Archivo de la etiqueta: histórico

Enero de récord en Metro Bilbao

Metro Bilbao ha cerrado el mes de enero con 8.131.379 viajes validados, lo que supone un incremento de 4,7% en relación al primer mes de 2018 y le sitúa como el mejor enero de la historia del suburbano vizcaíno. Hasta ahora, el récord de viajeros en un mes de enero se mantenía en el primer mes de 2013, con 7.963.909 validaciones.

Las 8.131.379 cancelaciones del mes pasado suponen 364.954 viajes más que en enero de 2018 y, según explica el Metro, estas cifras se han conseguido, entre otros factores, debido al incremento sostenido de viajes en la hora punta de la mañana. En concreto, el promedio de viajes en día laborables ha pasado de los 288.951 viajes diarios en enero del pasado año a los 298.059 viajes de este enero de 2019, lo que supone un incremento medio de clientes en día laborable del 3,15%.

Sin lugar a duda, en estas cifras han influido los eventos de gran afluencia habituales en enero, como el día de Año Nuevo, la Cabalgata de Reyes y el PIN de Navidad en el BEC. Asimismo, se han celebrado cuatro partidos de fútbol, frente a los dos del primer mes de 2018, con lo que las validaciones se han incrementado en 78.461 viajes. Según explica Metro Bilbao, dos de ellos han registrado “gran asistencia”. De hecho, los días de los partidos de fútbol del día 9 contra el Sevilla FC y el del pasado día 30 contra el Atlético de Madrid Femenino han sido las dos jornadas con mayores cifras totales de viajes del mes, con 323.108 y 336.443, respectivamente.

Metro Bilbao logró el año pasado el mejor registro de viajeros de su historia. Casi 90 millones de personas (89,91) se subieron al transporte público más exitoso de Bizkaia, que tiene una importancia capital en la movilidad del territorio al concentrar más de la mitad de los desplazamientos de los vizcaínos en medios colectivos de locomoción. Se registraron 1,74 millones de cancelaciones más que en 2017, lo que catapultó al suburbano a su mejor balance en 23 años de trayectoria. «Ha sido un año histórico», ha valorado el director gerente, Eneko Arruebarrena, que ha asegurado que se habría logrado la «mítica cifra» de los 90 millones de clientes si el 2018 hubiera tenido «9 horas más de duración».

El éxito del metro durante el año pasado se cimenta en un cúmulo de pequeños factores. Se ha dispuesto de un día laborable más que en 2017 y dos puentes más, lo que siempre influye en reunir a un mayor número de viajeros. Luego hay que destacar las sinergias con la Línea 3. Gestionada por Euskotren e inaugurada en abril de 2017, esta expansión del suburbano hacia los barrios altos de la capital está aportando un flujo de usuarios muy importante a los ramales gestionados por Metro Bilbao. Y 2018 fue el primer año en el que esta contribución se dio durante los 12 meses, ya que en el anterior ejercicio solo funcionó durante 9 meses.

Anuncios

Renfe logra sus primeros beneficios

Renfe registró un beneficio neto de 69,84 millones de euros en 2017, con lo que se anota las primeras ganancias de su historia sin incluir extraordinarios. La operadora achaca este resultado al incremento del número de viajeros, especialmente del AVE, servicio que el pasado año logró un nuevo récord con 21,10 millones de viajeros y encadenó así cinco años consecutivos de crecimientos. La compañía ferroviaria logra así superar sus históricos ‘números rojos’ en vísperas de que a finales de 2020 se abra a la competencia el transporte de viajeros en tren y tenga que afrontar la entrada de competidores.

Renfe logró ganancias los dos últimos ejercicios, si bien en 2015 se debieron a unos ingresos extraordinarios de 96,1 millones de euros derivados de un acuerdo de uso de suelos que alcanzó con Adif. En el caso de 2016, los resultados devinieron en pérdidas de 35,86 al reformular las cuentas la compañía tras el cambio de presidente e incluir una provisión por la histórica multa que Competencia impuso a Renfe Mercancías a finales de ese año. En cuanto a 2017, Renfe elevó un 4% los ingresos generados por todos sus servicios de transporte de pasajeros en tren, que sumaron 2.386,6 millones de euros.

Estos ingresos incluyen los generados por los trenes comerciales, esto es, los de AVE y Larga Distancia, que no tienen subvención pública y los de Cercanías y Media Distancia convencional, considerados como servicios públicos y que reciben aportaciones públicas, dado que no son rentables y Renfe los presta por encomienda del Estado, para garantizar la cohesión territorial y la movilidad de los ciudadanos. Durante el pasado año esta subvención pública ascendió a 832 millones de euros, un 43,5% más frente a los 579,9 millones de un año antes.

El aumento es consecuencia de los cambios registrados el pasado ejercicio en las subvenciones públicas que el Estado paga a Adif y a la operadora y también en el de los cánones que esta empresa abona a la compañía gestora de la infraestructura ferroviaria. Adif ya no recibe la subvención pública que cada año le daba el Estado para el mantenimiento de la red ferroviaria convencional. En vez de eso, esa subvención la cobra Renfe para que, de su lado, comience a pagar a Adif canon por la circulación de trenes de Cercanías y Media Distancia, hasta ahora exentos de este ‘peaje’.

Esta modificación provoca que, al igual que las subvenciones, el total de canon o peaje que Renfe abonó a Adif por el uso de las vías, las estaciones y resto de infraestructuras ferroviarias también se disparara en 2017 un 40,8%, hasta sumar 988,28 millones. De esta forma, los ingresos totales de Renfe, incluyendo las subvenciones, acuerdos con comunidades y otras partidas, se situaron en 3.578 millones de euros, un 10,8% más,

El total de gastos de la operadora, que además de canon incluyen gastos de personal, la energía, el mantenimiento de los trenes y los servicios a bordo, entre otras partidas, supusieron 3.089 millones de euros, un 11,8% más que un año antes. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Renfe se situó así en 489,4 millones de euros, un 4,8% más que un año antes, y el beneficio neto en los referidos 69,8 millones.

El Tren de Arganda rememora la Guerra Civil

El Tren de Arganda abrirá sus puertas de forma gratuita el próximo 24 de marzo, donde los asistentes podrán presenciar una recreación histórica, que recuerda este enclave durante la Guerra Civil Española. Según ha informa el Ayuntamiento en un comunicado, esta iniciativa se lleva a cabo por la Concejalía de Turismo, con la colaboración del Centro de Iniciativas Ferroviarias ‘Vapor Madrid’.

Durante la jornada, la visita al Museo del Tren y el paseo en el ferrocarril serán totalmente gratuitos. A su llegada al Puente de Arganda los asistentes podrán presenciar una recreación histórica, que recuerda la “importancia” de este municipio durante la Guerra Civil. Las salidas del tren se efectuarán desde la estación de La Poveda a las 10, 11, 12 y 13 horas. Para poder acudir a la actividad es obligatorio reservar la plaza previamente en ‘turismo@ayto-arganda.es‘ o en el teléfono 918711344, ya que las plazas son limitadas. Además, habrá un servicio gratuito de autobuses para trasladar a los participantes hasta La Poveda, cuya salida se realizará media hora antes de cada viaje del tren desde la Plaza de la Constitución.

A la entrada de Arganda del Rey, en el sureste de Madrid, se ha conseguido sacar a la superficie una fortificación de trincheras ocultas por el olvido. Las fuerzas republicanas construyeron estos pasadizos y puestos de tiro a mediados de 1938 para tratar de repeler un nuevo avance de las tropas franquistas un año después de la batalla del Jarama, en la que hubo más de 16.000 víctimas a uno y otro lado; en poco más de 20 días. En total hay 38 puestos de ametralladora y 2 abrigos excavados en la tierra para una treintena de soldados y oficiales al mando.

El histórico Tren de Arganda circula los domingos de primavera y otoño por el único tramo preservado del Ferrocarril del Tajuña, el cual se inauguró en 1886. El tren actual recorre los 3.360 metros que hay entre la estación de La Poveda y la Laguna del Campillo. El tiempo del recorrido de ida y vuelta es de unos 35 minutos, a una velocidad media de 12 kilómetros por hora.

El Tren de Arganda, que está gestionado por la asociación sin ánimo de lucro Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor Madrid (Cifvm), está formado por centenarios coches de madera: el AC201 fabricado por Carde y Escoriaza en 1916 y los coches C-1 y C-2, reconstruidos por la Escuela Taller Román Aparicio de Arganda. Durante el trayecto de ida y vuelta de unos 45 minutos, el tren cruza el río Jarama por el mayor puente metálico de ferrocarril en la Comunidad de Madrid, y discurre paralelo a los riscos de El Piúl en dirección a la laguna de El Campillo.

En el apeadero situado al borde de esta laguna, la locomotora efectúa la maniobra de cambio del sentido de la marcha, que puede ser contemplada en vivo por los viajeros. En este paraje natural, también se puede disfrutar de las aves que anidan en el Parque Regional del Sureste, como los zampullines, garzas reales, somormujos o patos cuchara.

Este centenario tren de vapor no es el único protagonista de esta vuelta al pasado, ya que toda esta línea ferroviaria y sus instalaciones, como la estación y el apeadero de La Poveda; la cabina de señales, o los talleres en los que se restauran los vehículos, constituyen un museo vivo del ferrocarril. Además, en una nave anexa a los talleres en el apeadero de La Poveda, los miembros de la Asociación Cultural Ferroviaria de Madrid (Asocufe) nos permiten disfrutar de una gran maqueta a escala HO. Para hacer más cómoda la visita a esta maqueta, Cifvu pone en circulación un pequeño tren lanzadera desde la estación al apeadero al término de cada viaje del Tren de Arganda, excepto el de las 13.00 horas.

(Imagen cortesía CIVFM)

Vuelve a las vías la histórica locomotora ‘Flying Scotsman’ tras 10 años de restauración

'Flying-Scotsman'-dailymail-pruebas

Un clásico-histórico vuelve a la vía. La locomotora ‘Flying Scotsman’, construida en 1923, la primera máquina de vapor que alcanzó las 100 millas por hora (160 kilómetros por hora), volvió a recorrer Gran Bretaña este viernes tras un proceso de restauración de 10 años. La espléndida y poderosa máquina completó un recorrido de prueba en el noroeste de Inglaterra que fue presenciado por entusiastas del ferrocarril, algunos con lágrimas en los ojos.

El trabajo de restauración, llevado a cabo el Museo Nacional del Ferrocarril británico, ha costado cerca de 4 millones de libras (5,3 millones de euros). El alto coste de su restauración y puesta en marcha había limitado siempre sus apariciones públicas, pero en 2014 fue devuelta al dominio británico. De momento, la máquina no se pintará con su tradicional color verde hasta el mes que viene.

El LNER Clase A3 Pacífico locomotora de vapor Número 4472 ‘Flying Scotsman’ (originalmente 1472) fue construida en 1923 para el Londres y el ferrocarril del noreste (LNER) en Doncaster, según diseño de HN Gresley. La clase A1 ‘Gresley Pacifics’ estaban destinados para los servicios expresos de larga distancia. “Flying Scotsman es seguramente la locomotora más famosa del mundo“, publicó el museo en su página web. “Una vez la restauración sea completada, volverá a recorrer las principales rutas de viajes, vaporizando con orgullo en pleno siglo XXI”, añadió.

El mes que viene, la ‘Flying Scotsman’ irá de la estación londinense de King’s Cross a la ciudad de York, en la primera de una serie de exhibiciones y viajes abiertos al público. Se espera que la prueba de funcionamiento se complete en los principales trayectos británicos y vaya desde Manchester hasta Carlisle, recorriendo el pintoresco viaducto de Ribblehead, el próximo 23 de enero.

La lomotora alcanzó la fama cuando se presentó en la gran Exposición Imperial Británica de 1924, un año después de su construcción en Doncaster, en el norte de Inglaterra, y es una de las joyas del patrimonio industrial nacional. En 1928, inició el primer servicio sin paradas entre Londres y Edimburgo, reduciendo el viaje de 670 kilómetros a 8 horas. En 1934, alcanzó las 100 millas por hora. En 1963, la compañía de ferrocarriles la retiró del servicio y la vendió a unos propietarios privados, que la usaron para exhibiciones en Australia y Estados Unidos. En este país se le añadió una campana, un faro y una parrilla en su delantera.

En Australia estableció el récord del viaje más largo sin paradas para una máquina de vapor, los 679 kilometros que separan Melbourne de Alice Springs.

Gracias a una colecta pública, la maquina volvió a manos del Reino Unido en 2004, por 2,3 millones de libras (3 millones de euros, 3,3 de dólares).

Con 22 metros de longitud, y una capacidad de almacenamiento de 8 toneladas de carbón y 23.000 litros de agua, se estima que ha recorrido unos 4 millones de kilómetros.

(Imágenes Dailymail)

Flying-Scotsman-dailymail

Detenidos dos jóvenes por pintar grafitis en un coche de ‘el Tren Histórico’ en Balmaseda

historico-feve-bilbao

Increíble. “Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta”. El conocido pensador chino Confucio tenía bien claro esta máxima, que no parece calar entre cierta parte de la juventud. “Si es que ya no respetan nada”, se decía a principios del siglo XX ante los avances sociales que lideraban precisamente los más jóeenes que revolucionaban las costumbres y usos sociales. Nada que ver con estas nuevas modas que ni sienten ni padecen y toman al asalto la propiedad ajena y pública.

Ahora es el patrimonio ferroviario el que corre peligro. Dos jóvenes de 18 y 19 años han sido detenidos esta madrugada del viernes en Balmaseda, acusados de un delito de daños, por realizar grafitis en un coche del tren de ‘El histórico de La Robla’. El convoy es una joya ferroviaria recuperada por Feve y acondicionada para viajes turísticos de corto recorrido.

Un aviso del servicio de seguridad de Renfe hacia las 5.30 horas de la madrugada permitió detectar las pintadas en un convoy estacionado en las instalaciones de la compañía en Balmaseda. La Ertzaintza movilizó a varias patrullas. Al tiempo que unos agentes comprobaban los hechos, otros han batido los alrededores en busca de los autores. Una hora después una dotación policial localizaba en la calle Campo Las Monjas a dos jóvenes que caminaban con sendas mochilas a la espalda. Los ertzainas les hn identificado y ha comprobado que en el interior de las bolsas llevaban aerosoles de colores que coincidían con los empleados en el grafiti de la estación. Antes esas evidencias, los agentes los detuvieron y les trasladaron a la comisaría. Los dos jóvenes cuentan con dos imputaciones cada uno por hechos similares registrados en los dos últimos años en unidades ferroviarias ubicadas en Ermua, Eibar e Irún.

Los daños por la pintura han sido valorados por la compañía en 2.250 euros y los implicados quedarán en las próximas horas a disposición del Juzgado de Balmaseda. Como ya se ha adevrtido en otros casos, el problema no solo es la pintura sino el daño que producen los compuestos químicos de éstas en la carrocería de los coches, ya que penetra en su interior y acaba por producir efectos tremendamente corrosivos.

El tren turístico de vía métrica recorre desde 1997 paisajes de Cantabria, Las Merindades y Las Encartaciones, donde la extinta Feve domina las vías. El convoy se compone de coches originales que datan de 1927, 1965 y 1966, que lucen unos llamativos colores en dorado y crema. El primer coche de la composición es el tren de época más antiguo que circula por la antigua red de Feve. Fue construido por Carde y Escoriaza en 1928. Desde su puesta en servicio, se utilizó para trasladar a las autoridades de la época hasta que estalló la Guerra Civil. Más tarde sólo se volvió a emplear en dos ocasiones: la primera durante la apertura del tramo Pedernales-Bermeo; y la segunda en la inauguración de la electrificación Amorebieta-Bermeo. El coche se compone de una sala de juntas, una sala de descanso, servicio de bar, baño y una pequeña cocina. Hay dos áreas netamente diferenciadas: una noble enfocada a reuniones, y un área de servicios. De esta forma se consigue el espacio ideal para pequeños grupos que pretendan un ambiente apropiado para realizar recorridos turísticos.

(Imagen Luis Angel Gómez)

El Canfranero se ha hecho a la vía con sus coches postales en este puente de mayo

canfranero-charo-puertas

Aunque solo sea un recorrido de los que ahora se llaman turísticos, durante este puente de mayo las vías oscenses contemplan el paso de El Canfranero, vestido en esta ocasión con sus dos coches postales. El viaje se hace a bordo del Tren Azul, uno de los históricos que quedan en España, una joya ferroviaria restaurada y conservada por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías. El convoy realiza un recorrido nostágico entre Sabiñánigo, Jaca y Canfranc.

La experiencia se probó en julio del año pasado. Y el éxito de la iniciativa ha llevado a repetirla durante estos días de asueto, aprovechando la presencia de cientos de turistas en esta zona del Pirinero. Sus promotores confían en que este tipo de viajes penetre en la piel de los aficionados, de cara a convertir estas esporádicas salidas en un proyecto turístico estable, al estilo del Tren de la Fresa.

Recorrer la ruta pirenaica en el Tren Azul permite vivir una experiencia inolvidable, que recuerda los tiempos de gloria del viejo Canfranero, un habitual de las vías oscenses hasta 1970. En aquella época el tren partía desde la estación internacional de Canfranc hacia el norte y cruzaba la frontera francesa. Ahora el viaje solo es posible hacia el sur, porque el túnel de acceso al otro lado quedó cerrado por un desprendimiento hace ya cuarenta años. El tren une a diario Canfranc con Jaca, Sabiñánigo, Huesca y Zaragoza.

Los coches postales, constuidos a mediados del siglo XX a inicitiva de Correos, son uno de los principales atractivos del Tren Azul. Esta iniciativa, impulsada por las comarcas altoaragonesas del Alto Gállego y La Jacetania con el apoyo de la Sociedad Estatal de Correos y la Asociación Zaragozana de los Amigos del Ferrocarril, pretende mostrar como funcionaban las oficinas postales ambulantes que se servían de la red ferroviaria para realizar el servicio ordinario de correos. Su presencia era esencial en la vía ya que posibilitaba el envío de cartas y paquetes a través de pueblos y ciudades de todo el país. Los más jóvenes desconocen que el ferrocarril constituía el principal medio para el transporte de los envíos postales y que en las estaciones de las principales ciudades operaba Correos.

Uno de los coches postales del Tren Azul (una locomotora diesel de los sesenta tira del convoy que incluye además de los correos, un coche restaurante y dos coches camas) es en realidad una exposición itinerante en la que se muestra cómo se trabajaba estas oficinas postales ambulantes, que organizaban la correspondencia, y custodiaban además fondos monetarios. La exposición incluye además elementos que utilizaban los profesionales de estas oficinas, así como sus uniformes.

El Canfranero sale a la vía, por tanto, hasta el 4 de mayo. Los billetes (35 euros los adultos, 25 los niños menores de 12 años; gratis para los menores de 4 años si no ocupan asiento) se pueden adquirir en las taquillas de Renfe, agencias de viaje y en la web de Renfe. El convoy tiene capacidad para 183 pasajeros sin asientos numerados. Parte cada día de Sabiñánigo a las 10.00 de la mañana, llega a las 10.17 horas a Jaca donde recoge nuevos viajeros; toma rumbo hacia Canfranc, donde termina a las 11.20 horas. Tras una visita guiada a la emblemática estación de Canfranc, referente histórico-ferroviario, los viajeros disponen de tiempo libre para dar un paseo por los alrededores. A las 13.00 horas el tren reinicia su camino de vuelta para llegar a Jaca a las 13.50 horas, donde hay tiempo libre para comer, visitar la ciudadela, la catedral y dar una vuelta por las calles del centro. A las 17.05 horas el tren parte de Jaca con destino a Sabiñánigo, donde el viaje finaliza a las 17.22 horas. Toda una fantástica excursión.

(Imagen Charo Puertas)

La amenaza de plante de los ferroviarios argentinos devuelve la vida al emblemático tren ‘La Trochita’

La Trochita-tren-patagonico-de-vapor

Hay batallas que merecen la pena y que acaban dando sus frutos. Perder la guerra sin plantar cara, es lo peor que uno puede encontrar ante cualquier amenaza. Y en ocasiones los riesgos tienen su recompensa. Los ferroviarios argentinos acaban de demostrarlo. El posible cierre del legendario Tren Patagónico, una atracción turística conocida como ‘La Trochita‘, puso en pie de guerra a los trabajadores del ferrocarril de Argentina que amenazaron con una huelga nacional de 24 horas para el martes próximo para rechazar la clausura de este atractivo ferroviario. Con esta paro se pretendía “respaldar a las 66 familias que se quedaban sin trabajo y aisladas” en la provincia de Chubut (sur del país).

“Este jueves se levantó el paro previsto. Hemos acordado con el ministerio de Trabajo la reapertura del servicio de ‘La Trochita’ y la reincorporación de los trabajadores despedidos”, dijo Horacio Camino, secretario de prensa del gremio La Fraternidad, que agrupa a los maquinistas.

El Viejo Expreso Patagónico es conocido como ‘La Trochita’ porque el ancho de vía, de 75 centímetros, es el más angosto de todos los trazados que existen en el país. El pasado 2 de enero el servicio quedaba suspendido, si bien el gobierno provincial negó que existiera un plan para clausurarlo definitivamente. Los sindicatos ferroviarios del país lanzaron el paro de 24 horas convencidos que esa era la intención última de las autoridades.

El pintoresco tren que recorre 406 kilómetros y une las localidades de El Maitén (1.760 kilómetros al sur de Buenos Aires) y Esquel tendría problemas técnicos, según un informe de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, citado por el diario provincial ‘La Jornada’. El servicio, inaugurado en 1945, fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1998, y se ha convertido en un atractivo turístico por su peculiar ancho de vía y sus locomotoras de vapor. Realiza un recorrido de 165 kilómetros atravesando bellas zonas montañosas. Alcanzó fama mundial a partir de 1978 gracias a la publicación de la novela ‘El Viejo Expreso Patagónico’ de Paul Theroux (en inglés ‘The Old Patagonian Express’),y es uno de los ferrocarriles más australes en funcionamiento del mundo, sólo superado por los ferrocarriles también argentinos, del Río Turbio y -el más austral de todos- el ‘Tren del Fin del Mundo’.

“Se trata de uno de los emblemas de esta región, un atractivo que convoca a miles de personas año tras año. Hay proyectos muy importantes para potenciar muchísimo todo este sistema”, dijo el coordinador de gabinete de Chubut, Ricardo Trovant. Además del atractivo del recorrido por esa región patagónica, dos veces al año se realiza una simulación de asalto al tren por parte de actores que encarnan a bandidos a caballo, como ocurría en los primeros años de rodaje de la formación ferroviaria.

(Imagen Markus Feldt en Wikimedia Commons)

Feve presenta hoy su tren ‘El Histórico’ en la bilbaína estación de La Concordia

Feve potencia su oferta turística, de la que ha hecho bandera, y que comienza a proporcionarle reconocimiento en el sector. Si la semana pasada presentaba el ‘Transcantábrico de Lujo’, hoy presume de ‘El Histórico’, el tren turístico de vía estrecha que recorrerá a partir del próximo domingo, y cada fin de semana, paisajes de Cantabria, Las Merindades y Las Encartaciones. La compañía refuerza así una oferta que cuenta ya con el ‘Costa verde’, que ofrece rutas por la montaña leonesa, o el ‘Estrella del Cantábrico’, en Asturias, que brinda los Itinerarios de la Biosfera y el de la Santina.

Feve ofrecerá la posibilidad de viajar en ‘El Histórico’ (una joya ferroviaria recuperada y acondicionada para tal efecto) hasta puntos de interés próximos a la red por la que discurre el ferrocarril de vía estrecha. Encabezados por la 1651 (construidas en tres lotes a partir de 1981, la serie es la más numerosa encargada por un ferrocarril de vía estrecha de España con una producción de 30 unidades, matriculadas en dos subseries, 1600 y 1650), el convoy se compone de coches originales que datan de 1927, 1965 y 1966, que lucen unos llamativos colores en dorado y crema. También se ha recurrido en algunas ocasiones a la dual 1917, que suele verse con ‘El Transcantábrico’. e incluso la Geco 1503

El primer coche fue construido por Carde y Escoriaza en 1927. Desde su inauguración fue utilizado para trasladar a las autoridades de la época hasta que estalló la Guerra Civil. Más tarde, sólo se volvió a utilizar en dos ocasiones: la primera, durante la inauguración del tramo Pedernales-Bermeo, y la segunda, en la inauguración de la electrificación Amorebieta-Bermeo.

El coche se compone de una sala de juntas, una sala de descanso, servicio de bar, baño y una pequeña cocina. Hay dos áreas netamente diferenciadas: una noble, enfocada a reuniones, y un área de servicios. De esta forma se consigue el espacio ideal para pequeños grupos que pretendan un ambiente apropiado para realizar recorridos turísticos. Restaurado en 1997, se utiliza en su mayor parte para el turismo.

El segundo coche se fabricó en 1965 y prestó servicio en el Principado de Asturias hasta que en 1972 fue convertido en coche salón (instalándose moqueta, mobiliario, cortinas, etc.), con motivo de la inauguración del tramo Vegadeo-Luarca. Actualmente, además de utilizarse como coche de autoridades en el Descenso del Sella, es parte de la oferta de Feve para reuniones, negocios, conferencias, viajes turísticos y otros actos para grupos.

El tercer coche se fabricó en 1966 y prestó servicio en Asturias. Fue convertido en coche salón en los talleres de Feve de Asturias, en el año 2008, y dotado de climatización, megafonía, mesa de reuniones para grupos, pantalla para proyecciones y PC, etc., un vehículo versátil para los distintos tipos de viaje que puede realizar.

‘El Histórico’ no pudo acudir el pasado año a la estación de La Concordia, ya que el convoy aguardaba en talleres, donde le aplicaron la pintura exterior en dorado y crema y sacaron lustre a sus detalles. Para sustituirle, el ‘Estrella del Cantábrico’, otra de los convoyes con más solera de la flota de Feve, se encargó de arrancar la temporada. Pero en esta de 2011, el flamante tren de Feve acudirá puntual a su cita en la histórica La Concordia.

Los pasajeros que decidan embarcarse en un viaje al pasado, podrán tomar el ‘Itinerario de la Historia’ los sábados de mayo y junio, última quincena de septiembre y primera de octubre. El convoy saldrá a las 9.05 de la mañana de la flamante estación bilbaína, otra joya de la operadotra de vía estrecha, para inciar el viaje con paradas en enclaves como la villa medieval de Artziniega, el Santuario de La Encina, el Museo Etnográfico y el Señorío de Ayala. Los pasajeros disfrutarán de una tradicional putxera ferroviaria en Balmaseda. Con el estómago lleno, visitarán el Castillo de Loizaga y su famosa colección de Rolls Royce. El colofón a la excursión lo pondrá un paseo por el parque del Arenatzarte en Güeñes.

Quienes prefieran contemplar los parajes más evocadores de Cantabria pueden optar por el ‘Itinerario de las Marismas’. El mítico tren partirá los domingos a las 9.15 desde Bilbao con destino a Santoña. En la ciudad cántabra degustarán anchoas en la Fábrica Conservera y montarán en barco por el litoral para desembarcar en Laredo. Más tarde, los pasajeros disfrutarán de una comida típica en Limpias. Una vez saciado el hambre, volverán al convoy rumbo a Carranza, donde se adentrarán en las Cuevas de Pozalagua para regresar más tarde a la estación de Santander.

El ‘Tren del Llacs’ se hace a la vía

Vuelve a la vía el ‘Tren dels Llacs’. La temporada del convoy turístico se abrirá el 22 de abril y permanecerá en activo hasta el 20 de octubre La línea ferroviaria que une Lleida con la Pobla de Segur registró en 2010 una ocupación del 94% y alcanzó los 4.315 pasajeros. Durante esta nueva etapa habrá un total de 21 circulaciones del tren histórico.

El ‘Tren dels Llacs’ se puso en marcha en 2009 fruto de una iniciativa conjunta de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y la Diputación de Lleida, con la colaboración del Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat y los ayuntamientos de los municipios por los cuales pasa la línea. Es un servicio orientado al turismo familiar que consiste en un recorrido en tren entre Lleida y La Pobla de Segur, con el atractivo del paisaje que rodea al río Noguera Pallaresa y sus embalses.

Inaugurada el 1 de febrero de 1924, la línea férrea Lleida-La Pobla de Segur se remonta al proyecto transpirenaico de unir la ciudad de Lleida con Saint Girons (Francia), a través del Puerto de Salau, en un trazado de 89,35 kilómetros. Tiene diciesiete estaciones a lo largo del recorrido que debe salvar 41 túneles (el más largo el de Palau, con 3.499 metros bajo la sierra de Montroig) y 31 puentes (el mayor, el que cruza el río Segre en Balaguer, de 160 metros) y atreveaar 21 pasos a nivel.

La línea ferroviaria Lleida-La Pobla de Segur une estos dos municipios catalanes desde 1951. La infraestructura es propiedad de FGC (el operador ferroviario de la Generalitat) desde 2005. El 70% del volumen de usuarios se concentra en el tramo Lleida-Balaguer, que se puede considerar de cercanías ferroviaria. El resto del trayecto, que atraviesa el prepirineo de Lleida hasta llegar a la Pobla de Segur, tiene un carácter más turístico. Se tarda una hora y cincuenta minutos en recorrer íntegramente el trayecto.

Con las casi 5.000 plazas que se ofrecen esperan dar respuesta a la gran demanda y a la alta ocupación registrada el año pasado, según ha explicado el presidente de la Diputación de Lleida, Jaume Gilabert, que ha destacado la buena acogida que ha tenido esta línea desde su puesta en marcha y ha explicado que podría tener continuidad con un alargamiento de la misma, más allá de la Pobla.

“Es necesario dar respuesta a la iniciativa empresarial que se ha generado a nivel comarcal para que el ‘Tren dels Llacs’ siga cumpliendo su función de impulso del turismo, pero que a la vez sirva para que la cobertura ferroviaria se extienda a todo el año”, ha dicho.

Gilabert ha recordado asimismo que el tramo del recorrido entre Lleida y Balaguer, tanto de ida como de vuelta, se efectuará con una locomotora de vapor tipo Beyer-Garratt del año 1960 y con diseño original de 1930. El resto, entre Balaguer y La Pobla, se efectuará con dos locomotoras diesel acopladas de la serie 308.

El ‘Limón Express’, otro histórico que languidece

Limón-Exprés_Alicantehardtonic2007

Apartado en los talleres de FGV en El Campello (Alicante), totalmente abandonado y lleno de pintadas, el turístico ‘Limón Express’ languidece. El que fuera el primer tren turístico de España, es en la actualidad un conjunto desdibujado de vagones de época que pese a todo aún conserva su encanto, aunque lleno de pintadas, desperfectos en todos los coches, asientos y cristales rotos, polvo, óxido y las huellas del abandono y de los vándalos que han dejado sus señales en hierros y maderas.

El ‘Limón Express’ recorrió durante treinta años la Costa Blanca por los acantilados, desde Benidorm hasta Gata de Gorgos. Recorría cuarenta kilómetros por las principales poblaciones costeras de la zona. Doce coches de balconcillos de madera de los años 20 y 30 – a cada uno de ellos recibió un nombre de mujer – y tres locomotoras que constituyen una reliquia para los amantes del ferrocarril. Aseguran que fue un residente inglés en Benidorm quien tuvo la idea a principio de los 70, con coches de madera recuperados de la línea Denia-Carcagente construidos en los años veinte y restaurados convenientemente. El objetivo era atraer turistas a una localidad no tan frecuentada como la de Gata de Gorgos para que conocieran sus vinos y su artesanía. El tren comenzó a circular el 1 de junio de 1970. El color inicial, amarillo limón, provocó de inmediato que fuera bautizado como ‘Limón Express’.

El servicio fue interrumpido, tras varios percances, el 27 de mayo de 2005. Aunque la Generalitat licitó su reparación en 2007, e incluso destinó un millón de euros para volver a ponerlo en la vía, el tren turístico dormita en los talleres de la FGV sin que nadie parezca reparar en él. Inicialmente se pretendía adaptar al nuevo sistema del TRAM, el tranvía metropolitano, que discurre por vías electrificadas frente al sistema diesel del ‘Limón Express’. Después se habló de modificar los boguis, al parecer deteriorados en los trenes originales y causantes de algunos descarrilamientos. Trabajadores de FGV aseguran que varios de los coches fueron restaurados, pero el servicio nunca se restableció.

Tanto las locomotoras (los ‘fabiolos’ de Feve exSNCV y Carreño y las ‘UTA’ 3.700) como los coches fueron apartados en Benidorm en 2006; las máquinas se han utilizado alguna vez que otra para remolcar trenes de obra o el herbicida, pero la mayoría del tiempo han permanecido estacionados donde el tiempo los olvidó en la estación de Benidorm.

(Imagen 20minutos. 2007)