Archivo de la etiqueta: bomberos

Agua en el metro de Madrid

Tormentas en Madrid, el metro se inunda. En julio de 2018; en junio de 2017; y en 2019 en agosto. Una torenta de verano trae la lluvia y el granizo. Durante dos horas la imagen en Madrid era de un auténtico diluvio con una espesa cortina de agua y viento que sorprendió de norte a sur a la capital. Incluso en el metro donde el agua se coló hasta las vías.

Una tormenta de verano, con fuertes rachas de viento y hasta granizo, que a muchos les pilló en pleno atasco y a los más afortunados en sus casas, asomándose al balcón como si fueran a presenciar una procesión de Semana Santa. Los distritos más afectados fueron el de Carabanchel y Puente de Vallecas. Aunque los de Arganzuela o Usera también la sufrieron.

Las fuertes lluvias afectaron también al tráfico aéreo, varios vuelos procedentes de Galicia, Oviedo u Oporto sufrieron retrasos y algunos incluso tuvieron que desviados a otros aeropuertos del país. Cada piloto/aerolínea designó un aeropuerto alternativo en cada plan de vuelo según sus propios criterios operativos y alguno de ellos, de Iberia, aterrizó en Málaga.

En el subsuelo, fueron varias las estaciones de Metro –Portazgo (L1), El Carrascal (L12) o Barrio de la Concepción (L7)– las sufrieron en la noche de ayer cortes y retrasos a causa de la acumulación de agua en las vías tras las fuertes lluvias y tormentas que tuvieron lugar. Diversos usuarios recogieron en redes sociales el momento las vías quedaron anegadas en Barrio de la Concepción durante por el efecto de las fuertes lluvias.

Según indican desde el suburbano, la circulación de trenes quedó interrumpida en la línea 7 entre García Noblejas y Cartagena durante más de 30 minutos y en la estación de El Carrascal de la línea 12 los trenes no efectuaron parada durante más de una hora. Concretamente, los cortes de la línea 7 se produjeron entre las 22.50 y las 23.30 horas por la acumulación de agua en las vías y en El Carrascal los convoyes no hicieron parada entre las 23.30 y las 00.30 horas.

En el caso de Portazgo, los retrasos se produjeron a partir de las 22.40 horas y durante una hora y media con retrasos de alrededor de 10 minutos, ya que la presencia de agua ocasionó un error en el sistema de señales. En total, los bomberos del Ayuntamiento de Madrid recibieron alrededor de 150 avisos entre las 22.30 horas y pasada la medianoche por diversos motivos relacionados con la tormenta que ha descargado sobre la ciudad a última hora del miércoles.

Fuentes de Emergencias Madrid han detallado de que los avisos estaban fundamentalmente relacionados con inundaciones en sótanos y en rotondas de la red viaria así como balsas de agua y caída de ramas de árboles en distintas zonas de la ciudad. Las mismas fuentes han indicado que no ha habido ningún herido si bien los bomberos tuvieron que atender todas las incidencias de los avisos recibidos.

Tensión y caos en Barcelona por el incendio en un refugio de indigentes que paraliza Rodalies

bomberos-incendio-humo-tuneles-renfe

Túneles anegados de humo, desconcierto, temor y supresión del servicio. De nuevo el caos en el servicio ferroviario y metro barcelonés. La acumulación de humo por un incendio en la estación abandonada Bifurcació-Vilanova paralizó durante buena parte de la mañana de este martes el servicio de Cercanías y de la L1 del Metro. Por seguridad, Renfe interrumpía la circulación de trenes en las estaciones de Sagrera Meridiana, Arc de Triomf, Clot Aragó, Passeig de Gracia, Barcelona Estació de França i Plaça Catalunya. También se vio afectado el servicio de la línea 1 del metro entre Glòries y Plaça Espanya. Este nuevo caos afectó a más de 72.000 pasajeros y 210 trenes de Rodalies. Y pone de nuevo en evidencia la mala sintonía entre Adif y la Generalitat.

Renfe informaba a las 12.00 horas que se reestablecía la circulación ferroviaria en los túneles de Barcelona, aunque los trenes circulaban con importantes retrasos de hasta 60 minutos. El servicio se reinició una vez ventilados del humo los túneles. La normalidad en la circulación en todas las líneas se fue recuperando de forma gradual.

El humo negro que paralizó la red de Cercanías de Barcelona tiene su origen en un incendio que ha empezado en un viejo refugio de indigentes habilitado desde hace años en un tramo en desuso de la antigua estación del Nord. El material allí acumulado era lo suficientemente combustible como para generar la humareda que se ha colado por todos los túneles comunicados de tren e incluso metro, en el subsuelo de la ciudad. Los bomberos tardaron cerca de dos horas en dar con el origen de las llamas. Temían que fuera un cortocircuito o alguna alteración en el sistema eléctrico.

La oscuridad del túnel más el humo dificultó muchísimo el tránsito de los bomberos por el suburbano, hasta que pudieron entrar por el mismo lugar por el que habitualmente se cuelan los indigentes para refugiarse de frío en la noche. Una vez localizado el origen, la extinción no ha comportado dificultades. Las personas que podrían haber hecho fuego para calentarse en la noche han debido huir del lugar antes de resultar intoxicados.

El presidente de Renfe, Pablo Vázquez, se ha remitido a la investigación abierta. “Pido disculpas a todos los viajeros, pero nuestra prioridad ha sido restablecer el servicio. A las 17.00 horas todos los trenes circulan con su horario habitual”, decía Vázquez. “Me remito a la investigación“, ha dicho Vázquez preguntado por el origen del fuego, si bien el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, confirmaba minutos antes que el incendio se ha originado por la acumulación de residuos, colchones y muebles viejos en esta instalación en desuso, denominada Vilanova Bifurcació. “Ya tendremos tiempo para investigar las causas. Ahora lo importante es que el servicio ya se ha restablecido”, insistía Vázquez.

La Generalitat carga con dureza contra Adif y no asume responsabilidad por la presencia de indigentes en la zona: “A nosotros nos corresponde que los trenes funcionen, no habíamos advertido [la presencia de gente]; eso le corresponde al operador”. “Expresamos nuestro disgusto y lamentamos que se haya producido”, ha dicho en señal de disculpas Rull, quien ha afirmado que ha recibido explicaciones de Renfe pero no de Adif.

Neus Munté señala que “es un problema crónico de mal mantenimiento y una vez más Adif no ha dado las explicaciones pertinentes”. La consejera ha constatado que existen otras operadoras en Cataluña -en alusión a Ferrocarrils de la Generalitat- que no sufren estos problemas y ha señalado que no son “irresolubles”. Munté ha insistido: “reclamamos la totalidad del servicio. Es una auténtica acumulación de despropósitos de Adif y Fomento”.

Adif asegura que ha presentado varias denuncias, la última en octubre, ante los Mossos d’Esquadra advirtiendo que había personas que se colaban en la estación abandonada donde este martes se ha originado el incendio. Su presidente, Gonzalo Ferre, explica que “el lugar está lleno de carteles que prohíben la entrada. Habíamos presentado diversas denuncias ante los Mossos d’Esquadra para que vigilaran e impidieran que la gente se cuele allí”. Ferre insiste en que Adif cumple con la responsabilidad de vigilar sus instalaciones y que son las fuerzas de orden público las que han de impedir que se transgredan las prohibiciones y se respeten las infraestructuras.

Ferre recuerda que, a pesar de la vigilancia diaria, en Cataluña hay 9 veces más robos de cable de cobre que en el resto de España, y advierte que para que se respeten las infraestructuras se necesita que “ayuden” las fuerzas de orden público. El presidente de Adif asegura que (el lugar del incidente) no parece que allí hubiera tanto material para que se haya originado “un incendio cuyo humo tan consistente ha invadido todas nuestras instalaciones“. “La sensación es que allí no está viviendo nadie, no creo que ningún indigente lo utilice para vivir, pero sí que hay cosas -como un somier, ropa y latas de bebidas- que indican que hay personas que entran por allí“, explica Ferre.

El presidente de Adif señala que se ha detectado gente pasando por esta antigua estación abandonada que nunca entró en funcionamiento, pero que “no tiene ningún sentido que allí vaya nadie” porque es un lugar “sin escapatoria”. Si en el momento del incendio alguna persona hubiera estado en ese espacio, “habría muerto, porque no hay salida”, asegura el presidente de Adif que está a la espera de los resultados de la visita que tienen programada los forenses de los Mossos d’Esquadra para que se puedan sacar conclusiones de cómo se se ha organizado “una tan gorda”. “Cuando conozcamos las razones que han provocado lo que ha sucedido, actuaremos en consecuencia“, asegura Ferre.

“Hemos vuelto a constatar las dificultades de interlocución con Adif”, afirma el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, que constata el divorcio entre Adif y la Generalitat. Rull dice que llevarán a cabo una estrategia conjunta con el Ayuntamiento de Barcelona para defender los derechos de los usuarios del sistema de Cercanías, y advierte que Adif no podrá actuar “unilateralmente” cuando un incidente suyo afecte a los servicios que presta la Generalitat.

(Imagen Xavier Gómez)

Adif confía en restablecer el servicio de AVE en Girona y los bomberos advierten de nuevos riesgos

efectivos-ejercito-inundacion-tunel-ave-girona

¿Chapuza, imprevisión o fatalidad? Qúedese el lector con la opción que más le plazca, pero supongo que todos estaremos de acuerdo en que una obra nueva -y de tanto presupuesto- el calificativo más oportuno es elprimero. Proabablemente el segundo y el tercero vayan parejos también. No parece de recibo que a estas alturas sigan los túneles inundados. Una nueva motobomba se incorpora a las operaciones de desagüe para alcanzar los dos millones de litros por hora. Bomberos y especialistas de la Unidad Militar de Emergencia esperan resolver en 24 horas los principales problemas.

Por si las complicaciones no fueran suficientes, los bomberos de la Generalitat advierten del riesgo de una nueva inundación del túnel del AVE a su paso por Girona si se confirma la previsión de lluvia para este domingo. El responsable del servicio en Girona, Enric Cano, subraya la necesidad de construir una estructura de contención antes del domingo. “Si volviese a llover como hace una semana entraría otra vez el agua, porque el muro que se ha caído no está reparado“,señala el jefe de bomberos en referencia a la pared que cedió por la fuerza del desbordamiento que se produjo junto al agujero por el que se extraía la tierra durante la construcción del túnel. Adif puntualiza que la función de ese muro que cayó no era la de frenar el agua, mientras que el Ayuntamiento de Girona apunta a ese detalle como clave de la inundación.

En cualquier caso, Enric Cano considera que resulta necesario construir “algún tipo de contención que aguante el empuje del agua” y considera que, antes del domingo, se puede habilitar “una obra provisional, bien hecha, sólida en la base y con contrafuertes que podría garantizar que si llueve no pasará lo mismo”. Así se lo ha comunicado Cano al concejal de Urbanismo de Girona, Carles Ribas, al tiempo que le ha solicitado a Adif que certifique la ausencia de problemas en la estructura del túnel antes de poner el AVE en servicio el próximo domingo como prevé el gestor ferroviario si no surgen imprevistos. “Un tren a baja velocidad, que puede ser 30 kilómetros por hora, podría funcionar perfectamente, aunque todos los dispositivos electrónicos no estén a pleno rendimiento”, explica el jefe de bomberos..

El Ayuntamiento de Girona ha hecho público un informe técnico municipal que reitera la versión del consistorio contraria a la de Adif sobre una insuficiencia de la red de alcantarillado de la ciudad que explicaría el desbordamiento y la posterior inundación. Este estudio apunta como responsable del desastre a una falta de análisis en el proyecto ferroviario de la cuenca urbana de aportación al punto donde se generó el problema. Los técnicos municipales recuerdan que las obras del AVE ya se inundaron en este mismo lugar el 26 de mayo de 2009 y señalan también que el agujero por el que entró el agua no tenía razón de permanecer abierto, ya que la extracción de tierra acabó hace tiempo.

El responsable de comunicación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), el teniente de navío Aurelio Soto, explica que los efectivos de este contingente desplazados a la capital gerundense para colaborar en estas tareas trabajan junto a los bomberos están convencidos de que, “en menos de 24 horas”, la extracción del agua se habrá completado. Soto señala que, posteriormente, se comprobará la cantidad de elementos acumulados en los últimos metros, y destaca la dificultad que ha supuesto en la zona en la que se encuentra la UME bombear el agua desde una distancia de 1.700 metros con un desnivel de 21 metros. Los diferentes efectivos intentan acceder ahora al cuarto de bombas original del túnel para ponerlo en funcionamiento.

También la patronal FOEG interviene en la polémica y exige un mayor control de las obras de AVE dada la fuerte inversión que suponen estos proyectos y que se les dé “el mismo trato de estricto cumplimiento de la normativa que se exige al resto de empresas”.

Cano, que trabaja en las labores de desagüe del tramo afectado, que mantiene desde el pasado lunes fuera de servicio la conexión de alta velocidad entre la capital gerundense y Figueres, así como la conexión con Francia, ha subrayado la necesidad de construir una estructura de contención antes del domingo.

Hasta que no se consiga extraer todo el agua acumulada en las galerías a consecuencia de la inundación del pasado lunes, los técnicos de Adif no podrán comprobar los daños causados en la catenaria y en los equipos eléctricos y de seguridad del AVE, así como el estado en el que han quedado las pantallas de los túneles y hacer una previsión de cuando se podrá volver a reestablecer el servicio.

La línea de alta velocidad entre Girona y Figueres (Alt Empordà), además de la conexión con Francia, sigue interrumpida por cuarto día consecutivo. Renfe desvía a los viajeros del AVE hacia los trenes Regionales desde Girona y en autobuses desde la estación de Figueres-Vilafant hasta la estación del tren convencional de la capital del Alt Empordà. Para las conexiones internacionales, el servicio entre Girona, Figueres y Perpinyà se cubre por carretera.