Archivo de la etiqueta: Alemania

Alstom y Bombardier con sendos contratos en Alemania

La empresa francesa Alstom construirá 14 trenes de pila de combustible propulsados por hidrógeno “Coradia iLint” para el estado federado alemán de Baja Sajonia, que circularán a partir de diciembre de 2021. La canadiense Bombardier suministrará a Abellio, compañía gestora de servicios de transporte público en Alemania, un total 26 trenes eléctricos de tres coches y 22 trenes eléctricos de cinco vehículos para el transporte regional de pasajeros en Neckartal (Stuttgart).

Los trenes de Alstom sustituirán a las actuales unidades diésel que prestan servicio en ese estado; la firma francesa se encargará también de su mantenimiento durante 30 años, mientras el grupo gasístico alemán Linde será el responsable de suministrar el hidrógeno. Los primeros prototipos del tren ya se están fabricando en la planta de la localidad alemana de Salzgitter y en la primavera de 2016 comenzarán a circular las primeras unidades en la red de cercanías.

Según la empresa, el tren con pila de combustible ‘Coradia iLint’ es una alternativa ecológica y económica a la propulsión mediante diésel tradicional. En varios países europeos todavía circulan muchos trenes diésel y en Alemania más de 4.000. Alstom señala que el hidrógeno cumple con todos los requisitos para el ferrocarril y que se trata de una tecnología madura y con un precio que hace que su funcionamiento resulte económico.

Las pilas de combustible alimentadas con hidrógeno son la fuente de energía primaria para propulsar el tren por una unidad de tracción eléctrica.La mezcla del hidrógeno con el oxígeno del aire exterior proporciona electricidad en un proceso que solo emite vapor de agua y agua condensada sin generar gases ni partículas contaminantes. Las baterías de ion de litio almacenan la energía que no se utiliza inmediatamente para un suministro posterior, con lo que se gestiona mejor el consumo de combustible.

Las prestaciones del ‘Coradia iLint’, el primer tren del mercado que se alimenta con pila de combustible, serán equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima, autonomía y capacidad, asegura la empresa.

Por su parte, los 48 vehículos, del modelo Talent 2 de Bombardier, empezarán a entrar gradualmente en servicio de pasajeros a partir de 2019 y para junio de 2020 se espera haber completado la entrega del pedido en su totalidad. Alemania cuenta ya con 400 trenes Talent 2 de Bombardier, el principal modelo que articula el transporte regional en el país, utilizado tanto por empresas privadas como por la Deutsche Bahn, el sistema de transporte público alemán.

Según el fabricante canadiense, los modelos Talent cuentan con una versión eléctrica capaz de operar con baterías, que supone una alternativa ecológica en los trenes diésel que circulan en las líneas no electrificadas y permite reducir la contaminación acústica y las emisiones. La compañía destacó el “carácter versátil” de sus trenes, “capaces de adaptarse a las necesidades de los diferentes corredores ferroviarios”, cualidad que señaló como “uno de los motivos por los que la ingeniería de Bombardier está presente en el 50% del mercado global del transporte de mercancías”.

“Los trenes regionales de la plataforma Talent no solo ofrecen una mayor seguridad, sino que también constituyen una solución de movilidad respetuosa con el medio ambiente”, dice el responsable de la división Locomotoras y Vehículos de Tren Ligero de Bombarder Transportation y responsable de la compañía en Alemania, Michael Fohrer.

Anuncios

CAF fabricará 9 tranvías para la alemana ZVS

friburgo-tranvia-caf

La empresa guipuzcoana Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) se ha adjudicado un contrato de suministro de nueve unidades de vehículos ligeros de tres coches, y su mantenimiento por 19 años, para Zweckverband Schönbuchbahn (ZVS), la autoridad de transporte público de Alemania, por un importe de 51,3 millones. Este último contrato logrado en alemania incluye además la opción de 19 trenes adicionales. El contrato base para el suministro de estos trenes de última generación, equipados con “tecnología de vanguardia”, asciende a 51,3 millones de euros y se prevé su entrega y puesta en servicio para el año 2020.

Las nuevas unidades eléctricas de esta adjudicación operarán en la red de ZVS, entre Böblingen-Holzgerlingen-Dettenhausen, y sustituirán a las de tipo diesel, dentro del proceso de extensión y electrificación que lleva a cabo la compañía ferroviaria alemana. Cada una de las nueve unidades que fabricará CAF estará compuesta por tres coches, que irán dotados con los sistemas de aireación y accesibilidad que ofrece la marca vasca.

Éste es el segundo proyecto de CAF en Alemania, donde recientemente ha suministro 12 tranvías para la ciudad de Friburgo. La fabricación de las nuevas unidades amplía la cartera de pedidos de la firma guipuzcoana, donde aún escuece el varapalo que supuso no adjudicarse el contrato para suministrar a Renfe el nuevo parque de Alta Velocidad. La compañía con sede en Beasain confía en que alguna operadora fije sus ojos sobre el Oaris, el tren vasco de Alta velocidad. Hasta el momento, solo Noruega ha reclamado este nuevo tren para cubrir el servicio entre Oslo y su aeropuerto.

El pasado mes de noviembre, la Compañía de Transportes de Flandes (Bélgica), De Lijn, seleccionó a CAF para el suministro de aproximadamente 146 nuevos tranvías para las provincias del este y oeste de Flandes, así como para la ciudad de Amberes, que serán suministrados en siete lotes de forma consecutiva. Este proyecto representa su consolidación en el mercado ferroviario de Benelux, y en particular en el mercado belga de material rodante.

Además de este nuevo contrato, la compañía ha informado de que acaba de ampliar los que está desarrollando en Chile y Colombia. En concreto, el Metro de Santiago de Chile tiene previsto adjudicarle la fabricación de 4 unidades más dentro del contrato que tienen en vigor, firmado a finales de 2013, por un importe de 160 millones de euros y 37 unidades, de las que CAF ya ha entregado 20.

Asimismo ha acordado proveer al Metro de Medellín de dos unidades adicionales a las 20 que contempla el contrato en curso. Según CAF, el contrato con los alemanes, unido a las ampliaciones de los firmados con chilenos y colombianos, supera los 110 millones de euros.

Coches para mujeres en los trenes alemanes

Osaka-0002

Alemania también incluye en sus ferrocarriles coches de tren solo para mujeres. Mitteldeutsche Regiobahn implantó la semana pasada dos compartimentos reservados solo para mujeres y niños en los trenes que operan entre las ciudades de Leipzig y Chemnitz, en Sajonia. “Algunas mujeres querían tener un poco más de seguridad”, explica un portavoz de la compañía, quien añade que los compartimentos están a mitad del tren, cerca del vehículo donde va el conductor. Este es el primer país europeo que establece ua medidad como ésta, muy habitual en otros asiáticos, sobre todo.

La compañía ferroviaria alemana que ha introducido compartimentos solo para mujeres en una de sus líneas asegura que la medida no tienen nada que ver con las reclamaciones feministas y las desvincula de las agresiones sexuales ocurridas la pasada Nochevieja en la ciudad de Colonia. El portavoz de la Mitteldeutsche Regiobahn sostiene que algunas de sus clientas solicitaban compartimentos especiales en diciembre, antes de Nochevieja; la ola de ataques en Colonia y en otras ciudades europeas se produjo durante las fiestas navideñas. Las mismas fuentes destacan que los compartimentos solo se han introducido en una línea que no contaba con coches abiertos, en los que todos los pasajeros se sientan juntos.

Otras ciudades ya utilizan compartimentos femeninos en trenes, autobuses y taxis como medida para reducir el acoso sexual a las mujeres. La ciudad de Tokio fue una de las primeras en introducir esta propuesta, en el año 2000, y México, Yakarta y otras regiones han llevado a cabo proyectos similares para mejorar la seguridad de las pasajeras. Según un sondeo realizado por Thomson Reuters Foundation en 2014, en más de 15 ciudades de todo el mundo el 70% de las mujeres se sienten más seguras en vehículos reservados solo para mujeres. Sin embargo, los expertos han cuestionado la eficacia de la medida, que, según ellos, es una solución a corto plazo y no una manera de frenar el acoso a las mujeres.

Los ferrocarriles de Japón, India, Malasia, Indonesia, México -hay algún otro país más- poseen un coche “solo para mujeres” en sus trenes para evitar así que algunos pasajeros aprovechen para manosearlas y el acoso de parte de los hombres al formarse grandes concentraciones. No deja de ser un problema internacional, que algunas compañías ferroviarias, como las japonesas de trenes, intentan frenar de manera efectiva de detener con la puesta en servicio, no ya de un coche exclusivo para mujeres, sino un tren solo para ellas y coches en el metro.

El transporte de Tokio está saturado; durante las horas pico, algunos hombres prefieren hablar sucio a las mujeres y buscan tocarlas. Este tipo de abuso sexual o ‘chikan’ como la llaman los japoneses, se ha reducido drásticamente con los vehículos sólo para mujeres.

Los primeros trenes con coches reservados exclusivamente para las mujeres empezaron a circular en Indonesia hace unos meses para poner fin al acoso sexual en el transporte público. La iniciativa se limita a 20 cochesen una de las rutas ferroviarias entre Yakarta y la ciudad de Bogor, una de las más transitadas en la isla de Java.

La empresa nacional de ferrocarriles de Malasia, Malaysian Railway, también dispone de vehículos exclusivos de mujeres, para evitar situaciones de acoso y ante el deseo expreso de muchos pasajeros musulmanes. La iniciativa se estrenó en la ruta entre Kuala Lumpur y la ciudad de Klang. La compañía justifica la medida para mejorar el confort y la seguridad de las mujeres, que así estarán más protegidas de hombres que puedan molestarlas, aunque siempre será una opción y nunca una imposición al cliente. Más del 60% de los 28 millones de malasios son musulmanes, y la mayoría profesa una fe tolerante en sus mensajes, pero muy conservador en las costumbres.

Bolivia estudia la construcción de una vía urbana y otra interoceánica con firmas alemanes y suizas

grafico-proyecto-tren-bioceanico-bolivia-brasil

El gobierno boliviano explora la posibilidad de que firmas privadas de Alemania y Suiza cooperen en la construcción de dos vías férreas, una urbana y otra interoceánica. El viceministro alemán Rainer Bomba y un grupo de empresarios de su país y Suiza estuvieron desde el miércoles en Bolivia para explorar una serie de proyectos de inversión y cooperación, dos meses después de que el mandatario boliviano visitara Berlín, para acordar con su colega Angela Merkel, una mayor integración binacional.

La administración de Morales pretende construir un tren eléctrico urbano de más de 50 kilómetros de longitud en la ciudad de Santa Cruz, capital económica en el este de Bolivia y de unos 2 millones de habitantes, así como consolidar a su territorio como parte de un tren bioceánico que una Brasil, sobre el Atlántico, y Perú, en el Pacífico. Bolivia también gestiona con China un crédito que bordea los 10.000 millones de dólares, aunque Lima y Brasilia acordaron la misma vía, excluyendo territorio boliviano.

“Hemos hablado sobre muchos proyectos, nombro algunos: el tren urbano de (la ciudad de) Santa Cruz; otro muy importante, la conexión ferroviaria bioceánica del Atlántico al Pacífico”, explica Rainer Bomba, en una declaración de prensa junto a Evo Morales.

Bomba asegura que “si empresas alemanas y suizas se presentan y aplican para contratos en Bolivia”, entonces será para “transferir conocimiento, nuestra experiencia y nuestra capacidad tecnológica“.

Morales, por su lado, destaca que la vía férrea interoceánica avanza y revela que Perú “aprobó un estudio de prefactibilidad para que el ferrocarril pase por Bolivia y Perú”, sin dar más detalles.

Bolivia y Alemania acordaron seguir negociando para plasmar ese proyecto y otros, como la explotación de litio y la transferencia de tecnología eólica.

La nueva e indefinida huelga de los maquinistas de los ferrocarriles alemanes enfurece al país

maquinistas-alemanes-ferrocarril-paros

Alemania está harta. Los maquinistas de trenes protagonizan una nueva huelga, la novena en once meses, que ha paralizado buena parte del transporte ferroviario del país. Los paros, que afectan a innumerables industrias y millones de pasajeros, enfurecen a los alemanes. El Gobierno de Angela Merkel guarda silencio, pero hay quien sostiene que la presidenta está indignada.

La paciencia alemana se agota. La huelga comenzó el martes en las líneas de mercancías y se extendió en la madrugada del miércoles a los trenes de pasajeros. Las críticas se cuentan por miles en el sindicato de maquinistas (GDL). Incluso la Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB) muestra su hartazgo e incomprensión hacia las reivindicaciones de un colectivo que protagonizó su último paro hace sólo diez días.

El GDL no quiere llamarla huelga indefinida. Se compromete, eso sí, a anunciar el fin del conflicto con 48 horas de antelación. Pero la gran mayoría de clientes dan por sentado que afectará al puente de Pentecostés, cuya festividad se celebra el próximo lunes. Mientras, el Gobierno guarda silencio y se limita a desear un pronto acuerdo entre la Deutsche Bahn (DB) (la compañía de ferrocarril) y el sindicato de maquinistas (GDL). Ambos continuan las conversaciones en Fráncfort (oeste), fuera del foco de los medios y sin informar de la evolución de las negociaciones.

El principal punto de enfrentamiento sigue siendo la reivindicación del sindicato de poder negociar el convenido también para otros colectivos de la compañía, como revisores o personal de los vagones restaurante; si no se acepta esa condición, rechaza la posibilidad de un arbitraje. El presidente de la Confederación de Sindicatos Alemanes, (DGB), Reiner Hoffmann, critica que el trasfondo de la protesta no sea una disputa sobre condiciones laborales, sino “una lucha de poder” a costa de los viajeros. “Cuando no se alcanza la meta tras nueve huelgas, uno se pregunta si la dirección de las negociaciones, que recae en el señor Weselsky, es la adecuada para alcanzar un compromiso constructivo”, señala Hoffmann.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios (BDA), Ingo Kramer, sistiene que la actitud del sindicato de maquinistas es “un atentado” contra la autonomía de negociación de los agentes sociales en Alemania, ya que persigue “intereses de poder” y no cerrar un convenido colectivo.

La Federación del Comercio Mayorista, Exportadores y Sector Servicios de Alemania (BGA) denuncia la “nueva dimensión” de estas huelgas y considera que, a largo plazo, la industria se verá obligada a buscar nuevos canales de distribución al perder la confianza en el ferrocarril .

Los ferrocarriles alemanes son una empresa de gestión privada, aunque todas las acciones permanecen en manos del Estado, que planea sacar a bolsa parte de la compañía en 2008, pero canceló la operación ante la crisis financiera. El sindicato de maquinistas ha elevado de 75 a 100 euros la compensación diaria que entrega a los huelguistas para compensar la reducción del salario por los días no trabajados. Eso es al menos lo que sostienen algunos medios alemanes.

Este último paro de los maquinistas tiene lugar mientras continúa en todo el país la huelga indefinida de los educadores y los trabajadores sociales de las guarderías públicas, que comenzó hace ya diez días. Según un reciente estudio del Instituto de la Economía Alemana (IW), en apenas cinco meses se han acumulado ya más de 350.000 días de huelga en Alemania, más del doble que en el conjunto del año pasado.

Los maquinistas alemanes se declaran dispuestos a convocar nuevos paros si no reciben ofertas sólidas

maquinistas-alemanes-huelga-semana-trenes

Las espadas siguen en alto. Las heridas siguen sin cerrarse en el ferrocarril alemán que ha sufrido el caos de seis días de huelga de los maquinistas, la más larga en la historia de ese colectivo. Los paros comenzaron el lunes con la paralización de uno de cada dos trenes de mercancías y se extendió el martes a los de pasajeros, que paralizó dos tercios de los ferrocarriles previstos. Y parece que el conflicto no se ha cerrado. El sindicato de los maquinistas de tren (GDL) advirte de que está dispuesto a convocar nuevos paros si la dirección de la compañía ferroviaria Deutsche Bahn (DB) no presenta ofertas sólidas para resolver su conflicto laboral.

“El sindicato sigue dispuesto a la huelga”, indica su líder, Claus Weselsky, en declaraciones que publica el diario “Saarbrücker Zeitung”, donde además califica de “gran éxito” los paros desarrollados esta semana. El ritmo de paros se ha mantenido como estaba previsto, con especial incidencia en el este del país, y previsiblemente terminará hoy a las 09.00 (hora local). Weselsky, cuyo sindicato representa a 30.000 maquinistas entre una plantilla integrada por los 300.000 empleados de DB, rechazó a mediados de la semana la propuesta de la patronal de hacer intervenir como mediador del exprimer ministro del ‘Land’ de Brandeburgo, el socialdemócrata Matthias Platzeck.

Desde la compañía ferroviaria se ha advertido de que durante todo el domingo seguirán las alteraciones de servicio, hasta que se logre restablecer la normalidad en el tráfico ferroviario. Cada jornada de paro ha provocado a la compañía pérdidas de unos 100 millones de euros; el número de pasajeros afectados supera los 30 millones, entre las cancelaciones en cercanías o trenes de largo recorrido.

Los paros han dañado especialmente al transporte de mercancías, sobre todo en los sectores más dependientes de los suministros de componentes, como la automoción, y ha colapsado la red de autopistas alemanas, ya que la carretera se ha convertido en la alternativa más usual para los desplazamientos privados o industriales.

La GDL ha rechazado propuestas de arbitraje, pese a las crecientes presiones del ámbito político para poner fin a la huelga o aceptar algún tipo de mediación.

Estos paros suponen la octava ronda de huelgas del colectivo; es la más larga en la historia de la compañía, en medio del pulso entre el sindicato y la dirección, que se considera una prueba de fuerza de los maquinistas. Los maquinistas reclaman un incremento salarial del 5%, la reducción de su semana laboral a 38 horas -una menos de las actuales 39-, así como la limitación de las horas extras.

El gran punto de fricción no son estos incrementos, sino el hecho de que la GDL pretende ampliar su convenio a los revisores y resto de personal de a bordo, con sueldos notablemente inferiores. Con ello se propone ganar afiliados y evitar la pérdida de poder que conllevará, de materializarse, un proyecto de ley del Gobierno de Angela Merkel que limitará la capacidad de los sindicatos pequeños para establecer sus propios convenios.

Una nueva huelga de maquinistas de seis días -ocho en seis meses- exaspera a las autoridades de Berlín

trenes-alemanes-octavo-paro-pasajeros-mercancias

Más acciones de los maquinistas alemanes. El Gobierno alemán critica abiertamente la nueva huelga de maquinistas, que arrancó en la tarde del lunes y que paralizará durante seis días el transporte de pasajeros y mercancías por ferrocarril en la mayor economía de Europa. La anterior huelga tuvo lugar a finales de abril, con paros en el transporte ferroviario de tres días que afectaron tanto a las líneas de mercancías como a los trenes de pasajeros. Este es el octavo paro de protesta en seis meses.

El sindicato de maquinistas de tren (GDL) anunció este domingo, en el marco de las negociaciones para la firma de un nuevo convenio colectivo, una huelga de seis días que comienza este lunes a las 15.00 hora local (13.00 GMT) para el transporte de mercancías y a la que se sumará el de pasajeros a partir de la medianoche. El sindicato rechazó el pasado jueves la nueva oferta presentada por la dirección de la Deutsche Bahn y anunció una nueva ronda de huelgas.

“La negociación del convenio en la Deutsche Bahn (la mayor compañía ferroviaria del país) resulta apenas comprensible”, afirma el ministro de Economía y Energía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, en unas declaraciones al diario ‘Bild’. Gabriel advierte de que la mayor huelga de maquinistas de la historia de Alemania “afectará duramente a trabajadores y viajeros, pero también a la Deutsche Bahn y al conjunto de la economía alemana”.

El ministro duda de que una huelga de seis días sea un “comportamiento razonable”, teniendo en cuenta los perjuicios que va a causar, y exige “negociaciones serias” a ambas partes. El ministro de Transportes, el conservador bávaro Alexander Dobrindt, muetras además su “comprensión” ante el enfado de “muchos ciudadanos” ante “la extensión de la huelga”.

La compañía ofrece un aumento salarial de forma gradual a partir del 1 de julio de hasta un 4,7%, así como un pago único de mil euros hasta el 30 de junio. Los maquinistas, por su parte, reclaman un aumento salarial del 5%, una jornada laboral de 38 horas semanales, frente a las 39 actuales, y una limitación de las horas extras.

Los maquinistas de tren en Alemania convocan una huelga que se mantendrá hasta la noche del jueves

trenes-alemanes-paro-pasajeros

Los maquinistas de tren de Alemania convocan una huelga de 43 horas en el transporte de ferrocarril de viajeros desde las dos de la mañana del miércoles hasta las 21.00 horas del jueves, que se une al paro ya convocado en el transporte de carga. El desacuerdo entre las partes ha provocado que el sindicato de maquinistas Gewerkschaft Deutscher Lokomotivführer (GDL en sus siglas en alemán) convoque los paros.

Los maquinistas piden reducciones de jornadas laborales de una hora por semana, mejores horarios y días de descanso, además de aumentos del salario. El sindicato señala que no ha habido avances y que tan sólo ha habido un pago único de 510 euros en la segunda mitad de 2014. El sindicato GDL lamenta “las costosas huelgas” pero señala que “sin voluntad negociadora no hay manera” de alcanzar un acuerdo en referencia a la respuesta oficial del Gobierno alemán. Además, piden que los convenios colectivos, cuya vigencia acabó el verano del año pasado, vuelvan a estar operativos de pleno, ya que desde entonces ha sido discutido y se han sucedido seis huelgas. Se trata de la séptima ronda de paros que convoca el sindicato de maquinistas GDL en el marco de las negociaciones para la firma del nuevo convenio colectivo, que comenzaron hace nueve meses.

La Federación de la Industria Alemana (BDI) y la Confederación Alemana de Comercio Exterior (BGA) alertan del impacto de la huelga en sectores como el químico, el del metal o el automovilístico, con dificultades para sustituir el transporte por tren en la cadena logística. Según la BDI, el paro se traducirá previsiblemente en caídas de producción y las pérdidas “podrían llegar a los 100 millones de euros diarios”.

Los maquinistas de la Deutsche Bahn, la compañía alemana de ferrocarriles, comenzaron este martes a las 13.00 horas GMT su huelga en las líneas de mercancías que se extenderá el miércoles y el jueves a los trenes de pasajeros de todo el país.

Según las previsiones de la empresa, se suspenderán la mitad de los trenes de mercancías programados y, en el caso del transporte de pasajeros, se prevé que circule sólo un tercio de los trenes de larga distancia y entre el 50% y el 60% de los regionales. El director de personal de Deutsche Bahn, Ulrich Weber, rechazó las críticas del sindicato y le invitó a cancelar la huelga y regresar a la mesa de negociaciones.

En un comunicado dirigido a los miles de pasajeros que se verán afectados por su acción, GDL responsabiliza de la huelga a la dirección de Deutsche Bahn, a la que insta a abandonar sus “pérfidas prácticas dilatorias” y a sentarse a negociar con seriedad sobre las condiciones laborales de los trabajadores de los ferrocarriles.

Las empresas exportadoras lamentan que “un grupo pequeño” intente “imponer sus intereses particulares” a los intereses públicos de la economía y de la sociedad alemana y advirten de que la huelga mina la confianza de la industria en el tren para el transporte de mercancías.

El Museo de Ponferrada devuelve Alemania su locomotora 1 Orenstein Koppel 8457 de 1921

maquina-antracitas-gaiztarro-alemania

Otra joya que se nos va. La máquina número 1 Tipo 020-WT de mina de Antracitas de Gaiztarro, en depósito en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada desde 1999, ha sido devuelta a sus propietarios, tras no llegar a un acuerdo para su mantenimiento en la localidad leonesa. Esta joya del patrimonio ferroviario se trasladó a finales de noviembre al museo de automoción de Binz, en la isla de Rügen en Alemania. La locomotora fue fabricada en esta país en 1921.

Dos grúas de gran tonelaje levantaron la máquina del suelo para colocarla con mimo en el transporte especial que debía llevarla a su nuevo emplazamiento en Alemania. Para ello, fue necesario abrir un boquete en el techo del museo, a través del cual se izó la Orenstein Koppel 8457 . El embalaje fue supervisado por un técnico del museo ubicado en la ciudad alemana de Binz desplazado a Ponferrada. La operación ha tenido un coste de cincuenta mil euros. La locomotora no ha recibido la consideración como Bien de Interés Cultural, lo que ha imposibilitado retenerla en la comarca del Bierzo.

La máquina (que figura en realidad en la guía “Industrial Locomotives of Spain & Portugal” de Fraser como la Henschel 8457 de 1907) se empleó en la explotación de Antracitas de Gaiztarro en Toreno para acercar los vagones de la mina a la línea férrea de la MSP para su enganche allí al convoy con destino a Ponferrada. La sociedad Antracitas de Gaiztarro fue fundada el 27 de marzo de 1937, con el fin de explotar unos yacimientos carboníferos situados al norte de Toreno, en la provincia de León. La salida de los productos se efectuaba por medio de un tendido férreo con ancho de vía de 600 mm., que conectaba las diversas bocaminas con los cargaderos situados en Toreno y, al mismo tiempo con el Ferrocarril de Ponferrada a Villablino, en esa localidad.

Para ocupar el hueco que ha dejado, el Ayuntamiento de Ponferrada ha planteado el traslado de la vieja locomotora del fabricante Orenstein & Koppel, que tras cambiar en repetidas ocasiones de ubicación, permanece instalada en el entorno del Centro Comercial La Máquina —en la avenida de Las Huertas del Sacramento—. «Es una pieza de 1911 que merece mucho la pena. Es propiedad del Ayuntamiento de Ponferrada y lo que se necesite hacer para su recuperación se va a hacer», apunta el responsable de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Ponferrada, Santiago Macías.. Esta pieza ha permanecido durante décadas a la intemperie y ha sufrido alguna que otra operación de ‘restauración’ poco afortunada.

Más allá de su año de fabricación en 1911 y su número de construcción —4683— poco más se sabe. Desde que fuera encargada su construcción al fabricante alemán por el empresario minero Víctor Alvargonzález, se desconoce la explotación o explotaciones mineras en las que fue utilizada para el movimiento de las vagonetas de carbón.

Alemania asiste indignada a una huelga de 5 días de los maquinistas de trenes, la más larga en 20 años

bremen-main-train-satation

Los maquinistas alemanes de la compañía pública de ferrocarriles del país iniciaron este miércoles una huelga de cinco días, la más larga en 20 años, un conflicto social enquistado que preocupa a los medios económicos de la primera economía europea. El sindicato alemán de maquinistas GDL lanzó la convocatoria este martes. Esta huelga, la sexta desde principios de septiembre, y uno de los conflictos más duros en la historia de la compañía, debe terminar el lunes a las 4 de la mañana (03H00 GMT). La huelga se produce cuando Alemania se dispone a conmemorar este fin de semana el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

La huelga afectará el servicio de la Deutsche Bahn desde el miércoles a las 15.00 horales locales (14.00 GMT). El tráfico de pasajeros se verá afectado a partir del jueves a las 02.00 horas locales (01.00 GMT). El sindicato GDL reclama un aumento salarial y una reducción semanal del tiempo de trabajo, pero las negociaciones están estancadas.

Una lluvia de críticas se abatió el miércoles sobre el convocante GDL, un pequeño sindicato por su número de miembros (19.000 de los 196.000 empleados de Deutsche Bahn en Alemania y más de 300.000 en el mundo), pero con un fuerte potencial de perturbación. En 2008 GDL ya había convocado una serie de reiteradas huelgas. Incluso los medios sindicales, como la confederación DGB (Deutscher Gewerkschaftsbund), expresan su recelo.

La compañía pública Deutsche Bahn se declara “anonadada”. Medios de comunicación, federaciones de usuarios o políticos de todos los orígenes crtican con dureza esta huelga, calificada de “toma de rehenes”, y cuya magnitud es inhabitual en un país reputado por su diálogo social.

Deutsche Bahn quiere intentar que circule un tercio de los trenes previstos -la mitad de los de flete-. En todo caso se esperan grandes retrasos en las líneas. La compañía ferroviaria alemana asegura transportar 5,5 millones de pasajeros y mas de 600.000 toneladas de mercancías cada día. Dos millones de visitantes son esperados este domingo en la capital alemana, y muchos de ellos habían previsto desplazarse en tren. La propia canciller alemana Angela Merkel, pese a que suele evitar cuidadosamente entrometerse en estos asuntos, exhorta a la “responsabilidad” para que el “perjuicio” causado por la huelga “sea lo más limitado posible”.

Las federaciones patronales, por su lado, se preocupan por los efectos de la huelga en la frágil coyuntura económica. Bastan unos días de huelga para que se vea perjudicado el proceso de producción “porque el transporte ferroviario no puede ser reemplazado de forma automática por el de carretera o por barco”, afirma Achim Dercks, de la federación alemana de cámaras de comercio DIHK.

El sector químico se ve particularmente expuesto, tal como indica en un comunicado la federación del comercio mayorista BGA, pero también los de la metalurgia y el de automoción. Para estos sectores, “no hay prácticamente alternativa” al transporte de mercancías por vía férrea, lo que generará “grandes retrasos” en el proceso productivo, predice BGA.

Los expertos consideran que esta huelga puede afectar a la economía de Alemania, ya bastante frágil por la mala coyuntura de sus vecinos europeos y por la crisis en Ucrania.