Archivo de la categoría: metro

Barcelona analiza 26 estaciones de metro

Tansports Metropolitans de Barcelona (TMB) y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), tomarán muestras ambientales en 26 estaciones del metro de Barcelona y de varios túneles para confirmar que no hay restos de fibra de amianto, tal y como ya han indicado las anteriores 200 muestras tomadas. Expertos de TMB y de la ASPB han constituido un grupo que hará este “muestreo masivo”, que llevarán a cabo mediante microscopía electrónica, y cuyas muestras se analizarán tanto aquí como en un laboratorio francés.

Directivos de TMB han explicado que la empresa financiará visitas médicas a 418 jubilados de TMB que estuvieron expuestos al amianto, que se sumarán a los 1.064 trabajadores en activo que están pasando ya revisiones médicas que se completan con TAC. Hasta ahora, se han detectado diversas afectaciones pulmonares en 22 trabajadores y dos más han sido dados de baja laboral a la espera de que les hagan intervenciones para ver si padecen patologías más graves.

La semana pasada el comité de empresa del metro denunció que un trabajador en activo había desarrollado asbestosis por estar expuesto al amianto mientras trabajaba en los talleres de la cochera de Vilapiscina, aunque la empresa ha asegurado que no tiene constancia de esa situación, pese a que ha reconocido que es uno de los 22 a los que se ha detectado alteraciones pleurales. A otros 101 trabajadores del Metro se les ha encontrado que el TAC ha salido también alterado aunque esta circunstancia “no es atribuible” a una posible exposición al amianto, han indicado las mismas fuentes de TMB.

El consejero delegado de TMB, Enric Cañas, ha indicado que el procedimiento para revisar la salud de los 1.064 trabajadores convocados a las pruebas médicas “es lento, ya que se hace por fases”, con pruebas y visitas por parte de una especialista en pneumología del Hospital de la Vall d’Hebron, de Barcelona. Además del millar de empleados en activo que pasan revisiones médicas y los 418 jubilados a los que también se hará una primera visita, TMB ha facilitado asimismo a otros 200 trabajadores que no han estado expuestos al amianto que puedan ser visitados, dada “la angustia” de la plantilla.

Las 26 estaciones en las que se tomarán muestras del aire y también sólidas para revalidar las 200 anteriores efectuadas por TMB han sido escogidas porque no han sido remodeladas recientemente, y se hará con microscopia electrónica y en periodos de exposición amplios, que pueden ir de las ocho a las 24 horas. La Agencia de Salud Pública de Barcelona ha propuesto hacer esta revalidación de las anteriores mediciones, también en los túneles, “para seguir escrupulosamente la normativa y dar seguridad” a trabajadores y usuarios, ha considerado Cañas.

Desde el año 2002, TMB ya hacía un seguimiento a 247 trabajadores por su exposición al amianto, de los que 89 están jubilados y, por tanto, es el Sistema Nacional de Salud quien asume las revisiones médicas de estos ex trabajadores del metro barcelonés. Según datos facilitados por el director del área técnica del metro, Jordi Micàs, y José Calvo, responsable de material móvil, el inventario de los elementos con amianto se prevé que esté finalizado el próximo mes de junio, si bien ya se ha decidido sustituir los 210 coches de las líneas 1 y 3 en los que se ha detectado pintura bituminosa antirruido y relacionada por varios estudios con el cáncer de pulmón.

Mientras se sustituyen estos coches, en un proceso que durará unos cuatro años, no se han retirado de la circulación aunque a los mismos se les da un tratamiento diferencial en su mantenimiento. Los directivos de TMB analizan todos los elementos sospechosos adquiridos hasta el año 2005, tres años después de que fuese prohibido el amianto en España (2002) por ley.

Tres detenidos por pintar grafitis en Paterna

La Policía Nacional ha detenido en Paterna a tres hombres de 20 a 26 años tras ser sorprendidos mientras presuntamente pintaban grafitis en coches de un convoy de Metrovalencia. Sobre las seis de la tarde, el 091 recibió el aviso del servicio de seguridad del metro de que había jóvenes pintando grafitis en la estación de Paterna, informa Jefatura en un comunicado.

Los vigilantes de seguridad intentaron detenerlos tras sorprenderlos, aunque lograron huir. Gracias a la descripción, los agentes localizaron a los jóvenes en la confluencia de las calles Ernesto Ferrando con Pérez Galdós de Paterna. Ante la presencia policial, los presuntos autores intentaron darse de nuevo a la fuga, aunque finalmente fueron interceptados y detenidos como presuntos autores de los delitos de daños.

Los jóvenes llevaban encima hasta 16 botes de aerosol, una cámara de video, dos cámaras fotográficas, tres móviles y ropa para taparse el rostro. Los policías intervinieron todo el material.

Tras las pesquisas, la Policía también les imputa los daños causados en el recinto de metro de Valencia Sud, en los que se realizaron grafitis similares y la misma firma.

Los costes de reparación de estas unidades de tren de Metrovalencia están valorados por Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) en más de 3.700 euros. Los arrestados, uno de los tres con antecedentes, ya han pasado a disposición judicial por estos hechos.

Hace unas semanas la Policía Nacional detenía a 18 grafiteros, cuatro de ellos en Valencia, Paterna y Burjassot, que cometieron más de 160 delitos y causaron daños por valor de 650.000 euros en trenes y estaciones de varias provincias españolas. Uno de los jóvenes arrestados ha ingresado en prisión, mientras que el juzgado adoptó medidas de alejamiento de instalaciones ferroviarias para otros tres de los detenidos.

Los jóvenes arrestados eran muy activos y querían darse a conocer a nivel internacional, por lo que difundían vídeos y fotografías de sus pintadas a través de las redes sociales o foros especializados. Su intención era conseguir fama y prestigio en el ambiente grafitero

Manifestación de trabajadores de Metro Madrid

Los sindicatos de Metro de Madrid han convocado una manifestación este jueves para denunciar la falta de plantilla en el suburbano, pedir que la retirada del amianto de trenes y estaciones, exigir seguridad y el cumplimiento del convenio. Esta manifestación comenzará a las 18.00 en la plaza de Jacinto Benavente y recorrerá la calle Carretas hasta llegar a la Puerta del Sol, donde se encuentra la Real Casa de Correos, sede del Gobierno autonómico, responsable de la gestión de Metro.

En esta concentración se pedirá además vigilancia sanitaria constante mediante TAC y otras pruebas para descartas nuevos casos de asbestosis en los profesionales del suburbano, así como la puesta en marcha de un fondo de indemnizaciones por la presencia de amianto, que califican de “envenenamiento”.

El Sindicato de Maquinistas asegura que todos los días faltan entre 80 y 130 maquinistas para cumplir las “escasas” tablas de trenes y denuncian que tampoco hay capacidad para cubrir los refuerzos en fechas especiales, por lo que esos días se quitan trenes de unas líneas para ponerlos en otros. Además, este sindicato denuncia el aumento de las averías y considera insuficientes tanto los 60 trenes que están por llegar, como la contratación de 100 nuevos maquinistas.

Los maquinistas de Metro retoman este sábado, 23 de febrero, los paros en el suburbano, que esta vez se celebrarán en las líneas impares (1,3,5,7A, 9A y 11) entre las 11.00 y las 12.00 con servicios mínimos del 53 % del servicio, según este el SCCM. Así, en la línea 1 está prevista la circulación de 10 trenes con tiempos de espera de hasta 12 minutos, en la línea 3 circularán hasta 6 trenes con hasta 11 minutos de espera, en la línea 5 se prevén hasta 10 trenes con tiempos de espera de 12 minutos, en la línea 7A habrá 7 trenes y 14 minutos de espera, la línea 9A contará con 7 trenes en circulación y 13 minutos de espera y, por último, en la línea 11 tan sólo circularán 2 trenes con hasta 15 minutos de espera.

Metro Madrid ¿menos plazas y mismo confort?

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, asegura que Metro ha aumentado sus viajeros de 2,3 millones al principio de la Legislatura a 5 actualmente, pero que “no ha perdido la condición de confort“. “Conforme se ha ido recuperando empleo, en la hora punta hay más personas en el interior de los coches”, explica Pedro Rollán, portavoz del Ejecutivo madrileño. La realidad no parace confirmar la sensación de los responsables de la comunidad.

Las quejas de los viajeros apuntan en dirección contraria: menos frecuencias y más apreturas durante buena parte de la jornada de servicio. Los problemas de saturación en Metro han pasado de ser algo puntual a ser cotidiano y rutinario. Según contaba El País recientemente, Metro tiene tres puntos álgidos de demanda y en todos hay menos trenes que el año pasado. Entre las 7.30 y las 9.30 desaparecen de circulación hasta 19 trenes. La cifra sube a 20.00 entre las 14.00 y las 16.00 y alcanza su máximo descenso (33) entre las 18.00 y las 20.00. “Los madrileños sufrimos cada día la falta de trenes y las aglomeraciones”, reclamaba un mensaje a la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP y máxima responsable de Metro. ¿En estas condiciones, es posible mantener el mismo confort de hace unos años?

Rollán asegurao que el aumento de viajeros se debe principalmente por “la situación de saturación en la superficie, de atasco permanente y continuo” al que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tiene “condenados” a los ciudadanos. Insiste, además, en que conforme se ha ido recuperando el empleo más personas se desplazan en hora punta.

Durante 2017, en la hora punta matutina de la línea 1, Metro calculaba que en sus trenes podían viajar 14.865 viajeros por hora y por sentido: es decir, unos seis viajeros por metro cuadrado. Lo mismo ocurría en el resto de líneas, contaba Público hace unos días. Por ejemplo, en plena hora punta matutina (de 7.30 a 9.30 horas) en la línea 6 pueden viajar, según lo pactado con la Comunidad de Madrid, un total de 21.421 pasajeros. Sin embargo, el número de plazas ofertadas por Metro Madrid es de 29.913 según fuentes de la Memoria del Metro de 2017.

“Así no se puede prestar un buen servicio”, lamenta Juan Carlos de la Cruz, secretario general de CC OO en Metro. Se queja de la falta de personal, concretamente de maquinistas. En 2013, la empresa pública llevó a cabo un ERE que afectó a 670 trabajadores, muchos de ellos maquinistas con experiencia. Desde entonces, las quejas del colectivo no han cesado. Los números indican que Metro de Madrid tiene problemas para absorber la demanda actual, por eso se saturan los trenes, y no se prevé una solución en un futuro cercano.

En respuesta a estas peticiones, el vicepresidente autonómico recuerda que desde 2015 se han contratado 350 maquinistas y en estos momentos se está en un proceso de selección y contratación de otros 100 nuevos. Desde el Gobierno regional también se incide en la compra, anunciada el pasado octubre, de 60 nuevos trenes. Pero el pedido de vehículos no llegará antes de 2020. Para colomo, la empresa pública tiene medio centenar de trenes paralizados para retirar el amianto presente en algunos componentes, a consecuencia de la aparición de este material cancerígeno en algunos componentes de los coches del suburbano.

La huelga del taxi favorece a Metro Madrid

Metro Madrid ha registrado 85.739 viajes más de media en un día laboral durante la huelga del taxi, lo que supone un alza del 3,8% con respecto a las primeras semanas sin paros de enero. Las dos ultimas semanas de enero, Metro, que también arrastra varios conflictos laborales y huelgas, ha cerrado con 2,3 millones de pasajeros diarios. Cientos de madrileños y turistas se han visto abocados a coger el suburbano para sus traslados desde y hacia el aeropuerto, las estaciones de tren e incluso Ifema, donde se celebró la Feria de Turismo Fitur entre el 23 y el 27 de enero.

Paralelamente al alza de viajeros en el suburbano, el tráfico en la ciudad de Madrid también ha descendido notablemente y se circula con mayor fluidez. Según datos publicados por El País, el tráfico de coches en las horas valle llega a caer hasta un 11%. El tránsito mejora porque de los 16.000 taxis que hay en la provincia muchos circulan gran parte de su tiempo en vacío buscando clientes por la calle.

Pero estas cifras pueden caer en breve por la huelga convocada por el Sindicato del Colectivo de Maquinistas todos los sábados del mes de febrero. El Gobierno regional ha dispuesto los servicios mínimos de hasta el 61% en el servicio de trenes para evitar los problemas que los paros provocarán, en diferentes horarios y líneas, con el objetivo de garantizar la necesaria movilidad y la prestación de un servicio esencial para los ciudadanos.

Los paros del 16 de febrero se desarrollarán en las líneas 2, 4, 6, 8, 10 (tramo Tres Olivos – Puerta del Sur) y 12, entre las 16.00 y las 17.00 horas. Para estos días hay establecidos unos servicios mínimos del 61%. Para los paros convocados los sábados 9 y 23 de febrero, que se desarrollarán en las líneas 1, 3, 5, 7 (tramo Estadio Olímpico-Pitis), 9 (tramo Puerta de Arganda-Paco de Lucía) y 11, entre las 11.00 y las 12.00 horas, la Comunidad ha fijado unos servicios mínimos del 53%.

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha criticado la gestión del consejero delegado, Borja Carabante, como revela el hecho de que se hayan convocado en el suburbano hasta 47 días de huelga y paros parciales. En un comunicado, el colectivo suma la convocatoria de los próximos cuatro días de marzo y los ocho días desconvocados como “actos de buena fe que nunca llegaron a un buen puerto o muy pocas veces”. Además, se han llevado a cabo cuatro concentraciones convocadas a las puertas de la Asamblea de Madrid para pedir la dimisión del consejero delegado por su falta de actuación en el caso del amianto, junto a diversos trenes paralizados por la presencia de este material.

Considera que este hecho ha repercutido “muy seriamente en la calidad de circulación” de los trenes de Metro de Madrid, ya que esa gran falta de trenes por línea ha llevado al “caos y aglomeraciones” en las estaciones del suburbano. Todo ello se agrava con la “gran falta de maquinistas” existente dentro de Metro de Madrid y la “incapacidad” de la empresa para cumplir con las tablas mensuales y con los operativos especiales de refuerzo como los de Navidad, eventos y días especiales de fiesta.

Enero de récord en Metro Bilbao

Metro Bilbao ha cerrado el mes de enero con 8.131.379 viajes validados, lo que supone un incremento de 4,7% en relación al primer mes de 2018 y le sitúa como el mejor enero de la historia del suburbano vizcaíno. Hasta ahora, el récord de viajeros en un mes de enero se mantenía en el primer mes de 2013, con 7.963.909 validaciones.

Las 8.131.379 cancelaciones del mes pasado suponen 364.954 viajes más que en enero de 2018 y, según explica el Metro, estas cifras se han conseguido, entre otros factores, debido al incremento sostenido de viajes en la hora punta de la mañana. En concreto, el promedio de viajes en día laborables ha pasado de los 288.951 viajes diarios en enero del pasado año a los 298.059 viajes de este enero de 2019, lo que supone un incremento medio de clientes en día laborable del 3,15%.

Sin lugar a duda, en estas cifras han influido los eventos de gran afluencia habituales en enero, como el día de Año Nuevo, la Cabalgata de Reyes y el PIN de Navidad en el BEC. Asimismo, se han celebrado cuatro partidos de fútbol, frente a los dos del primer mes de 2018, con lo que las validaciones se han incrementado en 78.461 viajes. Según explica Metro Bilbao, dos de ellos han registrado “gran asistencia”. De hecho, los días de los partidos de fútbol del día 9 contra el Sevilla FC y el del pasado día 30 contra el Atlético de Madrid Femenino han sido las dos jornadas con mayores cifras totales de viajes del mes, con 323.108 y 336.443, respectivamente.

Metro Bilbao logró el año pasado el mejor registro de viajeros de su historia. Casi 90 millones de personas (89,91) se subieron al transporte público más exitoso de Bizkaia, que tiene una importancia capital en la movilidad del territorio al concentrar más de la mitad de los desplazamientos de los vizcaínos en medios colectivos de locomoción. Se registraron 1,74 millones de cancelaciones más que en 2017, lo que catapultó al suburbano a su mejor balance en 23 años de trayectoria. «Ha sido un año histórico», ha valorado el director gerente, Eneko Arruebarrena, que ha asegurado que se habría logrado la «mítica cifra» de los 90 millones de clientes si el 2018 hubiera tenido «9 horas más de duración».

El éxito del metro durante el año pasado se cimenta en un cúmulo de pequeños factores. Se ha dispuesto de un día laborable más que en 2017 y dos puentes más, lo que siempre influye en reunir a un mayor número de viajeros. Luego hay que destacar las sinergias con la Línea 3. Gestionada por Euskotren e inaugurada en abril de 2017, esta expansión del suburbano hacia los barrios altos de la capital está aportando un flujo de usuarios muy importante a los ramales gestionados por Metro Bilbao. Y 2018 fue el primer año en el que esta contribución se dio durante los 12 meses, ya que en el anterior ejercicio solo funcionó durante 9 meses.

España envía otro tren del metro a Quito

El segundo tren, de los 18 que conformarán la Línea 1 del metro de la capital ecuatoriana, llega a la cuidad portuaria de Manta (oeste), informó el alcalde de Quito, Mauricio Rodas. En su perfil de Twitter, el titular de la Alcaldía indicó que el tren llegó procedente de España y colgó una fotografía de un gran buque de carga. “El Metro ya es una realidad que mejorará la calidad de vida de los quiteños”, escribió.

Quito será la primera ciudad de Ecuador en contar con un Sistema de Transporte Público subterráneo, que se prevé entre en funcionamiento a finales de este año. La primera línea la ejecuta un consorcio liderado ahora en su totalidad por la empresa española Acciona. Esa primera línea, permitirá la movilización ciudadana desde Quitumbe (sur) a El Labrador (norte), o viceversa, en 34 minutos.

Según cálculos de Rodas, 400.000 personas al día serán transportadas en el metro, que se construye “con los más altos estándares de preservación patrimonial y la mejor tecnología a nivel mundial. Cada tren tiene una vida útil aproximada de 35 años“. De acuerdo a la empresa Metro Quito cada uno de los 18 trenes que conformarán la Línea 1 del Metro estará dotado de un sistema de información al usuario: letreros electrónicos, avisos sonoros y visuales, y detección de incendios.

El pasado 1 de septiembre llegó a Manta el primer tren de la Línea 1 del metro, compuesto de 6 coches y con una longitud de más de 109 metros, con 144 asientos, amplios pasillos y acceso a wifi para beneficio de los usuarios. Después de cinco días se trasladó ese tren a Quito, donde poco después una veintena de personas asaltaron las instalaciones del metro de Quito en una localidad del sur de la ciudad y efectuaron pintadas en un coche, hecho que se sometió a investigación.

La Alcaldía informó entonces que los individuos amordazaron e inmovilizaron a varios guardias de seguridad que custodiaban el lugar. Los asaltantes realizaron “manchones” y “grafiti” a uno de los coches antes de que otros vigilantes impidieran que continuara la agresión y lograran dañar el resto de vehículos.

El metro de Quito empezará a operar en diciembre de 2019. Esta obra, la de mayor magnitud en la capital y el país, se convertirá en la columna vertebral de la movilidad y en un eje de cambio en lo urbanístico. Actualmente, tiene un 80% de avance en su construcción. La obra civil terminó en las 15 estaciones que se ubican a lo largo de los 22,6 kilómetros del túnel que conectará Quitumbe, en el sur, con El Labrador, en el norte, según publica el diario El Comercio.

Desde enero hasta septiembre próximo, mensualmente llegarán dos trenes desde España. Cada uno pasará por tres tipos de pruebas: acople, estáticas y evaluaciones dinámicas. También empezarán los cambios urbanísticos en los 400 metros de radio alrededor de las estaciones.

5 trabajadores de TMB afectados por amianto

Las revisiones médicas a trabajadores del Metro de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) han detectado afectaciones por el contacto con amianto en cinco trabajadores, que tienen placas pleurales, que son engrosamientos locales de la pleura sin repercusión sobre la función respiratoria y que no incrementan el riesgo de cáncer.

TMB inició en noviembre una campaña de exámenes médicos específicos a personal de Metro en contacto con materiales con contenido de amianto. Varias de revisiones tenían indicios de afectación pulmonar, ha explicado ‘Nació Digital’. De esta manera, la compañía derivó a cinco trabajadores a especialistas del Servicio de Neumología del hospital Vall d’Hebron para que los valoraran. Allí detectaron que tenían placas pleurales, que son la manifestación más común de la exposición al amianto -entre el 3% y el 14% de trabajadores expuestos las pueden tener-, aunque también pueden producirse por otras causas.

Según fuentes sindicales, son empleados que llevan bastantes años en la compañía y que ahora se verán obligados a hacer revisiones médicas cada año, ya sea intermediando un TAC o una radiografía, a pesar de que estas últimas avisan que no son tan “eficaces”. La empresa especifica que “ahora no se tiene la misma información que hace 20 años” y a medida que se han ido conociendo casos “se han ido adoptando plenos de prevención y medidas de protección de manera compartida”. Las revisiones y estudios se realizan mediante una tomografía axial computarizada de alta resolución (TACAR), una técnica de diagnóstico por la imagen más sensible que la radiografía de tórax, que permite diagnosticar lesiones torácicas de forma precoz.

Hasta el momento unos 600 los trabajadores se han sometido a este examen médico voluntario -en ninguno se han encontrado patologías graves-, y se estima que pueden hacer este examen unos 800 trabajadores, si no se amplían los colectivos, ha detallado TMB. Desde que se detectara la presencia en varios vagones del metro de la línea 1 y la línea 5 del metro, TMB ha mantenido que la presencia de restos de amianto en la pintura de los convoyes no podía afectar a nadie e incluso se han negado a retirarlos de la circulación.

De momento cerca de un centenar de coches revisados por TMB tienen asbesto. Este se detectó, principalmente, en la pintura bituminosa anti ruido que reviste las cajas metálicas del tren y en el bajo bastidor, la parte de abajo del vagón de metro. Los coches afectados pertenecen a las series 2000, 3000 y 4000, los cuales empezaron a funcionar en las décadas de los 80 y 90.

Los empleados del metro insisten en que se tomen algunas medidas respecto al asbesto presente en el subterráneo que aún no se han aplicado. Un ejemplo de ello es la solicitud que hicieron “desde septiembre” respecto al lavado de la ropa que usan en el trabajo: “se pidió que fuera una empresa la que se encargara para que no la lleváramos a casa a limpiar”. Esto debido a que el segundo círculo de personas afectadas por el mineral es el círculo familiar, concretamente los encargados de lavar la ropa en casa.

Nocturnos de Metrovalencia en Nochevieja

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) prestará por primera vez servicio de metro y tranvía en la próxima Nochevieja. El dispositivo previsto por Metrovalencia de la noche del 31 de diciembre al 1 de enero permite que la circulación se prolongue de manera ininterrumpida en gran parte de las líneas que unen València y las poblaciones del área metropolitana.

Este dispositivo especial se suma a los nuevos servicios nocturnos que ha comenzado a ofrecer Metrovalencia, desde el pasado 14 de diciembre, las noches de los viernes, sábados y vísperas de festivos. Esta iniciativa ha sido impulsada por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Transporte con la finalidad de garantizar un servicio de transporte público para València y las poblaciones del área metropolitana que cuentan con estaciones o parada de metro y tranvía.

El servicio previsto para Nochevieja será similar al que se ha ofrecido las noches de viernes y sábados de diciembre, no obstante en esta ocasión los trenes y tranvías adicionales enlazarán con las primeras circulaciones del 1 de enero que comienza sobre las 7 horas, según paradas y estaciones. Este servicio especial nocturno se adaptará a los servicios mínimos decretados por la Dirección General de Trabajo, ante las distintas movilizaciones convocadas por los sindicatos, de manera que FGV prestará entre un 50 y un 60% de los servicios previstos para esta jornada y el resto de paros convocados.

Los destinos a Picassent, Bétera, Llíria, Rafelbunyol y Riba-roja del Túria contarán con servicio a las 2.30 horas aproximadamente desde las estaciones de València, tomando como referencia la estación de Àngel Guimerà, en la que confluyen las Líneas 1, 2, 3, 5 y 9. A partir de las 2.30 horas y hasta las 7 horas, cuando se reanuda el servicio habitual, los trenes finalizarán su destino en Aeroport, Alboraya-Peris Aragó, Paterna, Seminari y Torrent Avinguda. En las líneas tranviarias, los tranvías circularán en todas las líneas, teniendo en cuenta que en la Línea 4 el trayecto se realiza entre Doctor Lluch y Vicente Andrés Estellés.

El servicio nocturno de Metrovalencia continuará los viernes, sábados y vísperas de festivos de 2019, y el objetivo de FGV es mejorar las frecuencias de paso del dispositivo de estas noches, una vez completadas las nuevas incorporaciones de personal previstas para las próximas semanas, han señalado las mismas fuentes.

Madrid tiene 40 trenes parados por amianto

Un total de 40 trenes del Metro de Madrid permanecen desde hace semanas inmovilizados en las cocheras y previsiblemente así seguirán por un espacio temporal indeterminado. La razón que los mantiene con el freno echado es la presencia de amianto en la pintura que los recubre, una sustancia «bituminosa» que resulta «difícil» de quitar. Metro descubrió en 2013 la presencia de este material en los trenes, pero no emprendió acciones hasta 2017. Cuatro empleados han sido diagnosticados con una enfermedad relacionada con el amianto. Dos ya han muerto.

«No hay ningún riesgo ni para los trabajadores ni para los viajeros, pero por prudencia los hemos parado por si se produce alguna avería y hay que manipularlos, a diferencia de Barcelona, que los tiene circulando. Lo que se está haciendo es lo correcto», justificaba este este viernes Borja Carabante, el consejero delegado de la compañía pública de transportes en su comparecencia en la comisión de la Asamblea creada para investigar la gestión que se ha hecho en el suburbano sobre un mineral cuyo uso está prohibido en España desde 2001.

Carabante quiso trasladar un mensaje de «máxima tranquilidad» porque, tal y como aseguró, los 996 reconocimientos médicos que se han hecho entre las alrededor de 7.000 personas que componen la plantilla han sido negativos. Tampoco se ha detectado la existencia de fibras de esta sustancia altamente cancerígena por inhalación prolongada en ninguna de las 203 pruebas realizadas en diferentes espacios de la red. Además, se han realizado 290 análisis de elementos de los trenes, se ha detectado en 24 y se ha iniciado el proceso de eliminación por parte de empresas acreditadas para hacerlo salvo en el citado caso de la pintura por la dificultad que entraña. «Vamos a ser la primera empresa de España libre de amianto. No vamos a escatimar ni esfuerzos ni recursos», aseguraba el consejero delegado.

Sus argumentos no convencen ni al PSOE ni a Podemos que, a través de sus diputados Daniel Viondi y Alberto Oliver, volvieron a exigir este viernes el cese de Carabante por su gestión durante la última sesión de la comisión de investigación de la Asamblea, cuyas conclusiones se redactarán en las próximas semanas. Ciudadanos, por su parte, reclamó, entre otras cosas, «un estudio de condiciones en el puesto de trabajo con mediciones que se hagan con ventanilla bajada», tal y como manifestó Juan Rubio.

Con la salud no se negocia”, gritaban los trabajadores apostados ante la Asamblea. No solo enfermar preocupa a los trabajadores, sino también la reacción de la empresa. Hasta ahora, la Inspección de Trabajo ha cursado una treintena de requerimientos, así como cuatro actas de infracción, una de ellas remitida al Ministerio Público: “Esperamos que la Fiscalía reclame responsabilidades a la dirección de la empresa”, dice el sindicato,