Archivo de la etiqueta: trenes

Visión inteligente para seis pasos a nivel vascos

El gestor de las vías férreas en el País Vasco, Euskal Trenbide Sarea (ETS), dependiente del Gobierno vasco, ha adjudicado la instalación del sistema de visión artificial inteligente ‘begicrossing’ en otros seis pasos a nivel de su red ferroviaria para mejorar la seguridad en esos lugares. Los seis puntos donde se instalará el innovador sistema son Hendaia (topo), Rentería (topo), carretera de Gernika (Amorebieta-Bermeo), calle Vega (Amorebieta-Bermeo), Aguinaga (Bilbao-San Sebastián) y Urbi (Bilbao-San Sebastián). Con esta actuación serán doce los puntos que contarán con este sistema, ya instalado en los pasos ubicados en Amorebieta (dos), Asua-Erandio, Berriz, Muxika y Gernika.

El sistema de visión artificial inteligente, desarrollado por Begirale Controlling Risk, el área de visión artificial de Dominion, consiste en la puesta en marcha de un sistema automático de detección de anomalías e incidencias a partir del análisis de las señales de vídeo en tiempo real. Una serie de cámaras captan el entorno del paso a nivel, cuyas imágenes se procesans en tiempo real y permiten determinar alteraciones en las secuencias normales de funcionamiento. Las alarmas se envían al puesto de mando y, dependiendo de su causa, sirven de elemento adicional para la gestión de la incidencia. Además, el paso a nivel recibe la alarma y la gestiona en función del estado del paso. El sistema se compone de equipamiento en campo y elementos en puesto de mando o cuarto técnico que culminan con un software de explotación en un entorno funcional para la gestión de la información.

El objetivo de ‘begicrossing’ es “incrementar la seguridad y el control sobre pasos a nivel mediante la información a tiempo real del estado de los pasos a nivel, tanto desde la perspectiva de la vía como de la carretera (personas y vehículos)”. Esta herramienta puntera se fundamenta en el uso de tecnologías de análisis de contenido de vídeo que permite analizar imágenes de forma automática para determinar eventos temporales no basados en una sola imagen. Como tal, puede considerarse como el equivalente automatizado de la corteza visual biológica. Esto facilita la detección precoz de incidencias en pasos a nivel de vías ferroviarias, provocadas por obstrucción de la zona de paso o por fallo de alguno de los elementos de seguridad de la propia estructura del paso a nivel. Se trata de una herramienta tecnológica destinada a contribuir a mejorar la seguridad mediante la detección temprana de situaciones que puedan generar riesgos, daños, o siniestros en el peor de los casos.

El sistema, por el que ya se han interesado gestores de infraestructuras ferroviarias de varios países, tiene la virtud de que no requiere la instalación de cámaras adicionales a la que ya exista para observar las imágenes del paso a nivel, sino que se dota de inteligencia a las infraestructuras existentes. Trabaja en tiempo real, por lo que se minimiza el tiempo de actuación y consecuencias del evento producido. Recibe como entrada los flujos de vídeo directamente de las cámaras y genera de forma inmediata información relativa a los incidentes para que se puedan visualizar y atender desde un sistema de monitorización remoto. De esta forma se pueden tomar decisiones con rapidez y generar una base informativa para mejorar los protocolos de seguridad.

Anuncios

Fiesta grande del Museo Vasco del Ferrocarril

El Museo Vasco del Ferrocarril exhibió ayer sus mejores galas para conmemorar su 24 aniversario. A lo largo de la jornada puso en circulación cinco trenes históricos (sobre todos sus vaporosas) para deleite de sus visitantes, que cada año por estas fechas rinden tributo a este gran santuario del ferrocarril, donde se rinde culto al vapor. El centro ferroviario de Azpeitia se llenó del humo y olor del carbón en combustión durante las exhibiciones que se realizaron con sus magníficas joyas del vapor.

La villa guipuzcoana es el santuario ferroviario más importante de España (al menos en vía métrica) y uno de los últimos bastiones donde se hace posible la contemplación de locomotoras de vapor en pleno funcionamiento. Aquí se mantiene vivo el espíritu del tren del Urola,cuya construcción fue el resultado del tesón, la perseverancia y la decidida apuesta que hicieron los vecinos por dotar al valle de una vía de comunicación moderna, cómoda y mucho más rápida que las tradicionales.

En las cocheras y talleres de Azpeitia, quedó depositado el material móvil de la línea, prácticamente sin variaciones relevantes a lo largo de su historia, que progresivamente ha ido incrementando el parque museístico con el procedente de otras líneas también cerradas. Así es posible hoy contemplar una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, integrada por más de 75 vehículos de todo tipo: desde locomotoras de vapor, tranvías, trolebuses, automotores y vagones de todas las clases hasta un camión de bomberos. El centro incluye una exposición sobre la máquina herramienta, a través del antiguo taller mecánico del Ferrocarril del Urola, que se conserva tal como fue instalado en 1925. Un antiguo motor eléctrico hacer funcionar sus 16 máquinas a través de un complejo sistema de poleas, correas y embarrados.

La jornada de ayer permitió observar el grácil movimiento de la locomotora de vapor Espinal, construida en 1887 en Newcastle (Reino Unido) por la compañía de Robert Stephenson, hijo de George Stephenson, que ganó el concurso de 1829 que pondría en marcha los servicios de la línea de transporte de pasajeros de Liverpool a Manchester. Esta máquina es, en la actualidad, la más antigua en funcionamiento de las construidas por los Stephenson. A la Espinal, se unió la Aurrera (130-T) construida en Reino Unido en 1898 por Nasmith Wilson para el Ferrocarril de Elgoibar a San Sebastián; la Zugastieta (030-T de 1888 de Sharp Steward de Gran Bretaña, para el Ferrocarril de Amorebieta a Gernika); y la Portugal (CP E205, 1230-T, fabricada por Henschel para los Caminhos de Ferro de Portugal). Pero también salió a las vías el automotor diésel Allan nº 301 de los Ferrocarriles Portugueses (construido en 1953 por la firma holandesa Allan, de Róterdam) y la locomotora diésel ‘Alstom 1004’, del Ferrocarril Vasco-Asturiano (construida en 1965 en Tarbes por la firma francesa Alsthom).

Una de las rarezas más llamativas, y casi desconocida en otras instalaciones similares, es la grúa de vapor Grafton. Apropiada para vías de ancho ibérico, fue construida en 1920 por la compañía británica Bedford para la empresa Babcock Wilcox, sita en Sestao. Es la única en su género que funciona en España y que también se hace una habitual en las jornadas festivas del museo.

Pero, sin duda alguna, lo mejor es recorrer los 5 kilómetros que separan Azpeitia de Lasao a bordo de uno de los coches de época construidos en la cercana Beasain. Penachos de humo negro y blanco, olor a combustión y carbonilla penetran por las ventanas en este viaje a otra época que hace las delicias de los visitantes y donde un revisor ‘pica’ el correspondiente billete. La operación del ‘cambio de agujas’, cuando la locomotora se desengancha para dar la vuelta y volver a encabezar el convoy, es seguida con una atención inusitada, como si fuera un transbordador de la NASA acoplándose a la Estación Espacial Internacional.

En sus instalaciones es posible observar una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, con vehículos de todo tipo como locomotoras de vapor, diésel y eléctricas, automotores y diversas clases de vagones. Ofrece asimismo uno de los más completos conjuntos de máquina-herramienta de Euskadi, a través del antiguo taller mecánico del Ferrocarril de Urola, y cuenta con las muestras de los uniformes utilizados en el ferrocarril desde finales del siglo XIX y de una de las mejores colecciones de relojería ferroviaria del mundo. Azpeitia es un gran tesoro, que merece la pena contemplar y disfrutar.

Detectan más trenes con amianto en Madrid

Metro de Madrid ha anunciado la paralización y la suspensión temporal del mantenimiento de 13 unidades que prestan servicio en la línea 1 tras detectar material con amianto en la pintura aplicada para aislar y recubrir el interior de los paneles de chapa en cabina y coches, así como en las planchas metálicas bajo bastidor. Se trata de unidades del modelo 2000 A de la tercera y cuarta remesa del fabricante Macosa, señala Metro de Madrid en una circular interna.

“Este recubrimiento de pintura bituminosa en su estado original es no friable si bien en su estado degradado se puede convertir en friable, por lo que los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo pueden verse afectados por la presencia de material con amianto detectado”, añade la circular. Metro de Madrid sostiene que la presencia de amianto en algunas piezas de algunos trenes no supone “ningún riesgo ni para los viajeros ni para los trabajadores”.

No obstante, conforme a la normativa actual, se han suspendido temporalmente todos los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo sobre las 13 unidades, y cualquier actividad a realizar sobre las unidades “cautelarmente paralizadas, incluidas las maniobras y movimientos, deberán ser autorizadas por responsables de Mantenimiento”.

En octubre de 1986, la compañía del metropolitano recibía la primera de las 50 unidades M-R que constituían la tercera remesa de la seie 2000, cuya última unidad sería entregada en agosto del año siguiente y que están numeradas del 2101 al 2200, con la misma asignación de números pares e impares. La cuarta remesa está constituida por 39 unidades M-R, un pedido inicial de 28 y dos ampliaciones sucesivas de siete y cuatro unidades más, numeradas del 2301 al 2378 con la misma distribución de motores y remolques y fueron entregadas entre diciembre de 1987 y agosto de 1989. Todos los equipos eléctricos fueron fabricados por AEG y Conelec, salvo los de las cuatro últimas unidades cuya responsabilidad corrió a cargo de AEG y ABB.

Metro de Madrid tiene en marcha un plan para la eliminación del amianto en el que va a invertir 140 millones de euros hasta el año 2025, que también incluye actuaciones de desamiantado en quince estaciones y otras instalaciones -algunas de ellas todavía en ejecución-. El suburbano madrileño ha acelerado el plan de eliminación del amianto de la red, con la retirada de distintas piezas de trenes (de los modelos 2000 y 5000, los más antiguos de la red) que contienen este mineral, de manera que a finales de 2019 todo el material móvil del metro madrileño esté libre de amianto.

Hasta la fecha el suburbano ha retirado unos 43 trenes por presencia de amianto desde 2017, según asegura el gerente de Explotación Ferroviaria, Carlos Cuadrado, aunque desconoce si alguno ha vuelto a operar tras el proceso de desamiantado. Cuadrado reconoce que sabía de la existencia de un informe de 2003 sobre la posibilidad de que hubiera amianto en el metro. Sin embargo, el gerente dice que “nunca” ninguno de sus superiores -Ignacio González Velayos, Juan Bravo o Borja Carabante- ni ninguno de sus “inferiores” le habló de la presencia de amianto en Metro “como un problema que hubiera que gestionar”.Aactualmente hay 310 trenes disponibles para cumplir las tablas de la red de Metro, aunque “según las circunstancias” puede haber paralizaciones vinculadas a razones que no tengan que ver con el amianto, como averías, informa el diario.es.

Hasta el momento son cuatro los casos de trabajadores de la compañía con enfermedad profesional como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto, de los que dos han fallecido, el primero de ellos el pasado 24 de mayo y otro la semana pasada.

(Imagen Panhard. Wikimedia Commons)

Metro Madrid aumentará su parque de trenes

La Comunidad de Madrid invertirá 700 millones de euros el próximo año para adquirir 60 nuevos trenes para la red de Metro. La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, ha anunciado la medida este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid y ha anunciado que se contratará a más conductores, aunque aún no se ha concretado ni el número ni la dotación presupuestaria para este incremento de la plantilla.

La consejera Rosalía Gonzalo cuantifica los usuarios de metro en 2,5 millones de viajeros cada día. “Los madrileños no cogen el autobús porque Madrid está colapsado», explica Gonzalo quien asegura que el suburbano ha experimentado un aumento de la demanda de viajeros del 12,8% entre mayo y julio con respecto al mismo periodo de 2017 y que cerrará 2018 con 687 millones, el dato más alto de los registrados durante su primer siglo de vida.

Metro Madrid pondrá en marcha el próximo año un proceso administrativo para la compra o alquiler mediante la fórmula del ‘leasing’ -aún no se ha determinado- de los 60 nuevos trenes. De ellos, 32 irán destinados a la sustitución de unidades antiguas, algunas afectadas por la presencia de amianto en las instalaciones, y otros 28 se destinarán a «reforzar el servicio donde sea necesario», según precisa el Gobierno regional, que no detalla cuándo entrarán en servicio.

La Consejería de Transportes tenía previsto iniciar el año que viene la contratación de nuevos maquinistas y ya están “en conversaciones con los sindicatos para definir las necesidades de plantilla en este puesto”. Desde el comienzo de la legislatura el Gobierno afirma que se han incorporado 360 conductores al suburbano, aunque pasan por alto los recortes que se hicieron durante los ejercicios en los que el azote de la crisis económica fue particularmente virulento.

Rosalía Gonzalo subraya que, “si bien en la actualidad Metro ofrece un servicio correctamente dimensionado a la demanda existente, ésta se viene incrementando de manera constante en los últimos meses”. Según informa el Ejecutivo madrileño, la presencia de amianto en muchos trenes, unido a los años de crisis en los que no se repuso el número de coches retirados, ha provocado que muchos trenes no puedan ser revisados por la propia inexistencia de trenes sustitutos y seproduzcan aglomeraciones en horas punta. Los sindicatos creen que se hace necesario contratar a cerca de 600 maquinistas más para satisfacer la demanda de viajeros.

La SNCF lanzará el tren autónomo hacia 2025

La compañía francesa de ferrocarriles SNCF junto al Institut de Recherche Technologique (IRT) gestionará dos consorcios con ocho empresas para la puesta en servicio del tren autónomo en el horizonte de 2025 con la ambición de ser pionera en este terreno de innovación. El primero de estos consorcios, para trenes de mercancías, incluye a Alstom, Altran, Ansaldo y Apsys, mientras el segundo para el desarrollo de un tren regional de pasajeros reúne a Bombardier, Bosch, Spirops y Thales, explicaron los principales responsables en una conferencia de prensa en París.

La primera ventaja que ofrecen los trenes autónomos respecto a los actuales es que permiten una mayor circulación de convoyes, lo que contribuirá a aligerar las líneas saturadas. La segunda ventaja estriba en una mayor fluidez y regularidad de los trenes, y la tercera en un menor consumo de energía (en el AVE español, Bombardier ha logrado reducciones de entre el 15 y el 20%. Los fabricantes de trenes podrían vencer en la carrera por los vehículos autónomos a los fabricantes de automóviles, puesto que cuentan como gran ventaja con una infraestructura ya equipada con sensores inteligentes. Además, los trenes no se enfrentan a los peatones, que constituyen uno de los mayores problemas de los fabricantes de vehículos sin conductor.

La inversión inicial en fase de proyecto es de 57 millones de euros, de los cuales el 30% lo pondrá la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), otro 30% el Estado francés y el 40% restante las empresas implicadas, que aportarán tecnologías ya conocidas que se utilizan o se experimentan en el sector automovilístico o en el aeronáutico. En una fase previa, la SNCF prevé desplegar desde 2021 un tren de mercancías dirigido a distancia y de un tren de cercanías con un sistema de aceleración y frenado automatizados en un tramo de línea de la región de París a partir de 2023. Pero los trenes verdaderamente autónomos (con conducción totalmente automatizada, haya o no personal en la cabina) darán lugar a prototipos con los que se van a realizar pruebas entre 2019 y 2023, antes de su entrada en servicio hacia 2025.

El presidente de la compañía estatal, Guillaume Pepy, afirma que después de dos años de trabajo, ahora se puede decir que “el tren autónomo está en marcha”, que “es el futuro” del sector y constituye “una nueva revolución industrial”. Después de la fase de prototipos, las inversiones necesarias para que circulen trenes autónomos se cifrarán “en cientos de millones de euros”, señala Pepy, que relativizó la dimensión de esa magnitud recordando los alrededor de 7.000 millones que cada año invierte la SNCF.

La agencia nacional de ciberseguridad de Francia también mantendrá una estrecha vigilancia sobre el proyecto. SNCF trabajará, según informa Bloomberg, con la unidad de seguridad cibernética del fabricante de aviones europeo Airbus y Thales para asegurarse de que los trenes estén protegidos.

Paros en el metro de Granada

Un total de 96 trabajadores, 47 de ellos conductores, del metro de Granada están llamados desde este lunes a secundar los paros parciales convocados por el comité de empresa para reivindicar mejoras laborales en el marco de la negociación del convenio colectivo. Hay previstos servicios mínimos con un 40% de los trenes habituales.

Los paros serán entre las 6.30 y las 9.30 horas, entre las 13.30 y las 16.00 horas, y entre las 20.00 y las 22.30 horas, periodos de tiempo en los que están prevista concentraciones de trabajadores en la parada del Cerrillo de Maracena. Está previsto que estos mismos paros parciales se repitan los días 12, 14, 17 y 19 de septiembre, mientras que hay convocada huelga de 24 horas para el 21 de septiembre, primer aniversario de la puesta en servicio comercial del metro.

Los trabajadores reivindican que se les dote de un convenio colectivo, y mejoras como la equiparación salarial con los conductores y operarios de los metros de Sevilla y Málaga. El pasado jueves por la tarde, la asamblea de trabajadores de Avanza, adjudicataria del servicio del metro, votó por mayoría a favor de mantener los paros parciales y la jornada de huelga para este mes de septiembre, anunciados formalmente a mediados de agosto. La decisión llegaba después de una semana en la que se han intensificado las negociaciones para la mejora de las condiciones laborales de conductores y operarios, y la articulación de un convenio colectivo.

la Junta, administración responsable del metro, ha fijado el establecimiento de los servicios mínimos, conforme a la determinación de la autoridad laboral, en un 40% De la oferta habitual de trenes en los periodos afectados por los paros laborales este lunes. En concreto, “los servicios mínimos fijados por ley obligan a un 40% de la oferta habitual de trenes, y en el caso de los viernes 14 y 21 de septiembre, por ser jornadas de mayor demanda, a un 50% del servicio habitual”. Esto significa que los trenes pasarán “con una frecuencia de 22 a 25 minutos durante las horas de paros parciales, y en el caso de los dos viernes, incluida la jornada completa del 21 de septiembre, con frecuencias de paso de cada 15 minutos”.

El resto de la jornada que no se ve afectada por los paros parciales, la frecuencia de paso será la habitual, aunque también puede verse “afectada mínimamente debido a la dificultad en la regulación de los trenes“. Durante las jornadas de huelga y paros parciales, tanto el Puesto de Control Central como la Oficina de Atención a los Usuarios situada en la estación de Recogidas no se verán afectados, ya que “se ha establecido un 100% del servicio como obligatorio durante las jornadas de huelga”.

Extremadura reclama en Madrid trenes dignos

Más de mil personas han secundado este sábado, 8 de septiembre, Día de Extremadura, la manifestación convocada por la plataforma ciudadana Milana Bonita por las calles de Madrid para reclamar trenes dignos para la comunidad y para Castilla-La Mancha y que se haga de forma inmediata tras las más de cien incidencias registradas en la línea este verano. Una manifestación, que ha recibido el apoyo de la Plataforma SOS Talavera de la Reina, que ha recorrido el Paseo de la Castellana entre Nuevos Ministerios y la estación de Atocha, donde a su llegada se han leído sendos manifiestos de las organizaciones. Allí han mostrado el hartazgo generalizado ante las continuas averías de las infraestructuras ferroviarias a su paso por la región propias del siglo XIX. Protesta en un Día de Extremadura lluvioso a la que también han mostrado su apoyo asociaciones y casas culturales como la de Castilla-La Mancha, Euskadi y Cataluña.

Bajo el lema “Extremadura no es una colonia” y con el sonido de cencerros como telón de fondo, centenares de extremeños han viajado a Madrid en autobuses y coches particulares, convocados por la plataforma ciudadana Milana Bonita. La manifestación ha pasado frente al Ministerio de Fomento y ha concluido en la estación de Atocha, donde han exigido al Gobierno que “llegue de una vez la dignidad” .

Algunos de los manifestantes, como hicieron el pasado año, han acudido con vestimentas de la película “Los Santos Inocentes”, de Mario Camus y basada en la obra homónima de Miguel Delibes. El objetivo: mostrarse disfrazados “de catetos, sin cultura” como, dicen, les ve el Gobierno. “Extremadura necesita que se den soluciones drásticas, no pedimos que se nos abra ya un AVE, ni queremos AVE ahora. Queremos un tren convencional que nos traiga y lleve tanto a Madrid como a Sevilla, como desde Badajoz a Ciudad Real, o de Cáceres a Valencia de Alcántara”.

Uno de los portavoces de la plataforma y organizadores de la manifestación, Juan Carlos López, ha denunciado “el día de la marmota” con dos incidencias diarias registradas en el servicio ferroviario durante el mes de agosto, un total de 61. En un verano que comenzaba además con un convoy ardiendo en mitad del campo. “Estamos en el día de la marmota. No hay ninguna posibilidad de que esto vaya a cambiar (con el nuevo gobierno), o por lo menos no vemos ninguna intención de que cambie”, ha manifestado.

Según Juan Carlos López, portavoz de la plataforma, “ya es hora de que se cumplan las promesas” a los extremeños porque tienen “los mismo derechos” que el resto de comunidades. Lentitud, retrasos y averías, líneas caras y obsoletas, son algunas de las quejas de la plataforma y de los usuarios de este transporte, que reivindican el desdoblamiento y electrificación de las vías convencionales.

Récord de viajeros en Renfe en verano

La demanda de los trenes de AVE y Larga Distancia sumó en julio y agosto 6.021.000 viajeros. Esta cifra, además de suponer un crecimiento del 3,6%, bate nuevo máximo histórico de demanda. La ocupación media de estos trenes fue del 90% en estos dos meses. Renfe cierra la parte central del verano con 200.000 viajeros más en sus trenes comerciales que en 2017. En el mes de agosto los trenes AVE y Larga Distancia transportaron casi 2,8 millones de viajeros (un 3,2% más que el año pasado) y el mejor mes de agosto de la serie histórica. Este buen resultado se suma al del mes de julio, el mes con más viajeros de la historia de la compañía, con más 3,22 millones.

El balance de la parte central del verano es, por lo tanto, de máximos. En julio y agosto eligieron los servicios comerciales de Renfe 6.021.000, un 3,6% más que los 5.814.000 que lo hicieron en estos dos meses del pasado año. Se confirma de este modo que el tren está ganando viajeros de forma continuada como medio de transporte para viajes de ocio y vacaciones. En el último lustro los trenes AVE y Larga Distancia han ganado 1,4 millones de viajeros de verano, desde los 4,6 millones de viajeros de 2013 a los más de 6 millones con los que cierra estos dos meses de verano este año.

Ha sido un verano con algunos problemas de conflictividad laboral y huelgas en el sector aéreo, mientras que en el sector ferroviario no se han registrado paros de ningún tipo, al contrario que en otras temporadas. Con la mirada puesta en brindar un precio competitivo, Renfe permite contratar fines de semana de viaje en AVE, una noche de hotel y planes interesantes según el destino (museos, rutas por la costa, billetes del autobús turístico, recorridos a pie guiados por la ciudad, visitas nocturnas, reservas para comer en cuevas o subir al teleférico. Lo que sin duda ha contribuido a estas cifras de récord. La apuesta estratégica de servicio y digitalización de Renfe busca para ofrecer a sus clientes un nuevo valor asociado al viaje en tren en uno de los mercados más activos de internet, transporte y turismo.

Fomento ha señalado que 2018 “está siendo un año de importante crecimiento para el tren”, ya que en los siete primeros meses del año los trenes AVE y Larga Distancia transportaron a más de 20 millones de viajeros. Entre todos los servicios del grupo Renfe, se transportó a más de 255 millones de pasajeros en el primer semestre de 2018, lo que representa un crecimiento del 3,7% respecto al mismo periodo de 2017, cuando se contabilizaron 246 millones de viajeros.

En concreto, la demanda de los trenes AVE y Larga Distancia creció en más de 500.000 de viajeros respecto al año anterior, al pasar de 16.227 millones de viajeros de 2017 a 16.796 millones este año, lo que supone un crecimiento internual del 3,5%.

Láminas de vinilo para reducir el calor

Renfe ha decidido colocar las láminas de control solar en los trenes de las series 598 y 599 de la rutas Madrid-Extremadura y Madrid-Talavera, tras los prototipos instalados a principios de verano como prueba piloto en los trenes de la línea C5 de Cercanías Madrid. Las láminas, que mejorarán la eficiencia energética del material rodante y harán así frente a las altas temperaturas en el exterior, están instaladas ya en 8 trenes de las citadas series, y Renfe prevé que a finales de septiembre ya estén en circulación los 20 convoyes laminados.

Los trabajos, que se están llevando a cabo en los talleres de Renfe en Cerro Negro (Madrid), consisten en instalar láminas oscurecidas en el exterior de los cristales de los coches consiguiendo que las ondas calóricas entren con menor intensidad dentro del tren y consiguiendo rebajar la temperatura interior. Además, el operador ferroviario ha comprobado que a mayor temperatura exterior, se consigue más bajada de la temperatura interior, ya que su funcionamiento consiste en un rechazo de la radiación solar en un 60% y una reducción de los rayos infrarrojos del 97%.

Esta iniciativa presenta varias ventajas como la mejora del confort de los viajeros durante el tiempo de viaje, la mejora del funcionamiento del aire acondicionado del tren, la reducción del consumo energético y la reducción también de las emisiones asociadas al consumo energético.

La operadora ferroviaria también ha instalando láminas de control solar en las lunas de 66 unidades de trenes de la serie 446 de la línea C5 para reducir el impacto de las altas temperaturas, ya que el recorrido de la línea se hace, en su mayoría, al aire libre y fuera de túneles. También en la C5 hay circulando una unidad que tiene pintado el techo con pintura blanca anticalórica, donde se reflejan los rayos UVA y reduce aún más la temperatura interior. En este prototipo la temperatura interior se ha reducido hasta en 10º, en relación con el exterior. La intención es instalar estas láminas en un futuro en el resto del parque de Cercanías.

Renfe persigue “mejorar la eficiencia energética del material rodante” en los meses de más calor, “teniendo en cuenta que gran parte del recorrido que realizan los trenes es en el exterior, fuera de túneles, donde las temperaturas superan los 35 grados”. Las pruebas han resultado satisfactorias por lo que la operadora cree que esta iniciativa puede llevarse a la práctica en otras unidades del parque ferroviario.

Renfe incrementa inversiones para el viajero

Renfe va a invertir casi 650 millones de euros en 2019 en mejoras de equipamientos y servicios destinados a mejorar la comodidad y la atención al viajero. Esta cifra es más del doble de la inversión destinada a las mismas partidas presupuestarias en 2018, ejercicio que se prevé cerrar con un gasto en las mismas de 307 millones de euros.

Las inversiones más importantes de Renfe irán destinadas a trenes, que incluirán la compra de nuevos vehículos, el aumento de capacidad de unidades que actualmente están en servicio, mejoras en el material, la renovación integral de unidades en función de su ciclo de vida y plan de mantenimiento –las denominadas ‘R’ en el sistema ferroviario- y las mejoras en accesibilidad a trenes de media distancia, trenes de Cercanías de las series 446 y 447, a composiciones Altaria y Alvia y a unidades de la serie 3800 de ancho métrico. Estas partidas, en su conjunto, supondrán en 2019 una inversión de 541,8 millones de euros, un 120% más que la que Renfe presupuestó para el ejercicio 2018, que han sido de 245,6 millones de euros.

La Seguridad en la Circulación será otra de las partidas cuyas inversiones aumentarán sustancialmente en 2019. A ella se destinarán 56,2 millones de euros, cifra que supondrá un incremento de un 137% con relación a la presupuestada para 2018, cuando ascendió a 23,7 millones de euros.

La inversión en las estaciones gestionadas por Renfe Operadora será de 40’1 millones de euros, un 40% superior a la cifra del presupuesto 2018, en el que estaban contempladas inversiones por 28’6 millones. En 2019, la inversión se concentrará en mejoras en estaciones de Cercanías y en instalaciones y servicios de éstas.

Todas estas nuevas inversiones irán destinadas a mejorar la comodidad y la experiencia del cliente en su viaje en tren, tanto en alta velocidad como, especialmente, en los servicios públicos de Media Distancia y de Cercanías.

El notable incremento en la utilización del material y la ausencia de inversión en nuevos trenes durante años, hace que los que están en vía reduzcan mucho su paso por los talleres para revisiones que anticipen las averías. Éstas acaban produciéndose en plena marcha con nefastas consecuencias para la explotación ferroviaria. Está en curso un pedido de trenes para Alta Velocidad y Larga Distancia, cuyas primeras unidades no estarán disponibles hasta dentro de un par de años. Mientras, habrá que conformarse con lo que hay. Para los trenes de Cercanías y Media Distancia, desde el anuncio que hizo Fomento en el mes de enero sobre una posible compra masiva, nada se ha vuelto a saber.