Archivo de la etiqueta: lluvias

Saquean un tren descarrilado en Lleida

Varios grupos de personas han saqueado en los últimos días las mercancías del tren de la empresa Continental Rail que descarriló entre Puigverd de Lleida y Juneda a causa de las lluvias torrenciales caídas en las comarcas leridanas a mediados de la semana pasada. Cajas de perfumes, vino, bebidas para deportistas, fertilizantes y pienso para animales son algunos de los productos que diversas personas recogen de los vagones del convoy, que yacen amontonados entre las vías a la espera de su retirada.

Las lluvias torrenciales provocadas por el paso de la Dana en Cataluña dejaron numerosos destrozos en el litoral catalán y también en algunos puntos del interior. La acumulación de agua y las riadas ocasionaron daños graves en la línea de tren Lleida – Picamoixons que conecta la capital del Segrià con la demarcación de Tarragona, provocando el descarrilamiento de un tren de mercancías en la zona de Puigverd de Lleida que en las últimas hora ha sufrido varios saqueos.

Pasados varios días, la llegada de algunos curiosos que en un primer momento se acercaban a la zona para observar los daños de cerca, ha degenerado en el robo de una parte de la carga que llevaban los contenedores del convoy. En las últimas horas, varias personas se han aproximado hasta el punto del accidente y se han ido cargados con cajas de vino, sacos de fertilizante, perfumes de varias marcas e incluso pienso para animales, según detalla el diario Segre.

EL pasado sábado llegó a agruparse tanta gente que los Mossos d’Esquadra tuvieron que acercarse hasta el punto del accidente, aunque optaron por no intervenir ni requisar el material que algunos de los presentes iban cargando en sus vehículos, detalla el propio rotativo. Algunos incluso decidieron llevarse las ruedas del tren descarrilado y cables de la catenaria

Ante esta situación, personal de seguridad privada se ha desplegado en la zona para intentar proteger lo que queda de la carga y evitar sí nuevos saqueos en el tren descarrilado. Fuentes de los Mossos d’Esquadra han explicado que no pueden actuar para evitar las sustracciones si no tienen una denuncia y que, de momento, los responsables de la empresa no les ha informado al respecto.

Desde Renfe también dirigen la responsabilidad de la situación a la empresa del tren, ya que es quien tiene la obligación de custodiar los bienes que transportaba. El descarrilamiento del tren ocasionó el corte de un tramo de la línea de ferrocarril que une Lleida con Tarragona, que se ha suplido con un servicio por carretera.

Las vías asturianas y su escasa atención

Asturias cierra 475 kilómetros de vías por seguridad. «Nunca se llegó a tomar una medida así», aseguran en el sector ferroviario. Lo cierto es que las fuertes lluvias caídas durante el miércoles y jueves obligaron al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) a decretar el cierre de toda la red del área central, desde Muros de Nalón hasta Ribadesella. En las cercanías de ancho convencional (los trenes rojiblancos) el tramo Tudela Veguín-Peñarrubia quedó tomado por el río a las 9.48 horas de ayer, y a las 10.30 ocurrió lo mismo con La Felguera-El Entrego, lo que dejó fuera de juego algo más de 16 kilómetros. La operadora pública está auxiliando a la clientela trasladándola en autobuses desde Tudela-Veguín y El Entrego.

Árboles y postes de catenaria caídos, argayos, trincheras desmoronadas y bolsas de agua impedían el paso de los trenes y hacían la circulación, en otros casos, my peligrosa para los viajeros. Las imágenes hablan por sí solas. En especial en Arobes (Parres) y Cabañaquinta (Aller), con dos tramos de vías que cuelgan, literalmente, del aire. En el primer punto el río Piloña lamió el miércoles el talud que les daba soporte y las lluvias hicieron el resto para que toda la tierra acabara en el cauce. Hay unos 70 metros de carriles y traviesas que han quedado sin apoyo, sobre las aguas. El nivel del río descendió más de un metro, pero su fuerza siguió percutiendo contra el mismo frente, empezando a hundir también la carretera aledaña.

En las proximidades de Cabañaquinta el río Aller desbordó el cauce y se llevó todas las capas de balasto que soportaban la traza de la línea Baiña-Collanzo. La firmeza de las soldaduras y traviesas ha dejado al aire casi 200 metros de vía.

Arreglar ambos puntos exigirá «cuatro o cinco días» en Parres y un par de semanas en Cabañaquinta, según estiman los ingenieros ferroviarios consultados, publica el diario El Comercio. «No haría falta esperar a que el agua baje; en cuanto los equipos estén listos, se puede ir echando escollera ya directamente desde la parte alta del río y así ir desviando un poco su cauce», aclaran. Luego toca completar el muro, recolocar balasto y asentar la vía, alinearla y solo después de ponerla a prueba, reabrir los tramos. «Es el daño más costoso y difícil de reparar», reconocía la delegada del Gobierno, Delia Losa.

El Gobierno asturiano ya detectaba en su Plan de Cercanías de 2017 algunas carencias y problemas importantes en la red ferroviaria. Siete trincheras tenían «riego alto» de desprendimiento, 24 estaban en «medio-alto», y 15 en «medio». Se localizaron 20 terraplenes «registrados como críticos». Había 15 túneles que «requieren actuaciones de reparación urgente», y 14 puentes con daños estructurales de «urgente reparación». Este rosario de deterioros provoca que cada 5,3 kilómetros los maquinistas tengan orden de aminorar para evitar males mayores.

Si bien hay una parte de la red que difícilmente se podría haber protegido de las crecidas, otras pueden estar mejor atendidas, reconocen en el sector. «La mitad de este desastre probablemente es inevitable, pero la otra corresponde a la falta de mantenimiento de taludes que se han venido abajo sin que nadie hiciera nada, trincheras que ya estaban en mal estado y no recibieron refuerzo necesario, o la limpieza de la vegetación de los márgenes, que hay que podarlos para que no caigan», apunta Carlos García, portavoz del colectivo de usuarios Asturias al Tren. Poco se puede hacer en una red que solo tiene entre quince y veinte profesionales para atender las vías.

(Imagen J.M.Pardo. El Comercio)

Un accidente en una zona peligrosa

El descarrilamiento del tren de Vacarisses no ha sido el primero. Desde 2009, tres trenes han descarrilado en este tramo de vías en el que este martes se ha producido el accidente que ha provocado la muerte de un hombre y decenas de heridos, y todos habrían sido a causa de las lluvias. Adif había revisado las vías el día anterior al accidente y los trabajadores ya habían denunciado que la zona era peligrosa por las fuertes lluvias que se acababan de producir.

El accidente se ha producido en la línea R4 entre Vacarisses y Vacarisses-Torreblanca y dos coches se salieron de la vía arrastrando a otros dos. A lo largo de la noche se había producido un desprendimiento y el tren se lo encontró de frente. El desprendimiento de tierra se produjo entre las localidades catalanas de Terrasa y Manresa, a la altura de Vacarisses, El maquinista logró frenar pero no pudo evitar el descarrilamiento. Lo peor, un fallecido. Tenía 36 años, viajaba cerca de una de las puertas que salió despedida y él lo hizo detrás.

El balance de los heridos, según ha informado Emergencias de Cataluña es de 131 personas afectadas de las cuales cinco han resultado heridas graves, 44 leves y 83 ilesas, que han sido trasladadas a a la estación de Terrassa. De los heridos leves, cinco han sido trasladados a diferentes hospitales, tres de ellos a la Mútua de Terrassa y dos al hospital Parc Taulí, en Sabadell.

A pesar de que las intensas lluvias de este otoño se apuntan como una de las causas de la inestabilidad del terreno en el que se ha producido el accidente ferroviario que ha costado la vida a un pasajero en Vacarisses, lo cierto es que esta zona del Vallès Occidental no ha sido una de las más castigadas por los aguaceros de los últimos días en Catalunya. Únicamente el pasado jueves, día 15, se contabilizaron unos registros destacados. Ese día se acumularon en este municipio 93 litros por metro cuadrado.

Las tablas del Servei Meteorològic de Catalunya indican que en lo que va de noviembre, en Vacarisses ha llovido un total de diez días, si bien en muchas de estas ocasiones las precipitaciones han sido mínimas. Aparte de la tromba de agua del día 15, cabe destacar los 19,6 litros por metro cuadrado que cayeron el día 5, los 14,6 del día 9 y los 6,3 litros del pasado domingo.

El presidente del Col·legi de Geòlegs de Catalunya, Ramon Pérez, ha llamado a “intensificar” los controles en terrenos inestables en los que pueden producirse desprendimientos como el que este martes ha causado el descarrilamiento de un tren de la R-4 de Rodalies. En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha dicho que el colegio ha detectado puntos por los que pasan trenes y carreteras “donde puede haber problemas“, por lo que ha pedido a las autoridades competentes que tengan constancia de ello y actúen.

Pérez subraya que “el agua es un catalizador, pero antes de que llueva ya existe el problema”, y ha apuntado que han invitado a Adif a reunirse con ellos para hablar sobre los terrenos inestables que atraviesan vías de tren, pero la empresa ha declinado su propuesta. “En estos momentos aventurar una hipótesis que pueda explicar lo ocurrido me parece muy prematuro”, explica un profesor del Departament d’Enginyeria Civil i Ambiental de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

En estos primeros veinte días de noviembre la precipitación total acumulada es de 142,1 litros por metro cuadrado, una cantidad muy apreciable pero muy alejada, por ejemplo, de los registros de más de 200 litros del pasado fin de semana en poblaciones del Alt Empordà.

Un juez investiga el descarrilamiento en Arahal

El juzgado de instrucción 1 de Marchena (Sevilla) ha abierto diligencias por el accidente de tren ocurrido el pasado 29 de noviembre en Arahal (Sevilla), en el que 37 pasajeros resultaron heridos, y tras recibir el atestado policial pedirá a Renfe y Adif informes sobre el contenido de la caja negra. Según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la titular del juzgado de instrucción de Marchena pedirá a Renfe y Adif varios informes para conocer el estado del tren que cubría la línea entre Sevilla y Málaga que descarriló en Arahal poco después de que la vía fuera reabierta al tráfico tras ser cerrada por la acumulación de agua y barro sobre las mismas.

Además del estado del tren, la jueza pedirá información al operador ferroviario sobre “la influencia en éste de la situación meteorológica, así como el contenido del visionado de la caja registradora jurídica (caja negra) que indicará, entre otros datos, la velocidad” a la que circulaba el tren. Según fuentes judiciales, estos informes tardarán “unos meses” en llegar a juzgado y con ellos la jueza determinará “si hay base jurídica penal para seguir con la investigación” y citar a declarar a testigos y peritos para esclarecer las circunstancias del accidente en el que resultaron heridas 37 personas, dos de ellas de carácter grave.

Un tren de media distancia de la línea Málaga-Sevilla descarriló el pasado miércoles entre las estaciones sevillanas de El Sorbito y Arahal, en la línea de bifurcación de Utrera-Fuente de Piedra, resultando heridas 37 personas, dos de las cuales fueron ingresadas en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla con heridas de gravedad. Los heridos ingresados en el Virgen del Rocío son un empleado de Adif que sufrió una fractura de pelvis y fue intervenido, así como una mujer que sufrió un traumatismo en la columna y que evoluciona también favorablemente tras ser operada “satisfactoriamente”.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) atribuye el accidente a las fuertes lluvias caídas en la zona que anegaron el tramo donde el tren descarriló. Adif dice que es la primera vez, desde su puesta en servicio hace 26 años, que se producía un fenómeno de estas características que acabó por desbordar el río Guadaíra en el término de Arahal. A la espera de las conclusiones definitivas de la investigación interna, y que se remitirán a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) en un plazo de tres meses, “los datos conocidos hasta el momento apuntan a que una gran avenida de agua anegó el cauce y descalzó la vía donde se produjo el descarrilamiento”. Adif continúa con las investigaciones abiertas internamente para esclarecer las causas del descarrilamiento.

Un grupo de afectados por el descarrilamiento del tren ha interpuesto una reclamación colectiva contra Adif y el Ministerio de Fomento, que podría desembocar en un recurso Contencioso-Administrativo. El despacho de la capital hispalense que representa a los cuatro primeros solicitantes, Osuna Abogados, considera que hubo un «mal funcionamiento» del servicio por las fuertes precipitaciones, informa Sur de Málaga.

Ante la situación meteorológica y el escenario de inundaciones que se vivía en el municipio de Arahal, el letrado considera que el tren debió detenerse o andar muy despacio. Según las primeras conclusiones del bufete, «parece ser que nunca se debió acordar que el tren marchase por la vía en las pésimas condiciones en la que se hallaba o, de hacerlo, habría que llevar una velocidad muy reducida. Ninguna de las medidas se adoptó».

Sobre el alegato de Fomento de que el suceso fue por «fuerza mayor», los expertos del despacho Osuna señalan que el supuesto no cumple con los requisitos, en primer lugar, porque no se trata de un suceso ajeno a la propia actividad; y en segundo, porque pudo haberse evitado. Igualmente, se trata de daños que el administrado no tiene el deber jurídico de soportar conforme a la ley. La presunta causa de fuerza mayor, es decir, la lluvia caída en la zona del descarrilamiento, «no libra a la Administración de una posible responsabilidad».

Adif confía en restablecer el servicio de AVE en Girona y los bomberos advierten de nuevos riesgos

efectivos-ejercito-inundacion-tunel-ave-girona

¿Chapuza, imprevisión o fatalidad? Qúedese el lector con la opción que más le plazca, pero supongo que todos estaremos de acuerdo en que una obra nueva -y de tanto presupuesto- el calificativo más oportuno es elprimero. Proabablemente el segundo y el tercero vayan parejos también. No parece de recibo que a estas alturas sigan los túneles inundados. Una nueva motobomba se incorpora a las operaciones de desagüe para alcanzar los dos millones de litros por hora. Bomberos y especialistas de la Unidad Militar de Emergencia esperan resolver en 24 horas los principales problemas.

Por si las complicaciones no fueran suficientes, los bomberos de la Generalitat advierten del riesgo de una nueva inundación del túnel del AVE a su paso por Girona si se confirma la previsión de lluvia para este domingo. El responsable del servicio en Girona, Enric Cano, subraya la necesidad de construir una estructura de contención antes del domingo. “Si volviese a llover como hace una semana entraría otra vez el agua, porque el muro que se ha caído no está reparado“,señala el jefe de bomberos en referencia a la pared que cedió por la fuerza del desbordamiento que se produjo junto al agujero por el que se extraía la tierra durante la construcción del túnel. Adif puntualiza que la función de ese muro que cayó no era la de frenar el agua, mientras que el Ayuntamiento de Girona apunta a ese detalle como clave de la inundación.

En cualquier caso, Enric Cano considera que resulta necesario construir “algún tipo de contención que aguante el empuje del agua” y considera que, antes del domingo, se puede habilitar “una obra provisional, bien hecha, sólida en la base y con contrafuertes que podría garantizar que si llueve no pasará lo mismo”. Así se lo ha comunicado Cano al concejal de Urbanismo de Girona, Carles Ribas, al tiempo que le ha solicitado a Adif que certifique la ausencia de problemas en la estructura del túnel antes de poner el AVE en servicio el próximo domingo como prevé el gestor ferroviario si no surgen imprevistos. “Un tren a baja velocidad, que puede ser 30 kilómetros por hora, podría funcionar perfectamente, aunque todos los dispositivos electrónicos no estén a pleno rendimiento”, explica el jefe de bomberos..

El Ayuntamiento de Girona ha hecho público un informe técnico municipal que reitera la versión del consistorio contraria a la de Adif sobre una insuficiencia de la red de alcantarillado de la ciudad que explicaría el desbordamiento y la posterior inundación. Este estudio apunta como responsable del desastre a una falta de análisis en el proyecto ferroviario de la cuenca urbana de aportación al punto donde se generó el problema. Los técnicos municipales recuerdan que las obras del AVE ya se inundaron en este mismo lugar el 26 de mayo de 2009 y señalan también que el agujero por el que entró el agua no tenía razón de permanecer abierto, ya que la extracción de tierra acabó hace tiempo.

El responsable de comunicación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), el teniente de navío Aurelio Soto, explica que los efectivos de este contingente desplazados a la capital gerundense para colaborar en estas tareas trabajan junto a los bomberos están convencidos de que, “en menos de 24 horas”, la extracción del agua se habrá completado. Soto señala que, posteriormente, se comprobará la cantidad de elementos acumulados en los últimos metros, y destaca la dificultad que ha supuesto en la zona en la que se encuentra la UME bombear el agua desde una distancia de 1.700 metros con un desnivel de 21 metros. Los diferentes efectivos intentan acceder ahora al cuarto de bombas original del túnel para ponerlo en funcionamiento.

También la patronal FOEG interviene en la polémica y exige un mayor control de las obras de AVE dada la fuerte inversión que suponen estos proyectos y que se les dé “el mismo trato de estricto cumplimiento de la normativa que se exige al resto de empresas”.

Cano, que trabaja en las labores de desagüe del tramo afectado, que mantiene desde el pasado lunes fuera de servicio la conexión de alta velocidad entre la capital gerundense y Figueres, así como la conexión con Francia, ha subrayado la necesidad de construir una estructura de contención antes del domingo.

Hasta que no se consiga extraer todo el agua acumulada en las galerías a consecuencia de la inundación del pasado lunes, los técnicos de Adif no podrán comprobar los daños causados en la catenaria y en los equipos eléctricos y de seguridad del AVE, así como el estado en el que han quedado las pantallas de los túneles y hacer una previsión de cuando se podrá volver a reestablecer el servicio.

La línea de alta velocidad entre Girona y Figueres (Alt Empordà), además de la conexión con Francia, sigue interrumpida por cuarto día consecutivo. Renfe desvía a los viajeros del AVE hacia los trenes Regionales desde Girona y en autobuses desde la estación de Figueres-Vilafant hasta la estación del tren convencional de la capital del Alt Empordà. Para las conexiones internacionales, el servicio entre Girona, Figueres y Perpinyà se cubre por carretera.

Las fuertes lluvias anegan el túnel de la estación del AVE de Girona e interrumpen el tráfico de trenes

estacion girona-ave

Un tramo de las vías del AVE en Girona ha quedado inundado este lunes a causa del temporal de lluvias que afecta a la zona, lo que ha obligado a anular todos los trenes AVE y AVANT entre Figueres (Alt Empordà) y Barcelona. No hay por el momento, una previsión de restablecimiento del servicio en dirección norte, según Adif. Los trenes entre Barcelona y Girona circulan desde mediodía. También están cortadas cuatro carreteras de la demarcación.

Las lluvias de entre 60 y 110 litros por metro cuadrado que han caído desde la tarde del domingo en algunas comarcas gerundenses tuvieron especial repercusión en las vías de la estación del AVE, situada en el centro de la capital gerundense, que quedaron completamente anegadas. Desde entonces se ha estado trabajando para poder achicar el agua. Adif informaba a primera hora de la mañana que se había conseguido sacar el agua en la estación y que el problema se encontraba dentro del túnel, sobretodo en el lado de Figueres. Esto hace que sea imposible hacer una previsión de restablecimiento del servicio en dirección norte. El material AVE se encuentra detenido en la estación de Figueres- Vilafant sin poder incorporarse al servicio. A partir de las 9.45 horas Adif autorizó la circulación entre Barcelona y Girona.

Los viajeros de los trayectos afectados han sido recolocados en trenes regionales o en un servicio de transporte alternativo por carretera. Renfe informaba en un comunicado que a partir de las 12.44 horas entraría en funcionamiento el servicio de AVE entre Barcelona y Girona, con la circulación de un tren de Alta Velocidad que partiría de la estación de Sants y enlazaría con la capital de la provincia gerundense. Los trenes internacionales que conectan con Francia también sufren las consecuencias de las inundaciones. Así, los convoys procedentes de Francia en dirección Barcelona se quedan en Perpinyà y los pasajeros hacen el resto del trayecto por carretera y viceversa. Es decir, los pasajeros procedentes de Barcelona hacen el trayecto por carretera hasta Perpinyà, donde inician el viaje en tren.

La compañía ferroviaria ha explicado asimismo que esta alteración del servicio por el temporal puede afectar con “algunos retrasos puntuales” al servicio de AVE que enlaza Barcelona con Madrid.

Según informa el Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), en varias estaciones meteorológicas, como la de Girona, se recogieron 123 litros por metro cuadrado, una cifra que no había caído en un día desde el 16 de febrero de 1982, es decir hace 32 años, cuando cayeron 165 litros por metro cuadrado. En la estación de Santa Coloma de Farners (Girona), también se recogieron ayer 132 litros por metro cuadrado, una cifra también desconocida desde hace 32 años.

En la estación meteorológica de Vilonbí d’Onyar (Girona), que tiene 16 años de vida y donde el domingo cayeron 136 litros por metro cuadrado, nunca habían recogido tanta agua sus pluviómetros y en el Observatorio Fabra de Barcelona ciudad, donde han recogido 100,4 litros por metro cuadrado, no llovía tanto en un sólo día desde el 9 de octubre de 2002, es decir, hace 12 años, cuando se recogieron 128 litros.

También han batido récords de lluvia en Vilabrareix (Girona), donde los 113 litros no se recuerdan desde hace 13 años, o en Fornells de la Selva (Girona), que, con 114,5 litros, nunca había recogido tanta precipitación en 16 años, igual que en Sant LLorenç Savall (Barcelona), donde nunca habían caído 99 litros en apenas 24 horas. Además, en una sexta parte de las 172 estaciones meteorológicas de la red automática de Cataluña se superaron los umbrales de peligro, es decir, más de 20 litros por metro cuadrado en 30 minutos.

La línea de Feve entre Asturias y Cantabria permanecerá cortada varias semanas

La línea de Feve entre Asturias y Cantabria, que permanecía interrumpida desde el martes debido a las inundaciones causadas en ambas comunidades por el temporal de lluvia, seguirá cortada durante varias semanas tras el derrumbe de un puente en la localidad asturiana de Soto de Dueñas. Así lo ha señalado el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, que ha comparecido en rueda de prensa junto al presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, en la sede del centro de coordinación de emergencias del 112-Asturias.

Las lluvias han provocado desperfectos en otros puntos del trazado ferroviario de Feve y un tren de esta compañía que cubría el servicio entre Gijón y Laviana ha quedado rodeado por el agua, lo que ha obligado a evacuar a sus diecisiete pasajeros a la altura de la localidad de Xixún, en el municipio de Siero.

En el caso de Renfe, un corrimiento de tierras a la altura de la localidad de Campomanes ha provocado importantes retrasos en los trenes que enlazan Asturias con la meseta, aunque se espera que la situación en este punto quede resuelta en las próximas horas.

(Imagen Luis Palomeque)

El tren que llevó el tsunami



Una ola gigante sorprende a los viandantes de la avenida Niceto Vega de la capital argentina, en la zona de Palermo. Es el 22 de febrero de 2010. Un fuerte temporal de agua ha azotado fuertemente las calles de la capital bonaerense que, en algunas zonas, llegó a provocar el corte del tráfico por inundaciones.

El video muestra el momento en que un tren produce una ‘ola gigante’ en pleno paso a nivel de Palermo, una de las zonas más castigadas por las fuertes lluvias y que quedó completamente anegada por el agua.

Las imágenes capturadas por un equipo de TN Cable muestran el momento en que un tren produce el ‘tsumai” al pasar por un paso a nivel, como consecuencia del agua acumulada. Observen que abajo a la izquierda hay otro tren esperando.

Una mujer muerta y un hombre herido al arrollar el tren su coche en Cartagena

Una mujer ha muerto y un hombre ha resultado herido muy grave al ser arrollado el vehículo en el que viajaban en un paso a nivel del ferrocarril de vía estrecha de la línea Cartagena-Los Nietos, en el litoral de la región de Murcia, informa la dirección general de Emergencias del Gobierno autonómico. Sobre las 13:45 horas, este departamento recibió en el teléfono 112 el aviso de testigos que hablaban de que dos personas se encontraban atrapadas en un coche que había sido atropellado por un tren Feve a la altura de Los Nietos Viejos.

Al lugar se envió a una patrulla de bomberos del servicio de extinción de incendios del ayuntamiento de Cartagena y dos ambulancias, una del Servicio Murciano de Salud y otra de Protección Civil de la ciudad portuaria. La mujer, de unos 30 años, murió en el acto, y el hombre, de unos 35, fue estabilizado por el personal médico y trasladado en estado muy grave al hospital Santa María del Rosell, en Cartagena.

Por el momento se desconoce si en el accidente han tenido algo que ver las malas condiciones meteorológicas de la zona a esa hora, con fuertes lluvias que han obligado al corte de carreteras, a la suspensión de clases en varios centros educativos de la comarca de Cartagena, a achiques de agua en bajos, garajes y sótanos y a rescates de personas atrapadas en sus vehículos por el agua.

(Fuente El Mundo)

Restablecido el tráfico del AVE por una vía

Una de la dos vías de la alta velocidad ferroviaria en el trayecto Madrid-Sevilla y Madrid-Málaga, cerrada por las inundaciones registradas en las últimas 24 horas en la provincia de Toledo, ha sido abierta, por lo que el tráfico hacia el sur ha quedado restablecido. Fuentes de Renfe informaron hoy de que a las 16,00 horas se volvía a abrir una de las dos vías que a la altura de la localidad toledana de Yeles se había visto anegada por las lluvias, aunque los trenes irán a velocidad controlada a su paso por ese lugar.

Las fuertes lluvias desde ayer por la tarde en Toledo arrastraron en dos kilómetros de la línea el balasto, la capa de piedra machacada que se extiende sobre la explanación de las vías ferroviarias para asentar y sujetar sobre ella las traviesas. Los servicios de mantenimiento y reparación del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) han trabajado intensamente para al menos dejar expedita una de las dos vías.

El corte de la línea de Madrid a Sevilla y Málaga ha afectado a más de 7.000 personas y a unos 50 trenes, según las cifras facilitadas por Renfe. Fuentes de la empresa ferroviaria indicaron que se han visto afectados 23 trenes de alta velocidad y 25 de media distancia (lanzaderas) así como dos que utilizan la vía convencional. Como alternativa, Renfe dispuso un dispositivo que mantuvo operativa la línea de alta velocidad desde la estación de Toledo hacia Madrid y hacia el resto de las estaciones vinculadas a este trayecto: Ciudad Real, Puertollano, Córdoba, Sevilla y Málaga.

El operador ferroviario aprovechó de esta forma que el trayecto entre Madrid y Toledo es un ramal de la línea de alta velocidad de Madrid a Sevilla. Asimismo, Renfe ha contratado 49 autobuses que desde primera hora de la mañana han trasladado a los viajeros por carretera hasta las estaciones de Toledo o de Ciudad Real, para que continúen sus desplazamientos en tren.

Ayer ya quedó suspendida la circulación por esas vías, lo que obligó a detener la circulación de 16 trenes y afectó a 1.890 personas.