Archivo de la etiqueta: fiscalía

Demandan a Metro de Madrid por el amianto

El trabajador de Metro de Madrid con enfermedad profesional reconocida por un cáncer de pulmón tras haber estado expuesto al amianto va a presentar “lo antes posible” una demanda contra el suburbano madrileño en la que reclamará una indemnización por daños y perjuicios que su abogado estipula entre los 200.000 y 300.000 euros. Este afectado, de 60 años, trabajó en el mantenimiento de trenes de Metro de Madrid en la nave de motores de Pacífico, situados en la calle de Cavanilles, desde principios de los años 80 hasta prácticamente la actualidad. Durante esos casi 27 años, su letrado, Fernando Morillo, asegura que “no se le proporcionó ningún tipo de protección pese a estar manifiestamente expuesto al polvo de amianto“.

El demandante ya sufrió un cáncer de laringe, del que se recuperó, antes de padecer esta afectación al pulmón. Según el letrado, especializado en casos de amianto, desde que te expones al mineral hasta que se manifiesta la enfermedad pueden transcurrir 15 o 20 años, pero puede revelarse hasta cuatro décadas después. Morillo, abogado de la Asociación de Víctimas del Amianto (Avida) que está coordinando este caso, ha señalado que antes de presentar esta demanda presentarán una papeleta de conciliación para intentar llegar a un acuerdo con Metro de Madrid. Sin embargo, considera que la negociación no llegará a buen puerto, porque el suburbano “debería reconocer que la enfermedad es consecuencia directa de su negligencia”, un extremo que el letrado estima que no va a suceder.

Pese a que aún no han cuantificado los daños generados al trabajador consecuencia de su exposición al amianto, el letrado, por su experiencia, se aventura a fijar la cifra en torno a los 200.000 y 300.000 euros, una cifra “importante dentro de los parámetros de España”. “En cualquier otro, como Estados Unidos, hablaríamos de millones”, ha remarcado. Por el momento, están a la espera de recibir el informe de un perito para cuantificar las secuelas de esa enfermedad profesional.

Precisamente este miércoles la Policía Judicial acudió a las instalaciones de Metro de Madrid de Laguna y Cuatro Vientos, en el marco de las diligencias abiertas por la Fiscalía, para obtener información y fotografías de trenes, en concreto vehículos auxiliares, del suburbano que contienen piezas de amianto. El Ministerio Público señala que, teniendo en cuenta la peligrosidad de dicha sustancia que contiene agentes “cancerígenos”, unido a la presencia de enfermedad de un trabajador del Metro y al riesgo sufrido por otros trabajadores debido a su exposición al amianto, procede iniciar una investigación a cargo de la sección de siniestralidad laboral de la Fiscalía, por si los hechos fuesen constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y determinar la persona o personas responsables de los mismos.

Como primera medida, se ha remitido un oficio a Metro de Madrid para que a la mayor “urgencia” posible informe sobre qué medidas de seguridad se están adoptando en relación con las piezas que contienen amianto. La solicitud se produce pocas de días después de que Inspección de Trabajo sancionara a la empresa Metro de Madrid S.A, y de que trasladara a la Fiscalía el acta en el que se reflejan la falta de adopción de las pertinentes medidas de seguridad ante la presencia de amianto.

El escrito de la Fiscalía alude a los polémicos elementos, como el dispositivo denominado ‘apagachispas’ en los modelos 5000 y 2000, trenes con una antigüedad de 30 años o superior que en algunos casos aún circulan por la línea 1, 6 y 9 del suburbano. Por ello, indagará si en las labores de mantenimiento de lijado, montaje y limpieza de este dispositivo que está en el interior de estos vehículos pudo haber exposición a fibras de amianto.

Anuncios

Un error del controlador del tráfico ferroviario causó el choque frontal de dos trenes en Alemania

accidente-tren-alemania-choque-controlador

La fiscalía alemana asegura que el accidente de tren que la semana pasada causó la muerte de once personas fue un “error humano” y avanza que investiga a un controlador del tráfico ferroviario por homicidio involuntario. El fiscal jefe Wolfgang Giese explica que el siniestro, en el que dos cercanías chocaron de frente ocasionando el peor accidente ferroviario de los últimos cinco años en Alemania, se debió al equívoco de un empleado, tras descartar un fallo técnico.

“Si él (por el acusado) se hubiese comportado conforme a su obligación, no se habría producido la colisión. Se trata de un error humano con consecuencias catastróficas”, afirma Giese. En consecuencia, los investigadores han abierto diligencias contra un controlador del tráfico ferroviario de la zona de Bad Aibling, después de que el sospechoso, de 39 años, se decidiese finalmente a declarar.

El acusado no está en prisión preventiva, aunque Giese avanza que el delito del que se le acusa implica pena de cárcel de hasta cinco años. Se le acusa de un presunto delito de homicidio involuntario, además de otros por daños físicos y por un ataque peligroso contra el tráfico ferroviario.

El fiscal Jürgen Branz añade que el controlador del tráfico ferroviario “no se encuentra bien”. El sospechoso, que en un primer momento prefirió no contestar a las preguntas de las fuerzas de seguridad, aparentemente sufrió un colapso poco después del accidente y confesó a sus colegas que había cometido el fallo que ocasionó el siniestro, según avanza el diario popular Bild.

El accidente se produjo el pasado martes, cuando dos trenes de cercanías chocaron en una vía de sentido único cerca de la localidad bávara de Bad Aibling (sur de Alemania) a las 05.45 GMT. El siniestro se produjo en una curva, las dos locomotoras quedaron empotradas y varios coches volcaron al descarrilar uno de los convoyes, operados por la compañía privada de ferrocarriles Bayerische Oberlandbahn. Además de los once fallecidos, 71 personas resultaron heridas, 19 de las cuales de gravedad.

El tramo donde se produjo el siniestro, de difícil acceso, continúa gravemente afectado por la colisión y aún no se ha anunciado cuándo se podrá volver a circular por él.