Los trenes y la ‘División Azul’


norte130741

Todo el mundo evoca hoy los episodios ocurridos en aquellos años cuando las grandes potencias se enfrentaron entre sí y la vida de millones de personas acabó truncada. Aún se mantiene viva la llama del recuerdo de la II Guerra Mundial que comenzó hace setenta años. En estos primeros días de octubre se cumplen 66 de la retirada del frente de Leningrado de la ‘División Azul’. La unidad fue creada por el Gobierno español como contrapartida a la ayuda que Hitler prestó a Franco durante la Guerra Civil, con la entrega de armamento y el envío de la Legión Cóndor. Fue, en definitiva, una de las contribuciones de España a la contienda mundial.

Cerca de 18.000 hombres, entre soldados y oficiales, salieron el 13 de julio de 1941 hacia Alemania para combatir con los ejércitos del III Reich en la Unión Soviética. Entre 1941 y 1944, casi 50.000 españoles pasaron por la División 250 de la Werhmacht y 5.000 de ellos dejaron sus vidas lejos de España.

Como en todas las entradas de este blog, el tren vuelve a aparecer como sujeto principal de este relato, en esta ocasión vinculado a los sucesos ocurridos hace sesenta años y que tienen a los hombres y mujeres de la División Azul como referentes. No se trata de enjuiciar los hechos y, muchos menos, de analizar si fue o no correcto que los soldados españoles lucharan junto al Ejército nazi. Sólo pretendo hablar del tren, porque el ferrocarril tuvo especial protagonismo en el traslado de los expedicionarios hasta las posiciones del frente.

La división 250 Einheit spanischer Freiwilliger de la Wehrmacht, más conocida como la ‘División Azul’ (‘Blau Division’, para los soldados alemanes), se organizó en Madrid el 25 de junio de 1941 para cooperar con el Ejército alemán en la campaña de Rusia. Formada por 17.500 hombres, llegó a Alemania del 15 al 22 de julio de 1941, integrándose en el XVI Ejército, Agrupación Von Roques, hasta el 12 de noviembre de 1941 en que pasó al XXVIII Cuerpo de Ejército. Participó activamente en los enfrentamientos del río Wolchov, Novgorod, ocupación de Smeisko, Possad, lago Ilmen, liberación de la guarnición alemana de Mal Samoschje, lago Ladoga y Krasnybor. La División se disolvió el 7 de octubre de 1943, regresando a España a fines del mes de diciembre. El 7 de noviembre se creó la Legión Española de Voluntarios, formada por unos 15.000 hombres, que fue disuelta el 17 de abril de 1944.

Todo comenzó el 22 de junio de 1941. Ese día los alemanes, a pesar del pacto de no agresión firmado el año anterior, invadían Rusia. La euforia se desata en España, que aún no se ha recuperado de las graves heridas de la Guerra Civil. ¡Rusia es culpable! La sentencia dictada por el ministro de Asuntos Exteriores, Serrano Súñer, ante los manifestantes concentrados frente a la Secretaría General del Movimiento en la calle de Alcalá, en el centro de Madrid, jalea a la masa enfervorecida que se ofrece a luchar contra el comunismo y reclama la participación de España en ‘la cruzada antibolchevique’ y la defensa de Europa. En toda España se abren banderines de enganche. A los múltiples centros acuden un número de voluntarios muy superior al requerido. Finalmente, se estableció la formación de la que sería denominada ‘División Azul’: un total de 18.693 hombres, de los cuales 641 eran oficiales, 2.272 suboficiales y 15.780 soldados. A ellos se añadía una escuadrilla aérea, compuesta por 26 oficiales, 4 suboficiales y 81 soldados. Al frente de la unidad se coloca al general Agustín Muñoz Grandes, uno de los más prestigiosos del Ejército español, afín a los ideales de la Falange y famoso por su capacidad de dirección en el combate.

El 13 de julio salen de Madrid las primeras unidades, seguidas por las restantes en los días sucesivos desde las distintas Regiones Militares, con destino al campamento de Grafenwöhr (no muy lejos de Munich), donde se transformará en la 250 División de Infantería de la Wehrmacht. La cúpula del falangismo había preparado un donativo reconfortante de despedida: una entrega de tabaco consistente en 2.500 cajetillas de Platers y 500 de Philips Morris junto a 862 frascos de coñac Romate (con un gasto superior a las 16.000 pesetas de entonces).

En la capital de España, una multitud se agolpa en los andenes de la estación del Norte, tomados al asalto por familiares, voluntarios que no pudieron engancharse al regimiento, entusiastas del régimen que clamaban venganza contra los rusos y falangistas de último cuño, furibundos defensores del Ejército alemán por haber declarado la guerra a los comunistas.

Dos horas antes de la salida del tren, la muchedumbre agolpada en los andenes cantaba himnos y vitoreaba a España y al Caudillo, según los periódicos de la época. A las 15.45, llegaron a la terminal los voluntarios del primer batallón del primer regimiento de Infantería. Las fuerzas expedicionarias entraron cantando el ‘Cara al sol’ y fueron secundadas por el público que, al terminar, prorrumpió en vítores a Franco, a España y a la Falange. Acudieron a despedir a los expedicionarios el presidente de la Junta Política y ministro de Asuntos Exteriores, Serrano Súñer; el ministro secretario del Partido, Arrese; el del Ejército, general Varela; el de Agricultura, Miguel Primo de Rivera; los generales Saliquet, Moscardó, Millán Astray, Muñoz Grandes, Borbón, Rada, Alvarez Arenas, Camilo Alonso y Aguilera; la delegada nacional de la Falange Femenina, Pilar Primo de Rivera; el alcalde y el presidente de la Diputación Provincial de Madrid y gran número de dirigentes de FET y de las JONS. Al arrancar el tren, arrojaron sobre los vagones ramos de flores. Cajetillas de tabaco rubio y cigarros puros fueron repartidos en grandes cantidades entre los voluntarios. Mientras el convoy se alejaba, se volvió a cantar “con gran fervor patriótico” el ‘Cara al sol’.

trayectoalemania

Por la noche, se produce la salida del segundo tren, sobre las 23.15 horas, con idéntica parafernalia, clamor popular, himnos y cánticos de despedida, acompañados del sonido de la banda militar que acude a la estación para hacer más solemne la marcha. Las imágenes de la mañana vuelven a repetirse idénticas por la noche, como si fuera una escena de cine, aunque Serrano Suñer se ve obligado a acudir a los micrófonos de Radio Nacional para dirigirse a los presentes, a los que arenga con un discurso lleno de soflamas patrióticas y contra el comunismo y los rusos, fiel al lema de ¡Rusia es culpable! Escapularios, medallas y viandas se reparten entre los expedicionarios. Y en menos de 24 horas, a las 7.10 de la mañana, parte un tercer tren hacia la frontera francesa desde la misma estación. La lluvia acompaña a los expedicionarios, aunque de nuevo los andenes se encuentran abarrotados y los cánticos patrióticos vuelven a resonar en las grandes naves de la terminal del Norte. Muñoz Grande sale a las 7.30 camino de Alemania, aunque en avión. En el aeródromo de Barajas fue despedido por el ministro del Ejército, el general Varela, y otros mandos militares, entre ellos Millán Astray, Alonso Vega, Barrón, Borbón y González del Barrio. Le acompañan el teniente coronel Cárcel, el comandante Lombana, el capitán Egea y el teniente Ramiro.

Los trenes de la época son los mismos que han pervivido a los tres años de Guerra Civil. Locomotoras en su mayor parte de vapor de las compañías Norte, MZA e incluso Andaluces y Oeste (recuerden que Renfe se acaba de constituir con la entrada del año) con problemas para abastecerse por las carencias de combustible, miles de kilómetros de tendiido férreo aún por reparar y un parque motor que aún no se ha recuperado de los años de la contienda, sufrió una utilización intensiva y carencia de mantenimiento. El 40% del material de las compañías españolas acabó destruido de 1936-1939. ‘Consolidación’ y ‘Mikado’ son las locomotoras que Norte utiliza entre Madrid y Hendaya. También las 4.600. Mientras en ‘la red catalana’ de MZA son las ‘Montaña’ las reinas de la vía. Curiosamente, la eléctrica 7209 de Norte, que llevó a Franco al encuentro en Hendaya con Hitler, también desplaza desde Miranda a la terminal fronteriza a algunos divisionarios en este viaje de 5.000 kilómetros hasta su destino final: Rusia.

Coches y vagones también corresponden a los ‘trenes’ normales de aquellos años de postguerra. En su mayor parte, de la ya desaparecida tercera clase, CC-3.600 y otros metálicos 3.000, pero la mayoría eran de madera incluidos los asientos, coches ‘Costa’ con balconcillo exterior, pero también vagones cerrados J con garita (unificados después como JFHV39277), donde se llegaban a apelotonar hasta 50 hombres.

Al llegar el primer convoy a la estación de Hendaya, entre un bosque de banderas rojas y blancas con negras esvásticas, una banda interpretó el himno alemán. Los soldados bajaron del tren y fueron conducidos a los sótanos de un viejo hotel, donde se desnudaron y tomaron duchas calientes mientras los alemanes desinfectaban sus uniformes. Rápidamente se comprobó si padecían enfermedades venéreas. Los alemanes entregaron moneda francesa al pagador español (80 francos por oficial y 20 por soldado) para que se repartieran a fin de atender los gastos en ruta. Los voluntarios volvieron a la estación, donde damas de la Cruz Roja alemana les sirvieron café.

Los periódicos de aquellos días incluyen las mismas crónicas entusiastas. “Tres expediciones de voluntarios de la ‘División Azul’ han cruzado la frontera. El primer grupo lo hizo a las tres de la mañana; el segundo a las diez y el tercero a las cinco de la tarde. A esta última expedición esperaba en Irún, además de las autoridades locales, el general Monasterio. Cuando el tren cruzaba el puente internacional, las fuerzas voluntarias cantaban el ‘Cara al Sol’. En Hendaya, tropas alemanas tocaban silencio y presentaban armas. Después, la banda alemana interpretó también el ‘Cara al Sol’ y al despedir a los voluntarios, que se adentraban en Francia, tocó el himno nacional español”. Un día tan sólo de marcha hacia su destino final.

Los trenes no sólo salen de Madrid. Los convoyes abandonan la estación de Francia en Barcelona (donde la despedida fue más bien fría) con expedicionarios del regimiento ‘Vierna’ que, al llegar a tierras francesas, se confundirán con los trenes que han salido de Sevilla (regimiento ‘Esparza’) y La Coruña (regimiento ‘Pimentel’).

De Hendaya a Alemania, casi todos los trenes deben realizar el mismo trayecto, por la Francia ocupada. Civiles galos y republicanos españoles exiliados lanzan piedras e insultos a los voluntarios. El tren sigue su camino: Burdeos, Tours, Poitiers, Orleáns, Troyes, Nancy, Luneville (“Al entrar el tren en la estación, con los vagones chorreando y cayendo aún una llovizna, una banda alemana tocó el himno nacional español, pero a vivísimo ritmo. Los soldados, ya bajos de moral por los incidentes del viaje por tierras francesas, se sintieron más entristecidos que animados”, describen posteriormente algunos cronistas).

Los informes que redactan los jefes de las expediciones a su llegada a Grafenwohr narran parecidos incidentes. La partida y el tránsito por tierras españolas es desde apoteósico hasta casi indiferente y, de nuevo, entusiasta al llegar a la frontera. Pero el paso por Francia resulta frustrante para los expedicioarios porque se sienten agredidos por «gestos marxistas» y puños en alto durante varias etapas del camino. Los partes de incidencias llegan a hablar de disparos desde los trenes donde viajan los divisionarios, para contestar al lanzamiento de piedras o botellas. En algún caso, los soldados llegan a parar el tren para perseguir a los paisanos que han lanzado objetos contra los convoyes y que incluso han herido a algunos de los expedicionarios.

Todo cambiaría al cruzar la frontera alemana. “El ánimo cambió tan pronto los trenes cruzaron el Rhin y entraron en territorio alemán propiamente dicho. En Karlsruhe, los españoles se vieron literalmente abrumados por las expresiones de afecto. Multitudes de 8.000 a 12.000 personas inundaron la Bahnhof (estación férrea). Las autoridades alemanas tuvieron dificultades para contener a la gente. Prohibieron la venta de billetes de andén cuando, tras haber sido expendidos varios miles, pareció que la presión del público sería tan grande que algunas personas podrían caer a la vía y resultar heridas. La alegría de los alemanes era electrizante y espontánea. Hasta llegar a Weiden.

El 17 de julio los primeros voluntarios arribaron al centro de entrenamiento de Grafenwohr, en Baviera,y allí intercambiaron sus uniformes españoles por el gris de la Wehrmacht, adoptando para su identificación un escudo bordado en rojo-oro-rojo en la manga derecha, con la palabra ‘España’, en la parte superior. .

El día 20 cruza la frontera el último núcleo de voluntarios. De nuevo, me atengo a la crónica periodística. “En la estación, a la una y media, se hallaba congregado numerosísimo público y todas las autoridades y jerarquías de la provincia, que tributaron una calurosa ovación y una cariñosa despedida a los valientes muchachos que marchan a luchar contra el comunismo soviético. También se hallaban en la estación
del Norte la banda militar del regimiento de Infantería de guarnición en la ciudad y la de los Sindicatos, las cuales interpretaron los himnos del Movimiento”.

Las expediciones azules llegaron escalonadamente, de 3 en 3, a partir del 17 de julio (el primer tren a las 6, el segunda a las 8 y el tercero a las 3 de la tarde), llegando el último convoy el 23, siendo la expedición número 15 (Madrid). Todas fueron recibidas de forma muy parecida. Cuando el tren llegaba a la estación, el primero en bajar era el jefe, que informaba de las incidencias acaecidas durante el viaje. Luego se ordenaba bajar a la tropa, con la manta en bandolera y el macuto al costado. Se la ordenaba formar y era revistada por el coronel jefe del regimiento al que pertenecía la expedición. Luego marchaban a pie hasta el campamento, a veces desfilando al son de marchas militares tocadas por una banda del Ejército alemán.

La mayor parte de la 250 quedó alojada en el campamento norte, mientras que el regimiento ‘Vierna’, el grupo de artillería pesada y el batallón de zapadores lo hicieron en el campamento sur. Después de un mes de entrenamiento en Baviera, tras una instrucción acelerada, el 31 juran lealtad al Führer en la lucha contra el comunismo y el 10 de Agosto parten en dirección al frente. En esa ocasión los trenes llevaron a los hombres solo parte del recorrido hasta su destino. Realizan el trayecto desde Grafernwohr, por Bayreuth, Hof, Zeitz, Leipzig, Berlín, Cottbus, Frankfurt del Oder, Kostrzyn nad Odra (Kustrin), Tczeww (Dirschau), Olsztyn (Allestein), Olecko (Treuburg), Suwalki (Suwaltien) y Grodno. Acantonados del 26 al 29 de agosto, el mando alemán decide que emprendan la marcha a pie hasta el frente ruso. La marcha de 750 kilómetros duró 45 días. Al finalizar, a los españoles se les asignó un sector de 40 kilómetros del frente de Leningrado a lo largo del río Volkov, cerca de Novgorod. El 12 de Octubre de 1941, ‘Día de la Raza’ y festividad de la Virgen del Pilar, la ‘División Azul’ entra en línea en el frente y comienzan los duros combates contra su enemigo.





33 Respuestas a “Los trenes y la ‘División Azul’

  1. Y cuanta gente viajaba en esos trenes para poner comida caliente en las mesas de sus familias?
    Tanto himno y tanta ostia en la despedida, y la única persona que he conocido que participó en la división azul, lo hizo para salir del hoyo. No olvidemos que durante el reclutamiento ya se les ofrecía el sueldo de un soldado alemán, que al parecer era suficiente motivación para los más pobres.
    Veo toda esa gente en los trenes y es en lo que pienso. En la División Azul no sólo había un tipo de «voluntarios».

  2. Anglovasconavarro

    Así es Noe… Claro que habría unos cuantos- muchos- iluminados, pero esa aventura supondría una escapatorian para mil y una situacioens personales diferentes.
    Enhorabuena a este trabajo histórico-periodístico que nos lleva otra vez por nuestro puente de Santiago en Irún a bordo de unos convoyes en los que se vivirían muchos dramas y puede que alguna alegría.
    ¿Volverán los trenes a ser escenario de grandes aventuras y movimientos sociales?… esperemos que, en lo que sea para bien, así suceda.
    Mikel, anotate una redacción del papel del Maquis contra los trenes en España (Aragón y Catalunya) y otra de la Resistencia francesa en Aquitanuia contra las unidades ferroviarias del III Reich. Felicidades por estos deliciosos momentos de lectura!!!.

  3. Me sumo a la petición de Anglovasconavarro. Mikel, tu mismo te lo estás poniendo difícil. ¡A ver cómo superas este¡

  4. Gran trabajo, Mikel. Cuántas historias con el tren como protagonista. Historias reales e historias de ficción, que tanto da.

  5. Santiago, un trenero de Railwaymania, me envía una puntualización a través de la citada web sobre la la tracción de Norte, «en la línea Madrid-Irún las «reinas» eran las «montaña 4600». Y también se empleaban las 2-3-1 4001-4016 y 2-4-0 4001-4045.
    Todas ellas de expansión compound.
    Las 1-4-0 «400» y varios tipos de 2-3-0 ya estaban destinadas a tareas menos «nobles».

  6. Claro que no, Noé. En un movimiento de tropas de esas caracteristicas van camuflados todo tipo de personal. Al igual que en las Brigadas Internacionales se infiltraron desde troskistas, stalinistas, iluminados, utópicos, ingénuos, marselleses asesinos profesionales, delincuentes comunes, etc… todos ellos dirigidos por André Marty, «el carnicero de Albacete», no llamado asi por casualidad.
    Enhorabuena por el reportaje.

  7. Muy interesante, así como las opiniones dadas. Para saber algo más sobre la División Azul recomiendo:
    http://memoriablau.foros.ws/index.php

  8. Buenas noches, mi mensaje es para Noe como respuesta a su intervención de la que cito textualmente » la única persona que he conocido que participó en la división azul, lo hizo para salir del hoyo».
    Si para formarte una idea sobre una unidad compuesta por 45.000 españoles te basas, como tu afirmas, en la opinión recogida por tu parte de uno solo de sus integrantes, tu argumentación tiene el mismo peso que el que pueda representar ese uno entre 45.000.
    Dejemos de valorar o conceptuar hechos históricos de una manera tan superficial como tu los has hecho, molestemonos si realmente estamos interesados y profundicemos un poco más en nuestras averiguaciones para que nuestros argumentos esten más fundamentados.
    Un saludo.

  9. El trabajo supera a los comentarios. Felicidades por el mismo.
    He mirado el link que un comentarista a indicado, y he visto que es un estudio constante de investigacion sobre la Division Azul, mu bueno.
    http://go2.wordpress.com/?id=725X1342&site=treneando.wordpress.com&url=http%3A%2F%2Fmemoriablau.foros.ws%2Findex.php
    Lo recomiendo.

  10. Pues felicitar al autor de este artículo, sobre los trenes y la División Azul. Creo que hay muy poco sobre ello, y es un tema muy interesante. Estoy con Gonzalo, hay que ver y estudiar mucho para conocer a esta Unidad efectivamente ya histórica. Un saludo, y mi enhorabuena al autor.

  11. Jaime nieto de divisionarios

    Grandes Hombres que luchanron por un idel, algo que ya se a perdido. No Quedan ideales, ni hombres valientes y de honor como fueron nuestros divisionarios.

  12. La historia pierde su sentido cuando tratamos de envolverla en una burbuja de romanticismo, a la Divisionarios, nadie puede negarle su valentía, sin embargo, salvo la herocidad de mantenerse en sus puestos en un clima tan hóstil, poca incidencia tuviero en las grandes batallas, no todos fueron voluntarios para «combatir el comunismo», en las últimas incorporaciones, una parte de ellos salieron de España con ánimo de pasarse al Ejército Rojo.

  13. Creo,respetando otros criterios, que a la División Azul, hay que dejarla hablar, manifestarse, como cualquier otro tema histórico, flaco servicio al contario, se escapará, poco a poco, y con rigor e investigación se deja ver desde que subió a los trenes, desde antes de la subida al tren, y su desenvolvimiento posterior posterior. Al texto el tren, y la DEV es un tema a mi entender variopinto e interesante para su estudio. Un saludo.

  14. No todos di visionarios fueron voluntarios en las ultimas expediciones fueron muchos forzados y amenazados para poderse incorporar a l sociedad ese fue el lema de franco si quieres vivir en esta sociedad tienes que pasar por el aro por el mero echo de ser republicano un hombre que se revelo contra franco en ce uta haciendo el servicio militar con dos penas de muerte le llevaron y murió un hombre de BARRUELO DE SANTULLAN y con dos COJONES es hombre fue mi PADRE

  15. ala la gente si estaba loca cuando el primer tren y se enfrentaron entre sí y la vida de millones de personas.

  16. andres, disculpa pero me he perdido un poco con el comentario que hace de tu padre. ¿tu padre fue forzoso a la D.A.? ¿murio en Rusia?. No me consta su nombre en el listado de caídos de la D.A. y tal como te expresas y opinas parece ser que nos das a entender que fue así. Y si es así, en Rusia perdieron la vida unos cinco mil españoles y la inmensa mayoría con excepción de tu padre y algún otro, lo hicieron por España y por luchar contra la ideología más tiranica y opresora que ha conocido la Historia de la Humanidad, el comunismo.
    Un saludo.

  17. treneando
    todo sobre el mundo del tren
    Saltar al contenidoInicioMikel Iturralde ← Tres candidatos optan a la ‘autopista ferroviaria’ París-País VascoEl Gobierno vasco destina 3,1 millones a construir un apartadero en Zumaia →Los trenes y la ‘División Azul’
    Posted on octubre 6, 2009
    by Mikel Iturralde| 16 comentarios
    i6 Votes

    Todo el mundo evoca hoy los episodios ocurridos en aquellos años cuando las grandes potencias se enfrentaron entre sí y la vida de millones de personas acabó truncada. Aún se mantiene viva la llama del recuerdo de la II Guerra Mundial que comenzó hace setenta años. En estos primeros días de octubre se cumplen 66 de la retirada del frente de Leningrado de la ‘División Azul’. La unidad fue creada por el Gobierno español como contrapartida a la ayuda que Hitler prestó a Franco durante la Guerra Civil, con la entrega de armamento y el envío de la Legión Cóndor. Fue, en definitiva, una de las contribuciones de España a la contienda mundial.

    Cerca de 18.000 hombres, entre soldados y oficiales, salieron el 13 de julio de 1941 hacia Alemania para combatir con los ejércitos del III Reich en la Unión Soviética. Entre 1941 y 1944, casi 50.000 españoles pasaron por la División 250 de la Werhmacht y 5.000 de ellos dejaron sus vidas lejos de España

  18. Parece ser que a los rojos les jode que los Falangistas y patriotas dejasen sus poltronas y volviesen a cojer un fusil para combatir en Rusia,mientras que los dirigentes Republicanos siempre estuvieron comodamente instalados bien lejos del frente ,rodeados de lujos y prostitutas,por eso perdieron la guerra teniendo todo a su favor.

  19. buena cera les dieron los rusos a los «valientes españolitos!» bien merecido se lo tenían por ir a tierra extraña a hacerse los chulitos!!! Да здравствует Сталин!!!!!!

  20. Victor Obejo acepto tu comentario si tienes la honradez de aceptar que buena le dieron los nacionales a los «valientes rusos comunistas!» en la Guerra Civil española, y te compro ese: bien merecido se lo tenían por venir a tierra extraña a hacerse los chulitos!!!
    Para gusto están los colores y está claro que tus gustos y los míos difieren bastante.

  21. ¿Y a qué fueron?, porque ESO ES LO IMPORTANTE. Al hacer la guerra contra el pueblo ruso, al que masacraron y asesinaron los nazifascistas sin desde luego preguntar la filiación política de niños, hombres y mujeres. No es ningún honor el haber ayudado a uno de los mayores genocidas que ha conocido el mundo a asesinar judios, gitanos, adversarios políticos y eslavos. ¿El cercar y matar de hambre a 641.000 vecinos de Leningrado (que demostró ser mucho más duro y más heróico de lo que cabía en las racistas neuronas de ese sádico Hitler y sus verdugos) es de lo que están orgullosos? ¿o el que fueran campeones de carrera pedestre hasta Berlín en una de las retiradas más rápidas y desastrosas que recuerda la historia?. ¡Que vergüenza, haber hecho la guerra junto con los Einsatzgruppen asesinos en masa de Auschwitz, Babi Yar o Pinsk u Oradour-sur-Glane, Lidice y el Gueto de Varsovia y tantos otros !

  22. La División Azul que tanto se escrito de ella, tiene que cogerse con la pun- ta de los dedos, según el matiz político de los comentaristas. No cabe la menor duda que, las primeras expediciones fueron voluntarios políticos, el resto estaba compuesto por soldados de quinta, elegidos al azar por los mandos de las unidades militares, los demás eran una amalgama de voluntarios, voluntarios forzosos y algunos que se alistaron con la intención de pasarse al Ejército Rojo. Dolores Ibárruri (La Pasionaria) algo de esto dejó escrito cuando en el frente de batalla animaba a los españoles a luchar en el Ejército soviético.

  23. .En la numeración de las máquina por aquellas fechas, nada nos decía de las ruedas de carro, acopladas y bisel, los números eran los que ostentaban en su compañías de origen, Norte, MZA, Andaluces Oeste, Alcantarilla a Lorca. Lorca a Baza y Äguilas y, todas las líneas con el ancho 1,675 que, se mantuvo hasta bien entrada la unificación ferroviaria.

  24. La historia pierde su sentido cuando tratamos de envolverla en una burbuja de romanticismo, a la Divisionarios, nadie puede negarle su valentía, sin embargo, salvo la herocidad de mantenerse en sus puestos en un clima tan hóstil, poca incidencia tuviero en las grandes batallas, no todos fueron voluntarios para “combatir el comunismo”, en las últimas incorporaciones,
    una parte de ellos salieron de España con ánimo de pasarse al Ejército Rojo.

  25. Luís no se puede decir que la historia de la División Azul, no haya sido exprimida hasta la exageración, ten en cuenta que, los que la mandaron, tuvieron tiempo de elevarla a los altares, lo único que recibieron como compensación fue la facilidad para ocupar plaza en la Administración, el cupo que tenía reservado en las oposiciones y, otras gabelas nada despreciables

  26. .
    Gonzalo dixit:
    …por España y por luchar contra la ideología más tiranica y opresora que ha conocido la Historia de la Humanidad, el comunismo.
    Gonzalo, no se puede ser ten categórico a la hora de enjuiciar el comportamiento de la División Azul y, contarnos el carácter truculento de la dictadura de Stalin. En España, tuvimos el sistema mas horrendo en dictadura de Franco, de la que si puedo dar cumplida cuenta, sin necesidad de trasladarme a Alemania, para ayudar a los perros nazis fascistas a hollar con sus pezuñas los campos de Europa.
    Esos «chulitos» comunistas» fueron los que fijaron las posiciones de la flor y nata del ejército alemán en Stalingrado, copando al VI Cuerpo del Marisca Von Paulo, llegando triunfante a Berlín la capital del régimen de «los mil años»
    Para tu conocimiento,las fuerza rusas en los campos de batalla fueron muy pocas, la mayoría eran técnicos encargados de enseñar al Ejército de la República, el material ruso con el que se combatía en los frente, por negárselo EE.UU .Inglaterra, Francia. etc.

    Un saludo

  27. Al final en la Historia cada uno cree lo que quiere creer y nada más. Creo en lo que he dicho y puedo ser tan categórico como otros que opinan que los divisionarios fueron a la guerra para conocer mundo, hacer turismo, matar el hambre… pero yo me quedo con mi versión.

    ¿Franco, Stalin…? Hombre metamos a los dos en el mismo saco como pretendes y al final, si queremos entrar en comparaciones, midamos las isobaras que componen cada uno y que indican a los muertos, represaliados, campos de concentración, persecuciones por ideología, religión etc etc y miramos quien marca la curva más ascendente.
    Siempre me he preguntado que hubiera sido de España si en vez de Franco hubiera ganado el enemigo que tenía en frente, osea el Frente Popular bajo los auspicios del papito Stalin.

    Quien fijo las posiciones en Stalingrado al VI Ejército no fue el Ejército Soviético,o chulitos comunistas como prefieras, contaron otros factores que deberías tener encuentra como. el general invierno, la logística alemana,, los aliados con los que contaba Alemania, italianos, húngaros, rumanos, que salvando a los croatas, no estaban por la labor de estar allí….

    Y respecto a que fueron pocos los refuerzos que recibió la República como tu le llamas y que yo prefiero llamar Frente Popular, creo que sus gobernantes pagaron esos pequeños favores a precio de oro y nunca mejor dicho.Y para ser tan pocos esos que componía los llamadas Brigadas Internacionales parece que fueran miles por los homenajes ye reconocimientos que se les hacen, cuando en realidad como tu dices no pasaron de ser unos pocos.

    Bueno volviendo al principio de mi intervención en la Historia como en otras cosas de la vida cada uno cree lo que quiere creer.

    Un saludo.

    .

  28. Exlibris

    En poco espacio, nos hemos metido en un intrincado bosque. Del denominado «general invierno» vengo leyéndolo desde la 1ª Guerra Mundial ¿acaso las fuerzas rusas no luchaban en la nieve lo mismo que los alemanes? se que, me contestarás que los soviéticos estaban mas acostumbrados para combatir en ese clima hostil, aserto que no me vale. Si el sátrapa alemán creyó que sus ejércitos estaban perfectamente engrasados y, atacar a cobardemente a la URSS, es un fallo mas de los muchos que tuvo el creador del Imperio de los Mil Años, Si los ejércitos de Italia, España, Hungría, Rumania etc. no dieron la talla, lo que debió hacer el providencial Führer, es no haberse metido en semejante atolladero o en camisa de once varas como dice el vulgo y, pensar mas en los croatas,

    ¿Franco o Stalin? que buena pareja para un marco, ambos, pasarán a la historia como unos vulgares asesinos, de sus campos de concentración en la URSS y España están llenas las de muchas mentiras y pocas verdades.
    No soy de los que piensan que,el hambre de la España de Franco fuera el acicate para ir luchar muy lejos de la frontera de su Patria, Pensándolo hoy y,conociendo en carne viva las penalidades sufridas en la España de Franco
    (el Dedo de Dios para la Iglesia) y si la edad me lo hubiese permitido, habría sido un magnifico divisionario.
    Voy a dejar esto para mañana, no si antes recordarte que tres años antes de rebelión militar, el gobierno del fascista Mussolini, ofreció a los monárquicos españoles, Antonio Goicoechea, José Calvo Sotelo y Pedro Sainz Rodríguez su ayuda para la consecución de la rebelión

    . En los primero momentos de la sublevación militar, ya estaban en España los Fiat para el traslado del ejército de los amotinados, junto los moros para defender la civilización cristiana. Del oro de Moscú, que quieres que te diga, la República Española pagó su deuda con el oro depositado en la URSS, de igual forma que, los «nacionales» estuvieron pagando la deuda alemana e italiana hasta bien entrado los años cincuenta, porque no pensarás que,la deuda fue pagada por la Iglesia o gratuitamente. No juegues con la ucronía, Gonzalo, España sería tan desgraciada como ahora.
    Un saludo

  29. No pretendo jugar con nada, y como ultima intervención, ya que veo que el los comentarios se van desajustando del tema principal, ahora surge un posible apoyo de los fascistas a los monárquicos para originar un golpe de estado, esto se va de las manos, y para hablar de los trenes de la Divsión Azul, utilizando el léxico actual: simplemente flipante . Cuando no creo que logremos convencernos mutuamente de nada, porque seguiremos creyendo en lo que queramos creer y no llegaremos a ningún punto de encuentro.

    Los representantes de España en el lado el Eje osea los divisionarios si dieron la talla, no se porque insinúas que no, es cuestión de informarse quizás te sirva como referencia las condecoraciones obtenidas, los comentarios a su comportamiento en el frente y los hechos que protagonizaron. Como estudioso del tema podría entrar en profundidades pero solo quiero sacarte de tu posible error, sin ninguna pretensión ya que tampoco me va la vida en ello.

    No se por otra parte sin los que estuvieron en el Ejército rojo hicieron lo propio o fuero recluidos en campos de concentración como sucedió con los pilotos de la República que fueron a especializarse a la URSS con los aviones que fueron vendidos por los comunistas, ya sabes, los moscas, los rata etc etc

    Mientras la República pagaba con oro, cosa que reconoces, la España nacional pagaba con sangre, con la de más o menos cinco mil españoles que encontraron la muerte Rusia. Y de paso a lo mejor también sirvieron para evitar que España entrara en guerra al lado del Eje, porque si alguno no lo recuerda España no fue beligerante en la SGM y eso que Franco estaba en el poder. Mussolini, Antonescu, el rey Boris, Petain, Ante-Pavelic, Tiso, Manerheim y unos cuantos más no supieron mantenerse al margen como hizo nuestro dictador. Y siguiendo con la ucronía ¿hubiera hecho lo propio un Gobierno del Ejército Popular, en caso de haber ganado la guerra?

    Y si hablamos del frío y de la nieva, esos cincuenta grados bajo cero evidentemente es igual para todos, aunque los 50º bajo cero no los siento yo igual que un finlandes, que además seguramente como paso con los soviéticos estaría mejor equipado.
    Por ejemplo midamos el factor humano, componentes del Ejército soviético, componentes del Ejercito alemán, tanto en material y hombres. En el mismo San Petesburgo la fabricas de tanques funcionaban al 200 por 100 durante el asedio alemán, y detrás de los Urales no daban a vasto, añade que además de los hombres por si fuera poco las mujeres sovieticos también empuñaron un fusil, lo que nunca hicieron las alemanas. Te puedes imaginar lo que podría costar llevar un tanque alemán a la URSS.. El soviético luchaba en casa y eso además de la influencia de los comisarios políticos era un motivo de motivación, como cualquier país que es invadido.Hubo una guerra anterior llamada de invierno o ruso-finlandesa que así lo demuestra.

    Un saludo, y lo dicho por mi parte dejo que la gente siga hablando de este tema tan interesante como son los trenes.

  30. Se me había olvidado ahora repasando tu comentario, disculpa y citas:
    atacar a cobardemente a la URSS,.
    ¿A lo mejor se habían inspirado en el ataque que sufrió Polonia desde el este en el año 1939? o acaso este fue menos cobarde.
    Me gustaría ver las cosas con la misma objetividad e imparcialidad que propones y no lo veo fácil cuando para algunos en cualquier guerra siga habiendo buenos y malos o vencedores y vencidos.
    Un saludo.

  31. Gonzalo, no lo ves fácil mientras sigas inspirándote en los libros escritos por apologistas del cauuudiiiillooo,como Manuel Aznar, Arrarás, Pemán y un largo etc, Yo, con harto dolor de mi corazón, he leído lo de los buenos y los
    de muy malos, el resultado a la vista está.
    El Pacto de No Agresión entre Alemania y la URSS, firmado por Joachim Von Ribbentrtrop y Molotov el 23 de agosto de 1939, del que tanta tinta se derramó entre izquierdas y derechas, fue violado por Hitler invadiendo a la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas, el 22 de junio de 1941 y, sorprendido a los rusos que todavía arrastraban la plena recuperación de la Revolución de 1917,
    Voy a cortar un tema que, invade otras parte de la historia que, nada tiene que ver con el enunciado. Y, ya como colofón recordarte que, la batalla de Stalingrado , marcó el declive de la Alemania nazi y los rusos entraron triunfante en Berlín, dejando en sus ciudades y campos de batalla 24 millones de muertos.
    Un saludo, Gonzalo

  32. Gerardo García

    1. Tanto la ayuda alemana como la italiana al bando nacional, fue pagada con créditos a largo plazo. No recuerdo la fecha, pero en los 60 tanto italianos como alemanes seguían cobrando la deuda contraída por parte del Estado Español.
    2. Dejando aparte el ambiente en España, al Régimen, y en especial al grupo del monárquico Serrano Suñer, le vino bien la División Azul para deshacerse de “camisas viejas”, que les estorbaban por querer hacer la “Revolución Nacional-Sindicalista”, que todavía en los 60 y principios de los 70 era llamada “la Revolución pendiente”.
    3. Sobre los desertores, independientemente de que fuesen “antifascistas” (¿), obligados o indeseables, su número no parece ser muy grande, del orden de casi el centenar, lo que sobre 50.000 lo convierte en irrelevante. Hay que tener en cuenta que las deserciones en las “Brigadas Internacionales” fueron del orden del 10-15 % (es decir, como 5.000).
    4. Me hace mucha gracia eso de “nazi-fascista”, porque con eso se comen un dato importante: Nacionalsocialista, ya que nazi es una abreviatura. Es decir, que los llamados “nazis” eran socialistas, lo que parece molestar a algunos. Y siempre oigo hablar de”fascismo”, Quizás se deba al odio que siempre han manifestado los socialistas contra los fascistas, quizás porque eran una competencia muy fuerte y más si tenemos en cuenta que Mussolini procedía del socialismo. No hay mejor cuña que la de la propia madera. Precisamente, hasta bien entrada la guerra, los aliados, especialmente los ingleses, mantuvieron la esperanza de que Mussolini cambiase de bando.

    Y centrandonos en el ferrocarril (soy de Medina del Campo), ¿existe algún estudio sobre las escuelas y economatos ferroviarios?.

  33. Medina del Campo de gran estirpe ferroviaria. De los economatos, las escuelas, la Asociación de Empleados y Obreros de los FFCC de España, los Internados de Ancianos, la Asociación Farmaceutica, creados por el espíritu social de los ferroviarios junto a sus inquietudes culturales, ya no queda nada, si quieres saber de este tema bucea en las librerías de viejo y es posible que encuentres a.algo

    Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.