Archivo de la etiqueta: cáncer

Demandan a Metro de Madrid por el amianto

El trabajador de Metro de Madrid con enfermedad profesional reconocida por un cáncer de pulmón tras haber estado expuesto al amianto va a presentar “lo antes posible” una demanda contra el suburbano madrileño en la que reclamará una indemnización por daños y perjuicios que su abogado estipula entre los 200.000 y 300.000 euros. Este afectado, de 60 años, trabajó en el mantenimiento de trenes de Metro de Madrid en la nave de motores de Pacífico, situados en la calle de Cavanilles, desde principios de los años 80 hasta prácticamente la actualidad. Durante esos casi 27 años, su letrado, Fernando Morillo, asegura que “no se le proporcionó ningún tipo de protección pese a estar manifiestamente expuesto al polvo de amianto“.

El demandante ya sufrió un cáncer de laringe, del que se recuperó, antes de padecer esta afectación al pulmón. Según el letrado, especializado en casos de amianto, desde que te expones al mineral hasta que se manifiesta la enfermedad pueden transcurrir 15 o 20 años, pero puede revelarse hasta cuatro décadas después. Morillo, abogado de la Asociación de Víctimas del Amianto (Avida) que está coordinando este caso, ha señalado que antes de presentar esta demanda presentarán una papeleta de conciliación para intentar llegar a un acuerdo con Metro de Madrid. Sin embargo, considera que la negociación no llegará a buen puerto, porque el suburbano “debería reconocer que la enfermedad es consecuencia directa de su negligencia”, un extremo que el letrado estima que no va a suceder.

Pese a que aún no han cuantificado los daños generados al trabajador consecuencia de su exposición al amianto, el letrado, por su experiencia, se aventura a fijar la cifra en torno a los 200.000 y 300.000 euros, una cifra “importante dentro de los parámetros de España”. “En cualquier otro, como Estados Unidos, hablaríamos de millones”, ha remarcado. Por el momento, están a la espera de recibir el informe de un perito para cuantificar las secuelas de esa enfermedad profesional.

Precisamente este miércoles la Policía Judicial acudió a las instalaciones de Metro de Madrid de Laguna y Cuatro Vientos, en el marco de las diligencias abiertas por la Fiscalía, para obtener información y fotografías de trenes, en concreto vehículos auxiliares, del suburbano que contienen piezas de amianto. El Ministerio Público señala que, teniendo en cuenta la peligrosidad de dicha sustancia que contiene agentes “cancerígenos”, unido a la presencia de enfermedad de un trabajador del Metro y al riesgo sufrido por otros trabajadores debido a su exposición al amianto, procede iniciar una investigación a cargo de la sección de siniestralidad laboral de la Fiscalía, por si los hechos fuesen constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y determinar la persona o personas responsables de los mismos.

Como primera medida, se ha remitido un oficio a Metro de Madrid para que a la mayor “urgencia” posible informe sobre qué medidas de seguridad se están adoptando en relación con las piezas que contienen amianto. La solicitud se produce pocas de días después de que Inspección de Trabajo sancionara a la empresa Metro de Madrid S.A, y de que trasladara a la Fiscalía el acta en el que se reflejan la falta de adopción de las pertinentes medidas de seguridad ante la presencia de amianto.

El escrito de la Fiscalía alude a los polémicos elementos, como el dispositivo denominado ‘apagachispas’ en los modelos 5000 y 2000, trenes con una antigüedad de 30 años o superior que en algunos casos aún circulan por la línea 1, 6 y 9 del suburbano. Por ello, indagará si en las labores de mantenimiento de lijado, montaje y limpieza de este dispositivo que está en el interior de estos vehículos pudo haber exposición a fibras de amianto.

Anuncios

Metro Madrid tiene amianto en algunos trenes

Metro de Madrid reconoce que en algunos trenes existe amianto en un pequeño componente eléctrico, pero aseguran que no supone un peligro ni para viajeros ni para trabajadores del suburbano. Sin embargo, confirman que un empleado sufre una enfermedad profesional por asbestosis, un tipo de cáncer. Fuentes de Metro de Madrid explican que, tal y como adelanta el diario El Mundo, en los trenes de los modelos 2.000 y 5.000 -que tienen entre 35 y 40 años- que circulan por las líneas 1, 6 y 9 hay amianto en un componente que está en las “tripas” de éstos. Las mismas fuentes agregan que esto no supone “ningún tipo de peligro” para los viajeros de Metro.

En cuanto a los trabajadores, señalan que tampoco corren peligro, puesto que se han llevado a cabo todo tipo protocolos para el manejo del componente eléctrico que contiene amianto y, desde el Servicio de Prevención de la compañía y en colaboración con los sindicatos, se ha formado a los empleados que tienen que hacerlo. No obstante, Metro de Madrid confirma que a un empleado se le reconoció el pasado mes de diciembre una enfermedad profesional por asbestosis (el asbesto es la base del amianto).

Las mismas fuentes subrayan que los planes de prevención para el tratamiento del componente eléctrico de los trenes son anteriores al reconocimiento de la enfermedad laboral de este trabajador, del que no han podido precisar a qué labores se dedicaba.

Construidas por CAF durante los años 1990, las unidades 2.000 prestan servicio en líneas de gálibo estrecho. Es la serie más numerosa de todas las que circulan por la red. Presta servicio principalmente en la línea 5 y la línea 1. La serie 5.000 fue puesta en funcionamiento en 1974. Construidas por CAF y WESA, es el primer modelo construido para las líneas de gálibo ancho. Lo que sí se ha retirado ya de circulación son cuatro vehículos auxiliares utilizados en tareas de mantenimiento ante la sospecha de que podían plantear «problemas de seguridad» precisamente por esta misma circunstancia.

El uso del amianto se prohibió en 2003, si bien subrayan que según la normativa en vigor «no se tiene que quitar de las instalaciones en las que ya estaba siempre y cuando esté en buenas condiciones de mantenimiento». No obstante, señalan que cuando se hacen obras de renovación en la red se va eliminando de los lugares en los que aún permanece, como las bóvedas de algunas estaciones.

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid pide “medidas urgentes” contra la presencia de amianto en trenes del Metro de Madrid, porque le preocupa la salud de los usuarios y empleados del suburbano. El diputado de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid Juan Rubio dice que están reclamando medidas “urgentes” contra la presencia de amianto en las instalaciones del suburbano, que en estos momentos está retirando las unidades “sin una política clara de comunicación a los trabajadores y usuarios”.

“Lo que estamos solicitando es una actuación clara y contundente a favor de la retirada de los elementos de amianto y una política comunicativa de Metro más transparente. No entendemos por qué no está dado de alta las empresas autorizadas a retirar este tipo de elementos, cuando estos aparecen no solamente en las unidades móviles sino también en unos elementos de estaciones y subestaciones de alimentación“, sostiene Rubio.

El parlamentario de la formación naranja asegura que la presencia de este material “cancerígeno” se conoce “desde los años 90”. Por ello, indica que no entienden los motivos por los que desde los planes de prevención de riesgos laborales “no se ha procedido a elaborar un plan completo de retirada de estos componentes“. “Nos preocupa la salud de quien está diariamente utilizando estas instalaciones, los empleados de la compañía, y no entendemos por qué no se han hecho estudios previos de control. Por ejemplo, de calidad del aire de los túneles de Metro donde van circulando las unidades y donde los trabajadores hacen gran parte de su vida laboral”, concluye Rubio.

Solidaridad Obrera explica en un comunicado que la Inspección de Trabajo ha dado «plazos de uno, dos y tres meses» a Metro para elaborar de protocolo de actuación cuando haya que manipular algún elemento con amianto, la realización de un mapa de lugares donde aún podría estar presente y la estimación del tiempo requerido para su eliminación, «además de realizar una evaluación especifica de riesgos y medidas preventivas».

(Imagen de Tom Page from London, UK – CRW_3920, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=48776194)