Archivo de la etiqueta: low cost

Félix Martín pilota el EVA, el “low cost” de Renfe

Félix Martin Merino, ex director del servicio ferroviario de Cercanías en Cataluña, lidera la dirección de la nueva marca Renfe de tren de alta velocidad, el proyecto EVA de precios a bajo coste, que enlazará Madrid y Barcelona en su lanzamiento. Martín, que fue nombrado el pasado 21 de marzo, tiene ante sí la tarea de gestionar la inversión de hasta 4 millones de euros que Renfe ha presupuestado para la puesta en marcha de su nueva marca. Maite Castillo fue nombrada ese mismo día nueva directora de Cercanías en Cataluña, en sustitución de Félix Martín.

El EVA, cuyo proyecto depende de la Dirección General de Viajeros de Renfe, ofrecerá una tarifa media de entre 60 y 65 euros, un 25% más barata que la de los trenes AVE entre Madrid y Barcelona. Los EVA empezarán a circular en pruebas en febrero o marzo de 2019 antes de entrar en servicio comercial ese mismo año.

Estos trenes ofrecerán una serie de descuentos por recurrencia o, si se viaja en grupo, por su tamaño, y, por otro lado, se podrán contratar servicios suplementarios como llevar un equipaje especial o mascotas o reservar un asiento en el sentido de la marcha, según fuentes de la operadora. Se reducirá, asimismo, el personal a bordo, al no contar con el servicio de cafetería, que será sustituido por máquinas expendedoras, además de aumentar los kilómetros que recorre un tren al año.

El EVA fue presentado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el pasado mes de febrero en la estación de El Prat. El servicio va dirigido especialmente a un público juvenil y familiar que ahora opta por hacer el trayecto en coche en lugar de en tren. Se estima que podrá captar hasta un millón de pasajeros anuales. Tendrá cinco frecuencias diarias por sentido y los billetes serán un 25% más baratos que los del AVE.

Hasta su puesta en marcha, el año que viene, Renfe y el ministerio de Fomento tendrán tiempo para decidir si escuchan las reclamaciones de las diferentes ciudades que reclaman una parada del nuevo servicio. En un principio solo parará en Camp de Tarragona, aunque Juan Alfaro ha asegurado que ese aspecto aún está abierto a modificaciones.

Félix Martin Merino ha sido hasta ahora director de Rodalies de Catalunya. Diplomado en Dirección de Empresas por IESE,en Marketing por EADA y en Logística por el ICIL. Profesionalmente ha ocupado cargos de responsabilidad en Renfe Mercancías, como Gerente de cargas fraccionadas y en Renfe Viajeros como gerente de Área de Mercado Nordeste-Mediterráneo o Gerente de Servicios Transversales, entre otros.

Anuncios

Renfe prepara el centro de operaciones del EVA

Renfe invertirá entre cuatro y cinco millones de euros en adaptar la estación de El Prat Llobregat (Barcelona) para que pueda acoger el EVA, el nuevo servicio de AVE ‘low cost‘ que la compañía prevé lanzar en la primera mitad de 2019 y que tendrá en esta ciudad su centro de operaciones. Las obras se iniciarán “en semanas” y se extenderán entre seis y ocho meses. Los trabajos supondrán adaptar la superficie de la estación, la zona de aparcamiento, las vías y también acomodar los andenes.

Renfe prevé poner en marcha el AVE ‘low cost’ en el primer semestre de 2019. Su primer trayecto será entre Barcelona, Camp de Tarragona y Madrid, con paradas aún por definir. La operadora prevé iniciar el nuevo servicio con cinco frecuencias diarias por sentido. De esta forma, transportará unos 1,05 millones de pasajeros anuales, de los que 400.000 se pretenden ‘robar’ al coche y otros 250.000 corresponderán a la nueva demanda que se espera genere el nuevo servicio. Renfe mantiene su previsión de extender el nuevo AVE de bajo coste a otros corredores de Alta Velocidad cuando “cuando tenga éxito” en este primero.

El presidente de Renfe, Juan Alfaro, ya ha mantenido su primera reunión de trabajo institucional con el alcalde de la localidad, Lluís Tejedor, y el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font. El máximo regidor destaca que las tres administraciones están trabajando en el programa ferroviario y en la estación, con el objetivo de que el nuevo servicio esté funcionando el año que viene.

Tal como ya avanzó Renfe, el EVA, además de presentar un precio alrededor de un 25% inferior al AVE convencional, incorporará las últimas tecnologías. Así, no tendrá billete en papel, sino que será digital, e integrará todos los sistemas de transporte, a la vez que la identificación de los pasajeros podrá ser biométrica. Los trenes de EVA ofrecerán conexión inalámbrica a Internet (‘wifi’) y se ofrecerá al pasajero una ‘App’ que le ‘conectará’ con el trayecto, esto es, le informará sobre el punto del viaje donde se encuentra, sobre actividades de interés en el destino y en los lugares del trayecto, todo ello a través de la realidad aumentada.

El nuevo servicio de AVE se enmarca en la estrategia de Renfe de prepararse y adaptarse a la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren, fijada en toda la UE para finales de 2020.

¿Un AVE low cost como Ryanair y otras aéreas?

El EVA (AVE al revés) hará como las compañías privadas aéreas ‘low cost’. Es decir que cobrará suplementos al precio del billete por determinadas prestaciones. No hay nada establecido todavía (de hecho quedan varios medes para estudiar detenidamente el servicio), pero no es oro todo lo que reluce y la nueva prestación de Renfe para la Alta Velocidad pretender actuar como algunas de las compañías aéreas privadas (Ryanair y Air Nostrum, por ejemplo) y cobrar por algunos de los extras que preste a los clientes. Fuentes de la operadora, explican que se están planteando algunos suplementos en el EVA, como un equipaje especial o de mayor tamaño que el normal, si bien no hay un reglamento establecido.

Estos suplementos se añadirían al precio básico del billete, que será de entre 60 y 65 euros, un 25% más bajo respecto a los 85 euros que supone la tarifa media actual de un trayecto del AVE Madrid-Barcelona. A partir de este importe medio básico del billete del nuevo servicio se añadirían los posibles suplementos, pero también se aplicarán descuentos para viajeros recurrentes o para familias y grupos en función de su número. En el caso de que el cliente compre un billete ‘punto a punto’ esto es, que incluya el traslado entre las estaciones y el origen y destino final del trayecto, el correspondiente coste de ese traslado se sumará al billete como un “complemento”.

Renfe está abierto a colaborar con todos los modos de transporte, desde los tradicionales (taxi, metro, autobús y coche de alquiler) hasta los nuevos como son los vehículos de alquiler con conductor (VTC) o el coche compartido. La operadora estudia, además, que estos trenes supriman el coche cafetería, para convertirlo en una sala multifuncional con máquinas expendedoras de bebidas y alimentos, y sopesa eliminar o reducir al mínimo las clases preferentes. Además, contará con más asientos con mesa para grupos e incluso sala de juegos para niños.

Renfe desea incorporar el EVA dentro de un año, entre febrero y marzo de 2019, un año antes de que se liberalice el transporte de pasajeros en tren en la UE y que, por tanto, tenga que empezar a competir con eventuales nuevos operadores privados. El nuevo servicio arrancará con una oferta inicial de cinco frecuencias diarias. En un principio, el trayecto unirá Madrid Atocha y la estación de El Prat de Llobregat (Barcelona) con una única parada en Tarragona, si bien posteriormente lo haría también en Zaragoza.

La operadora invertirá entre 3 y 4 millones de euros en lanzar el servicio, importe que incluye el coste de la construcción de la estación AVE en El Prat (unos 2 millones de euros), el desarrollo de las ‘App’ y la remodelación de los tres trenes con los que prestará el servicio ‘low cost’. El nuevo EVA se combinará con las actuales circulaciones del AVE convencional, lo que, según dichas fuentes de Renfe, requerirá “aumentar la productividad de los trenes”, esto es, aumentar el número de kilómetros que recorren al día, “con el consiguiente reto en su mantenimiento y limpieza“.

Renfe basa la rentabilidad de este nuevo servicio en este aumento de productividad y en el ahorro de costes que se plantea con la digitalización y las nuevas tecnologías, además del millón de viajeros que confía en captar. La operadora insiste en que el grueso de los pasajeros procederán del coche particular y otra gran parte será demanda “que generará la propia oferta del servicio”.

Renfe lanza EVA, un servicio ‘low cost’ e inteligente

Renfe lanzará en 2019 un nuevo servicio de Alta Velocidad (AVE) ‘low cost’ e ‘inteligente con el que se pretende atraer a nuevos viajeros, especialmente a los jóvenes. Así lo ha anunciado este martes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien indica que el nuevo servicio, denominado EVA, comenzará a circular por la línea Madrid-Barcelona y tendrá El Prat de Llobregat como centro de operaciones para extenderse luego a otros corredores

Renfe prevé iniciar este AVE ‘low cost’ con una oferta de cinco frecuencias diarias por sentido y transportar así 1,05 millones de pasajeros anuales. De ellos, 400.000 viajeros se habrán robado al coche y 250.000 serán fruto de la nueva movilidad que genere el propio servicio. El precio de los billetes será entre un 20% y un 25% inferior a los del AVE. El objetivo de la operadora, que en 2020 tendrá que empezar a afrontar competencia en transporte de viajeros en tren, es ir extendiendo progresivamente el nuevo EVA desde la Madrid-Barcelona a otras líneas de Alta Velocidad progresivamente.

EVA se apoya en las nuevas tecnologías y la demanda de servicios innovadores y más personalizados para un viaje puerta a puerta, integrado con otros sistemas de transporte y cien por cien conectado. Este es un nuevo concepto de Smart Train de Renfe, un producto que aunará la alta velocidad con la digitalización de todos los procesos, un sistema de precios predecibles para cada cliente, el viaje puerta a puerta, la integración con otros productos turísticos, nueva versatilidad y espacios de trabajo y una mayor sostenibilidad.

EVA es un nuevo concepto que optimiza el producto de alta velocidad para adaptarse a más viajeros y completar la cartera de productos de Renfe en servicios comerciales. Al concepto generalista del AVE, su versión más económica AvCity y la marca internacional (AVE+TGV), se suma ahora el producto EVA, un Smart Train diseñado sobre las nuevas tecnologías y la demanda de servicios más personalizados e innovadores para el sector de la población que todavía hoy apuesta por el viaje en coche: grupos pequeños, jóvenes y familias. Se trata de un nuevo concepto de viaje para un nuevo tipo de viajero que pide inmediatez, personalización, servicios y pagar exclusivamente por los atributos que necesita: en concreto, un precio entre un 20% y un 25% inferior al AVE.

El ministro de Fomento asegura que este un nuevo servicio mejorará las prestaciones actuales completando el viaje de alta velocidad y aprovechará de forma intensa las tecnologías disponibles, las posibilidades que ofrece la innovación y la digitalización, así como la personalización de los servicios. Íñigo de la Serna subraya que EVA aportará atributos y complementos de valor añadido en un nuevo concepto de tren que se adaptará a las necesidades concretas de cada viajero y que tendrá como rasgos característicos la intermodalidad, la velocidad, la digitalización, la sostenibilidad y el futuro.

Renfe diseñarçan en estos próximos meses EVA en un proceso conjunto de co-creación con sus clientes. A través de grupos cualitativos se irá creando de forma conjunta la imagen definitiva del producto y la definición de sus prestaciones comerciales y de servicio. Incorporará los últimos avances del mercado, no sólo de transporte, sino de todos los ámbitos de las comunicaciones y el turismo. No existirá billete físico, solo digital, que integrará en un mismo ticket todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica.

La previsión es que EVA se estrene en 2019 en el corredor Barcelona el Prat-Camp de Tarragona-Madrid con 5 frecuencias por sentido diarias. Esta línea es la que presenta un mayor potencial de tráfico y de transferencia de viajeros al tren. La estación de El Prat ofrecerá mejores oportunidades para establecer un modelo de integración intermodal y aparcamiento, con plena accesibilidad al área metropolitana de Barcelona.