Archivo de la etiqueta: unidades

Más trenes con amianto en Metro de Madrid

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, asegura que se ha detectado nuevas piezas con amianto en la cabina del conductor, en los mismos trenes donde ya se había encontrado, en el modelo 2000 y también en algunos modelos 5000 segunda clase, pero “no tienen riesgo ni los conductores ni el personal de mantenimiento” porque no tienen exposición. Así lo ha aseverado Carabante en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara regional, antes de comparecer en la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras sobre el plan de Accesibilidad de Metro 2016-2020. “Hay presencia de amianto en la cabina, pero no hay exposición y no hay riesgo ni para los conductores ni el personal de mantenimiento”, asevera.

Según explican fuentes sindicales y de la compañía, se trata de una placa aislante de protección de resistencias y una placa de aislamiento de la base soporte de conexión de resistencia, que se ubican en un armario dentro de la cabina del conductor. Carabante asegura que el hallazgo de esta nueva pieza con contenido de amianto, dentro del plan de actuación que han puesto en marcha en Metro de acuerdo con los sindicatos de analizar todas las piezas de los trenes, en concreto, en la cabina del conductor.

Esta pieza, según ha explicado, “no es accesible”, ya que el hallazgo en las cabinas ha sido en un componente de aislamiento eléctrico en el cual, lo eléctrico de la cabina “no es accesible porque hay que abrir una puerta para tener acceso a esa chapa”. No obstante, el consejero delegado del suburbano ha indicado que “se han paralizado todas las tareas de mantenimiento” en relación con la manipulación de esa pieza y han tomado mediciones “con una muestra significativa de estos trenes, “eliminando cualquier posibilidad de que haya fibras de amianto en el ambiente“. En total, se han realizado mediciones (12) en superficie y en ambiente y todas ellas han dado resultado negativo.

Fuentes de la compañía indican que se trata de un elemento “no friable”, es decir, que no desprende partículas. Su manipulación, siguiendo el protocolo, se realizará por una empresa acreditada hasta su retirada. Desde Metro exponen que el plan de desamiantado recoge la retirada de este material en trenes antes de 2019. Además, los trenes en los que se ha detectado son los mismos donde ya se había encontrado el amianto, en el modelo 2000, de hace 30 y 35 años de antigüedad donde se usó el amianto “como elemento importante de construcción de las instalaciones”.

Estos 33 trenes, ya estaban paralizados en el protocolo que pusieron en marcha con los sindicatos, al haber encontrado la presencia de este material “no porque sea peligroso, sino porque hay que hacer tareas de mantenimiento en los trenes y por un criterio de prudencia ante la presencia del mismo están paralizados esos trenes”. Además, Carabante ha señalado que ya el martes se va a proceder al desamiantado de los seis primeros trenes como está previsto en el plan. En concreto, se sustituirá el elemento conocido como ‘apagachispas’. La primera fase de ese plan de desamiantado está dotado con 140 millones de euros para eliminar el amianto del material móvil y también de las instalaciones estaciones.

Los sindicatos presentes en la comisión de seguimiento -UGT, Sindicato de Técnicos de Metro Madrid, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre- apuntan que la compañía está realizando una auditoría exhaustiva de su material pues en algunos casos el material no está descrito de forma adecuada en la ficha técnica. A su vez, han reclamado a la compañía que proceda al reconocimiento “inmediato” de la enfermedad profesional a varios trabajadores afectados por asbestosis (los sindicatos aluden a otros dos más aparte del ya confirmado) y un Plan de Emergencia Urgente para la retirada del material con amianto en caso de que se detecte en “zonas de riesgo”. En este punto, exigen que la compañía no recurra el dictamen de la Seguridad Social en caso de validar ese reconocimiento de enferemdad profesional.

También plantean una modificación del plan de retirada de amianto en las estaciones y se dé prioridad a aquellas que tienen, a su juicio, mayor riesgo por estar presente este material en bóvedas. Fuentes sindicales exponen que hay estaciones en las que el amianto en bóveda se aprecia de forma más visible y que son estos elementos los que se deben retirar primero. El portavoz de UGT en el suburbano, Teo Piñuela advierte que la prioridad es la “seguridad de los trabajadores” y que se deben aplicar cuanto antes este plan de desamiantado para evitar cualquier riesgo a la plantilla.

El consejero delegado de metro recuerda que la retirada de amianto tiene que realizarla “una empresa especializadas” y “eso conlleva un plazo amplio“, pero ha aseverado que van a garantizar igualmente “las condiciones de seguridad”. La Fiscalía Provincial de Madrid abrió diligencias de investigación penal a raíz del acta remitida por la Inspección de Trabajo de Madrid en la que detallaba que Metro de Madrid no había adoptado las medidas suficientes para evitar la exposición de sus trabajadores de mantenimiento a la presencia de amianto en alguno de los materiales de los trenes. A este respecto, Carabante ha asegurado que la “próxima semana” podrán remitir toda la documentación a la Fiscalía.

Anuncios

Stadler entregará 15 trenes eléctricos a Cataluña

Stadler Rail Valencia se ha adjudicado la construcción y suministro de quince trenes eléctricos para la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) por un importe de 120,4 millones de euros. Estos trenes circularán por las líneas L6, L12, S1 y S2 (del Metro del Vallès) de FGC, en tramos urbanos por túnel y suburbano en superficie. Bombardier Transportation fabricará en la planta de Trápaga (Vizcaya) los sistemas de propulsión de los nuevos trenes.

El fabricante de material rodante ferroviario suizo ha resultado adjudicatario del contrato público para la construcción de 15 unidades de tren UT 115 con las correspondientes piezas de parque y recambio, para dar servicio en líneas con estaciones de 80 metros de longitud, y equivalente a una unidad de tren de cuatro coches, de ancho de vía internacional (1,435 metros), para la circulación en la línea Barcelona-Vallés.

Según la adjudicación de FGC, el presupuesto de licitación ascendía a 128 millones sin IVA (154,8 con IVA incluido), y el importe final del contrato se ha fijado en 120.395.000 euros con IVA.

FGC adjudicó el contrato el pasado 22 de diciembre, con una duración de 3 años y medio, después del procedimiento abierto al que se presentaron el Consorcio Alstom-CAF, Patentes Talgo y Stadler, que ha ganado la licitación por ser la empresa que ha obtenido la mejor puntuación económica y técnica y cumplir los requisitos establecidos, según el texto de la adjudicación. Los nuevos convoyes permitirán absorber el crecimiento del número de viajeros anual motivado por las prolongaciones del servicio en Terrassa y Sabadell.

Stadler asegura que esta adjudicación supone “un gran impulso” para la compañía, para posicionarse como uno de los grandes fabricantes ferroviarios a nivel nacional. Según el presidente de Stadler Rail Valencia, Íñigo Parra, es “una noticia muy positiva” que un actor “tan relevante del sector ferroviario” como FGC haya adjudicado a la compañía el concurso.

“Este hecho nos refuerza como una de las grandes empresas ferroviarias de España, donde siempre nos hemos caracterizado por un fuerte compromiso con la calidad y por la innovación”, insiste Parra, quien ha destacado que espera sea “el primer paso de nuevos contratos venideros” para mantener a Stadler como “uno de los grandes referentes ferroviarios y de innovación industrial de la península”.

Propiedad del grupo suizo Stadler Rail AG desde enero de 2016, la factoría Albuixech Stadler Rail Valencia se dedica al diseño, fabricación y mantenimiento de vehículos ferroviarios. Stadler ofrece una amplia gama de productos: tranvías, trenes-tram, metros, trenes regionales y de cercanías, trenes interurbanos y de alta velocidad, coches de pasajeros y locomotoras tanto de línea como de maniobras incluyendo locomotoras duales y la locomotora diesel-eléctrica más potente de Europa. Stadler es, además, el líder mundial en fabricación de vehículos ferroviarios de cremallera. Con la compra de la empresa valenciana al grupo Vossloh a principios de 2016, Stadler ha entrado en el segmento de las locomotoras de línea y en los mercados de habla hispana.

CAF suministrará 12 unidades al metro de Argel

La empresa Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) construirá doce unidades de seis coches cada una para el metro de Argel (Argelia), avanza la compañía en una nota en la que también anuncia la ampliación de su contrato de suministro de tranvías a la ciudad de Estocolmo (Suecia). Según aclara el comunicado de Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), el importe conjunto de estos dos nuevos proyectos supera los 120 millones de euros.

Los convoyes con destino a Argel son trenes de última generación, pertenecientes a la plataforma de metros Inneo, diseñados y fabricados con la base de los trenes con los que recientemente CAF ha equipado a los metros de Roma (Italia) y Bucarest (Rumanía). La construcción de las unidades que se venderán a Argelia se ha iniciado recientemente, después de que el año pasado Metro de Argel eligiera a la firma vasca como suministradora de los nuevos vehículos.

Argel dispone de una línea de metro, inaugurada en el año 2011, que tiene una longitud de 13,5 kilómetros y consta de 13 estaciones, tras la reciente inauguración el pasado año de la extensión de cuatro kilómetros, desde Haï El Badr hasta el centro de El Harrach. Actualmente, se lleva a cabo otra ampliación de la red, con la construcción de nuevas extensiones de la línea 1, en la que operan catorce unidades creadas también por CAF en una operación anterior, y que transportan anualmente cerca de 16 millones de pasajeros.

Este contrato supone para CAF el tercer proyecto de suministro de material rodante en Argelia, después del ya citado para el metro de Argel, y el firmado con la sociedad de los ferrocarriles Argelinos SNTF, en 2005, para el suministro de 17 unidades diesel autopropulsadas destinadas al transporte regional de pasajeros.

CAF da a conocer, en la misma nota, la ampliación del proyecto de suministro de tranvías para Estocolmo suscrita con Storstockholms Lokaltrafik (SL AB), empresa responsable de la red de transportes de la capital sueca. El contrato abarca el suministro de ocho nuevas unidades, que se unirán a las 22 unidades fabricadas por CAF que ya circulan en la ciudad escandinava.

Dentro de su programa para desarrollar un modelo de transporte sostenible y ajustado a la demanda, Estocolmo adjudicó a finales de 2010 a CAF un contrato para el suministro de quince tranvías, que posteriormente fue ampliado con siete más. Se trata de unidades bidireccionales de piso bajo con lo que logran optimizar su accesibilidad, pertenecen a la plataforma URBOS y están formadas por tres coches que ofreciendo una capacidad estimada de 221 pasajeros. Al igual que los vehículos ya suministrados, están especialmente adaptados a las condiciones climatológicas extremas del país nórdico.

Según explica CAF en su comunicado, este contrato tiene una “gran importancia” para la empresa, ya que “demuestra la confianza del operador sueco, en un mercado exigente donde el transporte colectivo y el medio ambiente son factores clave“.

CAF fabricará 22 nuevos tranvías para Utrech

utrecht-urbos-caf-tram

La empresa guipuzcoana Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) fabricará 22 nuevos tranvías, tipo Urbos 100, para la provincia de Utrecht (Países Bajos), tras ampliar un contrato de suministro de 27 unidades firmado a principios de 2015 y actualmente en curso. Según concreta CAF en un comunicado, el nuevo contrato ha sido firmado por la representante del Ejecutivo Provincial de Utrecht Jacqueline Verbeek-Nijhof y por el director general comercial de CAF, Josu Esnaola.

Los nuevos tranvías, una versión más larga del Urbos 100 del contrato anterior suscrito para la línea Uithofline, sustituirán a los vehículos de más de 30 años que operan actualmente entre las ciudades de Utrecht, Nieuwegein e IJsselstein. Se estima que esta nueva serie de unidades posibilitará el incremento del número de pasajeros del tren ligero en 35.000 pasajeros al día en 2018, para alcanzar los 45.000 viajeros por jornada en 2020.

Las nuevas unidades constan de siete módulos, en lugar de los cinco del anterior y alcanzan una longitud de más de 41 metros. Salvo la diferencia de longitud, ambas versiones del Urbos 100 son idénticas y es posible acoplar los dos tipos de tranvías hasta llegar a una longitud total de 75 metros y una capacidad de casi 500 pasajeros, una circunstancia que lo convertirá en el tranvía urbano más largo de Europa.

Ambas versiones son “eficientes energéticamente”, utilizan frenado regenerativo e iluminación LED, y están preparadas para la instalación de un sistema de recuperación de energía que reduce el consumo y que le permite funcionar sin la catenaria aérea tradicional.

CAF destaca asimismo la “atractiva apariencia” de estos convoyes y su “alto nivel de confort”, ya que “los pasajeros disfrutarán de un interior transparente, facilidad de acceso, comodidad del control de temperatura y modernos sistemas de información”.

Recientemente, ha llegado a Utrecht el primer tranvía Urbos 100 fabricado por CAF, que se encuentra ya preparado para el inicio de las pruebas y se estima que estará operativo en la línea Uithofline en el verano de 2018. El segundo lote de la ampliación de 22 tranvías, tiene previsto el inicio de las operaciones en Utrecht, Nieuwegein y IJsselstein en 2020.

CAF destaca la importancia del mercado europeo para la empresa que, entre otros proyectos, trabaja actualmente en el suministro de tranvías para las ciudades de Friburgo, Cagliari, St. Etienne, Luxemburgo y Amsterdam, además de distintas unidades de metro para Bruselas, Estambul y Helsinki, así como trenes de cercanías y regionales para el Reino Unido y Holanda, y trenes de alta velocidad para Noruega.

CAF construye 10 unidades de metro para México

caf-metro-linea-doce

La empresa guipuzcoana CAF se ha adjudicado el contrato para la construcción de diez trenes de rodadura neumática para la línea 1 del Metro de Ciudad de México por un valor de 164 millones de euros. El contrato, que prevé la entrega de las primeras unidades para el primer semestre del año 2018, se engloba dentro del proyecto de renovación de convoyes e infraestructura que lleva a cabo el metro de la capital mexicana.

Con este acuerdo CAF se “consolida en el mercado mexicano como el principal proveedor de trenes de esta ciudad”, asegura la compañía en un comunicado. La empresa guipuzcoana desarrolla proyectos en el país americano desde 2002 y ha suministrado desde entonces un gran número para las diferentes líneas de metro de la capital.

En 2009 CAF resultó adjudicataria de un Contrato de Prestación de Servicios con esa infraestructura, con una duración de 15 años, y que incluía el arrendamiento de 30 unidades para el Metro así como el mantenimiento integral de los convoyes durante ese periodo. A esto se suma el suministro y explotación desde 2008, en régimen de concesión por un periodo de 50 años, del transporte ferroviario de pasajeros en la línea del suburbano Buenavista-Cuautitlán, en Ciudad de México, así como el del ferrocarril interurbano que unirá esta urbe con Toluca y que abarca el suministro de 30 unidades eléctricas.

El metro de la Ciudad de México cuenta con 12 líneas, cada una con un número o letra y color distintivo. El parque de vehículos está formado por trenes de rodadura neumática en diez líneas, y trenes férreos en las líneas A y 12. La longitud total de la red es de 225,9 km, con 195 estaciones. El metro está construido de forma subterránea (115 estaciones), superficial (55 estaciones) y viaducto elevado (25 estaciones). 184 estaciones se encuentran en la Ciudad de México y 11 en el Estado de México.

Su operación y explotación está a cargo del organismo público descentralizado denominado Sistema de Transporte Colectivo (STC), y su construcción está a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal.

CAF muestra en Luxemburgo la maqueta del nuevo tranvía que funcionará en la ciudad en 2017

maqueta-caf-tranvia-urbos-luxemburgo

CAF expone en Luxemburgo cómo será el tranvía de la ciudad. Este lunes presentó la maqueta a escala real del nuevo vehículo que discurrirá por la ciudad en 2017. La factoría de Beasain se adjudicó el pasado 18 de mayo el contrato para el suministro de 21 unidades por un importe aproximado de 83 millones de euros. La entrega del primer tranvía está prevista para comienzos de 2017, fecha en la que se iniciarán las primeras pruebas y la marcha en blanco anterior a la puesta en servicio comercial del primer tramo que está programada para el segundo semestre de 2017.

La maqueta colocada este lunes, que estará abierta al público hasta el 31 de enero, está situada en un punto de la plataforma por la que circulará el transporte en la avenida Kennedy y cuya construcción y equipamiento comenzará en 2016, junto con la fabricación en serie de los vehículos. Este prototipo permitirá a los equipos del operador Luxtram precisar aspectos técnicos y de diseño interior, como la accesibilidad, la distribución del equipamiento técnico y los asientos o la ergonomía del puesto de conducción.

El modelo está construido en madera y reforzado por une estructura portante metálica; pesa once toneladas. Tiene una longitud de quince metros, un tercio de la longitud que tendrán las composiciones completas, una altura de 3,60 metros y una anchura de 2,65.

El contrato adjudicado a CAF por un importe de 83 millones de euros incluye el suministro de 21 vehículos del modelo Urbos con una capacidad máxima de 450 viajeros y con un diseño específico para su integración en el entorno urbano y la preservación de la arquitectura histórica y contemporánea de la ciudad. En la zona de Kirchberg, el tranvía circulará con vías embebidas en una plataforma cubierta de césped, y en la zona central de la ciudad sin catenaria, gracias a equipos de almacenamiento de energía por supercondensadores.

El Consejo de Administración de Luxtram elegió a CAF como suministrador de los nuevos tranvías para la ciudad de Luxemburgo, por un importe aproximado de 83 millones de euros. Se trata de un proyecto, cuya licitación se inició a finales del 2014, que incluye la supresión del sistema de toma aérea de energía entre el Puente Rojo y la estación central de Luxemburgo. Una vez finalizado el proceso de análisis de las ofertas recibidas, CAF obtuvo una mayor puntuación técnica y propuso la oferta económica más ventajosa.

Los primeros tramos de vía se colocarán en el primer trimestre de 2016, y la entrega del primer tren está prevista para principios de 2017, con el fin de garantizar la operación comercial de la primera parte de la línea entre Luxexpo y el Puente Rojo en el segundo semestre de 2017.

La fábrica vasca ha suministrado unos 230 tranvías en ciudades europeas como Estocolmo, Birmingham, Nantes o Besançon, y en la australiana de Sydney, entre otras.

‘Mercè Sala’ y ‘Elvira Ferreras’ nuevos trenes con nombre de mujer para la línea L7 de FGC

primeras-unidades-114-fgc

‘Mercè Sala’ y ‘Elvira Ferreras’ son las primeras. Las seguirán ‘Caterina Albert’, ‘Clementina Arderiu’ y ‘Carme Serrallonga’. Cinco nombres de mujer para otras tantas unidades de la línea L7 de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) que ayer estrenaba las dos primeras de la serie 114 suministradas por Alstom-CAF. Los nuevos trenes incorporan los últimos avances tecnológicos y mejoran las condiciones de confort para los usuarios.

Además de perder un coche, la serie estrenada ayer es fruto de una reforma del pedido original de la serie 113, para adecuarla al servicio, más tipo metro, de la L7, de la red del Vallés, donde las originales ramas de cuatro coches no podían operar. Aunque fue en abril del año pasado cuando los primeros trenes de la serie 113 de FGC comenzaron a probarse en la red de ancho estándar del operador autonómico, empezaron a circular comercialmente en enero.

FGC reconsideró el pedido inicial de veinticuatro trenes, pidiendo que cinco de ellos se redefinieran para su servicio en el ramal del Tibidabo (la L7), donde la longitud de los andenes de las estaciones Gracia y Avinguda Tibidabo es más corta que los del resto de la red, por lo cual los 113 de cuatro coches no podrían operar.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, y el presidente de FGC, Enric Tió, han participado en el bautismo de estas dos primeras unidades, en un acto que se ha celebrado en las estaciones de plaza Catalunya y Avinguda Tibidabo. Las dos nuevas unidades han sido bautizadas con el nombre de la economista, política y experta en el sector del transporte público Mercè Sala, y de la escritora y cronista del Putxet Elvira Farreras. Las otras, que entrarán en servicio en breve, llevarán el nombre de la escritora Caterina Albert, la poetisa Clementina Arderiu y la pedagoga y traductora Carme Serrallonga.

Las dos primeras unidades de los nuevos trenes de la serie 114, de las cinco adquiridas al consorcio Alstom-CAF, comenzaron a operarar comercialemnte ayer y las otras tres se irán incorporando al servicio en las próximas semanas, cuando finalice el periodo de pruebas.

La L7 entró en servicio el 1 de enero de 1954, y por ella han circulado los automotores eléctricos de la serie 600, las unidades de tren de la serie 111, a partir de 1983, y ahora circularán las nuevas unidades de la serie 114.

Una jueza de Palma investiga la compra de varias unidades para Servicios Ferroviarios de Mallorca

unidades-sfm-palma-marrat

El gerente de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), José Ramón Orta, prestará declaración este lunes ante la jueza de Instrucción número 5 de Palma, Ana San José, en calidad de denunciante de supuestas irregularidades en una compra de trenes durante la pasada legislatura 2007-2011. En esta causa se investiga la adquisición de varias unidades de tren eléctrico sin concurso público y mediante contrato por dependencia técnica.

La declaración de José Ramón Orta tendrá lugar a partir de las 11.30 horas, a petición de la fiscal Anticorrupción Ana Lamas, después de que el pasado 3 de diciembre se suspendiera la declaración de cuatro responsables de Movilidad y de SFM de la pasada legislatura imputados en esta causa, que presentaron un informe jurídico que avalaba la adquisición.

Entre los cuatro imputados cuya declaración se anuló temporalmente figura el ex director general de Movilidad y actual portavoz de MÉS en Palma, Antoni Verger, quien aseguró que “parece que quien tendrá que dar explicaciones a partir de ahora será José Ramón Orta”, por no haber incluido en su denuncia el informe jurídico. Verger defiende que la compra fue “una operación impecable desde un punto de vista técnico, jurídico y económico” y que la denuncia se presentó “simplemente para atacar y denigrar a adversarios políticos”.

El informe del 25 de julio de 2008, firmado por el jefe de los servicios jurídicos y de contratación de SFM, José Antonio Casado, avaló una opción de compra suscrita por el Govern en 2005 para adquirir 6 unidades de tren, al no encontrar inconveniente legal, así como la idoneidad de que el resto de los coches necesarios para ampliar el parque ferroviario se adquiriesen mediante “un procedimiento negociado sin publicidad por dependencia técnica”. Según el informe, la compra encaja en el artículo 59 de la Ley sobre procedimientos de contratación en los sectores del agua, la energía, los transportes y las telecomunicaciones (SCSE).

El consejo de administración de SFM acordó el 31 de julio de 2008 la compra por 54 millones de varias unidades de tren para la línea Palma-Inca que llegaron a Mallorca a partir de 2011, basándose en dicho informe. Los vehículos eran los que iban a cubrir las líneas de ferrocarril una vez se completara la electrificación hasta Sa Pobla y Manacor, pero ésta finalmente no se llevó a cabo, de manera que ahora se utilizan en la parte de la línea que sí está electrificada, entre Palma e Inca.

CAF consolida su posición en Francia con un nuevo contrato para suministrar 16 tranvías a Saint Etienne

tranvia-urbos-caf-saint-etinne

Cuarto contrato en Francia para el fabricante guipuzcoano. CAF se ha adjudicado el suministro de un pedido de 16 tranvías para la ciudad francesa de Saint Etienne por un importe de 42 millones de euros. Con este pedido, la compañía refuerza su posición en el mercado ferroviario europeo, tras firmar la pasada semana en Holanda su mayor contrato de suministro en el continente, y potencia su negocio en Francia.

El proyecto logrado ahora consiste en suministrar 16 tranvías para la capital del departamento francés del Loira. Se trata de vehículos Urbos bidireccionales, de piso bajo y de 33 metros de longitud cada uno, repartida en cinco módulos.

La compañía adaptará a las características de la red de tranvía de esta ciudad gala e incorporará equipos de “última generación”. Son vehículos de vía métrica y ancho de caja de 2,15 metros. Las nuevas unidades presentan novedades frente a las que operan actualmente, ya que son bidireccionales y disponen de puertas en los extremos, lo cual les proporciona una mayor flexibilidad operativa.

CAF debe entregar en la primavera de 2016 las primeras unidades de este pedido, que se suma a los recientemente logrados por la empresa en este país, entre los que figuran el suministro de tranvías para las ciudades de Nantes y Besaçon, o el contrato de rehabilitación de trenes del metro de Lyon.

¿Peligran las cocheras del metro de Cuatro Caminos?

cocheras-reina-victoria--ernesto-agudo

Otra construcción civil en peligro. Las cocheras del metro de Reina Victoria, las primeras construidas en España, pueden tener los días contados. El Ayuntamiento de Madrid tiene ambiciosos planes para la zona. El Plan Especial de Urbanismo prevé el soterramiento de las vías lo que permitiría la construcción de viviendas y zonas verdes. El Consistorio pretende dar luz verde a un proyecto que «ni respeta ni integra» las históricas cocheras de la avenida de la Reina Victoria, en la glorieta de Cuatro Caminos.

La voz de alerta corresponde a la Sociedad de Amigos del Metro y los Tranvías Históricos de Madrid (Sametrahm). Sus integrantes advierten del peligro de desaparición de las históricas cocheras de metro de Reina Victoria, inauguradas en 1919, después de que Metro «haya formalizado su pretensión de vender los terrenos para la construcción de viviendas» Y eso que «a menos de 200 metros hay un inmenso parque cerrado desde hace una década», explican los asociados.

La asociación ha reclamado hasta en cuatro ocasiones a la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid la declaración del edificio y su entorno como Bien de Interés Cultural (BIC), sin que hasta la fecha haya obtenido ninguna respuesta de este organismo. La última petición fue cursada en diciembre de 2012, asegura Alberto Corral, presidente de Sametrahm, que se teme lo peor.

Las cocheras del Metro en Cuatro Caminos fueron inauguradas el 17 de octubre de 1919, fecha de la apertura del servicio del Metro de Madrid por el rey Alfonso XIII. Destinadas a dar albergue, mantenimiento y reparación de los 21 coches que en sus comienzos prestaban servicio en el Metro de Madrid, contaban además con una nave de talleres y un almacén de maquinaria y recambios. Las instalaciones son uno de los más brillantes ejemplos de arquitectura industrial ferroviaria del primer tercio del siglo XX, en opinión de Sametrahm, y deben su diseño al arquitecto Antonio Palacios (autor del Palacio de Cibeles –antigua Palacio de Comunicaciones– o el Círculo de Bellas Artes) y al ingeniero Miguel de Otamendi, cofundador del metro madrileño. Las históricas cocheras fueron ampliadas tras la Guerra Civil hasta ocupar los actuales 35.000 metros cuadrados que Metro de Madrid quiere enajenar.

La Sociedad de Amigos del Metro pretende que el Ayuntamiento modifique el Plan Especial para, sin reducir el espacio destinado a viviendas, se puedan preservar las históricas cocheras que la entidad, asimismo, plantea sean la sede del Museo del Metro Histórico de Madrid. «Las cocheras de Reina Victoria serían el lugar idóneo para acoger el museo; un recinto céntrico y espacioso donde albergar y exponer la treintena de vagones históricos que Metro de Madrid aún preserva», argumenta Corral. La entidad ha recogido hasta ahora más de mil firmas de ciudadanos para que las instituciones preserven las cocheras y en apoyo de su proyecto.

No son las únicas instalaciones de Metro Madrid que se encuentran en vías de desaparición. La Comunidad de Madrid y la empresa pública Metro planifican desde hace meses una operación urbanística para enterrar los antiguos depósitos de las unidades en el entorno de Plaza Castilla (en el barrio de Ventilla, en Tetuán), las citadas de Cuatro Caminos (en el distrito de Chamberí), en Ventas (distrito de Salamanca) y en la calle Cavanilles (Pacífico, distrito de Retiro). Los terrenos liberados se destinarían a la construcción de viviendas, centros comerciales, zonas verdes y equipamientos públicos, según contaba semanas atrás 20 minutos. La Consejería de Transportes espera finalizar la operación en 2017, aunque todo el plan depende de la disponibilidad de capital privado.

El objetivo de la opreación pasa por sanear las cuentas de la compañía pública mediante ingresos inmobiliarios. Toda la operación se pretende financiar sin invertir un solo euro de capital público. La Comunidad quería sacar a licitación cada uno de los cuatro proyectos antes de que acabe 2014. La venta de los terrenos permitiría a Metro ingresar 40 millones de euros en el momento de la operación y otros 120 cuando concluya el proceso.

(Imagen Ernesto Agudo)