Archivo de la etiqueta: museo

El Museo del Ferrocarril se suma a La Noche de los Teatros con la obra infantil ‘El tren de los sueños’

El Museo del Ferrocarril se suma este sábado a la celebración de La Noche de los Teatros con la puesta en escena de la obra ‘El tren de los sueños’, una función destinada al público infantil y cuya entrada tendrá un precio especial de 1 euro. Ambientada en una estación de tren, la obra narra la historia de Jimena, una profesora de música que necesita un tren para viajar con su música y Pablo, un jefe de estación que se ofrece para ayudarla, según explica el museo.

La función corre a cargo del ‘Teatro del Ferrocarril’, una compañía estable del Museo de Delicias de Madrid, dirigida por el dramaturgo y director de escena Víctor Contreras, que desarrolla desde 1997 una ininterrumpida programación de teatro escolar y familiar que se ha convertido en un referente en la cartelera madrileña con más de 60 montajes.

La Noche de los Teatros es una iniciativa de la Comunidad de Madrid que este año cumple su décima edición y que tiene como objetivo impulsar las artes escénicas de la región. En esta ocasión, la temática girará en torno a la mujer y a su destacado papel en el mundo de las artes escénicas, como actrices, directoras, dramaturga. Las obras tratarán cuestiones como la superación personal, el aprendizaje o la emancipación, vistas desde un punto de vista femenino.

En la programación tienen cabida tanto las piezas dramáticas como las de comedia y el epicentro de la velada se situará en la Real Casa de Correos Sol. Allí encontraremos nombres como los de la bailarina Aída Gómez –que protagonizará el solo de danza ‘Esencia’, junto a cuatro músicas a las 21.00 horas–, la actriz Irene Escolar –a quien podremos ver con ‘Leyendo a Lorca’ a las 21.30–, Antonia San Juan –con su obra ‘Mi Lucha’, el tercer montaje unipersonal de la actriz, en el que trata temas como la soledad, el amor, la enfermedad o la muerte; a las 22.30– o la Maga Amélie –que abrirá la jornada a las 18:30h con un espectáculo divertido, fresco y participativo, justo después del pregón, escrito por la dramaturga Lola Blasco y leído por la actriz Susi Sánchez–.

Laila Ripoll y Magda Labarda dirigirán la obra ‘Cáscaras Vacías’, sobre la llamada ‘Operación T4’, el programa de eutanasia que los nazis pusieron en marcha para eliminar a personas con alguna discapacidad (20.30 horas); Carlota Ferrer se pone al frente de ‘Material frágil’, una pieza basada en el Don Juan de Zorrilla, cuando se cumplen 200 años de su nacimiento (23.00); y Ana Zamora narra en ‘Penal de Ocaña’ la historia de su abuela, que se enroló como enfermera tras el estallido de la Guerra Civil (23.30).

Además, habrá lecturas dramatizadas a cargo de alumnas de la Resad en la Casa Museo de Lope de Vega, un ciclo de conferencias titulado ‘Mujeres en las artes’ –en el que participarán especialistas como la académica Estrella de Diego, la catedrática Beatriz Blasco Esquivias o la actriz, dramaturga y directora Natalia Menéndez– y animación a cargo de la compañía Alehop en la Plaza de Pontejos y dentro de los coches de metro de la línea 3. Todos los teatros de la Comunidad continuarán con sus representaciones y, algunos de ellos, contarán con piezas especiales durante esta jornada.

La Mikado gallega, en el ojo del huracán

La polémica salpica al Museo del Ferrocarril de Galicia. Al parecer, su director, Luis Blanco, y la Xunta mantienen un serio enfrentamiento por la cesión del material ferroviario del centro monfortino para el rodaje de una película de Dani de la Torre. Este pretende utilizar la Mikado gallega, entre otras máquinas. «Si encuentran a alguien que lo haga mejor, adelante», reta Luis Blanco que ha puesto su cargo a disposición de la Consellería de Infraestruturas

La tensión ha subido muchos enteros en las últimas semanas. Blanco sostiene que la cesión de vehículos para un rodaje cinematográfico o para cualquier otro fin es poco menos que imposible. No quiere aparecer como el responsable de poner trabas al rodaje de la productora Vaca Films, pero no cede ante la Xunta y hace es evidente que sacar la locomotora fuera del recinto resulta complicado.

El director del museo explica que lleva tres meses intentando resolver el problema, sin lograrlo. «En el último escrito que le envié a la conselleira la semana pasada -explica- les dije que me veía incapaz de resolver este asunto y puse el cargo a su disposición». Los vehículos fuera de servicio, como la Mikado y el resto del material móvil expuesto en Monforte, tienen que pasar una revisión técnica para que Renfe los autorice a circular por la red española. Según relata ‘La Voz de Galicia’, el museo monfortino disponía del personal y la homologación precisos para hacer la puesta a punto de las máquinas del parque gallego; pero ahora ya no. Este tipo de revisiones tampoco son posibles en los talleres de Renfe -operados por Integria, la división de ingeniería de la empresa-, así que hay que recurrir a instalaciones gestionadas por asociaciones de amigos del ferrocarril o similares. Y las únicas de España habilitadas para trabajos de esta clase están en Lérida.

Vaca Films reconoce que estar interesada en rodar con el material de Monforte. Falta mucho para adelantar posibles fechas de rodaje, argumento o reparto y tampoco quieren anticipar información sobre los lugares en los que se proponen grabar. Pero admiten su interés por el Museo del Ferrocarril de Monforte y se han interesado por las posibilidades que habría para utilizar sus medios para algunas escenas. Pero no parece que vaya a ser una empresa fácil.

El museo está dirigido por Blanco, pero formalmente su gestión es responsabilidad de un patronato del que forman parte diferentes instituciones públicas, entre las que juegan un papel importante departamentos de la Xunta como la Consellería de Infraestruturas. Los responsables de esta consellería discrepan de la decisión del director del museo, y abogan por buscar fórmulas que permitan hacer la película y utilizar en el rodaje el material y las instalaciones del centro monfortino. Les parece una oportunidad única para promocionar Monforte y el museo, a través de una película que, tras el éxito de ‘El desconocido’, tiene asegurada como mínimo una expectación previa considerada.

Hay quien cree que Blanco actúa con cierto despecho por los problemas de financiacón que ha tenido con la Xunta. En los últimos años, el presupuesto ha caído a mínimos. Y en esta ocasión el dinero es un factor muy importante. La Mikado debería pasar la inspección más compleja y minuciosa que existe en los talleres de Lérida, que se conoce como tipo R. Este tipo de procesos resultan muy caros y con el presupuesto ordinario del museo sería imposible. La consellería está dispuesta a colaborar; se supone que la productora también da por hecho que no le saldría gratis. Pero en el museo reconocen que nunca se ha hablado de este tema.

Los responsables de Infraestruturas presionan para desbloquear el problema. El asunto requiere la resolución del patronato, que no se reúne desde hace ocho años. El presidente debería convocarlo, pero es muy complicado que lo pueda hacer. Agustín Hernández, que ocupa el cargo, lleva tres años fuera de la Xunta. Con la presidencia vacante, la convocatoria de las reuniones es competencia del secretario general del patronato, y ese puesto lo ocupa el propio Luis Blanco. la polémica está servida.

(Imagen La Voz de Galicia)

Plataforma para la preservación de Pajares

El martes 14 de marzo a las 19.00 horas tendrá lugar el acto de presentación de la Plataforma para la Preservación del Puerto Ferroviario de Pajares en las instalaciones del Museo del Ferrocarril de Asturias en Gijón. Se trata de una plataforma altruista e independiente, promovida inicialmente por un grupo de particulares de diferentes ámbitos de la sociedad civil, con el interés común de preservar el enorme patrimonio histórico que supone la Rampa Ferroviaria de Pajares, y con la aspiración de integrar progresivamente tantas entidades y colectivos sociales, culturales y profesionales como sea posible.

La vieja rampa -entre Puente de los Fierros y Busdongo-, que data de 1884, corre el riesgo de quedar en el olvido, en cuanto entren en servicio (?) los túneles de la red de Alta Velocidad. Es una de las obras de ingeniería más importantes del siglo XIX, por lo que son muchos los que piensan que sería una pena perder este patrimonio.

Los objetivos de esta asociación pasan por poner en valor este patrimonio mediante campañas de divulgación y comunicación para crear en el menor plazo posible una conciencia colectiva de necesidad de preservación y conservación del trazado. Quieren promover las acciones encaminadas a la preservación del trazado y su mantenimiento en un uso, que sirva de pilar entre otras posibilidades para desarrollar iniciativas turísticas, culturales y de ocio en las comarcas implicadas. Y para ello solicitan diferentes formas de protección patrimonial que den cobertura futura a la preservación como son la Declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Declaración de Bien de Interés Cultural, inclusión en el inventario de la Fundación World Monument Watch, etc.

El ingeniero industrial Francisco Valle es el portavoz de esta plataforma, que ya ha recabado el apoyo de empresas, entidades como el Museo del Ferrocarril, asociaciones de vecinos y aficionados del sector. Explica que los 42,7 kilómetros de la rampa de Pajares, apenas ha sufrido cambios en sus más de 130 años de historia: «Aparte del mantenimiento y algunas modificaciones de trazado para aumentar su capacidad, los trenes circulan sobre la misma infraestructura que se inauguró en 1884».

Valle indica que «hay trazados muy similares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus características, que esté integrado en el paisaje y su espectacularidad». Esos trazados son los de Semmering (Austria) y Bernina (Suiza), también conocido como Ferrocarril Rético. «Es una infraestructura muy compleja, con un número importante de túneles, y su mantenimiento cuesta dinero». Por ello es necesario buscarle utilidades y desde esta plataforma ya tienen pensadas unas cuantas. Una sería como uso turístico, al tiempo que el Adif -propietario de la línea- lo puede seguir utilizando como trazado de pruebas para sus equipamientos. Y Valle añade que «se puede combinar todo, recuperando también el servicio de cercanías entre Pola de Lena y La Robla, que lo perderán con la entrada en funcionamiento de la variante de Pajares».

Desde la plataforma se sugiere reducir los gastos con actuaciones como eliminar la electrificación de la línea, simplificar la señalización y eliminar vías en las estaciones. Pero, incluso, aunque sea inviable preservar todo el trazado de la rampa de Pajares, la plataforma ve posible «mantener un tren turístico y combinarlo con una senda verde. Aún existe la pista que originalmente se usó para hacer las obras y, si hay un túnel que es difícil de mantener, siempre se puede dar la alternativa de rodearlo por esa pista. Además, hay que tener en cuenta que en paralelo baja la vía romana de La Carisa y también está el bosque de Valgrande, con pistas para hacer ‘trekking’ y rutas en bicicleta de montaña», apunta este ingeniero industrial.

Colección de modelismo en el Museo de Delicias

carlos-pascual-quiron-coleccion-modelismo

El Museo del Ferrocarril de Madrid expondrá durante un año una colección de modelismo ferroviario, acumulada durante 69 años por el madrileño Carlos Pascual Quirós, y que cuenta con vehículos ferroviarios a todas las escalas. La colección, una de las más importantes del nmundo, está formada por más de 1.600 locomotoras y cerca de trescientos vehículos de varios tipos. La muestra se ianuguró este viernes.

Este coleccionista, economista de profesión, comienza su recopilación con seis años. La primera locomotora, una Märklin E424 de los Ferrocarriles Italianos, se la traen los Reyes Magos en 1947. A esta primera pieza, le siguen otras muchas, que le regalan en ocasiones especiales familiares y amigos. Esos primeros obsequios despiertas en Quirós una inmensa pasión por el mundo ferroviario en miniatura que le acompaña toda su vida. Durante estas cinco últimas décadas ha ido ampliado la muestra hasta convertirle en una de las colecciones más grandes en manos privadas. Cada vez que visita un país adquiere una pieza, de ahí que su coleción cuente con piezas de todos los países europeos y de varios continentes. Esta fiebre ferroviaria le lleva a coleccionar prácticamente toda la producción en serie de marcas tradicionales, como ‘Märklin’, ‘Fleischmann’, ‘Bemo’, ‘Lima’, ‘Rivarossi’, ‘Liliput’ o ‘Jouef‘. Y además representan a todas las escalas, aunque principalmente corresponden a modelos H0, G, TT, H0e, H0m, etc.

Su trabajo como secretario general de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera, le permite viajar a todo tipo de países, sin distinción de continentes. Por eso la muestra incorpora locomotoras difíciles de obtener, salvo en el propio país de origen, como es el caso de China, Australia, Japón, Brasil, Canadá, Rusia y Sudáfrica. Posee también un sinfín de modelos des tiradas limitadísimas construidas en latón, procedentes de Estados Unidos, Japón, Corea, etc.

En esta colección, reunida a lo largo de 69 años, hay que destacar bloques temáticos, como los orígenes, desarrollo y esplendor de la tracción vapor; la alta velocidad y sus precursores; las locomotoras ‘Dobles’; vía y obras, quitanieves, grúas y vehículos especiales; los orígenes y evolución de la tracción eléctrica; locomotoras excepcionales y eléctricas de Estados Unidos y rarezas del coleccionismo ferroviario.

La muestra se expone en el Museo del Ferrocarril de Madrid. Se puede visitar de lunes a jueves y viernes hasta las 14.00 horas, incluidos festivos, al precio de 6 euros con la entrada completa; también estará abierta los viernes a partir de las 14.30, sábados y domingos (2.50 euros).

El museo de Delicias permite conocer una completísima colección de material histórico ferroviario. La nave central de la estación alberga una muestra muy variada de locomotoras y coches de viajeros, a través de la cual se puede comprender la evolución de la tracción (vapor, eléctrica y diésel) en el más de siglo y medio de existencia del ferrocarril en España, y las distintas condiciones en las que viajaron los pasajeros de estos trenes. A ambos lados de esta nave se abren varias salas temáticas, entre las que figuran la dedicada a antiguos relojes de estaciones, otra dedicada a modelismo, con maquetas animadas, y una tercera en la que se explican los principales elementos de la infraestructura ferroviaria.

Javier Fernández, profeta en su tierra

javier-fernandez-lopez-museo-ferrocarril

El jurado de los galardones ‘Mierense del Año’ ha acordado otorgar el reconocimiento anual en la edición de 2017 al director del Museo del Ferrocarril de Gijón, Javier Fernández López. El jurado destaca su «incansable aportación al patrimonio cultural e intelectual de la comarca y de toda la región». Entre sus méritos figura el estudio que realiza en la actualidad para el aprovechamiento del antiguo trazado ferroviario de Loredo a Riosa, «con una puesta en funcionamiento de un tren histórico cuyo objetivo principal es difundir el patrimonio industrial del municipio».

El mierense Javier Fernández López, al frente del Museo del Ferrocarril de Gijón desde 1992, es uno de los grandes expertos en el ferrocarril español. Autor de numerosos trabajos sobre el sector, es responsable de diversas investigaciones sobre la historia del ferrocarril. Titulado en Derecho en la Universidad de Oviedo, campo en el que comienza su actividad profesional, desarrolla una gran labor sobre Arqueología Industrial y más concretamente en la historia y preservación ferroviaria asturiana. Precisamente la Universidad de Oviedo le encarga la elaboración del capítulo de bienes muebles ferroviarios del Inventario Patrimonio Industrial de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias (1987) y el Ayuntamiento de Gijón el Inventario de Materiales Ferroviarios Asturianos (1991 y 1992).

Entre sus numerosos trabajos publicados pueden destacarse El Ferrocarril de La Robla (1987); la construcción del Ferrocarril de Oviedo a Infiesto (1991); Patrimonio Ferroviario de Asturias: método para inventariado de materiales ferroviarios (1992); la vía estrecha en Asturias (1995); el material motor de los ferrocarriles asturianos de vía estrecha (1995); la colección del Museo del ferrocarril de Asturias (1998); Asturias y el ferrocarril (1998); los trenes y caminos de hierro asturianos (1999); el Ferrocarril de Veriña a La Camocha (2004) y Coches metálicos de Feve (2005). Redactó los capítulos referidos a ferrocarriles asturianos y locomotoras de vapor en la obra colectiva ‘Historia de los Ferrocarriles de Vía Estrecha en España’ (2005) y asumió la dirección científica de la publicación “Gijón: Ferrocarriles Portuarios” (2006).

Fernández es colaborador habitual en publicaciones periódicas de tema ferroviario, corresponsal en Asturias de la revista ‘Líneas del Tren’ y miembro del consejo de redacción de la ‘Revista de Historia Ferroviaria’. Además es responsable de la web ‘Locomotoras de Vapor Preservadas en España http://www.locomotoravapor.com/ y desarrollado trabajos en el campo de la utilización de las nuevas tecnologías del diseño 3D y la simulación informatizada para su aplicación en la recuperación y puesta en valor del patrimonio ferroviario.

Este mierense ha sido ponente en numerosos cursos, seminarios y conferencias sobre arqueología industrial, historia del ferrocarril y museología. Membro del Comité Científico de III Congreso de Historia Ferroviaria (Gijón 2002) y de variados comités organizadores de los actos de conmemoraciones ferroviarias y otros actos relacionados con la materia, ha realizado para diversas corporaciones, empresas y otras entidades numerosos trabajos de asesoría sobre historia del ferrocarril y especialmente sobre la recuperación y puesta en valor del patrimonio ferroviario.

Además de Fernández el jurado ha decidido reconocer el trabajo del impulsor del Club Patín Mieres, Enrique Espina Llaneza; y a la Asociación Cultural y Recreativa Radio Ujo. La lectura del fallo tuvo lugar en el ayuntamiento a cargo del director de la Casa de Cultura y miembro de la directiva de la agrupación organizadora, Ismael González Arias. Se presentaron un total de catorce candidaturas. El acto de entrega de los premios será el próximo 28 de abril en el auditorio Teodoro Cuesta. La cita irá acompañada de otros dos días de jornadas culturales -26 y 27 – con distintas actividades culturales.

La rampa de Pajares ¿Patrimonio de la Humanidad?

tren-rampa-pajares-antigua

La vieja rampa entre Puente de los Fierros y Busdongo, que data de 1884, corre el riesgo de quedar en el olvido. Eso sucederá más o menos cuando entre en servicio la nueva infraestructura de la línea de Alta Velocidad. Pero esa genial obra de la ingeniería, una de las más importantes del siglo XIX, no puede perderse. Eso es lo que piensan, al menos, un grupo de entusiastas asturianos que quieren formar una plataforma parea conservar el antiguo trazado. Su objetivo es que la Unesco lo declare Patrimonio de la Humanidad.

Como no podía ser de otra forma, un ingeniero industrial es el portavoz de esta plataforma. Francisco Valle ha recabado el apoyo de empresas y entidades, como el Museo del Ferrocarril de Asturias, asociaciones de vecinos y aficionados del sector. Explica que los 42,7 kilómetros de la rampa de Pajares, apenas ha sufrido cambios en sus más de 130 años de historia: «Aparte del mantenimiento y algunas modificaciones de trazado para aumentar su capacidad, los trenes circulan sobre la misma infraestructura que se inauguró en 1884». Valle trata de crear conciencia social y que los asturianos se convenzan de que este viejo trazado no se puede perder con la llegada de la alta velocidad. Sabe que su conservación ni será fácil ni será barato. Valle indica que «hay trazados muy similares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus características, que esté integrado en el paisaje y su espectacularidad». Esos trazados son los de Semmering (Austria) y Bernina (Suiza), también conocido como Ferrocarril Rético.

¿Cuál es el problema con el que se encuentra Pajares? Francisco Valle explica que «es una infraestructura muy compleja, con un número importante de túneles, y su mantenimiento cuesta dinero». Por ello es necesario buscarle utilidades. Desde la plataforma que preside ya tienen pensadas unas cuantas. Una sería de ellas, como es evidente, es su uso turístico. Esa idea no sería incompatible con los planes de Adif -propietario de la línea- que la pueden seguir utilizando como trazado de pruebas para sus equipamientos. Valle cree, además, que «se puede combinar todo, recuperando también el servicio de cercanías entre Pola de Lena y La Robla, que lo perderán con la entrada en funcionamiento de la variante de Pajares».

La plataforma sabe que es necesario simplificar los costes de mantenimiento. Sugiere reducir los gastos con actuaciones como eliminar la electrificación de la línea, simplificar la señalización y eliminar vías en las estaciones. Es difícil y son conscientes. Quizá resulte inviable preservar todo el trazado. Pero aseguran que es posible «mantener un tren turístico y combinarlo con una senda verde. Aún existe la pista que originalmente se usó para hacer las obras y, si hay un túnel que es difícil de mantener, siempre se puede dar la alternativa de rodearlo por esa pista. Además, hay que tener en cuenta que en paralelo baja la vía romana de La Carisa y también está el bosque de Valgrande, con pistas para hacer ‘trekking’ y rutas en bicicleta de montaña», apunta este ingeniero industrial.

La plataforma está dando los primeros pasos para recabar apoyos. Cuando tenga un respaldo social importante, acudirá a los ayuntamientos implicados, como los de Lena y Villamanín, e incluso a los gobierno de Castilla y León y de Asturias. Después, con ideas concretas, será cuando se pongan en contacto con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). «Intentaremos hacer distintas actividades para dar cuerpo a la plataforma y después, en una segunda fase, nos pondremos en contacto con el propietario de la línea para concretar qué se puede hacer», explica Francisco Valle.

Zafra proyecta un museo en su antigua estación

estacion-de-zafra-huelva-no-23

El Ayuntamiento de Zafra (Badajoz) trabaja la puesta en marcha de un proyecto para crear un museo del ferrocarril en la ciudad, que estaría ubicado en la antigua estación de trenes de Zafra-Huelva. El alcalde de la ciudad, José Carlos Contreras, adelantó la idea de su gobierno que pretende acometer este plan antes de que acabe el mandato.

Contreras explica que hace tres meses se solicitó a Adif la cesión de esta estación de ferrocarriles que se encuentra en un mal estado. El Ayuntamiento pretende rehabilitar el edificio con el apoyo de las administraciones regionales y hacer dicho museo. Las primeras gestiones para llevar a la práctica un centro de estas características se iniciaron por parte del grupo socialista en la segunda legislatura del alcalde Manuel García Pizarro. La iniciativa contó con el apoyo decidido de hijos de trabajadores del ferrocarril.

El edificio para viajeros está formado por un cuerpo central de dos plantas y dos anexos laterales de menor altura. Una marquesina adosada al propio edificio cubre parcialmente el andén lateral mientras el otro andén central carece de protección. A ambos acceden la vía 2 (andén lateral) y las vías 1 y 3 (andén central). En total llegó a tener 18 vías numeradas. Ahora se encuentra cerrada y en un estado deplorable tras años de abandono. A su costado se ubica la nueva estación de tren, que sigue operativa.

Antes de ser punto de partida de dos líneas férreas, Zafra fue una estación pasante de la línea que buscaba unir Extremadura con Andalucía. Es así como el 3 de junio de 1879, Manuel Pastor y Landero, ingeniero de caminos que logró la concesión en 1869 abría el tramo entre Zafra y Mérida. Ante las dificultades que sufría para continuar con las obras, en julio de 1880 decidió vender la concesión a MZA, sin embargo, llegó también a un acuerdo con la Compañía de los Ferrocarriles Extremeños formada por acreedores del propio Pastor y Landero lo que daría lugar a una larga batalla legal entre ambas empresas. Finalmente MZA acabó pactando con los Ferrocarriles Extremeños y previo pago se quedó con la línea concluyéndola en 1885.

El 1 de enero de 1889, otra compañía conocida inicialmente como la Zafra-Huelva Company debido al capital inglés que la puso en funcionamiento logró completar el trazado entre Zafra y Huelva. A este recorrido se le unió a finales de 1936 otro cuyo final era Portugal pero que nunca pasó de Jerez de los Caballeros y cuyas obras corrieron a cargo de MZA. A pesar de los múltiples intentos de esta última por hacerse con la Zafra-Huelva Company y a pesar de que la misma nunca gozó de una buena salud económica todas sus ofertas fueron rechazadas y la pequeña compañía solo desapareció cuando se declaró la nacionalización del ferrocarril en España en 1941 y se creó Renfe, que absorbió todas las compañías privadas incluyendo la propia MZA.

El Museo del Ferrocarril de Asturias presenta la señala luminosa más antigua de España

senial-luminosa-pajares-conservada-museo-gijon

El Museo del Ferrocarril de Asturias presenta esta tarde, a las 18.00 horas, la nueva señal luminosa que se incorpora a la exposición permanente del museo. Se trata de la más antigua de las señales luminosas de toda España, tanto de ferrocarril como de carretera, según precisan los responsables del centro ubicado en Gijón. La pieza se conserva milagrosamente al ser instalada, junto con otra más, en la salida del ramal de Ujo a Sovilla, para control de los trenes que accedían a este corto ramal minero. Continuaron en funcionamiento otros treinta años, hasta 1991. En 2010 una de ellas desapareció, pero la otra permaneció en esta localización hasta su preservación por el Museo del Ferrocarril de Asturias.

El Museo ha finalizado los trabajos de restauración de una señal luminosa original de la electrificación de Pajares. Se trata de una señal eléctrica de dos fuegos de la empresa alemana AEG Eisenbahn- Signal-Abteilung, adquirida en 1924, que formó parte del lote de 40 modernas señales de este tipo que la Compañía del Norte instaló entre Ujo y Busdongo al electrificar el puerto de Pajares. Cada estación de este tramo estaba protegida por dos en cada sentido: una avanzada y otra de entrada. Reemplazaban a las señales mecánicas de disco y pantalla, de accionamiento manual, instalados en los primeros años de la línea de Pajares.

La señal poseía una base cuadrada atornillada a un bloque de cemento empotrado en el suelo. A continuación se instalaba un mástil de hierro fundido de 127 milímetros de diámetro y 5 metros de alto, formando su basa una caja del mismo material que en origen contenía los relés de conexión y dos transformadores, uno para cada lámpara. Los focos dotados de dos lentes amplificadoras, que aumentaban la intensidad luminosa, estaban enmarcados por una pantalla de chapa y protegidos por viseras para mejorar la visibilidad. En origen la señal emitía dos fuegos, uno de luz blanca amarillenta o amarilla y otro rojo, que indicaban el primero vía libre y el segundo parada ante el primer obstáculo. Hay que tener en cuenta que entonces la vía libre se indicaba con luz blanca o amarillenta, el verde anunciaba precaución y el rojo, como ahora, parada. El accionamiento de las señales se efectuaba desde cada una de las estaciones mediante un cuadro con un conmutador y luces-testigo

Era la primera vez que se utilizaban a gran escala señales luminosas eléctricas en España, haciendo uso de los nuevos diseños de lentes y lámparas que permitían una gran visibilidad a distancia de día. Por ello las señales dispuestas en Pajares en 1924 pueden considerarse las primeras luminosas que se instalaron en España para utilización diurna y a cielo abierto. Las señales luminosas eléctricas se extendieron poco a poco en los demás ferrocarriles españoles, hasta ser hoy el único sistema utilizado. Permanecieron en servicio hasta 1967, cuando se implantó el CTC entre León y Veriña, desapareciendo la mayor parte de estas señales.

(Fuente Museo del Ferrocarril de Asturias)

Cámaras en Monforte para evitar el vandalismo

rotonda-museo-ferrocarri-monfortel

El Museo del Ferrocarril de Galicia, con sede en antiguas dependencias de la estación del tren de Monforte, coloca numerosas cámaras de videovigilancia de última generación para evitar actos de vandalismo en sus instalaciones. Una de las zonas más sensibles del museo, la rotonda ferroviaria, se ha cubierto completamenmte con cámaras. Esta infraestructura es una de las pocas que quedan ya en España con intercambiador de vías y edificio cochera para locomotoras, declarada Patrimonio Industrial a Preservar por la Unión Europea.

El museo cuenta ya con numerosas cámaras de infrarrojos que detectan incluso de noche objetos en movimiento y envían imágenes en tiempo real a los teléfonos móviles de los responsables del centro siempre que haya una incidencia. La Policía interviene cuando la alarma es tenida en cuenta y se constata la urgencia del aviso, según indica el gerente de la Fundación dos Ferrocarrís de Galicia, Luis Blanco.

Blanco explica que se trata de un esfuerzo más para evitar actos de vandalismo como los sufridos años atrás, sobre todo por parte de grafiteros, que tienen una peculiar competición consistente en ver quién es el primero en llenar con sus pintadas convoys ferroviarios. El gerente del muso dice que la rotonda, donde está almacenada la mayor parte del material ferroviario histórico del museo, estaba bastante desprotegida. De ahí que ahora se haya cubierto esta zona de cámaras para, añadió, evitar pintadas y destrozos, o por lo menos ponérselo difícil a aquellos que tienen una verdadera obsesión con los trenes para grafitearlos.

Blanco asegura que Renfe hace un seguimiento constante de los grafiteros y que dispone de una base de datos con los más habituales. A través de sus acciones, que graban en vídeo, el seguimiento es más fácil. La Policía también está al tanto de las acciones de estos grupos que producen daños considerables en el patrimonio ferroviario.

El museo alberga auténticas joyas del patrimonio ferroviario de España que se encuentran en perfecto estado operativo. Entre la colección podemos encontrar las locomotora eléctrica 269.601,que en 1991 alcanzó en pruebas los 241 kilómetros por ahora. También es posible admirar la locomotora eléctrica 7722, de fabricación inglesa y que formaba parte de una serie de 75 unidades que fueron las encargadas de inaugurar la electrificación de la línea Palencia-, destaca la locomotora 10806 conocida popularmente como “Ye Ye” y también un ejemplar de la serie de locomotoras más mítica de Galicia, las 1800. Esta serie de 24 unidades de fabricación norteamericana y hermanas de las 1600 fue destinada íntegramente a Galicia en 1958 para progresivamente sustituir a las locomotoras de vapor en sus cometidos y con el paso de los años se adueñaron del 100% de la red gallega sin electrificar. En el museo se conserva la 1812.

Pero la gran estrella del centro es la Mikado 141F2111. Se trata de una máquina construida en 1954 en Escocia que estuvo en servicio en España hasta finales de los años setenta. En aquel momento se salvó del desguace y en 1981 fue asignada al Museo Nacional del Ferrocarril, con sede en Madrid. Ocho años después fue restaurada para mover el ‘Tren de la Fresa’, que hace salidas entre Madrid y Aranjuez. También es posible admirar la ALCo 1812 y.

El museo estará cerrado los días semana hasta el próximo 20 por descanso de parte del personal que lo atiende. Los interesados en conocerlo pueden, mientras tanto, acudir los sábados, domingos y festivos en horario de doce a dos, por la mañana; y de cinco a siete, por la tarde.

(Fuente El Progreso de Lugo)

El Tren de la Navidad se echa a la vía

tren-navidad-2015

Este martes arranca una nueva temporada del ‘Tren de la Navidad’. Durante siete días, las vías de Madrid, desde Príncipe Pío al Monte de El Pardo, son protagonistas de un un viaje muy especial. Coincidiendo con las fiestas navideñas, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles pone en marcha una nueva edición del ‘Tren de Navidad’, que circulará los días 27, 29 y 30 de diciembre y 2, 3, 4 y 5 de enero. ¿Te apuntas?

Este convoy especial es un tren histórico, compuesto de cuatro coches de madera de los años 20 que, desde 1993, funciona ininterrumpidamente durante estas fechas tan señaladas. En esta edición los viajeros también embarcarán en la estación de Príncipe Pío y el viaje, de más de una hora de duración, les permitirá contemplar y disfrutar de la naturaleza con paisajes como la Casa de Campo y el Monte del Pardo en un trayecto de ida y vuelta que discurrirá por poblaciones como Pozuelo de Alarcón, Majadahonda o Las Rozas hasta llegar a la estación de Pitis para iniciar el regreso.

Como es tradicional, a bordo del tren los pasajeros disfrutarán de un espectáculo de animación pensado especialmente para los más pequeños, que además cuentan con la compañía de un Paje Real que escuchará las peticiones de estos viajeros tan especiales y recogerá las cartas que quieran enviar a Sus Majestades de Oriente. El día 5 de enero el tren contará con unos pasajeros muy singulares, los propios Reyes Magos, a quienes los niños podrán contarles sus deseos y entregarles sus cartas personalmente. Este año también se ofrecerá a todos los viajeros una invitación para visitar el Museo del Ferrocarril de Delicias.

En esta ocasión se añade a la composición del ‘Tren de Navidad’ un coche restaurante, construido en Francia en 1926, que formó parte de la serie encargada por la Compagnie Internationale des Wagons‐Lits (CIWL) para modernizar el tren Sud Expresso que realizaba su recorrido en la Península de noche y el trayecto en Francia, entre Hendaya y París, de día. En 1988 Renfe compró a la Compañía Internacional de Wagons‐Lits (CIWL) este coche restaurante, junto con otros pertenecientes a la misma serie, y en 1999 los cedió al Museo del Ferrocarril de Madrid para su custodia.

Los días 29, 30 de diciembre y 2, 3 y 4 de enero el tren saldrá a las 10.05, 12.04 y 13.40 horas. El 27 de diciembre y el 5 de enero lo hará a las 10.05 y 12.40 horas (solo dos circulaciones), Los precios establecidos en esta ocasión son de 13 euros para los adultos y 10 para niños de 3 a 12 años. El día 5 la tarifa es única: 15 euros. ¡Que lo paséis bien!