Archivo de la etiqueta: mujer

Imágenes de la mujer en el ferrocarril

La incorporación de la mujer al mundo ferroviario muestra el avance y compromiso adquirido en un sector productivo que tradicionalmente ha mantenido una presencia femenina muy reducida. El ferrocarril se ha considerado un ámbito de trabajo masculino y la aportación de las mujeres ha pasado más que desapercibida.

De cara al próximo día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Museo del Ferrocarril de Catalunya se propone desarrollar un proyecto con el objetivo de reflexionar sobre la presencia de la mujer en el ferrocarril y aportar un punto de vista de género en la narrativa del centro. Para ello se han propuesto buscar todo tipo de fotografías que evidencien la tarea profesional, remunerada o no, de las mujeres al ferrocarril desde sus inicios. Se muestras interesados en adquirir tanto las imágenes antiguas como las actuales, en papel o en formato digital.

Desde el Museo se hará difusión de las imágenes a través de las redes sociales, y para conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora del año 2019, se hará una exposición digital o en papel de una muestra que será el resultado de la selección que se llevará a cabo sobre todas las imágenes recibidas. Si os interesa participar en esta iniciativa podéis enviar las imágenes al correo electrónico: comunicacio@museudelferrocarril.org

Que el sector ferroviario se haya construido como una profesión masculina es un fenómeno internacional. Según los historiadoras Shirley Burman (1993, 1994, 1997, 2009) y Helena Wojtczak (2005), sus trabajos desvelan la interesada invisibilización de la contribución de las mujeres al sector ferroviario, americano y británico, respectivamente.La historia de dominio masculino en el sector viene siendo denunciada, también, desde distintas asociaciones como la American Railroad Women, la League of Railway Industry Women, los escasos boletines ferroviarios de la International Transport Worker’s Federation.

Con anterioridad a la nacionalización del sector en España, la participación de las mujeres en el empleo se limitó a incorporar viudas e hijas de agentes ferroviarios fallecidos o inválidos en el ejercicio de su actividad, siempre que no hubiera varones en el núcleo familiar. Posteriormente, desde la constitución de Renfe (1941) hay documentos que confirman la tesis de que la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo nunca ha superado el diez por ciento de volumen total de las personas trabajadoras.

La Constitución de 1978 inauguró un nuevo marco legislativo en el que, en virtud del artículo 14, no pudiera permanecer discriminación alguna por nacimiento, raza, sexo, religión u opinión. Este principio jurídico y derecho fundamental obligó a Renfe a garantizar en su primer Convenio Colectivo (1978) que cualquier puesto de trabajo pudiera ser cubierto, indistintamente, por personal masculino o femenino. Lo que conllevaría que en las convocatorias, externas e internas, no se podría impedir a las mujeres concurrir a los procesos de selección.

Sin embargo, la primera promoción de mujeres maquinistas llegaría en 1980 cuando el acceso al cuerpo dejó de ser exclusivamente militar. En la actualidad, la cuota femenina adscritas al personal de conducción es muy inferior a la masculina. Suman 171 mujeres frente a 5207 hombres. Según asegura la operadora, quiere que una cuarta parte (el 25%) de su plantilla de maquinistas de tren sean mujeres en el horizonte de diez años.

La iniciativa se enmarca en el Plan de Feminización que aborda Renfe con el fin último de tener una plantilla totalmente paritaria en dicho plazo de diez años. Además la operadora prevé elevar al 50% la representación del 13% que actualmente tienen las mujeres entre el total de 14.435 trabajadores de la empresa. La compañía pretende “reducir la brecha de representación femenina en su plantilla”, que considera “tradicionalmente masculina”, en línea con la de otros operadores ferroviarios internaciones y grupos de transporte.

Por eso, esta idea del Museo del Ferrocarril de Catalunya (bajo el proyecto #MUJERESdetren) pretende hacer visible el cambio que se ha producido en el mundo ferroviario donde la mujer deja ya los papeles secundarios en casi todos los ámbitos de este sector. Súmate a esta iniciativa y manda tus imágenes a comunicacio@museudelferrocarril.org

Anuncios

El Museo del Ferrocarril se suma a La Noche de los Teatros con la obra infantil ‘El tren de los sueños’

El Museo del Ferrocarril se suma este sábado a la celebración de La Noche de los Teatros con la puesta en escena de la obra ‘El tren de los sueños’, una función destinada al público infantil y cuya entrada tendrá un precio especial de 1 euro. Ambientada en una estación de tren, la obra narra la historia de Jimena, una profesora de música que necesita un tren para viajar con su música y Pablo, un jefe de estación que se ofrece para ayudarla, según explica el museo.

La función corre a cargo del ‘Teatro del Ferrocarril’, una compañía estable del Museo de Delicias de Madrid, dirigida por el dramaturgo y director de escena Víctor Contreras, que desarrolla desde 1997 una ininterrumpida programación de teatro escolar y familiar que se ha convertido en un referente en la cartelera madrileña con más de 60 montajes.

La Noche de los Teatros es una iniciativa de la Comunidad de Madrid que este año cumple su décima edición y que tiene como objetivo impulsar las artes escénicas de la región. En esta ocasión, la temática girará en torno a la mujer y a su destacado papel en el mundo de las artes escénicas, como actrices, directoras, dramaturga. Las obras tratarán cuestiones como la superación personal, el aprendizaje o la emancipación, vistas desde un punto de vista femenino.

En la programación tienen cabida tanto las piezas dramáticas como las de comedia y el epicentro de la velada se situará en la Real Casa de Correos Sol. Allí encontraremos nombres como los de la bailarina Aída Gómez –que protagonizará el solo de danza ‘Esencia’, junto a cuatro músicas a las 21.00 horas–, la actriz Irene Escolar –a quien podremos ver con ‘Leyendo a Lorca’ a las 21.30–, Antonia San Juan –con su obra ‘Mi Lucha’, el tercer montaje unipersonal de la actriz, en el que trata temas como la soledad, el amor, la enfermedad o la muerte; a las 22.30– o la Maga Amélie –que abrirá la jornada a las 18:30h con un espectáculo divertido, fresco y participativo, justo después del pregón, escrito por la dramaturga Lola Blasco y leído por la actriz Susi Sánchez–.

Laila Ripoll y Magda Labarda dirigirán la obra ‘Cáscaras Vacías’, sobre la llamada ‘Operación T4’, el programa de eutanasia que los nazis pusieron en marcha para eliminar a personas con alguna discapacidad (20.30 horas); Carlota Ferrer se pone al frente de ‘Material frágil’, una pieza basada en el Don Juan de Zorrilla, cuando se cumplen 200 años de su nacimiento (23.00); y Ana Zamora narra en ‘Penal de Ocaña’ la historia de su abuela, que se enroló como enfermera tras el estallido de la Guerra Civil (23.30).

Además, habrá lecturas dramatizadas a cargo de alumnas de la Resad en la Casa Museo de Lope de Vega, un ciclo de conferencias titulado ‘Mujeres en las artes’ –en el que participarán especialistas como la académica Estrella de Diego, la catedrática Beatriz Blasco Esquivias o la actriz, dramaturga y directora Natalia Menéndez– y animación a cargo de la compañía Alehop en la Plaza de Pontejos y dentro de los coches de metro de la línea 3. Todos los teatros de la Comunidad continuarán con sus representaciones y, algunos de ellos, contarán con piezas especiales durante esta jornada.

‘Mercè Sala’ y ‘Elvira Ferreras’ nuevos trenes con nombre de mujer para la línea L7 de FGC

primeras-unidades-114-fgc

‘Mercè Sala’ y ‘Elvira Ferreras’ son las primeras. Las seguirán ‘Caterina Albert’, ‘Clementina Arderiu’ y ‘Carme Serrallonga’. Cinco nombres de mujer para otras tantas unidades de la línea L7 de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) que ayer estrenaba las dos primeras de la serie 114 suministradas por Alstom-CAF. Los nuevos trenes incorporan los últimos avances tecnológicos y mejoran las condiciones de confort para los usuarios.

Además de perder un coche, la serie estrenada ayer es fruto de una reforma del pedido original de la serie 113, para adecuarla al servicio, más tipo metro, de la L7, de la red del Vallés, donde las originales ramas de cuatro coches no podían operar. Aunque fue en abril del año pasado cuando los primeros trenes de la serie 113 de FGC comenzaron a probarse en la red de ancho estándar del operador autonómico, empezaron a circular comercialmente en enero.

FGC reconsideró el pedido inicial de veinticuatro trenes, pidiendo que cinco de ellos se redefinieran para su servicio en el ramal del Tibidabo (la L7), donde la longitud de los andenes de las estaciones Gracia y Avinguda Tibidabo es más corta que los del resto de la red, por lo cual los 113 de cuatro coches no podrían operar.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, y el presidente de FGC, Enric Tió, han participado en el bautismo de estas dos primeras unidades, en un acto que se ha celebrado en las estaciones de plaza Catalunya y Avinguda Tibidabo. Las dos nuevas unidades han sido bautizadas con el nombre de la economista, política y experta en el sector del transporte público Mercè Sala, y de la escritora y cronista del Putxet Elvira Farreras. Las otras, que entrarán en servicio en breve, llevarán el nombre de la escritora Caterina Albert, la poetisa Clementina Arderiu y la pedagoga y traductora Carme Serrallonga.

Las dos primeras unidades de los nuevos trenes de la serie 114, de las cinco adquiridas al consorcio Alstom-CAF, comenzaron a operarar comercialemnte ayer y las otras tres se irán incorporando al servicio en las próximas semanas, cuando finalice el periodo de pruebas.

La L7 entró en servicio el 1 de enero de 1954, y por ella han circulado los automotores eléctricos de la serie 600, las unidades de tren de la serie 111, a partir de 1983, y ahora circularán las nuevas unidades de la serie 114.

El tren celebra el día de la mujer

El tren también vive el “Día Internacional de la Mujer” con múltiples iniciativas. Una de las más notables que se celebran estos días es la exposición “Mujeres, Por Muchas Razones” del fotógrafo valenciano Mingo Ruiz que, precisamente, elige el tren como soporte fundamental de la muestra. La exposición pretende reflexionar sobre los derechos de las mujeres en los países en vías de desarrollo. Las cincuenta imágenes, tanto con color como en blanco y negro, que conforman esta muestra  han sido captadas por el ojo de Mingo Ruiz en Sudamérica y Africa, fundamentalmente. La cámara del fotógrafo valenciano capta con certera precisión la situación de la mujer en esos países, muestra el trabajo, la maternidad y el transcurrir de la vida de esa parte tan importante de la población.

Las fotografías se exponen en el interior de los trenes de cercanías que unen Murcia y Alicante desde hoy hasta el próximo 14 de marzo. Esta acción forma parte del compromiso de Renfe, con la cultura dentro de su estrategia de Responsabilidad Social, que responde fielmente al lema al lema de la operadora ‘ Un tren de valores’. Las imágenes son sobre todo primeros planos “perspectivas personales de mujeres trabajando en diferentes países del tercer mundo que conforman este viaje por la historia diaria de sus mujeres “, tal y como rezan los carteles alusivos de la muestra. Las imágenes con un formato de 30×40, 50 X 70, 60×60, 90 x 45 están siituadas en puntos estratégicos del interior de los coches, donde se busca la interacción y la complicidad con los pasajeros.

‘Un tren de valores’ es el lema que define el alma empresarial de Renfe, y en que se resume y se da significado al firme compromiso de la operadora con su entorno, con la sociedad y con la cultura. “Es un proyecto concebido con la voluntad de crear una sociedad sostenible que lucha por la mejora de nuestro entorno y que vive con pasión la cultura entendida como una posibilidad de crecer”, aseguran responsables de la compañía.

La primera mujer maquinista

pilarcareagaNo eran tiempos para el feminismo y, sin embargo, nadie se escandalizó. Por primera vez, una mujer manejaba una máquina de tren. Estamos en 1929. Pilar Careaga y Basabe realizaba sus prácticas de ingeniería industrial en el ferrocarril. Y no dudó en ponerse el mono de trabajo y conducir una 4.700 de la compañía Norte (Renfe se funda en 1941, acabada la Guerra Civil y unificando las distintas línea que daban servicio en España: Norte, MZA, Oeste entre las más importantes). Desde la estación Norte de Madrid a la estación del mismo nombre en Bilbao. Toda una hazaña para la época. En febrero se cumplirán 80 años de aquel hecho insólito para la España de aquel periodo.

Ahora quizá nos parezca una tontería, pero que una mujer se subiera a una locomotora en la década  de los 20 y en España…Y así lo trataron las publicaciones de la época. La revista ‘Estampa’ se hizo eco del aquel viaje con un amplio reportaje gráfico: Uno de los reporteros de la publicación (cuyo propietario era ¿casualmente? el ingeniero   Luis Montiel Balanzat) acompañó a la joven ingeniera (tenía veinte años) en su locomotora de vapor para relatar las impresiones de aquel curioso viaje. En el artículo se reflejaban no solo los sentimientos de Pilar Careaga, sino las impresiones que su presencia en aquel mastodonte de vapor causaba en viajeros y los curiosos de estación.

Pilar Careaga fue la primera ingeniera española (consiguió el título con 21 años). De hecho “la promoción de Pilar” fue la referencia para todos los compañeros que se graduaron aquel mismo año con ella. No ejerció nunca la profesión porque desde que terminó los estudios se dedicó a la política. También fue (mucho años después) la primera alcaldesa (y única) de Bilbao. Pero de eso, mejor no hablamos.