Archivo de la etiqueta: puerto

Estaciones singulares: Benalúa Alicante

La primera vez que Alicante contempla el paso de una locomotora por su territorio (31 de octubre de 1856) apenas si concita la atención de los ciudadanos que más bien asisten al acontecimiento no ya con indiferencia, pero sí con una rara mezcla de temor y extrañeza. Se realiza un primer recorrido entre San Vicente del Raspeig y Alicante; un viaje que no tiene carácter de inauguración oficial, pero al que acuden el gobernador civil y otras personalidades políticas. Encabeza la expedición José de Salamanca y Mayol, los ingenieros de la compañía MZA, Ángel Retortillo Imbretchs (director del ferrocarril) y el Mendoza (ingeniero de la sección). Dos años después (4 de enero de 1858), el panorama cambia por completo; una gran multitud espera la llegada del convoy en una engalanada terminal alicantina. Esperan al primer tren procedente de Madrid, de donde sale la tarde anterior, para inaugurar el Ferrocarril Almansa-Alicante, como última fase de la gran arteria de Madrid al Mediterráneo. Sin detenerse en ninguna estación intermedia, el tren recorre los 445 kilómetros de la línea en diecisiete horas. Viaja en él José de Salamanca, acompañado de gran número de financieros, escritores, ingenieros y otros ilustres invitados.

Alicante es el primer puerto marítimo conectado con Madrid y el interior del país, un punto de singular importancia en la compleja red de intereses que está detrás de la implantación de los ferrocarriles en España, La conexión de Madrid con el puerto de la ciudad es la más ventajosa del país frente a otras ciudades como Valencia, Santander o Cartagena, por ser el trazado más corto y sin obstáculos topográficos. De ahí el gran interés del marqués de Salamanca por conseguir alcanzar el mar, tras conseguir el ansiado logro de dotar a la capital de España de una línea ferroviaria que llegue al Levante, una vez realizado el enlace con Aranjuez (1856)

La llegada del ferrocarril provoca un gran crecimiento urbano, favorece la caída de las murallas y el trazado del Ensanche, y protagoniza el primer gran crecimiento del puerto, que se convierte durante mucho tiempo en el más importante del Mediterráneo español. El puerto de Alicante, en continuas ampliaciones de diques y muelles, es la salida natural no sólo para muchos de los productos de la provincia sino también de La Mancha. Veinte años después de la instauración de la fructífera línea Madrid-Alicante, las estructuras mercantiles de la ciudad se hallan fuertemente consolidadas, por lo que la aparición de una nueva línea férrea no suscita cambios de raíz tan importantes, si bien propician el afincamiento de una incipiente industria con un importante sector químico. Este nuevo ferrocarril pretende unir Andalucía con Francia por Barcelona y Valencia (el germen del actual Corredor del Mediterráneo), para lo cual se ocupa la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, que llega a Alicante tres décadas después (1888), una vez que MZA le arrebata la conexión directa con la capital de España.

La Compañía de los Ferrocarriles Andaluces se funda en 1877 por los malagueños Heredia, Larios y Loring al fusionarse el conglomerado de pequeñas líneas que cada uno de ellos regenta en el sur peninsular. Morfológicamente, la tercera empresa ferroviaria de España en orden de importancia, presenta unas diferencias notables en comparación con el resto de las compañías: frente a la disposición de líneas fundamentalmente radial de éstas últimas, que se abren como tentáculos desde Madrid hacia sus respectivas zonas de influencia, Andaluces presenta una estructura de tipo reticular con abundantes ramales y concentrada exclusivamente en la región andaluza. Sin embargo, cree que su oportunidad de crecimiento pasa por la construcción de una linea entre Alicante y Murcia; al mismo tiempo se planifican dos ramales, a los que tan aficionada es la compañía de Andaluces: uno de Albatera a Torrevieja y otro de Elche a Novelda (este último no llega a construirse).

En 1888, entra en funcionamiento la línea, aunque se inaugura antes de estar lista la estación (que comienza a construirse en 1885, al mismo tiempo que nace el barrio de Benalúa). La demanda de un tren entre ambas localidades de Levante obliga a ponerlo en marcha de inmediato para no perder dinero. Por ello, hasta que se inaugure la estación proyectada por el ingeniero francés M. Alemandy, se utilizan unas instalaciones provisionales de madera, casi al borde de la ciudad habitada. El edificio de viajeros está compuesto por un cuerpo central de dos plantas de altura destinado al acceso de viajeros y de dos naves laterales de una planta de altura dedicadas a almacenes y servicios que se desarrollan en paralelo a las vías.

Frente al valor emblemático como moderna puerta de la ciudad que asume la estación de Madrid de MZA, la de Banalúa es más bien de carácter modesto, aunque las pocas transformaciones sobre su fachada permiten conservarla hasta hoy prácticamente igual a su concepción inicial. El ingeniero francés M. Alemandy le confiere un aire romántico con una arquitectura de pilastras, recercados y balaustradas. La estación de Andaluces es emblema de la línea, puesto que adquiere la condición de cabecera, ya que se instala en un punto estratégico en la red al ser el puerto de Alicante el de mayor tráfico comercial del Mediterráneo español. Debido precisamente a esto, su cimentación se tiene que realizar sobre pilotes, al localizarse junto al mar (la línea de costa llega hasta prácticamente unos metros de la estación),

Tanto la estación de Andaluces como la de Madrid, responden a una misma tipología de planta como estaciones terminales de línea, por lo que se dispone la edificación en forma de U, y se aprovecha la concavidad para hangar de llegada de trenes. El cuerpo central, destinado a los viajeros, está enfrentado al final de las vías, tiene dos plantas y está resuelto en un solo plano, subdividido mediante el empleo de pilastras y con unos huecos de forma y tamaño distinto, según posición en la planta y función a desarrollar. La fábrica constructiva es pétrea, y se resuelve estilísticamente dentro de una línea ecléctica, en donde se recogen elementos de diversa procedencia. De él salen dos brazos laterales de una planta paralelos a las vías para almacenes y servicios.

Benalúa es, quizá, uno de los primeros ejemplos de la incorporación del acero laminado a la construcción en la ciudad; ya que la estructura de cubrición de los andenes se apoya sobre cerchas de hierro fundido tipo Polonceau, el mismo sistema el empleado en la estación de Madrid, calculadas y diseñadas por discípulos del estudio de Gustave Eiffel, y que se soporta columnas de fundición de la casa belga Nicaise Delcuve.

La combinación de las comunicaciones por carretera y por ferrocarril, unidas a una industria incipiente en la provincia y la conexión directa con el puerto para la llegada y salida de mercancías, provoca un rápido crecimiento en Alicante que repercute en toda la provincia. La ciudad está, relativamente, bien comunicada con otras poblaciones y el resto del territorio español por medio de vías férreas, que alcanzan los mismos muelles de carga y descarga. La estación de Madrid (1858), la de Benalúa (1888) y la de La Marina (1914), aseguran el tráfico y un vaivén de mercancías y personas. El trazado de la red hasta Alcoy-para enlazar de aquí hasta Valencia, es una de las aspiraciones que la burguesía industrial reclama de las autoridades. La respuesta se da con el inicio del tendido de la línea en 1927, pero las obras se detienen dos años después, por lo que el sueño no llega a culminarse jamás.

Como consecuencia de la peculiar situación de aislamiento de la línea Alicante-Murcia, a Andaluces no le queda más remedio que instalar en Alicante su depósito y talleres para la línea, dotados además de todos los medios necesarios para el mantenimiento y reparación en forma autónoma de las ocho locomotoras (doce ya en 1929) más los coches y vagones asignados a este trayecto. Secundan a este depósito las reservas de Torrevieja, Albatera-Catral y Zeneta. Desvanecido el sueño de Andaluces de construir una gran arteria litoral, entre otras causas porque a partir de 1891 su situación de ahogo económico provoca su declive, la línea Alicante-Murcia se convierte en un solitario proyecto, aunque por sus características especiales de orografía, la riqueza productiva y las estratégicas e inmejorables instalaciones portuarias de Alicante, es toda una revolución vertebradora de las comarcas del sur de la provincia.

El efecto de la Guerra Civil agudiza la grave crisis económica que, por variadas causas, soportan las compañías concesionarias del ferrocarril español, por lo que los directivos aceptan de buen grado la nacionalización del sistema ferroviario, y que en su mayor parte se mantienen en activo en la plana mayor de la recién creada empresa estatal, Renfe. Durante sus primeros años, con las limitaciones de la economía de postguerra, tiene que dedicarse a la unificación de reglamento, señalización y material móvil, y efectuar obras de imperiosa necesidad. En Alicante, la explotación típica de las antiguas compañías continúa por inercia durante varios años. Los únicos cambios efectuados se concretan en la circulación y en traslados de máquinas, coches y vagones, que dan lugar a grandes migraciones de material móvil, concretamente para la línea de Murcia, muy necesitada de locomotoras.

Hasta muy avanzada la década de los 50, no se comienzan a efectuar obras de importancia. Renfe acomete entonces los trabajos para sustituir la línea que coneca con el puerto por otra que, además, enlace las dos estaciones. Nace así el enlace exterior de Alicante, línea de 4,40 kilómetros de longitud que une la vía de Murcia, a la altura de San Gabriel, con la de la estación de Madrid, y desde aquí una curva que entronca con el ramal principal a la altura de La Florida. Inaugurada en 1956, cuenta con un túnel de 260 metros previsto para vía doble y un puente de tres arcos con una longitud de 68.40 metros. Con la puesta en servicio de esta corta línea, se pudieron establecer ya relaciones directas entre Barcelona, Valencia, Murcia y Granada sin necesidad de transbordos. La renovación de la línea Alicante-Murcia entre 1965 y 1970 posibilita la implantación de un servicio intensivo de cercanías, protagonizado por doce circulaciones diarias, hasta 1982.

Salvo pequeñas modificaciones en los trazados de las vías, la disposición de las dependencias no sufre reformas importantes a lo largo del tiempo. La rotonda, de un cuarto de circunferencia, aloja seis vías y tiene capacidad para una más. A su lado, se encuentran dos depósitos de agua gemelos a los que Andaluces añade unos aparatosos depuradores de cal-sosa, para tratar de eliminar el pernicioso efecto que las aguas de Alicante causan en el corazón de las locomotoras. Sin duda alguna, la transformación más importante se produce con la desaparición del puente giratorio y la rotonda de locomotoras, con motivo de la supresión de la tracción vapor en esta línea en noviembre de 1967. En los terrenos desocupados se instala la empresa Hierros del Turia. El último tren comercial sale desde aquí en 1974, noventa años después del trayecto inaugural de la línea. Durante un breve período de tiempo, en 1982, la estación vuelve a entrar en funcionamiento por las graves inundaciones que padece Alicante, y que dejan inutilizable la antigua estación de Renfe, aunque también sufre las riadas. Después volvió a quedar como almacén y casi en el olvido.

En 2009, Adif cede por 30 años el edificio al Ministerio de Exteriores para albergar la Casa del Mediterráneo. En su interior, se prevé ubicar una sala de exposiciones, salón de actos con capacidad para conferencias, foros, seminarios…y un auditorio al aire libre. Este proyecto apuesta por fomentar la cultura y devolver al edificio la importancia que un día tuvo. Desgraciadamente, la falta de presupuesto fuerza a reducir las expectativas de este centro cultural. Solo se pueden completar dos de las tres fases planificadas. La Casa Mediterráneo es una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de fomentar las relaciones con los países de la cuenca mediterránea.

(Fuentes. Andrés Martínez Medina, en “Arquitectura de la ciudad de Alicante 1923-1943 : la aventura de la Modernidad”. Guía de Arquitectura de la Provincia de Alicante, Monografías de Alicante. 150 años del ferrocarril en Alicante. Barrio de Benalúa. Vía libre)

Algeciras recupera el tráfico ferroviario

El Puerto de Algeciras recuperará el tráfico ferroviario de mercancías el lunes 13 de mayo tras a la finalización de las obras de rehabilitación ejecutadas por Adif en los últimos siete meses, entre Campillos y la estación de Bobadilla, después de que colapsara el terraplén del Arroyo de las Tinajas durante el desbordamiento del mismo el pasado octubre. La finalización de estos trabajos permite a Renfe Mercancías retomar el Servicio Multinaviera que enlaza la terminal ferroportuaria del Puerto de Algeciras en Isla Verde Exterior con la de Madrid Abroñigal, desde donde la compañía conecta la carga con todas las relaciones de su red multicliente. El servicio del operador ferroviario será diario de lunes a viernes en ambos sentidos.

La reanudación del servicio ferroviario es una de las noticias más esperadas en el Puerto de Algeciras para competir, consolidar e incrementar los tráficos de importación-exportación que se benefician de la mayor conectividad con todos los mercados mundiales que ofertan a las navieras que operan en los muelles del puerto del Estrecho. “La conexión ferroviaria permitirá dar salida a parte de estos tráficos de forma más sostenible hacia los destinos integrados en el tramo Algeciras-Madrid, doblemente prioritario en las Redes Transeuropeas de Transportes (TEN-T) por ser el kilómetro 0 de los corredores Mediterráneo y Atlántico”, indica la Autoridad Portuaria.

“También permite seguir avanzando en el proyecto de la futura Autopista Ferroviaria que conectará el puerto del Estrecho con Zaragoza, iniciativa en la que la Autoridad Portuaria de Algeciras (APBA) trabaja junto a Adif y Aragón Plataforma Logística (APL)”, agregan las mismas fuentes. El presidente de la APBA, Gerardo Landaluce, recuerda que para que estos proyectos puedan ver la luz, es necesario que el Ministerio de Fomento siga invirtiendo de forma urgente en la mejora y modernización tanto del tramo Algeciras-Bobadilla -aún de vía única y sin electrificar-, como su extensión hasta Córdoba, Madrid y Zaragoza.

El Puerto de Algeciras ha cerrado el primer trimestre del año con un tráfico total de casi 27 millones de toneladas, lo que supone un 1´5% más que el año anterior. Los tráficos del primer cuarto de 2019 vienen respaldados fundamentalmente por el aumento de la mercancía general, que suma 18 millones de toneladas, creciendo un 6% y que compensa la caída de los graneles líquidos, que hasta marzo acumula 7´3 millones de toneladas de productos petrolíferos cargados y descargados en las terminales de la Bahía. Por su parte, los graneles sólidos, superan el medio millón de toneladas, al crecer un 50% y también crece el bunkering, con casi 600.000 toneladas de combustibles marinos suministrados en atraque y fondeo.

Fomento duda de la demanda del Directo

El Ministerio de Fomento tiene «dudas» sobre el informe que respalda la viabilidad de la reapertura de la línea directa de ferrocarril entre Madrid y Burgos pasando por Aranda. De hecho reclaman a las tres administraciones que van de la mano en este proyecto que completen la información disponible para poder evaluar la posibilidad de la reapertura. La Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Burgos y la Diputación Provincial tienen cuatro meses para recopilar datos que puedan convencer a los técnicos del departamento.

La cuestión más perentoria es demostrar que realmente existe una demanda efectiva para trasladar mercancías de Burgos (o de más al norte), hacia Madrid pasando por Aranda y que esa demanda es de tal calibre que se justifique la millonaria inversión que habría que realizar para reabrir el trayecto ferroviario, del que este año se cumplen cincuenta años de su entrada en servicio. Constituye el acceso ferroviario más directo desde Madrid a Burgos y al Norte de España, que ahorra 90 kilómetros respecto a la ruta Imperial (vía Valladolid), y 18 respecto a la combinación de la Línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid y la Imperial entre Valladolid y Burgos.

Técnicos del ministerio creen que el estudio de viabilidad no profundiza sobre la demanda real de esta vía como línea de mercancías. No es que se niegue la existencia de potenciales clientes, pero en Fomento no observan datos plausibles. Las tres administraciones se comprometen a enviar un informe a Fomento con la «clientela potencial concreta», casi con «nombres y apellidos» que estará dispuesta a aprovecharse de la línea férrea de Aranda a Madrid. Por eso durante estas próximas semanas trabajarán con empresas que estén dispuestas a la linea y tratrán de ser más concretos sobre los volúmenes de mercancías.

La idea es dirigirse a industrias y empresas, pero «no sólo de Aranda, Burgos o la provincia» sino que se hará una prospeccción «en el norte de la península», adelantan los defensores de este plan, que han mantenido una reunión en la capital ribereña con la asociación de empresas portuarias de Bilbao en la que los empresarios vascos confirmaron su «interés absoluto», en utilizar la línea Bilbao-Burgos-Aranda-Madrid. El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, se entrevistó a mediados de junio en Bilbao con el presidente de la Autoridad Portuaria, Asier Atutxa, quien confirmó que la conexión directa por ferrocarril hasta Madrid pasado por Burgos y Aranda es «absolutamente estratégica» porque permitiría al Puerto de Bilbao ser «mucho más competitivo en el futuro» ya que supondría para el puerto una reducción anual de dos millones de euros en costes logísticos.

El secretario de Estado, Julio Gómez-Pomar, insiste en que hay que profundizar en los datos para determinar cuánto tráfico que ahora circula por carretera “es susceptible de ser ferrocalizable” porque no todo el tráfico que circula por las carreteras tiene una traslación al transporte ferroviario”. “Hay un conjunto de cuestiones en las que es preciso profundizar y conocer en mayor detalle”, por lo que según deslizó, “nuestra situación ideal es que seamos capaces de identificar una alta demanda y un alto compromiso que haga rentable y razonable la línea”.

El presidente de la Confederación de Asocaiciones Empresariales (FAE), Miguel Ángel Benavente, ya ha dejado claro el compromiso empresarial con el Directo. Después de la última reunión de representantes de la Junta, Diputación y Ayuntamiento con Fomento, Benavente señala que ese compromiso empresarial se traduce en un hecho evidente, «si tú tienes una oferta en la que te ahorras 100 kilómetros, se pueden abaratar las tarifas». El presidente de FAE recuerda que «las certezas» que pide Fomento equivalen a las toneladas que se mueven con el Puerto de Bilbao.

Benavente insiste en que «hay que coger todo el tránsito» de las mercancías, que «va desde norte al sur de España». Y la apertura de la línea del Directo, según Benavente, conllevaría la ventaja de una mejor conexión con el punto de carga del Puerto de Bilbao en Azuqueca de Henares (Guadalajara). Apunta a criterios políticos más que a una cuestiónde fe sobre esta infraestructura que, añade, se decidió abandonar hace unos años.

Las obras de la variante sur ferroviaria para 2020

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha presidido la firma de un convenio de colaboración para encomendar al Ejecutivo vasco las obras de la variante sur ferroviaria de Bilbao, que comenzará a construirse en 2020 y que costará cerca de 550 millones de euros. El convenio ha sido rubricado por los ministros de Hacienda y Fomento, Cristóbal Montoro e Íñigo de la Serna, respectivamente, y los consejeros de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y de Hacienda y Economía, Pedro Aspiazu.

Con la firma se cumple el protocolo que el Ministerio de Fomento y el Gobierno vasco suscribieron el pasado mes de marzo. De hecho, la encomienda ya ha sido ratificada por el Consejo de Ministros y por el Consejo de Gobierno de Euskadi, y respaldada por el Parlamento vasco hace unos días. Las actuaciones, desde la redacción de estudios o la contratación de obras a la gestión de los expedientes de expropiación, se financiarán a través del Cupo vasco.

Tapia subraya la importancia de esta actuación para Euskadi y deja claro que “ya no tiene vuelta atrás” y que empezará a proyectarse en el menor plazo de tiempo posible. Según la consejera, eso supone “dos buenas noticias”: por una parte, que la población de la margen izquierda de Bilbao mejorará “sustancialmente” su calidad de vida al quedar libre del tráfico de mercancías, y, por otra, que aumentará la competitividad del puerto.

En esa misma idea incide el ministro de Fomento, quien ha destacado que la firma es un reflejo de la voluntad del Gobierno de abrir vías de diálogo para alcanzar acuerdos que sean positivos para el desarrollo territorial, para las infraestructuras y para el sector del transporte. De la Serna considera que la mayor parte de los puertos españoles tienen capacidad para albergar nuevas instalaciones, pero casi todos se encuentran con un problema de “estrangulamiento” para dar salida a las mercancías, sobre todo a través del ferrocarril.

En el caso del puerto bilbaíno, la nueva infraestructura permitirá sortear ese “cuello de botella”. Un total de 464 millones, de los casi 549 que se han presupuestado para la actuación, se destinarán a dos fases: por un lado, la redacción y obra del túnel de Serantes-Olabeaga, y, por otro, el tramo entre Barakaldo-Basauri. Ambas serán ejecutadas por el Gobierno vasco.

El primero conlleva una inversión que asciende a 461 millones de euros: la redacción del proyecto constructivo requerirá más de 7 millones y la ejecución de las obras, más de 453 millones de euros. Estarán finalizadas en 2022. Para el segundo hay un presupuesto de algo más de tres millones, desplegados en la redacción del estudio informativo que estará terminado en 2019. Adif asumirá la superestructura en ambas fases (Túnel de Serantes-Olabeaga y tramo Barakaldo-Basauri), por un importe de cerca de 85 millones de euros.

El protocolo firmado en marzo por ambas administraciones para la ejecución de la variante sur ferroviaria de Bilbao supone la construcción de una infraestructura que conectará el Puerto de Bilbao con las redes ferroviarias existentes, de diferentes anchos de vía. El objetivo es facilitar el tránsito de mercancías del puerto de Bilbao. Las ampliaciones de sus instalaciones y el aumento de demanda que este ha ido generando, junto al posible aumento de mercancías con la construcción de la ‘Y vasca de alta velocidad’, hacen necesaria una variante de mercancías que libere de tráfico las líneas de Cercanías.

El Gobierno autoriza el nuevo acceso sur por tren al Puerto de Barcelona

tren-mercanbcias-puerto-barcelona

El Consejo de Ministros ha autorizado la firma de dos convenios para el desarrollo del nuevo acceso sur ferroviario al Puerto de Barcelona, una obra con una inversión de 150 millones de euros que pagarán Adif y la Autoridad Portuaria. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado tras el Consejo de Ministros que estos convenios son fruto de un trabajo iniciado en 2013 y de un “diálogo muy sincero y leal” de todas las administraciones implicadas.

De los casi 150 millones estimados del coste, Adif pagará 77,2 millones y la Autoridad Portuaria otros 72,6 millones, que los financiará a través del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria. Asimismo, las obras del nuevo acceso ferroviario cuentan con Ayudas Europeas CEF, por importe de 36,1 millones de euros, otorgadas en 2014.

El Puerto de Barcelona ocupa la tercera posición por tráfico portuario en España, con un total de 46,8 millones de toneladas en 2015, y la primera posición nacional en tráfico ferroviario de mercancías, con 2,6 millones de toneladas en 2015. Desde hace varios años está impulsando la ampliación de sus instalaciones y fruto de este impulso es la puesta en servicio en el año 2012, entre otros, del nuevo muelle Prat. Para potenciar su competitividad en el ámbito internacional europeo es imprescindible mejorar su conectividad ferroviaria, en especial a los nuevos desarrollos en la zona sur del puerto.

El 4 de septiembre de 2013 el Ministerio de Fomento, la Generalidad de Cataluña, Adif, Puertos del Estado, la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) suscribieron un protocolo que sentaba las bases de colaboración para la construcción de un nuevo acceso ferroviario a la zona sur del puerto, en ancho mixto, estándar europeo (UIC) y convencional, y preveía su posterior desarrollo a través de varios convenios.

En este contexto, hoy se autorizan dos de estos convenios. El que suscribirán el Ministerio de Fomento, Adif, la Autoridad Portuaria de Barcelona, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y Puertos del Estado para regular las aportaciones financieras para el desarrollo del nuevo acceso.

El convenio entre el Ministerio de Fomento, la Generalitat de Cataluña, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y Adif para el traspaso a este último de una vía de titularidad del Ejecutivo catalán que será incluida en la red ferroviaria de Interés General (RFIG).

En este acuerdo se prevé la transmisión gratuita de un tramo de unos dos kilómetros de la infraestructura de Ferrocarrils de la Generalitat, entre aproximadamente el nuevo acceso viario del municipio de Cornellà de Llobregat desde la Ronda Litoral y un punto determinado más allá del puente de acceso a Mercabarna, para su integración en el nuevo acceso. Para permitir que las circulaciones de ancho métrico puedan seguir realizándose, este tramo contará con tres anchos de vía: métrico, convencional y estándar europeo (UIC).

La autopista ferroviaria de Calais a Le Boulou aspira a transportar 40.000 cajas de camión por año

autopista-ferroviaria-calais-Le-Bolou

La autopista ferroviaria entre el puerto francés de Calais y la frontera pirenaica en Le Boulou, en las proximidades de Perpiñán, entra en servicio con un primer tren que debe recorrer en 22 horas, cargado de camiones, los 1.200 kilómetros de distancias que les separan. El primero de estos trenes -que pretende ser una alternativa para los transportistas- salió de Calais a las 02.00 hora local (00.00 GMT) de este miércoles, explicaron en un comunicado conjunto VIIA, la filial logística de la compañía ferroviaria francesa SNCF, y el Puerto de Boulogne-Calais.

Cada convoy tiene una longitud de 680 metros, está compuesto por 20 vagones y tiene capacidad para 40 semirremolques. El objetivo es transportar 40.000 de esas cajas de camión al año en el horizonte de cinco años. Una vez que llegan al puerto de Calais, los semirremolques pueden cargarse directamente en ferris para cruzar el Canal de la Mancha en dirección a Inglaterra.

El puerto de Calais inauguró su nueva terminal intermodal para la autopista ferroviaria hacia la frontera española en Le Boulou el pasado octubre. Estaba previsto su puesta en marcha para el 12 de enero, pero el conflicto de los inmigrantes en la zona del Eurotunnel y los puertos de ferrys forzaron este retraso de algo más de dos meses, siguiendo indicaciones de las autoridades francesas.

Detrás de esta nueva propuesta intermodal está el operador público francés SNCF, que merced a su filial VIIA Británica, pone en marcha la que, por ahora, será la más larga autopista ferroviaria francesa. La nueva VIIA Britanica será la tercera autopista ferroviaria de Francia y la mas larga, superado a la primera de todas, la que desde Le Boulou sube hasta Bettembourg en Luxemburgo, y la más reciente, que salva los Alpes, desde Aiton, cerca de Chambéry, hasta la estación italiana de Orbassano, junto a Turín.

VIIA ha llegado a un primer acuerdo con la compañía marítima P&O Ferries, que cubre la ruta entre Calais y Dover. Para el puerto de Boulogne-Calais, el cuarto por el volumen de mercancías en Francia, la inversión en la terminal ha sido de 7 millones de euros. La programación contempla un tren diario, en ambos sentidos. Los trenes que cubren esta ruta que cruza en diagonal el hexágono francés lo hacen en veintidós horas; uno en cada sentido de la marcha. En cada uno de estos trenes van cuarenta semirremolques sin cabeza tractora.

Los semirremolques se llevan por mil euros por una cabeza tractora de puerto a las bodegas de los ferrys de la naviera británica P&O, que los entrega a una cabeza tractora británica ya en el puerto inglés de Dover, cerrando una oferta multimodal global con tres fases: carretera + tren-barco + carretera.

Esta autopista ferroviaria aspira a captar 40.000 semirremolques anuales. La terminal de la autopista en el puerto de Calais puede gestionar cuarenta semirremolques/hora. Desde cada puerto cada hora un ferry salta hacia la orilla contraria del Canal, en tráfico que este año pasado ha tenido un gran crecimiento con respecto al ejercicio 2014; nada menos que el 22%.

El Puerto de Barcelona incrementa un 38% el tráfico ferroviario de contenedores y un 23% el de coches

contenedores-puerto-barcelona

El Puerto de Barcelona incrementa un 38% el tráfico de contenedores en modo ferroviario en los dos primeros meses del año frente al mismo periodo de 2015, hasta un total de 31.704 TEU -medida equivalente a un contenedor de 20 pies-. De este total, 16.677 TEU llegaron en tren para ser embarcados hacia otros países, mientras que 15.027 TEU llegaron en barco para ser dirigidos por ferrocarrill principalmente a destinos de la Península Ibérica y Francia.

El tráfico de contenedores por tren supone actualmente una cuota del 13% del total de contenedores que pasan anualmente por la infraestructura de la capital catalana, seis veces más que hace 10 años, cuando la cuota era del 2,5%.

El ferrocarril también es clave para el negocio de la automoción, con 43.127 vehículos transportados entre enero y febrero -mayoritariamente para exportación-, lo que supone un 23% más que en los dos primeros meses de 2015.

Un total de 40.474 unidades fueron cargadas en barcos para su exportación, mientras que por mar llegaron 2.653 vehículos para su distribución terrestre por tren; la cuota ferroviaria de transporte de vehículos es del 43% del total, un 7% más que el año pasado.

A diferencia de los contenedores, en los cuales la carga y descarga está prácticamente equilibrada, el tráfico de vehículos se concentra sobre todo en operativas de descarga ferroviaria, es decir, vehículos que llegan al Puerto en tren y salen por vía marítima hacia otros destinos. Así, en lo que va de año, 40.474 vehículos (+26 %) han sido de descarga, mientras que se han cargado 2.653 coches hacia el hinterland.

Entre otros factores relacionados con el mercado, al incremento del tráfico ferroviario de vehículos en el Puerto de Barcelona ha contribuido también la mejora y ampliación de infraestructuras para estas operativas como la urbanización del muelle Costa, que ha permitido una cierta racionalización del espacio que hace más eficientes las operaciones en la terminal ferroviaria de este muelle. En esta instalación se descargan básicamente coches que se embarcan hacia destinos de ‘short sea shipping’ y de cabotaje con las Baleares y Canarias.

Sobre empresas y el tren (24)

empresas-y-trenes24

Nuevo operador ferroviario. La Empresa Ruiz, S.A., cabecera de Grupo Ruiz, con más de cien años de experiencia en el transporte de viajeros por carretera, ha obtenido la Licencia de Operador Ferroviario, otorgada por la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, dependiente del Ministerio de Fomento. Con esta licencia Grupo Ruiz explora la posibilidad de ampliar su campo de operaciones al sector ferroviario consolidado con ello su presencia en el mercado nacional, donde actualmente opera concesiones de transporte urbano, líneas regulares interurbanas, transporte regular de uso especial y discrecional, contando con una flota de más de 800 autobuses y una plantilla de 1.900 empleados. Hasta el momento cuentan con licencia y certificado de seguridad renfe viajeros. Comsa Rail Transport, Continental Rail, Acciona rail Services, Alsa ferrocarril, Ferrovial Railway, Transitia Rail, Veloi Rail, Interbus, Eco Rail, Aisa Tren. A estas once firma habría que añadir otra media docena de sociedades que cuentan con licencia sin certificado de seguridad, tales como Avanza Tren, Vectalia Rail, La Sepulvedana, Iberrail Spanish Railroads, Empresa de Blas y Cia y Noventis Rail.

Mantenimiento líneas AVE. Ansaldo, Thales, y un consorcio formado por esta empresa y Siemens han logrado sendos contratos de trabajos de mantenimiento de líneas AVE por un importe total de 123 millones de euros, según informó Adif. Los tres contratos abarcan labores de mantenimiento de distintos sistemas de las líneas AVE a Sevilla, del AVE Córdoba-Málaga, del que une la capital con Valencia, y del AVE a Barcelona. En concreto, Thales España se ha hecho con el contrato de mantenimiento de las instalaciones de control de tráfico y sistemas complementarios del AVE a Sevilla y del AVE Córdoba-Málaga, además del ramal AVE a Toledo, por un periodo de tres años y un importe de 61,6 millones de euros. El consorcio formado por Siemens Rail Automation y Thales España se ha adjudicado el mantenimiento del sistema de control de tráfico del AVE a Valencia y su ramal a Albacete para un periodo de dos años y un importe de 29,32 millones de euros.La italiana Ansaldo se encargará de mantener las instalaciones de control de tráfico y sistemas complementarios del AVE a Barcelona hasta la altura de Puigverd (Lleida) durante dos años y por un monto de 33,06 millones de euros. Assignia Infraestructuras, en consorcio con Iberovías, se ha hecho con el mantenimiento de la infraestructura de vía del nuevo ramal AVE a Granada para un periodo de cuatro años y un importe de 14,3 millones de euros. En paralelo, la alianza de Gevora y Ecisa se ha adjudicado las obras de adecuación de los accesos del AVE a Cáceres Norte y Plasencia, del corredor extremeño del AVE, por un importe de 5,3 millones de euros.

ACS vende estaciones de Barcelona. El Grupo ACS ha logrado una plusvalía de 70 millones de euros tras vender las estaciones del tramo 2 del Metro de Barcelona a John Laing Infrastructure Fund por un importe aproximado de 110 millones de euros. En concreto, ACS, a través de su filial Iridium, y John Laing Infrastructure Fund han firmado un acuerdo para la venta de un 80% de la participación que Iridium ostenta en la concesión del tramo 2 del Metro de Barcelona y la compañía mantenedora. La compañía Iridium ha procedido a vender el 80% de su participación en la concesión del tramo 2 de la Línea 9 del metro de Barcelona y la compañía mantenedora del tramo 2 y del tramo 4 de dicha línea, con un valor total de empresa de 874 millones de euros, por un precio de aproximadamente 110 millones de euros. La ejecución de la compraventa está pendiente fundamentalmente de las autorizaciones de las entidades financiadoras. Se espera que la transacción se complete en las próximas semanas, una vez obtenidas todas las autorizaciones. El grupo presidido por Florentino Pérez ha subrayado que Iridium seguirá jugando un rol importante en la gestión y la operación de las concesiones, manteniendo un 20% de participación junto a una presencia relevante en los órganos de gobierno de dichas concesiones, a las que dará soporte de idéntica manera a como venía haciéndolo hasta el presente.

El Puerto de Bilbao mejorará su grúa pórtico. Adif ha adjudicado el contrato para acometer la modernización y mejora de una grúa pórtico porta-contenedores que opera en el centro logístico de Bilbao-Mercancías, ubicado en Santurtzi Puerto. La inversión asciende a 415.766,9 uros. La actuación favorecerá las actividades que se realizan en la terminal, que consisten, básicamente, en las operaciones de carga y descarga, y operaciones complementarias de los contenedores que se transportan por ferrocarril y que tienen su origen o destino, además de este medio, la vía marítima o la carretera. La puesta a punto de la grúa beneficiará sus condiciones de seguridad y fiabilidad. Además, incrementará su vida útil y reducirá las averías y los costes de mantenimiento, por lo que la operación contribuirá a mejorar la capacidad operativa del centro logístico. Los trabajos han sido encargados a la empresa Montajes Eléctricos Gerpe, con un plazo de ejecución de tres meses. La grúa que va a ser regenerada es del tipo 2-6-2, soporta una carga máxima de 40 toneladas y se mueve sobre raíles a lo largo de los 450 metros de longitud con que cuenta el haz de seis vías que se extiende en el centro logístico de Adif. En estas instalaciones opera también otra grúa de idénticas características a la anterior, además de dos grúas móviles.

Puja por el megacontrato de trenes de Renfe. Los fabricantes ferroviarios radicados en España (CAF, Alstom, Siemens, Talgo y Bombardier) comienzan esta semana la puja por hacerse con el contrato de suministro a Renfe de treinta nuevos trenes de Alta Velocidad (AVE) y su posterior mantenimiento, que asciende a 2.642 millones de euros. Estas compañías presentaron el martes 22 de diciembre sus respectivas solicitudes para participar en el concurso público por el que la operadora contratará este pedido, el primero que lanza en España en la última década, según indicaron en fuentes de los fabricantes. Los fabricantes de trenes se ‘precalificarán’ para este concurso a pesar de la incertidumbre que el cambio de Gobierno genera sobre la continuidad de este proceso de contratación, según indicaron fuentes del sector. La compañía podrá solicitar estos vehículos adicionales hasta 2020 y pedir que cuenten con rodadura desplazable. Con la consecución de este ‘megacontrato’, las firmas con instalaciones en el país reforzarían la carga de trabajo de sus plantas con un pedido nacional, tras pasar años centradas en la exportación, en la producción de trenes y otros sistemas ferroviarios para otros países.El contrato que Renfe sacó a concurso hace unas semanas abarca el suministro de manera inmediata de quince nuevos trenes AVE con capacidad para circular a 320 kilómetros por hora, y un pedido opcional de quince trenes más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades.

Fomento prepara para el primer trimestre de 2016 el acceso ferroviario al puerto exterior de Ferrol

ana-pastor-autoridad-portuaria-ferrol

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha entregado a la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao el proyecto constructivo para el acceso ferroviario al puerto exterior de Cabo Prioriño, redactado por los servicios técnicos de la Secretaría General de Infraestructuras. Una vez hecha la entrega del proyecto, éste se remitirá a Puertos del Estado para su informe previo a la aprobación técnica del proyecto por parte de la Autoridad Portuaria. En paralelo, se ha iniciado el trámite para la modificación de la Delimitación de Espacios y Usos del Puerto (DEUP) para incorporar el acceso ferroviario a la zona de servicio portuaria.

Este es el primer paso de cara a la licitación de las obras a cargo de la Autoridad Portuaria, prevista para el primer trimestre de 2016. Con ello, se culmina un largo proceso de elaboración de estudios previos y de alternativas iniciado hace más de una década.

Se trata de un proyecto «complejo» desde el punto de vista «técnico» por cuestiones relacionadas, entre otras, con la «integración» de la nueva malla ferroviaria en la zona por la que discurrirá. El Gobierno central ha optado para ello por la denominada ruta sur, la que implica -entre otros elementos- un viaducto sobre la ensenada de A Malata y un macrotúnel bajo los montes de Brión.

La actuación consiste en un ramal ferroviario que conectará en ancho mixto (ibérico y métrico) las dos dársenas del puerto de Ferrol (exterior e interior). El ramal arranca desde la red ferroviaria existente en la dársena interior del puerto y se conecta con el puerto exterior a través de un trazado de 6,4 km de los que 5,6 discurren en túnel. El citado túnel cuenta con las medias de seguridad exigibles, en particular una galería de evacuación que discurre en paralelo a la vía ferroviaria. El acceso cuenta además con un viaducto de 580 metros que salvará la ensenada de La Malata, cuyo diseño minimiza las afecciones sobre la dinámica hidráulica de la citada ensenada. El Estudio Informativo que sirvió de base para la redacción del proyecto obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental en 2013.

El presupuesto de la actuación es de 140,3 millones de euros y su financiación correrá íntegramente a cargo de la Autoridad Portuaria mediante el Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria creado en la presente legislatura. Para afrontar el coste del proyecto la Autoridad Portuaria aportará 30,2 millones en cuatro anualidades. El Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre financiará a la Autoridad Portuaria por un importe de 89,8 millones al coste medio de la financiación del citado Fondo, mediante un préstamo con vigencia de 20 años y una carencia máxima de 3 años. Dicha financiación tendrá como orígenes las aportaciones de los Organismos Públicos Portuarios por 36,4 millones y un contrato de crédito del BEI por 53,4 millones.

Valencia reclama una mejor conexión ferroviaria con Aragón para hacer más competitivo el puerto

operador-logitren-servicio-puerto-valencia

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, considera necesario ajustar los costes que tiene esta infraestructura y mejorar las conexiones ferroviarias, especialmente con Zaragoza, para poder mantenerse entre los principales puertos del Mediterráneo. Martínez considera necesario potenciar las conexiones del puerto de Valencia con otras áreas como Madrid, principal usuario de esta infraestructura, pero especialmente con Aragón, que concentra la mayor parte de sus exportaciones e importaciones a través del puerto de Barcelona.

El presidente de la Autoridad Portuaria asegura que el Corredor Mediterráneo es “fundamental” para la Comunitat, pero también defiende la necesidad de tener una conexión directa con Zaragoza, pues, según ha dicho, Aragón es el principal centro logístico interior de España y Valencia es la plataforma logística de exportación más importante. “No tiene sentido que los dos estén comunicados por un ferrocarril del siglo XIX. Es inadmisible para Valencia y para España”, explica Martínez.

Desde Valencia se recuerda que hacer viable esa línea tiene un coste de 40 millones de euros y supondría construir solo dos kilómetros de línea de Alta Velocidad (AVE), mientras se recuerda irónicamente que “el otro día llegaba el AVE a Zamora, centro logístico internacional”.

Preguntado sobre lo que tiene previsto hacer para potenciar los tráficos ferroviarios con Zaragoza, Martínez ha dicho que “mientras unos vayan en autopista y otros en carril de burros, es complicado que se elija el carril de burros“, en referencia a la diferencia existente entre los corredores ferroviarios de Barcelona y Valencia.

Martínez asegura también que el puerto de Valencia tiene “un problema de costes”, a su juicio, “preocupante”, entre un 20% y un 30% superiores a otros puertos competidores, e indica que, en comparación con el de Barcelona, “existe un diferencial negativo en casi todos los nichos”. Para hacer frente a esta cuestión, creee necesario un “esfuerzo de todos” los sectores que trabajan en el puerto y asegura que convocará una reunión para analizar dónde pueden realizarse ajustes.

Martínez sostiene que el puerto terminará 2015 con una cifra récord, pues las previsiones son cerrar el ejercicio con 4,7 millones de TEUS movidos, pero advierte de que en los próximos meses se puede jugar una parte de lo conseguido hasta ahora y el estar en “primera línea”.