Archivo de la etiqueta: Alstom

Alemania estrena el tren de hidrógeno

El grupo francés Alstom firma las primeras operaciones comerciales en Alemania que estrena el primer tren que funciona con hidrógeno, una primicia destinada a evitar el uso de diésel en las líneas sin electrificar. Dos trenes, pintados en azul, iniciaron este lunes sus recorridos entre Cuxhaven, Bremerhaven, Bremervörde y Buxtehude, una línea de 100 kilómetros de Baja Sajonia por donde circulan trenes diésel.

La encargada de fabricar estos trenes es la empresa francesa Alstom, que anunció su construcción en noviembre de 2017. Además, Alstom también trabaja en 14 trenes de pila de combustible propulsados por hidrógeno “Coradia iLint” para el estado federado alemán de Baja Sajonia, que circularán a partir de diciembre de 2021, informa la compañía.

“El primer tren que funciona con hidrógeno en el mundo entra en servicio comercial y está listo para la producción en serie“, subraya el presidente de Alstom, Henri Poupart Lafarge, quien se encontraba presente en la ceremonia del recorrido inaugural en Bermervörde. El dirigente se congratula de “una innovación surgida de un trabajo en equipo franco-alemán, lo que muestra la fructífera colaboración transfronteriza”, ahora que el grupo será absorbido por el alemán Siemens.

El tren es impulsado al mezclar en un dispositivo conocido como celda de combustible el hidrógeno -almacenado en un tanque en el techo- con el oxigeno del aire, lo que genera electricidad y vapor de agua. El hidrógeno se obtiene previamente en una planta especial mediante el proceso de electrolisis al aplicar electricidad al agua, lo que la separa en hidrógeno y oxígeno. Además la energía del frenado se almacena de baterías de ion-litio (del tipo que se utilizan ya en automóviles eléctricos) para ser reutilizada en la aceleración.

Estos trenes “con cero emisiones” son poco ruidosos y solo despiden vapor de agua. El tren de hidrógeno tiene, según Alstom, una autonomía de 1.000 kilómetros entre dos llenados, o sea tanto como un tren que funciona con diésel. Esta tecnología es presentada por el grupo como una prometedora alternativa, relativamente barata, al diésel para las líneas no electrificadas.

“Claro que un tren de hidrógeno es un poco más caro al comprarlo que uno de diésel, pero la explotación es menos costosa”, subraya Stefan Schrank, jefe del proyecto en Alstom. Otros países han mostrado interés, entre ellos Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Noruega, Italia, Canadá y Francia.

De esta forma, estos nuevos sistemas de propulsión se promocionan como una alternativa más económica para tender cables en líneas ferroviarias no electrificados. Además, los vehículos propulsados por hidrógeno no producen emisiones de dióxido de carbono, que se atribuye al cambio climático u otros contaminantes. A pesar del apoyo sustancial de Alemania y otros gobiernos, los altos costos y otros obstáculos han limitado hasta ahora el uso del gas como combustible para el transporte.

Anuncios

Renfe remotoriza sus trenes AVE S-100

Renfe va a invertir 22 millones de euros en remotorización los 23 trenes de la serie s-100 de AVE que prestan servicio actualmente en distintos corredores de Alta Velocidad. Como fase previa a este plan de mantenimiento Renfe ha ajustado la velocidad máxima de las circulaciones en el corredor Madrid-Alicante de 300 a 270 kilómetros a la hora.

Este reajuste de la velocidad, necesario para mantener los trenes en buen estado hasta que se proceda a la renovación de los motores, ha supuesto una modificación en los horarios de los trenes entre Alicante y Madrid con ajustes medios de 6 minutos. Los ajustes en el corredor Madrid-Alicante se iniciaron en algunas circulaciones durante el verano y se completarán a partir del 17 de septiembre. Los viajeros no se verán afectados (más allá del leve incremento en la duración de su viaje) dado que todos los billetes vendidos para estos trenes ya incluyen este ajuste horario.

Los 23 trenes de la serie 100 de AVE que Renfe tiene actualmente en circulación prestan servicio, además de en el corredor Madrid-Alicante y Madrid-Castellón, en otras líneas como Madrid-Barcelona-Francia y Madrid-Sevilla. Los trenes de la serie 100 fueron los primeros de alta velocidad que comenzaron a circular en abril de 1992 en recién inaugurada línea Madrid-Sevilla.

Esos trenes fueron una evolución del TGV Atlántico con numerosas modificaciones para adaptarlos a las condiciones de explotación y del mercado español, como un nuevo sistema para disminuir los efectos de las ondas de presión en los túneles, el refuerzo de la potencia de los equipos de climatización y la incorporación de equipos de control y señalización LZB y Asfa. Tras 15 años de actividad, en verano de 2009 se finalizó una remodernización técnica y estética para adaptarlos a las necesidades de los clientes. Renfe Operadora adjudicó también la implantación del sistema ERTMS, y la supresión de la clase club en los otros 14 trenes de la serie 100 por un importe de 5,7 millones de euros.

Fabricados por la francesa Alstom, cada rama está compuesta por dos cabezas tractoras de 4.440 kW de potencia con dos bogies motorizados cada una (total 4) y ocho remolques artículados con bogie compartido de suspensión secundaria neumática (SR10) , con lo que el tren suma 13 bogies, 4 de las 2 tractoras y 9 de los 8 remolques. A diferencia del modelo francés, este tiene ASFA 200 y LZB 80 como sistemas de señalización, además en 2004 se incluyeron a 9 de estos trenes el sistema ERTMS, 8 remolques en vez de 10, sistemas de refrigeración adaptados a las temperaturas de España, así como un diseño interior y exterior algo diferente.

Alstom suministrá 5 Pendolino EVO para Italo

Nuovo Transporto Viaggiatori y Alstom han firmado un contrato por valor de 330 millones de euros para la compra de cinco Pendolino EVO adicionales, haciendo uso de la opción recogida en el contrato firmado en octubre de 2015 . Este acuerdo incluye, además, 30 años de mantenimiento. Las cinco nuevas unidades alzarán el número total del parque de Pendolino EVO a 22 trenes.

Con esta nueva inversión, Italo, el primer operador privado italiano que operará en líneas de alta velocidad, podrá expandir su red actual y responder a las crecientes demandas del mercado, ofreciendo nuevas rutas y mayores frecuencias.

El tren Pendolino EVO de Italo forma parte de la gama de trenes de alta velocidad Avelia de Alstom, que representa la culminación de 35 años de experiencia y cuenta con más de 1.100 trenes en servicio distribuidos por todo el mundo. Los nuevos trenes Pendolino incluirán las mismas características y especificaciones técnicas que las cinco últimas unidades solicitadas por el operador italiano. El convoy es el primer tren de alta velocidad probado, totalmente compatible con las últimas especificaciones técnicas de interoperabilidad (TSI 2014), condiciones comunes y estándares establecidos por la Unión Europea.

Los trenes, compuestos por 7 coches, tendrán 187 metros de largo, capacidad para unos 480 pasajeros y alcanzarán una velocidad máxima de 250 kilómetros por horas. La parte delantera del tren Italo EVO, de líneas futuristas, está diseñada para reforzar la protección anticolisiones y mejorar la aerodinámica.

El Italo Pendolino EVO es un tren diseñado para ser respetuoso con el medio ambiente, gracias a su alta reciclabilidad y su capacidad de reducción de emisiones CO2. Además, su sistema optimizado de tracción distribuida mejora la eficiencia y la aceleración, y regenera la energía durante el frenado.

Italo usa trenes Alstom de muy alta velocidad de tipo AGV (Grande Vitesse Automotrice) equipados con el mismo sistema de tracción del tren que el 3 de abril de 2007 estableció el récord de velocidad mundial a 574.8 kilómetros por hora. AGV es un concepto completamente nuevo, diseñado para viajar a 360 kilómetros por hora. Para completar la construcción de la flota, se utilizaron las plantas de Savigliano (Cuneo) y La Rochelle. El debut en las pistas de la red ferroviaria nacional tuvo lugar en cambio en abril de 2012.

La SNCF encarga a Alstom 100 Avelia Horizon

El Consejo de Administración de SNCF Mobilités ha aprobado efectuar un pedido en firme de 100 trenes de alta velocidad (TGV) de nueva generación Avelia Horizon. Esta nueva generación de trenes de alta velocidad responde al ambicioso objetivo de competitividad y rentabilidad económica, con un coste total de adquisición un 20% inferior al de la generación anterior. El equipo de expertos que lleva dos años trabajando en este proyecto afrontaron el reto de desarrollar un nuevo TGV con un coste por unidad de 25 millones de euros, y un presupuesto adicional de 190 millones de euros para las opciones y los servicios.

Avelia Horizon es un tren articulado de dos pisos, que cuenta con dos innovadoras motrices de menor longitud, que combinan alto rendimiento y formato compacto. Este diseño permite incrementar en un 20% la superficie del tren dedicada a los viajeros, ofreciendo una capacidad de hasta 740 pasajeros en la configuración de máxima capacidad elegida por la SNCF.

Los costes de mantenimiento disminuirán más de un 30% con respecto a los costes actuales de la SNCF. El mantenimiento del tren se ha tenido muy en cuenta desde la fase de diseño, con un sistema de telediagnóstico que permite un mantenimiento predictivo, lo que mejora la fiabilidad y la disponibilidad de los trenes. Muchos de los componentes cuentan con un diseño optimizado para simplificar, reducir y espaciar las intervenciones de mantenimiento.

Gracias a su aerodinámica y a una cadena de tracción más eficiente, la nueva generación de TGV consumirá un 20% menos de energía que los actuales trenes de alta velocidad. “Este pedido es fruto de una estrecha colaboración entre la SNCF y Alstom. Avelia Horizon de Alstom responde a los desafíos tecnológicos, económicos y de competitividad de la SNCF”, destaca Henri Poupart-Lafarge, presidente y director general de Alstom.

Este será, en cualquier caso, el pedido más grande registrado por Alstom desde principios del 2000. Además de este encargo de cien trenes, hay una opción para al menos cincuenta convoyes adicionales. La fábrica de Belfort respira aliviada ante la carga de trabajo con la que se que garantiza su futuro inmediato. El otro gran beneficiario del pedido en Borgoña será, evidentemente, el establecimiento de Creusot d’Alstom. Una instalación dedicada al centro mundial de excelencia del bogie, que el pasado miércoles se vio reforzada con la inauguración de los bancos de prueba.

El tren de hidrógeno de Alston, listo para operar

El Coradia iLint de Alstom, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno, ha recibido la aprobación de la Autoridad Alemana de Ferrocarriles (EBA) para iniciar el servicio comercial de pasajeros. Tras esta homologación, los dos primeros prototipos de Coradia iLint comenzarán a circular con pasajeros, a partir de septiembre, en el corredor de Elbe-Weser, en la Baja Sajonia (Alemania).

El tren con pila de combustible Coradia iLint es una alternativa ecológica y económica a la propulsión diésel tradicional. A pesar de los numerosos proyectos de electrificación existentes en varios países europeos, una buena parte de la red ferroviaria europea seguirá siendo no electrificada durante mucho tiempo. En España, por ejemplo, aún existen 5.000 kilómetros de líneas no electrificadas y más de 180 trenes de tracción diésel que circulan por estas líneas.

El Coradia iLint es único por su combinación de diferentes elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de la energía, y gestión inteligente tanto de la potencia tractora como de la energía disponible.

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por equipos de tracción eléctricos. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes. La electricidad se produce sin generador ni turbina, lo cual hace que el proceso sea mucho más rápido y eficiente.

La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración. Las baterías acumulan la energía que no se utiliza inmediatamente con el fin de suministrarla posteriormente, según se necesite. El resultado es una mejor gestión del consumo de combustible.

Durante las fases de frenado las pilas de combustible se desactivan casi por completo. El sistema de tracción recoge la electricidad generada por los motores en “modo generador” aprovechando la energía cinética del vehículo durante su frenado. Esta energía se usa para alimentar los equipos auxiliares y recargar la batería. Se trata de la producción secundaria de energía. Este sistema, además, permite reducir también el consumo de hidrógeno y una gestión inteligente de todo el sistema.

Para llevar a cabo la implementación del Coradia iLint de la manera más sencilla posible para los operadores, Alstom ofrece además un paquete completo que incluye tanto el material rodante y su mantenimiento posterior, como, en colaboración con sus socios, la infraestructura completa para el suministro de hidrógeno.

El Coradia iLint está basado en la probada plataforma de trenes regionales Coradia Lint, sobre la que se ha remplazado la tracción diésel por la tecnología de hidrógeno. Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h) y autonomía (hasta 1.000 kilómetros). Puede transportar hasta 300 pasajeros

Acuerdo para descarbonizar el transporte

Alstom, junto con otras empresas, ciudades y países, anuncia la creación de la Alianza para la Descarbonización del Transporte (ADT), una coalición que busca sumar fuerzas y acelerar la descarbonización del sector del transporte. El lanzamiento de esta plataforma ha tenido lugar durante el Foro Internacional del Transporte (International Transport Forum, ITF), que se celebra en Leipzig, Alemania, entre 23 y el 25 de mayo.

Las emisiones del transporte representan actualmente el 25% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la generación de energía. La Alianza para la Descarbonización del Transporte busca, a través de esta coalición, impulsar la transformación del transporte mundial para reducir sus emisiones a cero en el año 2050. La Alianza promoverá el debate sobre la descarbonización a todos los niveles (global, nacional y local) con políticas públicas y corporativas. Se busca demostrar, a través de distintas iniciativas, que la descarbonización es técnicamente factible, económicamente atractiva y ofrece amplios beneficios sociales y ambientales.

“La descarbonización en el sector de la movilidad puede alcanzarse; todos los sistemas de transporte deben reinventarse y transformarse para responder a este desafío. Junto con nuestros socios en la Alianza para la Descarbonización del Transporte, esperamos estar a la vanguardia de esta transición “, destaca Henri Poupart-Lafarge, presidente y consejero Delegado de Alstom.

Entre las empresas fundadoras de la Alianza se encuentran, además de Alstom, CEiiA, EDP, ITAIPU, Binacional, Michelin y PTV. Los países miembros son Costa Rica, Finlandia, Francia, Luxemburgo, los Países Bajos y Portugal. Curitiba (Brasil). Rotterdam (Países Bajos), Lisboa (Portugal) y las municipalidades agrupadas en el “Frente Atlánntico” (Porto, Gaia y Matosinhos en Portugal) completan la lista de ciudades adheridas.

Desde hace años, el Grupo Alstom está comprometido con la lucha contra el cambio climático, mediante el desarrollo de innovaciones sostenibles, así como con la participación en diferentes eventos y alianzas. Para ayudar a impulsar la neutralidad del carbono en el transporte, Alstom ha definido su propia estrategia en tres áreas de actuación: situar las soluciones eléctricas y eficientes en el centro de su cartera de productos, facilitar la transición energética hacia soluciones de movilidad sostenibles, y descarbonizar sus operaciones y actividades.

Un ejemplo de innovación y liderazgo global de la compañía en este campo, es el lanzamiento del Coradia iLint, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno. Coradia iLint es un tren regional que ofrece una alternativa completamente libre de emisiones a los trenes diésel, para líneas ferroviarias no electrificadas. Alimentado por una pila de combustible en la que el hidrógeno se convierte en energía eléctrica, el Coradia iLint solo emite vapor y agua. Alstom ofrece el Coradia como parte de un sistema completo, que incluye, además de los trenes, su mantenimiento y la infraestructura necesaria para el suministro de hidrógeno. El tren entrará en servicio regular en la ruta Cuxhaven-Bremervörde en la región de Baja Sajonia, Alemania, durante 2018. Recientemente, el Coradia iLint ha recibido el Premio GreenTec 2018 en la categoría Mobility by Schaeffler.

Alstom gana el Premio GreenTec 2018

El tren Coradia iLint de Alstom, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno, ha ganado el GreenTec Award 2018 en la categoría de Mobility by Schaeffler. Alstom ha recibido oficialmente este galardón en la fábrica de Salzgitter (Alemania), durante una ceremonia previa a la gala de los GreenTec Awards, que tendrá lugar el 13 de mayo en Múnich.

Coradia iLint es un tren regional que ofrece una alternativa completamente libre de emisiones a los trenes diésel, para líneas ferroviarias no electrificadas (actualmente constituyen más del 40% de la red ferroviaria alemana). Alimentado por una pila de hidrógeno, el Coradia iLint solo emite agua condensada y vapor. El tren entrará en servicio en la ruta Cuxhaven-Bremervörde en 2018.

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por una unidad de tracción eléctrica. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes.

“La tecnología de hidrógeno ofrece nuevas formas de movilidad libres de CO2, con un sistema de suministro de energía sostenible y desfosilizado, especialmente importante en el área de la ingeniería ferroviaria y el transporte de mercancías pesadas. Alstom pone esto en práctica de forma impresionante con el tren de hidrógeno Coradia iLint “, explica el profesor Hosenfeldt, Jefe del Centro de Innovación de Schaeffler y miembro del jurado de los GreenTec Awa4rds

La electricidad se produce sin generador ni turbina, lo cual hace que el proceso sea mucho más rápido y eficiente. La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración.

Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h), autonomía (hasta 1.000 km). Además, dispondrán del mismo nivel de confort y la misma capacidad. Los nuevos iLint se fabricarán en la planta de Salzgitter (Alemania).

Desde su inauguración en 2008, los GreenTec Awards se han convertido en el premio medioambiental más importante a nivel mundial. Juntos, 120 socios y un jurado de alto rango, brindan un escenario internacional para presentar los mejores proyectos de protección ambiental a compañías grandes y pequeñas, ONGs, iniciativas, atletas, celebridades y activistas. Los premios GreenTec premian, integran y comunican ‘Green Lifestyle’. Han demostrado que la economía y la sostenibilidad van de la mano. El 13 de mayo de 2018 los Premios GreenTec serán el evento de apertura de la IFAT, la Feria Mundial de Tecnologías Ambientales líder en Múnich.

Alstom fabricará 17 trenes del metro de Singapur

Alstom ha firmado un acuerdo con la Autoridad de Transporte Terrestre de Singapur (Singapore Land Transport Authority, LTA) para suministrar seis trenes Metropolis adicionales (36 coches de metro) y 11 trenes Metropolis adicionales (33 coches) para las extensiones de las líneas circulares (Circle Line -CCL) y noreste (North East Line -NEL) del Metro de Singapur. El valor global del contrato es de aproximadamente 150 millones de euros. Todos los trenes serán fabricados en el centro industrial de Alstom en Santa Perpètua (Barcelona).

Alstom ha entregado ya con éxito más de 100 trenes Metropolis (450 coches de metro) a Singapur, que prestan servicio en la línea circular, que tiene 35,5 kilómetros de longitud, y en la línea noreste, de 20 kilómetros. Además, Alstom proporciona formación a los operadores para el mantenimiento del parque y suministra las piezas de repuesto para estos trenes.

Metropolis es la solución para metro de Alstom. Desde 1998, 25 ciudades en el mundo, entre ellas Barcelona, han encargado un total de 5.500 coches de metro de la gama Metrópolis. Este modelo está disponible tanto con sistemas sin conductor como con conductor. Alstom ha desarrollado algunos de los primeros metros sin conductor en el mundo, incluida la Singapur North East Line o la Línea 9 del Metro de Barcelona. Las unidades incorporan innovadores sistemas de seguridad y están equipadas con un sistema informático embarcado de control distribuido altamente fiable, que Alstom está implantando en todos los proyectos que viene desarrollando. Los trenes se pueden ejecutar en configuraciones de 2 a 10 vehículos que utilicen las operaciones con o sin tripulación.

Este tipo de unidades están en servicio en las grandes ciudades de todo el mundo, que representan más de 3000 coches, incluyendo Singapur, Shanghai, Budapest, Varsovia, Nanjing, Buenos Aires, Sao Paulo, Lima, Santiago de Chile, Caracas, Los Teques, Estambul, Santo_Domingo, Chennai y Kochi. Amsterdam ordenó 23 trenes Metropolis; la primera de ellas entró en operación de junio de 2013.

La planta de Santa Perpètua, inaugurada en 1994, es la más moderna del grupo en toda Europa y una de las pocas plantas de Alstom capaz de fabricar, en las mismas instalaciones, trenes de alta velocidad, regionales, tranvías, metros, etc. Este centro industrial ha sido el encargado de fabricar toda la gama de trenes de Alstom que circula por España. De las instalaciones barcelonesas han salido, entre otros, los trenes que cubrieron la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, las lanzaderas regionales (trenes de media distancia que utilizan las vías del AVE y alcanzan los 250 km/h), la mitad de las modernas unidades de cercanías Civia, el metro sin conductor de Barcelona y la mayoría de los tranvías que circulan por nuestro país. Actualmente prácticamente la totalidad de su producción se dedica a la exportación, con proyectos en Australia, Europa, norte de África, Oriente Medio, Asia y Latinoamérica.

Metro sin conductor de Alstom para Canadá

El Groupe des Partenaires pour la Mobilité des Montéalais (PMM), un consorcio liderado por Alstom y participado por SNC-Lavalin, ha firmado un contrato con un valor global de 1.800 millones de euros para suministrar un sistema completo de metro automático sin conductor para el proyecto Téseau Express Métropolitain (REM) de Montreal (Canadá). De esta cifra, 1.400 millones corresponden a la participación de Alstom y 400 millones a SNC-Lavalin, han informado las compañías en un comunicado. El contrato incluye el material rodante y la señalización, así como los servicios de mantenimiento y operación.

El Groupe PMM también suministrará 212 coches del modelo Metropolis de Alstom (106 trenes de dos coches cada uno), así como el sistema de control y comunicación automático de trenes CBTC Alstom Urbalis 400 y la solución Iconis para el centro de control, así como pantallas informativas para andenes, sistemas de conexión Wi-Fi y el mantenimiento durante un período de 30 años.

El sistema automático de transporte REM tendrá una longitud de 67 kilómetros y 26 estaciones, con lo que será uno de los más grandes del mundo. Conectará el centro de Montreal con la rivera sur, la rivera norte, la isla oeste y el aeropuerto internacional. El inicio del servicio en el primer segmento de la nueva línea se espera para el verano de 2021. El Groupe PMM también es responsable de las pruebas para la integración de todo el sistema y del equipamiento de los talleres para el mantenimiento de los trenes. El inicio del servicio comercial en el primer segmento de la nueva línea se espera para el verano de 2021.

Sobre la construcción de REM, el vicepresidente senior de Alstom en Norteamérica, Jérôme Wallut, ha afirmado que “no solo impactará positivamente en la movilidad del área metropolitana de Montreal, sino que también creará 250 empleos directos a largo plazo en Quebec, alcanzando un pico de empleo local de hasta 350 empleos“. Para el desarrollo de este proyecto, los socios de Groupe PMM aprovecharán su experiencia en el mercado canadiense, donde están presentes desde hace tiempo, y su larga trayectoria internacional con proyectos en Vancouver, Ottawa, Singapur, Panamá, Dubai y Riyadh, entre otros.

El proyecto REM llevará a la creación de un centro global de excelencia de Alstom en Montreal, enfocado a la investigación y el desarrollo de sistemas integrados de control en la movilidad urbana. Este centro reunirá aproximadamente a 100 profesionales, que se encargarán de aprovechar la experiencia de Montreal en tecnologías digitales avanzadas e inteligencia artificial, para desarrollar soluciones para Alstom en todo el mundo.

Alstom fabricará cien nuevos TGV

La compañía estatal de ferrocarriles de Francia (SNCF) formalizará entre abril y junio la compra de cien trenes de alta velocidad (TGV) de nueva generación fabricados por Alstom, anunciaba recientemente el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire. La entrada en servicio de los primeros TGV, cuyo desarrollo se lanzó para disminuir el coste de adquisición, mantenimiento y consumo de energía, debería producirse durante 2023, explica un portavoz de Alstom.

El portavoz, que considera demasiado prematuro aventurar el montante del contrato ya que todavía no se conocen las características del encargo, expresa la satisfacción de su empresa por el anuncio de Le Maire y recuerda que desde 2016 Alstom trabaja con la SNCF en el denominado “TGV del futuro”. Su objetivo es concebir nuevos trenes que tengan un coste de adquisición un 20% inferior al de los que están en servicio actualmente, con un precio de mantenimiento un 30% menor y que consuman un 20% menos de energía.

Además está previsto que la capacidad de los nuevos convoyes, en términos de número de pasajeros, sea superior. No se prevén cambios en la velocidad comercial de los TGV, que en Francia es de 320 kilómetros por hora. Alstom, actualmente en proceso de absorción por el grupo alemán Siemens, fabrica los diferentes componentes de los TGV en ocho plantas repartidas por todo el territorio francés.

El TGV es uno de los trenes convencionales más veloces del mundo; en algunos tramos opera a velocidades de hasta 320 kilómetros a la hora. Tiene el récord de mayor velocidad en condiciones especiales de prueba cuando el 3 de abril de 2007 superó su propio registro al llegar a los 574,8 kilómetro a la hora en la línea París-Estrasburgo. Las líneas francesas de alta velocidad enlazan con las de Bélgica, Alemania, Países Bajos, Luxemburgo, Italia, Suiza, España e incluso, con las del Reino Unido. Otras redes de alta velocidad utilizan trenes derivados de los TGV. Francia tiene alrededor de 1.200 km de LAV construidas en los últimos 20 años, con cuatro líneas más planificadas o en construcción.

Alstom busca el modo de conseguir unidades de alta velocidad autopropulsadas. El diseño incluye coches de tracción distribuida, los motores se encuentran debajo de cada remolque. Las investigación está orientada hacia la producción de trenes al mismo coste que los TGV existentes, con los mismos estándares de seguridad. Pero los AGV de misma longitud que los TGV podrían tener una capacidad de 450 asientos y la velocidad sería de 350 kilómetro a la hora.​

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Francia (SNCF) tuvo el pasado año 1.330 millones de euros de beneficio, lo que supone multiplicar por 2,35 el resultado neto de 2016, aunque el lastre de la deuda siguió aumentando. El pasado año la SNCF dedicó 8.800 millones de euros a inversiones, de los que 5.200 millones fueron para renovar y modernizar su red en Francia y 2.300 para la adquisición de trenes nuevos (40 de cercanías para la región de París, 85 regionales y 20 TGV).