Archivo de la etiqueta: Alstom

El tren de hidrógeno de Alston, listo para operar

El Coradia iLint de Alstom, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno, ha recibido la aprobación de la Autoridad Alemana de Ferrocarriles (EBA) para iniciar el servicio comercial de pasajeros. Tras esta homologación, los dos primeros prototipos de Coradia iLint comenzarán a circular con pasajeros, a partir de septiembre, en el corredor de Elbe-Weser, en la Baja Sajonia (Alemania).

El tren con pila de combustible Coradia iLint es una alternativa ecológica y económica a la propulsión diésel tradicional. A pesar de los numerosos proyectos de electrificación existentes en varios países europeos, una buena parte de la red ferroviaria europea seguirá siendo no electrificada durante mucho tiempo. En España, por ejemplo, aún existen 5.000 kilómetros de líneas no electrificadas y más de 180 trenes de tracción diésel que circulan por estas líneas.

El Coradia iLint es único por su combinación de diferentes elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de la energía, y gestión inteligente tanto de la potencia tractora como de la energía disponible.

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por equipos de tracción eléctricos. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes. La electricidad se produce sin generador ni turbina, lo cual hace que el proceso sea mucho más rápido y eficiente.

La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración. Las baterías acumulan la energía que no se utiliza inmediatamente con el fin de suministrarla posteriormente, según se necesite. El resultado es una mejor gestión del consumo de combustible.

Durante las fases de frenado las pilas de combustible se desactivan casi por completo. El sistema de tracción recoge la electricidad generada por los motores en “modo generador” aprovechando la energía cinética del vehículo durante su frenado. Esta energía se usa para alimentar los equipos auxiliares y recargar la batería. Se trata de la producción secundaria de energía. Este sistema, además, permite reducir también el consumo de hidrógeno y una gestión inteligente de todo el sistema.

Para llevar a cabo la implementación del Coradia iLint de la manera más sencilla posible para los operadores, Alstom ofrece además un paquete completo que incluye tanto el material rodante y su mantenimiento posterior, como, en colaboración con sus socios, la infraestructura completa para el suministro de hidrógeno.

El Coradia iLint está basado en la probada plataforma de trenes regionales Coradia Lint, sobre la que se ha remplazado la tracción diésel por la tecnología de hidrógeno. Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h) y autonomía (hasta 1.000 kilómetros). Puede transportar hasta 300 pasajeros

Anuncios

Acuerdo para descarbonizar el transporte

Alstom, junto con otras empresas, ciudades y países, anuncia la creación de la Alianza para la Descarbonización del Transporte (ADT), una coalición que busca sumar fuerzas y acelerar la descarbonización del sector del transporte. El lanzamiento de esta plataforma ha tenido lugar durante el Foro Internacional del Transporte (International Transport Forum, ITF), que se celebra en Leipzig, Alemania, entre 23 y el 25 de mayo.

Las emisiones del transporte representan actualmente el 25% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la generación de energía. La Alianza para la Descarbonización del Transporte busca, a través de esta coalición, impulsar la transformación del transporte mundial para reducir sus emisiones a cero en el año 2050. La Alianza promoverá el debate sobre la descarbonización a todos los niveles (global, nacional y local) con políticas públicas y corporativas. Se busca demostrar, a través de distintas iniciativas, que la descarbonización es técnicamente factible, económicamente atractiva y ofrece amplios beneficios sociales y ambientales.

“La descarbonización en el sector de la movilidad puede alcanzarse; todos los sistemas de transporte deben reinventarse y transformarse para responder a este desafío. Junto con nuestros socios en la Alianza para la Descarbonización del Transporte, esperamos estar a la vanguardia de esta transición “, destaca Henri Poupart-Lafarge, presidente y consejero Delegado de Alstom.

Entre las empresas fundadoras de la Alianza se encuentran, además de Alstom, CEiiA, EDP, ITAIPU, Binacional, Michelin y PTV. Los países miembros son Costa Rica, Finlandia, Francia, Luxemburgo, los Países Bajos y Portugal. Curitiba (Brasil). Rotterdam (Países Bajos), Lisboa (Portugal) y las municipalidades agrupadas en el “Frente Atlánntico” (Porto, Gaia y Matosinhos en Portugal) completan la lista de ciudades adheridas.

Desde hace años, el Grupo Alstom está comprometido con la lucha contra el cambio climático, mediante el desarrollo de innovaciones sostenibles, así como con la participación en diferentes eventos y alianzas. Para ayudar a impulsar la neutralidad del carbono en el transporte, Alstom ha definido su propia estrategia en tres áreas de actuación: situar las soluciones eléctricas y eficientes en el centro de su cartera de productos, facilitar la transición energética hacia soluciones de movilidad sostenibles, y descarbonizar sus operaciones y actividades.

Un ejemplo de innovación y liderazgo global de la compañía en este campo, es el lanzamiento del Coradia iLint, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno. Coradia iLint es un tren regional que ofrece una alternativa completamente libre de emisiones a los trenes diésel, para líneas ferroviarias no electrificadas. Alimentado por una pila de combustible en la que el hidrógeno se convierte en energía eléctrica, el Coradia iLint solo emite vapor y agua. Alstom ofrece el Coradia como parte de un sistema completo, que incluye, además de los trenes, su mantenimiento y la infraestructura necesaria para el suministro de hidrógeno. El tren entrará en servicio regular en la ruta Cuxhaven-Bremervörde en la región de Baja Sajonia, Alemania, durante 2018. Recientemente, el Coradia iLint ha recibido el Premio GreenTec 2018 en la categoría Mobility by Schaeffler.

Alstom gana el Premio GreenTec 2018

El tren Coradia iLint de Alstom, el primer tren del mundo propulsado por hidrógeno, ha ganado el GreenTec Award 2018 en la categoría de Mobility by Schaeffler. Alstom ha recibido oficialmente este galardón en la fábrica de Salzgitter (Alemania), durante una ceremonia previa a la gala de los GreenTec Awards, que tendrá lugar el 13 de mayo en Múnich.

Coradia iLint es un tren regional que ofrece una alternativa completamente libre de emisiones a los trenes diésel, para líneas ferroviarias no electrificadas (actualmente constituyen más del 40% de la red ferroviaria alemana). Alimentado por una pila de hidrógeno, el Coradia iLint solo emite agua condensada y vapor. El tren entrará en servicio en la ruta Cuxhaven-Bremervörde en 2018.

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por una unidad de tracción eléctrica. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes.

“La tecnología de hidrógeno ofrece nuevas formas de movilidad libres de CO2, con un sistema de suministro de energía sostenible y desfosilizado, especialmente importante en el área de la ingeniería ferroviaria y el transporte de mercancías pesadas. Alstom pone esto en práctica de forma impresionante con el tren de hidrógeno Coradia iLint “, explica el profesor Hosenfeldt, Jefe del Centro de Innovación de Schaeffler y miembro del jurado de los GreenTec Awa4rds

La electricidad se produce sin generador ni turbina, lo cual hace que el proceso sea mucho más rápido y eficiente. La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración.

Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h), autonomía (hasta 1.000 km). Además, dispondrán del mismo nivel de confort y la misma capacidad. Los nuevos iLint se fabricarán en la planta de Salzgitter (Alemania).

Desde su inauguración en 2008, los GreenTec Awards se han convertido en el premio medioambiental más importante a nivel mundial. Juntos, 120 socios y un jurado de alto rango, brindan un escenario internacional para presentar los mejores proyectos de protección ambiental a compañías grandes y pequeñas, ONGs, iniciativas, atletas, celebridades y activistas. Los premios GreenTec premian, integran y comunican ‘Green Lifestyle’. Han demostrado que la economía y la sostenibilidad van de la mano. El 13 de mayo de 2018 los Premios GreenTec serán el evento de apertura de la IFAT, la Feria Mundial de Tecnologías Ambientales líder en Múnich.

Alstom fabricará 17 trenes del metro de Singapur

Alstom ha firmado un acuerdo con la Autoridad de Transporte Terrestre de Singapur (Singapore Land Transport Authority, LTA) para suministrar seis trenes Metropolis adicionales (36 coches de metro) y 11 trenes Metropolis adicionales (33 coches) para las extensiones de las líneas circulares (Circle Line -CCL) y noreste (North East Line -NEL) del Metro de Singapur. El valor global del contrato es de aproximadamente 150 millones de euros. Todos los trenes serán fabricados en el centro industrial de Alstom en Santa Perpètua (Barcelona).

Alstom ha entregado ya con éxito más de 100 trenes Metropolis (450 coches de metro) a Singapur, que prestan servicio en la línea circular, que tiene 35,5 kilómetros de longitud, y en la línea noreste, de 20 kilómetros. Además, Alstom proporciona formación a los operadores para el mantenimiento del parque y suministra las piezas de repuesto para estos trenes.

Metropolis es la solución para metro de Alstom. Desde 1998, 25 ciudades en el mundo, entre ellas Barcelona, han encargado un total de 5.500 coches de metro de la gama Metrópolis. Este modelo está disponible tanto con sistemas sin conductor como con conductor. Alstom ha desarrollado algunos de los primeros metros sin conductor en el mundo, incluida la Singapur North East Line o la Línea 9 del Metro de Barcelona. Las unidades incorporan innovadores sistemas de seguridad y están equipadas con un sistema informático embarcado de control distribuido altamente fiable, que Alstom está implantando en todos los proyectos que viene desarrollando. Los trenes se pueden ejecutar en configuraciones de 2 a 10 vehículos que utilicen las operaciones con o sin tripulación.

Este tipo de unidades están en servicio en las grandes ciudades de todo el mundo, que representan más de 3000 coches, incluyendo Singapur, Shanghai, Budapest, Varsovia, Nanjing, Buenos Aires, Sao Paulo, Lima, Santiago de Chile, Caracas, Los Teques, Estambul, Santo_Domingo, Chennai y Kochi. Amsterdam ordenó 23 trenes Metropolis; la primera de ellas entró en operación de junio de 2013.

La planta de Santa Perpètua, inaugurada en 1994, es la más moderna del grupo en toda Europa y una de las pocas plantas de Alstom capaz de fabricar, en las mismas instalaciones, trenes de alta velocidad, regionales, tranvías, metros, etc. Este centro industrial ha sido el encargado de fabricar toda la gama de trenes de Alstom que circula por España. De las instalaciones barcelonesas han salido, entre otros, los trenes que cubrieron la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, las lanzaderas regionales (trenes de media distancia que utilizan las vías del AVE y alcanzan los 250 km/h), la mitad de las modernas unidades de cercanías Civia, el metro sin conductor de Barcelona y la mayoría de los tranvías que circulan por nuestro país. Actualmente prácticamente la totalidad de su producción se dedica a la exportación, con proyectos en Australia, Europa, norte de África, Oriente Medio, Asia y Latinoamérica.

Metro sin conductor de Alstom para Canadá

El Groupe des Partenaires pour la Mobilité des Montéalais (PMM), un consorcio liderado por Alstom y participado por SNC-Lavalin, ha firmado un contrato con un valor global de 1.800 millones de euros para suministrar un sistema completo de metro automático sin conductor para el proyecto Téseau Express Métropolitain (REM) de Montreal (Canadá). De esta cifra, 1.400 millones corresponden a la participación de Alstom y 400 millones a SNC-Lavalin, han informado las compañías en un comunicado. El contrato incluye el material rodante y la señalización, así como los servicios de mantenimiento y operación.

El Groupe PMM también suministrará 212 coches del modelo Metropolis de Alstom (106 trenes de dos coches cada uno), así como el sistema de control y comunicación automático de trenes CBTC Alstom Urbalis 400 y la solución Iconis para el centro de control, así como pantallas informativas para andenes, sistemas de conexión Wi-Fi y el mantenimiento durante un período de 30 años.

El sistema automático de transporte REM tendrá una longitud de 67 kilómetros y 26 estaciones, con lo que será uno de los más grandes del mundo. Conectará el centro de Montreal con la rivera sur, la rivera norte, la isla oeste y el aeropuerto internacional. El inicio del servicio en el primer segmento de la nueva línea se espera para el verano de 2021. El Groupe PMM también es responsable de las pruebas para la integración de todo el sistema y del equipamiento de los talleres para el mantenimiento de los trenes. El inicio del servicio comercial en el primer segmento de la nueva línea se espera para el verano de 2021.

Sobre la construcción de REM, el vicepresidente senior de Alstom en Norteamérica, Jérôme Wallut, ha afirmado que “no solo impactará positivamente en la movilidad del área metropolitana de Montreal, sino que también creará 250 empleos directos a largo plazo en Quebec, alcanzando un pico de empleo local de hasta 350 empleos“. Para el desarrollo de este proyecto, los socios de Groupe PMM aprovecharán su experiencia en el mercado canadiense, donde están presentes desde hace tiempo, y su larga trayectoria internacional con proyectos en Vancouver, Ottawa, Singapur, Panamá, Dubai y Riyadh, entre otros.

El proyecto REM llevará a la creación de un centro global de excelencia de Alstom en Montreal, enfocado a la investigación y el desarrollo de sistemas integrados de control en la movilidad urbana. Este centro reunirá aproximadamente a 100 profesionales, que se encargarán de aprovechar la experiencia de Montreal en tecnologías digitales avanzadas e inteligencia artificial, para desarrollar soluciones para Alstom en todo el mundo.

Alstom fabricará cien nuevos TGV

La compañía estatal de ferrocarriles de Francia (SNCF) formalizará entre abril y junio la compra de cien trenes de alta velocidad (TGV) de nueva generación fabricados por Alstom, anunciaba recientemente el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire. La entrada en servicio de los primeros TGV, cuyo desarrollo se lanzó para disminuir el coste de adquisición, mantenimiento y consumo de energía, debería producirse durante 2023, explica un portavoz de Alstom.

El portavoz, que considera demasiado prematuro aventurar el montante del contrato ya que todavía no se conocen las características del encargo, expresa la satisfacción de su empresa por el anuncio de Le Maire y recuerda que desde 2016 Alstom trabaja con la SNCF en el denominado “TGV del futuro”. Su objetivo es concebir nuevos trenes que tengan un coste de adquisición un 20% inferior al de los que están en servicio actualmente, con un precio de mantenimiento un 30% menor y que consuman un 20% menos de energía.

Además está previsto que la capacidad de los nuevos convoyes, en términos de número de pasajeros, sea superior. No se prevén cambios en la velocidad comercial de los TGV, que en Francia es de 320 kilómetros por hora. Alstom, actualmente en proceso de absorción por el grupo alemán Siemens, fabrica los diferentes componentes de los TGV en ocho plantas repartidas por todo el territorio francés.

El TGV es uno de los trenes convencionales más veloces del mundo; en algunos tramos opera a velocidades de hasta 320 kilómetros a la hora. Tiene el récord de mayor velocidad en condiciones especiales de prueba cuando el 3 de abril de 2007 superó su propio registro al llegar a los 574,8 kilómetro a la hora en la línea París-Estrasburgo. Las líneas francesas de alta velocidad enlazan con las de Bélgica, Alemania, Países Bajos, Luxemburgo, Italia, Suiza, España e incluso, con las del Reino Unido. Otras redes de alta velocidad utilizan trenes derivados de los TGV. Francia tiene alrededor de 1.200 km de LAV construidas en los últimos 20 años, con cuatro líneas más planificadas o en construcción.

Alstom busca el modo de conseguir unidades de alta velocidad autopropulsadas. El diseño incluye coches de tracción distribuida, los motores se encuentran debajo de cada remolque. Las investigación está orientada hacia la producción de trenes al mismo coste que los TGV existentes, con los mismos estándares de seguridad. Pero los AGV de misma longitud que los TGV podrían tener una capacidad de 450 asientos y la velocidad sería de 350 kilómetro a la hora.​

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Francia (SNCF) tuvo el pasado año 1.330 millones de euros de beneficio, lo que supone multiplicar por 2,35 el resultado neto de 2016, aunque el lastre de la deuda siguió aumentando. El pasado año la SNCF dedicó 8.800 millones de euros a inversiones, de los que 5.200 millones fueron para renovar y modernizar su red en Francia y 2.300 para la adquisición de trenes nuevos (40 de cercanías para la región de París, 85 regionales y 20 TGV).

Alstom envía a Panamá el primer tren de metro

Alstom España ha comenzado el envío de los nuevos trenes para la Línea 2 del Metro de Panamá. El primero de los 21 trenes (de 5 coches cada uno) que se fabricarán en Barcelona ha partido este miércoles de la planta de Santa Perpètua (Barcelona), con destino al puerto de Tarragona desde donde zarpará hacia Panamá. La fábrica de Santa Perpètua se encargó también de la fabricación de los 20 trenes de 3 coches que circulan actualmente por la línea 1 del metro panameño, inaugurada en 2014. Asimismo actualmente en la planta se están también fabricando y entregando 70 coches adicionales que permitirán ampliar el parque actual de la Linea 1 hasta los 26 trenes de 5 coches.

El suministro de los trenes forma parte de un contrato global adjudicado en 2015 a un consorcio liderado por Alstom (junto a CIM, Sofratesa, Thales y TSO) para suministrar un sistema de metro integrado para la Línea 2 de la ciudad de Panamá. El valor del contrato para Alstom alcanza los 300 millones de euros, incluyendo el material rodante, las subestaciones de tracción (incluida una subestación reversible Hesop), y el sistema de señalización CBTC1 Urbalis de Alstom.

La ciudad de Panamá, con 1,7 millones de habitantes, es el centro financiero y una de las urbes más dinámicas y modernas de Centroamérica. La nueva línea metropolitana de Panamá, que se inaugurará en 2019, tendrá una extensión de 21 kilómetros y contará con 16 estaciones. Se tratará de una línea elevada, capaz de transportar 40.000 pasajeros por hora y dirección entre San Miguelito y Nuevo Tocumen, al este de la ciudad. La línea 2 conectará con la actual línea 1, en servicio desde abril de 2014, y también equipada por Alstom (el contrato adjudicado en 2010 incluye el suministro de 20 trenes Metrópolis, el sistema de señalización Urbalis CBTC y la electrificación). Con la incorporación de esta segunda línea, la red de metro de la ciudad de Panamá alcanzará una extensión de 37 kilómetros.

La planta de Santa Perpètua, inaugurada en 1994, es la más moderna del grupo en toda Europa y una de las pocas plantas de Alstom capaz de fabricar, en las mismas instalaciones, trenes de alta velocidad, regionales, tranvías, metros, etc. Este centro industrial ha sido el encargado de fabricar toda la gama de trenes de Alstom que circula por España. De las instalaciones barcelonesas han salido, entre otros, los trenes que cubrieron la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, las lanzaderas regionales (trenes de media distancia que utilizan las vías del AVE y alcanzan los 250 km/h), la mitad de las modernas unidades de cercanías Civia, el metro sin conductor de Barcelona y la mayoría de los tranvías que circulan por nuestro país. Actualmente prácticamente la totalidad de su producción se dedica a la exportación, con proyectos en Australia, Europa, norte de África, Oriente Medio y Latinoamérica.

Roland Busch, presidente de Siemens Alstom

Siemens y Alstom han rubricado el acuerdo para la combinación de sus respectivas actividades en el negocio de movilidad que dará origen a finales de 2018 a un gigante del sector ferroviario denominado Siemens Alstom, que contará con Roland Busch como presidente a propuesta de Siemens y con Yann Delabriere como vicepresidente. El acuerdo firmado por las dos empresas supone la continuación del memorándum de entendimiento suscrito por Siemens y Alstom el 26 de septiembre de 2017 y establece los términos y condiciones acordados por las dos empresas para la fusión de sus respectivos negocios ferroviarios.

El nuevo grupo tendrá su sede central en Saint-Ouen (Francia) y cotizará en la Bolsa de París. Como parte de esta transacción, Siemens recibirá nuevas acciones de la compañía combinada, lo que representa el 50% del capital social de Alstom sobre una base totalmente diluida. Asimismo, Siemens ha propuesto el nombramiento de Roland Busch, miembro de la junta directiva de la compañía alemana, como presidente del consejo de administración de la entidad combinada. Este papel sería adicional a las funciones de Busch en Siemens. Por su parte, Yann Delabriere, que es actualmente director general del consejo de Alstom sería designado como vicepresidente del consejo de administración como consejero independiente.

“Con la firma del acuerdo, hemos alcanzado un hito importante en la creación de un nuevo líder capaz de hacer frente a los desafíos de la movilidad del futuro”, declaró Henri Poupart-Lafarge, presidente y consejero delegado de Alstom y que será el primer ejecutivo de la nueva compañía combinada, señalando que las “primeras nominaciones ilustran el compromiso de las empresas con el equilibrio en el gobierno de la futura compañía”.

El cierre de la operación se espera a finales del año 2018, precisaron las empresas. La transacción está sujeta a la aprobación de los accionistas de Alstom en la junta de accionistas de la compañía prevista para julio de 2018, así como a la aprobación por las autoridades reguladoras pertinentes. Siemens ya ha iniciado su proceso interno de segregación de su negocio de movilidad y otros negocios relacionados con el fin de prepararse para la combinación con Alstom, indicó la alemana.

Alstom y Siemens suman en España dos fábricas, varios centros de investigación y miles de empleos con sus respectivos negocios de producción de trenes y otro material ferroviario que las multinacionales han acordado fusionar. De hecho, la francesa ha fabricado uno de cada tres trenes de los que actualmente circulan por el país, el 25% de los de Alta Velocidad. Entre sus principales hitos figura el de haber fabricado los primeros trenes AVE que se pusieron en marcha, los del AVE Madrid-Sevilla, o el primer tren de metro sin conductor, para la línea 9 del metro de Barcelona.

En el caso de Siemens, la alemana está presente en España desde 1895 y suministró parte de la segunda generación de trenes AVE, aquellos que unen Madrid-Barcelona. Siemens cuenta con una fábrica en Cornellá (Barcelona) que, entre otras cosas, fabrica motores y convertidores para trenes. Además, cuenta con un centro de I+D+i en señalización ferroviaria en Tres Cantos (Madrid) con proyectos para toda la división internacional.

Alstom y Bombardier con sendos contratos en Alemania

La empresa francesa Alstom construirá 14 trenes de pila de combustible propulsados por hidrógeno “Coradia iLint” para el estado federado alemán de Baja Sajonia, que circularán a partir de diciembre de 2021. La canadiense Bombardier suministrará a Abellio, compañía gestora de servicios de transporte público en Alemania, un total 26 trenes eléctricos de tres coches y 22 trenes eléctricos de cinco vehículos para el transporte regional de pasajeros en Neckartal (Stuttgart).

Los trenes de Alstom sustituirán a las actuales unidades diésel que prestan servicio en ese estado; la firma francesa se encargará también de su mantenimiento durante 30 años, mientras el grupo gasístico alemán Linde será el responsable de suministrar el hidrógeno. Los primeros prototipos del tren ya se están fabricando en la planta de la localidad alemana de Salzgitter y en la primavera de 2016 comenzarán a circular las primeras unidades en la red de cercanías.

Según la empresa, el tren con pila de combustible ‘Coradia iLint’ es una alternativa ecológica y económica a la propulsión mediante diésel tradicional. En varios países europeos todavía circulan muchos trenes diésel y en Alemania más de 4.000. Alstom señala que el hidrógeno cumple con todos los requisitos para el ferrocarril y que se trata de una tecnología madura y con un precio que hace que su funcionamiento resulte económico.

Las pilas de combustible alimentadas con hidrógeno son la fuente de energía primaria para propulsar el tren por una unidad de tracción eléctrica.La mezcla del hidrógeno con el oxígeno del aire exterior proporciona electricidad en un proceso que solo emite vapor de agua y agua condensada sin generar gases ni partículas contaminantes. Las baterías de ion de litio almacenan la energía que no se utiliza inmediatamente para un suministro posterior, con lo que se gestiona mejor el consumo de combustible.

Las prestaciones del ‘Coradia iLint’, el primer tren del mercado que se alimenta con pila de combustible, serán equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima, autonomía y capacidad, asegura la empresa.

Por su parte, los 48 vehículos, del modelo Talent 2 de Bombardier, empezarán a entrar gradualmente en servicio de pasajeros a partir de 2019 y para junio de 2020 se espera haber completado la entrega del pedido en su totalidad. Alemania cuenta ya con 400 trenes Talent 2 de Bombardier, el principal modelo que articula el transporte regional en el país, utilizado tanto por empresas privadas como por la Deutsche Bahn, el sistema de transporte público alemán.

Según el fabricante canadiense, los modelos Talent cuentan con una versión eléctrica capaz de operar con baterías, que supone una alternativa ecológica en los trenes diésel que circulan en las líneas no electrificadas y permite reducir la contaminación acústica y las emisiones. La compañía destacó el “carácter versátil” de sus trenes, “capaces de adaptarse a las necesidades de los diferentes corredores ferroviarios”, cualidad que señaló como “uno de los motivos por los que la ingeniería de Bombardier está presente en el 50% del mercado global del transporte de mercancías”.

“Los trenes regionales de la plataforma Talent no solo ofrecen una mayor seguridad, sino que también constituyen una solución de movilidad respetuosa con el medio ambiente”, dice el responsable de la división Locomotoras y Vehículos de Tren Ligero de Bombarder Transportation y responsable de la compañía en Alemania, Michael Fohrer.

Europa ya tiene su gigante ferroviario

Cuando el río suena…La francesa Alstom y la alemana Siemens acaban por firmar su fusión para crear un gigante europeo en el sector ferroviario con un volumen de negocios de 15.300 millones de euros, tal y como se preveía a principios de semana. “Siemens y Alstom han firmado un protocolo de acuerdo para combinar las actividades de movilidad de Siemens, que incluyen su sección de tracción ferroviaria, con Alstom”, señalan ambas compañías en un comunicado conjunto. Siemens controlará el 50% de las acciones de la nueva empresa fusionada.

Las dos compañías comunican también que el Estado francés no ejercerá la opción de compra de acciones en Alstom. El Estado tiene actualmente un 20% de los títulos de Alstom gracias a los títulos prestados por el grupo Bouygues, que se hubiesen hecho efectivos si Francia hubiese desembolsado hasta el 17 de octubre 1.000 millones de euros. El objetivo de esta unión es crear una potencia europea que pueda hacer frente a la competencia internacional, sobre todo al fabricante chino CRRC Corp, corporación resultante de la fusión de las dos principales empresas del ramo del país.

La integración afectará a España en la medida de que las dos compañías están presentes en el país con sus respectivos negocios ferroviarios desde hace años. Alstom y Siemens suman en España dos fábricas, varios de centros de investigación y miles de empleos con sus respectivos negocios de producción de trenes y otro material ferroviario que las multinacionales han acordo fusionar. Ambas compañías tienen en común que ya acumulan más de un siglo de presencia en España, que sus principales instalaciones están ubicadas en Madrid y Barcelona, y que han suministrado gran parte del actual parque de trenes AVE de Renfe y otras instalaciones como electrificación y sistemas de la red ferroviaria española, convencional y de Alta Velocidad.

Alstom y Siemens han venido siendo hasta ahora competidores en el mercado español. La última ocasión en que se ‘enfrentaron’ fue hace justo un año, cuando pujaron entre ellas, y también contra los fabricantes locales CAF y Talgo, y la multinacional canadiense también con presencia en España Bombardier, por el último ‘megacontrato’ de trenes AVE cerrado por Renfe que finalmente se llevó Talgo.

Alstom trabaja desde hace 155 años en España, donde actualmente emplea a 2.000 operarios y cuenta con una fábrica, cuatro centros de innovación y una veintena de otro tipo de centros de trabajo. La empresa francesa factura unos 450 millones de euros anualmente, la mitad por sus proyectos internacionales. Su principal instalación es la fábrica con que cuenta en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), uno de los “centros de producción de trenes más avanzados de Europa”, según la empresa, con capacidad para fabricar todo tipo de vehículos, desde tranvías hasta AVEs.

Entre el resto de sus instalaciones españolas figura el centro de ingeniería e I+D en mantenimiento ferroviario que tiene también en Santa Perpetua y el centro global de excelencia de señalización tranviaria de Madrid. Según sus datos, Alstom ha fabricado uno de cada tres trenes de los que actualmente circulan por el país, el 25% de los de Alta Velocidad. Entre sus principales hitos figura el de haber fabricado los primeros trenes AVE que se pusieron en marcha, los del AVE Madrid-Sevilla, o el primer tren de metro sin conductor, para la línea 9 del metro de Barcelona.

Siemens está presente en el país desde 1895 y suma unos 3.500 empleos con el total de las distintas actividades y negocios que tiene en el país, entre los que el de Mobility, donde actualmente está integrado su negocio ferroviario (trenes y señalización), es uno de las “más destacados”, según indican fuentes de la multinacional. Es fabricante y suministrador de la segunda generación de trenes AVE, los que unen Madrid-Barcelona. La compañía alemana cuenta con una fábrica en Cornellá (Barcelona) que, entre otras cosas, fabrica motores y convertidores para trenes. Dispone, además, de un centro de I+D+i en señalización ferroviaria en Tres Cantos (Madrid) con proyectos para toda la división internacional.