1892 y se hace cargo de las concesiones de su antecesora, Minas de Sabero, y de la ferrería de San Blas algo más tarde. Hulleras de Sabero y Anexas construye en 1894 el ferrocarril de vía métrica que transporta el mineral de la cuenca hullera de Sabero. Este ferrocarril uniría el complejo industrial de Vegamediana con Cistierna a través del valle del río Esla, para contactar en ese punto con el recién construido ferrocarril de La Robla (inaugurado el 11 de agosto de 1894).

Estre complejo industrial llega a disponer de tres baterías para la obtención del coque con un total de 48 hornos, fábricas de aglomerados y briquetas, etc. El taller de clasificación de carbones y el lavadero tenían una capacidad de tratamiento de 100.000 toneladas anuales, que empleaban mediante bombeo las aguas del Esla. Para dar servicio a este gigantesco conjunto fabril se instala en 1900 una línea de 600 mm de ancho y 6 kilómetros de longitud, que transporta los carbones extraídos en sus minas (Las Quemadas, Sotillos, Pozo Herrera II de Olleros, etc.). Desde allí, y por vía de ancho métrico, se trasladaban los productos hasta enlazar en Cistierna con el ferrocarril de La Robla, desde dónde eran enviados hasta los altos hornos vizcaínos.

Este ferrocarril minero contó con un amplio parque de locomotoras de vapor de vía métrica (locomotora nº 4 ‘Vegamediana’, nº 5 ‘Vegabarrio’, nº 8 ‘Bilbao’, nº9 ‘Vizcaya’, nº 10 ‘El Esla’ y locomotora nº 11 ‘Cistierna’). Con el fin de modernizar su parque motor HSA puso en funcionamiento, en 1977, un tractor diésel de dos ejes, que en los últimos años de explotación y con el fin de evitar en lo posible el riesgo de incendios forestales, era el encargado de remolcar los trenes desde el complejo minero de Vegamediana hasta la localidad de Cistierna, relegando a labores de maniobras a las veteranas locomotoras de vapor.

Los trenes formados allí eran conducidos por las máquinasde vapor del FC. de La Robla, más tarde por las locomotoras diésel de Feve, siendo los últimos destinos de los trenes las centrales térmicas de Guardo y La Robla, la estación de Mataporquera -punto de enlace con la red de Renfe- y el puerto de Bilbao, para su exportación.

El tren que rememora el centenario

El 28 de octubre de 1848, Barcelona y Mataró entraban en la historia del ferrocarril. «La mañana amaneció radiante, con cielo despejado y el mar en calma», según el relato de los cronistas de la época. Media Barcelona se había dado cita en el Portal de Don Carlos para saludar la partida del primer ferrocarril peninsular con la locomotora bautizada ‘La Mataró’ como protagonista. La prueba resultó un completo éxito. Novecientas personas, repartidas en 25 coches, recorrieron los 28 kilómetros que separaban la capital catalana de la localidad del Maresme. El viaje sólo duró 35 minutos. Todo un récord. La gente recibía el tren entusiasmada. A su paso, la multitud irrumpía en prolongados aplausos y vítores, a los que la ‘Mataró’ respondía con el resoplido de su silbato. Un día después del viaje inaugural, 4.000 personas tomaban al asalto el nuevo medio de transporte.

Cien años después, con la celebración del primer siglo ferroviario de la península (1948), se hizo una réplica de la locomotora ‘La Mataró’, que se conserva en el Museo del Ferrocarril de Vilanova i la Geltrú. La máquina de vapor es la réplica exacta de la primera máquina de ferrocarril que circuló entre Barcelona y Mataró y refleja la tecnología y la estética de una época en la que el tren pasaría a ser un elemento de progreso. Esta copia se encargó en 1947 a la empresa española La Maquinista Terrestre y Marítima.

El Gobierno no permitió que los mataroneses protagonizaran los actos y, ante las quejas de las autoridades locales, el gobernador civil destituyó al alcalde, Joaquim Boter de Palau, el 30 de septiembre de 1948. De esta forma, el 28 de octubre de 1948, se celebró el centenario sin más protestas, con gran corrección a nivel local de las autoridades centrales, pero sin la proyección nacional que se esperaba desde la ciudad de Mataró, según consta en la web del Cercle Històric Miquel Biada, entidad que recuerda la figura del impulsor del primer ferrocarril peninsular. (…curiosamente el desencuentro también protagoniza hoy la vida catalana).

La Comisión Oficial del Primer Centenario del Ferrocarril de España, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, encargada de organizar los actos para conmemorar el acontecimiento, decide además hacer una película basada en el marqués de Salamanca -José María de Salamanca y Mayol- y el ferrocarril Madrid a Aranjuez para intentar modificar mediáticamente la realidad. Sin embargo, se impone la cordura, la fidelidad a la historia y el verdadero protagonismo volvió a ser catalán. El jueves 28, a las 10.00 horas partió de la Exposición, entre innumerable público que exteriorizaba constantemente su entusiasmo, el tren del centenario, cuyos viajeros iban vestidos a la usanza de la época y a las 11 salía de la estación de Francia el primer tren eléctrico que circuló entre Barcelona y Mataró; durante el trayecto, cientos de miles de personas limitaban materialmente el espacio de las vías para contemplar, primero el paso del tren del centenario, y después, el primer eléctrico que, a los cien años, circulaba entre Barcelona y Mataró. En esta última un gentío imponente dificultó el descenso del tren y casi hizo imposible la ceremonia de la bendición de las instalaciones, que en un altar levantado bajo la marquesina de estación, protagonizó el obispo de Barcelona, Gregorio Modrego Casaus.

‘La Mataró’ es una locomotora de vapor saturado 1-1-1 con ténder, del tipo Crewe, topónimo de la ciudad inglesa donde se desarrolló su tecnología de origen inglés. El Tipo Crewe fue desarrollado en 1843, bajo la dirección del ingeniero Joseph Locke, como una necesidad para mejorar las locomotoras Patentee, que presentaban elevados gastos de mantenimiento por su fragilidad. El mismo problema había surgido en 1837 en Cuba, entonces provincia española, con las locomotoras Tipo Planet, que fueron devueltas a Europa y sustituidas por locomotoras americanas más robustas.

La locomotora Mataró fue expuesta sobre un pedestal con motivo de la visita del rey Alfonso XII a la Exposición Catalana de 1877 y no está muy claro su destino posterior, pero las últimas investigaciones realizadas por el estudioso Xavier Nubiola permiten cambiar la historia. Parece que después de participar en la muestra de 1877 no desapareció como se había venido diciendo. Todo apunta a que la máquina permanecería activa dentro de los talleres, para maniobras o como generador de vapor hasta el final del siglo XIX. Pero en 1947, su paradero acaba por perderse del todo, de ahí que se decida su reconstrucción.

Para construir una nueva ‘Mataró’ se recurre a los planos originales que afortunadamente se conservaban en la Escuela de Ingenieros Industriales de Barcelona. Esta reproducción, llevada a cabo por La Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona difiere en algunos detalles de la original. Falta la segunda válvula de seguridad sobre el lomo de a caldera, que tampoco figura en dichos planos, pero que se aprecia en el grabado de la primitiva y que seguramente existió al principio pues en la época de su construcción era preceptivo prever una segunda válvula de seguridad precintada y fuera del alcance de la mano del maquinista. La otra válvula sobre el domo tenía una tuerca de regulación para que abriera antes que la otra y el tubo que envolvía el resorte estaba graduado como en una báscula por lo que servía para indicar la presión de la caldera, ya que Bourdon aún no había inventado los manómetros. También difiere la máquina del centenario en que para mayor comodidad y seguridad de funcionamiento se instalaron inyectores y una prensa central de engrase, dos anacronismos evidentes.

Tras las celebraciones del centenario, el tren fue llevado por otras líneas bajo el nombre de ‘Tren Romántico’ o ‘Tren de la Fresa’. Durante sus primeros veinte años visitó multitud de poblaciones, tanto con trenes especiales o con exposiciones, en muchos casos según se iban produciendo los centenarios de las líneas españolas: (Madrid-Aranjuez 1951, Pobla de Segur 1951, Tarragona 1954, Bilbao 1962 (?), Palencia-León 1963, Venta de Baños-Exposición-1963, etc.). Durante los años setenta el tren pasó una etapa de ostracismo y permaneció con ‘la Mataró’ averiada, apareciendo esporádicamente de manera estática en exposiciones; se repara para el centenario de la línea Reus-Tarragona en 1981 y participa en otros centenarios como Oviedo-Trubia 1983, Monforte 1983, Rampa de Pajares 1984, la exposición ‘La Forma de la Velocidad’ en 1988 en Sevilla… Nuevamente permanece unos años olvidada, recuperada de nuevo en 1998 en la celebración de los 150 años en la exposición de Barcelona-Estación de Francia, y a finales de la década pasada ARMF de Lleida la repara para utilizarse en varias celebraciones en Cataluña.

La máquina ahora luce en el Museo de Vilanova i la Geltrú (a 40 kilómetros de Barcelona) que custodia, expone y difunde el valor de los bienes representativos de la acción del hombre relacionados con el mundo del tren, a fin de aumentar su conocimiento, promocionar su utilización y favorecer la cultura y el deleite. Sin ninguna duda, esta máquina es una auténtica joya dada su significación histórica como símbolo del progreso y de la revolución industrial en nuestro país. Es un legado patrimonial único, aunque sea una réplica.

(Foto Cecilio. Cortesía El Correo)