Archivo de la categoría: metro

FGC pondrá coches de silencio por la Covid-19

Todos los trenes de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) tendrán un coche de silencio, a partir de este lunes, según confirma el conseller de Territori, Damià Calvet, en una entrevista a Rac 1. No obstante, el conseller admite que será solo una recomendación y que no se podrá obligar a que los pasajeros guarden silencio absoluto. Renfe implantó este servicio en el Ave en 2014 y el metro de Barcelona también implementa esta medida, siguiendo las recomendaciones sanitarias.

“Señalizaremos los vagones (sic) de ferrocarriles para que se entienda que los usuarios deben estar en silencio y, por tanto, crearemos todavía más medidas de seguridad y confort en el transporte público”, asegura Calvet. El metro y los buses de TMB, por su parte, ya han estrenado los avisos que recomiendan no hablar en el transporte público para evitar contagios de coronavirus. Aún y así, explica, “la de los autobuses es una situación diferente. En los ferrocarriles podremos dedicar unos vagones con la recomendación de estar en silencio, pero en los buses es un vagón único, y, por lo tanto, lo que haremos será recomendar que no se hable”.

La idea, añade, es que sea un coche por tren, pero el conseller insiste que “si hiciera falta, podríamos plantear dos vehículos por tren”. Una iniciativa que llega después de que recientemente tanto los científicos como las administraciones hicieran un llamamiento a los usuarios a mantener la boca cerrada mientras viajan. El riesgo de emisión de aerosoles en el metro puede ser hasta 50 veces mayor cuando, por ejemplo, alguien mantiene una conversación telefónica, según investigaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). “Sería ideal que en el metro indicaran silencio siempre”, dice la investigadora del CSIC María Cruz Minguillón, especialista en aerosoles. Una medida, ha dicho, que debería complementarse con un buen ajuste de la mascarilla al rostro.

Minguillón reconocia recientemente en una entrevista en RAC1que el metro es uno de los transportes en los que mayor posibilidad de existencia de aerosoles hay, ya que en el autobús el aire se renueva en cada parada. Sin embargo, en el metro no hay ningún sistema de ventilación, y el aire podría contaminarse con facilidad. La científica matizaba, sin embargo, que hay un elemento fundamental que participa en la reducción de contagios en el metro: el poco tiempo de exposición al que se someten sus usuarios. “En el transporte público interurbano nos juega a favor el tiempo de exposición. En el metro de Barcelona el tiempo medio es de 15-20 minutos“, ha explicado. Un hecho que dificultaría el contagio.

Sobre la demanda del transporte público, Calvet ha explicado que “es baja. Estamos alrededor del 50-60% en los días laborables y hasta el 70-80% los fines de semana. Pese a eso, mantenemos toda la oferta para garantizar una ocupación muy razonable”. Respecto a este tema y a lo que a la hora punta conlleva, el conseller explica que “ya no podemos poner más trenes y autobuses en servicio. Tenemos el 100% de la oferta sirviendo a la población. Lo que tenemos que hacer es allanar la hora punta, que no todos entremos en el trabajo entre las ocho y las nueve”.

El coche en silencio es un servicio que Renfe implementó desde al año 2014, con la finalidad de ofrecer una opción a todos aquellos usuarios que buscan viajar en un ambiente de calma y silencio. Durante los viajes en estos coches (que en la actualidad son al menos 1 de cada 7), se tiene la garantía de viajar en total relajación, pues se exige que los pasajeros silencien sus móviles, utilicen auriculares para disfrutar de contenido en vídeo o en audio y que mantengan sólo conversaciones breves en voz baja. Ahora con la Covid-19, los especialistas recomiendan que es preciso evitar las conversaciones en el transporte público para eliminar potenciales riesgos de contagios por la dispersión de los aerosoles

Un tren para reforzar la línea 1 de TMB

Esta semana ha llegado a las instalaciones de Metro de Barcelona en Hospital de Bellvitge el primero de los cuatro trenes de la serie 6000 de segunda generación adquiridos por TMB para incrementar el material móvil y el servicio de la línea 1. El convoy, fabricado por CAF, forma parte de un pedido de 12 destinados a reforzar las líneas con más pasaje, 8 de los cuales ya están incorporados a los carruseles de las líneas 3, 4 y 5 . Los cinco coches de este primer tren 6000/2 llegaron el miércoles pasado por carretera desde la factoría de CAF situada en Guipúzcoa en transportes especiales. Se trata de la composición 6041-6042-6611-6043-6044, integrada por cuatro motores y un remolque. Después de su acople, se llevarán a cabo los ajustes y las pruebas de homologación oficial en las cocheras de Metro antes de que el convoy se integre en la circulación comercial de la línea 1, previsiblemente a partir del 25 de noviembre. Las tres unidades restantes llegarán del mismo modo entre noviembre y diciembre.

De acuerdo con el pedido formalizado en marzo de 2018, TMB recibió de Alstom dos trenes 9000 para la línea 4 el pasado noviembre, los cuales ya están en servicio. Por su parte, CAF ha entregado este año cuatro trenes de la serie 5000 para la línea 5, que circulan con pasajeros desde el verano, y dos más del mismo modelo para la línea 3, que recientemente han entrado en servicio. Los 12 nuevos trenes suponen una inversión de 92 millones de euros.

La presidenta de TMB, Rosa Alarcón, ha vinculado la entrada en servicio de estos trenes con la situación actual de alerta sanitaria: “El transporte público es esencial en estos momentos y estamos haciendo un gran esfuerzo para que sea seguro, por eso desinfectamos y ventilamos estaciones y vehículos, y velamos por el respeto de las normas de higiene. También hay que ofrecer la máxima capacidad y comodidad en los viajes que se realizan en metro y autobús, por eso hemos acelerado la incorporación de los trenes en las líneas que transportan más viajeros”.

Los nuevos trenes de la serie 6000 son iguales que los que circulan actualmente por la línea 1 del metro de Barcelona y están formados por cinco coches intercomunicados que totalizan 86 metros de longitud. Disponen de 20 puertas por cada lado para la entrada y salida de pasajeros, con una capacidad máxima de 1.111 personas, de las cuales 108 pueden viajar sentadas, además de dos espacios para sillas de ruedas (uno a cada extremo) y uno para bicicletas en el coche remolque central. Los motores suman una potencia de 2.000 kW que les permiten lograr una velocidad máxima de 80 km/h. Reciben la energía eléctrica por catenaria de 1.500 voltios y disponen de frenada regenerativa.

Para el confort y la seguridad, cuentan con un nuevo espacio para personas con movilidad reducida (PMR), pulsadores de aviso de atención especial en las zonas de asientos reservados, sistema de conducción automática ATO, aire acondicionado de alto rendimiento, iluminación led, señalización óptica y sonora de próxima estación, videovigilancia, monitores de videoinformación, megafonía, intercomunicadores, tiradores de emergencia y desbloqueadores de puertas. Exteriormente tienen las puertas pintadas de rojo para que contrasten con el fondo blanco, como medida de accesibilidad de las personas con discapacidad visual. El aumento del material móvil de las líneas más utilizadas es un elemento indispensable para seguir mejorando la oferta de metro, después de que en 2017 y 2018 se añadieran diez trenes más a los carruseles en hora punta, de 120 a 130. Esto implicaba prestar servicio comercial prácticamente con toda la flota disponible, lo cual complicaba el mantenimiento.

Con la llegada de los nuevos trenes este año, y el esfuerzo de Metro para optimizar la disponibilidad del material, este otoño se ha alcanzado la cifra de 134 trenes en hora punta matinal, un máximo histórico, con un incremento concentrado en las líneas 1 y 5, las de más pasaje. También se han reforzado las horas punta de la tarde y las franjas valle en las líneas 1, 2 y 5, en el contexto de un esfuerzo global de TMB para ofrecer la máxima capacidad de transporte y favorecer el uso seguro del transporte público durante la crisis sanitaria.

Con la totalidad de los 12 nuevos trenes, y con otras actuaciones complementarias, la red de metro podrá continuar añadiendo trenes a las cinco líneas convencionales, hasta llegar a los 141 en la hora punta matinal en el año 2021 (un 17% más que al inicio del plan de mejora), que podrán llegar a ser 146 (un 22% más) en 2022 después de la reforma de la estación de Trinitat Nova para separar la operación de las líneas 4 y 11. El objetivo es situar los intervalos de paso por debajo de los 3 minutos a las líneas 1, 3 y 5, y por debajo de los 3 minutos y medio en las líneas 2 y 4.

(Imagen Miguel Ángel Cuartero. Cortesía TMB)

Nuevo simulador para Metro de Barcelona

Alstom ha desarrollado para el operador del metro de Barcelona (TMB) un simulador de conducción que incorpora las últimas tecnologías de virtualización, gamificación y realidad virtual para entrenar y formar al personal del metro y a los técnicos de operación de líneas automáticas. El simulador reproduce escenarios y situaciones reales (recorridos, condiciones y obstáculos) empleando la misma tecnología de realidad virtual que utilizan los videojuegos. Incluye, además una reproducción a escala real de la cabina de conducción de los trenes de la serie 9000, de la gama Metropolis de Alstom, que circulan por las líneas 9 y 10 del metro de Barcelona. Estas líneas son las únicas con sistemas de conducción automática actualmente en operación en España.

Con esta nueva tecnología, TMB entrenará a sus equipos en la rápida resolución de incidencias en líneas automáticas, donde el tiempo de reacción es crítico para evitar que la red y el servicio se vean afectados. A lo largo de las formaciones, los instructores podrán simular condiciones de circulación y situaciones reales, programando todo tipo de variables, como averías del tren, condiciones de la señalización, incidencias medioambientales, e incluso la densidad de pasajeros.

Gracias a dicha simulación, los técnicos podrán poner en práctica y entrenar las habilidades necesarias para resolver incidencias y mantener la seguridad ferroviaria, sin necesidad de detener la circulación o realizar cortes en las líneas de metro. La herramienta reproducirá fielmente secciones específicas de la red ferroviaria con réplicas exactas de estaciones, cruces, señales, cables, puntos de interés, etc.

Liderando el camino hacia una movilidad más verde e inteligente, Alstom desarrolla y comercializa en todo el mundo sistemas integrados que facilitan la transición hacia el futuro del transporte sostenible. Alstom ofrece una gama completa de equipos y servicios, que van desde trenes de alta velocidad, metros, tranvías y autobuses electrónicos hasta sistemas integrados, servicios personalizados, infraestructuras, señalización y soluciones de movilidad digital. En el año fiscal 2019/20, Alstom registró 8.200 millones de euros de ventas y 9.900 millones de euros de pedidos. Alstom está presente en más de 60 países y emplea a 38.900 personas.

Alstom España cuenta con una larga trayectoria industrial y tecnológica en el país, con más de 2.000 trabajadores en 18 centros de trabajo. La compañía tiene planta industrial dedicada a la fabricación de todo tipo de material rodante, y cuatro centros de innovación tecnológica para el desarrollo de programas proyectos en materia de seguridad ferroviaria, señalización, mantenimiento y movilidad digital.

Limpieza extrema en Madrid y Barcelona

Todos los servicios de metro han extremado las medidas de limpieza en sus unidades, en especial en Madrid y Barcelona, donde quizá en los próximos días dejen de funcionar con los horarios normales. Las medidas decretadas por el estado de alerta es muy probable que afecten a la normalidad del servicio en todo el territorio. Incluso no se descarta que se suspenda todo el transporte para evitar la movilidad ciudadana.

La empresa Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) suspende el servicio nocturno de Metro que presta habitualmente en fin de semana y víspera de festivos, al tiempo que anuncia que intensificará la limpieza de los espacios públicos con el uso de desinfectantes, entre ellos lejía. TMB ha anunciado este sábado un conjunto de medidas “en coherencia con la recomendación general de alentar la actividad y la vida social para frenar la expansión del coronavirus“.

El Metro de Barcelona cerró sus puertas a las 24 horas del sábado; volvió a prestar servicio continuado a las cinco de la madrugada del domingo. La empresa informa también de que, diariamente, se desinfectarán con agua, detergente, lejía y otros desinfectantes los espacios de uso colectivo, especialmente los elementos que se tocan las manos. Se trata de asientos, pasamanos, barandas y mesas, entre otros elementos, así como manillas y tiradores de puertas, pulsadores y botones.

En coordinación con la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), TMB ha acordado la suspensión “en coherencia con la recomendación general de moderar la actividad y reducir la vida social para frenar la expansión del coronavirus”, ha informado en un comunicado este sábado. TMB cerrará también los puntos de atención presencial a los viajeros, sólo atenderá con empleados los casos urgentes, y el resto del servicio se prestará por interfono o de forma telemática. TMB recomienda no viajar en transporte público si no es necesario, “sobre todo a las personas de más de 65 años y grupos sensibles”, y ha reforzado el servicio de higiene y limpieza en vehículos e instalaciones para evitar contagios.

El Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid también está haciendo un seguimiento continuo de la demanda del transporte público en la región, junto a los distintos operadores. La Comunidad de Madrid, en el marco de las medidas y recomendaciones que está adoptando para evitar contagios por coronavirus, aconseja a las personas mayores y a quienes padecen alguna enfermedad que eviten, por motivos de salud, utilizar el Metro y el transporte público en general. Esta recomendación de las autoridades sanitarias se hace extensiva a sus cuidadores y a quienes conviven con estos sectores de población vulnerable.

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la consejera delegada de Metro de Madrid, Silvia Roldán, han remitido una carta conjunta a carta conjunta a los 7.000 empleados del suburbano para agradecerles la labor “imprescindible” de servicio público en momentos de dificultad como la “crisis sanitaria” generada por el coronavirus. En una misiva, ambos mandatarios quieren mostrar unas palabras de “cariño” a la plantilla de Metro y les detallan que la empresa “ha seguido en todo momento las recomendaciones efectuadas por las autoridades sanitarias”, desarrollando un plan de contingencia con una “serie de medidas dirigidas” tanto a trabajadores como usuarios.

La compañía, para facilitar estos objetivos, va a ingresar 10 euros más en la nómina de cada empleado por si tienen que comprar gel desinfectante y cuenta con 12.000 kits de guantes y mascarillas que están repartiendo entre el personal de atención al público. Desde el 8 de marzo, Metro está aplicando medidas especiales de limpieza, como sucede en el resto del transporte público de la Comunidad de Madrid.

Tren temático en Metro Madrid

Un tren de la línea 6 de Metro, la más utilizada del suburbano, reivindica la igualdad de la mujer con motivo del 8-M decorado con las obras de tres artistas urbanas, que también han pintado un mural en la estación de Sainz de Baranda. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, han presentado este lunes esta iniciativa, que se enmarca en la campaña de concienciación social ‘#muévete’, con la que el suburbano madrileño dedica cada mes a una causa social. En este mes de marzo, busca concienciar y sensibilizar sobre la igualdad de la mujer.

Las tres artistas forman parte de Madrid Street Art Project, una entidad creada en 2012 que documenta y difunde el arte urbano contribuyendo a la mejora del espacio público de las ciudades. La obra de la artista catalana Nuriatoll tiene una estética cercana al diseño gráfico y, con ella, ha querido mostrar la fuerza con la que las mujeres se han movido juntas a lo largo de la historia para conseguir una serie de derechos y libertades. La artista valenciana Julieta XLF, a través de sus personajes alegres y coloridos ha representado la unidad en pro de la igualdad de los derechos, independientemente del género, la raza u otro tipo de condición. Y la venezolana Sara Fratini, con una reconocida trayectoria en el campo de la ilustración, ha plasmado en su obra la «necesidad de caminar juntas y en la misma dirección», la de la igualdad entre todas las personas poniendo el foco en la «fortaleza y en la diversidad» de las mujeres.

Según ha relatado Fratini, cuando llegó a Madrid en 2006 la línea 6 era la que le llevaba a la Facultad de Bellas Artes sin saber a qué se iba a dedicar cuando terminara la carrera porque «como mujer y como joven lo último que piensas es que vas a lograr de verdad vivir por lo que tanto quieres». Tras señalar la importancia que tiene para ella participar en esta intervención y representar a la mujer, los sueños de la mujer y su lucha por la libertad y por los derechos, ha indicado que el mensaje de su obra es «de unión, de movimiento y de continuidad». «Si seguimos adelante, un poco como el Metro, llegamos adonde queremos», ha afirmado.

Aguado ha señalado que más de 400.000 personas cada día van a poder ver el tren tematizado, «una forma de seguir visibilizando uno de los principales valores de cualquier sociedad moderna, que es la igualdad». El vicepresidente de la Comunidad de Madrid ha indicado que la iniciativa se ha puesto en marcha en la semana de la mujer, aunque ha aseverado que para él «las 52 semanas del año, los 365 días del año son los días de la mujer, que es como decir que son los 365 días de la igualdad», que «no se puede patrimonializar por parte de nadie, no se debe capitalizar por parte de nadie, sino que debe hacerse por parte de todos».

Garrido ha subrayado que, con esta iniciativa, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, «se va a convertir en mes, aunque el objetivo es que los 365 días del año se cumpla con este principio, que es esencial, de convivencia y de justicia social», en alusión a la igualdad de la mujer. «Durante todo el mes, estas obras servirán de homenaje a la mujer y nos recordarán la necesidad de avanzar hacia la total igualdad en obligaciones y derechos, sin diferencias retributivas y sin limitaciones en el desarrollo de la carrera profesional, haciendo que el género sea algo indiferente para nuestro desarrollo en todos los ámbitos», ha apuntado Garrido. Asimismo, ha señalado que Metro fue pionero en la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, lo que se plasmará en un libro titulado ‘La Mujer en Metro’ que recorrerá el siglo de historia de este medio de transporte.

Además, dentro de la campaña ‘#muévete’ dedicada a la igualdad de la mujer, se han producido 10.000 fundas para la Tarjeta de Transporte Público con la nueva gráfica, que se repartirán en 10 estaciones de la red. Los meses sucesivos, la campaña se dedicará a la salud, la cultura, los mayores, la lucha contra la LGTBfobia y a favor del respeto a la diversidad, las desigualdades, la inclusión, el maltrato animal, losderechos de la infancia y la solidaridad.

Historiadores y cien años del metro de Madrid

Este jueves 13 de febrero a las 18.00 horas visitará el Museo del Ferrocarril de Madrid el historiador y politólogo Antonio Martínez Moreno para presentar su trabajo sobre la historia del metro de Madrid y su legado patrimonial. Con esta nueva actividad del Museo que son los Encuentros con historiadores ferroviarios, organizados por el Archivo Histórico Ferroviario y la Biblioteca Ferroviaria, se pretende acercar a la sociedad diferentes investigaciones que se están realizando sobre la historia del ferrocarril español, mediante un debate cercano y distendido que facilite la comunicación y el intercambio de ideas.

Antonio Martínez es licenciado en Historia y en Ciencias Políticas y Gestión Pública. Ha cursado el máster “El Patrimonio Cultural en el siglo XXI: Gestión e Investigación” en las universidades Complutense y Politécnica de Madrid. Este joven investigador ha publicado artículos sobre transportes urbanos e historia de Madrid para revistas como ‘Vía Libre’, ‘La Gatera de la Villa’ o ‘Madrid Histórico’, y hace unos meses apareció su libro sobre la construcción de la primera línea del Metro de Madrid, coincidiendo con la celebración del centenario del metropolitano.

En 2019 publicó “El Ferrocarril como elemento cohesionador del territorio. El Metropolitano Alfonso XIII y su impacto en el desarrollo de Madrid” en la Colección “Monografías del Ferrocarril” de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Este estudio, que puede descargarse en pdf desde www.tecnica-vialibre.es, investiga la historia del Metro madrileño y la influencia que tuvo en el desarrollo de la capital, analizando la evolución de los diferentes barrios del Ensanche para comprobar si la llegada a ellos del metropolitano impulsó o no su crecimiento.

En Encuentros con historiadores ferroviarios expondrá sus avances investigadores sobre la historia de la construcción y la puesta en servicio de la primera línea del Metro de Madrid y sus aportaciones al legado patrimonial de la ciudad. Cuando se acaban de cumplir 100 años de la primera línea del metropolitano, la línea Norte-Sur, el autor desvelará detalles sobre el proyecto original, la constitución de la primitiva Compañía Metropolitano Alfonso XIII y la búsqueda de financiación del proyecto, además de las obras de construcción de la línea y el relato de la inauguración oficial, que contó con la asistencia de las más altas autoridades del Estado, encabezadas por el rey Alfonso XIII.

Antonio Martínez describirá también cómo eran las primeras ocho estaciones de Metro, prestando especial atención a la concepción y diseño que de ellas hicieron los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, autores de algunos de los edificios más emblemáticos de la capital. No faltarán referencias a los primeros coches empleados y las ya centenarias Cocheras y Talleres de Cuatro Caminos.

Las fuentes consultadas para este trabajo se dividen en dos grandes grupos, de un lado una serie de documentos originales referentes al metropolitano (memorias de proyectos, planos de estaciones y líneas, memorias de gestión de la Compañía, folletos/libros editados por la Compañía, expedientes de concesión, gacetas…etc.) disponibles en diferentes archivos de titularidad pública, destacando el Archivo General de la Administración y el Archivo de Metro de Madrid. Por otro lado, se han consultado revistas y periódicos de los años 20 y 30 y algunas publicaciones modernas como libros y tesis doctorales, que constituyen fuentes secundarias y que han permitido profundizar y enriquecer la visión sobre el objeto de la investigación.

Deficiencias en la estación Hospital del Henares

“Grietas, paredes abombadas y techos desplazados”. Todo un cúmulo de despropósitos. Y para muestra, mejor una detallada descripción de los problemas. Solidaridad Obrera denunció ante Inspección de Trabajo los “graves desperfectos” que presentaba la estación de Hospital del Henares, cerrada desde el pasado cinco de febrero por Metro de Madrid, al apreciar desperfectos en las instalaciones, como inclinación de paredes, problemas en la estructura de una escalera y grietas en cuartos interiores. Esta organización sindical remitió un informe el pasado 5 de junio que recopilaba un reportaje fotográfico de varias deficiencias en las instalaciones. Así se detallan diversos problemas en el cuarto de operador, un aseo femenino para el personal de la estación y el cuarto de equipos, recomendado a los empleados no entrar por “peligro de derrumbe”.

También recogía filtraciones de agua que provocaban la aparición de sal en una de las estancias y una grieta de grandes dimensiones en los azulejos de la cabina de andén 1. Además, relata que en otra instancia encontraron tornillos desplazados. En las escaleras 7 y 8, el sindicato apreciaba “desperfectos notables por los desplazamientos” y con la estructura baja de la escalera “muy desplazada”. “Parecen sometidas a una tensión excesiva, la pared de ladrillo es el cuarto de maquinistas, que presenta multitud de grietas”, prosigue el informe de Solidaridad Obrera. Otra de las imágenes captadas en la bóveda de la estación donde se aprecia una sección con considerable presencia de sales a causa de las filtraciones, que llegan incluso a la catenaria. A su vez, adjunta otra instantánea donde se reproduce una viga “doblada” por los movimientos.

En un comunicado, expone que junto al resto de organizaciones sindicales llevan cinco años poniendo de manifiesto la situación de “deterioro” de la estación del Hospital del Henares, como se comunicó por parte de delegados de prevención en mayo de 2015, también con un dossier fotográfico. “La dirección de Metro de Madrid no ha realizado actuaciones preventivas hasta este último año”, ha lamentado Solidaridad Obrera para agregar que fue en junio, a raíz de una denuncia, cuando Inspección de Trabajo realizó una visita a la mencionada estación, el pasado 10 de junio. Se trata de un nuevo frente entre los trabajadores de Metro Madrid y la empresa, después de las muertes por amianto de varios exempleados.

Entiende que el cierre “repentino” de la estación revela que el “grave riesgo” en el que se encontraban los trabajadores de la citada estación. “En apenas seis meses, el control exhaustivo que se reivindicaba sobre las instalaciones para poder prestar servicio sin riesgo alguno, ha concluido que no es segura, por lo que queda demostrado que el deterioro que intentaban esconder es realmente muy grave“, ha desgranado. Por otro lado, ha agregado que desde el principio la estación del Hospital del Henares estaba “mal construida” por “imposición política”, al seguir los “caprichos” de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

“Ahora se deben depurar responsabilidades, que expliquen el enorme agujero económico que deja una estación que no tiene apenas afluencia de viajeros”, ha relatado para añadir que, según los datos de la propia empresa, es la estación que menor afluencia con menos de 500 viajeros al día usando su entrada.

Desde la compañía indicaron ayer que la estación permanecerá cerrada durante un periodo aproximado de 10 meses y se va a desplegar un servicio alternativo de autobús con frecuencia de 15 minutos que conectará esta parada, la última de la línea, con la estación del Henares sin coste adicional para los usuarios. El suburbano madrileño ha señalado que se trata de unas obras de refuerzo funcional de la propia estación y del terreno, que han sido recomendadas por un informe técnico elaborado por una empresa externa. A raíz de este informe, Metro ha decidido en base a esos criterios técnicos cerrar esta estación de la línea 7B, que tradicionalmente ha tenido incidencias, para favorecer el desarrollo de las obras.

El metro de Barcelona estrena estación

El metro de Barcelona llega desde este sábado a la Zona Franca gracias a la nueva parada de la línea L-10 Sur, que se prevé que usen 3.600 viajeros al día y que supone un primer paso para conectar este polígono industrial con la ciudad. Se trata de la octava estación de la L-10 Sur, la primera estación elevada de la red de metro y ha comportado una inversión de 40 millones por parte de la Generalitat.

En el acto de inauguración, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha alabado el trabajo del Govern por haber inaugurado 5 estaciones de metro durante esta legislatura y ha avanzado que el primer trimestre del año que viene se inaugurará otra de las tres previstas en esta línea de metro (Port Comercial, Ecoparc y ZAL/Riu Vell).

La estación se encuentra en la calle A de la Zona Franca, entre las calles 1 y 2, el lado más próximo a la ciudad. La inauguración ha reunido también al vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otras autoridades. La de la Zona Franca, que se abre ya al público, es la primera estación en abrir las puertas de las cuatro construidas en el viaducto de la calle A, que hasta ahora se usaba como un ramal técnico para que los trenes entraran y salieran de su base de mantenimiento.

Esta es la tercera ampliación de la L10 Sur, inaugurada en septiembre de 2018 con cinco estaciones, de Foc en Collblanc. Con la prolongación de la Zona Franca, la línea pasará a tener 6,1 kilómetros de longitud. La primera ampliación de la L10 se hizo a principios de marzo del 2019, con la apertura de la estación de Provençana. A finales de noviembre se sumó la de la Ciutat de la Justícia. Con esta nueva ampliación de la línea, la red de metro se ampliará hasta los 122,3 kilómetros y 159 estaciones. De estos, 34 kilómetros y 32 estaciones tienen líneas de funcionamiento automático sin conductor, como la L10 Sur.

“Trabajar para las personas ha sido el objetivo de esta legislatura. Esto significa trabajar por su movilidad”, ha asegurado el president, que ha subrayado que los presupuestos de la Generalitat para 2020 incluyen una partida de 1.577 millones de euros en movilidad, unos 230 más que en las cuentas en vigor. Por su parte, Colau ha celebrado la apertura de esta parada de metro como una “conquista vecinal, para la cohesión social y territorial y en la lucha contra la emergencia climática” -se estima que permitirá ahorrar 256 toneladas de CO2 al año-. Asimismo, ha destacado que ayudará a resolver el “aislamiento” y la “injusticia” que sufren de los barrios de la Marina y la Zona Franca en materia de movilidad.

“Por fin llega el metro a TMB”, ha ironizado la alcaldesa, que ha destacado que la nueva estación permitirá a muchas personas, entre ellos los trabajadores de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), que tiene su sede central en la Zona Franca, llegar a sus puestos de trabajo en transporte público.

En su intervención, Calvet ha insistido que durante esta legislatura el Govern ha trabajado mucho en el ámbito de la movilidad y ha señalado que “lo que queda de legislatura debe servir para continuar haciendo y desplegando esta ambición”. La L-10 Sur tiene un tramo común con la L9 Sur y conecta con la L1 y la L5 del metro de Barcelona. El polígono de la Zona Franca acoge un total de 164 empresas industriales, logísticas y de servicios en las que trabajan unas 20.878 personas.

Metro Bilbao acaba 2019 con cifras de récord

Metro Bilbao superó en 2019 la barrera de los 90 millones de viajes en sus dos líneas, lo que supone un nuevo récord histórico y un incremento del 1,84 % respecto al año anterior. A punto de celebrar su 25 aniversario (en noviembre), Eneko Arruebarrena, director gerente de Metro Bilbao, destaca que, pese a la carencia de eventos multitudinarios, se registró la cifra de 91.569.397 viajeros, gracias a los usuarios habituales del servicio, lo que supone 1.650.587 más que en el 2018, cuando se contabilizaron 89.918.810 viajes.

El viernes 29 de noviembre, celebración del evento consumista Black Friday, Metro Bilbao alcanzó el récord del año con 346.011 validaciones en un día. El promedio diario de validaciones en una jornada laboral superó la cifra de las 300.000, situándose en 301.130, y se constató un incremento sostenido en todas las horas punta del día, matinal, mediodía y tarde. También se ha obtenido en 2019 la mejor marca del día de Nochebuena con 24.946 viajeros, casi 2.000 viajes más que en 2018, y nuevos récords en las estaciones más utilizadas: la del Casco Viejo con 7.232.583 viajes, la de Moyua, con 6.417.231 validaciones; la de Indautxu, con 6.293.266, y la de San Mamés, con 6.233.913.

Por líneas, la 2, que enlaza con la Margen Izquierda de la ría de Bilbao, fue la más usada, con el 40,67 % de las validaciones, seguida del tramo común que discurre por el centro de Bilbao, con el 30,35 % de la Línea 1, que discurre por la Margen Derecha, utilizada por el 25,14 %.

En cuanto a la valoración que su clientela realiza del servicio la puntuación obtenida ha sido la de 8,35 puntos sobre un total de 10. En este aspecto cabe mencionar que es la más alta obtenida desde el año 2010 (8,36). Entre los ítems mejor valorados están: la limpieza de las estaciones (8,75), la puntualidad (8,44) y la rapidez (8,39) hasta un total de 10 en los que se supera la puntuación de 8. En la encuesta realizada en noviembre del 2019 el 96% declara su orgullo como persona usuaria de Metro Bilbao.

Doha tiene ya listo el metro del mundial

Todas las líneas del Metro de Doha están ya abiertas al público, dos años antes de que se celebre el mundial de fútbol. La red completa de metro tiene tres líneas -roja, verde y dorada- con 79 kilómetros de longitud y 37 estaciones. El metro unirá los estadios donde se jugará la Copa Mundial de la FIFA 2022. Las fases futuras incluirán la introducción de una línea adicional (Azul) y la expansión de las existentes, con más de 60 estaciones adicionales, y la primera expansión se completará para 2026, con 217 kilómetros.

El contrato de 20 años adjudicado en diciembre de 2017 por Qatar Rail cubre la operación y el mantenimiento de toda la red de metro, así como la red de tranvías de Lusail, cuya apertura está prevista para 2020. Se trata de la primera red ferroviaria urbana del país y es una pieza clave del ‘Qatar Vision 2030’, un plan estratégico establecido por el gobierno qatarí que tiene como objetivo aumentar el atractivo de Doha mediante la diversificación y mejorar las opciones de movilidad compartida.

El metro ya es medio de transporte habitual entre los qataries, acostumbrados a moverse en sus coches particulares, algo que debido a la expansión del país cada vez se hace más dificultoso por el tráfico. Una inversión de 36.000 millones de euros ha servido para enterrar el 80% de la línea férrea. Los trenes pueden alcanzar los 100 kilómetros hora y no hay conductor. Para la Copa del Mundo habrá 110 vehículos y el tiempo de intervalo entre uno y otro será de apenas dos minutos en los momentos de más demanda de pasajeros. Cuentan además con red wifi y coches para las familias con mujeres y niños.

Por sólo 50 céntimos de euro, los que cuesta el billete más sencillo, el objetivo es que todos los aficionados se muevan en este nuevo medio de transporte ante el tráfico y restricciones que habrá en los accesos a los estadios, sistema que ha resultado ya un éxito en el Mundial de clubes que acaba de celebrarse en Doha, ya que prácticamente todos los hinchas de Flamengo o Liverpool, los dos equipos que se midieron en la final, utilizaron el metro para llegar al encuentro jugado en el Khalifa Stadium.

Ocho serán los recintos que serán sede del Mundial, todos ellos en construcción menos el Khalifa. Pese a que la temperatura en el mes de enero es ideal, unos 20 grados aproximadamente, todos ellos estarán climatizados por lo que se seleccionarán las condiciones en la que se disputará cada partido. Cinco sedes tendrán estación de metro. En 50 minutos podrá trasladarse del Khalifa Stadium, el estadio referencia al ser el más antiguo, de hecho el único que no será nuevo, al Lusail Stadium, uno de los que está en construcción y que será sede de la final. De los ocho estadios cinco (Lusail, Khalifa, Ras Abu Aboud, Education City y Al Rayyan) tienen esa parada en la puerta del recinto, pero los otros tres contarán desde la más cercana con lanzaderas en forma de líneas de ‘shuttle’ bus comunes.

El traslado desde el estadio de Lusail (estación Lusail) hasta el Khalifa Stadium (parada en Sport City) obliga a un transbordo, pero aun así el trayecto se cubre en poco menos de una hora. Se utiliza la línea roja con intercambio a la dorada en la estación Msheireb. Se hace en cualquier caso con comodidad, porque los vagones son espaciosos y los asientos grandes y acolchados.

Con el metro será posible ver más de un partido en directo al día. Las dos sedes más alejadas de Qatar 2022 (Al Bayt y Al Wakrah) están separadas por 55 kilómetros, pero mediante metro y shuttle se podrá realizar este trayecto en una hora. Será de los más largos.