Archivo de la etiqueta: talgo

Talgo obtiene un beneficio neto de 35,5 millones

Talgo S.A., compañía líder en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad, registra una cifra de negocio de 300 millones de euros en los primeros nueve meses de 2017, frente a los 444,5 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Este descenso, consecuencia del ritmo natural de realización de los principales proyectos de fabricación en los que está inmersa la empresa y su avanzado grado de ejecución, se ve parcialmente compensado con el aumento de sus márgenes operativos, que registran una evolución muy positiva al situarse en un 23,8% durante los primeros nueve meses del año, como resultado del mix de sus proyectos en ejecución y de las eficiencias obtenidas de su modelo operativo. El Ebitda ajustado de los nueve primeros meses del año se sitúa en 71,3 millones de euros mientras que el beneficio neto alcanzó los 35,5 millones de euros.

En lo referente al tercer trimestre de 2017, Talgo registra una cifra de negocio de 85 millones de euros, un Ebitda ajustado de 20,9 millones de euros y un beneficio de 35,5 millones de euros con unos fuertes márgenes de rentabilidad del 24,8%. Actualmente dispone de una cartera de pedidos de más de 3.200 millones de euros, 7,4 veces los ingresos y estudia oportunidades de negocio en Europa, Oriente Medio y Norte de África, por valor de 9.700 millones de euros, con un incremento relevante en su actividad comercial, gracias a la diversificación del negocio con la entrada en el segmento de cercanías y regionales y un mayor alcance geográfico.

La compañía se encuentra en plena fase de diseño de los trenes de muy alta velocidad Talgo Avril para Renfe, que comenzará a fabricar en 2018. Durante el tercer trimestre de 2017, Talgo firmó el contrato con Renfe por el que se adjudicaba la fabricación de un segundo lote de 15 trenes Talgo Avril de muy alta velocidad, conformándose un pedido total significativo de 30 trenes. La compañía también se hará cargo, en una sociedad conjunta con Renfe, del mantenimiento integral de la flota por 30 años. Con la firma de este contrato, la compañía asegura su actividad industrial para los próximos años y considera esta oportunidad el trampolín necesario para la comercialización en otros países del tren Avril, vehículo que cuenta con la tecnología ferroviaria más avanzada y sostenible, desarrollada por Talgo.

Por otro lado, a cierre de los primeros nueve meses de 2017, Los Angeles County Metropolitan Transportation Authority (LACMTA) amplió el contrato con Talgo y ejercitó la opción para remodelar 36 vehículos ferroviarios adicionales por valor de 18,3 millones de dólares en octubre, mediante el que Talgo potenciará su presencia en el mercado estadounidense.

A principios demes Talgo fue preseleccionada en Reino Unido junto con otros cuatro fabricantes para el concurso de alta velocidad HS2 Phase One, que conectará las ciudades británicas de Londres y Birmingham a partir de 2026.

Anuncios

Talgo puja por la Alta Velocidad británica

Talgo forma parte del grupo de cinco fabricantes ferroviarios que competirán por hacerse con el contrato de fabricación y suministro de los trenes que circularán por la primera línea de Alta Velocidad de Reino Unido, que unirá Londres y Birmingham, un ‘macropedido’ valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.100 millones de euros). Los competidores de la compañía española son Alstom, Siemens, Bombardier e Hitachi, según informa la High Speed Two (HS2), la empresa pública británica promotora del corredor. Finalmente, CAF no tomará parte en la puja.

El listado de grupos preseleccionados se conoce después de que el pasado mes de septiembre dos de ellos, Alstom y Siemens, anunciaran la fusión de sus negocios de fabricación de trenes. El contrato consiste en el suministro de sesenta trenes y su posterior mantenimiento durante un periodo inicial de doce años, pero que podría extenderse a toda la vida del tren, garantizando así carga de trabajo hasta el horizonte de 2060.

Talgo confirmó recientemente su intención de implementar un plan industrial a largo plazo en el Reino Unido. La compañía considera que sus trenes podrían tener un papel crucial en el mercado del Reino Unido, con una creciente demanda de capacidad y un número de diversas licitaciones en proceso, ya que la cartera actual de la compañía incluye no solo trenes de alta velocidad sino también vehículos regionales y de cercanías, listos para maximizar el beneficio de las compañías operadoras.

El director de Talgo en Reino Unido, Jonathan Veitch, ha declarado su satisfacción tras conocerse el resultado del proceso. “Estamos encantados con esta excelente noticia. Este es solo el primer paso, pero confiamos verdaderamente en nuestra propuesta de movilidad para el Reino Unido. La plataforma Talgo Avril ya ha demostrado ofrecer el precio de adquisición más rentable y una curva de costes reducida y predecible del ciclo de vida del tren a lo largo de 35 años completos”, dijo, y añadió: “Honestamente, creo que, tras un proceso de adaptación al mercado del Reino Unido, Talgo Avril UK cumple con todas las condiciones necesarias para aprovechar al máximo la inversión que se realizará en la Fase Uno de HS2”.

Los grupos elegidos para competir por el suministro de los primeros trenes de Alta Velocidad británicos deberán presentar sus respectivas ofertas en la primavera de 2018. La HS2 espera adjudicar el contrato en 2019 con el fin de que los vehículos estén listos en 2026, según informa esta entidad. Reino Unido busca un tren de muy Alta Velocidad (con capacidad para circular a hasta 360 kilómetros por hora) y que cuente con los más altos estándares de calidad, fiabilidad, confort, además de sostenibilidad medioambiental.

Talgo figura en la lista de empresas que pujarán por este nuevo ‘macropedido’ de trenes un año después de que en noviembre de 2016 se hiciera con el último contrato de unidades de Alta Velocidad adjudicado en España por parte de Renfe. La compañía que preside Carlos de Palacio competirá en Reino Unido con el ‘Avril’, el mismo tren desarrollado por la propia empresa con la que se hizo con el pedido de Renfe. Talgo se encarga actualmente la suministrar la treintena de trenes que circularán en La Meca-Medina.

En caso de que el fabricante español se alzara con el contrato británico, impulsaría la ‘Marca España’ con que ya cuenta la Alta Velocidad británica, a pesar de que las grandes constructoras españolas no lograran ninguno de los contratos de obras de construcción de la línea adjudicados este pasado verano. No obstante, Ferrovial consiguió a finales del pasado año un contrato de la fase de proyecto, el de los trabajos preliminares de un tramo de la línea (un trazado de unos 102 kilómetros) por unos 346 millones. Se trata de labores como estudios de viabilidad, desvíos de servicios públicos o demoliciones, entre otras.

La Línea de Alta Velocidad Londres-Birmingham es una de las grandes infraestructuras, junto con la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, que Reino Unido confía contribuyan a impulsar su economía tras el ‘Brexit’.

Examen a final de año para el ‘AVE a la Meca’

Llega el examen. El AVE La Meca-Medina prevé comenzar a circular antes de fin de año, si bien lo hará con los que se han denominado “viajes de demostración”. Los gestores saudíes prevén poner en circulación dos viajes por sentido cada viernes y cada sábado, desde las ciudades de La Meca y Medina, que transportarán a distintos tipos de invitados para mostrarles la infraestructura y el servicio. Será el momento en el que Renfe se juegue su prestigio. El operador español se encargará de comercializar la línea de alta velocidad saudí durante los próximos doce años, hasta 2030.

Los viajes de “demostración” secundarán a las pruebas con trenes que ya se llevan a cabo en la línea desde hace meses. Estas pruebas, que forman parte del proceso de homologación de los vehículos, se desarrollan de “forma satisfactoria”, según informa el consorcio que dirige el proyecto. En el marco de estas pruebas, el pasado mes de julio ya se realizó un primer viaje completo entre Jeddah y Medina de un tren que alcanzó una velocidad comercial máxima de 300 kilómetros a la hora. En cuanto a la marcha de los trabajos, en la actualidad, las obras de construcción del denominado ‘Ave del Desierto’ ya se han ejecutado en “más de un 80% del total”.

También se ha completado la conexión por vía entre las dos ciudades santas que unirá la línea de Alta Velocidad, lo que, según el consorcio, permitirá que próximamente un tren recorra ya todo el corredor completo. En paralelo, el consorcio trabaja en todas las tareas preparativas relacionadas con la posterior fase de operación y explotación comercial del corredor a partir del próximo año, que correrá a cargo de Renfe.

Los cálculos sobre el tráfico diario de pasajeros de la línea de 444 kilómetros entre La Meca y Medina, previstos inicialmentre para 160.000 personas (60 millones de pasajeros al año) no parece que se sostienen ahora. Renfe teme que no se alcanzarán los ingresos necesarios para hacer frente a los gastos; según cálculos internos, debería afrontar un posible agujero de 1.000 millones de euros a lo largo del contrato. De hecho trata de reducir el número de trenes Talgo (35) e intenta convencer al gobierno saudí para reducir los talleres especificados en el contrato inicial.

El grupo de empresas españolas que acomete el proyecto indica que una vez que en mayo se cerró el acuerdo con el Gobierno de Arabia Saudí con el que se solventaron los problemas de retrasos y sobrecostes que surgieron en el proyecto, las autoridades del país “han manifestado en varias ocasiones su satisfacción con el desarrollo de los trabajos“. Según las fuentes consultadas, las pruebas dinámicas de los trenes se están realizando de forma satisfactoria como parte de su proceso de homologación.

El AVE La Meca-Medina constituye uno de los mayores contratos logrados en el exterior por empresas españolas. El proyecto, estimado en unos 6.700 millones de euros, ha supuesto la colocación de las vías en los casi 450 kilómetros de longitud de la línea entre las dos ciudades santas, así como de la superestructura (la electrificación, y los sistemas de seguridad y comunicación), y su posterior explotación. El consorcio que a finales de 2011 se hizo con el contrato está integrado por las empresas públicas Renfe, Adif e Ineco, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia e Inabensa. Talgo completa el grupo como suministrador de los trenes, un total de 35 trenes AVE, además de uno especial para la familia real árabe, con capacidad para 400 personas, además de su mantenimiento durante doce años.

Dudas ante el plan de Fomento para Extremadura

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, asegura que en verano de 2019 estará en circulación el tren de altas prestaciones entre Badajoz y Madrid, que enlazará ambas ciudades en 3 horas y 46 minutos, una 1 hora y 22 minutos menos que en la actualidad. De la Serna lo anuncia tras reunirse en Mérida con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para exponerle los trabajos que lleva a cabo su departamento en el corredor ferroviario extremeño.

Según el ministro, este corredor es una “prioridad absoluta” para el Gobierno, por lo que en algunos tramos “se está trabajando al máximo rendimiento”, lo que ha permitido que las previsiones reales de puesta en funcionamiento del nuevo tren, con la vía aún sin electrificar, se adelante unos meses, hasta verano de 2019. Para 2020, se mantiene el compromiso de que Extremadura contará ya con la vía completamente electrificada, lo que supondrá en sí la materialización de la alta velocidad. Íñigo de la Serna destaca que actualmente se vive en la región “el mayor impulso de la historia reciente en la ejecución de las infraestructuras ferroviarias”, mientras que Fernández Vara asegura que el actual equipo ministerial, junto con Renfe y Adif, son los que “más en serio se han tomado la problemática del tren en Extremadura”.

El ministro indica que, tras encontrase “muchas obras sin actividad”, ahora “sucede todo lo contrario y estamos trabajando sin descanso”. En definitiva, se trata de acabar con el caos que vive el ferrocarril en esta comunidad; sin embargo, la decisión ministerial se ve más como un parche que como una buena solución. Las plataformas ciudadanas exigen al Ministerio un trato para Extremadura que sea igual al que se da en el resto de España. Y para ello reclaman un pacto por el ferrocarril que propicie una doble línea electrificada para trenes tipo Alvia en el trayecto Madrid–Plasencia–Cáceres–Mérida–Badajoz o el AVE que enlace con Lisboa; reactivar en las mismas condiciones técnicas de doble vía electrificada la Ruta de la Plata, en los tramos Plasencia–Salamanca y Mérida–Sevilla y, como tercera medida, lo mismo en el tramo Mérida–Brazatortas.

Las asociaciones creen que estos planes deberían financiarse como pago de la deuda histórica con Extremadura, “una región abandonada secularmente del poder central. Ya va siendo hora de que nos resuelvan esta deplorable situación en la que nos encontramos”, sostienen en sus reivindicaciones, y plantean que en un horizonte máximo de 10 años, con plazos parciales fijados, la región pueda disponer de unas infraestructuras ferroviarias similares a las que existen en el resto de España.

Extremadura es la única región española que no dispone de una sola línea férrea de doble circulación ni tampoco electrificada. En este último año el caos en las infraestructuras ferroviarias alcanza cotas inimaginables. Averías constantes, trenes parados en medio del campo, traslado de pasajeros a pie hasta la estación más cercana, puertas que no obedecen al mando, atropellos mortales y continuo incumplimiento de los horarios. Ni tan siquiera las máximas autoridades ferroviarias creen que esta situación sea normal. “Se tarda mucho en viajar a Mérida”, reconocía hace unos días el presidente de Renfe, Juan Alfaro.

No es de extrañar, por tanto, que a la vista de esta situación la ciudadanía considere insuficiente los planes de Fomento y que, incluso, se rían del pomposo nombre con el que se bautiza la operación con la que se pretende mejorar la situación del tren en esta zona. El tren de altas prestaciones será un Talgo, que aprovechará la infraestructura construida del AVE a Lisboa en una línea unidireccional y sin electrificar. “Ya veremos cuánto tiempo tardan en ello”.

Juan Alfaro: “Se tarda mucho en tren”

“Se tarda mucho” (de Madrid a Mérida). Aunque parece una queja, es simplemente una constatación de los tiempos de viaje que emplea el tren en salvar la distancia entre la capital extremeña y la madrileña. Y no lo dice cualquiera; el mismo presidente de Renfe lo confirma. Juan Alfaro, que ayer se entrevistó con la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, en Mérida ha probado ‘su propia medicina’. Madrid-Mérida por vía férrea es un viaje muy largo.

Alfaro, que reconoce haber disfrutado de un “paisaje precioso”, asegura que los trenes están “bien”, pero que tienen un problema de “fiabilidad”. El presidente de Renfe dice, sin embargo, que el material no es el más antiguo de la operadora, ya que son trenes que tienen seis, siete u ocho años. El responsable de la compañía ferroviaria admite que no es muy conveniente el “clima” que se ha generado en Extremadura sobre la calidad de servicios de Renfe tras el “cúmulo de incidentes” que ha habido en los últimos meses, pero afirma que Fomento apuesta claramente por Extremadura.

El presidente de Renfe admite igualmente que el Talgo Madrid-Badajoz, que se recuperará en el primer trimestre de 2018, aportara más “comodidad y fiabilidad” a los viajeros, pero no acortará los tiempos del viaje porque depende de la infraestructura ferroviaria. “Sin infraestructuras los tiempos son los que son”, subraya la consejera. Previamente Alfaro le explicó que los usuarios que afronten este largo recorrido, lo harán más cómodos ya que los convoyes de Talgo cuentan con vídeo y cafetería, pero el tiempo de viaje variará “muy poquito”.

El Talgo, eliminado en 2010, tendrá dos servicios diarios, de ida y vuelta, por la mañana y por la tarde, y entrará en la política comercial de Renfe, lo que permitirá a los usuarios acceder a promociones y descuentos. El servicio, que ya se ha incluido en la cuenta de resultados de Renfe, también permitirá una mejora en las conexiones en Madrid con los trenes de cercanías. El presidente de Renfe también anuncia que el taller de reparaciones de trenes que se construirá en Badajoz se hará en una única fase y no en tres, como inicialmente estaba previsto, con lo que su puesta en marcha se acortará en un año. De esta forma se prevé que esté operativo para el verano de 2019.

García Bernal da mucha importancia a este taller, que se viene reclamando desde 2009, y que tienen muchas comunidades autónomas. Ahora los trenes extremeños se reparan en Madrid. Renfe pondrá en marcha, además, en un mes un puesto técnico en Badajoz que permitirá hacer un “mantenimiento preventivo” a los trenes. Entre los trabajos que vienen desarrollando para mejorar la fiabilidad y seguridad de los trenes, Alfaro explica que ya han cambiado el 60% de los motores y el 50% del cableado, además de actualizar el software de los trenes.

La consejera agradeció la disposición de Renfe para cumplir las demandas que les hizo el Pacto Social y Político por el Ferrocarril de Extremadura, pero mantuvo las reclamaciones Extremadura que exige “un tren digno ya”. García Bernal asegura que el Gobierno extremeño seguirá exigiendo que se modernicen las infraestructuras ferroviarias y que los usuarios dispongan de trenes más cómodos y fiables, después de 43 incidencias contabilizadas entre julio y este lunes. A la cita no han asistido finalmente los responsables del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que disculparon su ausencia.

Talgo espera una fuerte generación de caja

El fabricante de trenes Talgo obtuvo un beneficio neto de 26,1 millones en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 29,7% respecto al logrado un año antes. El resultado bruto de expotación (Ebitda) del grupo ascendió a 48,2 millones frente a los 57,1 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, al tiempo que el resultado operativo (Ebit) del grupo a cierre del primer semestre del ejercicio ascendió a 38,1 millones frente a los 47,2 millones de un año antes.

La cartera de pedidos del grupo al cierre del primer semestre de este año ascendió a 2.747 millones de euros, por encima de los 2.605 millones de euros de los seis primeros meses de 2016. La cifra neta de negocio se situó en el primer semestre del año en 215 millones de euros, mientras que tanto el margen neto como el margen sobre el resultado bruto de explotación (Ebitda) tuvieron una evolución “muy positiva”, al situarse en el 15% el primero y superar el 23% el segundo. Talgo ha achacado esta evolución del margen, en gran parte, a una mayor eficiencia en los costes y al mix de los proyectos que se están llevando a cabo.

La compañía ha resaltado que la ejecución de los proyectos en curso fue satisfactoria durante el primer semestre, destacando el proyecto de Arabia Saudí de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina en donde Talgo ha finalizado ya 30 de los 36 trenes previstos y están ya realizando pruebas estáticas y dinámicas. Durante el segundo trimestre del año se alcanzó la velocidad de 330 kilómetros por hora, lo que representó un aumento del 10% respecto al objetivo de velocidad comercial establecido.

El Ebitda ajustado obtenido en el primer semestre de 2017 se situó en los 50,4 millones de euros, mientras la compañía espera una fuerte generación de caja en la segunda mitad de 2017 y 2018 en línea con el cumplimiento esperado de determinados hitos en los proyectos de fabricación en curso, lo que se traducirá en una recuperación de la caja invertida en el capital circulante de los proyectos y el desapalancamiento de la compañía.

La firma española además mantiene su compromiso en términos de remuneración con el accionista, al haber completado en el segundo semestre el reparto de un dividendo por valor de 10 millones de euros con cargo a los resultados del ejercicio 2016. Este reparto se realizó mediante un programa de dividendo flexible o ‘Scrip Dividend’, en el cual el 87% del accionariado solicitó el pago en acciones, lo que demuestra la confianza y apuesta de los accionistas por el futuro de la compañía.

En este segundo trimestre Talgo firmó el contrato de fabricación de 15 trenes Avril de muy alta velocidad para Renfe adjudicado el pasado mes de diciembre y en el mes de junio se incrementó el pedido con la adjudicación de 15 trenes adicionales mediante la ejecución de una opción incluida en el pliego del concurso. La compañía también se hará cargo, en una sociedad conjunta con Renfe, del mantenimiento de dichos trenes AVE por 30 años.

Con esta adjudicación, Talgo asegura su actividad industrial para los próximos años a través de la comercialización del tren Avril, nuevo desarrollo de Talgo que cuenta con la tecnología ferroviaria más avanzada y desarrollada por la compañía en materia de alta velocidad y que comenzará su fabricación comercial a principios del próximo año.

En julio, Talgo ha iniciado los trabajos de remodelación de los 74 vehículos del metro de Los Ángeles adjudicados el pasado mes de septiembre, lo que representa, por un lado, acceder al negocio de renovación de vehículos ferroviarios de terceros, y por otro, potenciar su presencia en el mercado norteamericano. Respecto a la labor comercial, la compañía continúa desarrollando una política proactiva y potenciando nuevas oportunidades de negocio en los diferentes segmentos en los que desarrolla su actividad. Talgo trabaja de manera activa en más de 30 oportunidades por valor de 9.400 millones de euros tanto a nivel nacional como internacional.

El Talgo Haramain ‘vuela’ a 310 km/h

El tren de muy alta velocidad Talgo Haramain para el proyecto La Meca-Medina ha superado la velocidad comercial máxima de 300 kilómetros por hora que alcanzarán los trenes cuando entren en servicio. Las pruebas dinámicas se desarrollan entre las ciudades de Kaec y Medina, cruzando el desierto saudí en una zona próxima a la primera de las dos poblaciones árabes.

La compañía estima que los trenes circularán próximamente a una velocidad de 330 kilómetros por hora, el próximo y último hito de velocidad que debe superar el material rodante previo a su homologación. Las pruebas dinámicas se están desarrollando de manera satisfactora, en condiciones ambientales extremas, con temperaturas muy elevadas próximas a los 50ºC, y con presencia de arena del desierto (en una zona próxima a la ciudad saudí de Kaec), comprobando la buena respuesta de los trenes antes tales exigencias, según asegura el fabricante.

Los trenes se han adaptado a la climatología y las particularidades geográficas, reforzando los sistemas con el llamado “pack del desierto”, que incorpora más de 30 tecnologías adicionales específicamente desarrolladas para este proyecto. Estas tecnologías tienen como finalidad la eficacia del tren ante cualquier condición ambiental y la mejora de la eficiencia del mantenimiento.

Talgo confía en concluir durante 2017 la fabricación de los trenes que quedan para cumplir con todo el pedido para el ‘AVE del Desierto’, que debe comenzar a funcionar en marzo de 2018. Su envío a Arabia se realizará una vez que estén listos los talleres que se construyen en los extremos de la línea. La fabricación de trenes para el AVE a La Meca constituye uno de los principales contratos que actualmente desarrolla la compañía que preside Carlos Palacio. El alcance inicial del pedido para Talgo incluye la fabricación de 35 trenes Talgo 350 Haramain (y un tren VIP para la familia real saudí), con capacidad superior a 400 pasajeros cada uno, que unirán las ciudades santas de La Meca y Medina, y su mantenimiento durante doce años.

Con cinco estaciones en un recorrido de 450 kilómetros, la línea Haramain requiere para su explotación de trenes que permitan la mayor rapidez en la subida y bajada de los pasajeros, y favorezcan una mejor velocidad comercial. Los trenes Talgo 350 suministrados para el Haramain cuentan con los sistemas de seguridad más avanzados. Son una serie de trenes de alta velocidad del consorcio Talgo/Bombardier para la Haramain High Speed Rail de Saudi Railways Organization (SRO) basados en la Serie 112 de Renfe. La cabeza motriz lleva unos sopladores en el frontal que limpian la vía a su paso; las ruedas son de mayor diámetro que las habituales para aumentar su vida útil. Lleva pintura más gruesa y “elástica” desarrollada por Talgo, cuyo equipo también ha ideado una lámina de poliuretano especial para proteger el vidrio curvo de la cabina. La aerodinámica de las unidades motrices será diferente a las de la serie 102 y 112, usando el diseño exterior de la cabina del Avril G3.

Talgo S.A., es la compañía líder en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad con presencia industrial en siete países: España, Alemania, Kazajistán, Uzbekistán, Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos. La Compañía es reconocida a nivel mundial por su capacidad de innovación, tecnología única distintiva y fiabilidad.

Talgo refuerza su actividad industrial y su cartera de pedidos que se eleva hasta los 3.379 millones

Talgo ha elevado hasta 3.379 millones de euros el importe de su la cartera de pedidos pendientes de ejecutar, después de que Renfe activara la fabricación del segundo lote del contrato de trenes AVE que adjudicó a la compañía el pasado año. Se trata de la fabricación de quince trenes de rodadura desplazable, además de su posterior mantenimiento durante treinta años, por 495 millones de euros, que se suma a los quince vehículos del primer lote inicial.

Talgo estima en 1.280 millones de euros todo el ‘macrocontrato’ de treinta trenes AVE que Renfe le adjudicó en noviembre de 2016, que se compone de los referidos dos lotes de quince trenes. El fabricante suministrará el ‘Avril’, el modelo de tren de ‘muy alta velocidad’ desarrollado. Se trata de un vehículo capaz de circular a una velocidad máxima de 363 kilómetros por hora y transportar hasta 600 viajeros. Para ello, cuenta con los coches más anchos del mercado, y una de sus dos hileras de asientos dispone de tres plazas.

El presidente de Talgo, Carlos de Palacio Oriol, en nombre de todo el equipo de la compañía, ha declarado su satisfacción tras conocerse que Renfe ha ratificado la compra de 15 trenes Talgo Avril adicionales, que incorpora el mantenimiento integral de esta flota también durante 30 años y supone una inversión total de 1.280 millones de euros. “Con la adjudicación de estos 15 trenes adicionales, Talgo refuerza su actividad industrial y su cartera de pedidos, que asciende a 3.379 millones de euros. Es una excelente noticia para la compañía ya que supone un nuevo reconocimiento al trabajo de I+D+i que hemos desarrollado en los últimos ocho años para diseñar un tren de última generación más rápido, más ligero, eficiente y sostenible”.

“Es un orgullo para Talgo poner a disposición de nuestro país este segundo lote de trenes Talgo Avril que tendrán incorporada nuestra tecnología única de ancho variable, lo que significa que estos últimos 15 trenes podrán circular tanto por vías de alta velocidad como por vías convencionales. Esto permitirá llevar la alta velocidad a rincones de nuestro país donde aún no ha llegado”.

“Con el tren Talgo Avril, España se convierte de nuevo en escaparate de las últimas tendencias del mercado de la alta velocidad. Nuestra compañía seguirá trabajando en todo el mundo para mantener nuestro posicionamiento como referente de calidad en el sector ferroviario mundial”, explica Carlos de Palacio Oriol.

Talgo S.A., es la compañía líder en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad con presencia industrial en siete países: España, Alemania, Kazajistán, Uzbekistán, Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos. La compañía es reconocida a nivel mundial por su capacidad de innovación, tecnología única distintiva y fiabilidad. Talgo es el principal suministrador de trenes de alta velocidad de Renfe y suministrador de trenes en el proyecto de alta velocidad para la línea ferroviaria ‘Haramain’ entre La Meca y Medina en Arabia Saudí.

Renfe ‘activa’ el segundo lote con Talgo

Renfe ha decidido poner en marcha el segundo lote del ‘macrocontrato’ de suministro y mantenimiento de treinta nuevos trenes AVE que la compañía ferroviaria adjudicó a Talgo en noviembre de 2016. El contrato supuso el inicio de la fabricación inmediata de quince trenes que ahora se amplía en otras quince unidades, con lo que se dobla la cartera de pedidos en las factorías de Talgo de Rivabellosa y Las Matas.

Renfe ‘activa’ este segundo lote apenas cinco meses después de la firma del contrato, con el fin de tener así disponibilidad de todos los trenes en un menor horizonte temporal, según detallan fuentes de la operadora. El conjunto del pedido supone una inversión total de 1.300 millones de euros, de los que unos 500 millones corresponden al segundo lote, según destacó el pasado viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su intervención en Sevilla con motivo de los 25 años de la puesta en marcha de la Alta Velocidad.

La compañía ferroviaria comenzará a recibir los trenes del primer lote en algo más de tres años (38 meses) desde la firma del contrato. Con la incorporación de estos treinta nuevos trenes, Renfe elevará en un 33% su actual parque móvil de AVE, integrado por 89 unidades, que incluye los trenes que se compraron a Alstom para el AVE más veterano, el Madrid-Sevilla, que precisamente este viernes conmemoraba su primer cuarto de siglo.

El parque actual se completa con los trenes que posteriormente encargados a Siemens, Alstom y Talgo paras las líneas que se han ido poniendo en servicio posteriormente, como el AVE a Barcelona o a Valladolid. Renfe cuenta con más de 200 trenes de alta velocidad, una de las flotas más modernas y versátiles de Europa, en la que conviven unidades diseñadas para circular por vías de ancho internacional (o ancho UIC, que en España equivale a la alta velocidad) y ancho convencional (peninsular). Combinan diferentes sistemas de señalización a bordo. Además de la serie 100 (y sus posteriores derivaciones 100R, 101 y 100F), Alstom proporciona también la 104 y 114; CAF las 120, 120.050 y 121; Talgo, las 102-112, 130, 750 y, junto a Siemens, la 103.

Con el aumento del parque de trenes, la operadora busca dotarse de material para explotar las líneas AVE actualmente en construcción a medida que vayan entrando en servicio. Para los próximos años está previsto que termine la construcción de la conexión a Galicia, a Granada o Almería, entre otros destinos. El pedido de 30 nuevos trenes que suministrará Talgo, que constituyó el primer contrato de material ferroviario de la última década, no se destinará a líneas concretas, sino que que Renfe los empleará en función de sus necesidades, según detalló la compañía cuando adjudicó el contrato.

Renfe pretende prepararse para el escenario de liberalización del transporte de viajeros en tren previsto a partir de 2020, cuando otros operadores podrán entrar a competir con la compañía pública. El tren que suministrará Talgo es el ‘Avril’, el modelo de tren de ‘muy alta velocidad’ desarrollado por el fabricante de trenes español. Se trata de un vehículo capaz de circular a una velocidad máxima de 363 kilómetros por hora y transportar hasta 600 viajeros. Para ello, cuenta con los coches más anchos del mercado, y una de sus dos hileras de asientos dispone de tres plazas.

KTZ de Kazajistán y UTY de Uzbekistán estrenan los nuevos trenes Talgo de caja ancha en una ruta internacional

La empresa nacional de los ferrocarriles de Kazajistán (KTZ) y su homóloga en el país vecino de Uzbekistán (UTY) han lanzado esta semana un servicio internacional entre las ciudades de Almaty y Tashkent utilizando los nuevos trenes Talgo, aptos para una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora. El nuevo servicio dura unas 16 horas y conectará la ciudad más poblada de Kazajistán y la capital de Uzbekistán utilizando por primera vez trenes Talgo.

Las dos operadoras han acordado que la ruta cuente con salidas los sábados y los lunes de Almaty y los domingos y los martes en sentido inverso. Los trenes Talgo harán parada en su recorrido en las estaciones de Otar, Chu, Taraz, Shymkent, Saryagash y Tashkent. Estos trenes acortan los tiempos de viaje gracias a su tecnología pendular y a su diseño de caja ancha, con más espacio interior y más comodidades que los vehículos suministrados con anterioridad. Utilizan el ancho de vía ruso (1,52 metros), presente en ambos países, y sacan más partido al gálibo, aprovechando al máximo las dimensiones de la red ferroviaria de la zona.

Las composiciones tienen un solo piso en toda su longitud, sin barreras interiores. Su diseño es una evolución de los coches de 2,95 metros que Talgo ha fabricado en Kazajistán desde comienzos de esta década. Los nuevos vehículos han sido certificados conforme al reglamento técnico de la Unión Aduanera para circular a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y superar las extremas temperaturas de Kazajistán, comprendidas entre los 45 y los -50 grados centígrados. Antes de su puesto en servicio el pasado mes de diciembre en la red doméstica kazaja, los trenes superaron pruebas de carga en Leipzig, de fatiga en Madrid y de viento y resistencia a temperaturas y humedad extremas en Viena. Las pruebas dinámicas se llevaron a cabo en Kazajistán.

Al igual que todos los servicios prestados por KTZ, cuentan con la modalidad ‘gran clase’, ‘clase business’ y ‘turista’. Los coches cama ‘gran clase’ incorporan suites dormitorio para dos personas con aseo y ducha. Por su parte, los coches cama ‘business’ incorporan compartimentos para dos personas con literas y lavabo, mientras que los coches cama de clase ‘turista’ incorporan compartimentos para cuatro personas con literas.

Gracias a su flota de trenes Talgo, KTZ ofrece actualmente en Kazajistán una red de servicios de extensión similar a la que hay desde los Pirineos hasta el mar Báltico y desde el mar del Norte hasta los Balcanes. En Uzbekistán, UTY cuenta con un pequeño parque de trenes de alta velocidad basados en el modelo T250, compuesto hasta hace poco por dos unidades de nueve coches y al que se ha sumado recientemente un tercer tren de once. En las próximas semanas está previsto que la operadora uzbeka pueda recibir su cuarto tren de alta velocidad, el único de este tipo en toda Asia Central.