Archivo de la etiqueta: controles

Un accidente en una zona peligrosa

El descarrilamiento del tren de Vacarisses no ha sido el primero. Desde 2009, tres trenes han descarrilado en este tramo de vías en el que este martes se ha producido el accidente que ha provocado la muerte de un hombre y decenas de heridos, y todos habrían sido a causa de las lluvias. Adif había revisado las vías el día anterior al accidente y los trabajadores ya habían denunciado que la zona era peligrosa por las fuertes lluvias que se acababan de producir.

El accidente se ha producido en la línea R4 entre Vacarisses y Vacarisses-Torreblanca y dos coches se salieron de la vía arrastrando a otros dos. A lo largo de la noche se había producido un desprendimiento y el tren se lo encontró de frente. El desprendimiento de tierra se produjo entre las localidades catalanas de Terrasa y Manresa, a la altura de Vacarisses, El maquinista logró frenar pero no pudo evitar el descarrilamiento. Lo peor, un fallecido. Tenía 36 años, viajaba cerca de una de las puertas que salió despedida y él lo hizo detrás.

El balance de los heridos, según ha informado Emergencias de Cataluña es de 131 personas afectadas de las cuales cinco han resultado heridas graves, 44 leves y 83 ilesas, que han sido trasladadas a a la estación de Terrassa. De los heridos leves, cinco han sido trasladados a diferentes hospitales, tres de ellos a la Mútua de Terrassa y dos al hospital Parc Taulí, en Sabadell.

A pesar de que las intensas lluvias de este otoño se apuntan como una de las causas de la inestabilidad del terreno en el que se ha producido el accidente ferroviario que ha costado la vida a un pasajero en Vacarisses, lo cierto es que esta zona del Vallès Occidental no ha sido una de las más castigadas por los aguaceros de los últimos días en Catalunya. Únicamente el pasado jueves, día 15, se contabilizaron unos registros destacados. Ese día se acumularon en este municipio 93 litros por metro cuadrado.

Las tablas del Servei Meteorològic de Catalunya indican que en lo que va de noviembre, en Vacarisses ha llovido un total de diez días, si bien en muchas de estas ocasiones las precipitaciones han sido mínimas. Aparte de la tromba de agua del día 15, cabe destacar los 19,6 litros por metro cuadrado que cayeron el día 5, los 14,6 del día 9 y los 6,3 litros del pasado domingo.

El presidente del Col·legi de Geòlegs de Catalunya, Ramon Pérez, ha llamado a “intensificar” los controles en terrenos inestables en los que pueden producirse desprendimientos como el que este martes ha causado el descarrilamiento de un tren de la R-4 de Rodalies. En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha dicho que el colegio ha detectado puntos por los que pasan trenes y carreteras “donde puede haber problemas“, por lo que ha pedido a las autoridades competentes que tengan constancia de ello y actúen.

Pérez subraya que “el agua es un catalizador, pero antes de que llueva ya existe el problema”, y ha apuntado que han invitado a Adif a reunirse con ellos para hablar sobre los terrenos inestables que atraviesan vías de tren, pero la empresa ha declinado su propuesta. “En estos momentos aventurar una hipótesis que pueda explicar lo ocurrido me parece muy prematuro”, explica un profesor del Departament d’Enginyeria Civil i Ambiental de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

En estos primeros veinte días de noviembre la precipitación total acumulada es de 142,1 litros por metro cuadrado, una cantidad muy apreciable pero muy alejada, por ejemplo, de los registros de más de 200 litros del pasado fin de semana en poblaciones del Alt Empordà.

Bruselas plantea establecer más controles y cámaras para aumentar la seguridad en los trenes

control-seguridad-pasajeros-trenes

Seguridad y contol. El atentado frustrado por los marines estadounidenses en el interior de un tren de alta velocidad Thalys el pasado viernes preocupa en Bruselas. Tras el incidente, en el que tres personas resultaron heridas, el primer ministro belga, Charles Michel, reclamó adaptar las normas que afectan a la libre circulación en el espacio Schengen y “generalizar los controles de identidad y de equipaje en los trenes internacionales”. El mandatario belga insiste en que “el objetivo no es suprimir libertades, sino hacer frente a una amenaza” terrorista, que se ha agudizado “hace más de un año”.

Sin tiempo aún para la reflexión, la Comisión Europea estudia posibles opciones para contribuir a afianzar la seguridad en los trenes de alta velocidad en la Unión Europea. Entre otras medidas se estudia cómo reforzar los controles de seguridad, la introducción de cámaras de seguridad en los trenes y arcos de detección de metales o escáneres corporales en las estaciones.

“Está claro que la zona Schengen no es y nunca ha sido el problema. Los controles de seguridad en los trenes están perfectamente permitidos, igual que en los aviones”, explica la portavoz del Interior belga, Natasha Bertaud, quien recuerda que la seguridad es una prerrogativa y responsabilidad “principalmente nacional” y el Ejecutivo comunitario se limita a “ayudar a coordinar” las medidas.

Representantes de los Ministerios de Transportes e Interior de los Estados miembro, de la industria y del Ejecutivo comunitario se reunirán en septiembre -previsiblemente el 11, aunque la fecha no está cerrada en el marco del grupo de trabajo sobre transporte terrestre para discutir “las mejores prácticas en seguridad y si se deben tomar medidas adicionales a nivel de la UE”, explica la portavoz. “También discutiremos esto en el próximo Consejo de ministros de Transporte en octubre”, confirma.

No es la primera vez que la UE se propone reforzar la seguridad ferroviaria. El grupo de expertos, creado en 2012 a instancias de la Comisión Europea, se ha reunido en ocho ocasiones y, en el caso del transporte ferroviario, su prioridad ha sido hasta ahora cómo reducir los robos de cables, un problema que trae de cabeza a todos los operadores ferroviarios. La amenaza terrorista salta ahora al primer planos. El Ejecutivo comunitario no tiene “ninguna propuesta concreta todavía” para afianzar la seguridad en el sector ferroviario pero sí “ideas potenciales” que se podrían poner en marcha “si hay voluntad política” por parte de los Estados miembros, aunque cualquier medida debe ser “proporcional”.

A diferencia de los transportes marítimo y aéreo, éste último introducido a raíz de los atentados contra las Torres Gemelas del 11-S, no existe de hecho ningún tipo de legislación a nivel europeo sobre la seguridad de los transportes ferroviarios ni de carretera. “Hay que centrarse en los trenes de alta velocidad y la red ferroviaria transeuropea”, explican fuentes comunitarias. “La red de alta velocidad es un objetivo más sexy (para terroristas) que los trenes de cercanías”, argumentan.

El Ejecutivo comunitario tampoco descarta otras medidas como introducir cámaras de seguridad en los trenes y armonizar las normativas sobre estos equipos en los Estados miembros, algo que “no impedirá” un ataque pero sí ayudará a “gestionar” la respuesta “si se puede ver lo que ocurre a la vez en 18 coches”, así como otros equipos y tecnologías como los arcos de detección de metales, algo que permitiría detectar armas. “Otra alternativa serían los escáneres corporales”, han explicado las fuentes.

Bruselas también contempla promover “un estándar europeo” sobre el nivel de seguridad “normal” teniendo en cuenta que los Estados miembros serían capaces de “elevar” el nivel de seguridad en su territorio en función de sus necesidades y directrices comunes de actuación para las fuerzas policiales, así como “un enfoque común” para garantizar “la formación adecuada en seguridad” del personal ferroviario.

Control a la comercialización del cobre

comercializacion-cobre-guardia-civil

El Ministerio del Interior impulsa el ‘Plan Permanente de Respuesta a las Actividades Ilícitas relacionadas con el Cobre‘, para combatir el robo de cobre en España. La Instrucción 9/2015 dictada por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, tiene como fin prevenir toda actividad ilícita que tenga por objeto la comercialización de cable y otro material de cobre, así como evitar el robo de cobre en establecimientos industriales, almacenes, infraestructuras, servicios públicos y en cualquier instalación que preste servicios esenciales para la comunidad.

Para lograr este objetivo, se incrementará la obtención de información por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que conlleve a la producción de inteligencia que permita la mejora de los procesos de planificación y toma de decisiones para impulsar y orientar la actuación policial. Además, se amplía la coordinación policial en esta materia tanto en el marco internacional -a través de Europol, Interpol y, en su caso, Eurojust y otras instituciones de la que España forma parte- como en marco nacional mediante mecanismos que permitan ofrecer una respuesta coordinada por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos Policiales autonómicos y de las Corporaciones Locales con competencias en seguridad pública.

Como una de las medidas de prevención, la Instrucción 9/2015 establece un censo de industrias, depósitos, redes de distribución, de servicios y otras instalaciones donde se fabrique, procese, utilice o almacene el cobre que es susceptible de ser sustraído, y se elaborará un mapa que muestre las zonas donde se producen más robos destacando aquellas infraestructuras cuya sustracción pueda alterar gravemente la prestación de servicios esenciales para la sociedad.

Por distribución geográfica, las provincias que tienen una mayor incidencia en la demarcación de la Guardia Civil son Valencia, Toledo, Alicante, Madrid, Murcia, Sevilla y Zaragoza mientras que en la demarcación de la Policía Nacional son Madrid, Sevilla, Valencia, Alicante, Vizcaya, Las Palmas y Cádiz.

Los lugares habituales de comisión de estos delitos son casas de campo, tendido eléctrico, transformadores, pozos de riego, estaciones, centros de reciclaje, campos eólicos, explotaciones agrícolas y ganaderas, vías públicas, empresas, obras, etc.

Interior añade que se realizarán controles periódicos sobre ciertos vehículos susceptibles de ser utilizados para robar y transportar el material de cobre y se llevarán a cabo inspecciones de los centros de gestión de residuos y de los establecimientos de compraventa de metales.

En 2014, la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron a 2.308 personas, y recuperaron más de 529 toneladas de cobre y cerca de 3.700 kilómetros de hilo de cobre sustraído. En el período 2011-2014, se llevaron a cabo un total de 11.442 detenciones, se recuperaron más de 2.600 toneladas de cobre y más de 17.300 kilómetros de hilo de cobre robado.

Maquinistas argentinos se someterán a exhaustivas pruebas psicofísicas para seguir llevando trenes

maquinista-tren-argentino-dormita-en-puesto-conduccion

Exigencia plena. Los maquinistas de trenes en Argentina deberán superar exhaustivas pruebas psicofísicas en las próximas semanas para poder conducir los convoyes en el país. Son exámenes muy parecidos a los que se realizan a los pilotos de avión en Argentina. El Gobierno de Cristina Fernández ha decidido adoptar esta medida a raíz de los accidentes ferroviarios producidos en el país y que han dejado un saldo de 54 muertos y 955 heridos.

A raíz de los accidentes, la cantidad de pasajeros que utilizaron el tren de la línea Sarmiento entre enero y septiembre cayó un 76,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En ese lapso, el total del complejo ferroviario sufrió una pérdida de usuarios de 19,4%, según el organismo oficial.

“Vamos a realizar exhaustivos controles psicofísicos a los motorman en el Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial de la Fuerza Aérea para incrementar los niveles de seguridad en el transporte ferroviario“, dijo el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. El responsable de la cartera asegura que “las características del examen som las mismas que los que se practican a los pilotos de avión” y agregó que los tests comenzarán la próxima semana.

La decisión del gobierno sucede tras tres accidentes que tuvieron lugar en la línea Sarmiento (periferia oeste) que dejaron un total de 54 personas muertas y 955 heridos en los últimos 20 meses. El siniestro más grave, con 51 muertos y 700 heridos, ocurrió en febrero de 2012 cuando un tren embistió las toperas (defensas) de la terminal de Once de la capital argentina. La línea Sarmiento fue reestatizada después de esa tragedia.

Otro accidente ocurrió el 13 de junio cuando un tren embistió a otro con un saldo de tres muertos y 155 heridos en Castelar y el tercero, en octubre, en el mismo andén de la estación Once con un centenar de heridos. La justicia está investigando los hechos y, hasta ahora, dos de los maquinistas han sido inculpados.

“El juez Ariel Lijo dictó el procesamiento sin prisión preventiva de Julio César Benítez, motorman del tren de la Línea Sarmiento que sufrió un accidente en la Estación Once el pasado 19 de octubre”, informó el Centro de Información Judicial (CIJ). El magistrado imputó a Benítez, de 45 años, de los delitos de descarrilamiento agravado por haber causado lesiones en 105 personas y de sustracción de medios de prueba. En su resolución, Lijo descartó que el tren haya presentado problemas de frenado o desperfectos técnicos, según el CIJ, que depende de la Corte Suprema.

La atención de todo el país se centra en la actuación de los maquinistas, que no tienen muy buena prensa. El Ministerio de Interior y Transporte del país latinoamericano difundió hace unas semanas varios vídeos en los que se puede ver a los operarios dando cabezadas o distrayéndose mientras conducen, lo que ha despertado un nuevo debate en torno a la seguridad ferroviaria. Uno de los conductores al que se ha grabado despierta sobresaltado al activarse la señal acústica del sistema pedal del hombre muerto, un mecanismo de seguridad que requiere actividad humana para no detener la máquina de forma automática.

Las malas prácticas de los maquinistas han quedado acreditadas. Quedarse dormido, leer un libro o manipular el teléfono móvil son algunas de las inoportunas actividades que llevan a cabo cuando se encuentran a los mandos de un tren, sin que al parecer sean conscientes de que el peligro acecha en cualquier momento y que su actividad entraña riesgos a terceros.

Por ello, el Gobierno argentino anunció el pasado miércoles nuevas medidas de control para los conductores ferroviarios. Estos deberán someterse a exámenes psicofísicos periódicos, revalidar anualmente su carné de conductorres y tendrán prohibido utilizar móviles y permitir la entrada de personas no autorizadas en la cabina.

“La mayoría cumple con su trabajo responsablemente”, asegura el ministro Randazzo. Tras un mes con cámaras en las cabinas de los maquinistas, “los resultados han sido contundentes”, aunque la mayoría “cumple con su trabajo responsablemente” y sólo unos pocos cometieron infracciones y han sido apartados del servicio. El titular de la cartera de Transporte anunció también cambios para mejorar la seguridad del sistema ferroviario, muy cuestionada tras los últimos accidentes de tren, que han causado más de 60 muertos en los últimos tres años. “Hace quince días firmamos un acuerdo con China para que en siete meses tengamos un sistema de detención automática de trenes”, indicó Randazzo.

A partir de septiembre, el ministro explica que entrarán en vigor “nuevos protocolos de comunicación entre control y conductores” y se designarán supervisores de tráfico que, cada diez minutos, consulten al maquinista sobre la velocidad, el recorrido y las estaciones, para tener “una auditoría permanente sobre cada una de las formaciones”. Randazzo recordó el accidente ferroviario del pasado 24 de julio en España, que causó 79 muertos, y señaló que, tras la confesión del maquinista de que tomó a 190 kilómetros por hora una curva que debía pasar a 80, “no hay ningún sistema de seguridad en el mundo que pueda evitar esa tragedia”.