Archivo de la etiqueta: parque

Renfe y su competencia en el mercado español

En puertas de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en diciembre de 2020, se van conociendo las empresas dispuestas a competir con Renfe y popularizar el tren de alta velocidad en España como lo hicieron, hace dos décadas, las aerolíneas de bajo coste con el viaje en avión. La lista de empresas que cuentan con la licencia y el certificado de seguridad en España es larga, destacando, aparte de SNCF, ILSA y Acciona, Alsa, Arriva, Avanza, CAF, Continental Rail, Ferrovial o Socibus, entre otras.

A partir de diciembre de 2020, cualquier empresa que disponga de la licencia de operadora ferroviaria y del certificado de seguridad, que otorga la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, y haya solicitado el uso de la infraestructura ferroviaria a Adif, podrá prestar servicios en competencia con Renfe. Adif facilitará seguridad jurídica a los nuevos operadores mediante la suscripción de acuerdos marco que garanticen la reserva de capacidad por un periodo de 5 años, que puede ser superior (más de 15 años) en caso de existencia de compromiso de fuertes inversiones.

Adif ya trabaja en la reorganización del tráfico actual, para que sea posible introducir los servicios de las nuevas empresas; en un plan para paliar la saturación de las grandes estaciones o en la localización de terrenos de su propiedad susceptibles de ser puestos a disposición de los operadores entrantes, para la construcción de sus instalaciones.

Con la liberalización del AVE y larga distancia, culmina la apertura a la competencia del mercado ferroviario español, después de que lo hiciera en 2005 el transporte de mercancías y, posteriormente, los trenes turísticos e internacionales. La liberalización romperá en menos de dos años el monopolio de la operadora pública en el mercado de alta velocidad, aunque no ocurrirá lo mismo con los servicios ferroviarios sujetos a obligación de servicio público (OSP) -Cercanías, Media Distancia, Ancho Métrico y Avant-, que prestará hasta que se vuelvan a licitar en 2033.

Para contrarrestar la presumible pérdida de cuota de mercado, Renfe lanzará antes de la liberalización un nuevo servicio de alta velocidad de bajo coste, un 40 % más baratos que el AVE clásico. Los precios se ajustarán a los del mercado objetivo que Renfe quiere “atacar”, el de carretera, que tiene, por ejemplo, en el corredor entre Madrid y Barcelona (con 11 millones de viajeros al año), una cuota del 38% frente al 39% del ferrocarril y al 23%, del avión.

Renfe espera ganar dinero con su AVE ‘low cost’, aunque no sea mucho, desde el primer día, a diferencia de la marca Ouigo, con la que opera un servicio similar desde hace casi seis años la compañía francesa de ferrocarriles SNCF y que reconoce que se necesita un año y medio para amortizar la inversión en cada nueva línea que lanza.

Precisamente SNCF ha confirmado esta semana su decisión firme de entrar en España preferentemente de la mano de empresas locales -está negociando con varias empresas privadas, entre ellas ILSA (Acciona y Air Nostrum), que a su vez cuenta con más candidatos a socios en operadores de otros países de la UE-, o en solitario, si no logra llegar a un acuerdo con ninguna de ellas.

SNCF quiere traer a España su marca Ouigo, inspirada en el modelo ‘low cost’ aéreo, que ofrece en Francia precios desde 10 euros y un 60 % de sus usuarios viaja por menos de 25 euros por trayecto.

Renfe ya tiene identificado el material rodante de su parque actual con el que prestará el nuevo servicio ‘low cost’, por lo que no depende de nuevos encargos de trenes para lanzarlo, mientras que SNCF tendría que equipar con los correspondientes sistemas y certificados de seguridad y homologar los vehículos que quiera destinar a España o comprar.

La operadora gala no ve barreras en los costes de peaje que cobra Adif por circular por las vías y utilizar estaciones que, según la directora general de Viajes Sncf, Rachel Picardo, son similares a los de Francia y, sí, “son caros, pero es así como se financian las infraestructuras”.

Renfe encarga 211 trenes para Cercanías

El consejo de administración de Renfe ha aprobado la licitación de compra de 211 trenes de gran capacidad destinados a los grandes núcleos de Cercanías, por un importe de 2.270,5 millones de euros. En total, incluyendo la adquisición de piezas de parque, el mantenimiento de primer nivel de parte de los trenes adquiridos durante 15 años, así como el utillaje y el almacén inicial necesarios para dicho mantenimiento, la licitación asciende a 2.726,6 millones de euros. El mantenimiento de primer nivel se realizará a través de una sociedad mixta con Renfe Fabricación y Mantenimiento.

El objetivo de esta operación es renovar el parque de material rodante para maximizar la capacidad de transporte en los grandes núcleos de Cercanías altamente saturados en puntos críticos (por ejemplo el túnel de Sol o el de Recoletos en Cercanías Madrid). Para ello, se adquirirán trenes de al menos 900 plazas (en el caso de los de 100 metros), lo que supone un incremento del 20% de la capacidad sobre la flota actual de trenes Civia.

Del total de 211 trenes, 176 tendrán una longitud de 100 metros (lote 1) y otros 35 alcanzarán los 200 metros (lote 2), ambas modalidades con opción a crecer en sus longitudes en caso necesario.

Los nuevos trenes de Cercanías dispondrán de los últimos avances en materia de accesibilidad y confort a bordo, acceso a personas con movilidad reducida, con áreas para bicicletas y carritos infantiles, así como wifi de cortesía para los viajeros.

La licitación incluye la opción de adquisición de hasta 120 trenes adicionales también en dos lotes (96 de 100 metros y 24 de 200 metros) y su mantenimiento por un periodo coincidente con los trenes adquiridos en firme.

La española CAF y la francesa Alstom se consolidaron entre los años noventa y la primera década de este siglo XXI como proveedores recurrentes de trenes de corta y media distancia. Ambos ganaron concursos tanto en solitario como en alianza para fabricar las distintas series de trenes Avant y la plataforma de cercanías Civia, donde también entró Siemens y, en menor medida, Bombardier. Todos ellos cuentan con una renovada oferta para competir por los esperados concursos de Renfe. El parque de Renfe en Cercanías lo componen 234 Civia; 180 y 183 trenes de las serie 446 y 447, respectivamente; y 24 y 12 convoyes de las series 450 y 51, respectivamente.

Tras doce años sin comprar trenes de Cercanías y ancho métrico, la operadora se embarca en este ambicioso plan para aumentar su parque y que irán destinados al servicio en grandes núcleo, sobre todo en Madrid y Barcelona. Renfe tiene el triple objetivo de renovar una flota envejecida, atender la creciente demanda en las grandes ciudades y poner más asientos por tren, práctica de ahorro especialmente en los servicios comerciales a la vista de que los cánones a Adif se pagan por tren y no por asientos.

Renfe inicia la compra de hasta 40 locomotoras

El Consejo de Administración de Renfe ha aprobado la licitación de hasta 40 locomotoras que permitirán la creación de la nueva serie 107 de alta velocidad de la compañía. Estas cabezas motrices permitirán a Renfe formar trenes AVE con las composiciones de coches Talgo actualmente en transformación. El presupuesto total de la licitación asciende a 295 millones de euros. Esta nueva compra forma parte del plan de licitaciones anunciadas por el Ministerio de Fomento y Renfe en los últimos meses.

La licitación se compone de dos lotes. El primero es el suministro y mantenimiento integral de 26 cabezas motrices, así como su integración y acoplamiento con las composiciones de coches transformados, para formar trenes AVE de rodadura desplazable, bitensión con velocidad máxima de 330 km/h, con opción de adquisición de hasta 14 locomotoras adicionales. El lote 2 es el mantenimiento integral de 13 composiciones de coches transformados, con opción a 6 composiciones de coches adicionales. Tanto en uno como en otro lote el mantenimiento será durante el periodo de garantía.

La prestación de los servicios de mantenimiento se realizará a través de una Sociedad Anónima participada, entre el adjudicatario de cada uno de los lotes y Renfe Fabricación y Mantenimiento, al 51% – 49% respectivamente. Renfe se reserva para sí, durante toda la duración del contrato de mantenimiento que se establezca, la ejecución de la actividad relativa a las denominadas “intervenciones de segundo nivel”, tanto de las cabezas motrices como de los coches.

Ante la evolución prevista de la red de infraestructuras, en la que se producirá un periodo transitorio de coexistencia en los mismos corredores de vías de diferentes anchos, Renfe detectó la necesidad de ampliar el parque de rodadura desplazable hasta que dichas infraestructuras evolucionen a redes de altas prestaciones, y su utilización posterior cuando esto ocurra.

Para cubrir estas necesidades, se diseñó una operación consistente en la transformación del material rodante TrenHotel Serie 7, con baja utilización. La operación, que se adjudicó a finales de 2016 a Talgo, consiste en la transformación de este material a composiciones que queden preparadas y aptas para acoplarse a cabezas motrices de nueva fabricación para formar trenes autopropulsados capaces de circular hasta una velocidad de 330 kilómetros/hora por vías de ancho estándar UIC y que puedan circular también por vías de ancho ibérico.

El número de trenes autopropulsados actualmente en transformación es de 13 unidades, con opción de ampliación de hasta 6 unidades adicionales. Está previsto que las primeras cabezas motrices estén disponibles para prestar servicio comercial 24 meses después de la carta de adjudicación.

Renfe mejorará su parque de trenes

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros en diciembre de 2020 es el hito que marca los Presupuestos del Grupo Renfe correspondientes al ejercicio 2019 que ha presentado su presidente, Isaías Táboas, en la Comisión de Fomento del Congreso. La compañía se enfrenta a un año crucial en el que inicia la implementación de un plan estratégico que actuará en tres frentes principales: situar a los clientes en el centro de la actividad del grupo, avanzar en su internacionalización y focalizar un proceso de mejora continua para el incremento de la seguridad y la eficiencia.

En su traducción, de los 855 millones de euros que el Grupo Renfe tiene previsto invertir en 2019, 838 millones de euros se destinan a mejorar la comodidad y atención al cliente. Principalmente, aumentando y mejorando el parque de trenes al servicio del viajero, pero también haciéndolo accesible para todos y apostando decididamente por la mejora y renovación de los sistemas de información y atención al cliente.

El detalle de estas inversiones pasa por la compra de nuevos trenes (408 millones de euros), mejoras de los trenes actualmente en servicio para aumentar su capacidad y mejorar su accesibilidad (281 millones de euros) y actuaciones para mejorar la accesibilidad en estaciones de Cercanías, las únicas que son competencia de Renfe (40 millones de euros).

El plan de inversiones se completa con 58 millones de euros destinados a seguridad en la circulación, 17 millones de euros para talleres a fin de mejorar la disponibilidad y productividad del parque y 34 millones de euros en mejoras en los sistemas de información y otros servicios ofrecidos al viajero. El resto de la inversión en 2019, 17 millones de euros, se destina a financiar la participación de Renfe como accionista de las sociedades de integración ferroviaria.

La renovación del parque de trenes será especialmente relevante en los servicios públicos y se iniciará esta misma semana con la previsible aprobación en Consejo de Administración de la licitación de 37 trenes para renovar la flota de ancho métrico con un presupuesto de 287 millones de euros. Licitaciones que se extenderán desde enero a junio de este año y con las que Renfe renovará el 50% del parque de trenes de Cercanías y Media Distancia. La previsión de resultado de cierre del ejercicio 2018 está por encima de presupuesto y se sitúa en unos 80 millones de euros gracias a la buena marcha de los ingresos y la contención del gasto.

Renfe ha terminado el año 2018 con un crecimiento de la demanda del 4%, hasta los 507 millones de viajeros, con lo que el tren consigue recuperar 20 millones de viajes en un solo año y volver a superar la barrera de los 500 millones de viajes al año, cifra que no se alcanzaba desde 2008. La previsión del Grupo Renfe para 2019 es seguir creciendo de manera sostenida: un 5% más de ingresos hasta alcanzar los 4.219 millones de euros.

Para fidelizar esa confianza y ampliar mercado Renfe tiene el objetivo de convertirse en un Operador Integral de Movilidad y un Operador Logístico Internacional. En esta evolución se concentra un nuevo Pan Estratégico del Grupo, a través de la transformación digital de la compañía para mejorar la oferta al cliente y mejorar la eficiencia de los procesos, la transformación cultural entre los trabajadores del grupo (que en 2019 alcanzará los 15.700 empleados) buscando entre otros cambios, la paridad de la plantilla en menos de 10 años y la búsqueda de alianzas estratégicas con terceros.

“Este plan estratégico va a ser una pieza clave para que Renfe afronte el reto, que yo veo como una oportunidad, que supondrá la liberalización del transporte ferroviario en su totalidad en diciembre de 2020”, concluye Táboas.

Centro de excelencia Bombardier en Singapur

Bombardier Transportation y ST Engineering anuncian la creación de una nueva asociación estratégica para la construcción de un centro de excelencia en Singapur. Como parte del acuerdo, ambas empresas combinarán sus conocimientos y experiencia en ingeniería para mejorar sus capacidades de mantenimiento de vehículos y reparación de piezas. Esta alianza mejorará la oferta general de servicios para los clientes de Bombardier.

La capacidad de cooperar y establecer asociaciones estratégicas con otras compañías es una de las señas de identidad de Bombardier, que, sin ir más lejos, en España mantiene una alianza estratégica con Renfe, la empresa conjunta BTren (49% Renfe + 51% Bombardier), para el mantenimiento de trenes, siendo responsable de parte de las flotas de locomotoras S253 y de trenes AVE S102, S112 y S130/730, así como S470 y S446. Estas actividades de mantenimiento se llevan al cabo en los talleres de Los Prados (Málaga), Santa Catalina (Madrid), Fuencarral (Madrid), Vicálvaro (Madrid), Humanes (Madrid) y San Andrés Condal (Barcelona) de Renfe.

En los últimos 20 años, Bombardier ha realizado importantes contribuciones para mejorar la movilidad en Singapur. La última entrega eleva a 672 trenes el número de vehículos Movia que operan en el país, lo que la convierte en una de las flotas de metro más grandes de Bombardier en el mundo. Hasta la fecha, Bombardier ha entregado 276 coches de metro Bombardier Movia sin conductor para la Downtown Line de Singapur, así como 13 coches Bombardier Innovia APM 100 para la línea Bukit Panjang Light Rail Transit.

A principios de este año, Bombardier se adjudicó un nuevo contrato para el suministro de 19 nuevos trenes automáticos Innovia APM 300 y actualización del sistema de señalización de 14 estaciones de la línea Bukit Panjang Light Rail Transit. Además, recientemente firmó un nuevo contrato para suministrar 396 coches de metro Movia para prestar servicio en las líneas de alta capacidad de North-South (NSL), East-West (EWL) y Mass Rapid Transit (MRT).

“Este nuevo centro de excelencia refleja nuestro compromiso con el desarrollo del talento local y de las habilidades técnicas, claves para innovar y mejorar constantemente en el desarrollo de las soluciones que ofrecemos”, señaka Jayaram Naidu, vicepresidente del Sudeste Asiático de Bombardier Transportation.

Metro Madrid aumentará su parque de trenes

La Comunidad de Madrid invertirá 700 millones de euros el próximo año para adquirir 60 nuevos trenes para la red de Metro. La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, ha anunciado la medida este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid y ha anunciado que se contratará a más conductores, aunque aún no se ha concretado ni el número ni la dotación presupuestaria para este incremento de la plantilla.

La consejera Rosalía Gonzalo cuantifica los usuarios de metro en 2,5 millones de viajeros cada día. “Los madrileños no cogen el autobús porque Madrid está colapsado», explica Gonzalo quien asegura que el suburbano ha experimentado un aumento de la demanda de viajeros del 12,8% entre mayo y julio con respecto al mismo periodo de 2017 y que cerrará 2018 con 687 millones, el dato más alto de los registrados durante su primer siglo de vida.

Metro Madrid pondrá en marcha el próximo año un proceso administrativo para la compra o alquiler mediante la fórmula del ‘leasing’ -aún no se ha determinado- de los 60 nuevos trenes. De ellos, 32 irán destinados a la sustitución de unidades antiguas, algunas afectadas por la presencia de amianto en las instalaciones, y otros 28 se destinarán a «reforzar el servicio donde sea necesario», según precisa el Gobierno regional, que no detalla cuándo entrarán en servicio.

La Consejería de Transportes tenía previsto iniciar el año que viene la contratación de nuevos maquinistas y ya están “en conversaciones con los sindicatos para definir las necesidades de plantilla en este puesto”. Desde el comienzo de la legislatura el Gobierno afirma que se han incorporado 360 conductores al suburbano, aunque pasan por alto los recortes que se hicieron durante los ejercicios en los que el azote de la crisis económica fue particularmente virulento.

Rosalía Gonzalo subraya que, “si bien en la actualidad Metro ofrece un servicio correctamente dimensionado a la demanda existente, ésta se viene incrementando de manera constante en los últimos meses”. Según informa el Ejecutivo madrileño, la presencia de amianto en muchos trenes, unido a los años de crisis en los que no se repuso el número de coches retirados, ha provocado que muchos trenes no puedan ser revisados por la propia inexistencia de trenes sustitutos y seproduzcan aglomeraciones en horas punta. Los sindicatos creen que se hace necesario contratar a cerca de 600 maquinistas más para satisfacer la demanda de viajeros.

¿Es factible unir a los fabricantes de trenes?

El grupo canadiense Bombardier intenta promover la creación de una asociación ferroviaria española de grandes fabricantes de trenes presentes en el país, para tratar diferentes cuestiones que revierten en beneficio no sólo del sector sino también de la sociedad. Entre ellas, cómo atraer talento a la industria ferroviaria, ya que tanto el sector como las autoridades competentes “no hemos sido capaces” de promocionarlo lo suficiente para motivar a los jóvenes, señala el presidente de Bombardier en España, Óscar Vázquez.

Cinco de las firmas más importantes del sector trabajan en España donde tienen, además, plantas donde desarrollan y fabrican los modelos del parque móvil de la gran mayoría de operadores ferroviarios de Europa. Las cinco compiten también por los contratos que se lanzan desde estas últimas, pero lo cierto es que, aunque competidoras, también tienen intereses comunes. La realidad es que hasta el momento no se han puesto de acuerdo para integrar una plataforma en la que aunen sus propuestas y demandas. En el sector dudan incluso de que pueda formarse una asociación que las englobe. Bombardier parece dar el primer paso hacia una alianza global.

Pese a la existencia de asociaciones ferroviarias como Mafex -de la que Bombardier es miembro-, ésta engloba una industria mucho más amplia y los grandes fabricantes de material rodante como Alstom, CAF, Siemens, Talgo o la propia canadiense, “tenemos necesidades que son muy específicas”, explica Vázquez. Bombardier espera llegar a un acuerdo al respecto con todos ellos porque “somos uno de los pocos países de Europa” que no tiene una asociación de grandes fabricantes de trenes, explica a Efe el presidente de la canadiense en España. El sector necesita contar con una plataforma que sirva al diálogo con diferentes administraciones y para analizar cómo, conjuntamente, desarrollar mejor el sector de movilidad.

Según el directivo, hay dos corrientes fundamentales que van a modificar “sustancialmente” el transporte en general: los desarrollos tecnológico y el cambio de modelo de negocio, además de la liberalización, que hará crecer “enormemente” el mercado porque incrementará las posibilidades de movilidad y la demanda. Vázquez está convencido de que la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en Europa que se pone en marcha a partir de finales de 2019 “será un éxito, porque revertirá en mejor movilidad para España y mucho más negocio para el sector”.

Las reflexiones sobre “cómo vamos a colaborar y qué sitio queremos tener en ese proceso” ya están encima de la mesa, y todas las empresas “estamos mirando a Renfe porque es un actor fundamental y principal en el éxito de esta liberalización”. Las operadoras públicas europeas, incluido Renfe -que tiene “un potencial enorme” y, con la nueva dirección, “estamos todos pendientes y a la expectativa de qué va a pasar“-, entienden que la liberalización será también una oportunidad importante de crecer en otros mercados internacionales.

El sector está a la espera de que Renfe lance -probablemente a principios del año que viene- un concurso público para la compra de trenes regionales y de cercanías por 3.000 millones de euros. El nuevo equipo de la operadora está aún estudiando cuántos vehículos se van a comprar, para qué aplicaciones, en qué plazos y de qué manera se articularán las licitaciones, ha explicado.

Bombardier, que pujará por esos contratos, cree que en el caso de cercanías, aunque todavía no está definido, probablemente por una cuestión de capacidad, la solución será el doble piso.El fabricante tiene la plataforma OMEO, que es muy versátil y flexible y que puede servir tanto para aplicaciones de cercanías como regionales e incluso Intercity, con unas configuraciones diferenciadas. En el caso de trenes regionales, dispone, asimismo, de la plataforma Telent 3, que se está operando en Europa central, y Aventra, en Reino Unido.

La división española de la firma canadiense realiza trabajos de diseño, fabricación y entrega de equipos para medición y gestión energética en más de 328 unidades múltiples eléctricas para la plataforma de vehículos Aventra, lo que permite a los diferentes operadores, entre otras cosas, conocer y optimizar la gestión del consumo energético. Bombardier es responsable del proyecto para la implementación de un sistema de conducción eficiente (Beds) en la plataforma Aventra, que informa de manera constante al maquinista y/o al vehículo (en el caso de sistemas automáticos) sobre el modo de conducción más eficiente, logrando reducir el consumo en la tracción del vehículo y garantizando el cumplimiento de horarios comerciales. La primera flota equipada con este sistema de conducción eficiente estará compuesta por los 111 vehículos Acentra operados por Abellio en la región de East Anglia, en el Reino Unido.

3.000 millones para el parque de Cercanías

El Ministerio de Fomento prevé invertir en torno a 3.000 millones de euros en material rodante de Renfe con el objetivo de renovar el 50% de los trenes de Cercanías, anuncia el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura. Fomento empezará a poner en marcha este proyecto a partir del año que viene, aunque Saura no precisa los plazos, ya que dependerán, no tanto de las disponibilidades presupuestarias, sino de que el material pueda ser suministrado por parte de las empresas.

Saura señala que a principios de 2019 se podrá comenzar “con esa contratación en materia de transporte y movilidad”, campo que el anterior Gobierno del PP “dejó hecho un solar, ya que sus prioridades eran otras”, indica el ‘número dos’ de Fomento. El material móvil no se ha renovado en los siete años del Gobierno popular, período en el que “no se ha comprado ni un solo tren de Cercanías” y ahora hay “todos los días noticias sobre la deficiencia de los trenes en el conjunto del país”, lamenta Saura.

Al llegar al ministerio, el nuevo Ejecutivo tampoco encontró nada sobre el contrato entre la Administración General del Estado y Renfe para la prestación de los servicios ferroviarios sujetos a la Obligación de Servicio Público (OSP), que había caducado en diciembre del año anterior. “Hemos llegado al Gobierno y no encontramos nada, no se ha movido ni un papel” en relación con dicho contrato, que en la actualidad ya ha pasado por la Comisión Delegada de Asunto Económicos, recuerda el ‘número dos’ de esta cartera.

El pasado año se registraron más de 420 millones de pasajeros de Cercanías y 20 millones de alta velocidad, por lo que la movilidad y la seguridad “deben ser prioridades para el Gobierno”. Además, la movilidad debería ser un derecho como otros que tienen los ciudadanos, “máxime cuando las desigualdades no van a menos, sino a más“, agrega Saura. Las que se producen, por ejemplo, de manera creciente en el mercado de trabajo “exigen” una política de movilidad pública y ambiciosa.

Aunque en su opinión España es uno de los países con menos aprovechamiento de las infraestructuras de alta velocidad, éstas han ayudado a que nuestro país sea más competitivo y cohesionado, por lo que Fomento va a estudiar una política comercial para impulsar la demanda. Saura también ve necesario que Renfe cuente con un plan estratégico para jugar un papel central en el transporte de cara a la liberalización de los servicios ferroviarios de viajeros en Europa (prevista para 2020).

Uno de los objetivos del plan estratégico de Renfe será su internacionalización, proceso en el que el proyecto de alta velocidad entre Medina y La Meca, desarrollado por un consorcio español del que la operadora pública forma parte, puede ser uno de los vehículos, según advierte Saura en una entrevista publicada por Efe. Renfe será responsable de la explotación de la nueva línea de AVE saudí, en la que se buscará la máxima eficiencia a través de una gestión más eficaz y de mayor calidad que no haga perder dinero a la Administración española.

En cuanto al proyecto lanzado por el Gobierno del PP de una nueva marca de tren de alta velocidad llamada EVA, que ofrecerá una tarifa media más barata que la de los trenes AVE entre Madrid y Barcelona, Saura cree “imposible” cumplir el plazo previsto para el inicio de sus operaciones, aunque no precisa una nueva fecha. El anterior Gobierno anunció que este nuevo servicio iba a empezar a circular en pruebas en febrero o marzo de 2019, antes de entrar en servicio comercial ese mismo año.

Saura asegura que el compromiso del actual Gobierno es que “nada se pare”, pero admite que tienen que “hablar claro y decirle a los ciudadanos que los plazos que se prometieron son incumplibles porque mintieron descaradamente“. Tampoco hay grandes avances ni una fecha prevista para la entrada de un socio estratégico en Renfe Mercancías, pero “sí, es un elemento que le parece importante al Gobierno” y en el que sigue trabajando, recalca en la misma entrevista.

(Imagen Andrés Gómez-Club Ferroviario 241. Wikimedia Commons)

Francia ayuda a Cuba a modernizar su tren

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF) y la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) han rubricado un ambicioso proyecto de colaboración que permitirá la modernización de los talleres cubanos de de Luyanó y Camagüey. Con la firma de este acuerdo se pondrá en funcionamiento las locomotoras diésel, recuperar los coches destinados al transporte de pasajeros y acualizar el parque ferroviario con vehículos de origen francés.

El cortejo francés sobre la isla no es algo novesodo. De hecho, Cuba cuenta con la colaboración gala en este sector desde hace años. La SNCF ha facilitado algunos de sus coches para que presenten servicio en algunos trayectos de las vías cubanas, como el que comunica la capital con Santiago. Y ahora trabaja en un proyecto planificado por el Gobierno cubano con el que se intenta recuperar y desarrollar toda la infraestructura que requiere este medio de transporte. El costo total de la inversión prevista asciende a 40 millones de euros. De ellos, 30 provienen de un crédito aprobado poco antes del verano por parte de la Agencia Francesa de Desarrollo, y 10 responden al reordenamiento de la deuda cubana con Francia.

«Una parte importante de la financiación va a ser consagrada a la modernización de las instalaciones y a poner en buen estado el material rodante. Otro monto se destinará a la asistencia del manejo de las obras por parte de la UFC. En este paquete global hay una parte significativa prevista para la capacitación de profesionales cubanos y también para los especialistas franceses que participen en el desarrollo de la inversión”, explica Dominique Vastel, quien lidera la Dirección Internacional de la SNCF. “No solo vamos a reparar y a poner en funcionamiento las locomotoras y el tren francés, sino que estamos en condiciones de fabricar las piezas que sea necesario sustituir y que hoy no se comercialicen. Nuestra intervención incluye también aplicar los procedimientos de mantenimiento programado y otras operaciones globales, así como los procesos de previsión, planificación y retorno de experiencias, que constituyen bandera de nuestro grupo», destaca Vastel.

El directivo francés reconoce que Cuba tiene grandes potencialidades por explotar en el área de los ferrocarriles, pero el estado que presentan muchas de las máquinas de que dispone y la obsolescencia tecnológica de sus talleres atentan contra la explotación de este medio. «Nos parece que los talleres tienen una dimensión conforme a las especificidades de lo que queremos desarrollar allí. Hay necesidad de modernizar la técnica y también de estudiar a fondo las posibles modificaciones de los edificios para la instalación de grúas y otros útiles», explica Vastel.

Aunque todavía falta la firma del convenio financiero entre ambos grupos, ya se adelantan los estudios preliminares para las licitaciones imprescindibles en la adquisición de los recursos. «Queremos –concluye el funcionario francés– dotar a los talleres de los equipos y medios para cumplir su objeto y además aportar toda nuestra experiencia, para que exista una mayor conciencia del funcionamiento del taller en sí mismo y del papel que desempeñan en ese sentido la disciplina y la organización de cada una de las áreas de trabajo».

El programa de recuperación y desarrollo de la UFC se extiende hasta el 2028 y tiene como objetivos principales incrementar el transporte de carga y pasajeros, elevar la seguridad de la circulación y la calidad de marcha de los trenes por la infraestructura vial, así como la participación de la industria nacional en la recuperación del ferrocarril.

Renfe inicia hoy la ‘mini-revolución’ extremaña

Renfe inicia este viernes la renovación de su parque de trenes en Extremadura con la incorporación de dos trenes de la serie S-599 en sustitución de otros dos de la serie S-598, con los que mejorará la prestación de los actuales y su seguridad y aumentará el número de plazas. De este modo, se adelanta un mes el compromiso del Ministerio de Fomento anunciado por el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, durante la celebración de la reunión del Pacto por el Ferrocarril en Mérida, donde anunció la sustitución de 11 trenes a partir del mes de septiembre y en el plazo de un año, a la vez que se materializa la preocupación del nuevo Gobierno por la situación del tren en la región y su interés por mejorarla.

El proceso de renovación, previsto inicialmente para comenzar en septiembre, seguirá de forma escalonada hasta mayo del próximo año, fecha en la que quedarán sustituidos los once trenes previstos. Este viernes entran en servicio dos trenes 599 que realizan los trayectos de Media Distancia Madrid-Badajoz, con hora de salida a las 08.04 horas, y Madrid-Cáceres con salida a las 14.48 horas. Una vez realizados estos dos servicios se incorporarán al parque de Extremadura y estarán disponibles para estos y otros trayectos.

Los 11 trenes que serán reemplazados pertenecen a la serie S-598, que prestan servicio de Media Distancia de Extremadura. Este modelo de tren, con una antigüedad mínima de 15 años, concentra el 72% de las incidencias motivadas por problemas del material en Extremadura. Fabricados por la empresa española CAF, alcanzan una velocidad de 160 kilómetros por hora y realizan un servicio regional denominado R-598. La serie, compuesta por 21 unidades, fue encargada en junio de 2001. La primera unidad fue finalizada en marzo de 2004, e inició servicio comercial en el corredor atlántico en diciembre de 2004. En su origen fueron denominados Nexios, denominación que cayó en favor de su numeración.

Los 598 han realizado servicios en líneas andaluzas, gallegas y extremeñas. En muchas de ellas se han visto desplazados por la serie más moderna y numerosa 599, también fabricadas por CAF. Esta serie de automotores diésel se destinó a sustituir a los de las serie 592, 593 y 596. Cada tren se compone de tres coches, dos extremos motores muy similares entre sí y un remolque intermedio. Cada extremo dispone de dos motores, uno en cada boje, que accionan el eje interior. Inicialmente se fabrica para circular por ancho ibérico. No obstante, está previsto que pueda en un futuro circular por vías de ancho internacional, por lo que dispone de los espacios y huecos necesarios tanto en el interior de la caja como bajo ella para incorporar los bogies necesarios.

Los dos trenes que que entran hoy en servicio no superan los 10 años de antigüedad. Además de aportar mayor fiabilidad que el anterior modelo, los nuevos trenes incrementan la oferta de plazas, ya que dispone de 181 (una de ellas para personas con movilidad reducida) frente a las 168 plazas del tren S-598. En cada extremo el tren dispone de acoples Scharfenberg estándar que le permiten conectarse con otras unidades. No es posible acoplarse con unidades de las series anteriores 598 y 594, ya que en esas series la altura del acople no es la estándar en Renfe.