Archivo de la categoría: empresas y tren

Alstom y Siemens negocian su fusión

El grupo industrial francés Alstom confirma que negocia una “posible unión” con el alemán Siemens que, según el diario Le Monde, podría quedarse con hasta un 50% de su capital o incluso más en una operación que se encuentra en un estado “avanzado”. La fusión daría lugar a un fabricante con 15.000 millones de facturación y fuerte posición en la alta velocidad. El diario francés indica que la alianza podría anunciarse este martes, cuando está programado un consejo de administración de Alstom, y sólo dos días después de las elecciones en Alemania. Sería la primera alianza industrial franco-alemana después de que el presidente galo Emmanuel Macron haya abogado por una mayor integración económica en Europa. De hecho, su Ejecutivo vería con buenos ojos una mayor concentración en el sector ferroviario siempre y cuando no se vea afectado el empleo.

La idea sería que el grupo francés aportara sus negocios ferroviarios, lo que incluiría los trenes pero también la señalización. Siemens entraría en su capital mediante una ampliación de capital de Alstom que le estaría reservada, lo que, según la prima que se acabara fijando, supondría un porcentaje de acciones entre el 45% y el 50% o incluso más. Si se diera esta última hipótesis, la cuestión que se plantearía es si Siemens habría de lanzar una opa sobre el resto del capital.

Fuentes solventes aseguran que Siemens ha tenido acercamientos tanto a Alstom como a la canadiense Bombardier. La germana contribuiría a la fusión con Alstom con activos valorados en 7.000 millones de euros, según informaciones en prensa, lo que equivaldría a un paquete del 45% al 50% de la que hoy es su rival francesa. Las mismas fuentes aseguran que si las conversaciones con Alstom cristalizan en una fusión, la germana tendría una pequeña mayoría, aunque sería el director general de la francesa, Henri Poupart-Lafarge, quien lideraría la empresa fusionada. Las dos tienen destacada presencia en España.

El próximo octubre expiran los derechos de compra que Bouygues -primer accionista de Alstom actualmente, con el 28,3%- consintió al Estado francés para comprarle del 15% al 20%. Unas opciones de las que el anterior gobierno del presidente socialista François Hollande quiso dotarse para poder pesar en el futuro de una compañía que tiene una importancia industrial, pero también simbólica, como fabricante del tren de alta velocidad (TGV) con el que Francia fue pionera.

Según Le Monde, los poderes públicos franceses se van a esforzar por obtener garantías de Siemens sobre el mantenimiento de los centros de decisión y en los de investigación y desarrollo en Francia. También sobre los niveles del empleo y la actividad en las factorías. Un acuerdo entre ambos conglomerados daría lugar a un serio aspirante al liderazgo mundial del sector.

El escenario de una fusión con el gigante alemán, que parecía que se decantaba hasta hace unas semanas por el canadiense Bombardier, hay que contemplarlo en el contexto de un sector ferroviario marcado por la fusión en 2015 de dos de los grupos chinos del sector que crearon el gigante CRRC, que está arrasando en muchas de las licitaciones abiertas por todo el mundo. Bombardier, que ha declinado hacer comentarios, habría expresado su condición de tener el control de un matrimonio con Siemens, que la europea no parece dispuesta a conceder.

Anuncios

Siete ferroviarias se unen en su gestión eléctrica

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha firmado un contrato con Grupo ASE, la empresa especializada en servicios energéticos que gestiona, informa y asesora al único grupo de contratación de electricidad en el ámbito ferroviario que existe en España. FGV, con Valencia y Alicante como principales ciudades donde presta sus servicios, se une a sus homólogas en Barcelona, Bilbao, Vitoria, Málaga, Murcia y Zaragoza, así como a los ferrocarriles vascos. Este grupo ferroviario al que se ha unido FGV nació en 2012. Desde entonces se han ido adhiriendo distintas compañías ferroviarias de toda España para mejorar su posición energética. Actualmente reúne a seis compañías de transporte metropolitano y una de ferrocarril. La aportación de la compañía valenciana al grupo ronda el 20% del consumo eléctrico total.

Presentarse ante las comercializadoras en grupo mejora las condiciones del contrato, un punto a tener muy en cuenta dados los actuales precios de la luz, según explica el gerente de Grupo ASE, Ramón López, que destaca la ventaja que supone negociar los precios de los suministros de electricidad “en la medida en que la oferta de electricidad se encuentra enormemente concentrada y la demanda, en cambio, está muy diluida”. También es distinto el modelo de contratación, un sistema que FGV ya implementó el pasado ejercicio, asesorada por esta misma empresa, y que le ha supuesto un ahorro de alrededor de 800.000 euros en su factura eléctrica de 2017.

En las reuniones que mantiene el grupo ferroviario no solo se aborda la situación de los mercados eléctricos en relación a sus precios, una cuestión muy importante dado el alto consumo eléctrico de estas compañías. También se analizan las novedades regulatorias en materia eléctrica y se tratan temas orientados a la prestación de servicios energéticos a las ciudades, aprovechando tanto las infraestructuras de que disponen estas empresas como la experiencia de sus directivos y trabajadores. En la última reunión, a la que ya acudieron dos directivos de FGV, se plantearon nuevas posibilidades de explotación de recursos vinculados a un desarrollo energético responsable, como la recuperación y el aprovechamiento de la energía cinética de frenado. Éste, según confirma López, ya está funcionando en Metro Bilbao y próximamente también en Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Su implementación reduce la factura eléctrica de las compañías, en la medida en que autogeneran electricidad propia.

También se estudia la posibilidad de explotar el potencial generador para proveer a las ciudades de una red eléctrica de soporte, que actúe como reserva de la red principal y apoyo en caso de emergencia. O la recarga eléctrica que pueden facilitar, en el centro de las ciudades, con el doble objetivo de poner a disposición de las administraciones locales modelos que contribuyan a la penetración del vehículo eléctrico y, a efectos prácticos, facilitar a los ciudadanos la recarga de su coche en su ciudad.

Grupo ASE nació en Bilbao, en 2001, “con el espíritu de agregación de la demanda, para que el poder de negociación con los grandes grupos energéticos estuviera más equilibrado”, según explica su portavoz, Ramón López. En Bilbao se ubican las divisiones de Energía y Gestión ASE (dedicada a la consultoría energética), Enertek (centrada en Baja Tensión); ASE Ingeniería (soluciones de eficiencia energética en el ámbito industrial), e INDOTEC Ingeniería (especialista en el mercado de edificación). En Madrid, ENERTEP gestiona grandes cuentas y sector público. Y, finalmente, ENER3, cubre el arco mediterráneo, desde Andalucía a la Comunidad Valenciana.

Grupo ASE se enfoca a que sus clientes accedan al sistema eléctrico en mejores condiciones que las actuales, todo un reto ya que, como aclara López, “se habla mucho de la figura del agregador, pero para llegar a ello se necesita un fuerte fondo de comercio que permita a esta figura modificar las reglas de funcionamiento del sistema, con el fin de implicar a los consumidores en él”.

Italia se hace con los trenes griegos

La compañía pública de ferrocarriles italianos Ferrovie Dello Stato Italiane S.p.A ha adquirido el 100% del capital de su homóloga griega Trainose por 45 millones de euros, anuncia el fondo griego de privatizaciones Taiped. El contrato de cesión de los ferrocarriles griegos fue firmado en la isla de Corfú, en el marco de la primera cumbre bilateral institucional que se celebra entre Grecia e Italia.

Según Taiped, con la privatización de Trainose se elimina la exigencia de la Comisión Europea (CE) al Estado griego de recuperar los 692 millones de euros que le había otorgado a la hasta ahora compañía estatal. La CE había considerado ilegales estas ayudas y había exigido su devolución. En la rueda de prensa conjunta con su homólogo italiano, Paolo Gentiloni, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, señaló que la venta “es el punto de partida de una serie de inversiones importantes italianas en la economía griega”.

“Lo más importante no es el precio de la privatización, sino el dinero que la parte italiana invertirá en los ferrocarriles griegos y que alcanzará los 500 millones de euros”, destaca Tsipras, en una defensa indirecta a las críticas formuladas por el bajo precio de venta.

Trainose es actualmente el único operador de servicios de viajeros y de mercancías en los 2.500 kilómetros de la red de ferrocarriles griega. En virtud del contrato para la venta de la totalidad del capital social de la compañía, la operadora debe suscribir acuerdos que incluyen un contrato de obligación de servicio público con el gobierno por valor de cincuenta millones de euros anuales, un contrato de acceso a la infraestructura, con el actual administrador de infraestructuras ferroviarias griego OSE, contratos de arrendamiento de propiedades, un acuerdo de leasing a largo plazo con Gaiaose, propietaria de la flota de material rodante del Estado y un contrato a largo plazo para mantenimiento de la flota con Rosco.

Trainose se creó en 2005 como filial de la empresa nacional de ferrocarriles OSE, y posteriormente, en diciembre 2008, pasó a ser una compañía independiente, con dependencia directa del Estado. En 2013 fue transferida al cien por cien a HRADF, que comenzó el proceso para su privatización. Entonces, la HRADF recibió tres ofertas, procedentes de los ferrocarriles franceses SNCF, los ferrocarriles rusos RZD y del grupo rumano Grampet.

Moscú pretendía ampliar su influencia en las decisiones de la UE haciendo sustanciosas inversiones en Grecia, entre otras en el sector ferroviario, pero retiró su oferta. La compañía Trainose, que posee los trenes de la deteriorada red helena, fue adjudicada por unos exiguos 45 millones de euros a la compañía pública italiana Ferrovie Dello Stato Italiane (FS). Este negocio, a todas luces nada rentable a corto plazo, como apuntaba la prensa griega, puede ser un astuto movimiento para obtener un puesto privilegiado en la eventual privatización del metro de Atenas, que sí sería un negocio mucho más rentablez.

El primer ministro recalca que la inversión es muy importante porque Grecia necesita una red ferroviaria fiable y porque llega en un momento en que el país necesita inversiones que crean puestos de trabajo. Según el director ejecutivo de la italiana, Renato Matsontsini, se invertirán 500 millones de euros en los próximos años. Esta cantidad irá destinada, esencialmente, a adquirir un nuevo parque ferroviario y construir nuevas instalaciones. Se espera que para el 1 de enero de 2019, los trenes de Ferrovie dello Stato Italiane estén ya operativos.

Ferrovie Dello Stato Italiane S.p.Al es la tercera mayor compañía de ferrocarriles de Europa. La compañía en un holding público, bajo la forma de una sociedad por acciones, cuyo capital está en su totalidad en manos del Estado italiano tras la profunda reestructuración realizada entre 1985 y 1991.

Exposición sobre CAF en Delicias

El Museo de Delicias acoge hasta el 7 de enero, la exposición ‘CAF, un siglo al servicio del ferrocarril’, organizada por la asociación cultural Lemniskata de Beasain (Gipuzkoa) en colaboración con Euskotren y el patrocinio de Construcciones y Auxiliar del Ferrocarril. La muestra consta de 130 imágenes distribuidas en 15 paneles en los que se refleja la evolución de esta empresa desde sus orígenes, que se remontan a 1860, hasta la constitución en 1917 de la factoría guipuzcoana CAF y su devenir hasta nuestros días: desde los primitivos vagones de madera hasta los más modernos trenes de alta velocidad.

La exposición que asesora Juanjo Olaizola, director del Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia, realiza un recorrido por los diferentes acontecimientos vividos por la empresa ferroviaria en este primer siglo de andadura, desde guerras hasta situaciones de crisis que amenazaron su existencia. La inauguración se abre con la presentación del libro ‘CAF, un siglo al servicio del ferrocarril’, editado por Maquetren, y que cuenta con la dirección de Olaizola.

Esta obra recoge no solo estos cien años de historia transcurridos desde la fundación de la Compañía Auxiliar de Ferrocarriles en 1917, sino también todos sus antecedentes, que se remontan a la puesta en marcha de la fábrica de hierros de San Martín en Beasain el año 1860. En estos cien años, CAF se ha convertido no solo en el motor económico de Gipuzkoa, sino en una de las empresas españolas de más renombre que compite con las grandes multinacionales del sector. Sus productos (trenes, tranvías y metros) se mueven hoy por las líneas ferroviarias de los cinco continentes. Los 1.650 empleados de aquel lejano 1917, supera los 7.000 en su matriz de Beasain, resto de factorías y filiales.

Como Olaizola narra en su obra, la firma nace en marzo de 1917 con el propósito de explotar los talleres que la Fábrica de Vagones dispone en la vega del Oria. Varias sociedades se suceden al frente de su administración (entre otras Goitia y Compañía, La Maquinista Guipuzcoana y Sociedad Española de Construcciones Metálicas), pero las dificultades económicas la abocan al fracaso.

Tres empresarios afincados en Madrid –Valentín Ruiz Senén, Luis Urquijo Ussía y Santiago Innerarity Cifuentes, junto al comisionista donostiarra Ángel Gascue Minondo- se reúnen en Donostia ante el notario Luis Barrueta para constituir una sociedad que tiene como objetivo la «construcción, compra, venta, alquiler de vagones y de cuantos elementos puedan servir para los transportes, para la explotación de caminos de hierro y tranvías, y aportar al tráfico nacional, material ferroviario». La nueva sociedad se bautiza como Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) que acabará siendo conocida por sus siglas.

“La Primera Guerra Mundial resulta fundamental para la consolidación de la industria de construcción de material ferroviario en el País Vasco y en el resto de España. Dos factores resultan en este sentido determinantes: por una parte, la imposibilidad de las empresas ferroviarias españolas de seguir abasteciéndose en sus proveedores habituales de Francia, Bélgica, Alemania o Gran Bretaña, ya que sus industrias se centraron en estos años en el esfuerzo de guerra, a lo que se sumaban las graves dificultades para el comercio internacional. De hecho, esta coyuntura facilitó las primeras grandes exportaciones de la industria vasca, en concreto 6.390 vagones suministrados por la fábrica de Beasain a Francia, Bélgica y Portugal”. El párrafo está extraído de la “Introducción a la historia de la industria de construcción de material ferroviario en Euskadi” que Juanjo Olaizola escribió para el VI Congreso de Historia Ferroviaria.

Con la constitución de Renfe en 1941, la empresa estatal se convertiría en el principal cliente de la firma vasca que, en aquellos años, se asentó en la construcción de locomotoras, con el suministro de las magníficas máquinas eléctricas de la serie 7500. Otros clientes como el Metro de Madrid también adquirieron, progresivamente, un destacado papel en la cartera de pedidos de la compañía. Acuerdos tecnológicos con firmas de prestigio internacional como FIAT, ALCo o Mitsubishi permitieron a CAF dominar el mercado español y realizar, a partir de 1961, exportaciones de componentes, vagones, coches de viajeros, locomotoras diésel y unidades de metro a países como Thailandia, Francia, Yugoslavia, República Democrática Alemana, Túnez, Colombia o Irán. La factoria de Beasain ha ido extendiendo sus tentáculos en otros país, pese a la crisis que ha sufrido el sector ferroviario, que ha sabido capear incorporando otros productos a su cartera.

Fomento tiene un plan para Feve

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentará este año un plan para los trenes de cercanías del norte de España (la extinta Feve) en el que ha indicado que llevan meses trabajando Adif y Renfe para mejorar este servicio con planteamientos “realistas”. Las competencias del servicio de cercanías de trenes recae sustancialmente en la Administración General del Estado, según ha señalado el titular de Fomento, más allá de que pueda haber alguna colaboración puntual para poner en práctica el anunciado plan. “Se hará un planteamiento un tanto global porque la problemática es bastante similar en todos los lugares”, explica De la Serna.

El ministro asegura que el nuevo plan será realista y no contemplará “inversiones hipermultimillonarias que quedarían muy bien en el papel pero no se podrían llevar a término“. “Lo que queremos es hacer lo más prioritario”, indica. El plan tendrá alcance nacional, y en lol tocante a Asturias analiza los problemas de toda la cornisa. El planteamiento de base es claro: “En las comunidades donde está Feve hay una necesidad imperiosa, se trata de asumirla”, dice De la Serna.

Aunque no lo reconoce explícitamente, el ministerio sabe que la línea de la extinta Feve sufre problemas crónicos que se han acentuado desde la absorción y que están causando un grave daño a los usuarios que sufren el deterioro del servicio, sobre el que no se augura un final feliz. De hecho, coincidiendo con la visita de De la Serna a la comunidad, el colectivo “SOS Tren Asturias” denuncian que “siguen las cancelaciones de trenes en Feve”. Del 14 de agosto al 3 septiembre se suspendieron 35 trenes entre Oviedo e Infiesto. En la primera semana de agosto se cancelaron 20 entre Oviedo y Llanes. “Son hechos que se producen todas las semanas”, lamentan. Además de las molestias causadas, “acaban alejando a los ciudadanos del tren por su falta de fiabilidad”.

El anuncio del ministro sobre el plan que preparan Renfe y Adif se recoge con cautela en ambientes ferroviarios de la zona que desconfían de la actuación ministerial. Fuentes del sector aseguran que será difícil que los usuarios recobren la confianza en los gestores de la línea de cercanías y que los servicios de la extinta Feve recuperen, cuando menos, los estándares de calidad anteriores a la desaparición de la operadora métrica, salvo que se realice una inversión importante en los mismos. Y no parece que las intenciones de Fomento pasen por ahí.

Fomento impulsará antes de fin de año un grupo de trabajo en que estén presentes las tres administraciones con el objetivo de eliminar la barrera ferroviaria de Avilés. En rueda de prensa, tras reunirse con el consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, y la alcaldesa Mariví Monteserín, el ministro apunta a que la propuesta hecha por el Ayuntamiento de Avilés “es una buena base desde la que tenemos que avanzar”. Se propone soterrar parte de las vías y trasladar ligeramente el trayecto del río Tuluergo.

De la Serna confirma que el soterramiento “es la idea de la que partimos, aunque el grupo determinará el alcance”. La propuesta municipal, según explica, está siendo analizada actualmente por técnicos de Fomento. “La única manera de avanzar es una propuesta consensuada” que saldría del grupo de trabajo. Después vendría el convenio entre las tres administraciones y en que se incluiría el desarrollo y financiación del proyecto, para a continuación encargar el estudio informativo, según ha detallado De la Serna.

De la Serna ha hecho alusión al gran proyecto del corredor hacia la meseta sur, para aseverar que se están cumpliendo los compromisos adquiridos como es el caso del fondo de saco de León, cuyas obras están en marcha con la idea culminarlas a finales de 2018. Sobre la redacción del nuevo proyecto para el tramo de León a La Robla y las obras que hay que realizar de superestructura en la variante de Pajares, el compromiso es finalizarlos este año para, posteriormente, iniciar lo procesos de licitación.

Según De la Serna, también se están cumpliendo los compromisos para el metrotrén entre Viesques y Cabueñes en Gijón para el que, además, no será necesario redactar un nuevo estudio informativo para la declaración del impacto ambienta por lo que será posible acometer directamente el proyecto mejorando los tiempos previstos. En relación a la variante de Pajares, el ministro asegura que su departamento baraja para finales de 2020 la fecha de culminación de las obras.

(Imagen José Antonio González. Vía Libre)

¿Baiona-Donostia, gestionado por Euskotren?

El Gobierno vasco estudia fórmulas para la movilidad transfronteriza con el objetivo de anticipar la gestión de los nuevos servicios ferroviarios y la futura conexión que Euskotren quiere ofrecer entre Bayona (Francia) y San Sebastián (Gipuzkoa). El Ejecutivo informa que el pasado mes de febrero, la Eurorregión Euskadi-Aquitania-Navarra, por iniciativa del Gobierno vasco, puso en marcha un Estudio Jurídico y Técnico sobre servicios ferroviarios transfronterizos. El Gabinete que preside Urkullu afirma que gracias a este estudio contará con las “herramientas y análisis necesarios” para la posible puesta en marcha de trenes entre Baiona y San Sebastián “pero, eso sí, tras un trabajo riguroso que tenga en cuenta todos los aspectos que engloba un servicio ferroviario de este tipo”.

El proyecto fue presentado a la convocatoria Poctefa, promovida por la Unión Europea que subvenciona proyectos de interés entre Comunidades Autónomas y Regiones de diferentes estados de la Unión, y fue seleccionada, obteniendo un 65% de abono de su presupuesto. Una vez que en 2019 se ponga en funcionamiento el tercer carril entre Hendaya y San Sebastián, “la interoperabilidad ferroviaria habrá dado un paso de gigante, al solucionarse el problema de la diferencia de ancho de vía“. No obstante, desde Lakua se advierte que junto con ese problema, existen otros como la diferente tensión de catenaria entre ambos lados de la frontera, la señalización propia de cada gestor de infraestructura (TVM al norte, ASFA al sur, aparte del ERTMS que se espera esté operativo en un futuro) o su reglamentación, que “no se pueden obviar”.

El Ejecutivo vasco advierte de que “no basta con la simple adaptación de la infraestructura, sino que existen numerosos campos de trabajo en los que profundizar” y recuerda que los estudios puestos en marcha por parte de la Eurorregión, bajo la dirección de Vitoria, suponen un “importante paso”, ya que pretenden “adelantarse y avanzar” estos aspectos que determinarán la futura gestión del tren a los dos lados de la frontera. También señala que el Atlantic Freight Corridor también ha elaborado un estudio tendente fundamentalmente a temas de compatibilidad tecnológica (interoperabilidad), material rodante o demanda.

El contenido del estudio “en fase de elaboración” abarca aspectos como normativa laboral, homologaciones de personal y material rodante, reglamentación y estándares europeos de interoperabilidad, legislación de Obligación de Servicio Público (OSP) en ambos estados y su posible interferencia con los OSP actualmente en operación, así como opciones de operación de acuerdo al abanico de posibilidades que ofrece el cuarto paquete ferroviario. En la actualidad, los tráficos de viajeros entre dos estados de la Unión están liberalizados, y en el horizonte 2019-2020, lo estarán también los interiores a un Estado.

El Gobierno vasco subraya que “son muchos aspectos a tener en cuenta” y que se están analizando “con detalle para poder, llegado el día y una vez que el tercer carril sea una realidad, poder ofrecer servicios sobre dicho corredor”. También explica que a estos trabajos se suma el Estudio de Demanda de la Y vasca y de sus conexiones a Navarra y Aquitania, también gestionado en el seno de la Eurorregión, que también ha obtenido subvención europea.

El Ejecutivo que preside Urkullu asegura que esta idea supone “una nueva oportunidad para Euskotren, que en la actualidad dispone de licencia ferroviaria, lo que le posibilitará gestionar y ofrecer los servicios entre Baiona-Donostia”. “Euskadi se prepara así para la gestión del nuevo escenario transfronterizo, ya que ambos estudios suponen un paso firme que revolucionarán la movilidad entre Iparralde y Hegoalde. El Gobierno vasco entiende que el tren realiza una función vertebradora y hace que avancemos en la construcción nacional, eliminando la barrera ferroviaria existente”, explica.

Equipos de propulsión Bombardier al metro de Londres

La empresa Bombardier suministrará nuevos sistemas de propulsión y equipos de control para el parque de trenes de la línea central del metro de Londres. El proyecto está destinado a mejorar la disponibilidad y eficiencia energética de los trenes para ofrecer una mejor experiencia a los viajeros. Bombardier, líder global en tecnología ferroviaria, reemplazará los equipos de corriente continua por los últimos sistemas de corriente alterna y equipos de tracción MITRAC, que permitirán reducir el consumo de energía.

Este contrato, que durará hasta 2024, está valorado en 112,1 millones de libras (121,1 millones de euros) y permitirá el control de 85 trenes de 8 líneas de la línea central. Entre 2009 y 2018, Bombardier ha entregado o recibido pedidos para más de 2.800 vehículos de ‘Transport for London’, la empresa que gestiona el metro de Londres. Hasta ahora, los trenes que controla Bombardier y que operan en la línea Victoria están registrando una fiabilidad excelente, con un intervalo de 100.000 millas recorridas antes de posibles averías que afecten al servicio.

El director gerente del Metro de Londres, Mark Wild, señaló que “la línea central es una de las líneas más concurridas e importantes de la red de metro” por lo que están trabajando para hacer una serie de mejoras que reduzcan los retrasos y aumenten la seguridad. “La instalación de estos nuevos equipos de propulsión es una de las partes más importantes del trabajo”, añade Wild. Por su parte, el director general de Bombardier Transportation en el Reino Unido, Richard Hunter, comenta que “este contrato es el fruto de significativas mejoras para el consumo de energía, fiabilidad y rendimiento de los sistemas” que tienen como objetivo mejorar la movilidad en la ciudad.

La línea Victoria es una línea joven, abierta ya en el año 68 que circula de sur a noreste cubriendo las zonas 2 y 3 del metro de Londres. Circula todo el trayecto bajo tierra, por túneles profundos. Es una línea que nació para dar apoyo a otras líneas como la Northern o la línea Picadilly. En 2012 casi llegó a los 200.000 millones de viajes. Sus 21 kilómetros de vías están repartidos entre 16 estaciones.

La línea Central es la más extensa del metro de Londres con un total de 74 kilómetros. Conecta Epping en el noreste de Londres con Ealing Broadway y con West Ruistlip en el Oeste. La primera sección de esta línea fue autorizada en 1891 y abierta el público en el 30 de Julio de 1900. Esta sección conectaba Shepherd’s Bush con Cornhill (en la actualidad Bank) con 11 estaciones intermedias. Su primer nombre oficial fue Central London Railway y se la conocía también por el sobre nombre de The Tuppenny Tube. Es una línea de tube ya que tiene túneles circulares a gran profundidad. Tiene un total de 49 estaciones y a lo largo del año la utilizan más de 260 millones de personas.

Siemens presenta el tren Rhine-Ruhr Express

El grupo tecnológico alemán Siemens ha presentado el primer prototipo del tren eléctrico Rhine-Ruhr Express (RRX), cuyas pruebas se realizarán en el Centro de Prueba y Validación (PCW) de la firma en Wegberg-Wildenrath (Alemania), antes de que entre en servicio a finales de 2018. Las siete primeras unidades preserie de este tren se encargarán al Centro de Prueba de Siemens y se realizarán diferentes test en los próximos meses, antes de iniciar las primeras verificaciones en la red pública ferroviaria del país.

La consejera delegada del área de trenes regionales y locomotoras de alta velocidad de la compañía alemana, Sabrina Soussan, apunta que el inicio de las pruebas en esta instalación pone de manifiesto que la corporación está “al día” con el proyecto Rhine-Ruhr Express. “Estamos probando si los trenes son aptos para su servicio diario entre las ciudades de Renania del Norte-Westfalia y dentro de ellas. Cada tren de la flota de RRX será puesto en servicio aquí, prácticamente en la puerta de la red de ferrocarril público”, añadió.

Siemens se adjudicó en marzo de 2015 un contrato para la fabricación de 82 trenes eléctricos Desiro HC de varias unidades y para la gestión del mantenimiento por un período de 32 años. El pedido tiene un importe total de más de 1.700 millones de euros. El nuevo tren presentado por la compañía cuenta con cuatro coches, el primero y el último, como coche final y remolque de conducción, tienen un piso para pasajeros, mientras que los dos restantes cuentan con dos pisos para el transporte de personas. La capacidad de cada tren es de 400 pasajeros.

Siemens ha desarrollado un nuevo diseño para la flota RRX basado en la exitosa plataforma Desiro. El concepto del tren combina características premium con tecnología punta. Cada tren consta de cuatro coches; el primero y el último como coche final y remolque de conducción tienen un piso para los pasajeros, mientras que los dos coches del medio son de dos pisos. Cada tren tiene una capacidad de 400 asientos. Los trenes están diseñados en un esquema de color blanco, gris, negro y naranja. El diseño de la RRX continúa en el interior, donde generosas líneas de visión y grandes ventanas proporcionan un ambiente agradable. Además, el RRX tiene Wi-Fi y tomas de corriente en todo el tren, mesas plegables y luces de lectura en primera clase, así como avanzados sistemas de información y unidades de tracción energéticamente eficientes y aire acondicionado.

Los trenes no sólo ofrecen un excelente confort para los pasajeros, sino una disponibilidad óptima a lo largo de su ciclo de vida. La comunicación de datos moderna proporciona un diálogo continuo entre los trenes y su servicio. Como parte del concepto de mantenimiento predictivo, las posibles fallas técnicas pueden ser rectificadas antes de que realmente se produzcan. Al asumir el servicio de ciclo de vida y el mantenimiento de la RRX, Siemens garantiza más del 99% de disponibilidad para la operación programada. Con una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora y un sistema de asistencia al conductor para el frenado anticipado y la aceleración, el RRX garantizará flujos de tráfico óptimos en las rutas de gran tráfico en la región del Rin-Ruhr.

Bombardier fabrica para Bangkok trenes sin conductor

Bombardier ha firmado dos nuevos contratos para suministrar vehículos con sistemas de transporte sin conductor (‘driverless’) para aumentar la eficiencia de dos líneas de transporte público de Bangkok. La empresa canadiense diseñará y construirá los elementos mecánicos y eléctricos para dos líneas de monorraíles, incluyendo la entrega de 73 vehículos ‘Innovia’ de cuatro coches, sumando un total de 288 vehículos, equipados con la tecnología de control de tren automático ‘Bombardier Cityflo 650’ para el transporte sin conductor.

Los contratos, que incluyen gestión del proyecto, ingeniería de sistemas e integración, pruebas y puesta en marcha para los nuevos trenes y sistemas, se llevarán a cabo con la Northern Bangkok Monorail (NBM) y la Eastern Bangkok Monorail (EBM). El contrato con NBM pretende mejorar la eficiencia de la nueva línea de 34,5 kilómetros Khae Rai-MinBuri, en la que operarán 42 de los 72 trenes, mientras que para EBM, Bombardier suministrará los otros 30 vehículos, que operarán en la Línea Lat Phrao-Samrong de 30,4 kilómetros de distancia.

El sistema ‘Innovia Monorail 300’ con el que estarán equipados los nuevos vehículos viene a mejorar la experiencia de viaje de más de 400.000 personas. Los monorraíles se integrarán con la red de transporte existente, circulando a velocidades de hasta 80 kilómetros por hora y con una capacidad máxima superior a los 28.000 pasajeros. La ejecución de proyectos, la integración de sistemas y el diseño e implementación de soluciones de control de trenes se desarrollarán en el centro regional de Bombardier en Bangkok.

Los trenes de ‘Innovia’ se fabricarán a través de la ‘joint venture’ Bombardier Puzhen Bombardier Transportation Systems (PBTS) en China. El presidente de Rail Control Solutions y de Asia sudoriental de Bombardier, Richard Hunter, asegura que Bombardier está “ayudando” a las ciudades de todo el mundo a “solucionar” sus problemas de congestión y explica que el sistema ‘Innovia Monorail 300’, sin conductor, “ofrece” eficiencia energética, interiores espaciosos y una seguridad mejorada, así como neumáticos de goma para una reducción de la contaminación acústica.

Los vehículos ‘Innovia’ Monorail 300 de Bombardier Transportation consiguieron el premio Good Design. Este sistema de transporte sin conductor está diseñado según los principios de la estética icónica, capacidad de transporte masivo e infraestructura de construcción rápida. Los’Innovia’incorporan equipos de propulsión Bombardier Mitrac, cuya responsabilidad de proyectos corresponde a la planta de Bombardier en Trápaga (Bizkaia), que se ocupa de su diseño y fabricación.

La Companhia do Metropolitano de Sao Paulo también elegió hace unos años para su Expresso Tridentes, los vehículos de ‘Innovia’, que incluía 54 trenes de siete coches con la tecnología de control automático de trenes para la operación sin conductor Bombardier Cityflo 650, así como la gestión del proyecto, ingeniería de sistemas e integración, pruebas y puesta en marcha de los nuevos trenes y la señalización.

Recuperadores de energía para los trenes

Adif ha comenzado a instalar en la red ferroviaria convencional unos convertidores que le permitirán recuperar y reutilizar la energía que los trenes generan al frenar. La compañía invertirá 6,34 millones de euros en la colocación de los seis primeros dispositivos de este tipo, que se repartirán en distintos puntos de las vías del tren repartidos por Madrid, Barcelona, Cantabria y Vizcaya. Sólo esta media docena de recuperadores de energía del frenado de trenes reportará a la compañía titular y gestora de las infraestructuras ferroviarias 10,23 gigavatios de energía a la hora (GWh) anuales, lo que supondrá un ahorro de unos 648.530 euros al año en su ‘factura de la luz’, una de las mayores del país.

Cuando un tren frena, produce energía cinética debido al cambio de velocidad. Esta energía se transforma en energía eléctrica, mediante el uso de frenos regenerativos o KERS (se basan en el principio de que un motor eléctrico puede utilizarse como generador eléctrico. El motor eléctrico de tracción se reconecta como generador durante el frenado y las terminales de alimentación se convierten en suministradoras de energía, la cual se conduce hacia una carga eléctrica). Esta energía eléctrica se almacena en acumuladores a la salida del circuito, permitiendo la carga de otros vehículos del mismo tipo o incluso automóviles.

Al utilizar la energía cinética que desarrollan las unidades al frenar, la tecnología existente facilita un importante ahorro energético en el mismo sistema, además de producir energía para distribuir en la red eléctrica. Estas iniciativas evidencian cómo a través de redes inteligentes es posible ahorrar energía y avanzar en la sostenibilidad de los sistemas de transporte urbano. Además, brinda una oportunidad para que los organismos públicos encargados de manejar este tipo de redes encuentren nuevas fuentes de ingresos. Adif calcula que amortizará en unos seis años la inversión que realizará en colocar los seis primeros dispositivos de recogida de la energía, que cuenta con ayudas del IDAE.

Se trata de una tecnología propiedad de la compañía ferroviaria pública, fruto de los trabajos realizados durante años en una subestación de energía de la red ferroviaria en Málaga. Adif enmarca esta iniciativa en su apuesta por la eficiencia y el desarrollo sostenible que contempla su Plan Director de Eficiencia Energética. La puesta en marcha de los seis primeros recuperadores de energía evitarán la emisión a la atmósfera de 1.780 toneladas de CO2 cada año

Adif trabaja para ir extendiendo de forma progresiva los dispositivos de recuperación de la energía del frenado por el resto de la red ferroviaria convencional, de unos 10.713 kilómetros de longitud, si bien la electrificada es algo más de la mitad. En la actualidad, está ya identificando nuevos puntos de las líneas de tren convencional en los que es viable instalar este tipo de convertidores. El número de dispositivos que se vayan instalando dependerá de los resultados de este análisis.

Por el momento, Adif acaba de sacar a concurso el contrato de instalación de los seis primeros equipos recuperadores de energía, con el fin de que estén en servicio en un año y medio. En concreto, se colocarán en las subestaciones eléctricas ferroviarias de Getafe y Alcorcón (Madrid), de Martorell y Arenys de Mar (Barcelona), de Guarnizo (Cantabria) y de Olabeaga (Vizcaya). Los trenes que circulan por la red ferroviaria convencional se sumarán a la reutilización y ahorro de energía que ya permite la red AVE sin necesidad de colocar dispositivos adicionales.

Las líneas de Alta Velocidad devuelven de manera natural a la red de suministro eléctrico la energía generada en el proceso de frenado eléctrico de los trenes gracias a que las dos redes, la del AVE y la de suministro, emplean corriente alterna. En el caso de las vías de tren convencionales, al contar con un suministro de corriente continua, la energía del frenado sólo puede aprovecharse con la instalación de los equipos de recuperación.

La Comunidad de Madrid y Metro establecían hace tiempo la primera ‘metrolinera’ de España, una instalación pensada para recargar vehículos eléctricos gracias al reaprovechamiento de la energía recuperada del frenado de los trenes. Aunque la idea de recuperar parte de la energía de frenado existe, al menos, desde 2011, cuando Adif instaló ‘ferrolineras’ que utilizan una tecnología relativamente similar.