Archivo de la etiqueta: Argentina

CAF y Talgo optan al megaproyecto argentino

CAF y Talgo analizan su posible participación en uno de los proyectos ferroviarios más relevantes de Argentina, que abarca la renovación del sistema metropolitano de Buenos Aires y que conlleva una inversión superior a los 1.700 millones de euros (2.000 millones de dólares). Además de las empresas españolas, muchas de las cuales, como Talgo, aún no ha decidido formalmente si concurrirán finalmente a esta licitación, figuran otras compañías como Bombardier, Alstom, Hyundai o Mitsubishi, según señalan fuentes del sector.

Este proyecto, que se enmarca en el programa de infraestructuras lanzado por Mauricio Macri, está previsto que comience en la segunda mitad de 2020, finalice en 2023 y se desarrolle bajo el régimen de Participación Público-Privada (PPP). Este nuevo proyecto ferroviario formará parte de la Red de Expresos Regionales (RER) y contempla el suministro y el mantenimiento durante 10 años de 169 trenes que permitirán doblar hasta 1.500 el número de actual de coches en servicio.

La nueva red ferroviaria proyectada permitirá interconectar 6 líneas de trenes metropolitanos de Buenos Aires que actualmente no se vinculan entre sí, y evitará hacer trasbordos para quienes tienen como destino el área central de la Ciudad o deseen viajar entre los distintos municipios de la región metropolitana de Buenos Aires. Para ello, las líneas de trenes que hoy tienen cabecera en Retiro, Once y Constitución se extenderán a través de la construcción de 20 km nuevos de red y se vincularán entre sí con 8 nuevas estaciones subterráneas. Está previsto que este proyecto beneficie a más de 10 millones de personas.

Además de este proyecto, que será clave para el desarrollo de Latinoamérica, a nivel internacional también figuran grandes actuaciones ferroviarias como el AVE de Egipto que busca unir El Cairo con Luxor, Asuán y Hurghada y que ha suscitado el interés de empresas como Talgo o Imathia, tal y como apuntan las mismas fuentes.

Argentina está inmersa en un ambicioso proceso para modernizar sus infraestructuras tras años de parálisis. Entre las actuaciones más demandadas destaca el impulso de las infraestructuras, del ferrocarril y de proyectos de transmisión de energía, entre otras actuaciones. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha expresado su respaldo al programa de ayuda financiera a Argentina, que incluye flexibilidad para elevar el gasto social, aunque ha advertido de que requerirá un fuerte compromiso político y de toda la sociedad argentina.

Familiares y víctimas recuerdan la tragedia de Once ocurrida hace cuatro años en Argentina

accidente-once-victimas-familiares-justicia

Víctimas y familiares de fallecidos conmemoran el cuarto aniversario de uno de los peores accidentes ferroviarios ocurridos en Argentina, la tragedia de Once, que dejó 51 muertos y más de 700 heridos, con reclamaciones para que los responsables cumplan sus penas en cárceles comunes. A las 8.32 horas (11.32 GMT), el momento en el que un tren se empotró contra un andén de la transitada estación porteña de Once en febrero de 2012, sonaron las sirenas para recordar un año más a las víctimas, entre pancartas y camisetas con peticiones de “justicia” y palomas de papel colgadas de los techos.

Durante el acto central se leyeron los nombres de todos los fallecidos, a los que los cientos de asistentes concentrados en el andén de Once contestaron con voces de “presente”. También hubo un pequeño homenaje musical y se leyó un fragmento de un texto del papa Francisco. “Hace exactamente cuatro años la corrupción política y empresarial nos empujaba a transitar este camino. Sin saberlo, esos minutos transformaban nuestras vidas y la historia de la nación para siempre. Bajo una mole de fierros podridos se quedaban para siempre sueños sin concretar y tantas palabras sin decir”, dijo durante el acto Paolo Menghini, padre de Lucas, uno de los fallecidos.

Este es el primer aniversario después de que la Justicia emitiese las sentencias en la causa que investigaba las responsabilidades por el accidente, por la que fueron condenados los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime (2003-2008) y Juan Pablo Schiavi (2008-2012), a seis y ocho años de cárcel respectivamente. El fallo judicial, emitido el pasado 30 de diciembre, impuso además penas de cárcel para varios directivos de Trenes de Buenos Aires (TBA) -que tenía la concesión de la línea siniestrada- y estableció que Julio de Vido, ministro de Planificación durante la Presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007) y de Cristina Fernández (2007-2015), también deberá ser investigado.

Sin embargo, ninguno de los condenados ha ingresado en prisión, ya que la sentencia aún no es firme. “Vamos a seguir exigiendo justicia hasta que las condenas queden en firme y hasta ver a los condenados tras las rejas y en una cárcel común”, apoyó por su parte María Luján Rey, madre de Lucas y hoy también voz de los afectados.

El tribunal que juzgó la tragedia también condenó a tres años y seis meses de cárcel al maquinista que conducía el tren, Marcos Córdoba. Durante el acto, los familiares también aseguraron que buscarán que los pocos imputados que resultaron absueltos sean condenados.

La argentina Rosario se inspira en el modelo de FGV para poner en marcha el tranvía

tranvia-rosario-argentina

Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) colabora con la Municipalidad de Rosario (Argentina) en la redacción del proyecto de una primera línea de tranvía en el corredor metropolitano norte-sur de la zona, así como en la reactivación de los servicios de pasajeros por ferrocarril en esta región. Esta colaboración se remonta a marzo de 2012, cuando ambas entidades firmaron un convenio que se ha completado con un nuevo acuerdo específico en el que se han establecido los alcances de las actuaciones a realizar por parte de FGV.

Las autoridades argentinas tienen como referencia el modelo tranviario de la Comunitat Valenciana y la experiencia de FGV en los distintos procesos de puesta en marcha y gestión de un sistema de transporte de estas características. Como parte de este acuerdo, FGV colabora con el Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) en la definición de la pre-factibilidad del proyecto en diferentes escenarios y en el asesoramiento y supervisión de todos los temas relativos a la nueva línea tranviaria de esta ciudad argentina.

El Ente de la Movilidad de Rosario proyecta la construcción de una red tranviaria que nace con la idea de aprovechar la infraestructura ferroviaria existente y ofrecer un transporte público masivo que sirva como alternativa al vehículo privado. Por las características urbanas y demográficas de Rosario, el desarrollo de su sistema tranviario sigue unas pautas similares a las mantenidas en Valencia y Alicante, de ahí su interés en conocer el funcionamiento y gestión de los sistemas tranviarios de la Comunitat Valenciana.

La ciudad de Rosario está ubicada en el centro-este de Argentina, en la provincia de Santa Fe, y es la tercera ciudad más poblada del país, después de Buenos Aires y Córdoba. Según datos de 2011, cuenta con 1.036.286 habitantes. Urbe cosmopolita, es el núcleo de una región de gran importancia económica, encontrándose en una posición geográficamente estratégica con relación al Mercosur, gracias al tránsito fluvial y con respecto al transporte.

Desde FGV, y con la experiencia acumulada desde hace más de 25 años en la gestión de líneas urbanas e interurbanas ferroviarias, se colabora también junto con otras empresas en proyectos de gestión e implantación de nuevos servicios de transporte ferroviario en Santos (Brasil), Abu-Dhabi (Emiratos Árabes) y Bogotá (Colombia), actividad que supone unos ingresos adicionales a la labor propia de la empresa

El Gobierno de Cristina Kirchner cree que se sabotean las líneas férreas para afectar al servicio

Moron-haedo- descarrilamiento-tren-argentino

Mala fe y sospechas más que fundadas. El ministro de Interior y Transporte argentino, Florencio Randazzo, asegura que el descarrilamiento de un tren el pasado 30 de diciembre “no fue un hecho fortuito” sino un acto de “negligencia grave o de un sabotaje” que será investigado por la Justicia. Randazzo explica que el incidente, ocurrido en la línea de tren Sarmiento (que conecta la capital argentina y el oeste de la provincia de Buenos Aires), fue reflejado en los medios al mismo tiempo que el Ministerio presentaba las últimas formaciones para renovar el servicio de la línea Mitre (que cubre la zona norte). “Lo sorprendente es que cuando los peritos acuden al lugar del accidente encuentran que el cambio de vías está en forma correcta“, apunta el ministro.

El tren accidentado circulaba desde la localidad bonaerense de Moreno hacia la terminal porteña de Once, pero en el trayecto, antes de llegar a la estación de Haedo (a unos 25 kilómetros de la capital), la última parte del tren descarriló en un cambio de agujas, donde se encontraba trabajando una cuadrilla de obras. “El juez tendrá que determinar si hubo una negligencia grave o un sabotaje“, agrega el responsable del Gobierno que muestra imágenes tomadas por las cámaras del tren Sarmiento, cuyas formaciones fueron también recientemente renovadas con máquinas de fabricación china.

Las sospechas del Ejecutivo que preside Cristina Kirchner parecen más que fundadas. Pero, sobre todo, no contribuyen a mejorar la imagen de los ferrocarriles argentinas, donde se producen demasiados incidentes que afectan al correcto funcionamiento de los servicios. El Gobierno ha iniciado un ambicioso plan de mejora del parque ferroviario, pero la confianza de los usuarios argentinos es cada vez menor.

El ministro Randazzo, precandidato presidencial dentro del oficialismo para las elecciones de este año, sostiene que en el vídeo que ha presentado a los medios se observa cómo presuntamente dos operarios de la cuadrilla modifican la vía y después la vuelven a colocar correctamente. “Lo que hacen es no fijar el cambio (…). Pasan los primeros ocho coches sin problemas. La cámara trasera muestra que, cuando termina de pasar el tren, el cambio de vía se encuentra cerrado. Cuando van los peritos se encuentran con que presenta un aspecto normal, y no se corresponde con la situación habitual en un descarrilamiento”, indica. Randazzo sostiene que los operarios actuaron “de mala fe” y por ello “en vez de ir a ayudar a la gente y hacerse cargo”, vuelven a modificar la vía para “adulterar” la prueba. “El tren , cuando va pasando, va cerrando el cambio hasta que lo cierra del todo y descarrila el último coche. Las pruebas muestran que hubo negligencia o sabotaje. Tendrán que explicárselo al juez”, asegura.

El ministro recalcó que el hecho no quedará “impune” y subraya el esfuerzo realizado por el Estado en los últimos tiempos para renovar las formaciones de tren de las principales líneas de ferrocarril del país y sustituir las antiguas, que tenían unos 50 años. La modernización de las líneas férreas ha sido presentada como uno de los grandes logros de este último mandato de la presidenta, después de que en los últimos años se produjeran varios accidentes graves, incluyendo uno en 2012 que dejó medio centenar de víctimas mortales.

Argentina deja en manos de empresas privadas la gestión de la mayoría de sus líneas ferroviarias

ferrocarriles-argentinos

Vuelta al comienzo. El Gobierno argentino privatiza la gestión de la mayoría de las líneas ferroviarias, aunque impone nuevos controles y duras sanciones en caso de incumplimientos. Cuatro líneas de trenes que conectan la capital del país con su populosa periferia volverán a ser operadas por empresas privadas, tras estatizarlas el año pasado en medio de un deterioro profundo del sistema provocado por la falta de inversiones. Un quinto ramal, la línea de trenes Sarmiento, que comunica la Ciudad de Buenos Aires con su periferia oeste, permanecerá en manos del Estado.

El sistema ferroviario del país está en crisis desde hace décadas por la falta de inversiones. El Gobierno argentino decidió crear la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE) y la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (UGOMS), después de que diera de baja las anteriores concesiones a empresas por el mal estado de los trenes y las estaciones, así como por el incumplimiento de los acuerdos. El hecho que acabó por desencadenar la decisión del Gobierno de crear estos organismos de gestión fue el accidente ferroviario de febrero de 2012, en el que fallecieron 51 personas y más de 700 resultaron heridas. Un tren descarriló a su entrada en la estación Once de Septiembre, una de las más importantes de Buenos Aires.

Dos de las líneas que conectan Buenos Aires con su área metropolitana, Mitre y San Martín, serán operadas por Roggio, uno de los grandes grupos nacionales en infraestructuras y accionista mayoritario de Metrovías, la operadora del Subte. Las dos restantes, las líneas Belgrano Sur y Roca, quedarán en manos del grupo Emepa, una de las empresas que integró la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia que creó el Gobierno cuando nacionalizó la gestión, según detalla la orden, firmada por el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

La línea Sarmiento, foco de reiterados accidentes que en los dos últimos años dejaron 54 muertos y centenares de heridos, continuará bajo control estatal a través de la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) y la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adif).

“Hemos dispuesto un nuevo régimen de operación que obliga a las empresas a presentar planes anuales sobre las frecuencias de los trenes, su mantenimiento, limpieza de estaciones y calidad de los servicios”, afirmó el ministro. “Creamos un estricto régimen de penalidades para sancionarlos en el caso en el que no se cumplan estas pautas”, continuó Randazzo, y se contemplará la rescisión de las concesiones en caso de faltas que pongan en riesgo la vida de los pasajeros.

El Gobierno indica que con la aprobación de los nuevos acuerdos de operación ferroviaria busca “mejorar la calidad de los servicios e incrementar el control sobre las empresas que operan los trenes del área metropolitana de Buenos Aires”. A instancias de la presidenta Cristina Fernández “encaramos un ambicioso plan de renovación de los trenes del área Metropolitana que incluye la llegada de más de mil coches nuevos durante este año y una fuerte inversión en materia de infraestructura ferroviaria de cambio de vías y renovación de estaciones”, añadió.

En febrero de 2012, 51 personas murieron y más de 700 resultaron heridas cuando un tren se empotró contra el andén de la transitada estación de Once, en Buenos Aires, perteneciente a la línea Sarmiento. Un año y medio después de la tragedia de Once, el choque de dos trenes en el oeste del conurbano bonaerense causó tres muertos y más de 300 heridos en la misma línea. El último accidente ocurrió el pasado noviembre, en plena campaña electoral legislativa, y dejó un saldo de 80 heridos.

Tras los distintos siniestros, el Ejecutivo optó por estrategias de nacionalización total o parcial de las líneas y anunció inversiones y mejoras en la seguridad ferroviaria. Sin embargo, el servicio de trenes, que usan a diario unos 2,7 millones de pasajeros que se desplazan entre la ciudad de Buenos Aires y su poblada área metropolitana, sigue siendo objeto de fuertes críticas por parte de los usuarios.

El próximo 18 de marzo comenzará el juicio para esclarecer las causas del accidente de 2012 en Once y la responsabilidad de más de una treintena de imputados, entre los que figuran los exsecretarios de Transporte, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime.

Metro de Madrid ingresará 32,6 millones de euros por la venta a Buenos Aires de 73 coches serie 6000

unidades-6000-metro-madrid-a-argentina

Operación de venta. Metro de Madrid ingresará 32,6 millones de euros por la venta al Ayuntamiento de Buenos Aires de 73 coches que ayudarán a congelar en 2014 las tarifas del suburbano madrileño. Esta operación, la tercera venta de material rodante al suburbano de la capital argentina, tiene un montante global de 32,6 millones de euros, veintiocho de ellos por los vehículos y los restantes 4,6 por la asistencia técnica para su puesta en servicio. La maniobra comercial llega tras las ventas de dos lotes de material de la serie 5000 en los años 2011 y 2012, e incluye coches de la Serie 6000 que prestaban servicio en la línea 6 del metro madrileño y que circularán por la línea 9 de Buenos Aires.

El envío de las tres primeras unidades se produce tras su adaptación a las características de la red del metro bonaerense, realizada en los talleres de Canillejas de Metro de Madrid, tal y como contempla la transacción acordada con Subterráneos de Buenos Aires. Esa adaptación ha incluido el ajuste de ancho de vía, y el desmontaje de los sistemas de señalización, radiotelefonía y videovigilancia. Ya en Buenos Aires, se acometerán los trabajos para adaptar el aspecto exterior de los trenes a la imagen del suburbano argentino, el montaje de los equipos de señalización y radiocomunicaciones, la revisión de componentes y la puesta en marcha de las unidades.

Esta operación es la mayor venta de material realizada hasta ahora por los gestores del metropolitano. Esta medida ayudará a los madrileños a “hacer frente a la crisis” sin tener que hacer “más sacrificios económicos”. La congelación de las tarifas era algo que no ocurría desde hace 30 años, según ha explicado el presidente de la Comunidad. Ignacio González ha recordado que además del precio del transporte público, este año también se congelan las tarifas del agua pues ha dicho que no piensa “pedir más sacrificios” económicos a los madrileños” que “ya han hecho muchos” para solventar la crisis.

Según el jefe del Ejecutivo madrileño, se trata de reducir gastos y aumentar los ingresos del Metro sin subir los precios y todo ello sin que repercuta en la calidad de los servicios públicos que la Comunidad presta a los ciudadanos. Ha recordado que además de estos casi 33 millones de euros por venta de material, Metro de Madrid ha ahorrado otros 12 millones derivados de medidas de eficiencia energética, ha obtenido 40 por ingresos patrimoniales y otros 11 millones de euros por ingresos comerciales que se contabilizarán este año.

El presidente ha expresado su intención de seguir adelante con las medidas comerciales en el Metro de Madrid -como la que desarrolla la compañía Vodafone en Sol y en la línea 2 y otras que se están estudiando-, con el fin de “poner en valor la capacidad” del suburbano y ayudar a su explotación económica.

Las unidades que viajarán a Argentina tienen una antigüedad de quince años y en la red madrileña serán sustituidas por trenes de las series 7000, 8000 y 9000, de tecnología más moderna. La edad media del parque de material rodante de Metro de Madrid se sitúa en doce años, entre las más bajas entre los principales metros del mundo. Los tres primeros coches vendidos han partido en grandes camiones desde los talleres de Metro en Canillejas rumbo al puerto de Bilbao, donde han embarcado hacia Argentina para llegar aproximadamente dentro de un mes.

Se trata, según ha explicado González, de coches “en perfectas condiciones” dado que, ha asegurado, el Metro de Madrid es uno de los “más modernos del mundo” y la antigüedad de sus coches es la menor de los principales metros del mundo, con una vida media de 12 años “la mitad que los coches de ciudades como Nueva York o Moscú”, ha asegurado.

La de ahora es la tercera operación de este tipo que realiza Metro de Madrid con Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), que compró dos lotes de material en los años 2011 y 2012. Los coches que se venden ahora, y que serán sustituidos por vehículos de las series 7000, 8000 y 9000 con tecnología más moderna, pertenecían a la línea 6 del Metro madrileño, tienen 15 años de antigüedad y pronto circularán por la línea 9 del Metro de Buenos Aires.

Metro de Madrid ha desarrollado también proyectos de asistencia técnica para diferentes compañías, como Isolux, Bombardier y Cobra, en el marco de las licitaciones publicadas por el Metro de Santiago de Chile para el diseño, construcción y puesta en servicio de sus nuevas líneas 3 y 6, y para Cosapi, Iridium y FCC para el diseño, construcción y explotación de la línea 2 del Metro de Lima. Durante 2013 el Área de Consultoría de Proyectos de Metro de Madrid ha abordado más de cincuentas acciones en países como Reino Unido, Ecuador, Turquía, Perú, Puerto Rico, Paraguay, Brasil Arabia Saudí, Singapur, Catar, Vietnam o Filipinas, entre otros.

Argentina fía la reactivación de su transporte ferroviario a la empresa china CMEC

trenes-cmec-china-argentina

Teconología y capital chino para Argentina. El Gobierno de Cristina Fernández ha cerrado un gran acuerdo con la empresa china CMEC (China Machinary and Equipment Corporation) para adquirir equipamiento, vagones y renovar las vías en la red de mercancías por 2.470 millones de dólares. El 85% de la financiación será provisto por el Banco de Desarrollo de China, con un plazo a 15 años, con cuatro de gracia y una tasa del 7,1%. El resto será aportado por el Estado a través de la emisión de Letras del Tesoro.

“Invertiremos 1235 millones de dólares para la adquisición de 100 locomotoras diesel de última generación, 3.500 vagones de carga, rieles, aparatos de vía y maquinaria para renovación de vías”, explicó el ministro Florencio Randazzo. “El acuerdo incluye repuestos y materiales ferroviarios para reparar en la Argentina más de dos mil vagones de carga, lo que implica tres años de trabajo para todos los talleres del país”, aseguró el ministro. La mitad de los recursos acordados se asignará para adquirir material rodante a la firma china y la otra mitad será destinada a obras civiles y de ingeniería ferroviaria para renovar íntegramente 1.511 kilómetros de vías y mejorar otros 321 kilómetros. Esos proyectos serán realizados por empresas argentinas.

En Argentina, 9 de cada 10 mercancías son trasladadas de un lado a otro del país en camión, dificultando la competitividad de determinados productos, especialmente los perecederos. Frente a este problema Florenzo Radazzo, ministro de Interior y Transporte, ha priorizado la mejora tanto a medio como a largo plazo de la red ferroviaria del país a fin de usar los trenes de mercancías para mejorar la logística y garantizando además que las redes ferroviarias lleguen hasta el puerto para contribuir así a la disminución de costes.

Las inversiones representan un espaldarazo para poner a punto los tres ramales cargueros que opera la empresa estatal Belgrano Cargas y Logística. “Esto implica trabajo para las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Santiago del Estero, Jujuy, Salta, San Juan y Mendoza”, agregó el titular de Interior y Transporte. Desde el Gobierno enfatizan la necesidad de recuperar los ramales cargueros como vector de competitividad para las economías regionales.

La propia Cristina Fernández se ha implicado en la operación. Directivos de la Compañía CMEC ajustaron con la presidenta los flecos de la operación en la Casa Rosada que permitirá logros importantes en la modernización del transporte ferroviario argentino. Tal y como informó en su momento la agencia Infonews, la reunión tuvo lugar en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno y la mandataria estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y el titular de la cartera de Economía, Axel Kicillof. La delegación china estuvo encabezada por el presidente de CMEC, Zhang Chun, firmó con Randazzo el acuerdo valorado en 2.470 millones de dólares en obras y material ferroviario para el Belgrano Cargas y Logística SA.

El titular de transporte argentino ya había viajado a China para formalizar otros convenios destinados a adquirir nuevos trenes para modernizar las líneas del transporte interurbano, equipamiento que ya comenzó a llegar al país. Entre las mejoras previstas, se encuentra la adquisición de un moderno parque, la reparación de casi el 50% del material existente, la compra de raíles nuevos para la renovación de las vías y la capacitación de personal. Desde el Gobierno se ha destacado la gran importancia de esta inversión ya que permitirá abaratar los costes de la logística.

Una de las actuaciones inmediatas fija las operaciones en el ferrocarril Belgrano Cargas, nacionalizado el pasado mes de mayo debido a las constantes irregularidades de la empresa concesionaria. Para la gestión estatal de este ferrocarril se creó Logística S.A., integrada por la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado, la Administración General de Puertos Sociedad del Estado y la Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado. La rehabilitación del ferrocarril Belgrano Cargas tiene por objetivo mejorar las economías regionales y aumentar el desarrollo regional, contribuyendo a la vez a cumplir los objetivos de política económica general del Gobierno para la presente legislatura.

Randazzo ha destacado el impacto positivo de esta inversión, no sólo para las empresas que verán abaratados sus costes sino también para los consumidores ya que entre un 16 y un 22% del precio del producto final equivale al coste de la logística necesaria para poner el producto a disposición del consumidor.

Maquinistas argentinos se someterán a exhaustivas pruebas psicofísicas para seguir llevando trenes

maquinista-tren-argentino-dormita-en-puesto-conduccion

Exigencia plena. Los maquinistas de trenes en Argentina deberán superar exhaustivas pruebas psicofísicas en las próximas semanas para poder conducir los convoyes en el país. Son exámenes muy parecidos a los que se realizan a los pilotos de avión en Argentina. El Gobierno de Cristina Fernández ha decidido adoptar esta medida a raíz de los accidentes ferroviarios producidos en el país y que han dejado un saldo de 54 muertos y 955 heridos.

A raíz de los accidentes, la cantidad de pasajeros que utilizaron el tren de la línea Sarmiento entre enero y septiembre cayó un 76,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En ese lapso, el total del complejo ferroviario sufrió una pérdida de usuarios de 19,4%, según el organismo oficial.

“Vamos a realizar exhaustivos controles psicofísicos a los motorman en el Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial de la Fuerza Aérea para incrementar los niveles de seguridad en el transporte ferroviario“, dijo el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. El responsable de la cartera asegura que “las características del examen som las mismas que los que se practican a los pilotos de avión” y agregó que los tests comenzarán la próxima semana.

La decisión del gobierno sucede tras tres accidentes que tuvieron lugar en la línea Sarmiento (periferia oeste) que dejaron un total de 54 personas muertas y 955 heridos en los últimos 20 meses. El siniestro más grave, con 51 muertos y 700 heridos, ocurrió en febrero de 2012 cuando un tren embistió las toperas (defensas) de la terminal de Once de la capital argentina. La línea Sarmiento fue reestatizada después de esa tragedia.

Otro accidente ocurrió el 13 de junio cuando un tren embistió a otro con un saldo de tres muertos y 155 heridos en Castelar y el tercero, en octubre, en el mismo andén de la estación Once con un centenar de heridos. La justicia está investigando los hechos y, hasta ahora, dos de los maquinistas han sido inculpados.

“El juez Ariel Lijo dictó el procesamiento sin prisión preventiva de Julio César Benítez, motorman del tren de la Línea Sarmiento que sufrió un accidente en la Estación Once el pasado 19 de octubre”, informó el Centro de Información Judicial (CIJ). El magistrado imputó a Benítez, de 45 años, de los delitos de descarrilamiento agravado por haber causado lesiones en 105 personas y de sustracción de medios de prueba. En su resolución, Lijo descartó que el tren haya presentado problemas de frenado o desperfectos técnicos, según el CIJ, que depende de la Corte Suprema.

La atención de todo el país se centra en la actuación de los maquinistas, que no tienen muy buena prensa. El Ministerio de Interior y Transporte del país latinoamericano difundió hace unas semanas varios vídeos en los que se puede ver a los operarios dando cabezadas o distrayéndose mientras conducen, lo que ha despertado un nuevo debate en torno a la seguridad ferroviaria. Uno de los conductores al que se ha grabado despierta sobresaltado al activarse la señal acústica del sistema pedal del hombre muerto, un mecanismo de seguridad que requiere actividad humana para no detener la máquina de forma automática.

Las malas prácticas de los maquinistas han quedado acreditadas. Quedarse dormido, leer un libro o manipular el teléfono móvil son algunas de las inoportunas actividades que llevan a cabo cuando se encuentran a los mandos de un tren, sin que al parecer sean conscientes de que el peligro acecha en cualquier momento y que su actividad entraña riesgos a terceros.

Por ello, el Gobierno argentino anunció el pasado miércoles nuevas medidas de control para los conductores ferroviarios. Estos deberán someterse a exámenes psicofísicos periódicos, revalidar anualmente su carné de conductorres y tendrán prohibido utilizar móviles y permitir la entrada de personas no autorizadas en la cabina.

“La mayoría cumple con su trabajo responsablemente”, asegura el ministro Randazzo. Tras un mes con cámaras en las cabinas de los maquinistas, “los resultados han sido contundentes”, aunque la mayoría “cumple con su trabajo responsablemente” y sólo unos pocos cometieron infracciones y han sido apartados del servicio. El titular de la cartera de Transporte anunció también cambios para mejorar la seguridad del sistema ferroviario, muy cuestionada tras los últimos accidentes de tren, que han causado más de 60 muertos en los últimos tres años. “Hace quince días firmamos un acuerdo con China para que en siete meses tengamos un sistema de detención automática de trenes”, indicó Randazzo.

A partir de septiembre, el ministro explica que entrarán en vigor “nuevos protocolos de comunicación entre control y conductores” y se designarán supervisores de tráfico que, cada diez minutos, consulten al maquinista sobre la velocidad, el recorrido y las estaciones, para tener “una auditoría permanente sobre cada una de las formaciones”. Randazzo recordó el accidente ferroviario del pasado 24 de julio en España, que causó 79 muertos, y señaló que, tras la confesión del maquinista de que tomó a 190 kilómetros por hora una curva que debía pasar a 80, “no hay ningún sistema de seguridad en el mundo que pueda evitar esa tragedia”.

El Gobierno argentino nacionaliza la línea ferroviaria de Sarmiento, foco de reiterados accidentes

ferrocarriles-argentinos

El Gobierno argentino anuncia la nacionalización total de la línea de trenes Sarmiento, foco de reiterados siniestros que en los últimos años han dejado más de 50 muertos y centenares de heridos, mientras la presidenta argentina, Cristina Fernández, permanece convaleciente de una cirugía craneal. El ministro argentino de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, explicó que la línea férrea será “operada plenamente por el Estado”, una decisión que, dijo, “me pertenece”.

La línea de trenes Sarmiento estaba controlada hasta ahora por la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (Ugoms) y, según indicó Randazzo, a partir de ahora está gestionada por la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) y la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adif), ambas de carácter estatal.

El anuncio ha sido recibico con excepcitismos en los sectores ferroviarios del país. con un parque antiguo y necesitado de una reforma que en su día fue anunciada, pero que nunca se ha llegado a acometer como precisa el ferrocarril argentino.

La decisión del Gobierno argentino llega después del último accidente en la estación de Once, una de las principales de Buenos Aires y cabecera de la línea Sarmiento, en el que resultaron heridas cerca de un centenar de personas, y por el que está detenido el conductor del tren, Julio Benito. En la misma línea, el pasado 13 de junio, 3 personas murieron y más de 300 resultaron heridas por el choque de dos trenes en hora punta en el oeste de la zona urbana de Buenos Aires. En febrero de 2012, 51 personas murieron y más de 600 resultaron heridas por otro choque en la estación de Once, una de las más transitadas de la capital, en lo que fue la mayor tragedia ferroviaria de la historia de Argentina.

El ministro anunció además que se implementarán nuevas medidas en todas las líneas ferroviarias, como los estudios psicofísicos a los conductores de tren , que serán realizados por especialistas de la Fuerza Aérea Argentina, al igual que a los pilotos de aviones. También se llevarán a cabo cambios en los procedimientos de conducción y frenado. “Nada ni nadie va a torcer la voluntad política de la presidenta, ni de quien les habla, de transformar el transporte público en la Argentina” dijo Randazzo.

“La presidenta no fue informada del accidente del sábado. No creo que contribuya a mejorar su salud el que sepa que hubo otro episodio en la estación de Once. La decisión la he tomado yo; tomé la responsabilidad”, dijo el ministro. “Si hubiera podido consultar a la presidenta, me hubiese dicho que era una decisión correcta”, añadió.

El Gobierno había nacionalizado una parte de la línea tras el siniestro de 2012, uno de los más graves ocurrido en la historia ferrociaria del país, y anunció una revolución ferroviaria en este medio de transporte que usan a diario 2,7 millones de pasajeros que se desplazan entre la ciudad de Buenos Aires y su poblada área.

El maquinista del tren que chocó el sábado contra las toperas de la terminal bonaerense de Once Aires se encuentra detenido e imputado por la justicia por su presunta responsabilidad en el accidente que dejó 99 heridos. Julio César Benítez, de 45 años,”quedó detenido tras ser interrogado por el juez y fue imputado por el delito de estrago culposo” (daño severo por negligencia).

“Los recuerdos que tengo del hecho son borrosos. Tengo algunos recuerdos, pero después otros que no puedo asegurar que ocurrieron (…)”, declaró Benítez ante el juez Ariel Lijo, según la Prensa del país. Lijo confirmó el arresto de Benítez, a quien indagó la noche del lunes tras recibir el alta por los politraumatismos sufridos en el episodio.

Un video difundido el martes por el Centro de Información Judicial de la Corte Suprema muestra que Benítez dormita y bosteza en varias ocasiones durante el trayecto suburbano entre la poblada periferia oeste y la estación de Once. El maquinista, que sufrió politraumatismos en el accidente, debió ser rescatado por la Policía ante la ira de los pasajeros que le achacaron que “se había quedado dormido”. La investigación sigue abierta.

Argentina cuenta con una de las redes ferroviarias más grandes del mundo y la más extensa de Latinoamérica y está inmersa en un proceso de rehabilitación y mejora de su sistema ferroviario. La reforma que intenta el Gobierno de Cristina Fernández parece inspirarse en la que llevó España a cabo a finales del siglo XX. Sin embargo, ya se han alzado distintas voces advirtiendo de las diferencias de modelos. Aunque se han barajado varias cifras, al parecer la inversión necesaria rondaría los 8.000 millones de dólares.

“El ferrocarril es esencialmente de carga, aún cuando en Buenos Aires se presenta la excepción con un relevante movimiento de pasajeros. Descontada esta situación especial, la producción granelera argentina de alto volumen y bajo valor es especialmente propicia para el transporte por ferrocarril o barcaza. El costo de transporte por ferrocarril es casi la mitad del costo por camión, lo que convierte al ferrocarril en un instrumento básico para la cadena productiva nacional”, aseguran expertos argentinos en economía.

El maquinista del tren acidentado el sábado en la estación argentina Once declara hoy ante el juez

Choque-de-tren-en-estacion-once-argentina

El maquinista Julio Benítez será investigado por la Justicia que investiga el accidente del sábado con un tren de pasajeros en la terminal Once de Buenos Aires, con saldo de 99 lesionados, informó el domingo el gobierno en su página web. Benítez (45 años), permanece hospitalizado con traumatismos, bajo custodia policial ordenada por el juez federal interviniente, Ariel Lijo. Ninguno de los heridos reviste gravedad, según autoridades sanitarias.

El convoy se estrelló este sábado en la concurrida estación de Once, una de las más importantes de Buenos Aires, contra las topera del andén 2, el mismo contra el cual chocó otro tren el 22 de febrero de 2012 con balance de 51 muertos y 700 heridos. Al menos 99 personas resultaron heridas, ninguna de gravedad. El servicio del ferrocarril Sarmiento, que pasó al Estado después de aquella tragedia, sufrió otro accidente grave el 13 de junio de este año cuando un tren de pasajeros embistió a otro en la periferia oeste, con saldo de tres muertos y 155 heridos. Las denuncias sobre deterioro de los transportes ferroviarios fueron un duro golpe a la popularidad de la presidenta Cristina Kirchner en el último año y medio.

El gobierno destacó en su página que “la Justicia ha confirmado que el disco rígido de la grabación de la cámara de seguridad de la cabina del conductor había sido encontrado en la mochila del maquinista“. En cambio, Gustavo Sobrero, líder sindical del ramal Sarmiento, denunció al canal de televisión TN “que se busca echarle la culpa a los trabajadores de lo que está pasando” con el sistema ferroviario.

La nota oficial indica que “una comisión formada por expertos universitarios ya comenzó la labor de colaborar con la Justicia en el esclarecimiento del hecho”. La Unidad de Control de trenes registró que la formación circulaba “a una velocidad mayor al promedio” en los últimos 600 metros y en momentos de ingresar al andén, según el comunicado gubernativo. “El motorman nunca indicó fallas (mecánicas) a la torre de control”, en tanto que el test de alcoholemia que le practicaron dio negativo, según el informe.

“Noventa y nueve pacientes se atendieron en los distintos hospitales porteños como consecuencia del accidente producido en la estación de Once”, informó el Ministerio de Salud porteño en su página web. El accidente se produjo a primera hora de la mañana del sábado, cuando una formación del ferrocarril Sarmiento, procedente de las afueras de la capital argentina, impactó contra un andén de la estación y avanzó varios medios sobre él, sembrando el pánico entre la multitud presente.

En la misma línea y el mismo andén, otro accidente en febrero de 2012 causó 51 muertos y más de 700 heridos, en una de las mayores tragedias ferroviarias de la historia argentina.

Según los datos del GPS de la locomotora difundidos por el ministro de Interior y Transporte de Argentina, Florencio Randazzo, el tren siniestrado entró en el andén a una velocidad superior a la media, pero no se registro ningún inconveniente previo durante el recorrido.

La gestión del servicio ferroviario fue nacionalizada tras la tragedia de Once, y el Gobierno anunció una revolución ferroviaria en este medio de transporte que usan a diario 2,7 millones de pasajeros que se desplazan entre la capital argentina y su poblada área metropolitana.

Entre las medidas adoptadas por el Gobierno para mejorar la seguridad está la compra de nuevas formaciones, mejoras en las vías, la instalación de cámaras de seguridad en las cabinas y la aplicación de pruebas de alcoholemia a los conductores, pero muchos pasajeros aseguran que los cambios no son suficientes y el servicio es aún deficitario.

El accidente ferroviario del sábado fue el tercero de gravedad en la línea Sarmiento, donde en los últimos 20 meses en total ha habido 54 muertos y más de mil heridos. El siniestro más grave tuvo lugar en febrero de 2012.