Fomento establece un sistema ‘bonus malus’ sobre la puntualidad del transporte ferroviario


reloj-estacion-vitoria-jesus-andrade

El Ministerio de Fomento ha puesto en marcha un sistema de ‘bonus malus’ en el transporte en tren por el que Renfe y sus futuros competidores privados pagarán penalizaciones o recibirán bonificaciones de Adif en función del grado de puntualidad de sus servicios ferroviarios. Con la implantación de este ‘bonus malus’ Fomento pretende incentivar a los operadores ferroviarios a “reducir al mínimo las perturbaciones” y a mejorar el servicio de transporte en tren además de cumplir con las directivas europeas.

La orden del Departamento que dirige Ana Pastor entra en vigor este viernes, 13 de febrero, un día después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Ministerio articula este sistema coincidiendo con la apertura a la competencia del transporte ferroviario de viajeros y el fin del monopolio de Renfe, con la próxima entrada de un nuevo operador privado en el Corredor AVE a Levante.

Renfe y sus futuros competidores tendrán dichas penalizaciones o compensaciones en el importe que cada año pagan a Adif en concepto de canon o peaje por usar de vías de ferrocarril, las estaciones y el resto de infraestructuras ferroviarias para prestar sus servicios. Adif aplicará una penalización en el canon a las compañías ferroviarias que causen retrasos o perturbaciones en el funcionamiento de la infraestructura ferroviaria. Por contra, dará compensaciones a las que las sufran y otorgará “primas” a las que obtengan resultados de servicio mejores respecto a los parámetros previstos.

Los ‘bonus malus’ se calcularán a partir de los umbrales de puntualidad que los operadores y Adif pacten cada año. Se obtendrá de multiplicar los minutos de retraso que superen dicho umbral por un importe unitario que también se establecerá cada ejercicio.

Tanto los ‘bonus’ como los ‘malus’ tendrán un límite. Uno de ellos será de carácter general y limitará el total de penalizaciones que imponga a Adif al 1,5% del importe que recauda por canon en un año. El límite individual, establece que un operador no podrá pagar penalizaciones superiores al 10% de todo que abonado por canon en un año.

Los nuevos operadores que entren en el mercado ferroviario contarán con cierto margen respecto al cumplimiento de dichos umbrales de puntualidad, del 30% en su primer año de actividad, del 20% el segundo y del 10% el tercero. Esta flexibilización de los cánones constituye una de las principales reivindicaciones de las compañías interesadas en entrar a competir con Renfe en transporte en tren

Según Fomento, en la tramitación de este sistema de ‘bonus malus’ “han sido consultadas” las entidades relacionadas con el sector ferroviario, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) y la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno.

(Imagen Jesús Andrade)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s