Archivo de la etiqueta: Fomento

Renfe cancela 325 trenes

La segunda jornada de huelga parcial convocada por el sindicato CGT para este miércoles 14 de julio ha provocado la cancelación de unos 325 trenes, entre AVE y Larga Distancia, Media Distancia y Mercancías, según se desprende de la resolución de servicios mínimos fijado por el Ministerio de Fomento. Los paros coinciden con el inicio del puente de agosto del día 15, festividad en la mayoría de comunidades de España y una de las jornadas en las que se espera mayor movilidad en las vacaciones de verano de los españoles. Se trata del segundo de los cuatro días de paro parciales a los que CGT llama a los trabajadores de Renfe, tras el realizado el pasado 31 de julio, y supondrá una parada de cuatro horas, entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Las dos próximas jornadas de paros están previstas para el 31 de agosto y el 1 de septiembre.

Respecto a los servicios mínimos, a nivel nacional en los trenes de cercanías se garantiza una operativa al 75% en horas punta y al 50% en el resto del día; en trenes de media distancia se ha establecido el 65% de los servicios habituales; en AVE el 78%; y en trenes de mercancías se han establecido unos servicios del 25% sobre el servicio habitual

En el caso del servicio de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren la mitad del servicio, el 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de ‘hora punta’. En Rodalies de Catalunya las afectaciones se darán de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00, cuando los servicios mínimos serán del 40%. El resto del día se operará el servicio habitual.

El Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento.

“De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos”, concluye el Ministerio, que alerta del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al “excepcional” número de viajeros que ha reservado “con gran antelación” billetes para estas fechas.

En su resolución, el Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento.

La incógnita de Pajares

Una década. El 11 de julio de 2009 se eliminaban los escasos metros de tierra y piedra que impedían que Asturias y León dispusiera del segundo túnel de 24,7 kilómetros diseñado para el AVE. La tuneladora L’Ayalga de 1.900 toneladas protagonizaba el cale en las entrañas del macizo de las Ubiñas, a 600 metros bajo la tierra del valle de Casares, para dejar expedita la caverna. Culminaba un trabajo de 63 meses, en la nueva variante de Pajares para el tren de Alta Velocidad, en el que habían trabajaddo 4.000 operarios. Y de ahí…no hemos pasado.

Continuos problemas de filtraciones de agua y laderas que se vienen abajo cada vez que llueve están retrasando considerablemente los trabajos y generando graves problemas medioambientales. De momento se ha descartado abrir los dos túneles. Se trabaja sólo en abrir uno, pero no hay fecha prevista para hacerlo. En opinión de algunos expertos, faltaban estudios previos en una obra en la que han estado involucradas las principales constructoras españolas, como FCC, Acciona, Sacyr, Dragados o Ferrovial, junto con otras como Constructora-Hispánica.

Oficialmente se prevé terminar las obras en 2020 y poner toda la infraestructura en fase de pruebas, lo que dejaría para 2021 el momento en el que los trenes de Renfe circulasen bajo la cordillera, evitando a sus ocupantes 45 minutos de viaje. Ese era el calendario que fijó el anterior ministro, Íñigo de la Serna, hace tres veranos, pero a su sucesor se le acumulan demoras que amenazan con dar al traste con la expectativa. Es cierto que tiene a los obreros ya tendiendo la vía dentro de los túneles, un avance capital, pero existen incertidumbres en otros frentes.

La ladera de Campomanes, hasta ahora el mayor punto crítico de la variante, tampoco está resuelta. La idea es retirarle 80.000 metros cúbicos para que dejen de presionar a la actual pantalla de contención. Ineco recibió en mayo el encargo de redactar el proyecto. Si no hay retraso lo tendrá en noviembre. Luego deberá ser sometido a supervisión técnica, preparar los pliegos para contratar la obra, licitarla, adjudicarla y formalizarla, trámites que en el mejor de los casos añaden un semestre de papeleos antes de que arranque la excavación. Ineco, por cierto, tenía confiada la asistencia al control y vigilancia de los trabajos de telecomunicaciones de la variante según un contrato que acaba de serle ampliado hasta mayo de 2021.

Los deslizamientos de este terreno de arcilla y lima llevan poniendo en jaque a los obreros desde que Acciona recibió en 2006 la misión de ejecutar ese tramo. Hasta que no se resuelvan esos corrimientos, no puede abrir la infraestructura, y lo único que cabe hacer son avances parciales. Van doce años para materializar los 4,32 kilómetros de una plataforma que, a este paso, será la de más lenta cocción de la obra pública nacional. Un tropel de obreros trata de cubrir con una capa de geotextil la estructura de desagüe que con forma de espina de pescado se aplicó al deslizamiento de L’Argaxá, uno de los mayores del lugar. La vegetación terminará luego tomando la lona para integrar en el paisaje toda esta obra. Otro batallón de obreros, camiones y palas trata de levantar un muro de contención ante el túnel de Vega de Ciego, para revertir una inestabilidad que amenazaba a una torreta de alta tensión, ladera arriba.

Los técnicos de Fomento calculan que abrir la variante proporcionará un beneficio social de 43,3 millones al año. Llegan a ellos sumando el menor coste que tendrá el transporte de mercancías y el valor que los pasajeros dan a ahorrarse los 45 minutos de más que ahora lleva circular por el puerto de Pajares. La empresa se antoja difícil. Pero ver en el tajo a tanta gente alimenta la esperanza de que concluya, por fin, este singular proyecto que tantos quebraderos de cabeza lleva dando a Fomento.Toda una incógnita.

Teruel pierde el tren

Teruel se queda tres meses sin conexión ferroviaria con Valencia por obras en la línea. El Ministerio de Fomento ha cerrado al tráfico esta obsoleta línea para acometer trabajos puntuales de mejora. Desde este martes hasta el 4 de octubre, los turolenses se quedan sin su tren y, por tanto, Zaragoza se queda también sin conexión por ferrocarril con Valencia.

Desde el Ministerio de Fomento indican que esta suspensión total del servicio es imprescindible para llevar a cabo los trabajos proyectados. En Teruel, sin embargo, no lo tienen tan claro. Hartos de esa anticuada línea de ferrocarril, auténtico «tren tortuga» por su lentitud y limitadas prestaciones, en esta provincia las quejas no se han hecho esperar ante este prolongado corte. La Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel cree que debían haberse planificado mejor las obras para que el servicio no hubiera estado suspendido durante tantos meses. Y, además, critica que todo esto sea, a fin de cuentas, para remozar una línea que seguirá siendo poco competitiva, porque la reforma en profundidad que necesita sigue sin llegar.

Los trenes regionales que unen Zaragoza con Canfranc y con Teruel, y los que dan servicio a Calatayud, Castejón o Tudela se caracterizan por sus constantes fallos y unas bajas velocidades que relegan su utilidad social y su valor como infraestructuras productivas. Esta penuria se acrecienta ahora en Teruel: Aragón pierde hasta el próximo 4 de octubre la conexión ferroviaria directa con Valencia debido al corte de la vía que lleva a cabo el Adif para poder realizar obras de mejora en la decrépita línea Zaragoza-Teruel-Valencia. De estas tres capitales, la más perjudicada es la turolense, que se queda sin la única línea de tren que tiene y, por tanto, aislada de Zaragoza y Valencia

Los datos de ejecución presupuestaria del año pasado evidencian el flagrante incumplimiento de las promesas presupuestarias del Gobierno con la red ferroviaria aragonesa, y muy en particular con la de Teruel. El año pasado, el Estado solo ejecutó en Aragón el 22% de la inversión prometida en ferrocarriles, y la cifra fue todavía más escandalosa en la red ferroviaria convencional, a la que pertenece la línea de Teruel, un apartado en el que no se invirtió ni el 5% de lo presupuestado.

Ahora, quienes dependen del ferrocarril tendrán que conformarse con los autobuses alternativos que ha dispuesto Renfe. Tres meses de viajes por carretera, a los mismos precios que tenía el billete de tren, pero con peores prestaciones, porque los tiempos de recorrido son mayores. En algunos casos, la demora añadida roza los tres cuartos de hora para los trayectos más largos.

La línea Zaragoza-Teruel-Valencia no solo da servicio a las estaciones de estas tres capitales de provincia, sino también a un buen número de municipios de localidades intermedias, sobre todo en la provincia de Teruel. Esta línea sigue sin estar electrificada y hay tramos en los que los trenes no pueden circular a más de 30 kilómetros por hora. Cada año se producen decenas de incidencias en estos servicios ferroviarios. En 2018, por ejemplo, 28 trenes acumularon retrasos de más de media hora, mientras que en 2017 hubo 41 incidencias de este tipo, y 35 en 2016.

Fomento de la bicicleta en el ferrocarril

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, y el presidente de la Red de Ciudades por la Bicicleta, Antonio Poveda, han firmado un acuerdo por el que se creará un grupo de trabajo conjunto entre ambas entidades que impulse políticas de fomento de la intermodalidad ferrocarril–bicicleta, con el fin de colaborar en la protección de la salud y la lucha contra la contaminación atmosférica en el ámbito de la movilidad.

En concreto, el acuerdo supondrá un impulso a la intermodalidad tanto para la movilidad cotidiana, como para la de ocio y turismo y tendrá como objetivo analizar y proponer medidas concretas acerca de infraestructuras de aparcamiento seguro de bicicletas en las estaciones, así como de servicios de préstamo desde las estaciones de tren. Igualmente, el acuerdo impulsará medidas para facilitar el transporte de bicicletas en los trenes, el acceso a las estaciones y el fomento del transporte de bicicletas en zonas y períodos donde se concentren actividades cicloturistas.

Renfe trabaja en la actualidad en el desarrollo de un Plan Estratégico 2019-2023, que fue presentado al Consejo de Administración el pasado mes de enero, que define, entre otros aspectos, objetivos para consolidar a la compañía como actor clave en materia de accesibilidad y eficiencia energética y descarbonización del sistema de transporte, en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la comunidad internacional y como parte de su buen gobierno corporativo.

Para alcanzar estos objetivos, Renfe está diseñando un modelo basado en “movilidad como servicio”, (mobility as a service), para formar parte del conjunto del viaje, desde que el cliente sale de su casa hasta que llega a su destino, teniendo en cuenta medios de transporte llamadas de ‘última milla’, como la bicicleta.

La Red de Ciudades por la Bicicleta es una asociación de entidades locales que tiene por objeto la generación de una dinámica entre las ciudades españolas con el fin de facilitar, hacer más segura y desarrollar la circulación de los ciclistas, especialmente en el medio urbano. Creada en 2009, actualmente cuenta con 116 los socios, que representan a 550 ciudades españolas.

Revilla prioriza el tren Santander-Bilbao

La conexión ferroviaria entre Santander y Bilbao vuelve a primera plana. Al menos así lo expresa el presidente de Cantabria. Miguel Ángel Revilla vuelve a reivindicar una conexión entre ambas ciudades que permita cubrir el trayecto en 40 minutos, con dos paradas en Castro Urdiales y Laredo. “Es la obra más importante para la comunidad autónoma”, sostiene el mandatario cántabro.

El secretario general del PRC sostiene que este proyecto es “decisivo” para el futuro de la comunidad autónoma, porque supone su conexión ferroviaria con el valle del Ebro y Europa, por lo que será a partir de ahora su objetivo prioritario. Pero advierte que “tenemos que empezar de cero, porque no todo el mundo lo quiere, ni lo ve”. No obstante, confía en contar con “un aliado serio y poderoso” en el Gobierno vasco, dado que ya ha mantenido contactos con el PNV en los que han confirmado su interés por esta infraestructura.

Hace unos días Revilla envió un mensaje al presidente del Gobierno en la que le reclamaba su atención para este proyecto. Con su misiva, el mandatario cántabro espera una «respuesta razonable» que «inmediatamente se encargue un estudio informativo para después redactar un proyecto», pues «cualquiera que no lo vea está equivocado». Ese estudio informativo podría hacerlo «sin un coste exagerado» la Universidad de Cantabria, que además le ha avanzado que la inversión en dicho proyecto no respondería «a las cifras que se han dado ni muchísimo menos».

“No un AVE. No le queremos”, asevera el presidente autonómico, quien recuerda que la conexión ferroviaria actual entre ambas ciudades tarda “tres horas y cinco minutos”, tiempo que constituye “un escándalo”. El propósito de este nuevo tren es completar los 90 kilómetros que separan Santander de Bilbao en 40 minutos. Revilla asegura que esta nueva obra beneficiaría al puerto de la capital cántabra, ya que el vizcaíno está “muy saturado”, y constituye algo “impepinable”, una reivindicación que Cantabria no puede “rechazar jamás”, y que “ahora, afortunadamente los vascos también quieren“.

A juicio del mandatario cántabro el “reto” fundamental sería enlazar Treto con Barakaldo y “poco más”, mediante túneles que no tengan impacto. Revilla insiste en que una vez que da “por descontado” el tren a Madrid, “el gran proyecto para Cantabria” es la conexión con Bilbao. “El que me conozca sabe que como yo agarre hueso, no suelto”. La proximidad de los comicios va a provocar “un espectáculo inenarrable”. “Vais a ver todos los días cómo se van a meter conmigo a tope, pero yo no voy a contestar a nadie; yo, el tren, el tren, el tren“, enfatiza el presidente de Cantabria.

El consejero cántabro de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, presentó días atrás la idea en el Ministerio de Fomento para conectar Santander y Bilbao por la costa. Esta conexión daría servicio a las localidades de Colindres, Laredo y Castro Urdiales, además de las que adicionalmente se incluyen en el ancho métrico entre Santander y Treto, según ha informado el Gobierno regional en una nota de prensa. La hoja de ruta, según Martín, “no debería de ser diferente a la que el ministro comprometió con el presidente Miguel Ángel Revilla”.

Cita del Pacto por el Ferrocarril extremeño

El Pacto por el Ferrocarril en Extremadura se reunirá este lunes para analizar en qué partidas se invertirán los 375 millones de euros que el Gobierno central destinará a las infraestructuras ferroviarias en la región extremeña anunciadas el jueves por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Así lo ha señalado el portavoz del PSOE de Extremadura, Juan Antonio González, quien considera «una muy buena noticia» este anuncio que el ministro de Fomento realizó en la reunión que mantuvo este pasado jueves con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

González califica «de justicia social» esta inversión en las infraestructuras ferroviarias de Extremadura, ya que los extremeños llevan «reivindicando muchos años igualdad» a través de un tren digno para la comunidad. En cualquier caso, el portavoz socialista advierte que desde el PSOE de Extremadura están «atentos» y «vigilando el cumplimiento» de que en los próximos seis meses se liciten esos 375 millones de euros en las infraestructuras ferroviarias extremeñas, para lo cual existe una «herramienta fundamental» como es el Pacto por el Ferrocarril.

González asegura que el PSOE sigue «abriendo la puerta» a los partidos políticos que han decidido abandonar el Pacto por el Ferrocarril, como PP y Podemos, una decisión con la que «han dado un portazo a la unidad de acción por un tren digno en Extremadura». El portavoz socialista cree «indispensable» que todos estén «unidos en esta lucha, que es conseguir cuanto antes un tren digno para Extremadura».

El PSOE reclama al Gobierno central que estos 375 millones de euros anunciados por Ábalos «se ejecuten en estos seis primeros meses», así como «que no vuelva a pasar nunca más lo que ocurrió el 1 de enero«, y que cumpla los compromisos adquiridos con Extremadura. González recuerda el compromiso de que en este 2019 «se ejecute definitivamente al 100% la plataforma ferroviaria Badajoz-Plasencia, para que en el 2020 se pueda electrificar, y puedan pasar por Extremadura trenes como es normal por el resto del territorio español.

El ferrocarril extremeño, sin crédito

Saltan todas las alarmas. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reconoce que existen aún “averías inadmisibles” en el ferrocarril de Extremadura pese a las medidas que fueron implementadas en los últimos meses, por lo que el Gobierno insistirá en las mejoras y revisará los protocolos. Ábalos lo ha manifestado en un tuit este jueves, después de que se hayan producido cuatro incidentes en trenes extremeños que han afectado a unos 300 viajeros. “Entiendo la indignación de los usuarios del tren de Extremadura. Pese a las medidas implementadas, que han reducido averías, aún se dan otras inadmisibles”, ha tuiteado Ábalos.

“Insistiremos en las mejoras e inversiones comprometidas y revisaremos los protocolos de actuación ante estas situaciones”, dice el ministro que pedirá comparecer en el Congreso de los Diputados para informar del servicio ferroviario en Extremadura. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, exige soluciones ante una situación que considera “insostenible”. “Las culpas” de la caduca infraestructura ferroviaria extremeña “están repartidas” entre todos, dice Fernández Vara, de ahí que el objetivo debe ser “buscar” a quienes pueden aportar soluciones.

Renfe ha abierto una investigación interna para evaluar los fallos mecánicos que hicieron que un servicio de media distancia entre Badajoz y Madrid tuviera el miércoles un retraso de 4 horas y 20 minutos, que afectó a 163 pasajeros. En las últimas 36 horas se han registrado también otras tres incidencias en trenes de Extremadura. Renfe ha propuesto a la Junta de Extremadura que participe en el proceso de revisión de protocolos sobre incidencias ferroviarias en esa comunidad, abierto por la operadora tras las citadas averías mecánicas. De hecho, su presidente, Isaías Táboas, ya ha remitido esta propuesta a la consejera extremeña de Territorio, Begoña García.

La operadora ferroviaria prevé tener lista en unas semanas dicha revisión de protocolos, con el objetivo de minimizar el impacto de este tipo de incidencias sobre el bienestar de los viajeros. UGT y la organización agraria UPA-UCE han advertido de que Extremadura no puede atraer inversiones ni más turismo, como tampoco relanzar sus productos agrarios con esta caos ferroviario. Pero el poco crédito que tiene Renfe en la comunidad está ya cercano al bajo cero. ¿Cómo se puede confiar en la gestión de la operadora si los trenes de la operadora caren de la mínima fiabilidad?

Los problemas en el ferrocarril extremeño arrastran años de protestas que ahora ocupan los espacios de apertura de los informativos. Viajar en tren desde Madrid a Badajoz es toda una odisea. Sus 725 kilómetros de longitud son todos de vía única y sin electrificar, con algunos tramos con traviesas del siglo XIX en los que la velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora (e incluso a 30 kilómetros por hora). Los once convoyes que circulaban hasta hace poco eran todos de la serie 598, de propulsión a diésel y con más de 15 años de antigüedad. Hasta ahora se han sustituido cinco unidades por otras más modernas de la serie 599 y el resto está previsto que se renueve entre febrero y mayo. La electrificación está fechada para 2020, cuando se esperan ya tramos con ancho ibérico e internacional, es decir, hábil para la alta velocidad. También están pendientes las obras de las nuevas estaciones de Badajoz, Mérida o Cáceres.

Otras de las medidas en curso son la sustitución de motores y activación de trenes de reserva en Badajoz y en Mérida y una inversión urgente en infraestructuras que está acometiendo Fomento. Según la operadora, estas medidas “han permitido reducir al mínimo el número de incidencias registradas en Extremadura en los últimos meses”. Renfe anuncia también que embarcará un mecánico en todos los trenes que circulen por Extremadura y no solo los “más sensibles” como hacia hasta ahora. También revisará los protocolos de actuación en caso de incidencias, además de abrir una investigación para conocer las causas concretas de la avería mecánica que sufrió el tren Badajoz-Madrid y adoptar las medidas necesarias para que este tipo de situaciones no vuelva a producirse. Extremadura no aguanta más y con razón.

Cantabria espera el AVE para 2024

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, confirma que el AVE llegará a Reinosa, avanza que Santander estará unida por tren con Madrid en tres horas para 2024 y se compromete a poner en marcha un estudio de viabilidad sobre la conexión ferroviaria con Bilbao. Ábalos ha trasladado estos compromisos y plazos al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con el que se ha reunido este martes en Santander.

Tras el encuentro, Revilla, que no ha querido concretar fechas sobre las inversiones de Fomento en Cantabria, ha considerado “razonable” el plazo dado por el ministro para la conclusión de las obras del tren a Madrid. “Las tres horas es lo que se había hablado siempre”, ha agregado el presidente, quien ha puntualizado que ese tiempo puede “ser menos” si el tramo entre Aguilar de Campoo y Reinosa, que es el más complicado y todavía no tiene un proyecto definitivo. Revilla ha estimado que la reducción de tiempo podría ser de entre 8 o 10 minutos, aunque ha incidido en que la previsión está “dentro de lo razonable”.

En cuanto a la conexión ferroviaria Santander-Bilbao, se va a realizar un estudio informativo sobre la viabilidad y la financiación de esta actuación. También Ábalos ha anunciado a Revilla que Fomento va a aumentar en 60 millones de euros la dotación del Plan de Cercanías para Cantabria, con horizonte 2022, hasta llegar a los 600. Además, se va a renovar “toda la flota” de trenes de cercanías, unas 18 unidades, que se licitarán “antes de fin de año”, según ha avanzado el presidente de Renfe, también presente en el encuentro.

El ministro ha explicado que esta renovación del parque ferroviario, que será accesible a personas con discapacidad, supondrá un coste de unos 100 millones de euros, el doble de lo previsto. Según lo anunciado, la línea Santander-Torrelavega pasará a tener una frecuencia de quince minutos el año que viene y, antes el 29 de octubre de 2018, se incrementará la de la conexión entre la capital cántabra y Cabezón de la Sal, que pasará de ser de los actuales 20 minutos a 15 en las horas valle.

El ministro y Revilla han acordado la realización de un estudio sobre la conservación del túnel de La Engaña y sus posibles usos, como algunos de los que le ha planteado a Ábalos el presidente regional. El ministro ha reconocido que “no conocía” la reivindicación de Cantabria en relación al túnel de La Engaña, aunque ha señalado que Revilla le ha explicado la historia de esta infraestructura.

En la reunión, que ha sido “larga” y “prolija”, según el ministro, también Ábalos ha comunicado a Revilla que el proyecto para el cubrimiento de las vías en Maliaño (Camargo) estará listo en 2020 y se podrá sacar ya a licitación.

Junio 2019 ¿el AVE en Granada?

Ya hay un plazo final. Tras algo más de tres años y medio, el AVE llegará a Granada en junio de 2019, según asegura el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien destacó que esta capital andaluza dejará de estar aislada por tren desde noviembre a través de una línea convencional vía municipio de Moreda. La llegada del AVE será posible una vez concluidas sus pruebas, la formación de los conductores y la validación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, según la información de Ábalos tras un viaje desde Antequera (Málaga) y su reunión con la comisión de seguimiento de las obras,

El titular de Fomento ha declarado en rueda de prensa que, más allá de cuestiones de “oportunidad política”, la prioridad de su departamento ha sido siempre la seguridad, en un “ejercicio de transparencia y de realismo”. “Tras tres años y medio de aislamiento ferroviario hemos tratado de encontrar soluciones tanto desde el punto de vista informativo como alternativas para atender a las demandas”,señaló el ministro tras llegar a la estación de Andaluces a las once en punto en el tren laboratorio Séneca junto a los principales representantes de las instituciones granadinas.

El primer paso, según la intención del Ministerio, es acabar con el aislamiento ferroviario, con la recuperación del Talgo a Madrid por la vía de Moreda. Inmediatamente después, antes de que finalice el próximo año, se retomará el proyecto de la Variante de Loja, un viaducto “inacabado” de 2,6 kilómetros, y anticiparse así a la caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental (DIA), y posteriormente seguir el estudio para la integración del AVE en Granada. El titular de Fomento asegura que la fase de pruebas finalizará en la segunda quincena de enero de acuerdo al calendario previsto con el objetivo de lograr una “sincronía” entre la infraestructura y los trenes para garantizar la seguridad.

Ábalos quiso comprobar de primera mano el funcionamiento y la evolución de los trabajos para la puesta en servicio de la Alta Velocidad a la provincia granadina. Por eso realizaba este martes en el tren laboratorio Séneca el recorrido entre Antequera y Granada. “Lamento que haya costado tanto traer el AVE a Granada”, decía el minustro a sus interlocutores, que ya han asistido a otras comparecencias ministeriales en las que se les aseguraba que en breve el AVE sería una realidad.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, asegura que hay “un antes y un después” en la situación ferroviaria de la provincia, entre otras cosas, “porque se han acabado las trampas” y por primera vez se ha traído desde el Ministerio de Fomento un “cronograma con actuaciones y fechas“. “Habíamos pedido que el Ministerio empatizara con la situación -de aislamiento ferroviario- que estamos padeciendo y necesitábamos como mínimo transparencia y certezas“, ha señalado el alcalde, haciendo hincapié en que “en un mes y medio Granada va a tener conexión ferroviaria por Moreda” después de que durante años el anterior Gobierno del PP dijera “mentiras” alegando que no era viable.

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Entrena, ha agradecido al ministro que “cumpliera su compromiso” de desplazarse a Granada en septiembre para dar cuenta del AVE y “contando la verdad”. Aunque igual que el alcalde se ha mostrado satisfecho con los avances anunciados, ha matizado que “la alegría llegará cuando llegue el AVE“. ¿Será esta vez posible?

Extremadura reclama en Madrid trenes dignos

Más de mil personas han secundado este sábado, 8 de septiembre, Día de Extremadura, la manifestación convocada por la plataforma ciudadana Milana Bonita por las calles de Madrid para reclamar trenes dignos para la comunidad y para Castilla-La Mancha y que se haga de forma inmediata tras las más de cien incidencias registradas en la línea este verano. Una manifestación, que ha recibido el apoyo de la Plataforma SOS Talavera de la Reina, que ha recorrido el Paseo de la Castellana entre Nuevos Ministerios y la estación de Atocha, donde a su llegada se han leído sendos manifiestos de las organizaciones. Allí han mostrado el hartazgo generalizado ante las continuas averías de las infraestructuras ferroviarias a su paso por la región propias del siglo XIX. Protesta en un Día de Extremadura lluvioso a la que también han mostrado su apoyo asociaciones y casas culturales como la de Castilla-La Mancha, Euskadi y Cataluña.

Bajo el lema “Extremadura no es una colonia” y con el sonido de cencerros como telón de fondo, centenares de extremeños han viajado a Madrid en autobuses y coches particulares, convocados por la plataforma ciudadana Milana Bonita. La manifestación ha pasado frente al Ministerio de Fomento y ha concluido en la estación de Atocha, donde han exigido al Gobierno que “llegue de una vez la dignidad” .

Algunos de los manifestantes, como hicieron el pasado año, han acudido con vestimentas de la película “Los Santos Inocentes”, de Mario Camus y basada en la obra homónima de Miguel Delibes. El objetivo: mostrarse disfrazados “de catetos, sin cultura” como, dicen, les ve el Gobierno. “Extremadura necesita que se den soluciones drásticas, no pedimos que se nos abra ya un AVE, ni queremos AVE ahora. Queremos un tren convencional que nos traiga y lleve tanto a Madrid como a Sevilla, como desde Badajoz a Ciudad Real, o de Cáceres a Valencia de Alcántara”.

Uno de los portavoces de la plataforma y organizadores de la manifestación, Juan Carlos López, ha denunciado “el día de la marmota” con dos incidencias diarias registradas en el servicio ferroviario durante el mes de agosto, un total de 61. En un verano que comenzaba además con un convoy ardiendo en mitad del campo. “Estamos en el día de la marmota. No hay ninguna posibilidad de que esto vaya a cambiar (con el nuevo gobierno), o por lo menos no vemos ninguna intención de que cambie”, ha manifestado.

Según Juan Carlos López, portavoz de la plataforma, “ya es hora de que se cumplan las promesas” a los extremeños porque tienen “los mismo derechos” que el resto de comunidades. Lentitud, retrasos y averías, líneas caras y obsoletas, son algunas de las quejas de la plataforma y de los usuarios de este transporte, que reivindican el desdoblamiento y electrificación de las vías convencionales.