Archivo de la etiqueta: incendio

Al menos 18 muertos en un accidente en Sudáfrica

Al menos 18 personas murieron y otras 254 resultaron heridas en un choque entre un tren y un camión este jueves en el centro de Sudáfrica, según un nuevo balance provisional comunicado por las autoridades locales. “El balance es ahora de 14 muertos”, declara a la AFP un portavoz del ministerio provincial de Sanidad, Mondli Mvambi, precisando que el número de víctimas puede aumentar.

Según testigos, el tren descarriló alrededor de las 9.15 hora local (7.15 GMT) y se incendió después de la colisión, en circunstancias todavía por aclarar, contra un camión cerca de la ciudad de Kroonstad, en el centro del país, a unos 200 kilómetros al suroeste de Johannesburgo. “Tememos que haya otros cuerpos” en el interior del tren, agrega Mondli Mvambi, quien precisa que las operaciones de rescate continúan.

“Todavía hay personas en los vagones, los que ardieron”, declaró a la AFP un responsable de la compañía ferroviaria, Leboho Mokhalipha, cuando seguía saliendo humo negro de algunos de ellos. Algunos heridos eran atendidos en el lugar del siniestro, otros fueron trasladados al hospital. Algunos pasajeros explicaron a la televisión sudafricana Enca que el camión no pudo frenar al paso del tren y golpeó el primer y segundo vagón. Varios testigos compartieron en las redes sociales fotos de varios vagones del tren descarrilados y envueltos en llamas.

Los pasajeros evacuados fueron vistos de pie junto a la carretera con el equipaje. Las imágenes de video muestran un incendio que atravesó al menos un vagón, un automóvil aplastado y un camión volcado. La colisión ocurrió cerca de la ciudad de Kroonstad, en la provincia de Free State. Uno de los vagones descarrilados era el generador de energía: el coche detrás de la locomotora que alimenta el resto del tren. El vehículo se incendió y las llamas se propagaron rápidamente.

El tren, que transportaba a 713 pasajeros en el momento del accidente, viajaba de Port Elizabeth a Johannesburgo y colisionó en un punto entre las ciudades de Hennenman y Kroonstad, en Estado Libre. Las causas de la tragedia se desconocen por el momento. El conductor del camión fue hospitalizado y se le van a realizar pruebas de alcoholemia. El accidente se produjo durante las vacaciones escolares de verano en Sudáfrica.

El último accidente de tren grave en Sudáfrica dejó 15 muertos en 2015, cuando un microbús cayó a una vía y chocó contra un tren. En 1994, 64 personas murieron en el descarrilamiento de un tren cerca de Durban (nordeste).

Anuncios

Tensión y caos en Barcelona por el incendio en un refugio de indigentes que paraliza Rodalies

bomberos-incendio-humo-tuneles-renfe

Túneles anegados de humo, desconcierto, temor y supresión del servicio. De nuevo el caos en el servicio ferroviario y metro barcelonés. La acumulación de humo por un incendio en la estación abandonada Bifurcació-Vilanova paralizó durante buena parte de la mañana de este martes el servicio de Cercanías y de la L1 del Metro. Por seguridad, Renfe interrumpía la circulación de trenes en las estaciones de Sagrera Meridiana, Arc de Triomf, Clot Aragó, Passeig de Gracia, Barcelona Estació de França i Plaça Catalunya. También se vio afectado el servicio de la línea 1 del metro entre Glòries y Plaça Espanya. Este nuevo caos afectó a más de 72.000 pasajeros y 210 trenes de Rodalies. Y pone de nuevo en evidencia la mala sintonía entre Adif y la Generalitat.

Renfe informaba a las 12.00 horas que se reestablecía la circulación ferroviaria en los túneles de Barcelona, aunque los trenes circulaban con importantes retrasos de hasta 60 minutos. El servicio se reinició una vez ventilados del humo los túneles. La normalidad en la circulación en todas las líneas se fue recuperando de forma gradual.

El humo negro que paralizó la red de Cercanías de Barcelona tiene su origen en un incendio que ha empezado en un viejo refugio de indigentes habilitado desde hace años en un tramo en desuso de la antigua estación del Nord. El material allí acumulado era lo suficientemente combustible como para generar la humareda que se ha colado por todos los túneles comunicados de tren e incluso metro, en el subsuelo de la ciudad. Los bomberos tardaron cerca de dos horas en dar con el origen de las llamas. Temían que fuera un cortocircuito o alguna alteración en el sistema eléctrico.

La oscuridad del túnel más el humo dificultó muchísimo el tránsito de los bomberos por el suburbano, hasta que pudieron entrar por el mismo lugar por el que habitualmente se cuelan los indigentes para refugiarse de frío en la noche. Una vez localizado el origen, la extinción no ha comportado dificultades. Las personas que podrían haber hecho fuego para calentarse en la noche han debido huir del lugar antes de resultar intoxicados.

El presidente de Renfe, Pablo Vázquez, se ha remitido a la investigación abierta. “Pido disculpas a todos los viajeros, pero nuestra prioridad ha sido restablecer el servicio. A las 17.00 horas todos los trenes circulan con su horario habitual”, decía Vázquez. “Me remito a la investigación“, ha dicho Vázquez preguntado por el origen del fuego, si bien el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, confirmaba minutos antes que el incendio se ha originado por la acumulación de residuos, colchones y muebles viejos en esta instalación en desuso, denominada Vilanova Bifurcació. “Ya tendremos tiempo para investigar las causas. Ahora lo importante es que el servicio ya se ha restablecido”, insistía Vázquez.

La Generalitat carga con dureza contra Adif y no asume responsabilidad por la presencia de indigentes en la zona: “A nosotros nos corresponde que los trenes funcionen, no habíamos advertido [la presencia de gente]; eso le corresponde al operador”. “Expresamos nuestro disgusto y lamentamos que se haya producido”, ha dicho en señal de disculpas Rull, quien ha afirmado que ha recibido explicaciones de Renfe pero no de Adif.

Neus Munté señala que “es un problema crónico de mal mantenimiento y una vez más Adif no ha dado las explicaciones pertinentes”. La consejera ha constatado que existen otras operadoras en Cataluña -en alusión a Ferrocarrils de la Generalitat- que no sufren estos problemas y ha señalado que no son “irresolubles”. Munté ha insistido: “reclamamos la totalidad del servicio. Es una auténtica acumulación de despropósitos de Adif y Fomento”.

Adif asegura que ha presentado varias denuncias, la última en octubre, ante los Mossos d’Esquadra advirtiendo que había personas que se colaban en la estación abandonada donde este martes se ha originado el incendio. Su presidente, Gonzalo Ferre, explica que “el lugar está lleno de carteles que prohíben la entrada. Habíamos presentado diversas denuncias ante los Mossos d’Esquadra para que vigilaran e impidieran que la gente se cuele allí”. Ferre insiste en que Adif cumple con la responsabilidad de vigilar sus instalaciones y que son las fuerzas de orden público las que han de impedir que se transgredan las prohibiciones y se respeten las infraestructuras.

Ferre recuerda que, a pesar de la vigilancia diaria, en Cataluña hay 9 veces más robos de cable de cobre que en el resto de España, y advierte que para que se respeten las infraestructuras se necesita que “ayuden” las fuerzas de orden público. El presidente de Adif asegura que (el lugar del incidente) no parece que allí hubiera tanto material para que se haya originado “un incendio cuyo humo tan consistente ha invadido todas nuestras instalaciones“. “La sensación es que allí no está viviendo nadie, no creo que ningún indigente lo utilice para vivir, pero sí que hay cosas -como un somier, ropa y latas de bebidas- que indican que hay personas que entran por allí“, explica Ferre.

El presidente de Adif señala que se ha detectado gente pasando por esta antigua estación abandonada que nunca entró en funcionamiento, pero que “no tiene ningún sentido que allí vaya nadie” porque es un lugar “sin escapatoria”. Si en el momento del incendio alguna persona hubiera estado en ese espacio, “habría muerto, porque no hay salida”, asegura el presidente de Adif que está a la espera de los resultados de la visita que tienen programada los forenses de los Mossos d’Esquadra para que se puedan sacar conclusiones de cómo se se ha organizado “una tan gorda”. “Cuando conozcamos las razones que han provocado lo que ha sucedido, actuaremos en consecuencia“, asegura Ferre.

“Hemos vuelto a constatar las dificultades de interlocución con Adif”, afirma el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, que constata el divorcio entre Adif y la Generalitat. Rull dice que llevarán a cabo una estrategia conjunta con el Ayuntamiento de Barcelona para defender los derechos de los usuarios del sistema de Cercanías, y advierte que Adif no podrá actuar “unilateralmente” cuando un incidente suyo afecte a los servicios que presta la Generalitat.

(Imagen Xavier Gómez)

“Esto es gravísimo”. El robo de cobre en Cataluña enciende todas las alarmas y espanta en Fomento

tecnicos-revisan-encalvamiento-cristobal-castro

Se encienden todas las alarmas. La ministra de Fomento, Ana Pastor, califica como “gravísima” la situación de los robos de cables de cobre en el servicio ferroviario de Alta Velocidad de Cataluña, al tiempo que exige lealtad institucional” a esa comunidad. “Llevamos ya más de 350 denuncias en los últimos meses”, manifiesta la titular de Fomento, que añade que se trata de una circunstancia que no ocurre “en ningún otro lugar de España“. “Estamos francamente preocupados”, apostilla.

El último incendente ha ocurrido hace escasas horas. El robo de 360 metros de cable de cobre en Mollet del Vallès (Barcelona) este martes dañó el sistema de señalización y causó importantes daños en infraestructuras de Adif. La circulación de 200 trenes se vio afectada por esta circunstancia y más de 60.000 pasajeros sufrieron las consecuencias.

La titular de Fomento pide “lealtad institucional y colaboración de todos porque esto es gravísimo“. Ana Pastor asegura que lo que sucede en España con los robos de cable “no pasa en ningún lugar del mundo”. Recuerda que ya se han interpuesto “350 denuncias por otros tantos robos”, algo que no considera normal. “Esto es la cosa más insólita y vergonzosa que está pasando en nuestro país y yo le pido a todas las instituciones que colaboren”, añade.

La ministra explica que en España “hay mucha costumbre en la vida pública de mirar para otro lado” (cuando ocurre algo), con lo que insiste en su petición de colaboración para que “esto no nos vuelva a ocurrir”.

En el último robo, según detalla Ana Pastor, “no sólo es que se hayan llevado 360 metros de cobre, que es mucho”, sino que ha caído una línea de alta tensión sobre una de baja tensión “y la ha quemado entera”. Estas infraestructuras que han quedado destruidas “tienen un coste de más de 30 millones de euros”, según le informan este miércoles los técnicos del Adif.

El informe técnico detalla que se han quemado tres enclavamientos. Ana Pastor dice que “son estructuras costosísimas que permiten gestionar el tren”. “Hemos tenido que bajar la frecuencia del número de unidades y poner en algunos casos alternativas de transporte por carretera”, apostilla la titular de la cartera. También reitera que los técnicos de Adif trabajan “con toda intensidad” para intentar que, “en el menor tiempo que se pueda”, vuelvan a funcionar esos enclavamientos, “algo costoso y dificultoso“.

Los Mossos d’Esquadra dano ya por descartado que la incidencia que ha provocado la paralización parcial del servicio de Rodalies en la zona de Mollet del Vallès tenga su origen en un sabotaje, aunque en los primeros momentos se hubiera barajado como una posibilidad. “Se trata de un robo que ha tenido unas consecuencias que ni los ladrones pretendían”, confirman fuentes de la investigación.

El tramo de la R8 entre Mollet y Cerdanyola-Universitat está fuera de servicio. Sí hay servicio entre Martorell y Cerdanyola Universitat. Para llegar en tren a Cerdanyola-Universitat desde el Vallès oriental, se puede hacer desde Montcada i Reixac-Manresa. También hay servicio por carretera entre Granollers y Cerdanyola-Universitat.

(Imagen Cristóbal Castro)

Suspendido el servicio de Eurostar por un incendio en el interior del túnel del Canal de la Mancha

tren-eurostar-sale-del-eurotunel

Colapso y preocupación. El servicio de trenes que une Londres con París y Bruselas quedó suspendido ayer debido al humo generado por un incendio en un camión dentro del túnel bajo el Canal de la Mancha. La compañía Eurostar anunció que no se prevé restablecer la circulación hasta este domingo y que el Eurotúnel “ha quedado cerrado por la detección de humo en el túnel norte”, que une Francia con el Reino Unido.

Un portavoz de Eurostar, John O’Keefe, señaló que los trenes que estaban en circulación entre el Reino Unido y Francia regresaron a sus estaciones de origen después de que, a las 11.25 GMT, saltaron dos alarmas contra incendios en el interior del túnel, de algo más de 50 kilómetros de longitud.

Desde la mañana del sábado 26 trenes quedaron cancelados y se han formado en la estación londinense de King’s Crosss largas filas de pasajeros. Eurostar recomienda a los viajeros con billetes que “pospongan su viaje y no vayan a las estaciones”, al tiempo que anunció que reintegrará el importe del pasaje o bien cambiará esos billetes de forma gratuita.

Un portavoz de la policía del condado inglés de Kent, donde está ubicada la entrada al túnel en Gran Bretaña, afirmó que el cierre se debe al incendio de un camión en el extremo francés del túnel, un incidente en el que no se registraron heridos. Según la cadena BBC, los viajeros de uno de los trenes que se encontraba en el interior del túnel, cerca de la entrada por Calais (Francia), tuvieron que ser evacuados.

“Nos sacaron del tren dentro del túnel y nos dieron máscaras de gas. Nos llevaron a una sala hermética de cemento donde esperamos cerca de dos horas, hasta que nos llevaron en un autobús hasta Calais. Todavía no sabemos lo que ha ocurrido“, relató a la cadena pública británica Ben Lawton, uno de los pasajeros del convoy. Lawton explicó que el tren en el que viajaba estaba “lleno de humo” cuando se produjo la evacuación.

El misterio de Iker Jiménez y Cuarto Milenio sobre el accidente de tren de Grisén de 1965

siniestro-ferroviario

Cuarto Milenio dedicó parte de su programa de ayer al accidente del tren correo Madrid-Barcelona ocurrido el 10 de febrero de 1965 a la altura de la localidad de Grisén (Zaragoza). “El secretismo y la conspiración se ciernen sobre uno de los accidentes ferroviarios más desconocidos de nuestra historia. Cuarto Milenio ha investigado este suceso entrevistando a personas que lo vivieron en directo y queda claro que algo ocurrió. hablan de atentado, sabotaje y la intervenciòn de extraños personajes que desaparecieron del lugar del accidente sin dejar rastro”. El programa televisivo, que conduce Iker Jiménez, intentaba con esta presentación tan misteriosa captar la atención de la audiencia. ¿Pero qué hay de oculto en esta historia? ¿De verdad que se ocultó lo que allí pasó?

Iker Jiménez presentaba anoche la historia del incendio del tren correo asegurando que “es un caso tabú y casi desconocido”. Ni lo uno ni lo otro, como se demuestra en esta página con recortes de Prensa. ¿Edulcorado? Puede ser. La mala prensa no gustaba al régimen. Pero de ahí a deducir que fue un caso muy extraño porque no se llegó a contar la verdad…(me viene a la memoria todas las incógnitas que siguen sin aclararse en el accidente de Angrois o el metro de Valencia).

Varios testigos aseguran que el fuego se propagó de forma antinatural, de atrás hacia adelante del convoy o que hubo varios focos. Solo hay testimonios orales. Nadie lo ha demostrado. ¿Un sabotaje? Los maquis prácticamente habían desaparecido -salvo casos muy aislados pero en refugios en el monte- y no existían otros grupos que practicaran este tipo de ataques. “Es imposible explicar un fuego tan virulento”, dicen los testigos. Las rachas de viento soplaban con fuerza ese día, por lo que era factible que las llamas se propagaran rápidas y con facilidad, porque los coches eran de madera.

El fuego consumió los cuerpos. Solo se pudieron practicar cuatro autopsias. ¿Y el resto? Eso da pie a aseverar que tuvo que haber muchísimos más cadáveres. Es probable que las autoridades concluyeran que solo hubo 34 fallecidos, aunque habría bastantes más. Pero de ahí a buscar una conspiración… Quizá se deba más bien a la actuación negligente de escribientes y funcionarios.

Ciertamente estamos ante una tragedia negra de una España que iba despertando y buscando la salida hacia el exterior. Pero el país aún no había abandonado esa etapa siniestra de la historia. En el programa se llega hablar de 150 personas muertas… porque los coches de tercera iban llenos (la hoja de ruta del interventor señala una ocupación del 40%). La conclusión de Iker Jiménez es que hay algo raro en este accidente. Sólo hay preguntas… y conjeturas. Solo hay leyendas populares y habladurías…como la del pasajero que huye de la zona en taxi, después de haber recorrido la distancia hacia el pueblo en 15 minutos; o la presencia de un maletín en la mano de un guardia civil muerto; las puertas cerradas del coche-cama y la actividad febril de la Guardia Civil y el Ejército momentos después de la tragedia. Se llega a especular con la presencia en el tren de algún personaje importante.

No sé el suceso si responde a algún misterio, pero desde luego no es un siniestro desconocido. Quizá no saliera a la luz toda la verdad; o solo una pequeña parte, pero hablar de conspiraciones… Los periódicos de la época de mayor tirada dieron cuenta puntual de lo ocurrido con profusión de detalles. Heraldo de Aragón, como periódico local, dio información pertinente y precisa durante varios días (solo hay que acudir a la hemeroteca). Otra cosa es la censura. Como casi siempre en este tipo de castástrofes durante el franquismo, había que minimizar los daños y se daban cifras más bajas de las reales a los medios de difusión. Oficialmente el número de víctimas se situó en 33, pero investigaciones posteriores desvelaron que en realidad fueron entre 60 y 70.

A diferencia de Torre del Bierzo, hubo mucha información. El 3 de enero de 1944 se produjo un fatal accidente en la citada población leonesa con un trágico balance, aun confiando en las cifras oficiales que fijaban los muertos en 78 personas. Los investigadores sitúan en cerca de 200 el número de fallecidos. (Nunca los 500 ni mucho menos los 800 que llega a inscribir el Guinnes en su macabro registro). Por cierto, Iker Jiménez ya situó en este escenario del Bierzo la presencia del revisor fantasma.

La Comisaría de Información y Relaciones Públicas de la R.E.N.F.E. emitía a las 14.00 horas del 10 de febrero la siguiente nota informativa: “A consecuencia de un incendio en un vagón, por causas fortuitas, y al extenderse las llamas por causa del fuerte viento reinante a otros dos, del tren correo Madrid-Barcelona, entre las estaciones de Grisén y Pinseque, y, sin duda, por haber cundido el pánico entre los viajeros, han perecido treinta personas y han resultado heridas treinta y tres. El accidente se produjo después de ias seis de esta mañana. El director de la R.E.N.F.E. y otros altos cargos han salido de Madrid con dirección a Zaragoza y al lugar del accidente. El tren siniestrado pudo continuar viaje a Barcelona, por la tarde, con los viajeros de los restantes vagones que no sufrieron los efectos del incendio”.

vanguardia-suceso

El corresponsal de La Vanguardia, Luis Torres, firmaba la trágica crónica del jueves 11 de febrero de 1965. El periódico abría su primera página con un título escalofriante “31 muertos y 33 heridos al incendiarse tres vagones del tren correo Madrid-Barcelona“. Uno de los peores accidentes de la historia ferroviaria española. “A las seis y cuarto de la mañana, en medio de un fuerte viento, el tren correo número 886, que circulaba de Madrid a Zaragoza, sufrió un grave incendio a consecuencia del cual quedaron completamente destruidos los tres coches de tercera clase que cerraban la marcha del convoy. Las primeras muestras del incendio fueron advertidas al paso del tren por la estación de Grisén, según refieren los viajeros llegados a Zaragoza. En dicha estación, el jefe de la misma y algunos otros ferroviarios notaron que por debajo de uno de los últimos vagones salía humo acompañado de chispas. De momento, no se dio mayor importancia al hecho y el convoy continuó su marcha hacia Pinseque, adonde ya no llegó. Al parecer, según el mozo del tren Antonio Villarejo Hernández, que resultó herido en el siniestro, el fuego comenzó en un departamento del centro de uno de los coches, propagándose rapidísimamente al resto del mismo y a los contiguos que le seguían, razón por la que muchos viajeros no pudieron ponerse a salvo. El fuerte vendaval ayudó de tal manera a la propagación de las llamas que éstas alcanzaron incluso los postes de las líneas telefónicas y telegráficas. Cuando se hizo funcionar la alarma, el convoy había recorrido ya dos kilómetros desde la estación de Grisén. Al aminorarse la marcha del tren, exactamente en el kilómetro 316, comenzaron a lanzarse algunos de los viajeros por las ventanillas, cuatro de los cuales encontraron la muerte en ese momento”.

La crónica de ABC es bastante similar a la de su colega de Barcelona. El cronista cuenta los hechos tal cual sucedieron, según los pasajeros que se libraron de la muerte. Y se recrea en relatar los restos que podían localizarse en la zona de la tragedia, pertenecientes a los pasajeros que habían sacado billete en el tren correo. Todo lo demás se ajusta a las condiciones en que se produjo el accidente. Cuenta incluso como algunos pasajeros cuentan a sus familias cómo se ha producido el fatal desenlace de algunos de sus allegados. Y el mareo que algunos enfermeros y auxiliarios sintieron cuando auxiliaban a los heridos.

El periodista y escritor, Ramón J. Campo, publicó el domingo 28 de julio de 2013 un reportaje en el Heraldo de Aragón titulado “Grisén, el accidente tapado en Aragón” donde daba cuenta de algunos detalles releveladores de este suceso. El factor militar Angel Frechoso le desveló que la cifra de fallecidos fue el doble de la admitida oficialmente. Para ello se basaba en el diagrama de la ruta (control de entrada y salida de pasajeros) del interventor del correo Madrid-Barcelona 866. Los fallecidos fueron enterrados en el cementerio de Grisén y en las lápidas de las tumbas se reconoce “aquí yacen víctimas del siniestro ferroviario ocurrido el 10 de febrero de 1965″.

El correo llevaba aquel día un coche de primera, cuatro de tercera, un coche cama y otro que se desviaba en Casetas hacia Canfranc. El tren pasó a las 6.15 horas por la estación de Grisén a 80 kilómetros por hora. El factor de guardia vio una chispa en el fuelle que unía dos de los coches de tercera e intentó avisar al maquinista con un farol de aceite, pero su alerta no sirvió de nada. Los coches de madera de tercera clase fueron el escenario dramático de la tragedia que provocó la muerte de familias enteras. El convoy sufrió un pavaroso accidente a la altura del kilómetro 316,400. El fuego se propagó como una tea en tres coches y para cuando pudo detenerse, los viajeros ya habían muerto carbonizados.

Los coches quedaron reducidos a un montón de hierros retorcidos. Solo cuatro de las víctimas pudieron ser reconocidas porque las demás estaban carbonizadas y quedaron inidentificables. Las bajas temperaturas de ese día hicieron todavía más penosos los sufrimientos de los heridos, que agonizaron durante horas aquejados de graves quemaduras.

Respecto a las causas del incendio sólo había conjeturas. En los primeros momentos, se tribuyó el fuego a alguna colilla de cigarro que, al caer entre la ventanilla y el asiento, prendió en las maderas de los coches. El fuerte viento reinante y la marcha del tren avivaron las llamas. También se habla de un posible cortocircuito en la instalación eléctrica de los coches. ¿Dónde están los sucesos extraños de los que habla Iker Jiménez?.

El suceso impresionó hondamente a toda la ciudad y a todos los pueblos de la comarca próximos al lugar del siniestro, cuyos vecindarios y autoridades prestaron una valiosa y desinteresada ayuda. Parece que cifrar los muertos en un número tan bajo, siembra algo más que dudas. ¿Pero hay un misterio inexplicable en este accidente? La conspiración sigue su curso y las mentes crédulas acabarán por creer lo que quieran contarles.

abc-suceso

Incendio del TER 9736. Una muerte anunciada

incendio-ter-abando-luis-calabor

Crónica de una muerte anunciada. El TER 9736 estaba condenado. Y las pocas esperanas que existían de salvar alguna pieza, se cierran de golpe. El automotor propiedad de la Fundación de Ferrocarriles Españoles (FFE) que permanecía en un apartadero de Abando, cercano a la calle Bailén, ha acabado siendo pasto de las llamas. Aunque varias dotaciones de bomberos de la capital vizcaína intervinieron para sofocar el incendio, el tren ha quedado prácticamente destruido. Las llamas también provocaron daños en diecinueve vehículos (cuatro turismos, dos furgonetas, nueve motocicletas y cuatro ciclomotores) que se encontraban aparcados en las inmediaciones. El TER está listo para la chatarra.

Los vecinos de las viviendas cercana a la estación de Abando se levantaron sobresaltados sobre las 5 horas de este domingo. El automotor de la FFE ardía sin control, al parecer en algún descuido de algunos de los indigentes que solían utilizarlo para pernoctar. De hecho, la Ertzaintza tuvo que rescatar a tres personas que dormían en su interior y que se han viron atrapadas por la violencia el incendio. El tren quedó seriamente muy dañado.

La situación del patrimonio ferroviario español deja mucho que desear. Y más en estos tiempos de zozobra económica. Cierto que el automotor que permanecía en Bilbao desde 1996 estaba ya en una situación precaria, pero todavía algunas de sus piezas podían haber servido como recambios para la unidad del Translozoya, el proyecto de la sierra Norte de madrid que espera la ayuda de Adif para poner en marcha el TER 597-010 ‘el último pitufo’), que ha sido restaurado en Lleida.

El automotor estacionado en Bilbao parecía condenado desde el momento en que los indigentes que frecuentan la terminal de Abando decidieron refugiarse en su interior. Había sido vandalizado y muchas de sus piezas vendidas. Aunque los integrantes de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao habían lanzado la voz de alarma en varias ocasiones, nadie les ha hecho el menor caso. La preocupación era doble. Visto lo sucedido con la rama 1B19 del Talgo III, que acabó en la chatarra tras el robo continuado de su material, pensaban que corría el mismo peligro el TER 9736 -que ya sufría los efectos de la corrosión en su estructura y los ataques y expolio de sus piezas-; y, sobre todo, la Unidad 906 que custodia la Asociación y que fue trasladada al andén 18 para su vigilancia y seguridad. Eso sucedió en junio.

La vida del TER de Bilbao ha sido efímera. En noviembre de 2012 la AAFB renunció a su custodia. El Museo de Delicias quería que el automotor sirviera para el proyecto turístico en la sierra de Madrid. Pero el estado del convoy, con la carrocería deteriorada, propició que se seleccionara el TER 9710 en manos de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (ASVAFER). El vehículo, conocido como el ‘último pitufo’ porque mantuvo el color original azul de su carrocería, fue desmontado, saneado y reparado en los Talleres de Lleida. Allí pasó todo tipo de pruebas para obtener los certificados necesarios para regresar a la vía. Sólo queda que Adif decida autorizar su vuelta, pero sin saber muy bien por qué retrasa una y otra vez los permisos correspondientes. Y, además de diversos bulos, comienza a extenderse el pesimismo sobre su regreso.

(Imagen cortesía Luis Calabor)

¿Quién vigila nuestros trenes?

fuego-almacen-coches-8000-abando

Estación de Abando en Bilbao. Son las 19.35 de la tarde del martes. Fuego en uno de los trenes apartados en las vías traseras de la terminal bilbaína. La alarma llega a los bomberos que en pocos minutos se presentan en el lugar y apagan el fuego. El humo que provoca la combustión hace temer lo peor. Al final, los coches allí estacionados no sufren desperfectos serios. ¿Quién ha provocado el incendio?

La pregunta asalta a los aficionados al ferrocarril que no hace mucho conocían con incredulidad el asalto a dos trenes históricos, la rama 1B19 del Talgo III y el TER 9736 que fueron desvalijados de equipos básicos y diversos elementos. La vigilancia en la zona es escasa y los trenes están a merced de cualquiera. La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao dispone allí de la unidad eléctrica 439-006 y teme por la integridad del convoy (intenta trasladarla algún lugar donde de verdad pueda preservarse). Hay preocupación. ¿También los responsables de Adif y Renfe sufren esa desazón?

La seguridad en Abando deja mucho que desear. No sé qué pasa en otras estaciones. Seguramente será parecido. Los aficionados saben, porque lo han sufrido, que los vigilantes les pondrán mil y una pegas en cuanto les vean por la zona sacando imágenes con sus cámaras fotográficas. Lo más probable es que les echen, si carecen del permiso, aunque en su reglamento Adif diga que ya no es necesario obtener el consentimiento para fotografiar los trenes. Pero cuando se trata de impedir la vandalización de las unidades más apartadas, eso es otra cosa. Los vecinos se quejan de un grupo de yonkies que suele campar a sus anchas por los terrenos de la estación y que atemorizan a cuantos ferroviarios deambulan por la zona. Les responsabilizan del robo y destrozoz del material ferroviario.

El incendio del martes pudo traer consecuencias graves. En uno de los apartaderos de Abando permanecen unos quince coches 8.000 (algunos de ellos antiguos coche cama Gran Clase tipo 160) y el fuego que se produjo en un almacén cercano estuvo a punto de prender en uno de los vehículos. De hacbrlo hecho, se habría llevado por delante todos los coches que Renfe mantiene desde hace años en esa zona de las vías muertas. ¿Cuál va a ser su destino? Con toda probabilidad el desguace.

La cuestión es que sin contol ni vigilancia es fácil que, cualquier día, los vehículos acaben por sucumbir a la acción de los desaprensivos. No hay forma de que se mantenga el patrimonio ferroviario que a merced de los rigores del tiempo acaba pudrirss o ser pasto de los vándalos. La crisis no contribye tampoco a hacer factible la custodia de los vehículos. Pero los desaprensivos no entienden que haya diferencias entre vehículos históricos o vulgares coches. Ellos solo lo ven como pura mercancia, chatarra que se puede vender para obtener unos cuantos euros. ¡Pobres trenes! ¡Qué poco futuro tienen!

(Imagen Luis Calabor)

Un incendio de madrugada en un tren causa al menos la muerte de 26 viajeros en el sur de India

india-train-fire-Andhra Pradesh

Al menos 26 personas fallecieron este sábado en un incendio a bordo de un tren en el estado de Andhra Pradesh (sur de India). El incendio se desató de madrugada cuando el tren atravesaba el distrito de Anantapur, según afirmó a los medios locales el ministro indio de Ferrocarriles, Mallikarjun Kharge, quien aseguró que la causa del siniestro pudo ser un cortocircuito.

El portavoz del servicio de Ferrocarriles, CS Gupta, detalló que entre los muertos, que fallecieron por “asfixia debido al espeso humo negro que generó el incendio”, hay dos niños, según recoge el canal de televisión indio NDTV. “Los equipos de rescate recuperaron hasta el momento 26 cuerpos del vagón […] y cinco de los ocho heridos fueron ingresados en el hospital para ser tratados de urgencia”, dijo M. S. Biswas, portavoz de los Ferrocarriles del Suroeste.

El incendio se declaró hacia las tres de la madrugada (21.30 horas GMT del viernes) en un coche climatizado del expreso nocturno Bangalore-Nanded, anunciaron los canales NDTV y Times Now. Algunos pasajeros lograron huir rompiendo las ventanas de los baños y otros se intoxicaron por el denso humo. Se encontraron amontonados cuerpos delante de puertas y ventanas, según testigos. Algunos de los pasajeros que viajaban en el coche siniestrado lograron salvarse al saltar del tren en marcha, de acuerdo con las fuentes.

“Nos ahogábamos porque no podíamos abrir las ventanas, las ventanas son muy duras”, indicó a la cadena de televisión india NDTV un joven que se encontraba en el tren .

El número de personas que había en el tren varía según las fuentes. La policía calcula que había 65 personas y el ministro de Transportes Ferroviarios, Mallikarjun Kharge, informó de 67. Este último indicó a la AFP que un fallo eléctrico era la posible causa del incendio.

El primer ministro, Manmohan Sigh, tuiteó su “conmoción y dolor por la pérdida de vidas en el accidente de tren en Andhra Pradesh“. Las autoridades locales anunciaron que los familiares de los fallecidos recibirán 500.000 rupias (unos 5.900 euros); los de las personas gravemente heridas 100.000 rupias (1.200 euros); y los del resto de heridos 50.000 rupias (590 euros).

“El primer ministro pide a las autoridades ferroviarias y del gobierno de este Estado aportar toda la ayuda posible a las víctimas en las operaciones de rescate y de apoyo”, añadió en la red social.

El ministerio de Transportes Ferroviarios puso una línea telefónica especial a disposición de los familiares que quieran saber si entre las víctimas figura alguno de los suyos.

La India cuenta con la red de ferrocarril más extensa del planeta y periódicamente es escenario de este tipo de accidentes.

En julio de 2012, también en Andhra Pradesh, al menos 35 personas murieron y otras 25 resultaron heridas en el incendio en un tren provocado por un cortocircuito en uno de los coches.

(Imágenes http://www.news.com.au)

Canadá prohíbe que las tripulaciones de sus trenes se compongan de una única persona

CANADA-TRAIN/

Transport Canada, el organismo canadiense responsable del desarrollo de las regulaciones, políticas y servicios de transporte del país ubicado en el extremo norte de América, ha anunciado que prohibirá las tripulaciones de una sola persona. La decisión del organismo ferroviario es la respuesta al descarrilamiento y explosión de un tren de mercancías en Lac-Mégantic (Quebec), el pasado 6 de julio, en el que fallecieron al menos 47 personas. El convoy, en el que no había nadie a bordo en ese momento, empezó a moverse sin control en Nantes,donde estaba estacionado, recorrió 11 kilómetros pendiente abajo, para acabar descarrilando e incendiándose en Lac-Mégantic.

La investigación sobre el accidente es concluyente. El descarrilamiento ocurrió cuando un tren sin nadie a bordo en ese momento empezó a moverse sin control en el punto en el que estaba estacionado y descarriló once1 kilómetros pendiente abajo. El convoy, formado por 73 vagones cargados de petróleo se incendió nada más descarrilar y provocó la explosión de múltiples vagones tanque. El siniestro acabó con la vida de 42 personas; otras cinco permanecen desaparecidas, y las autoridades creen que están presumiblemente muertos. Más de treinta edificios del centro de la ciudad, casi la mitad de los existentes en esa zona, resultaron destruidos. Se trata del cuarto accidente ferroviario más grave de la historia de Canadá desde 1864.

Transport Canada ha decidido tomar de inmediato medidas paras evitar un nuevo accidente. No solo cree que debe haber nás de una persona en la cabina, sino que cree que no debe permitirse que los trenes con mercancías peligrosas queden desatendidos en ninguna línea principal, y que se deben aplicar los frenos de mano en los convoyes detenidos durante una hora o más.

“Con el desastre han salido a la luz varias prácticas del sector que han causado preocupación”, afirma Gerard McDonald, secretario de Estado de Seguridad en el Transporte de Canadá. “En vista de ello, pensamos que sería prudente poner en marcha estas medidas ahora”, añadió.

Transport Canada afirma que la verdadera causa del descarrilamiento de Lac-Mégantic sigue siendo desconocida, aunque aún se sospecha que no se aplicaron un número suficiente de salvaguardas, entre otras la aplicación de los frenos de mano. El Consejo de Seguridad del Transporte de Canadá, que está investigando el accidente, había pedido cambios en las normas que regulan el tráfico ferroviario.

Transport Canada también ha dado a los operadores un breve plazo para garantizar que nadie sin autorización entre en las cabinas de las locomotoras desatendidas en líneas principales o apartaderos.

El Ferrocarril Montreal, Maine&Atlantic (MM&A), que operaba el tren accidentado, había recibido previamente permiso por parte de las autoridades canadienses para poner en circulación trenes formados con tripulaciones de una sola persona. El municipio de Lac-Mégantic, como respuesta, ha emprendido acciones legales contra MM&A, que no ha reembolsado a los trabajadores municipales los costes de limpieza ocasionados por el descarrilamiento.

Un grupo de desconocidos descarrila un tren y dispara a maquinistas en la región mapuche chilena

tren-atacado-region-mapuche

Un grupo de desconocidos ha descarrilado un tren de carga en la sureña región chilena de La Araucanía, en la llamada zona del conflicto mapuche, dispararon a sus maquinistas e intentaron quemar la carga dispuesta en 45 vagones de los que 11 sufrieron daños. El hecho ocurrió cerca de las 5.30 horas (09.30 GMT) después de que un grupo de desconocidos sacara los pernos que sujetan la línea a los durmientes, lo que provocó el descarrilamiento del convoy entre las ciudades sureñas de Temuco y Concepción.

Tras el accidente, los dos maquinistas descendieron del tren para revisar los daños, momento en el que desconocidos comenzaron a dispararles, por lo que debieron regresar y refugiarse en la sala de máquinas. Las pericias policiales determinaron que los atacantes del convoy habrían rociado combustible a los vagones siniestrados aunque finalmente no pudieron quemar la carga.

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, asegura que el Gobierno invocará la Ley Antiterrorista por el ataque que afectó al tren de carga. “El tren fue descarrilado producto de la acción de personas que destruyeron parte de la vía férrea y que posteriormente haciendo uso de armas de fuego intentaron herir a quienes eran los maquinistas del tren “, añadió. “Gracias a Dios no tenemos ni lesionados ni víctimas fatales, pero sin duda que es una acción extremista de la mayor gravedad”, enfatizó Chadwick, quién agregó que “podríamos estar realmente viendo una situación de un gran desastre a través de este atentado”.

El jefe del gabinete chileno precisó que en las próximas horas el Ejecutivo presentará un requerimiento por Ley Antiterrorista contra cualquier persona que haya resultado responsable de este atentado, en la ciudad de Temuco, a 673 kilómetros al sur de Santiago. “Lo vamos a hacer invocando esta ley porque este tipo de atentados extremistas son realmente graves y debemos actuar con el mayor rigor de la ley”, argumentó el ministro.

El gobernador de la sureña localidad de Malleco, Erich Baumann, calificó el hecho como “un atentado muy grave” e indicó que el Ejecutivo estudia aplicar la Ley Antiterrorista contra los responsables del ataque. En tanto, el fiscal a cargo de las pesquisas, Ricardo Traite, indicó que se trata de un hecho de violencia “sin precedentes en la zona” y confirmó que entre los sospechosos hay grupos de reivindicación mapuche, tanto por las consignas que los maquinistas escucharon como por lo rayados que dejaron en el lugar.

Los mapuches, unos 600.000 en un país de 16,6 millones de habitantes, son la principal etnia indígena de Chile. La base del conflicto que enfrenta a algunas comunidades con el Estado es la reivindicación de las tierras de sus ancestros. En la Araucanía, la región más pobre del país, los indígenas ocupan unas 600.000 hectáreas, un 5% de las tierras heredadas de sus familiares y una sexta parte de lo que poseen las compañías forestales, las que han sufrido en los últimos años varios atentados incendiarios.