Archivo de la etiqueta: transportes

La ONCE reclama adaptación acústica y mejoras de acceso a las máquinas expendedoras del transporte

ojos-tapados-autoridades-metro

El presidente territorial de ONCE Euskadi, Javier Domínguez, solicita que todo el transporte público cuente con adaptación acústica y que se mejore el acceso a las máquinas expendedoras. Domínguez realiza esta petición en el marco de una acción puesta en marcha con motivo de la Semana de la ONCE en Euskadi, en la que las autoridades se han subido a ciegas en cuatro transportes públicos de Bilbao: Bilbobus, Bizkaibus, Tranvía y Metro Bilbao.

Las autoridades que tienen que ver con el transporte público vasco se han puesto en la piel de personas ciegas y con deficiencias visuales graves en un ‘Garraio Tour‘ en el que pertrechados con antifaces y gafas que deficiencias visuales graves, han experimentado las dificultades a las que se enfrentan las personas con discapacidad visual.

Domínguez explica que la iniciativa se ha puesto en marcha para “poder ver qué avances han existido en materia de accesibilidad en transporte público, tanto en Bilbao como en Euskadi en general, bastantes en los últimos años”, así como “poner el acento en aquellas cuestiones que todavía faltan por conseguir para lograr que el transporte público de Euskadi sea accesible para todas las personas invidentes”, a fin de que las hagan más autónomas para desplazarles por las ciudades.

Según indica, se ha “avanzado mucho, sobre todo en materia de acústica, pero esa acústica “no llega a todas las paradas ni a todas las líneas”, por lo que la ONCE reivindica que todo el transporte tenga ese tipo de adaptación. El represente de la ONCE explica también que en los andenes, no se indica “qué línea de tren es la que llega, en qué dirección va o hasta qué parada”, lo que según indica, “también es un punto que se debe mejorar”.

También defiende la necesidad de mejorar el acceso a las máquinas expendedoras o lo que tiene que con el cambio de asfalto de una acera a una vía de tren, que en ocasiones “no está marcado suficientemente y puede provocar que una persona invidente invada las vías del tren, con el peligro que eso puede ocasionar para su integridad física”.

La consejera Ana Oregi asegura que la iniciativa puesta en marcha por la ONCE es “interesante” en la medida en los responsables de transporte público están “interesados y empeñados” en que los transportes públicos “sean accesibles y que sea un servicio universal que permita a toda la ciudadanía utilizarlo”. No obstante, reconoce que es “muy difícil” ponerse en la piel de otras personas y “hacer tuyas las dificultades que supone la utilización de nuestros medios de transporte”, por lo que esta “iniciativa de sensibilización” de utilizar el transporte público con un antifaz y con las sensaciones que tienen las personas que no ven es “muy interesante”.

Oregi explica que con el antifaz “te conviertes en una persona frágil”, que tiene que estar atenta a todo lo que ocurre a su alrededor y a la que se despiertan todo el resto de sentidos, porque falta el que es más habitual para los videntes. “Que de repente se cierren tus ojos es difícil, a lo que hay que acostumbrarse y hay que aprender”, relata. La consejera asegura que, desde las administraciones públicas es “absolutamente necesario seguir dando pasos para que el transporte sea accesible y sea equitativo y permita a todos utilizarlo sin distinción”.

Por su parte, el concejal bilbaíno Alfonso Gil afirma que el Ayuntamiento de Bilbao va a programar de cara a los próximos tres años presupuesto “para garantizar el 100% de inclusividad” al tiempo que se cambiará la sintetización de la voz en Bilbobus para hacerla más humana”.

En esta actividad tomaron parte la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco, Ana Oregi; el diputado foral de Transporte, Movilidad y Cohesión Territorial de Bizkaia, Vicente Reyes; el coordinador de Políticas de Movilidad, Vivienda y Desarrollo Saludable, Alfonso Gil, junto a la concejal delegada adjunta, Inés Ibánez de Maeztu y el director del área, Enrique Urquijo; el director general de Euskal Trenbide Sarea, José Luis Sabas; el director general de Euskotren, Imanol Leza; y la jefa de Marketing y Comunicación de Metro Bilbao, Susana Palomino. Por parte de la Organización Nacional de Ciegos han participado el delegado Territorial de ONCE Euskadi, Juan Carlos Andueza, y el presidente territorial de ONCE Euskadi, Javier Domínguez.

(Imagen Maite Bartolomé)

Anuncios

El trágico accidente de tren en Argentina precipita el relevo en la secretaría de Transporte

Era de esperar. El clamor popular reclamaba una respuesta ante la tragedia. La presidenta argentina, Cristina Fernández, designó ayer un nuevo secretario de Transportes, tal como había pedido la oposición e incluso un sector del oficialismo, tras la tragedia ferroviaria que dejó 51 muertos y en medio de un polémico debate sobre el transporte público en el país. Alejandro Ariel Ramos, un intendente municipal de 36 años, sustituirá a Juan Pablo Schiavi, que renunció al cargo mediante una carta dirigida a la presidenta en la que adujo “estrictas razones de salud” para dejar su cargo.

Schiavi recordó en su carta que aún convalece de la angioplastia a la que fue sometido la pasada semana y que requerirá de 60 días de reposo. Su sucesor, un auténtico desconocido para la mayoría de los argentinos, es un abogado, kirchnerista, de la confianza del ministro de Planificación, Julio De Vido, considerado hasta ahora uno de los hombres fuertes del Gobierno de Fernández. Ramos fue reelegido el pasado octubre como intendente municipal de Granadero Baigorria, en la provincia de Santa Fe (centro), y pedirá excedencia para asumir su nueva función.

Fernández ha acometido el relevo en Transportes catorce días después del accidente de tren que dejó medio centenar de muertos y más de 700 heridos en Buenos Aires y que se convirtió en una de las mayores tragedias ferroviarias del país. La oposición y un sector del oficialismo habían pedido el cese de Schiavi por unas polémicas declaraciones en las que atribuyó la magnitud del siniestro a la costumbre de los viajeros de copar los primeros vagones y comentó que si hubiera ocurrido en festivo se habría reducido el número de víctimas.

El ya exsecretario tiene prohibido salir del país por orden del juez que investiga las responsabilidades del siniestro, Claudio Bonadío, y que ha aceptado la petición del Gobierno de presentarse como querellante en el proceso judicial.

El accidente, que destapó las graves deficiencias del transporte colectivo y la falta de control del Estado sobre el servicio concesionado, ha desgastado la figura de la presidenta, que tardó cinco días en comparecer en público para hablar del siniestro y seis en intervenir Trenes de Buenos Aires (TBA), la empresa concesionaria de la línea accidentada. TBA, propiedad de los hermanos Cirigliano, es uno de los grupos de transporte más poderosos del país y su nombre se relacionó con el exsecretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime, antecesor de Schiavi, y hoy investigado por presunta corrupción.

Medios locales sostienen que las encuestas que se manejaron en el entorno de la Presidencia días después del accidente arrojaron una caída en la imagen de Fernández y un malestar generalizado por el manejo de la tragedia. En medio de la polémica por las pésimas condiciones del servicio ferroviario tras el siniestro, la presidenta se enzarzó en un enfrentamiento con el alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, por la responsabilidad sobre la red de metro (‘subte’) de la ciudad. Fernández ha llevado ante la justicia a Macri por romper unilateralmente un acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la administración municipal el pasado enero para que el Ayuntamiento asumiera la gestión del metro.

El conflicto estalló el lunes, cuando el jefe de Gobierno porteño renunció a asumir la transferencia del servicio de metro, utilizado a diario por más de un millón de usuarios en Buenos Aires, y ha reclamado para su gestión más inversiones y fondos públicos. La polémica entre ambas administraciones ha llegado a tal punto que Ricardo Lorenzetti, el presidente de la Corte Suprema de Argentina, hizo el martes un llamamiento a la “madurez política e institucional”.

El Gobierno se plantea ahora llevar el metro desde Rekalde hasta Abandoibarra

Las líneas 3 y 4 del suburbanobilbaíno avanzan sobre plano. Y lo hacen a un ritmo frenético, lo que a vceces obliga a cambiar los planes trazados. El Gobierno vasco estudia ahora la posibilidad de conectar las líneas de metro 3 y 4, las de Otxarkoaga y Rekalde, con un nuevo trazado entre Moyua y Matiko que incorporaría dos nuevas estaciones, en la plaza Euskadi y junto a la Universidad de Deusto. La propuesta permitiría llevar el suburbano a las entrañas de Abandoibarra y facilitaría a los usuarios de Rekalde una conexión directa con el futuro tren al aeropuerto.

Esta es la idea que se ha puesto sobre la mesa, con la prudencia que exigen los primeros pasos de cualquier infraestructura. La primera mención aparece en el estudio de alternativas sobre la Línea 4 que realizó la ingeniería Idom por encargo del Gobierno vasco. El trazado que se ha definido para llevar el metro a Rekalde parte de la plaza Moyua, con paradas en Zabalburu e Irala. Este es el recorrido que ha echado a andar en la cadena de trámites administrativos para iniciar las obras dentro de tres años. Sin embargo, sobre el papel, los técnicos han dibujado una línea de puntos desde Moyua hasta Matiko.

Aquí la Línea 4 enlazaría con la 3, que ya está en construcción y llegará hasta Etxebarri tras pasar por Uribarri, Zurbaranbarri, Urbinaga y Otxarkoaga. La prolongación, que se abordaría en una segunda fase, daría entrada al suburbano en Abandoibarra con dos nuevas estaciones, una en la plaza Euskadi, frente a la Torre Iberdrola, y otra cruzando bajo la ría, en las inmediaciones de la Universidad de Deusto. Además, permitiría «modernizar el metro de Bilbao al pasar de las líneas longitudinales a la línea circular, que ofrece nuevas posibilidades de trasbordos y conexiones», explica el viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco.

Los vecinos de Rekalde, por ejemplo, tendrían dos formas de llegar al Casco Viejo: bajarse en Moyua y coger otra unidad o hacer un trayecto más largo sin necesidad de trasbordo. Por otra parte, en la misma estación de Matiko podrían coger el tren hacia el aeropuerto. El pasado mes de octubre se puso la primera piedra del túnel que atravesará Artxanda para llegar hasta la estación de La Ola.

La idea que baraja el Departamento de Transportes deberá tomar cuerpo en el estudio informativo sobre la Línea 4, que determinará entre otras variables la inversión necesaria. El Gobierno adjudicará la redacción del documento este mismo mes con un plazo de ejecución de un año. Al concurso público se han presentado quince ofertas que agrupan a un total de 24 empresas. Este segundo informe definirá al detalle el trazado entre Moyua y Rekalde e incluirá la evaluación de impacto ambiental.

(Fuente El Correo)

Nueva fundación en Barcelona para defender el patrimonio de los Transportes Metropolitanos

Aunque aún no hay una sede definitiva, el proyecto avanza a gran velocidad y está prácticamente consolidado. Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha decidido crear una fundación con el objetivo de asegurar la conservación y la difusión de su patrimonio histórico, cultural y social, que es a la vez la memoria de más de un siglo de transporte público en la ciudad de Barcelona y los otros municipios metropolitanos. La primera tarea de la Fundación TMB será preservar, recuperar y ordenar el rico fondo de documentos y vehículos históricos existente en la empresa, pero también podrá hacer otras actividades de promoción y fomento del transporte público y sus valores.

La Fundación TMB nacerá con un valioso fondo de más de sesenta vehículos históricos que han prestado servicio en Barcelona y que alcanzan todas las épocas, desde finales del siglo XIX hasta principios del XXI: catorce tranvías, veintitrés autobuses, un trolebús (cedido por la Asociación de Amigos del Ferrocarril), un coche del funicular de Montjuïc, cuatro trenes o partes de tren de metro, catorce vehículos de bomberos y cinco vehículos auxiliares. Aproximadamente un tercio de las piezas están en buen estado o se ha comenzado la restauración, mientras que el resto están en espera de ser rehabilitados.

Los últimos años TMB ha llevado a cabo directamente la tarea de reagrupar y recuperar su colección de vehículos –parte de la cual había sido cedida a la Fundación Museo del Transporte de Castellar de n’Hug–, de cara a dar contenido a un futuro museo del transporte y exposición permanente abiertos al público, para los cuales se busca ubicación en Barcelona o su entorno inmediato.

Entre los vehículos restaurados hasta ahora hay piezas tan significativas como el autobús Chausson número 59, representativo de la renovación del material móvil en los años 50, y el tranvía número 867, construido por Macosa (Can Girona) en 1924 y que estuvo en servicio hasta 1967. La restauración se hace siguiendo criterios históricos de máxima fidelidad al original y con el soporte de diversos expertos, que continuarán vinculados a la Fundación TMB integrándose en su consejo Asesor.

Junto con la labor de recuperación, preservación y divulgación del patrimonio histórico y documental, la Fundación TMB tendrá una vertiente de dinamizador cultural, con la misión de promover el papel estructurador y cohesionador del transporte público y subrayar los beneficios sociales, ambientales y económicos de la movilidad sostenible. Así, por ejemplo, podrá organizar y gestionar encuentros, cursos, congresos y seminarios, promover programas de formación vinculados al ámbito del transporte público, conceder becas y ayudas destinadas al estudio y la investigación, así como otorgar premios, entre otras actividades.

(Fuente Vía Libre)