Archivo de la etiqueta: alta velocidad

Talgo fabricará para Adif otro tren auscultador

Talgo se ha adjudicado el contrato de suministro a Adif de un nuevo tren para destinarlo a labores de auscultación de la red ferroviaria de Alta Velocidad por un importe de 47,3 millones, según informó Adif. Se trata del segundo tren auscultador que Talgo se adjudica para la compañía pública propietaria de la red ferroviaria, después de que a comienzos de este mes ya se hiciera con una primera unidad por 39 millones de euros.

El actual tren deberá contar con rodadura desplazable y distintos sistemas de señalización y control, de forma que le permita realizar labores de auscultación no sólo por la línea de Alta Velocidad, sino por las vías de la red convencional, más anchas. El contrato incluye además la prestación del mantenimiento del tren durante un periodo de cinco años, una vez que se entregue el vehículo y entre en servicio, para lo que Talgo cuenta con un periodo de algo más de tres años (cuarenta meses). También dispondrá de sistemas de seguridad ERTMS (Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario) y Asfa Digital (Anuncio de Señales y Frenado Automático), y podrá alcanzar una velocidad máxima de 330 kilómetros por hora en ancho UIC y 300 en ancho ibérico.

La auscultación ferroviaria es un procedimiento por el que se analizan los principales parámetros de la vía con el objetivo de establecer, mantener e incrementar la calidad, fiabilidad y seguridad de las infraestructuras. Los trenes auscultadores van provistos de la instrumentación y el hardware y software necesarios para realizar la diagnosis de la calidad de la infraestructura. Adif dispone de tres trenes laboratorio, Séneca (Talgo 330 y apodado ‘Heineken’ por su antiguo color verde) y BT (355.001 y 355.002, antes Talgo XXI).

El encargo de estos trenes por parte de Adif se enmarca en el plan aprobado en octubre de 2018 por la compañía dependiente del Ministerio de Fomento, que aún contempla la compra de otros tres trenes, dos para red convencional y otro para la Alta Velocidad. Estas unidades se destinan a auscultación, una labor “estratégica”, según asegura Adif, tanto durante la fase de construcción de una línea como en su puesta en servicio, ya que los datos que recaban se utilizan para determinar su los distintos subsistemas que componen un corredor cumplen con los criterios necesarios. También son básico para mantenimiento de las líneas ya en servicio, dado que su evaluación de la calidad de la infraestructura permite minimizar posibles incidencias.

Adif ya adjudicó a la compañía que preside Carlos Palacio Oriol en octubre un primer contrato para la fabricación y suministro de un tren auscultador y otros componentes y servicios por importe de 39 millones de euros. El vehículo estará compuesto de dos cabezas tractoras y seis coches cuyo interior estará adaptado como un laboratorio destinado a realizar labores de auscultación de la red ferroviaria. El contrato incluye el suministro de componentes y piezas adicionales para el tren y su mantenimiento posterior.

Talgo, Ilsa y SNCF aspiran a competir con Renfe

La alianza entre Talgo y Globalia, la compañía Ilsa, propiedad de los dueños de Air Nostrum, y la francesa SNCF son las tres compañías que han pedido entrar en la red de Alta Velocidad para prestar servicio de viajeros en tren en competencia con Renfe cuando en diciembre de 2020 se liberalice este mercado. Adif ha recibido las solicitudes de capacidad de estas tres empresas, junto a la de la propia Renfe, una vez que en la medianoche de este jueves 31 de octubre terminó el plazo para presentarlas. En virtud del modelo de liberalización diseñado, las empresas pueden pujar por alguno de los tres paquetes de servicios, cada uno con distinto número de frecuencias diarias de trenes, que Adif ofrece en tres corredores de Alta Velocidad.

La línea a Barcelona, la de Levante y la que une Madrid con Sevilla y Málaga son los tres paquetes a los que optan las citadas firmas. No obstante, el primero de estos paquetes, el de mayor número de servicios, se considera ‘destinado’ a Renfe por ser la única empresa con capacidad para acometerlo. De hecho, la operadora pública ha presentado oferta por este paquete, que supone poner en circulación en esas líneas 104 trenes diarios, un 20% más de los que la compañía ofrece actualmente.

Los otros dos paquetes en liza cuentan con 16 y cinco circulaciones de trenes de Alta Velocidad diarias en dichos corredores. Entre las tres empresas que buscan hacerse con uno, o una parte, de estos servicios para entrar así a competir por Renfe figura SNCF. La compañía pública francesa, a través de su filial española Rielsfera, ha solicitado capacidad para traer a Españala el TAV ‘low cost’ que explota en Francia. También ha solicitado capacidad Talgo.

Con su filial Motion Rail, presidida por la exministra Elena Salgado, el fabricante de trenes finalmente se ha aliado con el grupo turístico Globalia y con el fondo Trilantic en calidad de socio financiero, según informan en fuentes del consorcio. La tercera firma que ha presentado solicitud para entrar en el TAV es Ilsa, sociedad de la familia propietaria de Air Nostrum, y lo ha hecho junto a un “socio industrial europeo de primer nivel”, según fuentes de la compañía, que declinaron desvelar la identidad del mismo.

A partir de ahora, Adif cuenta con alrededor de un mes y medio para analizar las ofertas recibidas con el fin de seleccionar a mediados del próximo mes de diciembre a los operadores que resulten adjudicatarios de capacidad en la red de Alta Velocidad. La compañía que preside Isabel Pardo explicó que el análisis de las solicitudes se llevara a cabo por parte de una comisión de valoración formada por tres equipos de técnicos de Adif que, respectivamente, se centrarán en la evaluación administrativa, financiera y técnica de cada oferta.

La compañía pública detalló que todos los integrantes de estas comisiones firmarán compromisos de confidencialidad y una declaración asegurando no estar en supuesto conflicto de interés. Posteriormente, Adif rubricará con las empresas que resulten adjudicatarias un acuerdo marco de adjudicación de capacidad para prestar servicio antes del 15 de marzo de 2020, nueve meses antes de que el 14 de diciembre del próximo año el transporte en tren de Alta Velocidad se abra a la competencia, para que cuenten con tiempo para preparar su plan de negocio.

El sector, la CNMC como regulador del mercado y el Ministerio de Fomento esperan que la apertura del TAV a la competencia se traduzca en un aumento de los viajeros que optan por este tipo de transporte y en una bajada del precio de los billetes. A ello pretende contribuir el nuevo modelo de cánones que Adif prevé implantar ante la liberalización, esto es, el peaje o importe que la empresa pública cobra a los operadores por usar la red. No obstante, con la competencia se persigue también rentabilizar la inversión de 51.000 millones de euros realizada en construir la red de Alta velocidad, la segunda mayor del mundo.

Compañeros de viaje para Renfe

Talgo, la francesa SNCF e Ilsa, firma de los dueños de Air Nostrum, inician esta semana la carrera para entrar a competir con Renfe en el AVE a partir de diciembre de 2020, cuando el transporte de viajeros en tren se liberaliza en toda la UE. Se trata de las compañías que ya han avanzado su intención de pedir capacidad en la red de Alta Velocidad este jueves, 31 de octubre, fecha en la que vence el plazo dado por Adif. A estas firmas podrían sumarse otras, toda vez que hay compañías que aún están analizando posicionarse en este mercado.

Quizá se sumen a este proceso las empresas especializadas de transporte en autobús Alsa y Avanza. En el caso de Avanza, fuentes de la compañía explican que la empresa está “valorando, analizando y estudiando la posibilidad con todo detalle”. “La decisión final dependerá del resultado de las estimaciones económicas acerca de la viabilidad financiera del proyecto”, añaden las mismas fuentes.

La francesa SNCF mantiene su voluntad de pedir capacidad para traer a España el modelo de Alta velocidad ‘low cost’ que explota en Francia. De igual forma, Ilsa ultima un acuerdo con un socio y presentará su oferta el próximo 31 de octubre, asegura la empresa de los dueños de Air Nostrum, de la que hasta hace una semana fue socio Acciona, grupo que finalmente ha descartado entrar en este negocio para centrarse en renovables y el resto de sus actividades tradicionales.

Talgo ha constituido una filial, Motion Rail, que tiene como presidenta a la exministra de Economía, Elena Salgado, y para la que también busca socios. Con la presentación de este jueves de la solicitud de capacidad de estas empresas, y de otras que finalmente se sumen, arrancará el proceso que pondrá fin al monopolio del transporte de viajeros en tren.

Adif prevé elegir dos nuevos operadores a mediados del próximo de diciembre, un año antes de la apertura del mercado, para que tengan así tiempo de preparar el negocio. La elección de dos empresas responde al modelo de apertura diseñado. Adif oferta tres distintos paquetes de servicios, cada uno de ellos con distinto número de frecuencias diarias de trenes, en los tres principales corredores de Alta Velocidad: Barcelona, Levante y Sevilla y Málaga. El primero de estos paquetes, el de mayor capacidad, es el que se considera diseñado para Renfe. De hecho, la operadora pública ya ha manifestado que pujará por este paquete, que supone poner en circulación en esas líneas 104 trenes diarios, un 20% más de los que tiene ahora, y también de lanzar un AVE ‘low cost’. Los otros dos paquetes de servicios en liza, los destinados a los competidores, suponen 16 trenes al día y cinco frecuencias diarias, respectivamente, por dichos corredores.

El sector, y el regulador del mercado (CNMC), esperan que la apertura de la Alta Velocidad a la competencia se traduzca en una bajada del precio de los billetes. A ello contribuirá también el nuevo modelo de cánones que Adif prevé implantar ante la liberalización, esto es, el peaje o importe que la empresa pública cobra a los operadores por usar la red. No obstante, con la competencia se persigue también rentabilizar la inversión de 51.000 millones de euros realizada en construir la segunda mayor red AVE y que la utilicen un mayor número de ciudadanos.

El AVE ‘low cost’ de Renfe para primavera

Renfe comenzará a vender billetes de su AVE de bajo coste ( low cost ) a finales de enero, según avanzaba este miércoles el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. El nuevo servicio comenzará a operar en abril de 2020 en la línea entre Madrid y Barcelona. Estos billetes contarían con descuentos de hasta el 40% sobre la media actual de 52 euros, según se apuntó en abril. Actualmente se trabaja en los talleres de Málaga para la adaptación de los trenes low cost, un hito que supondrá un avance muy significativo en la estrategia comercial de la compañía para atraer nuevos usuarios.

Ábalos ha hecho este anuncio pocos días antes de que el próximo 31 de octubre finalice el plazo para que las compañías interesadas en competir con Renfe a partir de diciembre de 2020 presenten sus ofertas. El pasado mes de abril, el presidente de Renfe, Isaías Taboas, avanzó que el AVE de bajo coste se podría usar en Semana Santa, unos ocho meses antes de que se liberalice el transporte de viajeros en España, y, que, en principio, se estrenaría en la línea que une Madrid y Barcelona, sin concretar cuándo se pondrían a la venta los pasajes.

Respecto a la liberalización, Ábalos ha rehusado explicar si ya se han presentado ofertas, “por respeto al proceso” y porque la transparencia no debe llevar a perjudicar a nadie, aunque ha asegurado que “hay concurrencia y habrá competencia”. La entrada de competidores permitirá rentabilizar los miles de millones de inversión pública destinados a la red de alta velocidad española, así como el abaratamiento de los desplazamientos y el trasvase de usuarios de unos medios de transporte a otro, como el tren, más “ecológico”, ha añadido. “Tenemos bastantes expectativas en este proceso porque es un proceso de mucha relevancia”, ha insistido Ábalos.

Acciona es una de las empresas que han decidido apearse del proceso de competencia con Renfe. La compañía de la familia Entrecanales ha optado por “no invertir en la liberalización del sector ferroviario español y orientar sus inversiones futuras hacia sus negocios principales, particularmente la energía”. Sin embargo, Talgo parece dispuesta a solicitar capacidad a Adif, a través de su filial Motion Rail, antes del próximo 31 de diciembre. A su favor cuenta con que, al ser fabricante, cuenta con el costoso material rodante que otros interesados en la liberalización no tienen.

Ilsa también sigue adelante sus planes para entrar en el mercado de la alta velocidad ferroviaria. La firma valenciana ultima un pacto con un socio internacional para presentar una oferta el 31 de octubre para participar en la liberalización. Se desconoce, no obstante, si su oferta será para uno o varios de los corredores. También muestras su interés en el proceso, Globalia, Arriva (Deutsche Bahn), Alsa, y Continental Rail (ACS).

Velocidad récord en la línea Beijing-Zhangjiakou

En una prueba realizada este domingo, los trenes que circularon por la línea de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou alcanzaron una velocidad récord de 385 kilómetros por hora, un 10% más alta que la velocidad diseñada, informa Chinanew.com. Al unir Beijing y Zhangjiakou, este tramo de 174 kilómetros que está programado para entrar en funcionamiento a finales de año, acortará el tiempo de viaje entre las dos ciudades de las tres horas actuales a menos de una hora.

Con una velocidad máxima diseñada de 350 kilómetros por hora, se espera que este recorrido sea el primero en el mundo que utilice trenes autónomos que serán vigilados por el conductor. La depuración conjunta comenzó a principios de este mes en una estación de mantenimiento del distrito capitalino de Changping. A través de pruebas dinámicas, allí se comprobaron todos los aspectos de su funcionamiento. Después de los ajustes, el tren logró una velocidad de desplazamiento de 385 kilómetros por hora. El análisis de datos, en tiempo real, desde el centro de monitoreo mostró que todo funcionaba bien durante el proceso. En pruebas posteriores se realizarán más detecciones y exámenes durante todo la línea férrea.

De acuerdo al Grupo de la Oficina de Electrificación Ferroviaria de China, toda la línea estará equipada con subestaciones inteligentes que pueden monitorear en tiempo real el funcionamiento de los trenes en y solucionar fallos, bondades que mejorarán la estabilidad y la seguridad de las operaciones. Por otra parte, para guiar a los pasajeros y ayudarles a cargar el equipaje, en las estaciones de trenes de alta velocidad se utilizarán una gran variedad de robots inteligentes.

El ferrocarril de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou es un importante proyecto de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. También significa mucho para el desarrollo integrado de Beijing, Tianjin y la provincia de Hebei, y para la eficiente conexión de la región occidental del país. El tren puede circular automáticamente, avanzar entre estaciones, ajustar sus tiempos en atención a los horarios, detenerse con precisión en las estaciones y abrir y cerrar sus puertas, indica Jiang Ming, subingeniero en jefe de la Corporación de Señales y Comunicación de Ferrocarriles de China.

Esta línea también establecerá una conexión con el tren de alta velocidad Zhangjiakou-Hohhot, lo que recortará el tiempo de Hohhot, en la Región de Mongolia Interior, a Beijing, a un lapso de tres horas, comparado con las nueve horas anteriores.

Texas Central examina el AVE

Una delegación de Texas Central, la compañía que quiere impulsar la primera línea ferroviaria de alta velocidad entre Houston y Dallas, ha pasado unos días en España para recopilar información sobre el conjunto de la operación ferroviaria de los servicios de alta velocidad. Los comisionados estadounidenses realizaron un viaje entre Madrid y Barcelona para comprobar in situ la experiencia de los usuarios de Renfe.

Durante el trayecto, los representantes de la compañía estadounidense valoraron desde la experiencia en la estación, tanto previa como posterior al viaje, los servicios que los viajeros reciben durante el viaje tanto en sus asientos como en la cafetería. También analizaron la logística de la operación ferroviaria y la venta de billetes.

Texas Central tiene como socios estratégicos para su proyecto de alta velocidad a Renfe y Adif que podrían colaborar en la operación de los trenes, el mantenimiento de los equipos y otros servicios relacionados con la comercialización de billetes cuando arranque el servicio que unirá Dallas y Houston, las ciudades más grandes del estado de Texas, en menos de 90 minutos. El proyecto supondrá la creación de 10.000 puestos de trabajo al año en la fase de construcción y unos 1.500 puestos de trabajo permanentes una vez entre en servicio la línea.

El proyecto estadounidense consta de un corredor alta velocidad de 240 kilómetros, que cuenta con un presupuesto de más de 10.000 millones de euros y la participación de fondos de capital privado y entidades públicas japonesas. Además de contar con el asesoramiento de Renfe, utilizará tecnología basada en los famosos tren bala Shinkansen nipones. Esta iniciativa lleva en marcha desde 2014. Este año los representantes de Texas Central comenzaron a mantener los primeros contactos con las autoridades federales y estatales para desarrollar un proyecto que prevé conectar la cuarta y la quinta región económica más grande de Estados Unidos.

Otro elemento destacable del proyecto es que, pese a nacer en un Estado referente en el desarrollo de combustibles fósiles, apuesta por un sistema de movilidad sostenible con el medio ambiente. Una circunstancia que desde Renfe destacan como “un ejemplo del cambio cultural y social que se está produciendo globalmente”.

Las obras de la línea de alta velocidad que unirá Dallas y Houston comenzarán a finales de 2019. El proyecto tardará unos cinco años en ponerse en marcha según las estimaciones que maneja la compañía impulsora del proyecto. Según estos mismos cálculos, los pasajeros podrían viajar unos 50 minutos más rápido en comparación con la duración del trayecto en avión y una hora y 10 minutos más rápido que si se realizara el viaje en coche.

TrenItalia desbanca a Renfe en Reino Unido

Nuevo tropiezo de Renfe en Reino Unido. El consorcio formado por la escocesa First Group y la italiana Trenitalia se ha adjudicado el concurso de alta velocidad en Reino Unido por la franquicia West Coast Partnership (WCP), en manos de Virgin Trains desde 1997, compañía que fue descalificada en abril. El grupo italoescocés se encargará de operar la línea de red convencional (Inter City) que une Londres y Birmingham entre diciembre de 2019 y marzo de 2031, un contrato que incluye el arranque de la operación del tren de alta velocidad (HS2) desde 2026, cuando está previsto que concluyan las obras.

El operador español había llegado a un acuerdo con el hongkonés MTR para colaborar como socio en el concursod el West Coast, que incluía la explotación de la primera fase de los servicios de l a alta velocidad británica a partir de 2026. La empresa española iba a ser la encargada de aportar su experiencia en el asesoramiento y conocimiento de la explotación de nuevos servicios de alta velocidad ferroviaria, tal y como informó la propia Renfe en una nota.

La oferta de First Trenitalia ha resultado ganadora tras comprometerse a aumentar las frecuencias de las circulaciones, renovar el parque, reducir las emisiones de CO2 y modernizar y aumentar la capacidad de las estaciones. En concreto, se ha comprometido a invertir 117 millones de libras en modernizar el material rodante y 32 millones de libras en las infraestructuras. El proyecto acumula grandes sobre costes (se podría elevar el presupuesto hasta en 30.000 millones). Varias constructoras españolas también se han quedado fuera.

La idea es que, hasta 2026, además de explotar el InterCity, Trenitalia proporcione “una gama de servicios de diseño, desarrollo y movilización” para HS2 y que en una segunda etapa el consorcio opere la alta velocidad y los servicios rediseñados “como una operación integrada” bajo un contrato de gestión que se extiende desde marzo de 2026 hasta marzo de 2031. En este punto, el Ejecutivo británico va a revisar las condiciones del proyecto de alta velocidad.

La alianza con MTR, grupo con gran experiencia en Reino Unido que ha mostrado su disgusto por haber perdido el concurso, constituye el segundo intento de Renfe de poner un pie en el mercado ferroviario británico. En 2017, tras varios meses negociando con Virgin para formar un consocio y presentar una oferta por la primera línea de alta velocidad de Reino Unido, la compañía anunció que finalmente no iba a participar en el proceso. “Hemos estado negociando con empresas privadas para pujar por el AVE de Reino Unido, pero el resultado de las conversaciones no ha sido satisfactorio. Ahora nos hemos centrado en solicitar el passport”, aseguró en su momento Juan Alfaro, expresidente de Renfe.

El operador ferroviario solicitó la concesión del pasaporte de precalificación (PQQ Passport), documento necesario para poder optar a la operación de las franquicias ferroviarias del país y le fue concedido en 2018. “Se trata de un nuevo paso en la estrategia de internacionalización del Grupo, que permitirá participar en concursos en el mercado ferroviario más competitivo y liberalizado de Europa, en el que hoy operan 16 franquicias ferroviarias que transportan 1.700 millones de pasajeros al año e ingresan por venta de billetes 10.650 millones de euros”, explicó la propia Renfe cuando logró el permiso. Más allá del mercado británico, el operador ha anunciado que quiere entrar en Francia y busca oportunidades en América, donde ha pujado por un concurso en Paraguay.

Diseño de los trenes Alstom para HS2

Alstom ha presentado su propuesta de diseño de tren de alta velocidad para el proyecto HS2, en el Reino Unido. El tren se ha diseñado para responder a todos los requisitos de HS2 Ltd, con un modelo de referencia mundial, moderno y flexible que ofrece a los pasajeros el mayor confort tanto en la red convencional como en la nueva infraestructura de HS2. Alstom, pionero y líder en el mercado de alta velocidad, cuenta con una experiencia única en el sector, con referencias como el TGV en Francia, el Avelia Liberty en Estados Unidos, el AGV en Italia o el primer AVE en circulación en España. En el Reino Unido, además, Alstom lleva más de 20 años operando con su modelo Pendolino.

El proyecto HS2, que integrará la nueva estructura de alta velocidad con la actual línea convencional, creará un nuevo corredor ferroviario que recorrerá trasversalmente el Reino Unido, desde Escocia hasta el sur de Inglaterra. Esta nueva infraestructura se convertirá, así, en el principal motor de desarrollo en todo el país, especialmente en las regiones del Centro y Norte.

“Hemos desarrollado esta propuesta para HS2 con el objetivo de proponer un diseño atemporal y ofrecer una experiencia de viaje única a los pasajeros, con un tren confortable y espacioso. Nos agrada enormemente presentar nuestra visión para HS2, el proyecto de regeneración económica más importante en Gran Bretaña en las últimas décadas. Conectará, como nunca hasta ahora, las grandes ciudades de Midlands con el Norte, impulsando la economía de estas regiones”, ha destacado Nick Crossfield, Director General de Alstom en el Reino Unido e Irlanda.

El tren propuesto para HS2 Ltd recoge la experiencia única de Alstom en trenes de alta velocidad, que incluye, entre otros hitos: El récord mundial de velocidad sobre raíles, a 574 kilómetrsos por hora. El único fabricante de material rodante con proyectos de trenes de alta velocidad en cuatro continentes diferentes, desde Corea a Italia, desde Marruecos a los EE. UU. El fabricante cuya tecnología ha demostrado su eficacia en todo tipo de vehículos, desde el primer TGV francés, el primer AVE en España o el primer tren británico de alta velocidad, el Eurostar e300 original. El creador de una nueva generación de trenes de Alta Velocidad con una gama completa, Avelia, que responde a las necesidades de cada operador: Avelia Liberty en EE. UU., Avelia Horizon en Francia y Avelia AGV en Italia, etc.

HS2 Ltd prevé tomar una decisión sobre la adjudicación del contrato de material rodante en 2020. Entre otros fabricantes, estarán propuestas de CAF y Talgo. Junto a Londres, Birmingham, Manchester y Leeds, los servicios HS2 también prestarán servicios a otras ciudades más allá de la red principal, como York, Newcastle, Liverpool, Glasgow o Edimburgo.

‘Renfe of America’ activa el mercado de EE.UU

El consejo de administración de Renfe Operadora ha aprobado en su reunión de este lunes la constitución de ‘Renfe of America’, sociedad destinada a centralizar la actividad de la compañía en Estados Unidos. La sociedad se constituye con un capital social de 500.000 dólares (USD), al frente de la cual estarán Manel Villalante, director de Desarrollo y Estrategia de Renfe, e Ignacio Barrón, director de Internacional.

‘Renfe of America’ forma parte del Plan Estratégico de Renfe 2019-2023, que incluye en sus principales ejes la internacionalización de la compañía con el objetivo de incrementar progresivamente su volumen de negocio fuera de España, tanto en servicios de alta velocidad como en servicios urbanos y metropolitanos.

Renfe fue seleccionada en 2018 como socio operador del proyecto Texas Central que prevé unir Houston y Dallas para convertirse en el proveedor responsable de asesorar y dirigir el diseño, planificación y construcción del proyecto, ampliable tras la fase de construcción a la operación y mantenimiento de la línea a largo plazo.

La conexión de alta velocidad ferroviaria entre Dallas-Fort Worth y Houston tendrá un tiempo de viaje de 90 minutos para un trayecto de 386 kilómetros. Habrá una única estación intermedia entre Houston y Dallas, que estará ubicada en el valle de Brazos (Brazos Valley), tal y como confirmaron ambas entidades en octubre de 2018, cuando se firmó el acuerdo.

Tras la primera fase como asesores técnicos en el desarrollo, diseño y construcción, Renfe y Adif darán asistencia en el servicio, incluyendo la operación de los trenes, el mantenimiento de los equipos y otros servicios relacionados con la comercialización de billetes,

Adicionalmente a este proyecto, adjudicado en competencia con operadores con presencia societaria en EEUU, existen otras oportunidades y proyectos ferroviarios en el país. La creación de la sociedad Renfe of America da respuesta a la necesidad de centralizar y desarrollar la actividad de Renfe en uno de los mercados internacionales más relevantes del mundo.

Se malogra el proyecto California

El proyecto de Alta Velocidad que pretendía unir Los Ángeles y San Francisco se suspenderá, aunque ACS mantendrá el contrato de obras de construcción de un tramo de este plan que se adjudicó en 2014. No se acometerán más obras que las ya lanzadas, según anunció este martes el gobernador del Estado de California, Gavin Newsom. “Seamos realistas, el proyecto, tal como está planteado, costaría demasiado y supondría mucho tiempo”, aseguró en su discurso sobre el Estado.

El gobernador considera que, “aunque muchos podrán decir que resultará una línea a ninguna parte”, contribuirá a “revitalizar” Central Valley, una de las zonas que, según indicó, presenta mayor contaminación y peores conexiones de corta y media distancia. De esta forma indicó que concluirán las obras de la primera fase del proyecto actualmente en marcha, esto es, el trazado de los alrededor de 200 kilómetros de longitud entre las ciudades de Merced y Bakersfield, en Central Valley.

ACS logró en diciembre de 2014 un contrato de obras de construcción de un tramo de este tren de Alta Velocidad de unos 105 kilómetros de longitud que une Fresno y el Norte de Bakersfield, un trazado que, por tanto, está incluido en el que acabará de construirse. El proyecto, estimado entonces en 1.083 millones de euros, se consiguió a través de un consorcio en el que participa con sus filiales Dragados y Hochtief, y que completa la firma local Shimmick. California tenía prevista construir una línea de unos 827 kilómetros de longitud que uniría Los Ángeles y San Francisco, una conexión con 24 estaciones que se esperaba estuviera lista para el horizonte de 2033.

Además de ACS, Ferrovial también compitió en su día por hacerse con obras de este tren de Alta Velocidad, ante el que la operadora ferroviaria pública Renfe se posicionó para su explotación. En 2017, Renfe, actualmente incluida en el proyecto de Texas, quedó segunda de entre los cuatro grupos que compitieron por el primer contrato para explotar el corredor californiano. La mejor posicionada fue la alemana Deutsche Bahn, que se quedó con el contrato que ahora quedará en el aire. El proyecto en liza era el contrato de asesoramiento en el diseño y definición de los aspectos técnicos y comerciales del servicio de Alta Velocidad, un proyecto estimado en 30 millones de dólares (unos 25,2 millones de euros).