Archivo de la categoría: metro

Metro Madrid, abierto 24 horas el 1 de julio

Metro abrirá sus líneas centrales 24 horas el próximo 1 de julio, día en el que tendrá lugar la manifestación reivindicativa del orgullo gay por las calles de la capital. El Consejo de Gobierno asegura que el transporte metropolitano permacerá en funcionamiento las 24 horas del sábado 1 de julio al domingo 2 de julio, fecha principal del World Pride, en las líneas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7A, 8, 9A, 10A, 11 y Ramal. Además se establecerá un refuerzo durante el resto de los días de las ocho líneas del suburbano que recorren el centro de Madrid.

Solo mantener abierto el metro ese día costará alrededor de 400.000 euros, ya que se deberán pagar horas extra a los conductores de trenes, trabajadores que están en las estaciones y vigilantes de seguridad además de todos los gastos que conlleva como luz y limpieza. Concretamente, Metro el 1 de julio abrirá todas las líneas, de la 1 a la 11 así como el Ramal que une Ópera con la estación de Príncipe Pío. Eso sí, en las líneas 7, 9 y 10 solo habrá servicio 24 horas en la zona A y no en las zonas fuera del centro de la capital como B1, B2 y B3. Tampoco abrirán 24 horas las tres líneas de Metro Ligero.

La medida no es firme y peligra por la amenaza de huelga de los trabajadores del suburbano. El Ayuntamiento ha instado a la Comunidad de Madrid y al Sindicato de Maquinistas a alcanzar un acuerdo para evitar el paro en el suburbano entre el 28 de junio al 2 de julio, coincidiendo con el World Pride. El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, expresa su deseo de que ambas partes “se sienten” para resolver el problema porque Madrid -ha comentado- “necesita la apertura del Metro a pleno rendimiento” durante esos días y especialmente en la noche del sábado 1 de julio, día de la marcha reivindicativa. “Insto a la generosidad de las partes, que seguro que la pueden tener, porque es un acontecimiento de ciudad de una enorme transcendencia”, explica.

El pasado mes de mayo, el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) anunció la convocatoria de huelga del 28 de junio al 2 de julio, los días principales del Orgullo Gay. Reclaman el reconocimiento de la categoría profesional de ‘Maquinistas de Tracción Eléctrica’ para que así la Seguridad Social pueda acreditar las enfermedades derivadas de su puesto de trabajo. Por el momento la Comunidad de Madrid no ha anunciado negociaciones para evitar la huelga y lo ha calificado todo de “farsa”.

La celebración del World Pride Madrid 2017 atraerá a partir del próximo viernes a millones de personas a la ciudad, consolidada como uno de los principales destinos mundiales de turismo gay por su clima, su oferta turística y, sobre todo, su espíritu “abierto y tolerante” con la comunidad homosexual. El perfil de este tipo de turistas es muy diverso, aunque la mayoría tienen una edad comprendida entre los 28 y los 40 y gastan hasta un 35% más que un turista convencional, tal y como apunta Alonso, que también es responsable de la Asociación de Empresas y Profesionales para Gais y Lesbianas de Madrid (AEGAL). Madrid también se blindará policialmente para garantizar la seguridad.

Metro Madrid también anuncia la supresión de los billetes de papel a partir del próximo 7 de julio. El consejero de Transportes, Pedro Rollán, había anunciado en marzo que se eliminarían en 2018, pero la Comunidad de Madrid ha decidido adelantar esa fecha. A principios de mes Metro lanzará la nueva tarjeta Multi. En estas tarjetas tipo ‘monedero’, que podrán ser anónimas o personalizadas, se podrán recargar los títulos y permitirán al usuario beneficiarse de descuentos. Se podrá adquirir en estaciones y estancos, costará 2,5 euros y tendrá una vida útil de diez años. La Comunidad espera conseguir con la implantación de esta tarjeta sin contacto unos ahorros anuales de unos 230.000 euros al suprimir el coste del papel. En el caso de los títulos individuales y de diez viajes, estas tarjetas permitirán que las familias numerosas y colectivos con algún tipo de discapacidad puedan beneficiarse de los descuentos con esa tarjeta.

Y con este van seis…paros en Barcelona

El servicio del Metro de Barcelona volverá a registrar paros este lunes en la que será la sexta jornada de huelga en ocho semanas, con paros de dos horas por cada turno: de las 7.00 a las 9.00 horas; de las 16.00 a las 18.00, y de las 20.30 a las 22.30. Los paros, convocados por los trabajadores para incluir sus exigencias en el convenio colectivo, tendrán unos servicios mínimos del 40% en las horas punta por la mañana y por la tarde, mientras que entre las 20.30 y las 22.30 habrá unos servicios del 20%.

La mediación de la Dirección de Relaciones Laborales de la Generalitat ha elaborado un documento al no haber logrado un acuerdo tras más de 80 reuniones, y la dirección se mostró dispuesta a aceptarlo si el comité de empresa lo sometía a votación, algo que todavía no ha hecho. El presidente Metro de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Marc Grau, aseguró el viernes que la dirección de la empresa ha “superado sus límites” para tratar de acordar un convenio colectivo, por lo que no tiene más margen de maniobra, y exigió al comité de empresa más esfuerzo para alcanzar un acuerdo.

La dirección de TMB y la plantilla negocian el convenio colectivo desde otoño de 2015, momento desde el que los trabajadores han convocado diversas jornada de huelga, coincidiendo algunas con grandes eventos, como el Mobile World Congress de 2016 y el Primavera Sound del mismo año.

La plantilla del Metro de Barcelona avalaba este jueves al comité para continuar con los paros convocados para todos los lunes laborables. Los sindicatos han convocado a los trabajadores a varias asambleas informativas en turno de mañana y tarde para explicarles en qué punto se encuentra la negociación con la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y la propuesta que presentó la semana pasada Treball para desencallar el conflicto. El presidente del comité, Miguel Ángel Ribas, explicaba que aunque en las asambleas “no se ha puesto nada a votación”, todo el mundo ha estado de acuerdo en continuar con el calendario de paros indefinidos, al valorar negativamente la propuesta de mediación de la Generalitat. De esta manera, este lunes, día 12, el metro de Barcelona vivirá una nueva jornada de huelga, la sexta, con un par de horas de paros por turno.

La negociación del convenio colectivo enfrenta a sindicatos y dirección desde hace un año y medio. Pese a las más de ochenta reuniones realizadas –entre la fase de negociación directa y la de mediación con Treball– las dos partes no acercan posiciones. El calendario de paros –cada lunes– es indefinido y el tiempo corre a favor de la plantilla. La polémica por la opacidad salarial en los altos cargos de TMB fuera de convenio, que podría regresar en las próximas semanas por la publicación de nuevos datos, así como la fórmula de tres paros de dos horas –que reduce la afectación salarial– contribuye sin duda al mantenimiento de la huelga.

“Ahora más que nunca hay que demostrar a la empresa y a la mediación que no nos rendimos, que seguiremos haciendo huelga con seguimientos ejemplares el tiempo que haga falta para conseguir un convenio digno”, asegura CGT, el sindicato mayoritario en el comité, en la última hoja informativa que ha repartido a los trabajadores. Miguel Ángel Ribas ha remarcado que la plantilla está unida y ha lamentado que no sea posible llegar a un acuerdo con el gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, un escenario que nadie del sindicato pensaba que pudiera darse.

La dirección de la empresa pública metropolitana lamentaba que el comité de empresa “no haya dado voz a la plantilla” sometiendo a votación la propuesta de Treball, como ya reclamó con la propuesta que presentó la empresa hace más de un mes. “Los artículos y disposiciones redactados por los mediadores se unirían al resto de artículos acordados anteriormente para constituir un convenio colectivo de Metro que aporta sensibles mejoras económicas, organizativas, sociales y de contratación para la plantilla”, defiende TMB.

Quinto lunes de paros en el metro de Barcelona

El Metro de Barcelona volverá a verse afectado este lunes por paros del servicio de dos horas por turnos, en la que será la quinta jornada de la huelga convocada por los trabajadores para incluir sus exigencias en el convenio colectivo y que empezó el lunes 24 de abril. Los paros en las horas punta -de las 7.00 a las 9.00 y de las 16.00 a las 18.00 horas- tendrán unos servicios mínimos del 40%, mientras que el paro de entre las 20.30 y las 22.30 horas los tendrá del 20%, los mismos que en los anteriores lunes con huelga.

La dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y la plantilla negocian el convenio colectivo desde otoño de 2015, momento desde el que los trabajadores han convocado diversas jornada de huelga, coincidiendo algunas con grandes eventos, como el Mobile World Congress de 2016 y el Primavera Sound del mismo año. Los responsables de TMB destacan que la pasada semana no se produjeron avances significativos en la negociación -algo que sí ocurrió la anterior semana-, y criticó que “la voluntad negociadora de la empresa topa con el inmovilismo del comité de huelga”.

Las principales diferencias entre ambas partes se centran en el incremento salarial, limitado por los Presupuestos Generales del Estado (PGE); la vigencia del convenio, ya que la empresa lo pide hasta 2019 y lo sindicatos para 2018, y la organización, con la creación de dos turnos más.

La empresa explica que ya ha ofrecido el máximo que permite la Ley de Presupuestos Generales del Estado para los entes públicos, lo que equivale a un incremento superior al 7% en cuatro años, pero los trabajadores reclaman mayores subidas. El comité argumenta que las diferencias que los separan todavía son muy importantes y que es necesario avanzar más antes de que se pueda llevar un preacuerdo sobre el convenio colectivo a la asamblea de trabajadores. Los sindicatos aseguran que entre los obstáculos principales para un acuerdo se encuentran las externalizaciones de servicios y la resistencia de la dirección a ampliar la plantilla de Metro.

En esta quinta jornada volverán a producirse paros en diferentes franjas horarias de mañana, tarde y noche, en las que los servicios mínimos serán del 40% en horas punta y del 20% en las horas valle y se volverán a registrar nuevas aglomeraciones en las estaciones más frecuentadas.

Nuevo paro en el metro de Barcelona

El servicio de Metro de Barcelona volverá a verse afectado este lunes por una huelga parcial de los trabajadores, que reclaman incluir sus exigencias en el convenio colectivo, con paros de dos horas en cada turno: de las 7.00 a las 9.00; de las 16.00 a las 18.00, y de las 20.30 a las 22.30 horas. Los paros, dentro de una huelga indefinida convocada para cada lunes no festivo, contarán con unos servicios mínimos decretados por la Generalitat del 40% entre las 7.00 y las 9.00 y entre las 16.00 y las 18.00 -por ser horas puntas-, mientras que serán del 20% entre las 20.30 y las 22.30.

La dirección y la plantilla negocian el convenio colectivo desde otoño de 2015, momento desde el que trabajadores han convocado diversas jornadas de huelga, algunas coincidiendo con grandes eventos, como el Mobile World Congress de 2016 y el Primavera Sound del mismo año.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) recomienda a los ciudadanos evitar usar el Metro buscando transportes alternativos y planificar los desplazamientos, y ha destacado que, durante esta semana de reuniones con mediación, ambas partes han acercado posturas, y están “trabajando sobre un texto cada vez más acotado“.

Las otras tres huelgas -los lunes 24 de abril, 8 y 15 de mayo- se desarrollaron sin incidentes, aunque tuvo que regularse la afluencia de pasajeros en las estaciones de la Sagrera y la Sagrada Família por aglomeraciones en el primer paro, y en Diagonal en la tercera huelga. Sin embargo, los paros causaron aglomeraciones en los andenes y obligaron a realizar regulaciones de pasajeros en algunas estaciones para garantizar la seguridad.

Las dos partes enfrentadas están trabajando alrededor de un documento entregado la semana pasada por la dirección y que los sindicatos consideran insuficiente. Entre los obstáculos principales para un acuerdo, destacan las externalizaciones de servicios y la resistencia de la dirección a ampliar la plantilla de Metro. Cualquier eventual preacuerdo deberá ser ratificado por las asambleas de trabajadores antes de ser aceptado.

Los sindicatos y la dirección del Metro superan ya las 70 reuniones para intentar acordar un convenio colectivo en una negociación que se inició hace ya más de un año y medio. En la última sesión celebrada este viernes, con la mediación de la Generalitat, se han acercado posiciones en algunos de los asuntos tratados, aunque ha sido insuficiente para desconvocar los paros, según informa UGT.

El metro sufre aún problemas en Granada

A escasos días para su inauguración, el metro de Granada sigue detectando problemas. Los trenes acumulan ya más de 2.700 kilómetros recorridos en la fase de pruebas dinámicas que se inició el 24 de febrero para cubrir la totalidad del trazado entre Albolote y Armilla. En los numerosos recorridos de las unidades se siguen registrando “incidencias” vinculadas a ocupaciones indebidas de la plataforma y al paso de vehículos privados en cruces cuando la señalización viaria no habilita al tráfico rodado. La Junta de Andalucía aún no ha anunciado el día previsto para inaugurar esta infraestructura, aunque la última fecha prevista era “medidos de mayo”.

El dispositivo que desarrolla las pruebas dinámicas del metropolitano de Granada tuvo que simultanear la semana pasada las actividades formativas con el personal del servicio de operación recientemente contratado y la circulación de trenes. En el transcurso de esta semana se va a intensificar el paso de las unidades por la traza, con una ampliación horaria de estos ensayos en los próximos días”, según informa la delegada de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo. Esto hace prever que la inauguración sufrirá un nuevo retraso.

Desde el punto de vista de la evolución de las pruebas, los datos de la pasada semana arrojan dos situaciones de ocupación indebida de la infraestructura del metro ligero. En concreto, se debió al paso de peatones en el paso inferior junto a la parada de Sierra Nevada y otra por la circulación de un camión de bomberos en la plataforma anexa a la parada de ferrocarriles. Igualmente, y también en la parada de Sierra Nevada, se han producido dos episodios de vehículos que no atendieron a la señalización viaria que en ese momento habilitaba el paso del tren, aunque en ningún caso se produjo incidente, informa en una nota el Gobierno andaluz. También hay conductores que, pese a que el metro está en pruebas desde el 24 de febrero, hacen caso omiso a las señales que impiden que los vehículos queden parados en mitad de las rotondas por las que cruza el metropolitano. Las indicaciones amarillas están recién pintadas, pero los vehículos se siguen ‘atascando’ sobre ellas. Problemas que han obligado en varias ocasiones a accionar el freno de emergencia del metropolitano de Granada.

La delegada territorial explica que en paralelo a las jornadas de seguridad vial, siguen las labores pedagógicas de los metro guías en colegios y con asociaciones de vecino. También indica que se va a sumar una campaña de sensibilización, a través de los medios de comunicación “para afianzar a la ciudadanía sobre los hábitos y usos correctos en la convivencia entre los diferentes modos de desplazamientos”.

Precisamente, en relación a las actividades de divulgación que se desarrollan de manera paralela a las pruebas dinámicas, durante la semana pasada más de 220 alumnos de centros educativos correspondientes a los colegios Santa Juliana en la capital y San Miguel en Armilla recibieron la visita de metro guías para recibir sesiones informativas.

El metro de Granada, infraestructura impulsada por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, consta de un trazado de 26 paradas y estaciones a lo largo de sus casi 16 kilómetros de longitud, y de los cuales 2,7 kilómetros discurren bajo tierra a través del eje Camino de Ronda-Avenida de América, en la capital.

Juanes, en el metro de Medellín

El metro de Medellín cuenta ya con un coche muy especial, el que firma el músico Juanes en esta ciudad colombiana en la que se crió y se hizo artista, que está decorado con dibujos de su último trabajo y frases suyas. “¡Ya tengo metro!”, alardea el cantautor cuando vio cómo el vehículo entraba a la estación “Poblado” del metro de Medellín.

Acompañado por una nube de periodistas, camarógrafos, fotógrafos y curiosos que querían inmortalizar el momento, Juanes se subió al metro acompañado por su esposa, sus tres hijos y el alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez. En el interior del convoy continuó disfrutando de los dibujos, de inspiración sideral, que ilustran su último trabajo -“Mis planes son amarte”- que lanzó estos días en la ciudad en que creció. Al lado de esos dibujos que podrán disfrutar todos los que usan el servicio de metro de Medellín a diario, hay fotografías recientes del cantante acompañadas por frases de él que contienen mensajes de amor para su ciudad.

Juanes comenta que está feliz de “ver cómo se ha ido transformado la ciudad”. “Es un avance grandísimo, poder venir a presentar el disco, de Medellín para el mundo. Me llena de emoción, en mi carrera como solista no lo había hecho nunca y es una deuda que tengo pendiente“, subraya. El artista resalta que viaja “constantemente” a Medellín, donde siempre percibe cómo va cambiando todo. “Sigue habiendo muchos problemas sociales porque no es fácil lo que sucede en Colombia, pero el avance ha sido muy grande“, apostilla. Prueba de ese amor que siente por la ciudad, capital del departamento de Antioquia y segunda en dimensión de Colombia, es que Juanes ha inculcado a sus tres tres hijos (Paloma, Luna y Dante) la pasión por una localidad por la que se mueven, con la timidez propia de la edad, como peces en el agua.

El gran acto de Juanes en Medellín continuó con la presentación de “Mis planes son amarte” en un escenario en el que no pudo faltar la alfombra roja. Antes de subir al vehículo hacia la estación Villa Sierra del cable de la Línea H le mostraron su firma en el tren: esa jota que alarga hasta el final de la s con una línea recta sobre la que escribe el resto de su nombre. Puño cerrado de celebración y un grito: “Ya tengo metro”. Uno que va a acompañar a los usuarios con esa fascinación por el cosmos, que es el arte de su nuevo disco. De su experimento. El primer álbum visual de un artista latinoamericano.

En San Antonio hubo un cambio al tranvía de Ayacucho: la primera vez de Juanes y toda su familia allí. El recorrido por la comuna 9 lo sorprendió con grafitis, y a medio camino entre el Centro y la cima de la montaña la travesía continuó en metrocable. En la última estación eran las 10.30 de la mañana. La sonrisa se agrandó: Juanes cerró el trayecto en el mirador, con su hijo al hombro y los ojos clavados en la ciudad. Esa que, como dice el poeta Constantino Cavafis, “irá en ti siempre”. Porque los planes de amor de Juanes sonaron en una noche fría, aunque eso no importó. Era su nuevo disco, en su ciudad. Ahí donde empezó todo. Donde ha dicho él, su corazón permanece.

El municipio de Medellín y el departamento de Antioquia son dueños por partes iguales del sistema de metro y su operación está a cargo de la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá Limitada. El Metro fue el primer sistema de transporte masivo moderno en Colombia y sigue siendo el único sistema de metro actualmente en el país. Está compuesto por dos líneas férreas en servicio comercial (Línea A y Línea B) con una longitud de 31.30 kilómetros y una línea férrea de enlace (Línea C) con una longitud de 3.20 kilómetros, que totalizan 34.50 kilómetros de vía férrea. Cuenta con 27 estaciones en operación, 7 de ellas con integración y todas adaptadas para facilitar el ingreso a personas de movilidad reducida. Posee además tres sistemas de teleféricos, una línea de tranvía (tipo Translohr) y se encarga de la operación de dos líneas de autobuses de transito rápido del sistema Metroplus.

Los trenes que conectan el centro de la capital con el aeropuerto de Barajas vuelven a funcionar

La Línea 8 (la de color rosa) vuelve a estar operativa. Reabrió este miércoles, una semana antes de lo previsto, tras permanecer cerrada desde el 26 de enero por reformas. La Línea 8 tiene un recorrido de 16,5 kilómetros con ocho estaciones que conducen desde Nuevos Ministerios, en el centro de Madrid, hasta la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Pero la línea 8 no solo lleva al aeropuerto, también a Ifema, el recinto ferial en el que se celebran los grandes congresos de Madrid.

Las obras de reforma le supusieron una inversión de 20 millones de euros a la Comunidad. Los trabajos se centraron en la reparación de la plataforma de vía mediante inyecciones y muros de hormigón transversales, además de la reparación del canal central de drenaje y de las canaletas transversales. También se han cambiado los tacos de vía elásticos, que habían quedado obsoletos, por placas de fijación directa en todo el tramo afectado y se han rehabilitado las galerías de evacuación del tramo Mar de Cristal-Campo de las Naciones. Asimismo, se ha consolidado un pozo ubicado entre Campo de las Naciones y Aeropuerto T1-T2-T3 para eliminar filtraciones y evitar posibles desprendimientos en dicho pozo. Las obras se producen para mejorar zonas de la canaleta central, arreglar filtraciones y renovar las fijaciones y mejorar también la infraestructura de la plataforma de vía.

La línea cuenta con una media de 45.000 viajeros diarios. Es la línea más rápida de toda la red y en ella los trenes pueden llegar a alcanzar una velocidad de 105 kilómetros por hora. En 2001 se convirtió en la primera línea del Metro electrificada a 1.500 voltios. Las obras se aceleraron para intentar que la línea estuviera reabierta para la Semana Santa, días con mayor volumen de viajeros.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3010485/0/reabre-linea-8-metro-hasta-aeropuerto-adolfo-suarez-madrid-barajas/#xtor=AD-15&xts=467263

La estación de Cercanías de la Terminal 4 duplicó sus viajeros durante el cierre de la línea 8, alcanzando los 760.000 usuarios. Esto supone un incremento del 120% respecto a las mismas fechas de 2016, según Renfe.

Durante el periodo de obras la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) dispuso de tres líneas especiales de autobús gratuitas para sustituir el servicio de la línea 8. El sistema, similar al empleado durante el cierre de la línea 1 en 2016, cubría los trayectos entre las estaciones de Colombia y Pinar del Rey; entre Mar de Cristal, Aeropuerto T1-T2-T3 y Barajas; y entre Mar de Cristal y Aeropuerto T4. Los autobuses pasaban cada seis y 15 minutos, en función de la línea. Desde el día 12 este servicio dejó de funcionar.

Desencuentro en Metro Madrid

El sindicato de maquinistas de Metro de Madrid ha anunciado este jueves nuevos paros para la vuelta de Semana Santa, el próximo lunes 17 de abril, entre las 5.50 y las 8.30, al considerar que la empresa se niega a negociar. Los maquinistas mantienen su reclamación para que se reconozca su categoría ante la Seguridad Social “y no sólo en los papeles de forma simbólica”, ya que siguen considerados como personal no cualificado, a pesar de tener que pasar unas pruebas a nivel y tener una alta responsabilidad diaria.

Los conductores recuerdan que los paros de marzo fueron desconvocados como “acto de buena fe”, ya que era la condición del Gobierno regional para sentarse a negociar. Sin embargo, los maquinistas destacan que ni la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ni el consejero delegado de Metro, Borja Carabate, acudieron a una reunión organizada por la empresa, lo que demuestra, a su juicio, “que ninguno de los dos se ha preocupado por entender el conflicto“.

Desde el sindicato indican que el próximo lunes “la táctica de Metro de Madrid será la misma que en los pasados paros”, con más trenes para las líneas de más afluencia y menos en las zonas de la periferia. “Además de hacer distinciones entre los usuarios de Metro, intentarán engañar al ciudadano y boicotear la huelga para que se note lo menos posible”, añaden los maquinistas, que señalan que “se impondrán servicios mínimos abusivos de hasta el 67%”, que implica dejar líneas con 29 trenes y otras con tendrán entre 2 y 9 trenes.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pidió el lunes al sindicato de Maquinistas de Metro que “reflexione” sobre el Metro y los motivos reales de la huelga. “Pediría al sindicato de conductores que de verdad reflexione y no perjudique a los madrileños con una conducta que nadie entiende en un momento en que se acaba de firmar un convenio aceptado por todo los sindicatos de Metro. No comprendemos esta actitud que están manteniendo”, señalaba.

La titular del Gobierno regional también recordó que hay un proceso para contratar 590 nuevas personas a lo cual se unen los 360 conductores nuevos que ya están trabajando”. “El compromiso en materia de persona y de mejoras de personal es evidente”, concluyó.

Metro de Madrid ha achacado la convocatoria de estos paros por parte del Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro al despido de uno de ellos, el segundo en menos de tres meses, acusado de abandono de servicio y desobediencia en el trabajo, tras haber desalojado a los viajeros del tren “contraviniendo la normativa laboral interna”. Por su parte, el sindicato lo ha negado.

Metro Bilbao pone en marcha la línea 3, que atiende EuskoTren para una población de 70.000 personas

Metro Bilbao ha inaugurado este sábado su línea 3, que atenderá a una población de más de 70.000 personas y dará servicio a los barrios de la zona norte de Bilbao, además de facilitar la conexión con Txorierri, Durangaldea y Urdaibai. Tras los actos institucionales, el nuevo trayecto se ha abierto al público, con carácter gratuito hasta las ocho de la tarde. La nueva línea se ha puesto en marcha con un viaje inaugural en el que han participado numerosos representantes institucionales, entre ellos el lehendakari, Iñigo Urkullu; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; y el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto; además de los consejeros de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia; y de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola; y la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui.

La Línea 3 del Metro estará operada por Euskotren y ofrecerá conexiones cada 7,5 minutos entre Etxebarri y Matiko, para atender a una población de más de 70.000 personas. El trazado de esa línea de unos 5.885 metros contará con siete estaciones desde San Antonio, en el municipio de Etxebarri, para entrar en Bilbao por Otxarkoaga, siguiendo por los barrios de Txurdinaga, Zurbaranbarri, Casco Viejo, Uribarri y finalizar en Matiko.

Las obras de la Línea 3 ha contado con un presupuesto de 279 millones de euros, sufragados por la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno vasco. Estas obras suponen, además, la convergencia de todas las líneas de Metro Bilbao y las líneas de cercanías de Euskotren. La nueva línea dará servicio a los barrios del norte de Bilbao y también facilitará la llegada al centro de la capital desde Bermeo, Durango o Eibar. También permitirá una nueva conexión ferroviaria del Txorierri con el resto de la red métrica a través del nuevo Túnel de Artxanda, también en ejecución.

El lehendakari, el diputado general y el alcalde han accedido a la nueva línea por la estación de Matiko, y lo han hecho usando cada uno de ellos una de las tres tarjetas de transporte de los tres territorios vascos, la alavesa Bat, la guipuzcoana Mugi y la vizcaína Barik. El trayecto ha concluido en la estación de Otxarkoaga, donde han pronunciado los discursos inaugurales, que han concluido con un minuto de silencio por el atentado de Estocolmo.

El acto institucional ha contado con la interpretación del ‘Agur Jaunak’ por parte de la Coral Bilbaína, así como de la puesta en escena por parte del grupo de teatro local Aullidos de Otxar de un breve fragmento de la obra ‘La vida en una maleta‘, que trata sobre la llegada a Otxarkoaga en 1950 de personas procedentes de otras comunidades autónomas.

El lehendakari ha comenzado su intervención con un recuerdo al primer trabajador fallecido durante la construcción del Metro, Enrique Borja. Además, ha destacado que el Metro muestra el “valor de un proyecto común y un trabajo compartido” en un “país pequeño, con recursos limitados, ambicioso, abierto y compartido”. “Desde el modelo del Metro, nos corresponde mirar al futuro. Nos toca construir la Euskadi 2030 y pensar cómo debe ser la Euskadi de 2050. El camino es el que se utilizó para construir esta obra de ingeniería. Estamos juntos, tenemos que seguir innovando y buscando soluciones. Trabajar juntos por ese bien común que es Euskadi”, ha remarcado.

También el diputado general de Bizkaia ha destacado la importancia de la colaboración interinstitucional en esta jornada “muy importante” para el territorio, tras unas obras que no han sido “cómodas” pero “necesarias”. Con esta nueva línea, ha subrayado, se ha logrado “una zancada” hacia una Bizkaia “más moderna y al servicio de las personas” y hacia “el objetivo de vertebrar el transporte público de manera más eficiente”. “La calidad de los servicios públicos de transporte en Bizkaia es envidiable, pero no nos conformamos. Seguimos adelante. El viaje continúa y nos esperan más estaciones, más proyectos”, ha indicado Unai Rementeria, que ha señalado “el reto importante de coordinar el transporte por ferrocarril y el servicio público por carretera”.

El alcalde de Bilbao ha considerado esta jornada como “un día histórico para Bilbao” ya que esta línea permitirá dar servicio a los barrios de la ladera de Artxanda y facilitará las conexiones con Txorierri, Durangaldea y Urdaibai. Asimismo, ha destacado que supondrá, también, “una verdadera operación de cirugía urbana que ha permitido recuperar más de 12.000 m2 de zonas urbanas” para el uso de la ciudadanía y dotarse de nuevos elementos mecanicos para facilitar la movilidad. Tras agradecer el “compromiso” de Gobierno vasco y a la Diputación de Bizkaia por su “esfuerzo” en la financiación de esta “obra estratégica para Bilbao, para Bizkaia y para el conjunto del país”, ha pedido a los usuarios del nuevo trayecto que “disfruten y cuiden” de un servicio que es “de todos y para todos”.
<br

(Imagen Manu Cecilio)

Metro Madrid, sin taquilleros

El servicio de taquillero tradicional en las 92 estaciones de la red que aún contaban con esta figura desaparece del metro de Madrid. A partir de ahora son ‘supervisores comerciales’, “no solamente van a atender sus cometidos, sino otros mucho más importantes, como ayudar a los usuarios que lo necesiten a comprar el billete en las máquinas billeteras, asesorarles en cualquier trayecto o facilitarles información que necesiten sin un cristal de por medio. Además, podrán supervisar el estado de las instalaciones de su estación, de tal modo que se podrá agilizar las reparaciones de las instalaciones que lo necesiten ya que podrán avisar a los encargados del mantenimiento de una manera más ágil y rápida en caso de que sea necesario”, informa la empresa.

Desde Metro afirman que culmina así su plan de mejora de atención al usuario con la transformación de las últimas taquillas en un modelo de atención comercial directa. Hasta ahora, el personal de taquilla sólo podía emitir billetes que se pagaran con efectivo, y ya en 2016 Metro obtuvo la mayor parte de la recaudación a través de pagos por medios electrónicos, en concreto, el 52% del total. El modelo ya estaba presente en dos tercios de las estaciones de toda la red. Desde el 1 de abril, las últimas 92 estaciones que aún contaban con taquillas modernizarán su servicio.

El cambio de personal de taquilla a supervisor comercial está consensuado con todos los sindicatos de Metro y aparece como uno de los compromisos que tomó la empresa en el convenio colectivo 2016-2019, firmado por la dirección y los representantes de los trabajadores. El supervisor comercial puede atender al usuario en cualquier punto de la estación. Se trata de un sistema de atención directa y personalizada al cliente, que sustituye a las tradicionales taquillas de venta, sin eliminar puestos de trabajo.

Este cambio no supondrá ninguna reducción de personal, sino la evolución de una figura a otra con el objetivo de ofrecer un mejor servicio al usuario. No en vano, Metro contratará antes de que acabe 2019 un total de 590 nuevos trabajadores, entre los que destacan 350 nuevas plazas de jefes de sector, que ocuparán los puestos de supervisor comercial, por lo que Metro reforzará en los próximos meses la atención directa al usuario no sólo con la culminación de este modelo, sino también con la contratación de más personal dedicado a ello.