Archivo de la etiqueta: error

Accidente en Taiwan: fallo de diseño

La compañía japonesa que fabricó el tren accidentado el pasado 21 octubre en Taiwán, Nippon Sharyo, admite ahora que hubo un fallo en el diseño del sistema de seguridad del convoy, que descarriló provocando la muerte a 18 pasajeros y heridas a unos 200. Un portavoz de la filial de Central Japan Railway, una de las mayores empresas ferroviarias del país, explica que el sistema de seguridad que controla la velocidad del tren expreso Puyuma estaba apagado, algo que debería haber sido notificado de forma automática al centro de control.

La empresa precisa que la función que debía alertar de forma automática sobre el cierre del sistema de seguridad no actuó a causa de un error en el diseño del tren, por lo que el centro de control no fue notificado y no se pudo prevenir el accidente.

Fuentes de la empresa confirman que el modelo defectuoso se utilizó en otros 18 trenes construidos para Taiwán y que cualquier decisión para arreglar el cableado correspondía a la autoridad ferroviaria taiwanesa, propietaria de los trenes. La Administración de Ferrocarriles de Taiwán ha señalado en un comunicado que ha solicitado a Nippon Sharyo una explicación más detallada. Aún se desconoce si los 18 trenes restantes siguen ahora en servicio.

El conductor del tren, que fue detenido bajo la sospecha de negligencia profesional, admitió a los fiscales que investigan el caso que desactivó el programa de seguridad de forma manual unos 30 minutos antes del incidente, según indicaron las autoridades taiwanesas a la cadena nipona NHK. Según el grupo encargado de la investigación sobre el accidente, el tren expreso Puyuma iba a unos 140 kilómetros por hora cuando descarriló en una curva en el andén de la estación Xinma, al norte de la isla, en una zona donde la limitación era de un máximo de 85 kilómetros por hora.

Nippon Sharyo indica que está colaborando con las autoridades locales para determinar las causas del fallo en el diseño del convoy, con el fin de prevenir futuros accidentes como el ocurrido el pasado día 21.

Anuncios

Un error aparta a Cepsa de la puja eléctrica

Cepsa Gas y Electricidad ha quedado excluida, “por un error formal en la presentación de las ofertas”, de la licitación del contrato de suministro de energía eléctrica ‘verde’ con garantía de origen para 2019 y 2020 de Adif Alta Velocidad (Adif AV). Además de Cepsa, otra empresa (Energía DRL Comercializadora) no fue admitida al procedimiento, aunque en este caso, por haber presentado la oferta fuera de plazo.

Cepsa pujaba por una parte pequeña de lotes y recibió la comunicación de que no seguiría en el proceso por “un defecto de forma” en la presentación, tras la apertura del procedimiento de adjudicación con la separación de los sobres el pasado 15 de junio. La mesa de contratación desestimó la propuesta de Cepsa porque los sobres “no nominados” de los “nominados”, los primeros llevaban el sello identificativo de la compañía, cuando debían haberse presentado sin referencias, de forma anónima, según adelanta El Confidencial.

En total, Adif AV recibió ofertas de diez compañías eléctricas para pujar por este megacontrato valorado en 507,5 millones de euros (IVA incluido). La licitación contempla la posibilidad de prórroga del contrato por un año más, de común acuerdo y en las mismas condiciones, con lo que el importe para el período 2019-2021 se eleva a 629 millones de euros (sin incluir el IVA).

Tras la exclusión de Cepsa, siguen en la puja nueve compañías: Nexus Energía, EDP Comercializadora, Iberdroal Clientes, Acciona Green Energy Developments, Endesa Energía, Gas Natural Comercializadora, Audax Energía, Factor Energía y Aura Energía. El sistema elegido por Adif para esta licitación se ajusta a diversos criterios de negociación del precio de la energía para lograr los mejores costes.

Un error del controlador del tráfico ferroviario causó el choque frontal de dos trenes en Alemania

accidente-tren-alemania-choque-controlador

La fiscalía alemana asegura que el accidente de tren que la semana pasada causó la muerte de once personas fue un “error humano” y avanza que investiga a un controlador del tráfico ferroviario por homicidio involuntario. El fiscal jefe Wolfgang Giese explica que el siniestro, en el que dos cercanías chocaron de frente ocasionando el peor accidente ferroviario de los últimos cinco años en Alemania, se debió al equívoco de un empleado, tras descartar un fallo técnico.

“Si él (por el acusado) se hubiese comportado conforme a su obligación, no se habría producido la colisión. Se trata de un error humano con consecuencias catastróficas”, afirma Giese. En consecuencia, los investigadores han abierto diligencias contra un controlador del tráfico ferroviario de la zona de Bad Aibling, después de que el sospechoso, de 39 años, se decidiese finalmente a declarar.

El acusado no está en prisión preventiva, aunque Giese avanza que el delito del que se le acusa implica pena de cárcel de hasta cinco años. Se le acusa de un presunto delito de homicidio involuntario, además de otros por daños físicos y por un ataque peligroso contra el tráfico ferroviario.

El fiscal Jürgen Branz añade que el controlador del tráfico ferroviario “no se encuentra bien”. El sospechoso, que en un primer momento prefirió no contestar a las preguntas de las fuerzas de seguridad, aparentemente sufrió un colapso poco después del accidente y confesó a sus colegas que había cometido el fallo que ocasionó el siniestro, según avanza el diario popular Bild.

El accidente se produjo el pasado martes, cuando dos trenes de cercanías chocaron en una vía de sentido único cerca de la localidad bávara de Bad Aibling (sur de Alemania) a las 05.45 GMT. El siniestro se produjo en una curva, las dos locomotoras quedaron empotradas y varios coches volcaron al descarrilar uno de los convoyes, operados por la compañía privada de ferrocarriles Bayerische Oberlandbahn. Además de los once fallecidos, 71 personas resultaron heridas, 19 de las cuales de gravedad.

El tramo donde se produjo el siniestro, de difícil acceso, continúa gravemente afectado por la colisión y aún no se ha anunciado cuándo se podrá volver a circular por él.

Los investigadores mantienen varias hipótesis sobre el choque de dos trenes en Baviera

rescate-accidente-tren-baviera

La policía alemana intenta determinar si el accidente de trenes que causó 10 muertos fue provocado por un “error humano”, como asegura la Prensa del país, o por un problema técnico. “Respecto a la causa exacta (del choque frontal entre los dos trenes), por el momento no podemos hacer ninguna declaración, las investigaciones sólo han hecho que empezar”, declara un portavoz policial

“Los funcionarios responsables de la investigación siguen todas las hipótesis (…) a través del análisis de las cajas negras, el interrogatorio de los testigos y del responsable de tráfico ferroviario. Habrá un informe pero, por el momento, no podemos decir nada, la investigación continúa”, precisa Vera Moosmayer, portavoz del ministerio de Transportes. El ministro Alexander Dobrindt había evocado el día antes como pistas un “problema técnico o (un error) humano”.

La vía férrea sobre la que circulaban los dos trenes Meridian, marca de la compañía bávara BOB, estaba en principio protegida por el sistema PZB 90, que obliga a frenar a los trenes para evitar choques. Pero según el grupo de prensa regional RND el sistema de cambio de agujas automático había sido “desactivado” manualmente. Al parecer, tal y como sostiene RND, se trataba de dejar que un “tren con retraso”, el primero implicado en el accidente, empezara a circular en un tramo de la vía. Pero antes de que llegara al punto donde los raíles se separan de nuevo, el puesto de control dejó pasar el segundo tren en dirección opuesta.

El choque se produjo el martes por la mañana hacia las 07.00 horas (06.00 GMT) en la línea entre Rosenheim y Holzkirchen, a unos 60 kilómetros al sureste de Múnich, capital de Baviera. La policía indicó el miércoles que no había ningún desaparecido y mantuvo el balance de diez muertos. El accidente causó además 17 heridos graves y 63 leves.

Las dos unidades chocaron a la altura de una curva, se empotraron y varios coches volcaron al descarrilar uno de los trenes Meridian, operados por la compañía privada de ferrocarriles Bayerische Oberlandbahn. En el lugar del accidente trabajan equipos ya con maquinaria pesada para retirar los restos de los trenes, tarea que llevará varios días al tratarse de una zona de difícil acceso. Se trata del peor accidente en los últimos cinco años en Alemania y el más grave registrado en Baviera desde 1975.

Un tren de cercanías se desvía de su ruta original en un cambio de vías y llega 40 minutos tarde

renfe-447-020-estacion-rubi

Una confusión de risa. Aunque maldita la gracia que les habrá hecho a las víctimas del suceso. Un millar de pasajeros llegaron el viernes con 40 minutos de retraso a su destino porque el tren en el que viajaban, con destino final en Manresa (Barcelona), había sido desviado por error a otra línea y tuvo que dar la vuelta al llegar a la estación de Rubí.

El suceso ocurrió a las 7.30 horas del viernes. Un tren de la línea R-4, que va de Sant Vicenç de Calders a Manresa, llegó a la estación de Castellbisbal, por donde se inicia la línea R-8, que va hasta Granollers pasando por Rubí. En el centro de control de Adif se identificó de forma errónea el número del convoy y en vez de dirigirlo hacía Molins de Rei le abrieron las agujas de la línea R-8 hacia Granollers. Un millar de pasajeros viajaban a bordo de un tren doble de Cercanías. Nada más percartarse de que circulaban por otra vía, el conductor del tren avisó al centro de control.

El convoy llegó a la estación de Rubí, donde recibió nuevas instrucciones. Debía desandar el recorrido y volver a la estación de Castellbisbal. Allí volvería la vía correspondiente para dirigirse finalmente hacia el destino original de la línea R-4. Algunos pasajeros pasaron realmente momentos angustiosos, pero ninguno requirió asistencia. Portavoces de la operadora reconocen que se vivieron momentos de puro nerviosismo entre los pasajeros, cuando notaron la equivocación y el tren circuló por una línea distinta a la prevista. La compañía informó por megafonía del error en el cambio automático de vías que había encaminado al tren a una línea equivocada.

Posteriormente, Renfe explicó que se ha tratado de un “error puntual que no sucede casi nunca” y que en ningún caso ha supuesto ningún peligro para los sorprendidos pasajeros, que han llegado con 40 minutos de retraso a su destino. ¡Menos mal que no suele ocurrir a menudo! ¿Se imaginan si fuera así todos los días?

(Imagen Natan Rubio Gallardo)