Archivo de la etiqueta: rehabilitación

Restauración de la rotonda de Monforte

El Museo do Ferrocarril de Galicia (Muferga) continúa con los trabajos de rehabilitación de su rotonda ferroviaria, unas antiguas instalaciones de los depósitos de tracción de vapor de Monforte que constan de una nave semicircular, con un diseño característico de la arquitectura industrial de comienzos del siglo XX y de una playa de cuarenta vías enlazadas por un puente giratorio, con el que era posible invertir la marcha de las locomotoras.

Las labores, que se iniciaron a principios del mes de abril, son muy complicadas. En la actualidad, las tareas se centran en la instalación eléctrica y, sobre todo, en la restauración de los fosos bajo ejes motrices de locomotoras. Estos cuentan con tres gatos hidráulicos que llevan más de 40 años fuera de uso. Una vez que se encuentren de nuevo en servicio se convertirán en el único elemento mecánico de estas características de España en funcionamiento. Se procederá también a la renovación de la vía del foso para que circule por ella el nuevo carro transbordador de ejes.

Desde la gerencia de la fundación que dirige el museo señala que se trata de un proyecto “complicado y duro, toda vez que es una obra que se ejecuta por administración”. En el proyecto interviene personal propio y trabajadores subvencionados por la Diputación Provincial de Lugo a través del programa Tecendo Emprego.

Hay labores que ya han finalizado, como la aplicación de un enfoscado con una capa de mortero para revestir las bóvedas de los techos que presentaban ladrillo visto. Los techos pasaron, primero, por el proceso de chorreo de arena para retirar las gruesas capas de hollín acumulado, producto de más 80 años de humos procedentes de las locomotoras de vapor que se reparaban en sus fosos.

Hace cuatro años, más de un centenar de instituciones y entidades culturales de diecinueve países participaron en el Año Europeo del Patrimonio Industrial. La conmemoración contó con el respaldo del Consejo de Europa e incluyó la edición de un catálogo internacional dedicado a este tipo de bienes históricos. Fue cuando la rotonda ferroviaria de Monforte pasó a estar representada en esta publicación y destacada por su alto valor.

Hartos de las obras en la Estación de Ceuta

Los vecinos de la barriada de la Estación del Ferrocarril de Ceuta están hartos. Se sienten cansados de una obra que, dicen, no avanza y cuyo proyecto ha sido variado de forma radical respecto del inicial. La antigua infraestructura ferroviaria es una más de las obras que no cumplen plazos ni atienden las necesidades reales de los vecinos.

“Es esa actitud del Gobierno, que supedita los plazos de las obras y su finalización a sus propios intereses. Las obras empiezan no cuando surge la necesidad sino a conveniencia del gobierno, que exige el cumplimiento de los plazos cuando le interesa y cuando no, pues se alargan y eternizan”, denuncia Javier Varga, diputado de Ciudadanos.

Las críticas al plan de obras no son las únicas. También denuncian la situación en que se encuentra la estación, a la que se ha bautizado como “la obra del Escorial”. “Ya se discute no solo la finalización sino también la finalidad, qué va a ir allí; lleva 15 o 20 años siendo una molestia para los vecinos”, explican los vecinos. Varga ha denunciado que proyectos como el de la Estación parecen hechos más bien para “complicar la vida” del vecindario y no para solucionar problemas, después de haberles privado de zonas de aparcamiento o de disponer un carril bici carente de sentido. “Llevan más de año y medio de obra y aun queda por hacer más de la mitad, los vecinos están cansados”, ha expuesto.

La barriada Estación de Ferrocarril debe su nombre a un antiguo y ambicioso proyecto que uniría Ceuta con varias ciudades marroquíes hasta llegar a Ciudad del Cabo. Finalmente, el recorrido se redujo hasta Tetuán. Fue levantada entre 1916 y 1918 por el constructor y contratista José Mª. Escriña para la Compañía Española de Colonización, concesionaria de la construcción y explotación del Ferrocarril Ceuta-Tetuán. Todo el proyecto se encargó a una comisión formada por el ingeniero de caminos Rafael de la Escosura, el militar Miguel Manella y José Roda, que lo era de la primera división de ferrocarriles, encargándose luego el ingeniero Wilfredo Delclós de la construcción.

El edificio se planteó en un regionalismo tetuani, con tres cuerpos, patios centrales, cuatro torrecillas que imitaban alminares y andenes cubiertos en forma de galerías de arcos que evitaban el acoplamiento de la marquesina. La simplicidad exterior se hace más elegante medíante el juego de colores entre los planos encalados, y los planos y tejadillos de cerámica de color verde brillante. Inaugurada el 10 de mayo de 1918 por el Infante Carlos de Borbón dos Sicilias y el Alto Comisario de España en Marruecos, Francisco Gómez Jordana, se instalaron en ella los almacenes de explotación, talleres y la residencia del jefe de estación. Se completaba la construcción con hangares y depósitos de agua del mismo estilo. Hasta que en 1958 se cerró para siempre con la línea.

Después de más de una década de fallidos intentos para conseguir rehabilitar la centenaria estación (uno de sus últimos destinos era convertirse en biblioteca), se desconoce si finalmente será este el definitivo. La Ciudad tramitó el pasado mayo un proyecto complementario para, con un presupuesto de un millón y medio de euros, terminar su rehabilitación. Sin embargo, esa partida se vio finalmente mermada y se quedó en algo más de 600.00 euros. Las obras, sin embargo, se interrumpen constantemente.

El Museo del Ferrocarril catalán reabre sus puertas

El Museo del Ferrocarril de Cataluña vuelve a abrir sus puertas, tras concluir la primera fase de los trabajos de rehabilitación y mejora de las instalaciones patrimoniales, desarrollados durante los últimos dos meses, y que se han centrado fundamentalmente en mejorar los servicios dedicados a los visitantes. La rehabilitación se ha realizado con una subvención del 1,5% cultural, otorgada por el Ministerio de Fomento, y forman parte de un proyecto integral para transformar las diferentes edificaciones del antiguo Depósito de locomotoras de vapor de Vilanova en un Museo del siglo XXI dedicado al mundo de los trenes. El director del proyecto es José Ramón Pastor (Adif), el arquitecto es Jordi Roig y la constructora responsable de la obra es ACSA-Sorigué.

El principal cambio de esta primera etapa es la nueva recepción para visitantes, situada en el antiguo edificio del economato de Renfe, construcción de los años setenta que, cuando se inauguró la colección ferroviaria en 1990, se constituyó como espacio de recepción y de servicios generales del Museo. Con las intervenciones desarrolladas en la fachada principal se ha querido configurar una imagen urbana más visible y actual del Museo, a través de una gran celosía frontal de estilo mediterráneo que actúa como lienzo de acero y gran porche de acogida a los visitantes. También se ha actuado en la fachada lateral, para identificar el Museo desde la estación de Vilanova. Otra de las actuaciones destacadas, ha sido la creación de un gran espacio de recepción y distribución en la planta baja del edificio, acorde a los requerimientos actuales. También se ha construido un nuevo bloque anexo de aseos en la zona de unión de la histórica Nave del Puente-Grúa con la edificación de acogida del Museo.

El Parque de la Vall de Núria, obsequio de FGC con motivo del 75 aniversario del Cremallera de Núria, y la zona de picnic han cambiado de ubicación para crear un nuevo ámbito de ocio entre los históricos Depósitos de agua y el Espacio de Mercancías.

Las obras continuarán hasta el otoño con la rehabilitación y recuperación de la gran Nave de 1881 y la construcción de una nueva edificación que albergará una gran maqueta, así como con diferentes intervenciones que darán cohesión a todo el conjunto patrimonial.

Tras el proceso de rehabilitación de las instalaciones, se implantará una museografía sugerente en los nuevos espacios recuperados; aumentará el ámbito educativo del Museo; la colección tendrá una mayor accesibilidad, y se cubrirán los vehículos que se exponen en el exterior de la Rotonda. Las diferentes intervenciones incrementarán las áreas expositivas de cinco a ocho y la superficie pública en más de 1.700 metros cuadrados.

Los espacios públicos del futuro Museo serán: Planta baja del Edificio de Servicios, gran nave del XIX, nave anexa de nueva construcción, nave del Puente-Grúa, rotonda, espacio Mercancías, zona de infraestructuras ferroviarias y nueva vía de contorno, por donde circularán vehículos. Todas las actuaciones están encaminadas a convertir el Museo del Ferrocarril de Cataluña en un equipamiento al servicio de la comunidad para divulgar los valores y los beneficios del ferrocarril. Para compartir y celebrar la reapertura del Museo, durante el mes de febrero todos los visitantes podrán disfrutar de con un precio especial de 4€. Más información: www.museudelferrocarril.org

El Museo del Ferrocarril de Cataluña, gestionado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, está ubicado en uno de los pocos depósitos de locomotoras de vapor de finales del siglo XIX que hoy se conserva. En la colección que custodia, compuesta por más de sesenta vehículos, destacan 28 locomotoras de vapor, pero también coches de viajeros, máquinas diésel o eléctricas y otros vehículos curiosos.

Adif acometerá en breve tareas de rehabilitación y consolidación ornamental en la estación de Almería

estacion-almeria-2013

Al rescate de la estación de Almería. El comité de dirección del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha anunciado una inversión de 250.000 euros para abordar la primera fase de la rehabilitación de la fachada y el vestíbulo de la antigua estación de ferrocarril de la capital almeriense, ubicada junto a la estación Intermodal y que en las últimas semanas ha sido objeto de otras obras de análisis y correcciones urgentes, preventivas y correctoras para asegurar varios elementos constructivos del edificio. El alcance de estos trabajos incluye actuaciones de rehabilitación de la balaustrada de la cubierta y elementos ornamentales que coronan el edificio, así como la rehabilitación integral de la marquesina principal de entrada al inmueble.

La estación “es uno de los edificios de uso ferroviario más bonitos de todo el país” por sus características arquitectónicas, de forma que es “parte de una de las pocas muestras de arquitectura historicista y uno de los elementos singulares con los que cuenta la provincia de Almería”. Comenzó a construirse en 1890 y fue finalizada en 1893, de modo que su actividad comenzó un año más tarde con la entrada en funcionamiento de la línea Guadix-Almería.

El anuncio realizado por Adif tras la decisión de su comité de dirección, se traducirá en las próximas semanas bien en una concesión directa, o en una licitación que permita acometer esta obra que, de forma global, estará divida al menos en dos fases, según han añadido fuentes del Administrador.

Las actuaciones puntuales de rehabilitación a llevar a cabo contemplan tareas de recuperación y consolidación ornamental durante un periodo de entre tres o cuatro meses. No obstante, las mismas fuentes han señalado que previamente deberá finalizar la actuación de urgencia desarrollada por la empresa Jarquil Global bajo una inversión de 8.000 euros, ya que la misma compañía emitirá un informe que permita conocer el punto de partida de los nuevos trabajos. Así, la obra de urgencia tiene prevista su finalización a finales de este mes.

Los nuevos trabajos comprenderán también la eliminación de aquellas intervenciones en esos elementos que hayan podido enmascarar el diseño original de la estación y su percepción como monumento, de modo que se procurará poner en relieve los valores formales e históricos de la estación.

La realización por fases de las intervenciones necesarias para la recuperación de la estación histórica de Almería tiene como objetivo la adecuación de dichas intervenciones a las necesidades del proyecto en cada momento. No obstante, si algún elemento precisara de intervenciones anticipadas en la fachada o cubierta, se intervendrá sobre el mismo con carácter prioritario, según ha puntualizado Adif.

La Mesa en Defensa del Ferrocarril y el Colegio de Arquitectos celebra estos días unas jornadas sobre la antigua estación del ferrocarril. Este martes, en el salón del Circulo Mercantil, se hablará sobre la “pérdida de identidad en el marco de la coyuntura del transporte ferroviario de la provincia de Almería”. Las jornadas servirán también para “denunciar la desidia” de las administraciones públicas, que “después de 31 años” desde que se iniciara el expediente para declarar el inmueble bien de interés cultural, “la antigua estación del ferrocarril se encuentra aún sin catalogar“.

Este foro tiene como objetivo “generar debate y opinión sobre los posibles usos que en un futuro pueda tener la antigua estación del ferrocarril”. Por ello, espera que los ponentes de las jornadas permitan sacar conclusiones “de cara a la inminente rehabilitación de la estación que, por parte de Adif se quiere llevar a cabo”

La estación de Toledo vuelve a los trabajos de rehabilitación, ahora en la cubierta y primera planta

estacion-toledo.neomudejar-tiorre-reloj

Hay joyas que con el tiempo, y el uso, sufren un desgaste considerable. Se hace necesario un proceso de limpieza y acondicionamieno. La estación de Toledo, uno de las grandes piezas del patrimonio ferroviario español, se someterá a una serie de obras de reparación y rehabilitación en su cubierta en los próximos meses. Adif ha adjudicado por un importe de 293.630 euros los trabajos a la empresa Gestión y Ejecución de Obra Civil.

El edificio, de estilo neomudéjar declarado Bien de Interés Cultural (BIC), presenta varios problemas en su cubierta y en la primera planta. Las obras prevén la sustitución de tejas, canalones y bajantes y la creación de una nueva red enterrada de aguas pluviales. También es preciso acondicionar la tabiquería, los falsos techos, las carpinterías y los pavimentos. Los trabajosse completarán con la reparación de las carpinterías exteriores de la torre, la sustitución de los cristales rotos y la limpienza de los suelos.

De estilo neomudéjar, la estación de Toledo es ejemplo del rico legado patrimonial de la arquitectura ferroviaria española. El actual edificio comenzó a construirse el 4 de marzo de 1914 y entró en servicio en 1917, sustituyendo a uno anterior de 1857. Declarada BIC con la categoría de Monumento en 1991 e integrada en el Patrimonio Histórico Español, la estación ferroviaria de Toledo es obra del arquitecto Narciso Clavería, marqués de Manila, que redactó un proyecto cercano a los dos millones de pesetas para la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA).

Su planta se desarrolla sobre una superficie de 12.600 metros cuadrados y sus elementos constructivos fueron el ladrillo, la piedra, el hierro y el cemento. El edificio fue reformado en el año 2005, con motivo de la puesta en servicio de la línea de alta velocidad Madrid-Toledo.

El francés M. Hourdillée asumió la construcción de este magnífico y espectacular edificio, que costó la friolera de un millón de pesetas de la época (hoy en día serían cerca de 500 millones de euros), donde se combinan artesonados, yeserías y zócalos del ceramista toledano Angel Pedraza; cerrajería, lámparas y apliques del maestro forjador Julio Pascual Martínez; el diseño de Narciso Clavería, que consigue aunar funcionalidad y estética; y la dirección y vigilancia de las obras del ingeniero de caminos y director adjunto de la compañía, Ramón Peironcely.

Representante de la tendencia historicista de la época, concibe una hermosa arquitectura neomudéjar, llena de matices tanto cromáticos como materiales, sin dejar de ser funcional y moderna. El edificio se compone de un pabellón central flanqueado por dos alas laterales de menor altura, en uno de cuyos extremos se levanta la torre del reloj, elemento arquitectónico reservado hasta entonces a iglesias y ayuntamientos, símbolo del auge y la importancia que estas edificaciones adquirieron dentro de las ciudades.

El conjunto se completa con otras edificaciones menores, como el muelle de la pescadería, en las que se prolongan los arcos de herradura polilobulados y entrecruzados, los frisos de ladrillo, las almenas escalonadas, las armaduras de carpintería, los alicatados y las celosías. Sin duda alguna es una de las doce estaciones más significativas del patrimonio ferroviario español.

La empresa guipuzcoana CAF cierra septiembre con un beneficio de 50,2 millones después de impuestos

APTA-1-caf-beasain

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio después de impuestos de 50,2 millones de euros y una cartera de pedidos de 4.655,6 millones, el 77 % de los cuales corresponden a proyectos en el mercado internacional. El importe neto de la cifra de negocios a 30 de septiembre de 2014 fue de 1.057,1 millones de euros, inferior al dato de cierre del tercer trimestre del año 2013, que fue de 1.113,8 millones.

El margen Ebitda se situó a finales del pasado septiembre en 124,9 millones de euros, mientras que el beneficio del ejercicio antes del impuesto de sociedades alcanzó los 63,6 millones de euros y los 50,2 después de este gravamen.

Entre los contratos adjudicados recientemente destaca el proyecto de suministro de 120 trenes para el operador público holandés NS, una de las mayores empresas del sector del ferrocarril de Europa, con un contrato superior a los 500 millones, y cuyo importe no se encuentra incluido en el volumen de cartera dado a conocer ahora. Otros contratos relevantes son los conseguido para suministrar coches para Caledonian Sleepers (Escocia) y Monterrey (México), cuyas adjudicaciones fueron publicadas hace unos meses y que tampoco se encuentran incluidos en la cartera de pedidos

La compañía guipuzcoana desarrolla actualmente proyectos en un gran número de países, entre los que cabe destacar, el suministro de unidades de cercanías para Sao Paulo y Belo Horizonte (Brasil), Bari (Italia), Auckland (Nueva Zelanda), así como trenes para la empresa Amtrak en Estados Unidos, además de para Cerdeña y Arabia Saudi.

CAF suministra también tranvías para las ciudades de Estocolmo, Houston, Besançon, Cincinnati, Kansas City, Friburgo, Boston, Budapest, Tallín y Kaoshiung (Taiwán), y unidades de metro para Roma, Bucarest, Sao Paulo, Medellín, Estambul, Helsinki y Santiago de Chile.

la empresa guipuzcoana CAF firmó el pasado mes de agosto un acuerdo para la rehabilitación de 35 trenes de dos coches de la línea D del metro de Lyon, que se une a los que recientemente ha desarrollado la empresa en Francia, donde ha suministrado tranvías para Nantes y Besançon. Además, dispone de una adjudicación para la rehabilitación de 40 locomotoras eléctricas de los Ferrocarriles Italianos, Trenitalia, que incluye la primera instalación de equipos eléctricos de CAF P&A en locomotoras en Europa.

Lorca recupera su estación de tren uno de los edificios más afectados por los terremotos de 2011

DOCU_VERDAD

Adif ha finalizado las obras de rehabilitación integral de la estación de Lorca-Sutullena (Murcia), dañada por el terremoto que afectó a la ciudad. Tras dicho seísmo, Adif ejecutó las obras necesarias en la pérgola acristalada anexa al edificio histórico para ofrecer los servicios de venta de billetes e información. El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, junto al Subsecretario del Ministerio de Fomento, Mario Garcés, y el Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana, inauguraron el viernes la estación de ferrocarril. Los trabajos finalizados incluyen el tratamiento del edificio de viajeros (351,9 m2 construidos), los andenes y los espacios exteriores.

El 11 de mayo de 2011, Lorca sufrió dos terremotos de 4,7 y 5,1 grados en la escala de Richter. La estación quedó dañada, sobre todo en la parte superior. El tejado, paredes y ventanas cayeron por la fuerza del seísmo y pocos días después todo el piso superior de la estación fue demolido por seguridad. A pesar de los daños se siguió prestando servicio de viajeros en la zona anexa al edificio histórico. Aunque se rumoreaba la demolición, técnicos de Adif evaluaron la estación y optaron por la restauración del edificio.

El alcalde destaca que la apertura de este servicio “supone un ejemplo manifiesto de que la reconstrucción de nuestra ciudad continua sumando buenas noticias. Lorca es una ciudad viva, con un proceso de recuperación que avanza con firmeza. Estamos asistiendo a la puesta en marcha de las obras para volver a levantar muchas casas y edificios, estando muchas de ellas ya concluidas o con los trabajos muy avanzados. De hecho en los próximos meses veremos cómo numerosas familias regresan a sus hogares”.

Esta actuación de Adif, que ha supuesto una inversión de más de 1,5 millones de euros, incluye el tratamiento integral del edificio de viajeros, los andenes y los espacios exteriores, garantizando la accesibilidad de las personas con discapacidad. Las labores han contemplado la rehabilitación integral de la estación de Lorca-Sutullena, y se ha reparado la pérgola acristalada anexa al edificio histórico para ofrecer los servicios de venta de billetes e información.

El proyecto recupera el volumen central a doble altura y los dos cuerpos laterales de altura única, respetando el diseño anterior al terremoto. El cuerpo central está compuesto por un vestíbulo a doble altura con una superficie de 149,5 m2 destinado a los viajeros y usuarios de la estación. Los cuerpos laterales constan de una única altura destinada a oficinas de Adif y cafetería. Se ha completado un nuevo solado del andén principal (374 m2) con losas antideslizantes de alta resistencia y encaminamientos de señalización. También se han colocado luminarias, mobiliario y señalética. La marquesina recupera su anterior diseño con entrevigado de madera y cubierta de chapa de acero en su capa exterior. Los elementos dañados han sido restaurados. La estación dispone de una nueva red de evacuación de aguas con bajantes y sumideros.

El pasado año Adif llevó a cabo importantes actuaciones en la zona, en concreto entre las estaciones de Lorca y Águilas, en las que se realizaron diversos trabajos para reparar los daños causados por las inundaciones. Las obras, que supusieron una inversión de 6.755.400 euros (sin IVA), se ejecutaron tanto en la infraestructura (terraplenes, trincheras, puentes y obras de drenaje) como en la superestructura (vía, e instalaciones de protección de pasos a nivel), además de su correspondiente adecuación en previsión de riesgos derivados de inclemencias meteorológicas.

Las actuaciones más destacadas se centraron en 16 kilómetros del tramo Lorca-Águilas (52 kilómetros), con la reconstrucción del viaducto sobre la Rambla de Nogalte; la reconstrucción de 500 m de terraplén en el tramo Almendricos-Águilas; la sustitución del tendido férreo dañado y el montaje de nueva vía en las zonas del trayecto afectadas.

El estado en que quedó la estación fue una de las imágenes más impactantes de los terremotos de mayo de 2011. La primera planta cayó sobre la pérgola y sobre los andenes solo cinco minutos después de que el tren de cercanías hubiera emprendido su camino hacia Murcia. Las obras, con un presupuesto de un millón de euros, han reforzado el viejo edificio gracias a un micropilotaje y a la instalación de un armazón de acero. Se ha recuperado el viejo diseño del entrevigado de la pérgola, colocado un zócalo de cristal e instalado un camino para invidentes.

La locomotora ‘Elenore’, una joya asturiana en rehabilitación

Una verdadera joya, que en breve lucirá en todo su explendor. La locomotora minera de vía estrecha más antigua de España recorrió sobre sus ruedas los cinco metros que le separaban del camión que aguardaba para su traslado a Langreo, donde será restaurada por la empresa Sadim. ‘Elenore’ acaba de abandonar Arnao, adonde volverá en cuanto acaben de pulilarla y dejarla en perfecto estado de revista, como se merece.

Cuatro décadas de abandono en Arnao han dejado esta joya asturiana (una 020T) en un estado lamentable. Pero el propósito es que vuelva casi a su estado original y recobre el vigor con el que empujaba en sus buenos tiempos de duro trabajo. La locomotora fue adquirida por la Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM) en Bélgica en 1880 (la Real Compañía Asturiana de Minas fue constituida en 1833 gracias a la aportación de capital belga, en lo que se convirtió en una de las primeras grandes inversiones empresariales extranjeras en la actividad minera española), que la utilizó para el transporte entre las instalaciones de la RCAM en Arnao y la dársena portuaria de San Juan de Nieva. A diario realizaba varias veces el trayecto de unos seis kilómetros hasta que fue retirada en 1959, al levantarse la instalación del ferrocarril en el túnel que daba acceso a la RCAM desde Salinas y desaparecer la vía estrecha de 800 milímetros, por la que podía transitar la máquina.

Los trabajadores de la filial de Hunosa se ocuparán de su restauración en un taller cercano al pozo ‘Candín’, aunque su estado es realmente preocupante. De hecho una de las primeras tareas que se vieron obligados a cometer los operarios consitió en poner al descubierto los viejos raíles que en su día cubrían la distancia entre la instalación y la Real Compañía de Minas, y que aún se conservan bajo el asfalto. El objetivo era arrastrar la locomotora sobre sus ruedas, con el fin de facilitar su izado hasta el camión, con el menor perjuicio posible para la máquina.

La salida de la ‘Eleonore’, que permanecía estibada en Arnao desde 1971, fue seguida por numeroso público, que acudió a la localidad posiblemente movida por la nostalgia de los días en los que esta locomotora de vapor escupía humo por su chimenea.

El Ayuntamiento asturiano, propietario de esta joya al igual que de la locomotora ‘Rojillín’ (020WT) de 1925, tiene previsto acometer un ambicioso proyecto para recuperar su patrimonio, del que ‘Elenore’ es una parte muy importante. También abordará la recuperación de la vieja mina de Arnao para explotarla turísticamente. «De aquí a 2011 se invertirán más de cinco millones de euros, gracias a los fondos europeos, y era lógico que el Ayuntamiento realizara un esfuerzo adicional para evitar que esta locomotora, de una extraordinaria importancia en la historia del ferrocarril en España, no se perdiera».

Los trabajos de rehabilitación se prolongarán durante unos seis meses. Después, ‘Eleonore’ volverá a Arnao para lucir en todo su esplendor.

(Fuente El Comercio. Imagen Marieta)