Archivo de la etiqueta: puntualidad

Un tren japonés sale 25 segundos antes y la lía

Una empresa ferroviaria japonesa ha pedido disculpas de forma pública después de que uno de sus trenes saliera el pasado viernes de la estación con 25 segundos de adelanto. “Este gran inconveniente que hemos causado a nuestros clientes es inexcusable”, señaló la empresa JR West, después de que uno de sus trenes saliera a las 7.11.35 y no a las 7.12.00, tal y como tenía previsto el pasado viernes, según detallan en un comunicado.

El incidente, que se produjo en la línea Biwako (entre Maibara y Kioto, al oeste de Japón), se dio a conocer tras la queja de uno de los clientes, que llamó a la oficina central diciendo que había perdido el tren porque este había salido antes, concretamente 25 segundos. Esta es la segunda vez en seis meses que un tren japonés sale de la estación antes de hora, después de que el pasado noviembre un shinkansen -tren bala- que se dirigía a la ciudad de Tsukuba (norte de Tokio) emprendiera el viaje con 20 segundos de adelanto, una noticia que generó un gran impacto mediático fuera de Japón.

En esta ocasión, el conductor del tren, que viajaba con 1.200 pasajeros a bordo, cerró las puertas un minuto antes de la hora estipulada y a pesar de darse cuenta de su error, decidió no volver a abrirlas ya que no pudo ver a ningún pasajero en la estación.

Los trenes japoneses son conocidos por su puntualidad extrema, a pesar de tratarse del país que más número de pasajeros mueve en este medio de transporte al año, según la Unión Internacional de Ferrocarriles. En el incidente del pasado noviembre, la compañía “pidió sinceras disculpas” por su retraso, que se debió a una confusión del conductor en cuanto a la hora de salida, aunque en esa ocasión ningún pasajero se quedó en tierra.

Japón puede presumir de tener unos de los servicios de trenes más modernos. Para el país, la fiabilidad –y la limpieza– de sus trenes son motivo de orgullo. Según cuenta Takeshi Hara, profesor de la Open University of Japan, “la tradición de cumplir escrupulosamente con los horarios se remonta a los antiguos trenes especiales en los que viajaba la pareja imperial”. Así, recordaba en el diario Asahi Shimbun, el tren que llevó al emperador de Kioto a Tokio en 1928 cumplió con su horario al segundo.

Salvo en caso de catástrofes naturales como terremotos, el tren apenas sufre retrasos: en 2011, la media fue de 36 segundos, aunque en 2015, el Tokaido-Shinkansen se retrasó de media 54 segundos. Además de su puntera tecnología y su excelente mantenimiento, los japoneses deben agradecer la puntualidad del Shinkansen a que su red está separada de las de cercanías y de transporte de mercancías. Las salidas, llegadas y transbordos se planfican en unidades de 15 segundos.

La puntualidad de los trenes también está relacionada con el sentido del deber y la disciplina del personal que trabaja en el sector. Nadie quiere quedar por detrás de su rival, ni siquiera cuando se trata de pedir disculpas por cualquier minúscula variación de los horarios de los trayectos, explica el profesor Hara, algo impensable en muchos países de occcidente. “La disculpa forma parte de nuestros estándares de funcionamiento, y seguiremos actuando así en el futuro en casos similares”.

La operadora británica Network Rail se enfrenta a una multa de 2,8 millones por impuntualidad

trenes-ingleses-Network-Rail-Busy- station

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Eso deben pensar muchos de los usuarios de los ferrocarriles británicos que llevaban como bandera la puntualidad de sus servicios. La precisión de los trenes ingleses pertenece ya a la historia. La Oficina de Trenes y Carreteras (ORR) de Reino Unido ha propuesto multar con 2 millones de libras esterlinas (2,8 millones de euros) a Network Rail, empresa pública dedicada a los ferrocarriles del país, por los continuos retrasos registrados durante el año fiscal 2014-2015.

El regulador ORR asegura que el rendimiento de Network Rail en relación con los servicios de pasajeros estuvo “por debajo” de las expectativas de los viajeros en cuanto a la puntualidad de los trenes, tras el informe eleborado sobre la actividad de la empresa propietaria de las infraestructuras ferroviarias de Reino Unido. El organismo público del Reino Unido indica que la compañía debe “mejorar” la confección de los horarios de los trenes para recuperar la percepción de “fiabilidad” de los pasajeros y evitar los “continuos” retrasos.

La Oficina de Trenes y Carreteras destaca los “graves” problemas que han provocado interrupciones del servicio y “frustración” entre los viajeros en la estación londinense de London Brigde. Como solución, la ORR propone al operador ferroviario dos opciones: pagar la multa o compensar económicamente a los pasajeros afectados por los retrasos durante último año.

El director de operaciones de la red de Network Rail, Phil Hufton, ha pedido disculpas a los pasajeros por las molestias causadas por la interrupción de los servicios y ha asegurado que la empresa ha invertido más de 11 millones de libras (15,5 millones de euros) en mejorar el rendimiento de los ferrocarriles en el país.

La inversión, que ha conllevado la revisión de los horarios de los ferrocarriles o la instalación de pantallas de información para los pasajeros, entre otras mejoras, ha dado lugar a una mejora del 12% del rendimiento de la red desde enero de este año, según ha indicado Network Rail en un comunicado.

En cuanto a los problemas de retrasos e interrupción de los servicios de la estación de London Brigde, la operadora de ferrocarriles británica ha afirmado que ha instalado pantallas de información para los viajeros y que están trabajando en la mejora de los servicios.

Fomento establece un sistema ‘bonus malus’ sobre la puntualidad del transporte ferroviario

reloj-estacion-vitoria-jesus-andrade

El Ministerio de Fomento ha puesto en marcha un sistema de ‘bonus malus’ en el transporte en tren por el que Renfe y sus futuros competidores privados pagarán penalizaciones o recibirán bonificaciones de Adif en función del grado de puntualidad de sus servicios ferroviarios. Con la implantación de este ‘bonus malus’ Fomento pretende incentivar a los operadores ferroviarios a “reducir al mínimo las perturbaciones” y a mejorar el servicio de transporte en tren además de cumplir con las directivas europeas.

La orden del Departamento que dirige Ana Pastor entra en vigor este viernes, 13 de febrero, un día después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Ministerio articula este sistema coincidiendo con la apertura a la competencia del transporte ferroviario de viajeros y el fin del monopolio de Renfe, con la próxima entrada de un nuevo operador privado en el Corredor AVE a Levante.

Renfe y sus futuros competidores tendrán dichas penalizaciones o compensaciones en el importe que cada año pagan a Adif en concepto de canon o peaje por usar de vías de ferrocarril, las estaciones y el resto de infraestructuras ferroviarias para prestar sus servicios. Adif aplicará una penalización en el canon a las compañías ferroviarias que causen retrasos o perturbaciones en el funcionamiento de la infraestructura ferroviaria. Por contra, dará compensaciones a las que las sufran y otorgará “primas” a las que obtengan resultados de servicio mejores respecto a los parámetros previstos.

Los ‘bonus malus’ se calcularán a partir de los umbrales de puntualidad que los operadores y Adif pacten cada año. Se obtendrá de multiplicar los minutos de retraso que superen dicho umbral por un importe unitario que también se establecerá cada ejercicio.

Tanto los ‘bonus’ como los ‘malus’ tendrán un límite. Uno de ellos será de carácter general y limitará el total de penalizaciones que imponga a Adif al 1,5% del importe que recauda por canon en un año. El límite individual, establece que un operador no podrá pagar penalizaciones superiores al 10% de todo que abonado por canon en un año.

Los nuevos operadores que entren en el mercado ferroviario contarán con cierto margen respecto al cumplimiento de dichos umbrales de puntualidad, del 30% en su primer año de actividad, del 20% el segundo y del 10% el tercero. Esta flexibilización de los cánones constituye una de las principales reivindicaciones de las compañías interesadas en entrar a competir con Renfe en transporte en tren

Según Fomento, en la tramitación de este sistema de ‘bonus malus’ “han sido consultadas” las entidades relacionadas con el sector ferroviario, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) y la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno.

(Imagen Jesús Andrade)

Apple podrá usar el modelo de reloj que Hans Hilfiker diseñó para los ferrocarriles suizos

Pacto de caballeros. Pero un sustancial negocio. Apple y los Ferrocarriles Federales Suizos (SBB) han alcanzado un acuerdo sobre la utilización de la imagen de los relojes de las estaciones de tren suizas en dispositivos iPads e iPhones. El acuerdo se ha plasmado en la firma de una licencia, aunque ambas partes han pactado que el importe de la cuota y el resto de detalles de la misma sea confidencial. Los ferrocarriles suizos (Schweizerische Bundesbahn-Chemins de fer fédéraux suisses-Ferrovie federali svizzere SBB-CFF-FFS) acusaron en septiembre a Apple de haberle robado el diseño de los relojes que decoran sus estaciones de trenes para incorporarlo a su nuevo sistema operativo iOS 6.

El reloj de las estaciones de tren suizas fue diseñado expresamente para la compañía ferroviaria del país en 1944. Una característica especial de la esfera del reloj es su aguja de color rojo y en forma de disco, simulando la señalización de un guardia de ferrocarril. El reloj que se puede ver en todas las estaciones ferroviarias suizas es un verdadero clásico del diseño. Fue creado por el ingeniero y diseñador Hans Hilfiker (1901-1993) en 1940. Los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS) no querían sólo un reloj preciso que diera la hora exacta para la precisa y puntual comunicación que requiere cualquier organizacion ferroviaria, sino un reloj que también expresara una parte de la identidad nacional.

El reloj de Hilfiker, de un diseño sencillo y claro, prescinde de los clásicos números que singularizaban este tipo de aparatos. Tan solo muestra rayas negras en un fondo blanco para los minutos. Negro también es el horario y el minutero. Sin embargo, el segundero es rojo y destaca en comparación con el resto del diseño: su punta tiene la forma de un disco, parecido al de una clásica señal que antes se usaba para autorizar la partida de los trenes.

El reloj suizo es sinónimo de puntalidad. Algo fundamental para trabajar en el ferrocarril, donde este tipo de aparatos es necesario que se vea desde cuaqluier punto de la estación. De ahí el característico y visual segundero rojo, que a cada vuelta para un segundo y medio.

En estos setenta años de historia ferroviaria el reloj de la estación forma parte de la identidad nacional suiza. Uno de estos preciados objetos forma parte de la colección de cien relojes que Suiza regaló a la ciudad de San Petersburgo en 2003 con ocasión del 300º aniversario de la capital rusa. En el centenario de su independencia nacional, también Noruega recibió de Suiza un reloj ferroviario. Una réplica del reloj ferroviario puede llevarse en la muñeca desde hace años y ya es uno de los diez mejores clásicos del diseño suizo. El Museo del Diseño de Londres y el Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York mantienen distintas muestras del objeto diseñado por Hilfiker.

Aficionados del reloj de la estación pueden adquirir copias del original. En 1986 se comercializó por primera vez una colección de copias diseñadas por la empresa Mondaine, la única firma del mundo con licencia para vender réplicas del famoso reloj.

El reloj de Hilfiker no es la única obra que ha impactado en la vida cotidiana de los suizos. El diseñador helvético también inventó las cocinas de módulos intercambiables y estableció las medidas estandarizadas para los componentes de la cocina.

El servicio de AVE es el segundo más puntual del mundo en alta velocidad tras Japón

El servicio ferroviario de alta velocidad que Renfe presta en España es el que circula a la mayor velocidad comercial del mundo, a una media de 222 kilómetros por hora, lo que le sitúa por delante de Japón. El AVE es además el segundo más puntual, en este caso por detrás de Japón. El 98,54% de los trenes de alta velocidad españoles llegan a su destino a la hora programada, tasa muy próxima a la del 99% que registra el país asiático.

La red AVE española protagoniza además otro récord desde el pasado 18 de diciembre, cuando se pusieron en servicio los 391 kilómetros que unen Madrid con Albacete, Cuenca y Valencia. España posee la red de alta velocidad más extensa de Europa, con algo más de 2.600 kilómetros.

En cuanto a velocidad comercial (la velocidad media de circulación de los trenes con que se presta servicio a pasajeros), el servicio del AVE circula a una media de 221,05 kilómetros por hora, con lo que supera a la de 218,8 kilómetros por hora que se registra en Japón, y a la de Francia (216 Kilómetros a la hora). Después se sitúan el Reino Unido, país en el que los trenes de alta velocidad registran una velocidad media comercial de 180 kilómetros por hora, Italia (172,5 kilómetros a la hora), Corea (153,19 Kilómetros a la hora) y Alemania (145 Kilómetros a la hora).

Por lo que a puntualidad se refiere, sólo los trenes de alta velocidad de Japón y España rozan el 100%. En el país asiático, el 99% de los trenes llegan a su destino a la hora prevista y en España el 98,5%. Posteriormente se sitúa Corea del Sur, con una puntualidad media del 93,7%; seguida del TGV francés (92,5%), del Eurostar que une Francia y Reino Unido (91,6%), del Eurostar de Italia (87%) del AVE Alemán (79%).

La red y el servicio AVE se mantiene así como referente mundial. Muestra de ello son las visitas que delegaciones de distintos países (Estados Unidos, China, Suecia y Egipto entre otros) realizan continuamente a España para conocerlo y recoger asesoramiento para trasladarlo a sus planes de inversión en ferrocarriles.

(Imagen Mikel Ortega en Wiikimedia Commons)