Archivo de la etiqueta: plan

Fomento tiene un plan para Feve

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentará este año un plan para los trenes de cercanías del norte de España (la extinta Feve) en el que ha indicado que llevan meses trabajando Adif y Renfe para mejorar este servicio con planteamientos “realistas”. Las competencias del servicio de cercanías de trenes recae sustancialmente en la Administración General del Estado, según ha señalado el titular de Fomento, más allá de que pueda haber alguna colaboración puntual para poner en práctica el anunciado plan. “Se hará un planteamiento un tanto global porque la problemática es bastante similar en todos los lugares”, explica De la Serna.

El ministro asegura que el nuevo plan será realista y no contemplará “inversiones hipermultimillonarias que quedarían muy bien en el papel pero no se podrían llevar a término“. “Lo que queremos es hacer lo más prioritario”, indica. El plan tendrá alcance nacional, y en lol tocante a Asturias analiza los problemas de toda la cornisa. El planteamiento de base es claro: “En las comunidades donde está Feve hay una necesidad imperiosa, se trata de asumirla”, dice De la Serna.

Aunque no lo reconoce explícitamente, el ministerio sabe que la línea de la extinta Feve sufre problemas crónicos que se han acentuado desde la absorción y que están causando un grave daño a los usuarios que sufren el deterioro del servicio, sobre el que no se augura un final feliz. De hecho, coincidiendo con la visita de De la Serna a la comunidad, el colectivo “SOS Tren Asturias” denuncian que “siguen las cancelaciones de trenes en Feve”. Del 14 de agosto al 3 septiembre se suspendieron 35 trenes entre Oviedo e Infiesto. En la primera semana de agosto se cancelaron 20 entre Oviedo y Llanes. “Son hechos que se producen todas las semanas”, lamentan. Además de las molestias causadas, “acaban alejando a los ciudadanos del tren por su falta de fiabilidad”.

El anuncio del ministro sobre el plan que preparan Renfe y Adif se recoge con cautela en ambientes ferroviarios de la zona que desconfían de la actuación ministerial. Fuentes del sector aseguran que será difícil que los usuarios recobren la confianza en los gestores de la línea de cercanías y que los servicios de la extinta Feve recuperen, cuando menos, los estándares de calidad anteriores a la desaparición de la operadora métrica, salvo que se realice una inversión importante en los mismos. Y no parece que las intenciones de Fomento pasen por ahí.

Fomento impulsará antes de fin de año un grupo de trabajo en que estén presentes las tres administraciones con el objetivo de eliminar la barrera ferroviaria de Avilés. En rueda de prensa, tras reunirse con el consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, y la alcaldesa Mariví Monteserín, el ministro apunta a que la propuesta hecha por el Ayuntamiento de Avilés “es una buena base desde la que tenemos que avanzar”. Se propone soterrar parte de las vías y trasladar ligeramente el trayecto del río Tuluergo.

De la Serna confirma que el soterramiento “es la idea de la que partimos, aunque el grupo determinará el alcance”. La propuesta municipal, según explica, está siendo analizada actualmente por técnicos de Fomento. “La única manera de avanzar es una propuesta consensuada” que saldría del grupo de trabajo. Después vendría el convenio entre las tres administraciones y en que se incluiría el desarrollo y financiación del proyecto, para a continuación encargar el estudio informativo, según ha detallado De la Serna.

De la Serna ha hecho alusión al gran proyecto del corredor hacia la meseta sur, para aseverar que se están cumpliendo los compromisos adquiridos como es el caso del fondo de saco de León, cuyas obras están en marcha con la idea culminarlas a finales de 2018. Sobre la redacción del nuevo proyecto para el tramo de León a La Robla y las obras que hay que realizar de superestructura en la variante de Pajares, el compromiso es finalizarlos este año para, posteriormente, iniciar lo procesos de licitación.

Según De la Serna, también se están cumpliendo los compromisos para el metrotrén entre Viesques y Cabueñes en Gijón para el que, además, no será necesario redactar un nuevo estudio informativo para la declaración del impacto ambienta por lo que será posible acometer directamente el proyecto mejorando los tiempos previstos. En relación a la variante de Pajares, el ministro asegura que su departamento baraja para finales de 2020 la fecha de culminación de las obras.

(Imagen José Antonio González. Vía Libre)

Anuncios

Las grandes estaciones planean su ruta digital

Las grandes estaciones de tren han emprendido el proceso hacia su digitalización y conversión en estaciones inteligentes, mediante la implantación de conexión ‘wifi’ y a redes 4G y 5G, entre otras iniciativas, con el fin de adaptarlas así a las nuevas demandas y necesidades de los viajeros y a la evolución de las ciudades. Adif prepara un plan director de transformación digital de las estaciones a cinco años, cuya redacción, en la que invertirá 716.000 euros, acaba de sacar a concurso público.

El concepto de ‘estación inteligente’ también abarca su transformación en un centro sostenible y ecológico, y su conexión con el exterior, con instituciones y entidades y otros servicios de transporte de la ciudad, para favorecer el intercambio de informaciones de servicio público y la interoperabilidad entre modos de transporte. Adif confía además que esta transformación permita gestionar las estaciones “de forma más eficaz y eficiente”, y además le genere un “retorno económico”.

Este plan será el que marque las pautas y el calendario para implementar nuevas tecnologías y convertir en centros conectados las actuales estaciones, instalaciones por las que transita un cada vez mayor número de viajeros, dado el creciente número de usuarios del tren, sobre todo el AVE. La iniciativa se complementa con la implantación de ‘wifi’, conexión inalámbrica a Internet, a bordo de los trenes. Renfe comenzó a prestar este servicio en diciembre de 2016 en el AVE a Sevilla y lo está extendiendo paulatinamente para completar toda el parque a comienzos de 2019. Asimismo, se enmarca en una de las políticas estratégicas del Ministerio de Fomento, la de implementar las nuevas tecnologías de la información a los distintos modos de transporte.

En el caso de las terminales ferroviarias, el objetivo último del plan que prepara Adif es que las estaciones se conviertan en ‘estaciones inteligentes’, implementando soluciones del ‘Internet de las cosas’. Para ello, en primer término se implantarán las infraestructuras tecnológicas necesarias, tales como conexión a redes 4G y 5G y acceso a ‘wifi’, tanto para el uso de los viajeros, como del personal de la estación, e incluso de las firmas que tengan tiendas y establecimientos en el recinto. En el plano de los viajeros, con el fomento de las nuevas tecnologías, Adif también busca conocer sus hábitos para adecuar a los mismos los servicios que se ofrecen en la estación.

Las compañías interesadas en diseñar este plan de transformación de las estaciones cuentan de plazo hasta el próximo 17 de julio para presenta a Adif sus propuestas. El plan deberá indicar, en un primer término, el contexto actual y la estrategia a seguir y, posteriormente, los requisitos y las necesidades. Deberá analizar los procesos, infraestructuras y tecnologías necesarias, determinar el plan de actuaciones para implementarlas y, por último, supervisar la ejecución de todo el proceso.

Fomento busca socio para ‘rescatar’ a Renfe Mercancías

El Ministerio de Fomento ultima el lanzamiento de un concurso público de carácter internacional para elegir un “socio industrial” para Renfe Mercancías, según anunció el titular del Departamento. Se trata de una de las iniciativas del plan estratégico 2017-2019 que la compañía ferroviaria pública puso recientemente en marcha para evitar la quiebra y garantizar la viabilidad futura de su división de transporte de carga en tren.

“Estamos preparando la entrada de capital privado en Renfe Mercancías a través de un socio industrial para que la compañía tenga más fortaleza para competir también en el exterior”, indica De la Serna en su intervención en una jornada sobre internacionalización organizada por ‘Expansión’. El ministro detalló posteriormente que la compañía que resulte elegida en el concurso para aliarse con la filial de carga de Renfe no entrará en el capital de la compañía pública, sino que ambas conformarán un grupo a través de una alianza o una asociación.

A través del concurso, Fomento busca una compañía logística, cuya actividad de transporte en otros modos complemente y potencie el negocio de tráfico de mercancía en tren de Renfe. Asimismo, se pretende que permita a esta filial salir al exterior. Esta es la fórmula elegida, “tras analizar distintas alternativas”, para reforzar esta filial de Renfe con un socio, tal como avanzó la operadora cuando presentó el plan de rescate para este negocio el pasado mes de marzo.

El plan contempla además medidas para atajar el “sobredimensionamiento” que presenta Renfe Mercancías, como son un ajuste del 30% de la plantilla ya pactado con los sindicatos y la venta de parte de su parque de trenes y locomotoras. Con esta estrategia, Renfe Mercancías espera superar las pérdidas y cerrar las cuentas de 2017 en equilibrio, tras provisionar en las de 2016 la sanción de 65 millones que le impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con el fin de lograr ya en 2018 los primeros beneficios de su historia.

Fomento espera aumentar la actividad y negocio. Renfe mercancías ha perdido un 30% del mercado del transporte de carga en tren desde que este sector se abrió a la competencia en 2005. A pesar de copar aún un 70% del sector, su actividad ha ido descendiendo, como consecuencia también, según asegura, de que el negocio de tráfico de mercancía en ferrocarril también lo ha hecho, a favor del camión. En la actualidad, sólo el 3% de la carga que se mueve por el país lo hace en ferrocarril.

Por otro lado, Fomento ha encargado a la ingeniería pública Ineco un plan de internacionalización de sus empresas (Adif, Renfe, Aena y Puertos del Estado) para impulsar su negocio en el exterior “eliminando duplicidades y buscando complementariedad” entre las compañías. Íñigo de la Serna confía en tener listo a finales de año el plan, con el que también contempla trabajar junto con las empresas privadas.

Fomento pretende fijar encuentros con las patronales del sector para diseñar un “calendario de actividades y visitas” a otros países tendentes a incentivar el ya destacado negocio internacional de las constructoras y empresas de transporte españolas y entrar en nuevos mercados. El titular de Fomento asegura que retomará las negociaciones con los grupos políticos tendentes a lograr un pacto de Estado sobre infraestructuras en cuanto el PSOE determine a su interlocutor en esta negociación. De la Serna indicó recientemente que ya tenía preparado un borrador de pacto y que estaba a la espera de que el partido socialista concluyera su proceso de primarias para elegir nuevo secretario general para comenzar a debatirlo con otras formaciones.

Renfe recibe 1.378 solicitudes a su plan de bajas

manifestacion-madrid-defensa-ferrocarril

Renfe recibe solicitudes de adhesión a su plan de bajas incentivadas de un total de 1.378 trabajadores, una cifra que duplica a las 765 bajas que el programa de desvinculaciones voluntarias contempla para este año, equivalentes al 5,7% de su plantilla total de la empresa. La compañía ferroviaria pública procederá ahora a ordenar las peticiones de dejar la empresa recibidas en función de los criterios establecidos en el plan con el fin de determinar los trabajadores que finalmente se incluirán en el mismo.

En concreto, 500 bajas se determinarán en función de los cupos de los distintos grupos profesionales a los que se dirige el plan (maquinistas, comerciales, personal de talleres y estructura de dirección entre otros), otras 65 se cubrirán con personal que haya sido calificado como ‘no apto’ y las 185 restantes en función de la antigüedad de los trabajadores en la empresa, según informa UGT.

El plan de bajas voluntarias acordado por Renfe con los sindicatos para 2017 contempla la salida del mismo número de efectivos que el de 2016. En ambos casos, forman parte del plan de empleo que se incluyó en el actual convenio colectivo de la compañía ferroviaria. El objetivo de este plan de empleo es transformar y rejuvenecer la plantilla de Renfe, que actualmente presenta una edad media de 54 años, incorporando nuevos profesionales que generen valor y le permitan atender a las nuevas necesidades de sus distintos negocios.

El plan de desvinculaciones de 2017 irá asociado, al igual que el de 2016, a una tasa de reposición. En el marco del programa del pasado año, la operadora ya lanzó dos ofertas de empleo para un total de unos 584 trabajadores. Del total de puestos de la que fue la primera incorporación de personal a la compañía tras la crisis, la mitad se destinaron a maquinistas (unos 340 efectivos).

Renfe aborda ahora su nuevo plan de bajas mientras el Ministerio de Fomento sopesa volver a unir la operadora y Adif, empresa gestora de la infraestructura ferroviaria, con el fin de conformar un ‘holding’ ferroviario público “fuerte” ante la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren en 2020.

Adif pretende eliminar 74 pasos a nivel de la red española en los próximos ocho años

paso-nivel-losrosales-sevilla

Adif pone en marcha un plan para suprimir progresivamente los pasos a nivel que más intensidad de tráfico de vehículos registran de entre los que aún presenta la red ferroviaria convencional española. El plan, que tiene un horizonte de ejecución hasta 2024, comenzará con la eliminación de un primer lote de 74 cruces entre carreteras y líneas de tren repartidos por once comunidades autónomas, entre ellas Euskadi. Adif continúa de esta forma con su política de sucesiva eliminación de pasos a nivel.

La compañía pública encargada de construir y gestionar las infraestructuras ferroviarias ha invertido unos 300 millones de euros en los últimos siete años en suprimir o mejorar este tipo de infraestructuras. En este periodo ha destinado 220 millones a eliminación de este tipo de cruces, otros 52 millones a mejorar las protecciones y los sistemas de seguridad y señalización de los aún existentes, y 25 millones más a instalar cerramientos para evitar el acceso de personas o animales a las líneas de trenes.

Con el nuevo el plan de supresión de pasos a nivel 2016-2024 Adif pretende la “progresiva” supresión de aquellos pasos a nivel cuyo uso por parte de vehículos de carretera ha crecido en los últimos años “como consecuencia del desarrollo urbano de distintos núcleos de población”, según dichas fuentes. Por el momento, Adif ha sacado a concurso el contrato de redacción de proyectos constructivos para la supresión del primer lote de 74 cruces. De ellos, 33 corresponden a las vías convencionales y otros 41 a las vías estrechas heredadas de la extinta Feve.

Con este contrato, estimado en 5,84 millones de euros, la empresa pública pretende hacerse con “la solución técnica más adecuada” para cada paso a nivel” y contar en un mismo proyecto todas las medidas y aspectos necesarios para después acometer las obras de eliminación del cruce. Estos trabajos se contratarán en una segunda fase, también mediante una licitación pública.

La compañía ha sacado a concurso la redacción de estos proyectos de supresión de pasos a nivel en nueve lotes, que agrupan los cruces a eliminar en función de su ubicación geográfica. Las comunidades en las que se reparte este primer conjunto de pasos a nivel que se suprimirán en el marco del nuevo plan son Asturias, Galicia, Castilla y León, Cantabria, La Rioja, País Vasco, Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña, Aragón y Andalucía.

El tráfico de vehículos que registra un paso a nivel es el factor determinante para determinar si ese cruce de la carretera con una línea de tren debe suprimirse o bien contar con distintos niveles de protección (instalación de barreras o semibarreras automáticas, señalización vertical, señales sonoras o acústicas, entre otras). Según Adif, los titulares de los pasos a nivel son, en su mayoría, los ayuntamientos de los municipios en los que se ubican, o la correspondiente comunidad autónoma.

El Sindicato Ferroviario y CCOO recurren la convocatoria de empleo de Renfe

manifestacion-madrid-defensa-ferrocarril

El Sindicato Ferroviario y CCOO recurren la convocatoria de empleo público que Renfe lanzó hace unas semanas para incorporar a la compañía 522 nuevos trabajadores, de los que más de la mitad, unos 340 efectivos, serán maquinistas. Los sindicatos consideran que, dadas las condiciones fijadas por la operadora, la convocatoria no se rige por principios de imparcialidad y objetividad, y que además vulnera las normas sobre empleo público.

CCOO ha decidido interponer un recurso de alzada a las convocatorias públicas de empleo del Grupo Renfe, en el que pide la modificación de algunos aspectos incluidas en las bases de la oferta, aunque sin solicitar su impugnación ni su paralización. CC OO subraya que, con este recurso de alzada (para revisar el acto administrativo por el superior jerárquico del órgano que lo dictó), no quiere bloquear la oferta pública de empleo de Renfe, sino hacer que la misma cumpla los tres principios elementales: igualdad, mérito y capacidad.

Entre los puntos de la convocatoria que los sindicatos rechazan figura el hecho de que se realice un primer proceso selectivo ‘online’, “que imposibilita controlar la identidad de la persona que está al otro lado del ordenador”. También rechazan que se realicen pruebas como dinámicas de grupo y entrevistas personales, al estimar que presentan un alto margen para el arbitraje y la subjetividad a la hora de seleccionar a los candidatos. Igualmente piden que se permita participar a aspirantes que aún no cuenten con la titulación académica exigida, pero que estén a punto de conseguirla y la logren ante del inicio efectivo del proceso de selección.

Las organizacione sindicales reclaman que los actuales trabajadores de Renfe con empleo temporal o no fijo que logren un puesto indefinido con funciones similares a las que ya realicen, mantengan los derechos adquiridos, su categoría, sus condiciones y antigüedad.

Renfe publicó el pasado 20 de mayo las bases de la oferta pública de empleo 2016, en las que se explicitan las condiciones y requisitos generales y particulares de cada una de las tres convocatorias: operadores comerciales de ingreso, operadores de ingreso de mantenimiento y fabricación y maquinistas de entrada.

Los sindicatos aseguran que Renfe no contó con la representación de los trabajadores para la elaboración de las convocatorias, y, tras su análisis, ha encontrado “una amplia cantidad de despropósitos y de vulneraciones de las leyes que regulan el acceso al empleo público”. Por ello, piden que la prueba de cultura general la realicen los aspirantes de las tres convocatorias y no sólo los de comercial y talleres, y que ésta no se haga a través de plataforma online sino de forma presencial, o que a aquellos trabajadores temporales o no fijos que consigan un puesto indefinido fijo con funciones correspondientes a las que están desempeñando, se les respeten sus derechos adquiridos, entre otros aspectos.

A la convocatoria de Renfe se han presentado cerca de 7.000 aspirantes, un número muy inferior al que habitualmente alcanza este tipo de ofertas públicas de empleo y que suele rondar los 30.000, lo que se debe, indican fuentes de la organizaciones sindicales, a la criba provocada por los requisitos exigidos. Del total de aspirantes, 3.600 se han presentado para las 80 plazas de operadores comerciales; 2.500, para las 102 plazas en talleres, y 600, para las 340 plazas de maquinistas.

Renfe abre una oferta de empleo para incorporar a 522 trabajadores, la mitad maquinistas

manifestacion-madrid-defensa-ferrocarril

Renfe abre una oferta de empleo para incorporar a la compañía ferroviaria 522 nuevos trabajadores, de los que más de la mitad, unos 340 efectivos, serán maquinistas. Se trata de la segunda entrada de personal que aborda la compañía ferroviaria pública tras la crisis, después de la que llevó a cabo el pasado año, con la que sumó unos 150 nuevos empleados.

La oferta de trabajo es fruto del plan de empleo que la compañía y los sindicatos acordaron incluir en el nuevo convenio colectivo de la compañía ferroviaria, pactado el pasado mes de diciembre, y que entró en vigor recientemente. El plan de empleo contempla la incorporación a Renfe de este medio millar de nuevos trabajadores para cubrir el grueso de las vacantes que generó el plan de bajas voluntario para 750 empleados que la operadora llevó a cabo el pasado año.

Todas estas medidas forman parte del proceso de transformación que Renfe pretende impulsar en su plantilla, con el fin de rejuvenecerla, dado que presenta una edad media de 54 años, e incorporar nuevos profesionales que generen valor para la operadora y le permitan atender a las necesidades de sus distintos negocios. Con los nuevos empleos, la compañía ferroviaria, además de atender a la tasa de reposición pactada en el plan de bajas, también pretende consolidar empleo temporal. Además generará una bolsa de empleo con los solicitantes de empleo que no resulten elegidos para atender a futuras necesidades de personal.

De los 522 trabajos, 80 corresponden a operadores comerciales, y otros 102 a operadores de fabricación y mantenimiento de trenes en distintas especialidades (pintura, electricidad y electrónica, ajustador-montador y soldador, entre otros). Además, Renfe pretende incorporar a 340 maquinistas, 312 para que realice tráficos en el ámbito nacional, y los 28 restantes para las conexiones transfronterizas con Francia.

La compañía ferroviaria acaba de cerrar el plazo de recepción de solicitudes de los interesados en estos puestos de trabajo, que adjudicará a través de distintas pruebas de selección. Los procesos de selección para la contratación de los nuevos empleados comenzarán en los próximos meses y se realizarán diferentes convocatorias entre 2016 y 2018. Los perfiles buscados dependerán de las vacantes disponibles y las responsabilidades a desarrollar en cada puesto.

92 maquinistas de Renfe se acogen al plan de bajas voluntarias de la operadora ferroviaria

Cabina- S-112 (1)-foto-renfe-patier

Renfe recibió un total de 155 peticiones de baja voluntaria de otros tantos trabajadores durante el pasado mes de enero, el primero en el que se aplica el plan de desvinculación voluntaria de empleados de la empresa que la compañía pactó con sus sindicatos en el marco del nuevo convenio colectivo. El número de ferroviarios que ya han pedido dejar la operadora representa el 20% del máximo de 775 empleados que pueden sumarse al plan de baja voluntaria.

Del total de trabajadores que han manifestado su voluntad de abandonar la compañía ferroviaria, tres de ellos son directivos, si bien el grueso, un total de 92, son maquinistas. Otras treinta solicitudes provienen de empleados de los talleres de mantenimiento de trenes, 22 más del área comercial, cinco de gestión y los tres restantes son técnicos.

El nuevo convenio colectivo para el periodo 2015-2018 que Renfe firmó el pasado mes de diciembre con sus sindicatos incluye un plan de bajas voluntarias para un máximo de 775 trabajadores.

El objetivo de esta medida es rejuvenecer la plantilla de la operadora, que actualmente presenta una edad media de 54 años, dado que el plan está vinculado a la incorporación a la empresa de entre 400 y 500 nuevos trabajadores en los próximos años.

Al plan pueden sumarse trabajadores que cuenten con una antigüedad media en la empresa de al menos 19 años, o bien que se encuentren próximos a cumplir los requisitos para acceder a la jubilación. Los ferroviarios que se sumen al plan y pidan dejar la empresa recibirán el 60% del salario mensual más un importe de 100 euros por cada mes que les falte para alcanzar la jubilación, con un máximo de 24 meses para ambos importes.

Esta iniciativa en materia laboral se enmarca en el plan estratégico ‘+Renfe’ que la operadora puso en marcha a finales de 2014 con el fin último de mejorar su calidad y rentabilidad, superar los ‘números rojos’ y lograr beneficios este año 2016.

En Belén no hay tren ni tranvía

panoramica-belen-lsin-tren-sin-tranvia

No quiero que penséis que pretendo pecar de originalidad. Hoy es Navidad y aún nos pesa la cena de anoche, así que lo mejor es una historia ligerita. Y pensando en lo más apropiado para hoy se me ha venido a la cabeza una pregunta ¿hay tren en Belén? Hablamos de Cisjordania, no de Costa Rica como algún malintencionado podría pensar. Belén es durante estos días uno de los destinos más frecuentados y en la ciudad cisjordanaa tienen lugar en estas fechas tan señaladas múltiples actividades y eventos. Vamos que se llega a ‘petar’, como dirían los modernos.

Por supuesto que Belén hoy nada tiene que ver como esa imagen de nuestra niñez -bastante impostada también- de pastorcitos, lavanderas en el río, Reyes que persiguen una estrella y, por supuesto, el pesebre del Niño Jesús. Situada a unos 9 kilómetros al sur de Jerusalén y enclavada en los montes de Judea, se encuentra en una zona desértica aunque posiblemente es uno de los lugares más entrañables de Palestina. Muy posiblemente el turismo tenga algo que ver en ello.

Pero si alguien cree que Belén tiene conexión ferroviaria con Jerusalén o cualesquiera de las ciudades más emblemáticas de la zona, se equivoca. Ni tiene tren ni hay tranvía, como dice la canción sobre la ciudad colombiana de Santa Marta. Belén cuenta con tres estaciones de autobuses propiedad de compañías privadas que ofrecen desplazamientos a Jerusalén, Beit Jala, Beit Sahour, Hebrón, Nahalin, Battir, Al-Khadr, al-Ubeidiya y Beit Fajjar. Hay dos estaciones de taxis que hacen viajes a Beit Sahour, Beit Jala, Jerusalén, Tuqu’ y Herodium. Hay también dos empresas de alquiler de coches: Murad y ‘Orabi. Los autobuses y taxis con matrículas de Cisjordania no tienen permitida la entrada en Israel, incluida Jerusalén, sin un permiso especial. Pero no hace mucho tiempo se hablaba de una conexión por tren.

El Ministerio de Transportes de Israel planea construir 475 kilómetros de líneas de tren en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, según informaba hace un año el diario ‘Haaretz’. El servicio ferroviario estaría destinado a proporcionar transporte tanto a los residentes palestinos como a los colonos judíos. El plan no tiene fecha de implementación ni presupuesto asignado y necesitaría de la aceptación y colaboración con las autoridades palestinas en Cisjordania.

El proyecto consta de dos principales líneas férreas, que recorrerían el territorio de norte a sur, la primera de Jenín a Hebrón y la segunda a lo largo del Valle del Jordán, y otros dos tramos que atraviesan el territorio de este a oeste, conectándolo con Israel y Jordania. La red ferroviaria tendría paradas también en las principales ciudades palestinas, como Ramala, Belén, Nablus, Jericó y Jerusalén Este.

El Ministerio de Transportes confirmó al diario que el plan se llevará a cabo “con un compromiso legal con el Tribunal Supremo”, que en el pasado ha considerado legal la expropiación de terrenos a la población ocupada para construir infraestructuras siempre que estas les beneficien también a ellos.

Ferrovial, OHL, CAF y Talgo se interesan por el plan de infraestructuras de Kuwait

Negocio a la vista. Y con posible participación española. Ferrovial, OHL, CAF y Talgo son algunas de las grandes empresas de construcción y transportes que han mostrado interés por participar en el plan de inversiones en infraestructuras que Kuwait prevé ejecutar en los próximos cinco años por un importe total de 43.000 millones de euros. El plan del país incluye entre otros proyectos la construcción de un metro en Kuwait, de una línea de ferrocarril que unirá a los países del Golfo, de varias carreteras y de nuevas zonas industriales.

Una delegación kuwaití integrada por representantes de los Ministerios de Obras Públicas, de Transportes y de Interior, informó de estos planes a un grupo de empresas españolas durante un encuentro celebrado en Madrid y promovido por las Cámaras de Comercio. Además de las firmas ya citadas, acudieron también al encuentro Consultrans, Geinsa o Prointec. El instituto cameral indicó en un comunicado que “la gran experiencia y el reconocimiento internacional de las empresas españolas en el desarrollo de este tipo de infraestructuras” constituye la principal razón que han motivado a los representantes kuwaitíes solicitar a las Cámaras de Comercio la organización de este encuentro.

Kuwait cuenta ya con una importante presencia de empresas españolas, entre las que figuran Roca Sanitario, Aldeasa, Fermax Electrónica, Amadeus, Cortefiel, Tous, Mango e Inditex. Según las cámaras, la economía kuwaití no ha sido de las más afectadas por la crisis económica. Se estima que el país cierre 2009 con un descenso del 0,7% del PIB que ya para 2010 apunta a una subida de un 4%. Además, su superávit fiscal podría alcanzar hasta el 13,1% del PIB.

El instituto cameral considera que estos datos ponen de manifiesto la capacidad que sigue teniendo este país para financiar proyectos públicos, a pesar de la actual crisis económica. Por ello, las Cámaras consideran que Kuwait ofrece actualmente “una buena perspectiva de negocio para las empresas españolas, especialmente en el desarrollo de infraestructuras públicas como metro y ferrocarril, carreteras, puertos, gestión de tráfico aéreo y marítimo, tratamiento de aguas residuales y construcción de viviendas y hospital.