Archivo de la etiqueta: concurso

Un error aparta a Cepsa de la puja eléctrica

Cepsa Gas y Electricidad ha quedado excluida, “por un error formal en la presentación de las ofertas”, de la licitación del contrato de suministro de energía eléctrica ‘verde’ con garantía de origen para 2019 y 2020 de Adif Alta Velocidad (Adif AV). Además de Cepsa, otra empresa (Energía DRL Comercializadora) no fue admitida al procedimiento, aunque en este caso, por haber presentado la oferta fuera de plazo.

Cepsa pujaba por una parte pequeña de lotes y recibió la comunicación de que no seguiría en el proceso por “un defecto de forma” en la presentación, tras la apertura del procedimiento de adjudicación con la separación de los sobres el pasado 15 de junio. La mesa de contratación desestimó la propuesta de Cepsa porque los sobres “no nominados” de los “nominados”, los primeros llevaban el sello identificativo de la compañía, cuando debían haberse presentado sin referencias, de forma anónima, según adelanta El Confidencial.

En total, Adif AV recibió ofertas de diez compañías eléctricas para pujar por este megacontrato valorado en 507,5 millones de euros (IVA incluido). La licitación contempla la posibilidad de prórroga del contrato por un año más, de común acuerdo y en las mismas condiciones, con lo que el importe para el período 2019-2021 se eleva a 629 millones de euros (sin incluir el IVA).

Tras la exclusión de Cepsa, siguen en la puja nueve compañías: Nexus Energía, EDP Comercializadora, Iberdroal Clientes, Acciona Green Energy Developments, Endesa Energía, Gas Natural Comercializadora, Audax Energía, Factor Energía y Aura Energía. El sistema elegido por Adif para esta licitación se ajusta a diversos criterios de negociación del precio de la energía para lograr los mejores costes.

Fomento busca socio para ‘rescatar’ a Renfe Mercancías

El Ministerio de Fomento ultima el lanzamiento de un concurso público de carácter internacional para elegir un “socio industrial” para Renfe Mercancías, según anunció el titular del Departamento. Se trata de una de las iniciativas del plan estratégico 2017-2019 que la compañía ferroviaria pública puso recientemente en marcha para evitar la quiebra y garantizar la viabilidad futura de su división de transporte de carga en tren.

“Estamos preparando la entrada de capital privado en Renfe Mercancías a través de un socio industrial para que la compañía tenga más fortaleza para competir también en el exterior”, indica De la Serna en su intervención en una jornada sobre internacionalización organizada por ‘Expansión’. El ministro detalló posteriormente que la compañía que resulte elegida en el concurso para aliarse con la filial de carga de Renfe no entrará en el capital de la compañía pública, sino que ambas conformarán un grupo a través de una alianza o una asociación.

A través del concurso, Fomento busca una compañía logística, cuya actividad de transporte en otros modos complemente y potencie el negocio de tráfico de mercancía en tren de Renfe. Asimismo, se pretende que permita a esta filial salir al exterior. Esta es la fórmula elegida, “tras analizar distintas alternativas”, para reforzar esta filial de Renfe con un socio, tal como avanzó la operadora cuando presentó el plan de rescate para este negocio el pasado mes de marzo.

El plan contempla además medidas para atajar el “sobredimensionamiento” que presenta Renfe Mercancías, como son un ajuste del 30% de la plantilla ya pactado con los sindicatos y la venta de parte de su parque de trenes y locomotoras. Con esta estrategia, Renfe Mercancías espera superar las pérdidas y cerrar las cuentas de 2017 en equilibrio, tras provisionar en las de 2016 la sanción de 65 millones que le impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con el fin de lograr ya en 2018 los primeros beneficios de su historia.

Fomento espera aumentar la actividad y negocio. Renfe mercancías ha perdido un 30% del mercado del transporte de carga en tren desde que este sector se abrió a la competencia en 2005. A pesar de copar aún un 70% del sector, su actividad ha ido descendiendo, como consecuencia también, según asegura, de que el negocio de tráfico de mercancía en ferrocarril también lo ha hecho, a favor del camión. En la actualidad, sólo el 3% de la carga que se mueve por el país lo hace en ferrocarril.

Por otro lado, Fomento ha encargado a la ingeniería pública Ineco un plan de internacionalización de sus empresas (Adif, Renfe, Aena y Puertos del Estado) para impulsar su negocio en el exterior “eliminando duplicidades y buscando complementariedad” entre las compañías. Íñigo de la Serna confía en tener listo a finales de año el plan, con el que también contempla trabajar junto con las empresas privadas.

Fomento pretende fijar encuentros con las patronales del sector para diseñar un “calendario de actividades y visitas” a otros países tendentes a incentivar el ya destacado negocio internacional de las constructoras y empresas de transporte españolas y entrar en nuevos mercados. El titular de Fomento asegura que retomará las negociaciones con los grupos políticos tendentes a lograr un pacto de Estado sobre infraestructuras en cuanto el PSOE determine a su interlocutor en esta negociación. De la Serna indicó recientemente que ya tenía preparado un borrador de pacto y que estaba a la espera de que el partido socialista concluyera su proceso de primarias para elegir nuevo secretario general para comenzar a debatirlo con otras formaciones.

California invita a Renfe a pujar en su LAV

En alianza con Globalvía y Adif, Renfe competirá por explotar la línea de Alta Velocidad (LAV) que se construye en California (Estados Unidos), la que unirá Los Angeles y San Francisco. La compañía ferroviaria figura entre las operadoras invitadas a pujar por el contrato por parte de la High-Speed Rail Authority, entidad promotora del proyecto. El interés de Renfe en esta línea se enmarca en su estrategia de internacionalización, por la que mantiene el interés también en Reino Unido, a pesar de que no prosperara su primer intento de entrar en este país.

En el caso de lograr el contrato estadounidense, la compañía, además de ‘exportar’ la experiencia en el AVE español, que acaba de cumplir 25 años, ya acumulará también experiencia fuera del país, dado que el próximo año debe poner en marcha el tren de Alta Velocidad entre La Meca y Medina. Por el momento, la operadora ha pasado la primera fase del concurso y ha sido invitada a participar presentando oferta. En concreto, Renfe competirá en consorcio con Globalvía, grupo de concesiones de infraestructuras controlado por tres fondos, y con Adif en calidad de subcontratista y referente tecnológico en infraestructuras ferroviarias.

A través de este concurso público la High-Speed Rail Authority busca un socio operador ferroviario con “amplia experiencia” en Alta Velocidad, para que asesore en el desarrollo inicial del sistema y que, eventualmente, pueda explotar el primer tramo de la línea, entre el Silicon Valley y el Central Valley.

El contrato tiene dos fases. En la primera, estimada en 30 millones de dólares (unos 27,7 millones de euros) y de un periodo de seis años, la empresa que resulte adjudicataria trabajará en el diseño, desarrollo y definición de los aspectos técnicos y comerciales del servicio de Alta Velocidad. En la segunda fase, el operador preparará y desarrollará la explotación del corredor mediante un acuerdo de franquicia.

La líne de Alta Velocidad que construye California es un corredor de unos 1.300 kilómetros de longitud y 24 estaciones que permitirá en el horizonte de 2029 conectar Los Ángeles y San Francisco en menos de tres horas. Con este corredor, California pretender unir dos importantes regiones del Estado y, además, contribuir a su desarrollo económico y medioambiental, y a generar puestos de trabajo en la zona.

El interés de Renfe por explotar el AVE californiano refuerza el sello y la presencia de compañías españolas en el proyecto, dado que ACS y Ferrovial ya han entrado en la construcción de la línea. ACS logró en diciembre de 2014 la construcción del segundo tramo de la línea, un trazado de unos 100 kilómetros, por unos 990 millones de euros. Posteriormente, a comienzos de 2016, Ferrovial se hizo con otro de los tramos, en este caso de 35 kilómetros, por otros 400 millones de euros.

El AVRIL emerge en el escaparate de Renfe

talgo-avril-montaje-viaducto

“Renfe tiene ya el tren del futuro“. La frase corresponde al presidente de Talgo, Carlos Palacio, quien no puede esconder la “satisfacción” de toda la compañía al lograr el contrato de suministro de los nuevos trenes de Alta Velocidad de la operadora española. El constructor madrileño se adjudica un contrato para fabricar quince trenes para Renfe, por un monto de 786 millones de euros. El acuerdo también se recibe con cierto alivio en la operadora que lleva décadas colaborando con la firma de Carlos Palacio Oriol.

En Rivabellosa (Alava) y Las Matas (Madrid) están exultantes, como si les hubiera tocado ‘el gordo’ de Navidad. No se atreven a aventurar cuantos meses de carga de trabajo proporcionará la fabricación de los quince trenes -solo hay un prototipo del AVRIL en estos momentos que permanece en La Sagra (Toledo)-, pero saben que vuelven a estar en el escaparate mundial. El AVRIL conseguía su homologación para circular por las vías españolas a tiempo para presentarse al concurso de Renfe. Hasta entonces las operadoras ferroviarias tan solo lo conocían por presentaciones como la feria Innotrans o catálogos de recurso. Como siempre, en la factoría alavesa se encargarán de construir los coches y en la madrileña, de las cabezas tractoras.

La presencia del tren de muy alta velocidad de Talgo en la vía será toda una demostración de que Talgo se mantiene en la carrera por incorporar sus trenes a los parques ferroviarios de las grandes operadoras de Europa y ¿por qué no? en Estados Unidos que acaba de iniciar su aventura en Alta Velocidad. Otros mercados, como el de Oriente Próximo o el asiático, se mantienen a la espera. Talgo tiene una dura prueba en Arabia Saudí que, de pasarla con nota, le puede franquear el acceso a esas zonas. En Asia es más complicado. Chios, japonenes y coreanos desarrollan su propia tecnología. Quizá en India la compañía que preside Carlos Oriol tenga alguna opción tras haber demostrado que sus trenes son capaces de aportar sustanciales mejoras al ferrocarril indio y ahorrar tiempos considerables sin cambiar las vías.

El tren pre-serie de la plataforma AVRIL comenzó sus movimientos el 3 de abril de 2014. Desde entonces y hasta la conclusión de las pruebas, en mayo de 2016, ha realizado numerosas análisis en vía, tanto de puesta a punto como de validación y certificación. Así, durante algo más de dos años, ha circulado por diferentes líneas de alta velocidad de la eed española: Madrid-Sevilla, Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia y Albacete-Alicante.

Los trenes de Talgo, con un costo de 22,5 millones de euros la unidad, podrán alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h y transportar a entre 521 y 556 pasajeros, explicó el ministro de Fomento. “El tren de Talgo es el más barato y el más eficiente”, asegura ïñigo de la Serna. Y eso es así. El monto del contrato, de 786 millones de euros, es un 28% inferior al máximo fijado por Renfe al convocar el concurso ya que la decisión sobre los pedidos complementarios se harán “en lotes de cinco trenes”. Algo que no deja de sorprender en el sector.

En definitiva, Talgo presenta “la mejor oferta desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista económico”, asegura el ministro al congratularse por la creación de un millar de puestos de trabajo (sic) durante la construcción de los trenes, unos cinco años.

Talgo es ya el principal proveedor de trenes de alta velocidad para la compañía ferroviaria Renfe, con 47% del mercado, por delante de Siemens (27%) y Alstom (26%). Con este contrato pasará a copar el 54% del mercado, indica un portavoz de la empresa. Los diez primeros trenes deberían entregarse en 38 meses, a comienzos del 2020. El anterior contrato de compra de trenes realizado por Renfe se remonta al 2005.

Renfe sumistrará a Alstom los datos pertinentes de la oferta de Talgo que hoy bendice su consejo

tren-avril-talgo

Renfe facilitará a Alstom toda la información que pueda sobre la oferta de Talgo que ha resultado adjudicataria del pedido de nuevos trenes de Alta Velocidad por el que también competía la empresa francesa. La operadora considera “normal” que otra de las compañías que pujaron por el pedido pida datos adicionales del proceso dado que, según indicaron en dichas fuentes, la demanda de información es “habitual” en este tipo de contratos públicos.

Según los términos establecidos en el procedimiento, Renfe cuenta con un plazo de quince días, una vez que este lunes ratifique la adjudicación del contrato, para aportar la información que pidan todos los concurrentes al proceso. En este plazo, la compañía asegura que aportará toda la información sobre la oferta que pueda dar, excluyendo los datos que sean confidenciales de la empresa contratista.

La compañía ferroviaria responde de esta forma a la solicitud de información que Alstom le ha hecho llegar por carta sobre la propuesta de Talgo, que se ha hecho con el mayor pedido de trenes de la historia de Renfe, al considerar que plantea dudas tanto en el apartado técnico como en el económico. Además de la francesa Alstom y Talgo, por el pedido de treinta nuevos AVE de Renfe también compitieron la española CAF y la alemana Siemens.

Renfe ratificará este lunes a Talgo como adjudicatario del contrato de suministro y posterior mantenimiento de sus nuevos trenes de Alta Velocidad, el que constituye el mayor pedido de material rodante de la historia de la operadora, que puede ascender a un máximo de 2.642 millones de euros. La compañía ferroviaria adjudicará formalmente el contrato en una reunión de su consejo de administración prevista para primera hora de la mañana, toda vez que la pasada semana abriera en un acto público las ofertas de las cuatro empresas que competían por el pedido (Alstom, Siemens y CAF, además de Talgo).

El fabricante presidido por Carlos Palacio se erigió como adjudicatario “virtual” del contrato tras esta apertura de plicas, al lograr la mejor puntuación técnica (28 puntos sobre los 35 posibles) y plantear la propuesta económica más barata (137.768 euros por plaza y kilómetro recorrido). La oferta económica es determinante para el fallo del concurso, dado que los pliegos le otorgan hasta 65 puntos de un total de cien, frente a los 35 reservados para la evaluación técnica.

El contrato consiste en fabricar y suministrar a Renfe de forma inmediata quince nuevos trenes de Alta Velocidad. Además, incluye un pedido adicional de quince unidades más que la compañía irá solicitando en función de sus necesidades y por lotes de cinco unidades, y el mantenimiento de todos los vehículos. La adjudicación se dirimirá después de que se ratificara un error en la propuesta económica formulada por CAF, que inicialmente presentaba un precio inferior.

Talgo asegura haber invertido unos 50 millones de euros y ocho años de trabajo en su nuevo tren AVRIL (Alta Velocidad Rueda Indpendiente Ligero). El tren puede circular a una velocidad máxima sostenida de 363 kilómetros por hora y tiene capacidad para transportar hasta un máximo de 600 viajeros, si bien la propuesta planteada a Renfe ofrece 521 plazas. El AVRIL también ofrece menor consumo energético y una mayor accesibilidad, al contar con piso bajo en toda la longitud del tren.

Alstom quiere que Renfe le aclare algunas dudas sobre la oferta ganadora del macrocontrato

alstom-factoria-francesa

Alstom precisa aclaraciones. La multinacional francesa pide a Renfe información adicional sobre la oferta con la que Talgo se ha adjudicado el contrato de suministro de los nuevos trenes de Alta Velocidad. La firma gala, que también presentó pujas y entró a competir en el macroconcurso. El concurso suscita ahora dudas tanto en el aspecto técnico como en el económico. Ya les advertía el miércoles que, de no zanjarse ese día el fallo, iba a dar mucho de qué hablar.

La multinacional francesa ha remitido una carta a la compañía ferroviaria pública. Alstom estima que “no está completa” la información facilitada el pasado martes en el acto público en el que se abrieron las cuatro ofertas que compitieron por el contrato (Siemens, CAF, Talgo y Alstom). En su misiva pide formalmente a Renfe que desglose el cálculo de la puntuación técnica otorgada a la propuesta de Talgo que se erigió como potencial adjudicataria. También demanda los datos de la oferta económica “que no fueron leídos en el acto público”, con el fin último de comprobar que se cumplen todos los requisitos fijados en los pliegos del concurso.

Alstom considera que “se trata de una información no confidencial” que “debe proporcionarse en cumplimiento del principio y deber de transparencia” que establece la Ley de Contratos. La firma francesa apela a los órganos competentes en materia de contratación, entre los que cita al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, para indicar que “reconocen la posibilidad de que en los actos de aperturas de plicas no se lea todo el contenido de la oferta sin perjudico de la obligación de dar a conocer el resto del contenido posteriormente y sin esperar a la notificación de adjudicación”.

Talgo es potencial adjudicatario de la nueva generación de trenes de Alta Velocidad del parque de Renfe. La operadora quiere realizar la mayor compra de trenes de las últimas dos décadas. La firma madrileña logrór la mejor nota en el aspecto técnico con su tren AVRIL (28 puntos de un total de 35). También consiguió finalmente encabezar el apartado económico, una vez comprobado que se deslizó un error en la oferta de CAF, que inicialmente figuraba como la mejor.

Entre las dudas de Alstom figura el hecho de que Talgo cumpla el criterio de “credibilidad”. Según los pliegos del contrato, el fabricante “debe justificar de forma documentada que tiene un tren que ha cumplido, fuera del periodo de garantía, el índice (de credibilidad) ofertado durante un periodo acumulado de al menos un año“. La firma francesa apunta al hecho de que ha logrado la mayor puntuación respecto al confort del tren, cuando se trata de un vehículo que presenta tres filas de asientos en una de la dos hileras de butacas de los coches de clase turista, y dos filas de dos asientos en todos los de preferente. Las mismas fuentes indican que los pliegos fijaban unas condiciones “muy estrictas” en cuanto a las plazas en términos de medidas, aseos, lugar para equipajes y zona de reuniones entre otros aspectos. Además, creen que la oferta económica de Talgo plantea un precio por el mantenimiento posterior de los trenes un 30% inferior al que aplica a los trabajos que actualmente realiza.

Alstom puja con su tren Dúplex de dos plazas; logró la segunda mejor nota para su oferta técnica (25 puntos), y ofertó un precio de 166.821 euros por plaza y kilómetro recorrido (156.542 euros en la variante), ligeramente superior al de 137.768 euros de Talgo. El fabricante francés quiere, por tato, que le aclaren algunos datos en vísperas de que la compañía ratifique el próximo lunes, en una reunión de su consejo de administración, la adjudicación del contrato al fabricante español que preside Carlos Palacio. ¿Y si alguien impugna el fallo?

Talgo canta victoria

avril-pruebas-homologacion

El ‘megacontrato’ de Renfe dará aún mucho de qué hablar. El resultado del concurso internacional no despejará hasta el jueves pequeñas dudas. Pero hay cosas que quedan bien claras. Ni Alstom ni Siemens logran pasar el corte; quedan en liza Talgo y CAF. La firma vasca ha presentado la propuesta más barata; la otra española, la oferta técnica más competitiva. ¿Quién se lleva, por tanto, el ‘megapedido’ de Renfe? En el sector no hay dudas. Dicen que la compañía que preside Carlos Oriol suminstrará el AVRIL a la operadora española en 2019. Talgo canta victoria y Renfe se alegra. En Beasain esperan otros oportunidades.

Aunque la oferta económica tiene un peso mucho mayor que la técnica (65 puntos sobre 100 frente a 35), lo que daría la victoria al fabricante vasco, Talgo, con la segunda propuesta más barata, se ha declarado “virtual ganador” del contrato, dado que se han percibido discrepancias en los cálculos presentados por CAF. El valor económico -coste de plaza por kilómetro durante 30 años- de 83.507 euros de CAF ha sido muy bajo y contrasta con los 137.778 euros de Talgo; 166.821 euros, de Alstom, y 183.350 euros, de Siemens. La suma del coste de fabricación de 15 trenes y su mantenimiento durante 30 años ofertada por CAF es de 870 millones de euros y la de Talgo, de 786 millones, por lo que resulta “inusual” que la cifra del valor económico por plaza del primero sea inferior a la de su rival, que ofrece mayor número de asientos. En caso de Alstom y Siemens, ese importe supera los 1.000 millones.

Los técnicos de Renfe procederán ahora a la verificación de los datos económicos de todas las ofertas para comprobar que no hay errores y que son coherentes con la parte técnica de las propuestas, y, en el caso de los de CAF, para resolver, asimismo, las presuntas anomalías detectadas. Y todo parece apuntar a un resultado claro para Talgo

El contrato, valorado en 2.642 millones de euros, supone la fabricación y suministro a Renfe de quince nuevos trenes de Alta Velocidad y un pedido adicional de quince más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades, además de su mantenimiento integral durante 30 años, con opción a una prórroga de 10 más. Las ofertas de los cuatro aspirantes que seguían en el concurso, tras la descalificación de Bombardier en la anterior fase del proceso, se abrió este martes en un acto público, pero el resultado definitivo no se sabrá hasta dentro de unos dos días.

Talgo estima en 337,12 millones el importe que supondrá a Renfe el suministro de los quince primeros AVE del pedido, y en 448 millones su posterior mantenimiento durante treinta años. De esta forma, el importe total sería de 786,97 millones, lo que arroja un coste por plaza y kilómetro recorrido de 137.768 euros

Talgo acude con su tren AVRIL (acrónimo de alta velocidad, rueda independiente, ligero), con 521 plazas; CAF lo hizo con el Oaris, de 480 plazas; mientras que Alstom se presentó con el Euroduplex, cuya capacidad es de entre 608 y 650 asientos, en función de la composición elegida, y Siemens, con una nueva versión del Velaro, con basada en la del AVE S103 que opera entre Madrid y Barcelona, con entre 516 y 538 plazas.

Tanto Talgo como Alstom y Siemens presentaron sus ofertas con una variante y es precisamente ésta -en el caso del fabricante español, con ancho variable– que ha obtenido la mejor puntuación técnica, de 29,611 puntos. Su otra propuesta ha recibido 28,114 puntos. La oferta técnica de Alstom, que se presentó con su tren Euroduplex ha recibido 25,145 puntos y 24,517 la variante; la de CAF, 22,616 puntos, y la de Siemens, que optaba con el Velaro en una nueva versión basada en el modelo S103, que opera entre Madrid y Barcelona, 21,840 puntos y 21,572, con otra composición.

Talgo es el único de los aspirantes en ofrecer una tasa de revisión de precios del mantenimiento integral del 1% frente al 1,5% del resto. En la puntuación no se ha tenido en cuenta el país de fabricación del tren, después de que Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) decidiera eliminar del pliego del concurso la cláusula que primaba la fabricación nacional, tras el recurso de Bombardier, lo que obligó a volver a convocar el concurso en mayo pasado.

La Bolsa lo tuvo claro desde el principio y optaba por el modelo de Talgo. A las 16.00 horas, la cotización de esta última se disparaba un 13,4 %, hasta 4,84 euros por título, mientras que la de CAF avanzaba un 1,04 %, hasta 363,15 euros.

En virtud de la estrategia de internacionalización que emprendió en 2007, Talgo actualmente logra del exterior la mayor parte de sus ingresos. En concreto, suministra y mantiene trenes en siete países (Portugal, Francia, Suiza, Italia, Estados Unidos, Kazajstán y Uzbekistán, además de en España y Arabia) y equipos ferroviarios a otros 32. La compañía, que salió a Bolsa en mayo de 2014, logra el primer pedido con el ‘AVRIL’ mientras acaba de presentar el modelo de tren con el que pretende entrar también en el mercado de los trenes de Cercanías y Regionales.

San Severino trae las putxeras a Balmaseda

putxeras-4

La localidad vizcaína de Balmaseda celebró este domingo el XLVI Concurso Internacional de Putxeras, un evento que atrae a un gentío y en el que participaron unas docientas personas que se animaron a elaborar este guiso de alubias. El certamen, que Balmaseda celebra en la festividad de su patrón San Severino, se ha convertido en una cita obligada para quienes quieren recordar la forma en que los ferroviarios preparaban sus comidas a bordo del tren.

A este concurso no solo se suman participantes del propio municipio de Balmaseda, aunque son mayoría; pero también se suman otros de Enkarterri y de otras localidades de Bizkaia. Según recogen las bases del concurso, el cocido debe elaborse con alubia roja o agarbanzada y admite los ‘sacramentos’ clásicos como chorizo, morcilla, tocino, productos porcinos, costilla y falda de vacuno, “sin que sea necesario que concurran todos ellos, aunque sí los tres primeros”.

‘La putxera’, que en otros lugares se reconoce con el castellano nombre de olla, es fruto de la sabiduría e ingenio popular. Un utensilio que se ‘enchufaba’ a una espita de la caldera cuando los trenes eran de vapor y que utilizaban maquinistas y fogoneros para preparar sus comidas. También las había de carbón, tal y como hoy las conocemos, que usaban los galgueros que iban en los últimos vagones del tren a modo de hornillo, ya que no podían acceder al vapor de la máquina.

Aunque no parece exclusiva de los ferrocarriles del Norte, es en los trenes de La Robla donde este utensilio se hace más popular. Por ello en localidades burgaleses y leonesas, por donde discurre también el trazado del viejo hullero, rinden también culto al artilugio, si bien existe un reconocimiento hacia quien lo ha universalizado con sus concursos de alubias: Balmaseda es, por tanto, el punto neurálgico de este utensilio que los ferroviarios de finales del XIX, principios y mediados del XX utilizaban para preparar sus comidas a bordo del tren.

Cada 23 de octubre, las calles de Balmaseda se llenan con decenas de grupos que compiten por elaborar el mejor plato de alubias, y sus ‘sacramentos’, en el más renombrado Concurso Mundial de Putxeras, un certamen que ha superado las tres décadas de existencia y cuyo éxito ha hecho que otras localidades con pasado ferroviario lo hayan adaptado a sus gustos.

El Hotel Convento San Roque de Balmaseda ha anunciado también la celebración del denominado ‘Mes de las Putxeras’, que dio ayer, como parte de los actos de celebración del 350º aniversario de la construcción del conjunto monumental en el que se asienta el hotel, antiguo monasterio de clausura de Santa Clara. Este conjunto monumental se erigió en 1666 por disposición del balmasedano Don Juan de la Piedra y Berastegui y, en la actualidad, “ocupa un lugar preferente en el catálogo de las construcciones singulares de la primera villa de Bizkaia y en su propia historia”.

(Imagen Sergio Llamas)

Adif planea pujar para construir las estaciones de la línea de Alta Velocidad de California

california-hs-megaproyecto-diseno-estacion

La empresa pública Adif está muy «interesada» en concurrir al concurso para el diseño y la construcción de la primera de las estaciones, que se ubicará en Fresno, y del centro de control de operaciones, en San Joaquin Valley, en la línea de Alta Velocidad de California, un megaproyecto valorado en su conjunto en 64.000 millones de dólares (57.900 millones de euros). En las próximos días California High-Speed rail Authority, la entidad pública que promueve el proyecto, espera comenzar la búsqueda de las firmas que llevarán a cabo su participación en este proyecto.

Se estima que el coste de la construcción de la estación se elevará a los 80 millones de dólares (más de 72,3 millones de euros), según la prensa local. Las empresas contratadas para la elaboración de los planes de diseño y construcción comenzarían a trabajar a principios 2017 y deberían finalizar los estudios a mediados de 2019.

Fuentes de la sociedad pública han indicado que su interés se extiende a todo el corredor de alta velocidad del suroeste del país norteamericano, por lo que es previsible que puje por el resto de terminales en el futuro. La empresa pública española está muy «interesada» en concurrir a dicho concurso. Desde Adif recuerdan que una delegación del operador ferroviario estadounidense visitó nuestro país hace unos meses para conocer de primera mano el modelo ferroviario de alta velocidad español. Los representantes norteamericanos prestaron atención, sobre todo, a la planificación de la estación de Málaga, por el concepto de uso mixto como centro comercial y ‘hub’ de transporte en un núcleo urbano, explican estas mismas fuentes.

Los norteamericanos no han sido los únicos que han visitado las instalaciones de Adif para conocer el funcionamiento del AVE español: en total, 102 delegaciones extranjeras han visitado durante este año las dependencias del gestor de la infraestructura ferroviaria española.

Hasta ahora son varias las empresas españolas que han logrado gran protagonismo en las últimas djudicaciones. ACS y Ferrovial ya han ganado contratos para construir sendos tramos del tren de alta velocidad ferroviaria. En el primer caso, en el trazado comprendido entre Fresno y el norte de Bakersfield de unos 105 kilómetros de longitud por cerca de 1.200 millones de dólares. Mientras tanto, un consorcio participado por la empresa presidida por Rafael del Pino se encargará, por su parte, del corredor entre Wasco y Shafter, por 442 millones de dólares.

Bombardier abandona la puja por el ‘macrocontrato’ de trenes AVE de Renfe tras impugnarlo

parque-renfe-guardar.jpg-large

Bombardier decide finalmente no presentar oferta para pujar por el contrato de suministro de 30 nuevos trenes de Alta Velocidad a Renfe, tras impugnar recientemente los pliegos del concurso de este pedido, estimado en 2.642 millones de euros. La multinacional canadiense opta por no competir por el contrato en coherencia con los motivos que le llevaron a presentar la impugnación el pasado 29 de abril.

Bombardier toma esta medida al considerar que las condiciones fijadas en el concurso público promovido por Renfe para adjudicar el contrato “no cumplen los principios de no discriminación, proporcionalidad y libre competencia”. La compañía también señala el hecho de que Renfe prime la fabricación en España de los nuevos trenes de Alta Velocidad a la hora de adjudicar el contrato, al estimar que va contra los principios de libre circulación y de la normativa de libre competencia europea.

A última hora de la tarde este martes concluye el plazo fijado por la compañía ferroviaria pública para que los fabricantes ferroviarios le remitan las propuestas con las que optan al ‘macrocontrato’, uno de los mayores de la compañía y el primero que saca a concurso en la última década. La japonesa Hitachi, las españolas CAF y Talgo, la francesa Alstom y la alemana Siemens prevén presentar sus respectivas ofertas para hacerse con el contrato. Estos fabricantes de trenes se disponen así a remitir a Renfe sus propuestas dado que, por el momento, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) no se ha pronunciado sobre la impugnación que Bombardier.

El contrato, que Renfe licitó a finales del pasado mes de diciembre, supone el suministro de 30 nuevos trenes de Alta Velocidad, además de su posterior mantenimiento durante cuarenta años por un importe de 2.642 millones. Renfe prevé adjudicar este contrato a una sola empresa o consorcio de empresas, y espera empezar a recibir los nuevos trenes a partir de 2018.

Según los pliegos del contrato, la operadora busca un tren con capacidad para circular a una velocidad de hasta 320 kilómetros por hora y de “gran capacidad”, esto es, que pueda transportar a “un mínimo” de 400 viajeros. Con este ‘macropedido’, la compañía ferroviaria pretende garantizarse un calendario de incorporación de nuevos trenes para modernizar su parque de vehículos y prepararlo al paulatino aumento de demanda de viajeros.