Archivo de la etiqueta: Asturias

Asturias y León, incomunicadas por tren

El tráfico ferroviario de los trenes Alvia entre Asturias y León continúa, por sexto día consecutivo, interrumpido por la acumulación de nieve, por lo que Renfe mantiene el plan de transporte alternativo por carretera en ambos sentidos. La conexión ferroviaria quedó interrumpida el lunes por la acumulación de nieve en el puerto de Pajares, donde estos días han llegado a acumularse sobre la vía de más de 70 centímetros. Adif tiene movilizadas desde hace días locomotoras con cuñas quitanieves acopladas para realizar pasadas y evitar la compactación de la nieve.

La interrupción del tráfico ferroviario se debe a la acumulación de nieve entre Santibáñez y Puentes de los Fierros, en el concejo asturiano de Lena. En la red de ancho métrico de Asturias, Renfe también mantiene los planes alternativos de transporte entre Tuilla y Laviana, Collanzo y Cabañaquinta y Nava e Infiesto, tramos afectados por la caída de árboles y la acumulación de agua. Durante estos días ha habido una acumulación de nieve sobre la vía de más de un metro. El ente gestor de infraestructuras ferroviarias Adif tiene movilizadas locomotoras con cuñas quitanieves acopladas para realizar pasadas y evitar la compactación de la nieve. Además, siguen trabajando brigadas de mantenimiento de infraestructura para la limpieza de cambios o despejar la vía ante la posible caída de árboles o ramas.

La nieve, en la zona de la Cordillera Cantábrica con hasta 15 centímetros de acumulaciones, y el frío, con mínimas de hasta los ocho bajo cero, tienen hoy en alerta amarilla, la de menor riesgo, a toda Castilla y León salvo la provincia de Valladolid. En la zona cantábrica de León y Burgos se esperan hasta 15 centímetros de nieve en 24 horas a partir de 1.200 metros, y hasta 10 en el mismo área de la provincia palentina, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web. Es probable que en las próximas horas, se produzca una tregua, pero se prevé que la nieve vuelva a aparecer a lo largo de la próxima semana, pero con menos intensidad.

El Parque Nacional de los Picos de Europa ha cerrado esta mañana la ruta del Cares, tanto en la vertiente asturiana como la leonesa, por dos aludes de grandes dimensiones registrados en los parajes de Cuarmada y La Raya, en Cabrales, y por el grave peligro de que se produzcan nuevas avalanchas.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene la alerta por fuerte riesgo de aludes en los Picos de Europa en los próximos días, por lo que el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) ha advertido de que es especialmente peligroso hacer recorridos a pie por la alta montaña y la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

Anuncios

Corte de 36 horas en Feve entre Trubia y Grado

Casi 36 horas de corte en las vías entre Trubia y Grado, tras el arrollamiento de un grupo de vacas sobre las siete de la tarde del viernes en Udrión. El convoy de Feve arrolló a tres vacas que en esos momentos estaban en los raíles. Los ocho pasajeros que viajaban en la unidad no sufrieron heridas, pero la circulación se vio interrumpida un día y medio ya que el accidente se produjo en un lugar de difícil acceso y la grúa no pudo acceder con facilidad hasta la zona del descarrilamiento. Los técnicos arreglaron la catenaria, encarrilaron el tren y repararon las vías afectadas. Durante la mañana del domingo los trenes ya volvían a circular.

Fuentes de la operadora de vía métrica informa que el corte afectó a dieciocho trenes de la línea Oviedo-San Esteban y también a cuatro viajes de media distancia entre la capital del Principado y Ferrol. «Los servicios que incluyen el tramo afectado se están realizando por carretera y de forma programada», añaden. En el momento en el que un tren llegaba a Urdión, un autobús esperaba a los pasajeros para realizar esta conexión y después otro convoy los recogía una vez quedejaban atrás el lugar del accidente.

Feve investiga por qué estaban tres vacas en las vías a la hora del accidente, ya que para evitar este tipo de situaciones se ha construido un muro de contención. La presencia de ganado suelto en esta zona es habitual y conocida por Feve, que según fuentes de la investigación del accidente, ya había advertido al propietario de los animales del peligro ocasional para el servicio ferroviario.

‘Asturias al tren’ propuso a mediados de septiembre la eliminación de la parada de Udrión. Alegan que a lo largo de una jornada uno o ningún pasajero se sube al tren en este apeadero y los vecinos podrían usar la parada de La Molina del Transporte Urbano de Asturias (TUA) para llegar hasta la capital del Principado o San Esteban. Con su eliminación se ganaría velocidad y los tiempos se acortarían, de forma que serían mucho más atractivos para que los usuarios se decanten por este servicio en vez de el coche particular, tal y como explican a través de su página de Facebook. No obstante esta no es la única parada que proponen que se elimine. Su listado suma dieciocho apeaderos.

El colectivo defiende que es necesario hacer “inversiones serias, no sólo parches” en modernizar las líneas, duplicando algunos trazados, ofreciendo servicios directos entre algunas localidades, y suprimiendo apeaderos con poco uso para potenciar los servicios semidirectos que puedan competir en tiempo con medios de transporte alternativos, como el autobús. Según este colectivo, “de cada 3 paradas que hacen los Cercanías de ancho métrico, una es para atender apeaderos con un uso residual, lo que castiga al resto de pasajeros alargando innecesariamente los tiempos de su desplazamiento”, algo que a la larga condena al servicio y lo aboca al cierre, argumentan.

(Imagen cortesía El Comercio. Pablo Lorenzana)

Primera prueba del tren propulsado con gas licuado

El primer tren de viajeros del mundo propulsado con gas natural licuado recorrerá durante los próximos cuatro meses 15.000 kilómetros por una línea de Cercanías de Asturias para probar la eficacia y ventajas de este modelo, más barato y menos contaminante que el basado en el diésel. La compañía ferroviaria ha reservado para la realización de las pruebas un tramo de unos veinte kilómetros entre las localidades asturianas de Figaredo y Trubia, pero a lo largo de la semana se prevé ampliar el radio de acción con viajes ya fuera del concejo.

Los ministros de Fomento, Íñigo de la Serna, y Energía, Álvaro Nadal, asistieron ayer al inicio de las pruebas entre la estación del Vasco de Mieres y la de Figaredo, en la cuenca minera del Caudal, con un tren repleto de autoridades y periodistas que han hecho este trayecto de unos 5 kilómetros a una velocidad punta de 35 kilómetros por hora. No obstante, De la Serna asegura que en las primeras pruebas se ha superado esa velocidad, reducida después por la multitud de viajeros que llevaba el tren, y que ésta aún se verá incrementada en el futuro con el desarrollo de mejores motores. En este circuito se desarrollará todo el procedimiento de chequeo del novedoso y ecológico sistema de propulsión. Fuentes de Renfe destacann que la prueba se superó con total normalidad.

“Ésta es la primera experiencia en el mundo de propulsión de un tren de viajeros con gas licuado”, subraya el ministro de Fomento, quien asegura que se abre un “escenario optimista” en cuanto a su extensión, especialmente en el ámbito de las Cercanías, por lo que se compromete a extender este modelo a todas las líneas que no vayan a ser electrificadas. Actualmente está electrificada el 68% de la red ferroviaria, un 18% más que en 1990, lo que supone que en el 32% del sistema está propulsado por locomotoras diésel. Aunque el Ministerio seguirá invirtiendo en la electrificación de las vías férreas, en aquellas en las que no se pueda acometer va a apostar por sustituir la tracción diésel por la de gas licuado por sus ventajas medioambientales y económicas.

“Estamos a las puertas de un modelo completamente innovador y pionero en el mundo que exige de un periodo largo de pruebas”, reconoce el ministro, que prevé que en un plazo de dos años haya en Asturias cuatro trenes de Cercanías circulando con gas licuado. En principio, serán locomotoras híbridas adaptadas para circular con diésel y gas pero el objetivo es que sólo lo hagan con ese último combustible al final de ese periodo.

Nadal reconoce que la transición de modelos no es fácil de hacer pero que el Gobierno ha apostado por reducir las emisiones de efecto invernadero y que si se pudiesen sustituir todos los trenes diésel por los de gas licuado habría un ahorro importante y una alta reducción de emisiones. Con la propulsión de gas licuado las emisiones de dióxido de carbono se reducen entre un 20% y un 30%, y entre un 60% y un 80% las de óxidos de nitrógeno, mientras que prácticamente se eliminan las de azufre.

Nadal asegura que España está consiguiendo ser un país puntero en este ámbito del transporte ferroviario y explica que desde su Ministerio continuarán apostando por el uso del gas en otro tipo de vehículos para cumplir con los objetivos climáticos marcados. Este proyecto se enmarca dentro del plan de descarbonización y eficiencia energética del sector ferroviario y, con una inversión de 1,4 millones de euros, está siendo desarrollado por Renfe, Gas Natural Fenosa y Enagás.

Este prototipo de tren autopropulsado con gas natural licuado (GNL) estará en servicio en la línea de Cercanías de ancho métrico (antigua Feve) que discurre entre Baíña y Collanzo, a unos 30 kilómetros de Oviedo. De esta prueba en vía se extraerán conclusiones sobre requisitos técnicos de espacio, peso, refrigeración, y autonomía para la tracción de gas natural, además de otras consideraciones y variables comparativas en emisiones y economía operativa.

Fomento tiene un plan para Feve

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentará este año un plan para los trenes de cercanías del norte de España (la extinta Feve) en el que ha indicado que llevan meses trabajando Adif y Renfe para mejorar este servicio con planteamientos “realistas”. Las competencias del servicio de cercanías de trenes recae sustancialmente en la Administración General del Estado, según ha señalado el titular de Fomento, más allá de que pueda haber alguna colaboración puntual para poner en práctica el anunciado plan. “Se hará un planteamiento un tanto global porque la problemática es bastante similar en todos los lugares”, explica De la Serna.

El ministro asegura que el nuevo plan será realista y no contemplará “inversiones hipermultimillonarias que quedarían muy bien en el papel pero no se podrían llevar a término“. “Lo que queremos es hacer lo más prioritario”, indica. El plan tendrá alcance nacional, y en lol tocante a Asturias analiza los problemas de toda la cornisa. El planteamiento de base es claro: “En las comunidades donde está Feve hay una necesidad imperiosa, se trata de asumirla”, dice De la Serna.

Aunque no lo reconoce explícitamente, el ministerio sabe que la línea de la extinta Feve sufre problemas crónicos que se han acentuado desde la absorción y que están causando un grave daño a los usuarios que sufren el deterioro del servicio, sobre el que no se augura un final feliz. De hecho, coincidiendo con la visita de De la Serna a la comunidad, el colectivo “SOS Tren Asturias” denuncian que “siguen las cancelaciones de trenes en Feve”. Del 14 de agosto al 3 septiembre se suspendieron 35 trenes entre Oviedo e Infiesto. En la primera semana de agosto se cancelaron 20 entre Oviedo y Llanes. “Son hechos que se producen todas las semanas”, lamentan. Además de las molestias causadas, “acaban alejando a los ciudadanos del tren por su falta de fiabilidad”.

El anuncio del ministro sobre el plan que preparan Renfe y Adif se recoge con cautela en ambientes ferroviarios de la zona que desconfían de la actuación ministerial. Fuentes del sector aseguran que será difícil que los usuarios recobren la confianza en los gestores de la línea de cercanías y que los servicios de la extinta Feve recuperen, cuando menos, los estándares de calidad anteriores a la desaparición de la operadora métrica, salvo que se realice una inversión importante en los mismos. Y no parece que las intenciones de Fomento pasen por ahí.

Fomento impulsará antes de fin de año un grupo de trabajo en que estén presentes las tres administraciones con el objetivo de eliminar la barrera ferroviaria de Avilés. En rueda de prensa, tras reunirse con el consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, y la alcaldesa Mariví Monteserín, el ministro apunta a que la propuesta hecha por el Ayuntamiento de Avilés “es una buena base desde la que tenemos que avanzar”. Se propone soterrar parte de las vías y trasladar ligeramente el trayecto del río Tuluergo.

De la Serna confirma que el soterramiento “es la idea de la que partimos, aunque el grupo determinará el alcance”. La propuesta municipal, según explica, está siendo analizada actualmente por técnicos de Fomento. “La única manera de avanzar es una propuesta consensuada” que saldría del grupo de trabajo. Después vendría el convenio entre las tres administraciones y en que se incluiría el desarrollo y financiación del proyecto, para a continuación encargar el estudio informativo, según ha detallado De la Serna.

De la Serna ha hecho alusión al gran proyecto del corredor hacia la meseta sur, para aseverar que se están cumpliendo los compromisos adquiridos como es el caso del fondo de saco de León, cuyas obras están en marcha con la idea culminarlas a finales de 2018. Sobre la redacción del nuevo proyecto para el tramo de León a La Robla y las obras que hay que realizar de superestructura en la variante de Pajares, el compromiso es finalizarlos este año para, posteriormente, iniciar lo procesos de licitación.

Según De la Serna, también se están cumpliendo los compromisos para el metrotrén entre Viesques y Cabueñes en Gijón para el que, además, no será necesario redactar un nuevo estudio informativo para la declaración del impacto ambienta por lo que será posible acometer directamente el proyecto mejorando los tiempos previstos. En relación a la variante de Pajares, el ministro asegura que su departamento baraja para finales de 2020 la fecha de culminación de las obras.

(Imagen José Antonio González. Vía Libre)

La estación de San Martín de Luiña, en peligro

Otro inmueble ferroviario en peligro. La extinta Feve -integrada en el grupo Renfe- se plantea tirar la estación ferroviaria de San Martín de Luiña, en la línea Ferrol-Gijón, cuya construcción comenzó con el general Miguel Primo de Rivera y no concluyó hasta septiembre de 1972. Este inmueble diseñado en 1950 y está considerado un ejemplo intermedio entre las dos corrientes dominantes en la época: el racionalismo y el regionalismo. El edificio lleva años cerrado y, aunque exteriormente su estructura de piedra sigue en pie, tiene la techumbre seriamente deteriorada.

Al igual que las estaciones de Muros del Nalón, Cudillero, Soto de Luiña y Novellana, el edificio de viajeros de San Martín de Luiña se integra en una corriente de la arquitectura ferroviaria que supone un camino intermedio entre las tendencias dominantes del regionalismo y el racionalismo. Consiste en la materialización de inmuebles levantados mediante técnicas constructivas contemporáneas a los que se aplica un aparato ornamental o acabado formal derivado de la tradición historicista.

Todos los edficios de la línea parten de una planta común caracterizada por su irregularidad y asimetría, por la abundancia de esquinas que denuncian la presencia de cuerpos salientes y entrantes y, en general, por el alejamiento de la rigurosidad compositiva en los ejemplos estandarizados de los años finales del siglo XIX. Como norma general, en todas ellas un vestíbulo precedido de una pequeña pieza de acceso domina el espacio central de la planta baja y desemboca en un soportal previo al andén. Las dependencias laborales se agrupan a un costado mientras que al otro se localizan los retretes y la caja de escaleras que permite la subida al piso superior, ocupado por dos viviendas para empleados.

El empleo de hormigón como material tectónico y la plaqueta de ladrillo como recubrimiento parietal se compensan con la aparición de paramentos almohadillados en las esquinas, y espadañas y pináculos herrerianos en la coronación de los muros. Este fenómeno disfrutó de amplia transcendencia en el ámbito internacional en las décadas anteriores al estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Según Guillermo Bas, doctor en Historia del Arte por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), el valor de la estación de San Martín de Luiña es «incuestionable». El diseño es obra del ingeniero Francisco González Quijano, humanista de la época encargado de dibujar los vestíbulos del tramo entre Pravia y Luarca. La normativa de la época prescribía levantar una terminal cada veintidós kilómetros, de ahí que cada edificio presente giros y peculiaridades propias, de cara a evitar la monotonía.

Desde el año pasado Posada Organización S. A. tiene adjudicada la demolición y retirada de los escombros, todo en un mes de plazo y a cambio de 20.288 euros. «Ofrecimos el edificio a otras instituciones, pero nadie quiso asumir su gestión, reparación y mantenimiento», explican fuentes de la operadora pública.

Bas evoca las estaciones derrumbadas en las últimas décadas, como la de Caces (Oviedo) o Las Segadas (Ribera de Arriba) y advierte: «Si San Martín de Luiña cae, tendrá un efecto dominó, porque hay otras en similares condiciones de abandono que serán tiradas después». «En pleno siglo XXI no deberíamos tener que discutir el valor de este patrimonio, porque es incuestionable», sostiene Bas quien estima que «con una inversión mínima, un edificio de estas características, cerca del mar, puede tener múltiples usos hosteleros, de restauración, como albergue o vivienda particular”. Cualquier utilidad antes que el derribo. ¿Será posible mantenerla en pie?

Plataforma para la preservación de Pajares

El martes 14 de marzo a las 19.00 horas tendrá lugar el acto de presentación de la Plataforma para la Preservación del Puerto Ferroviario de Pajares en las instalaciones del Museo del Ferrocarril de Asturias en Gijón. Se trata de una plataforma altruista e independiente, promovida inicialmente por un grupo de particulares de diferentes ámbitos de la sociedad civil, con el interés común de preservar el enorme patrimonio histórico que supone la Rampa Ferroviaria de Pajares, y con la aspiración de integrar progresivamente tantas entidades y colectivos sociales, culturales y profesionales como sea posible.

La vieja rampa -entre Puente de los Fierros y Busdongo-, que data de 1884, corre el riesgo de quedar en el olvido, en cuanto entren en servicio (?) los túneles de la red de Alta Velocidad. Es una de las obras de ingeniería más importantes del siglo XIX, por lo que son muchos los que piensan que sería una pena perder este patrimonio.

Los objetivos de esta asociación pasan por poner en valor este patrimonio mediante campañas de divulgación y comunicación para crear en el menor plazo posible una conciencia colectiva de necesidad de preservación y conservación del trazado. Quieren promover las acciones encaminadas a la preservación del trazado y su mantenimiento en un uso, que sirva de pilar entre otras posibilidades para desarrollar iniciativas turísticas, culturales y de ocio en las comarcas implicadas. Y para ello solicitan diferentes formas de protección patrimonial que den cobertura futura a la preservación como son la Declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Declaración de Bien de Interés Cultural, inclusión en el inventario de la Fundación World Monument Watch, etc.

El ingeniero industrial Francisco Valle es el portavoz de esta plataforma, que ya ha recabado el apoyo de empresas, entidades como el Museo del Ferrocarril, asociaciones de vecinos y aficionados del sector. Explica que los 42,7 kilómetros de la rampa de Pajares, apenas ha sufrido cambios en sus más de 130 años de historia: «Aparte del mantenimiento y algunas modificaciones de trazado para aumentar su capacidad, los trenes circulan sobre la misma infraestructura que se inauguró en 1884».

Valle indica que «hay trazados muy similares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus características, que esté integrado en el paisaje y su espectacularidad». Esos trazados son los de Semmering (Austria) y Bernina (Suiza), también conocido como Ferrocarril Rético. «Es una infraestructura muy compleja, con un número importante de túneles, y su mantenimiento cuesta dinero». Por ello es necesario buscarle utilidades y desde esta plataforma ya tienen pensadas unas cuantas. Una sería como uso turístico, al tiempo que el Adif -propietario de la línea- lo puede seguir utilizando como trazado de pruebas para sus equipamientos. Y Valle añade que «se puede combinar todo, recuperando también el servicio de cercanías entre Pola de Lena y La Robla, que lo perderán con la entrada en funcionamiento de la variante de Pajares».

Desde la plataforma se sugiere reducir los gastos con actuaciones como eliminar la electrificación de la línea, simplificar la señalización y eliminar vías en las estaciones. Pero, incluso, aunque sea inviable preservar todo el trazado de la rampa de Pajares, la plataforma ve posible «mantener un tren turístico y combinarlo con una senda verde. Aún existe la pista que originalmente se usó para hacer las obras y, si hay un túnel que es difícil de mantener, siempre se puede dar la alternativa de rodearlo por esa pista. Además, hay que tener en cuenta que en paralelo baja la vía romana de La Carisa y también está el bosque de Valgrande, con pistas para hacer ‘trekking’ y rutas en bicicleta de montaña», apunta este ingeniero industrial.

La rampa de Pajares ¿Patrimonio de la Humanidad?

tren-rampa-pajares-antigua

La vieja rampa entre Puente de los Fierros y Busdongo, que data de 1884, corre el riesgo de quedar en el olvido. Eso sucederá más o menos cuando entre en servicio la nueva infraestructura de la línea de Alta Velocidad. Pero esa genial obra de la ingeniería, una de las más importantes del siglo XIX, no puede perderse. Eso es lo que piensan, al menos, un grupo de entusiastas asturianos que quieren formar una plataforma parea conservar el antiguo trazado. Su objetivo es que la Unesco lo declare Patrimonio de la Humanidad.

Como no podía ser de otra forma, un ingeniero industrial es el portavoz de esta plataforma. Francisco Valle ha recabado el apoyo de empresas y entidades, como el Museo del Ferrocarril de Asturias, asociaciones de vecinos y aficionados del sector. Explica que los 42,7 kilómetros de la rampa de Pajares, apenas ha sufrido cambios en sus más de 130 años de historia: «Aparte del mantenimiento y algunas modificaciones de trazado para aumentar su capacidad, los trenes circulan sobre la misma infraestructura que se inauguró en 1884». Valle trata de crear conciencia social y que los asturianos se convenzan de que este viejo trazado no se puede perder con la llegada de la alta velocidad. Sabe que su conservación ni será fácil ni será barato. Valle indica que «hay trazados muy similares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus características, que esté integrado en el paisaje y su espectacularidad». Esos trazados son los de Semmering (Austria) y Bernina (Suiza), también conocido como Ferrocarril Rético.

¿Cuál es el problema con el que se encuentra Pajares? Francisco Valle explica que «es una infraestructura muy compleja, con un número importante de túneles, y su mantenimiento cuesta dinero». Por ello es necesario buscarle utilidades. Desde la plataforma que preside ya tienen pensadas unas cuantas. Una sería de ellas, como es evidente, es su uso turístico. Esa idea no sería incompatible con los planes de Adif -propietario de la línea- que la pueden seguir utilizando como trazado de pruebas para sus equipamientos. Valle cree, además, que «se puede combinar todo, recuperando también el servicio de cercanías entre Pola de Lena y La Robla, que lo perderán con la entrada en funcionamiento de la variante de Pajares».

La plataforma sabe que es necesario simplificar los costes de mantenimiento. Sugiere reducir los gastos con actuaciones como eliminar la electrificación de la línea, simplificar la señalización y eliminar vías en las estaciones. Es difícil y son conscientes. Quizá resulte inviable preservar todo el trazado. Pero aseguran que es posible «mantener un tren turístico y combinarlo con una senda verde. Aún existe la pista que originalmente se usó para hacer las obras y, si hay un túnel que es difícil de mantener, siempre se puede dar la alternativa de rodearlo por esa pista. Además, hay que tener en cuenta que en paralelo baja la vía romana de La Carisa y también está el bosque de Valgrande, con pistas para hacer ‘trekking’ y rutas en bicicleta de montaña», apunta este ingeniero industrial.

La plataforma está dando los primeros pasos para recabar apoyos. Cuando tenga un respaldo social importante, acudirá a los ayuntamientos implicados, como los de Lena y Villamanín, e incluso a los gobierno de Castilla y León y de Asturias. Después, con ideas concretas, será cuando se pongan en contacto con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). «Intentaremos hacer distintas actividades para dar cuerpo a la plataforma y después, en una segunda fase, nos pondremos en contacto con el propietario de la línea para concretar qué se puede hacer», explica Francisco Valle.

¿Un tren turístico entre Mieres y Morcín?

minas-de-riosa-morcin-ano-1955-fondo-memoria-digital-de-asturias

El Museo del Ferrocarril de Asturias ha elaborado un estudio que contempla aprovechar el trazado entre Mieres y Morcín para poner en marcha un ferrocarril turístico. La iniciativa cuenta con dos padrinos: la Asociación cultural ‘Los Averinos’ de Loredo y el Ayuntamiento de Mieres. Ambos organismos respaldan el proyecto, que de momento no deja de ser una idea apoyada en un estudio, que pretende recuperar el tren minero de Hulleras de Riosa que durante décadas comunicó Mieres y Morcín a través de un trazado agreste que avanzaba entre túneles, bosques de castaños y murallas de roca caliza transportando, primero carbón, y más tarde también personas.

“El primer paso que daremos será impulsar la creación de un consorcio que asuma el desarrollo del proyecto”, destaca el concejal de Cultura, Juan Ponte (IU). Este anuncio se hizo en presencia del director del Museo del Ferrocarril de Asturias, Javier Fernández López, y de varios miembros de la asociación ‘Los Averinos’, que abren al público una exposición dedicada al ferrocarril Vasco-Asturiano que podrá ser visitada en la Casa de Cultura ‘Teodoro Cuesta’ hasta el próximo 27 de octubre.

El estudio refleja una ambiciosa actuación, aunque viable “tanto técnica como financieramente”. Javier Fernández recalca que “es una actuación que se plantea a largo plazo y para la que habrá que buscar algún tipo de mecenazgo; pero desde luego no es una quimera”. El director del museo gijonés señala que “un tren turístico en esta vieja trinchera abre grandes potenciales turísticos, ya que nos encontramos ante un enclave de gran valor ambiental y también industrial”.

El estudio ve posible que un tren de principios del siglo pasado recorra los casi diez kilómetros que separan a La Pereda, en Mieres, de la Foz de Morcín. Actualmente el trazado es una senda peatonal dividida en dos tramos separados por la cantera de Peñamiel. “Se trata de un obstáculo perfectamente salvable”, indica Javier Fernández. El recorrido está salpicado por once túneles incrustados en crestones calizos y envueltos en una frondosa vegetación. “En próximas fases del proyecto se valorará la financiación necesaria, pero el primer paso ya está dado con el estudio y el siguiente será la puesta en marcha de un consorcio”, subraya Juan Ponte. Los detalles del estudio se darán a conocer en los próximos días.

(imagen fondo Memoria Digital de Asturias)

Cumbre regional en Asturias contra la actual situación de abandono ferroviario de la extinta Feve

cercanias-fece-tren-asturias

Un grupo de trabajo integrado por representantes del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA), sindicatos, la Federación Asturiana de Concejos (FACC), empresas de transporte por carretera, Renfe, consumidores y vecinos, se reunirá este viernes, 1 de julio, para evaluar la situación del ferrocarril en Asturias y urgir la adopción de medidas encaminadas a revertir la actual situación de “práctico abandono”, según informa el Gobierno asturiano.

El Consorcio de Transportes de Asturias acordó en un consejo de administración celebrado el pasado 16 de junio crear una comisión técnica que estudie alternativas encaminadas a mejorar la penetración del transporte público, tanto por carretera como por ferrocarril, a fin de corregir el uso preponderante del vehículo privado.

“Dadas las deficiencias en el servicio prestado por la antigua compañía Feve, en este primer encuentro la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, y presidenta del Consorcio, Belén Fernández, solicitará explicaciones detalladas al representante de Renfe Operadora e instará a aplicar medidas que acaben con el perjuicio que se está ocasionando a los ciudadanos del Principado de Asturias”, señalan desde el Ejecutivo regional.

El Gobierno del Principado dice estar preocupado porque la deriva de la antigua Feve “agrave la pérdida de viajeros del sistema ferroviario y se utilice como pretexto para recortar servicios ferroviarios de cercanías en la comunidad autónoma”.

La actual situación, han añadido, no se produciría de haberse llevado a cabo una correcta gestión, acompañada de inversiones que sí se anuncian para otras comunidades autónomas y de las que Asturias “se ve sistemáticamente privada”.

No es la primera vez que las instituciones asturianas se quejan por el funcionamiento del sistema ferroviario. recientemente las alcaldesas de Carreño y de Avilés se rebelaban contra la supresión de varios trayectos de cercanías de la antigua Feve que afectan a sus conexiones. Ambas regidoras socialistas pedían explicaciones al Ministerio de Fomento por las continuas cancelaciones de servicios por falta de maquinistas y de material, con los consiguientes perjuicios para los vecinos que son usuarios de este transporte público.

Los sindicatos critican que los actuales responsables de Renfe prefieran suprimir trenes que pagar compensaciones económicas a maquinistas fuera de servicio ante la cada vez mayor dificultad de cubrir vacantes. «Nos encaminamos galopantemente hacia el abismo. Esto empeora cada vez más. Solo importan las cercanías de Madrid, Valencia, Barcelona o Bilbao y en Asturias no incrementar la cuenta de gastos por personal con el ancho métrico», lamenta Luis Blanco Junquera, presidente del comité de empresa. Por su parte, el colectivo Asturias al Tren reiteró sus críticas al gasto de «miles de millones» en líneas de alta velocidad ferroviaria «para un tren de minorías» en lugar de apostar por la mejora y renovación de la red de cercanías que, en el caso de la antigua Feve, supone un «desastre» en Asturias. Esta asociación advierte que esta situación obedece a una decisión política de «no querer modernizar, ni realizar inversiones en la red de cercanías» y que los culpables son tanto el PP ahora como el PSOE antes.

Recorrido por la historia ferroviaria de Avilés, con Javier Fernández como maquinista

aviles-estacion-llegada-tren

La llegada del primer tren a Avilés, el 6 de julio de 1890, trajo cambios profundos a la región. Se repetía miméticamente la historia, tal y como había ocurrido en 1837 cuando se inicia la aventura ferroviaria de España, con la apertura del tramo La Habana-Bejucal (no olvide el amable lector que Cuba fue colonia española hasta 1898). Y ahora en Avilés se recuerda, como un viaje iniciático, lo que supuso la llegada del ferrocarril hace 125 años.

El director del Museo del Ferrocarril de Asturias, Javier Fernández López, es el primer maquinista que conduce por este camino de siglo y cuarto, con una magistral charla desarrollada el lunes en el Centro de Servicios Universitarios. Como gran conocedor del ferrocarril español, Fernández expuso no solo la evolución del ferrocarril en estos años, sino los profundos cambios que trajo, que permiten entender algunos de los problemas que nos preocupan en este momento. «Las raíces son industriales y carboneras. En cambio ahora se usa como transporte de pasajeros, cosa que nunca hubieran imaginado los diseñadores de las primeras líneas. Básicamente los trazados no han cambiado», relató en su brillante exposición.

Fernández inició su recorrido en Arnao, que tan de moda se ha puesto entre los arqueólogos e investigadores tras los hallazgos de una antigua línea feroviaria. «Se sabe que en 1834 había un tren minero, con tracción animal, que daba servicio a la mina. Es una de las líneas férreas documentadas más antiguas de España», asegura. Después se lanza hasta 1855, «cuando se construyó el túnel de San Martín, en Salinas, entonces el más largo de España», y en 1880, cuando ‘Eleonore’ comenzó a cabalgar entre Arnao y San Juan. «Fue la primera locomotora de vapor que circuló en la comarca». Y, como no podía ser de otra forma, estaciona durante un rato su parlamento en aquel 6 de julio de 1890. Ese día los avilesinos recibieron por todo alto el convoy pionero. «La línea se abrió para ofrecer una alternativa a Gijón como salida del tráfico de carbones, aunque no llegó a San Juan hasta 1994», y el tren «permitió viajar con comodidad a otras partes de Asturias y a Madrid, trayectos que hasta entonces solo se podían hacer a caballo o en carreta».

El director del Museo del Ferrocarril de Asturias apoya su discurso con la proyección de una serie de fotografías, algunas de ellas inéditas, entre las que destacan dos que muestran la estación de Avilés en la primera década del siglo XX, en una de las cuales posa toda la plantilla.

Fernández también alude a ‘La Chocolatera’, «un tranvía muy modesto que desde finales del siglo XIX hasta poco antes de la Guerra Civil unía Ávilés con Salinas, impulsando su desarrollo urbanístico. Las locomotoras, de vapor, eran inglesas, y el nombre viene de las chocolateras que se utilizaban entonces, una especie de jarras que echaban mucho vapor».

‘El Carreño’ centra otra parte de su exposición. Este tren de vía métrica -hasta hace poco Feve y ahora integrado en Adif-, «se llama así porque lo puso en marcha la Compañía de Minas de Hierro y del Ferrocarril de Carreño. Iba de las minas a El Musel y los nuevos propietarios, el Banco Urquijo, la prolongaron hasta Avilés para dar servicio a pasajeros. Hasta que llegó a Gijón, ya en los cincuenta, el viaje desde El Musel se hacía en tranvía, por lo que trayecto duraba hora y media». En esos mismos años «se inauguró el tramo Avilés-Pravia aunque la línea Gijón-Ferrol, no se completó hasta 1972, cuando se inauguró el tramo Luarca-Vegadeo». Al igual que la ancha, la vía estrecha se diseñó «bajo las coordenadas de mercancías», incidió.

La ponencia de Javier Fernández abría el ciclo con el que el Aula de Cultura de La Voz, con el patrocinio de Cafés Toscaf y la coordinación de Armando Arias, conmemora el 125 aniversario de aquel primer convoy, un tren de pasajeros propulsado por una locomotora de vapor que llegó a Avilés procedente de Villabona el 6 de julio de 1890. El ciclo se completa con otras tres charlas, los lunes 15, 22 y 29, impartidas por expertos que ofrecerán miradas desde distintas perspectivas sobre la realidad ferroviaria de la comarca, una mesa redonda, el 6 de julio, también lunes, en la que representantes de los grupos políticos de la nueva Corporación debatirán sobre el futuro del tren en la ciudad y una exposición pictórica firmada por José L. Ibáñez. Su título, ‘Trenes’.

(Fuente ‘El Comercio’ de Gijón)