Archivo mensual: marzo 2011

El AVE Madrid-Valencia supera el medio millón de viajeros en sus cien primeros días

El AVE Madrid-Valencia ha transportado a 510.000 viajeros en los cien primeros días de funcionamiento, de los cuales 62.000 fueron en la semana de Fallas, en un servicio de alta velocidad que ya supone el 74 % de la cuota de mercado frente al avión Según ha informado Renfe-Operadora en un comunicado, el tren de alta velocidad entre madrid y Valencia, que une ambas ciudades en algo más de hora y media, ha crecido de forma exponencial desde su inauguración el pasado 19 de diciembre.

Durante el primer mes transportó una media de 4.300 viajeros diarios, coincidiendo con el período de vacaciones navideñas, en los siguientes 30 días la media creció hasta los 5.200 y en marzo se han alcanzado los 5.800 viajeros de media diaria.

Esta respuesta de la demanda en tres meses ha permitido a Renfe alcanzar cuotas de ocupación diaria cercanas al 70 %.

Según datos proporcionados por la empresa ferroviaria, diariamente circulan 30 trenes, 15 por sentido, de los cuales 11 son directos y emplean poco más de una hora y media en realizar el recorrido, mientras que cuatro realizan la parada en estaciones intermedias como Cuenca y Requena para llegar a un hora y 50 minutos de viaje

Anuncios

El metro de Londres se plantea recuperar algunas de sus estaciones fantasma y convertirlas en pubs

Grandes ideas para tiempos de crisis. Las estaciones fantasmas del metro de Londres (todos los metros que se precien tienen este tipo de instalaciones) y que permanecen en el olvido bajo las calles de la capital inglesa pueden volver a la vida. Pero ahora sin que sirvan para para lo que fueron concebidas, sino recuperadas como pubs, bares, salas de concierto e, incluso, atracciones turísticas.

El metro de Londres tiene algo menos de trescientas estaciones en funcionamiento. Pero bajo las calles londinenses densamente pobladas permanecen casi en el olvido una cincuentena que con el tiempo han caído en desuso en la más que centenaria historia del metropolitano. Algunas dejaron el servicio en 1933, con la creación de la Sociedad de Transportes de Londres que fusionó las distintas empresas que daban servicio en el metropolitano; muchas instalaciones permanecían a tan poca distancia que las hacía inviables para la buena marcha del metro. Y se cerraron. O no eran rentables (British Museum, Aldwych y Lord’s, entre otras) o estaban mal diseñadas (como King William Street que inauguró como príncipe de Gales el que fuera Eduardo VII) o cayeron en desuso porque apenas eran utilizadas (Brompton Road o Passing Brompton Road).

Muchas de ellas se utilizaron como refugio durante la II Guerra Mundial, para evitar los efectos de los bombardeos de la Luftwaffe. El ‘blitz’, como se denominó a esta forma de hacer la guerra, provocó alrededor de 43.000 muertes, y destruyó más de un millón de viviendas, pero fracasó en alcanzar los objetivos estratégicos de sacar a Inglaterra de la guerra o dejarla incapaz de resistir una invasión.

La mayor parte de ellas permanecen hoy inaccesibles, aunque si uno permanece atento puede vislumbrar en algunos de los trayectos sus fantasmagóricas formas. Sin ir más lejos, en la Northern Line, puede verse Bull and Bush, aunque jamás estuvo abierta al público.

El alcalde de Londres ha dado la bendición al proyecto, aunque con la condición de que no se gaste ni un solo centavo del erario público con esta iniciativa ideada por un avispado empresario. Ajit Chambers cree que las estaciones y redes de túneles ocultos se pueden revitalizar y permitir la inversión de capital privado. Y parace que su idea ha encontrado adeptos. Algunos podrían hacer uso del valor patrimonial de las estaciones, mientras que para otras simplemente se piensa en utilizar ese espacio tan inusual.

Aldwych es una de las estaciones en desuso más conocidas. A 28 metros bajo tierra, por una escalera de caracol de 160 peldaños, sirvió de refugio durante el ‘blitz’. Se cerró en 1994, pero se utiliza con frecuencia como un set de filmación. En Euston, hay zonas que han sido cerradas al público, pero también suena como una de las más apetecidas para esos nuevos usos. O York Road, cerca de la reurbanización de King’s Cross, que se encuentra en una ubicación privilegiada para que sirva de lugar de ocio, con una inversión calculada cercana a los 20 millones de libras.

Y lo mismo que Aldwych ya se habla de Kentish Town, que se cerró en 1924, y que ahora alberga un salón de sauna y masaje; Brompton Road, cerca de Harrods, y Down Street, puesto de mando subterráneo de Churchill antes de que se trasladara a los Bunkers del gobierno en Whitehall, que todavía conserva el cuarto de baño que utilizaba el primer ministro durante la guerra.

La idea ha sido bien acogida, en especial en la City, pero los responsables del metro ponen cierta cautela. “La mayoría de las estaciones en desuso no se han utilizado durante muchos años y casi todas están junto a las vías aún en funcionamiento, lo que presenta un desafío para la seguridad importante. “Hemos mantenido una extensa correspondencia y varias reuniones con los promotores de esta iniciativa a los que les hemos hecho ver lo poco práctico de sus propuestas”. La cuestión sigue en el aire, mientras los polìticos calculan los riesgos y los beneficios.

Los trenes turísticos de Feve enlazarán el Centro Niemeyer de Avilés con el Guggenheim de Bilbao

La operadora ferroviaria Feve enlazará el Centro Cultural Oscar Niemeyer con el Museo Guggenheim de Bilbao a través de sus trenes turísticos -‘El Transcantábrico’ y ‘El Expreso de La Robla’- gracias a un convenio firmado ayer, que incluye otras actuaciones para promocionar el equipamiento avilesino. La alcaldesa de Avilés, Pilar Varela; el presidente de Feve, Ángel Villalba, y el director general del Centro Niemeyer, Natalio Grueso, han rubricado un documento con el que se destaca el apeadero situado frente al complejo cultural como la mejor opción para el visitante. El protocolo de colaboración entre las tres entidades busca el desarrollo de programas de promoción cultural del centro avilesino en los ámbitos regional, nacional e internacional.

El espíritu que ha impulsado la elaboración de este protocolo se basa en el fomento del uso del transporte público ferroviario; para ello, se pondrá a la venta conjuntamente en las taquillas de Feve un billete y la entrada al centro, ambos bonificados. Además, las visitas guiadas al Niemeyer se incorporarán al programa de actividades de los trenes turísticos ‘El Transcantábrico’ y ‘El Expreso de la Robla’ y, más adelante, se estudiará la posibilidad de unir en una acción turística común el Centro Niemeyer con el Museo Guggenheim de Bilbao, con el tren como hilo conductor.

La alcaldesa de la ciudad ha indicado que, tras un fin de semana inaugural, en el que el centro ha recibido la visita de 100.000 personas, continúa la tarea de aunar entidades para que se sumen al proyecto avilesino, en este caso, con Feve.

El ‘Tren del Llacs’ se hace a la vía

Vuelve a la vía el ‘Tren dels Llacs’. La temporada del convoy turístico se abrirá el 22 de abril y permanecerá en activo hasta el 20 de octubre La línea ferroviaria que une Lleida con la Pobla de Segur registró en 2010 una ocupación del 94% y alcanzó los 4.315 pasajeros. Durante esta nueva etapa habrá un total de 21 circulaciones del tren histórico.

El ‘Tren dels Llacs’ se puso en marcha en 2009 fruto de una iniciativa conjunta de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y la Diputación de Lleida, con la colaboración del Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat y los ayuntamientos de los municipios por los cuales pasa la línea. Es un servicio orientado al turismo familiar que consiste en un recorrido en tren entre Lleida y La Pobla de Segur, con el atractivo del paisaje que rodea al río Noguera Pallaresa y sus embalses.

Inaugurada el 1 de febrero de 1924, la línea férrea Lleida-La Pobla de Segur se remonta al proyecto transpirenaico de unir la ciudad de Lleida con Saint Girons (Francia), a través del Puerto de Salau, en un trazado de 89,35 kilómetros. Tiene diciesiete estaciones a lo largo del recorrido que debe salvar 41 túneles (el más largo el de Palau, con 3.499 metros bajo la sierra de Montroig) y 31 puentes (el mayor, el que cruza el río Segre en Balaguer, de 160 metros) y atreveaar 21 pasos a nivel.

La línea ferroviaria Lleida-La Pobla de Segur une estos dos municipios catalanes desde 1951. La infraestructura es propiedad de FGC (el operador ferroviario de la Generalitat) desde 2005. El 70% del volumen de usuarios se concentra en el tramo Lleida-Balaguer, que se puede considerar de cercanías ferroviaria. El resto del trayecto, que atraviesa el prepirineo de Lleida hasta llegar a la Pobla de Segur, tiene un carácter más turístico. Se tarda una hora y cincuenta minutos en recorrer íntegramente el trayecto.

Con las casi 5.000 plazas que se ofrecen esperan dar respuesta a la gran demanda y a la alta ocupación registrada el año pasado, según ha explicado el presidente de la Diputación de Lleida, Jaume Gilabert, que ha destacado la buena acogida que ha tenido esta línea desde su puesta en marcha y ha explicado que podría tener continuidad con un alargamiento de la misma, más allá de la Pobla.

“Es necesario dar respuesta a la iniciativa empresarial que se ha generado a nivel comarcal para que el ‘Tren dels Llacs’ siga cumpliendo su función de impulso del turismo, pero que a la vez sirva para que la cobertura ferroviaria se extienda a todo el año”, ha dicho.

Gilabert ha recordado asimismo que el tramo del recorrido entre Lleida y Balaguer, tanto de ida como de vuelta, se efectuará con una locomotora de vapor tipo Beyer-Garratt del año 1960 y con diseño original de 1930. El resto, entre Balaguer y La Pobla, se efectuará con dos locomotoras diesel acopladas de la serie 308.

El metro de Valencia pone en marcha el sistema de conducción automático

Los trenes de las línea 1, 3 y 5 de Metrovalencia disponen desde este sábado del sistema de conducción automática ATO (Automatic Train Operation), después de una inversión de 30 millones de euros, y más de dos años de planificación, trabajos y pruebas. El nuevo sistema se pueso en marcha en la mañana de ayer en los 25,3 kilómetros subterráneos de los que dispone la red de metro en Valencia.

Este dispositivo permite el control de la velocidad máxima de los trenes y los protege de forma segura y automática de alcances y velocidades excesivas. El ATO entra en servicio una vez concluido un complejo periodo de instalación, pruebas y el correspondiente proceso de habilitación de maquinistas que se inició a finales de octubre. Además se han tenido que adaptar las unidades de tren para posibilitar la circulación con el ATO, un proceso que ha tenido que ser más profundo en las unidades 3.900, ya que las últimas 4.300 adquiridas cuentan desde su entrega con la preinstalación de la conducción automática, por lo que solo se ha completado el sistema.

“La incorporación de este nuevo sistema mejora de forma inmediata la velocidad, la regularidad, el confort, la seguridad y la sostenibilidad de la red de metro, con un ahorro en el consumo de energía derivado de la circulación de los trenes de un 20%”, ha afirmado el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores

La instalación de este sistema, ha explicado el conseller, ha requerido “más de dos años de planificación, trabajos y pruebas, que se han realizado sin afectar al servicio habitual, y que permiten ofrecer un mejor servicio a los millones de viajeros de Metrovalencia”.

El sistema operativo de ayuda a la conducción permitirá ofrecer un mayor número de trenes en circulación, ya que se pasará de 16 a 20 trenes en servicio por hora y sentido por las diferentes líneas de Metrovalencia, siempre en el tramo subterráneo. Flores ha asegurado que con este sistema “se logra reducir el tiempo medio de espera de los viajeros en los andenes, de cuatro a tres minutos en los tramos centrales de la red”.

Con la implantación del sistema ATO también se apuesta por la sostenibilidad, ya que los trenes podrán circular con distintos tipos de marcha que se adaptarán a las necesidades puntuales de tiempos de recorrido, sin necesidad de acelerar y frenar bruscamente. A su vez, el sistema ha sido implementado bajo modernos criterios de fiabilidad y disponibilidad que minimizarán las averías.

La conducción automática se ha implantado en la Línea 1 en el tramo comprendido entre las estaciones de Empalme y València Sud; en la Línea 3 entre las estaciones de Alboraya-Peris, Aragó y Aeroport; y en la Línea 5 entre Marítim-Serrería y Aeroport y Marítim-Serrería y València Sud.

El Museo del Ferrocarril de Asturias, uno de los cien centros más importantes del patrimonio industrial

La estación del Norte de Gijón, actual Museo del Ferrocarril de Asturias, ha sido elegida por el Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (The International Committee for the Conservation of the Industrial Heritage TICCIH) entre los cien elementos de patrimonio industrial más importantes del país. Su valor arquitectónico e histórico, el estado de restauración y conservación, así como su interés como testimonio y la rentabilidad social que genera, han sido los criterios que han decantado la elección de la terminal de la antigua compañía del Norte como uno de los elementos más importantes del patrimonio industrial de España.

El Museo del Ferrocarril de Asturias es un gran complejo museístico situado junto a la playa de Poniente y está considerado como uno de los centros ferroviarios más importantes de Europa. Dispone de salas de exposiciones temporales, centro de documentación propio (con biblioteca, hemeroteca, archivo documental y archivo de imágenes), salas de actividades, talleres para escolares, tienda y facilidades para personas con movilidad reducida. Varias veces al año, se encienden para su exhibición las locomotoras de vapor que conserva en estado operativo, en las llamadas ‘Jornadas del Vapor’.

En sus amplias instalaciones de más de 14.000 metros cuadrados, formadas por la antigua estación de Renfe, la llamada playa de vías y dos edificios de nueva planta, guarda una de las mayores y mejor conservadas colecciones de máquinas y vagones de ferrocarril del continente europeo. Destaca un amplio conjunto de locomotoras de vapor de diferentes ferrocarriles, como el de Langreo, tercera línea férrea construida en la Península (tras el Barcelona a Mataró y Madrid a Aranjuez) que unía los concejos asturianos de Langreo y Gijón. La colección también posee locomotoras de los Ferrocarriles del Norte, Vasco Asturiano y de muchas líneas mineras e industrias. Además conserva coches de viajeros, vagones, tranvías y otros objetos y útiles vinculados a los trenes y las vías férreas.

La colección reúne un total superior a mil piezas, de las que más de un centenar son de material móvil (locomotoras, coches de viajeros, vagones y otros vehículos). Este conjunto ha sido reconocido como uno de los más destacados de Europa en su género.

En el caso de la estación del Norte de Gijón, se han tenido en cuenta, además de los indudables valores históricos y representativos del edificio principal del museo, construido en 1872, el hecho de que su conservación ha posibilitado aunar la supervivencia de uno de los antiguos espacios más significativos del pasado gijonés, con la creación de un equipamiento cultural que se ha consolidado como verdadero referente en su género.

A través de una rehabilitación que permitió su revalorización a todos los niveles, la antigua estación fue reinaugurada como museo ferroviario por el Príncipe de Asturias en octubre de 1998, Tras doce años desde su apertura, formando parte de la Red de Museos del Ayuntamiento de Gijón, gestionada por Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular, se muestra como destacado ejemplo de cómo un recurso cultural es útil para la regeneración urbanística de una amplia zona de la ciudad, a la vez que se consolida como singular atractivo turístico, y todo ello recuperando en el proceso su carácter y valor patrimonial.

Por lo que se refiere al rico patrimonio que atesora el museo, desde luego no pretende ser únicamente una entidad especializada en el ferrocarril desde el punto de vista técnico y científico, sino que se formula como un centro en el que la historia social juega un papel fundamental. En este sentido, además de trabajar en la preservación de material ferroviario ha venido prestando una especial atención a la recopilación y conservación de documentación escrita, oral, audiovisual y gráfica relacionada con el patrimonio ferroviario e industrial.

La colección reúne un total superior a mil quinientas piezas, de las que más de un centenar son de material móvil (locomotoras, coches de viajeros, vagones y otros vehículos). Este conjunto ha sido reconocido como uno de los más destacados de Europa en su género y una selección se expone en las salas y vías del Museo, con una superficie superior a los 7.000 metros cuadrados.

El centro de documentación del museo en la actualidad es uno de los más relevantes de España de la especialidad. Custodia un amplísimo archivo documental además de biblioteca, hemeroteca, fototeca y videoteca, que son básicos para el estudio del devenir del ferrocarril y la industria desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad. Así, tras más de 110 años de servicio como principal acceso ferroviario de Gijón, primero en manos de la compañía del Noroeste, luego en Norte y desde 1941 en Renfe, el 29 de enero de 1990, con la construcción de una nueva red arterial ferroviaria de Gijón, la Estación del Norte dejó de estar en servicio. Como consecuencia, gracias a un convenio firmado por Renfe y el Ayuntamiento de Gijón, se obtuvo para la ciudad buena parte de sus terrenos, incluyendo el edificio de viajeros y otras instalaciones, con la única condición de su reutilización para museo del ferrocarril y usos afines.

El Ayuntamiento de Gijón asume la intervención arquitectónica, que consistió en la rehabilitación del antiguo edificio de la estación del Norte, la construcción de otro paralelo, con dimensiones equivalentes y unidos ambos mediante una marquesina. La obra ejecutada respeta, e incluso reintegra, muchos de los rasgos originales del edificio. Más adelante se construyó el cierre perimetral de todo el recinto del museo, con una longitud de más de 650 metros, que permitió la utilización plena de todo su espacio y una nave polivalente que se destina a taller de restauración y espacio expositivo.

En definitiva, el total de espacio dedicado al museo comprende más de 14.000 metros cuadrados, de los que unos 11.000 integran la exposición permanente. El antiguo edificio de la estación, como zona noble, se ha destinado a oficinas, salas de actividades, exposiciones temporales y centro de documentación.

El material móvil ferroviario cuenta con un lugar privilegiado en la muestra. Así más de medio centenar de vehículos se encuentran totalmente restaurados y en exposición. Del conjunto, destacan los relacionados con los ferrocarriles mineros e industriales, dada la intensa vinculación de la economía asturiana a estos sectores. La colección del Museo se ha ido formando a lo largo de los últimos años con las aportaciones de diversas empresas públicas y entidades culturales con los que se han suscrito convenios a tal efecto.

La selección de los cien elementos más importantes del patrimonio español se llevó a cabo por un grupo de expertos, teniendo en cuenta criterios arquitectónicos e históricos, su interés como testimonio social, su valor tecnológico – industrial, su autenticidad e integridad, el estado de restauración y conservación y la rentabilidad social de las iniciativas en que estén inmersos.

Este organismo internacional, asesor de la UNESCO, inauguró el día 22 de marzo de 2011, en la Real Fábrica de Tapices de Madrid, la exposición itinerante ‘100 Elementos del Patrimonio Industrial en España’, patrocinada por la Comunidad de Madrid, con la colaboración del Ministerio de Cultura entre otras entidades. En ella, a través de un centenar de edificios, conjuntos o paisajes industriales, se pretende acercar el patrimonio industrial al conjunto de la sociedad y mostrar su riqueza.

(Imagen P. Citoula)

Feve rehabilita la estación de La Concordia de Bilbao y el centro de control de tráfico

La compañía Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve) ha rehabilitado la estación de La Concordia, de Bilbao, con una inversión de 2,1 millones de euros. Los trabajos han consistido en la remodelación de los edificios que albergan el puesto de mando y las oficinas, el rediseño de la escalera mecánica y la puesta en funcionamiento de un ascensor, además de la restauración de la fachada, cubiertas, forjados y soportes de la estructura modernista.

Obra del arquitecto Severino Achúcarro, la estación fue inaugurada en 1902 y ya había sido renovada previamente en 2001, cuando se mejoraron los accesos y el vestíbulo, y en 2007, cuando se abrió una zona de paso entre la calle Bailén y Abando. La ejecución de los trabajos ha sido realizada por Construcciones, S.A, mientras que el estudio de arquitectura lo ha realizado IMB Arquitectos.

El presidente de Feve, Angel Villalba, explica que se trata de una estación que “marcó una tendencia en lo que es la arquitectura industrial ferroviaria en España y en Europa”. “Un edificio y unas instalaciones que seguramente estarán entre las más apreciadas del continente con seguridad”, ha añadido. Villavalba ha recordado que en los años 2001 y 2007 “hemos hecho dos remodelaciones significativas que van dirigidas al público y a los viajeros para acceder en escalera mecánica y dotarles de más y mejores servicios de confort”.

Ahora se han remodelado los equipamientos de supervisión y control de tráfico ferroviario de modo que el puesto de mando pueda incorporar los últimos avances en el sector”, ha manifestado el presidente de Feve, que ha afirmado que “de igual modo, se han adaptado los distintos espacios e itinerarios para su utilización por personas con movilidad reducida cumpliendo con los requisitas de accesibilidad que estable la normativa actual”.

“Hemos vuelto con casi cuarenta trabajadores en el puesto de mando, jefatura de la estación, Administración y Protección Civil que desde hoy están en este edificio nuevo adaptado a las nuevas necesidades que una empresa y una actividad como la nuestra exige”, ha explicado el presidente de la operadora.

Los trabajos en el nuevo edificio, ha precisado, “han consistido fundamentalmente en dotar de un espacio noble a los trabajadores de Feve y dotar de un espacio céntrico y privilegiado al centro de puesto de mando y centro operativo de la entidad aquí en Bilbao”. “El objetivo se ha cumplido y estamos muy satisfechos de la intervención y yo creo que ofrecemos a Bilbao una colaboración merecida que es además la mejora estructural de todo su interior con construcción de ascensor y de nuevas escaleras, etcétera. También se ha hecho un arreglo de la fachada para estar a la altura de un espacio tan importante y tan noble como es la Concordia”, ha explicado.

Las tareas en el nuevo edificio “han consistido fundamentalmente en dotar de un espacio noble a los trabajadores de Feve y dotar de un espacio céntrico y privilegiado al centro de puesto de mando y centro operativo de la entidad aquí en Bilbao”. “El objetivo se ha cumplido y estamos muy satisfechos de la intervención y yo creo que ofrecemos a Bilbao una colaboración merecida que es además la mejora estructural de todo su interior con construcción de ascensor y de nuevas escaleras, etcétera. También se ha hecho un arreglo de la fachada para estar a la altura de un espacio tan importante y tan noble como es la Concordia”, ha explicado Villalba.

La edificación de los edificios de la Concordia, que siguió las pautas de carácter monumental de la estación inaugurada en 1902, consta de una planta baja donde se contempla la ubicación de la oficina del Jefe de la Estación, sala de reuniones, oficina del CGO y administrativa, aseos y acceso a las oficinas desde el andén de un puesto de trabajo de información.

La planta primera ha dividido el espacio de manera que podrán trabajar nueve empleados entre zonas diáfanas y tabicadas. La planta bajo cubierta distribuirá los metros cuadrados para albergar cinco oficinas con un puesto de trabajo por cada una y una diáfana para seis puestos de trabajo adicionales. Asimismo, se ha instalado un ascensor para ocho ocupantes, instalado entre el edifico anexo y el interior del edificio principal, que intercomunicará las plantas, al igual que una escalera de acceso que parte desde la calle Bailén. También se han adaptado los espacios interiores para adecuarlos a la necesidad funcionales actuales, que han permitido la introducción de nuevas tecnologías en instalaciones generales, y de manera especial, los equipamientos de supervisión y control del tráfico.


(Imagen Mitxel Atrio)

‘El Expreso de La Robla’ vuelve hoy a la vía en su segunda temporada turística

Nueva temporada de ‘El Expreso de La Robla’. Y con novedades. La puesta en servicio de un nuevo trayecto entre Asturias y Galicia y una inmersión en el románico palentino en el Itinerario de La Robla son las dos acciones más relevantes que protagonizará ‘El Expreso de La Robla’, que el martes se presentó en estación de Feve de León con una jornada de puertas abiertas.

La temporada regular de ‘El Expreso de La Robla’ comienza hoy jueves con el Itinerario tradicional del antiguo hullero (Bilbao-León-Bilbao). Un trayecto que en esta segunda etapa del tren turístico ha sido mejorado y enriquecido con una fascinante inmersión en el mundialmente reconocido arte románico palentino, mediante visitas a las localidades de Carrión de los Condes, Frómista y Villalcázar de Sirga.

Esta nueva propuesta completa un programa de viaje que partiendo de Bilbao llega hasta León y retorna a la capital vizcaína durante cuatro días y tres noches (de jueves a domingo), y que comprende paradas y recorridos en Espinosa de los Monteros, el complejo kárstico Ojo Güareña, Cervera de Pisuerga, las Cuevas de Valporquero, la ciudad de León, Guardo, Medina de Pomar o Balmaseda. El Itinerario de La Robla está operativo desde marzo a noviembre excluyendo parte del mes de junio y los meses de julio y agosto en los que el tren traslada su actividad a la vera del Cantábrico.

Del 16 de junio al 15 de diciembre ‘El Expreso de La Robla’ ofrece viajes entre Asturias y Galicia con dos propuestas: el Itinerario Jacobeo (Gijón-Santiago de Compostela-Gijón, viajes de jueves a domingo) estrenado la temporada pasada, y el nuevo Itinerario Porta Norte (Gijón-Ribadeo-Gijón) con viajes de 2 días y una noche (martes-miércoles) que incluye visitas a Ribadeo (recorrido por el casco histórico, visitas al Mirador de la Santa Cruz sobre la ría del Eo, al Cargadero y al Faro), a Mondoñedo (donde se visitan la Catedral o el Barrio de los Artesanos), a la espectacular playa de As Catedrais, o la misteriosa villa marinera de Rinlo.

El tren cuenta con nueve coches con capacidad para 54 viajeros, salones de viaje para disfrutar del paisaje, bar y salón-pub con grandes pantallas de proyección. El alojamiento se realiza en compartimentos equipados con dos camas-literas, armario ropero, hilo musical, telefonía, y cuarto de baño completo con ducha de hidromasaje. Además, para descansar con la mayor comodidad, el tren permanece parado en las estaciones durante la noche hasta la salida del día siguiente. Respecto a la gastronomía, elemento clave y esencial en todos los trenes turísticos de Feve, los almuerzos y las cenas (incluido en el precio del viaje así como todas las visitas) se realizan en selectos restaurantes de las principales localidades por las que discurren los viajes, y consisten en elaborados menús basados en la tradición culinaria de cada uno de esos lugares.

Renfe adaptará todos sus trenes a pasajeros con discapacidad

Los trenes de Renfe serán completamente accesibles antes del 2020. La adaptación de parte de la flora de la operadora feroviaria se realizará en la Base de Mantenimiento Integral (BMI) de Valladolid que se encargará de adecuar 272 trenes de media distancia. Así lo dieron a conocer ayer en Valladolid el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, y el presidente de Renfe, Teófilo Serrano, que han presentado el nuevo Plan de Accesibilidad de laoperadora, el más “moderno, avanzado y participativo de Europa”, según ha explicado el Ministerio de Fomento en un comunicado.

Los trabajos ligados a la accesibilidad supondrán una carga adicional de trabajo en Valladolid de 673.000 horas y conducirán a que los trenes cuenten con un aseo adaptado, plazas para personas con movilidad reducida y rampas o elevadores embarcados, con atención a todos los tipos de discapacidad: física, sensorial, intelectual-cognitiva y mental.

La Base de Mantenimiento Integral (BMI) de Valladolid, con categoría profesional tipo A, desempeñará un papel decisivo en el Plan de Accesibilidad, ya que en estos talleres se adaptarán 272 trenes de Media Distancia (202 de las series 446/447, 26 de la serie 448, 23 de la serie 594 y 21 trenes de la serie 598).

El taller vallisoletano se consolida como el único mantenedor de componentes, tratamiento, montaje y puesta a punto de bogies del parque de Renfe, de tal forma que abarca prácticamente a todas las series de autopropulsados, incluyendo los últimos vehículos para alta velocidad, S-102 y próximamente S-112 y S-103.

Además, se está impartiendo la formación necesaria para realizar el de segundo nivel de los trenes de alta velocidad S103, que se realizará cuando los nuevos talleres construcción de Valladolid tengan los accesos en ancho UIC, previsto para mediados de 2012.

El Plan de Accesibilidad recoge 290 millones para la adaptación de parte de la flota de Renfe y prevé un análisis continuo de las necesidades de los clientes, así como el mantenimiento de la calidad del servicio Atendo, que presta junto al gestor de infraestructuras Adif para atender a las personas con discapacidad.

Este servicio ha merecido una valoración de un 8,9 por parte de los clientes y está reconocido por AENOR con la certificación de Accesibilidad Universal según la norma UNE 170001/2.

El servicio Atendo ha prestado 600.000 asistencias desde 2008 y en Castilla y León proporcionó ayuda a 18.545 personas durante 2010. La estación con más asistencias fue la de Valladolid-Campo Grande (4.352), seguida de las de León (3.880) y Ávila (3.720).

Según los datos facilitados por el Ministerio, Renfe ha incorporado 513 trenes nuevos y adaptados desde 2004 para servicios de cercanías, media y larga distancia. Entre ellos se encuentran los vehículos de alta velocidad de la serie 102 que unen diariamente Valladolid con Madrid, los Avant que unen Valladolid y Segovia con Madrid y los Alvia que unen la Cornisa Cantábrica con Madrid y Galicia con Cataluña.

La mayor parte de los trenes de media distancia que circulan en las relaciones principales de Castilla y León ya se encuentran adaptados (trenes MD Salamanca-Ávila-Madrid, Salamanca-Palencia, León-Madrid y Vitoria-Madrid).

Renfe tiene previsto también llevar a cabo trabajos de adaptación en trenes de media distancia de la series 594 que prestan servicio actualmente en las conexiones Madrid-Soria y Valladolid-Puebla de Sanabria. En este caso, los trenes operan en estaciones con distintas alturas de andén, por lo que la solución consistirá en un elevador embarcado para el acceso en silla de ruedas sin necesidad de dispositivos externos, como plataformas o rampas. Se instalará también un aseo de acceso universal, dos plazas para viajeros en silla de ruedas y se realizarán modificaciones para mejorar la movilidad en el tren.

(Imagen A. Quintero)

La línea 2 del Tram de Alicante evitará la circulación de 3,5 millones de vehículos al año

La puesta en marcha de la línea 2 del Tram como alternativa de transporte entre los términos municipales de Alicante y Sant Vicent del Raspeig evitará la circulación de 3,5 millones de vehículos al año. Estos son los cálculos que hace el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, que ayer presenció el viaje en pruebas de la futura línea de tranvía, acompañado de las alcaldesas de Alicante y Sant Vicent del Raspeig, Sonia Castedo y Luisa Pastor, respectivamente, y el rector de la Universidad de Alicante (UA), Ignacio Jiménez, entre otras personalidades.

La nueva línea integra zonas periféricas de la capital alicantina y atraviesa algunos barrios más populares, como el Pla, Garbinet, Sagrada Familia, Virgen del Remedio y Virgen del Carmen. Con una inversión que ha superado los 230 millones de euros, cuenta con catorce paradas y comunicará la capital alicantina y San Vicente del Raspeig. Su puesta en funcionamiento supondrá que se dejen de emitir a la atmósfera más de 300.000 kilos de CO2 al año.

Son aún previsiones, pero los responsables de la consejería se muestran optimistas. La línea 2 prevé llegar a transportar a más de diez millones de viajeros al año y que el nuevo recorrido posibilitará a los ciudadanos realizar traslados de unos 15 minutos de media hasta el centro de Alicante, desde la zona norte de su área metropolitana. La nueva línea del TRAM, cuyas frecuencias previstas son de entre ocho y diez minutos, es “no sólo es una apuesta por la movilidad y la sostenibilidad”, sino que también “construye y urbaniza” la ciudad, según mantienen sus responsables.

El conseller asegura que “en breve” se adjudicará la explotación del servicio y habrá que esperar a que la empresa adjudicataria lo ponga en marcha. Mientras es importante que durante dos o tres meses se continúen haciendo pruebas cada vez más frecuentes para que los viandantes y los conductores de vehículos se habitúen a la presencia del tranvía en el itinerario por donde circulará.

Respecto a la zona del bulevar del Pla por la que discurre la línea 2, el conseller explica que se instalarán unos “setos disuasorios” cerca de las áreas de juegos de los niños o donde se considere que pueda haber más peligro. Sin embargo, descarta la opción de colocar vallas alrededor de los raíles en esa parte de la urbe, porque “se ha hecho una apuesta por la movilidad”. “Se han quitado bordillos y se le ha querido dar una continuidad a todo el parque”, con lo cual “no tiene mucho sentido que pongamos una valla y cortemos el parque”, argumentan en Transportes.

Flores ha explicado que, por ese tramo, los tranvías reducen su velocidad a veinte kilómetros por hora y el conductor “está pendiente de los movimientos que hay”.