Archivo de la etiqueta: trayecto

Un tren que marea

Uusuarios de la línea del Vallès de los Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) aseguran que se marean durante el viaje. Las quejas por este motivo son habituales al utilizar este servicio ferroviario que conecta Barcelona con las capitales vallesanas. Una molesta curiosidad que no afecta a todos los pasajeros, pero de la que tienen constancia en Rodalies de Renfe.

La dirección de FGC reconoce que han recibido distintas protestas sobre los mareos en sus trenes. “Hace cuatro años, cuando cambiamos los vagones antiguos por los actuales, que son acordeónicos, recibimos muchas quejas al respecto. Ello nos llevó a efectuar varios estudios específicos para comprobar si había cambiado alguna cosa que afectara la experiencia del usuario”, reconoce FGC. Los resultados no manifestaron ninguna evidencia empírica, “por lo que tuvimos que indagar en la parte subjetiva de los pasajeros”, añade su máximo responsable.

El efecto acordeónico de los coches podría afectar sustancialmente a los pasajeros que ven como todo el vehículo se mueve en diferentes direcciones, a diferencia de lo que ocurre con otros tipos de trenes donde la visión queda interrumpida allí donde finalizan los convoyes. Pero algunos usuarios aseguran que las náuseas vienen de mucho antes de la renovación de los coches. Un miembro del sindicato UGT Ferrocarrils y maquinista del ente público catalán dice, sin embargo, que el motivo de estos mareos habría que buscarlo en la agresividad del trazado de la línea del Vallès, muy pronunciada en el tramo de Collserola y, por lo tanto, un trazado no tan recto como el de Renfe.

Este trastorno se denomina «mareo por movimiento» o «cinetosis» y es un problema común entre las personas que viajan en automóvil, tren, autobús, avión, y especialmente, en barco. La cinetosis puede suceder repentinamente, con una sensación de mareos y sudores fríos y esto puede conducir a vértigo, náusea y vómitos. El motivo de marearse cuando te sientas mirando al revés de la dirección del vehículo es que se pierde la referencia visual externa (la carretera) y acentúa la sensación de inseguridad en las personas con predisposición a la cinetosis.

Los síntomas, son muy típicos. Por orden de aparición se suceden plenitud estomacal (con o sin dolor de cabeza), palidez, sudoración, salivación, náuseas y finalmente vómitos. « Las personas de menor edad son más sensibles a marearse que los mayores por el movimiento del sistema nervioso semicirculares», puntualizan los especialistas.

Lo que les ocurre a los viajeros de esta línea ferroviaria obedece a unos síntomas que se ajustan perfectamente a la sensación de mareo que sufre el cuerpo humano “cuando se expone a factores que alteran el sistema vestibular, que es lo que regula y mantiene nuestro equilibrio”, explica el doctor Jordi Pascual, neurólogo del hospital del Mar de Barcelona. Para el facultativo, tanto el trazado agresivo de la línea del Vallès de FGC, como el efecto gusano del tren o como el hábito regular de los viajeros de leer y consultar sus teléfonos móviles puede ser causante, por separado o de manera conjunta, de estos mareos que en la mayoría de los casos no deberían pasar de esa incómoda sensación de náuseas.

«Toda persona susceptible debería tomar dimenhidrinato (Biodramina), bien en comprimido, o todavía mejor, en supositorio, media hora antes de iniciar el viaje, repitiendo la dosis cada cuatro horas durante el trayecto. Si es posible, que el paciente evite parcial o totalmente el movimiento, así como que encuentre siempre una referencia externa», añaden los especialistas.

Nueva línea de alta velocidad en Bélgica

La nueva línea ferroviaria de alta velocidad entre Amberes (norte de Bélgica) y la frontera neerlandesa entrará en funcionamiento este domingo, una conexión que situará Bruselas “más cerca” de importantes ciudades holandesas como Amsterdam y Rotterdam o alemanas como Aquisgrán o Colonia. En concreto, la capital belga estará a 53 minutos menos en tren de Amsterdam, 33 minutos más cerca de Rotterdam o 36 de Aquisgrán. Ese nuevo enlace también permitirá recorrer en poco más de tres horas el trayecto entre París y Amsterdam, lo que situará al tren como un duro competidor del avión, según responsables de la empresa de ferrocarril que cubre esa línea, Thalys.

Según la publicación belga ‘Le Vif’, la red ferroviaria belga de alta velocidad -que permite a los trenes alcanzar una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora- es la primera terminada en Europa “de frontera a frontera”. Con un total de 314 kilómetros, la red de alta velocidad en Bélgica consta de tres ejes, el primero de ellos inaugurado en 1997 entre la capital belga y la frontera francesa, mientras que el segundo une Lovaina y Lieja (este del país) y ésta localidad con la frontera alemana.

La inauguración de la línea entre Amberes y la frontera holandesa viene a completar esta red a partir de este domingo, un proyecto que ha costado cerca de 5.000 millones de euros y cuya construcción se ha escalonado en 16 años. Este año también se ha reducido el trayecto entre Bruselas y Londres hasta las dos horas y 15 minutos, así como el recorrido contrario, que no sobrepasa una hora y 50 minutos.

(Imagen ‘Le Vif’)

Los trenes y la ‘División Azul’

norte130741

Todo el mundo evoca hoy los episodios ocurridos en aquellos años cuando las grandes potencias se enfrentaron entre sí y la vida de millones de personas acabó truncada. Aún se mantiene viva la llama del recuerdo de la II Guerra Mundial que comenzó hace setenta años. En estos primeros días de octubre se cumplen 66 de la retirada del frente de Leningrado de la ‘División Azul’. La unidad fue creada por el Gobierno español como contrapartida a la ayuda que Hitler prestó a Franco durante la Guerra Civil, con la entrega de armamento y el envío de la Legión Cóndor. Fue, en definitiva, una de las contribuciones de España a la contienda mundial.

Cerca de 18.000 hombres, entre soldados y oficiales, salieron el 13 de julio de 1941 hacia Alemania para combatir con los ejércitos del III Reich en la Unión Soviética. Entre 1941 y 1944, casi 50.000 españoles pasaron por la División 250 de la Werhmacht y 5.000 de ellos dejaron sus vidas lejos de España.

Como en todas las entradas de este blog, el tren vuelve a aparecer como sujeto principal de este relato, en esta ocasión vinculado a los sucesos ocurridos hace sesenta años y que tienen a los hombres y mujeres de la División Azul como referentes. No se trata de enjuiciar los hechos y, muchos menos, de analizar si fue o no correcto que los soldados españoles lucharan junto al Ejército nazi. Sólo pretendo hablar del tren, porque el ferrocarril tuvo especial protagonismo en el traslado de los expedicionarios hasta las posiciones del frente.
Sigue leyendo