Archivo de la etiqueta: mantenimiento

Bombardier mantendrá 92 trenes de Renfe

La empresa conjunta BTren, integrada por Bombardier y Renfe con un 51% y un 49% del accionariado, respectivamente, se han adjudicado varios contratos para el mantenimiento de 92 trenes de Cercanías de Renfe. Los contratos, que fueron renovados por cuatro años con opción a uno más, contemplan el mantenimiento preventivo y correctivo para 92 vehículos eléctricos autopropulsados de Renfe: 78 trenes de la Serie 446 (en UTE con Actren) y 14 trenes de la Serie 470. Ambos contratos fueron otorgados a BTren, fundada en el año 2007 por Bombardier (51%) y Renfe (49%).

La principal actividad de la firma es el mantenimiento integral o parcial de vehículos y/o componentes ferroviarios. Durante estos años de vida, Btren se ha ido consolidando como una de las principales empresas del sector, y por ello, ha visto cómo ha ido creciendo tanto la cartera de pedidos como la plantilla, lo cual le ha permitido estar presente en las siguientes localizaciones: Madrid (sede central y 4 talleres), Barcelona (2 talleres), Málaga (2 talleres), Valencia (estación Valencia J. Sorolla), Bilbao (estación de Abando)e Irún (taller).

Los trabajos de mantenimiento de las unidades de Cercanías de la Serie 446, contemplados en el primer contrato, seguirán llevándose a cabo en los talleres de Humanes (Madrid), pertenecientes a Renfe. El alcance de BTren en este contrato supone el mantenimiento de los equipos de suministro de energía, de tracción y de propulsión.

Por su parte, el mantenimiento de los trenes de Media Distancia de la Serie 470, correspondientes al segundo contrato, continuará realizándose en los talleres de Renfe ubicados en San Andrés Condal (Barcelona). En esta ocasión, BTren será responsable del mantenimiento integral de los vehículos y asistencia en Vía.

Actualmente, BTren también es responsable del mantenimiento de 75 locomotoras eléctricas de la Serie 253 de Renfe, pertenecientes a la familia de locomotoras Traxx de Bombardier, para transporte de mercancías. Dichos trabajos se realizan en el centro de mantenimiento de Vicálvaro (Madrid) y Can Tunis (Barcelona), ambos propiedad de Renfe.

Esta empresa conjunta, formada por Renfe y Bombardier, es también la encargada de realizar los trabajos de mantenimiento para 3 locomotoras de Captrain España, así como de las cabezas tractoras de los 46 trenes AVE S102 y S112 y de los 45 trenes AVE S130/730, en consorcio con Talgo, que se llevan a cabo en los talleres de Renfe situados en Los Prados (Málaga), Can Tunis (Barcelona), Santa Catalina y Fuencarral, ambos en Madrid.

Trenes de Cercanías y S-104 a cargo de Alstom

Renfe ha adjudicado a Alstom el mantenimiento de 15 trenes de alta velocidad Avelia Pendolino (S104) y 106 trenes de cercanías. Los contratos, valorados en 125 millones de euros, comprenden las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo para los trenes de cercanías, así como el mantenimiento integral en el caso de las lanzaderas de alta velocidad. El mantenimiento de estos trenes será llevado a cabo por Irvia, la joint venture formada por Alstom (51%) y Renfe (49%)

Con esta adjudicación, Alstom renueva por cuatro años (con opción a uno más) los contratos actuales de mantenimiento de los trenes de cercanías gestionados por Irvia. La primera de las renovaciones se corresponde con un lote de 40 unidades de la serie 447 y otros 47 trenes Civia (fabricados por Alstom). El mantenimiento preventivo y correctivo de los trenes seguirá llevándose a cabo en los talleres de Renfe en Moncada y Mataró. Además, se ha renovado también el contrato para el mantenimiento de 19 trenes de dos pisos serie 451 y 450, que continuarán realizándose en el taller de Vilanova, en Barcelona.

Por otro lado, en lo referente a alta velocidad, Alstom ha sido adjudicatario del mantenimiento de 15 lanzaderas S-104 (modelo Avelia Pendolino de Alstom) durante 4 años, con opción a uno más. Los servicios de mantenimiento para estos trenes se realizarán en Cerro Negro (Madrid) y La Sagra (Toledo). Los trenes de alta velocidad S104 de Renfe fueron fabricados por Alstom en el centro de Santa Perpetua (Barcelona) entre 2002 y 2005. Actualmente prestan servicios de alta velocidad desde Madrid a Ciudad Real, Puertollano, Toledo, Córdoba y Sevilla.

Graicas al área de Mantenimiento de Alstom, los operadores pueden transportar pasajeros y mercancías con los mejores niveles de servicio y rentabilidad. Alstom ofrece una experiencia única en organización industrial y gestión de la cadena de suministro, respaldada por su sólida capacidad tecnológica y de ingeniería de sistemas. Alstom cuenta con más de 25 años de experiencia en el mantenimiento de activos y sistemas ferroviarios, con excelentes resultados en materia de disponibilidad y fiabilidad, Actualmente su actividad de mantenimiento y servicios se desarrolla en más de 100 talleres de 30 países diferentes, con un índice de renovación de contratos del 70%.

Bombardier se suma a la puja por el ‘macrocontrato’

Bombardier se ha sumado a la puja por el ‘macrocontrato’ de mantenimiento de trenes que Renfe ha sacado a concurso, que supone realizar estos trabajos en un total de 420 vehículos de Cercanías y Avant durante cinco años por un importe total de 450 millones de euros. La multinacional canadiense, Talgo, CAF, Alstom y Siemens presentaron este viernes a la operadora sus solicitudes para participar en la puja, con la que ‘calientan motores’ de cara al “histórico” plan de compra de nuevos trenes que Renfe prevé lanzar próximamente.

La compañía ferroviaria analizará todas las solicitudes. Las empresas que cumplan con todos los requisitos serán invitadas a participar en el concurso público con el que prevé adjudicar estos trabajos el próximo mes de octubre, según indicaron en fuentes de la operadora. El contrato en liza abarca casi una tercera parte (el 30%) del parque de trenes de la compañía ferroviaria pública, que suma un total de 1.360 unidades. Renfe ha sacado a concurso el mantenimiento de veinte trenes de Alta Velocidad Media Distancia (Avant) por un importe de 74,5 millones de euros.

La compañía ha licitado la prestación de estos mismos trabajos en unos 391 trenes de Cercanías de los núcleos de Madrid y Barcelona, y en nueve trenes de vía estrecha de la extinta Feve por otros 329 millones. A su vez, en el caso de este último contrato, se ha estructurado en siete lotes distintos, de forma que los fabricantes interesados pueden presentar oferta por alguno de ellos o por todos.

Los lotes oscilan entre los 8,60 millones que supone el mantenimiento de la decena de trenes de vía estrecha hasta los 75,5 millones a los que asciende el del mantenimiento de 86 trenes de Cercanías de Barcelona.

En todos los casos, la compañía o compañías adjudicatarias de los trabajos deberán acometerlos junto con los talleres de Renfe mediante la constitución de una sociedad conjunta con la operadora ferroviaria pública que controlarán al 51%. En virtud de los pliegos de contratación, los adjudicatarios deberán cumplir con un “elevado grado de fiabilidad y disponibilidad de los trenes, especialmente en horas punta, y garantías de calidad y seguridad”.

Renfe abre la contratación de estos trabajos de mantenimiento en tanto la industria ferroviaria ultima lanzar su anunciado plan de compra de nuevos trenes, que comprenderá todo tipo de vehículos, especialmente de Cercanías y Mercancías, pero también de Alta Velocidad.

Talgo, Alstom, CAF y Siemens a por el megacontrato

Alstom, Siemens, Talgo y CAF iniciarán este viernes la puja por el doble ‘macrocontrato’ de mantenimiento de trenes que Renfe ha sacado a concurso, que supone realizar estos trabajos en un total de 420 vehículos de Cercanías y Avant durante cinco años por un importe total de 450 millones de euros. Los cuatro fabricantes ferroviarios presentarán a la operadora sus solicitudes para participar en la puja, con la que ‘calientan motores’ de cara al “histórico” plan de compra de nuevos trenes que Renfe prevé lanzar próximamente.

El doble contrato actualmente en liza abarca casi una tercera parte (el 30%) del parque total de trenes de la compañía ferroviaria pública, que suma unas 1.360 unidades. En concreto, Renfe ha sacado a concurso el mantenimiento de veinte trenes de Alta Velocidad Media Distancia (Avant) por un importe de 74,5 millones de euros. El otro contrato licitado abarca la prestación de estos mismos trabajos en unos 391 trenes de Cercanías de los núcleos de Madrid y Barcelona, y en nueve trenes de vía estrecha de la extinta Renfe por otros 329 millones.

En el caso de este último contrato, Renfe lo ha estructurado en siete lotes, de forma que los fabricantes interesados pueden presentar oferta por alguno de ellos o por todos. Los lotes oscilan entre los 8,60 millones que supone el mantenimiento de la decena de trenes de vía estrecha, hasta los 75,5 millones a los que asciende el del mantenimiento de 86 trenes de Cercanías de Barcelona.

En todos los casos, la compañía o compañías adjudicatarias de los trabajos deberán acometerlos junto con los talleres de Renfe mediante la constitución de una sociedad conjunta con la operadora ferroviaria pública que controlarán al 51%. De hecho, en el caso de Siemens, competirá a través de Nertus, la firma de mantenimiento que ya tiene constituida con la compañía ferroviaria, según detallaron en dichas fuentes del sector. Además, en virtud de los pliegos de contratación, los adjudicatarios deberán cumplir con un “elevado grado de fiabilidad y disponibilidad de los trenes, especialmente en horas punta, y garantías de calidad y seguridad”.

Renfe abre la contratación de estos trabajos de mantenimiento en tanto la industria ferroviaria está pendiente del lanzamiento de su anunciado plan de compra de nuevos trenes, que comprenderá todo tipo de vehículos, especialmente de Cercanías y Mercancías, pero también de Alta Velocidad. “Nunca en la historia se ha lanzado una licitación de compra de nuevos trenes como la que se hará en 2018”, avanzó recientemente respecto al plan el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien no concretó el importe inversor, si bien apuntó que será “importantísimo”.

En la actualidad, Renfe cuenta con un parque de unos 1.361 trenes, de los que unos 168 corresponden a AVE y Larga Distancia, otros setenta a Larga Distancia convencional y 62 a Media Distancia de Alta Velocidad (Avant). Unos 660 trenes más son de Cercanías, 300 más regionales convencionales y otros 107, trenes de ancho métrico de la extinta Feve.

Renfe ofrece el mantenimiento de 420 trenes

Renfe saca concurso el contrato de trabajos de mantenimiento de un paquete de 420 trenes de distinto tipo (AVE, cercanías y regionales) durante un periodo de cuatro años y por un importe de 450 millones de euros. El contrato abarca casi una tercera parte (30%) del parque total de vehículos de la compañía, que suma unos 1.360 unidades, y se lanza en vísperas de que anuncie un “histórico” plan de compra de nuevos trenes. Por el momento, este contrato de mantenimiento se licitará en tres lotes, en función de los distintos tipos de tren que abarca, que en su mayoría son de Cercanías. Se trata del mayor contrato que la operadora lanza a la industria ferroviaria desde el de suministro y mantenimiento de treinta nuevos trenes AVE que contrató en 2016 con Talgo.

Uno de los lotes comprende el mantenimiento de veinte trenes de Alta Velocidad Media Distancia (Avant) y otro, un paquete de cuarenta trenes de Media Distancia convencional (regionales) de tracción diésel. El tercer y mayor lote del contrato es el que incluye el mantenimiento de 360 trenes de Cercanías de distintas series y tipos, dado que incluye los más modernos (los Civia) y los de dos pisos.

Las empresas que se hagan con los contratos deberán acometer los trabajos junto con Renfe y en los talleres de la operadora. Así se recoge en los pliegos de contratación, en los que se establece que las empresas contratistas conformarán sociedades mixtas de mantenimiento con la compañía pública. Renfe asegura en un comunicado que los contratos incluyen ciertas obligaciones para las empresas, como son cumplir con un “elevado grado de fiabilidad y disponibilidad de los trenes”, especialmente en horas punta, y garantías de calidad y seguridad.

Estos trabajos de mantenimiento se licitan en tanto el sector está pendiente del anunciado plan de compra de nuevos trenes Renfe, que se espera la operadora detalle el próximo mes de mayo. El plan abarcará compras de todo tipo de trenes, especialmente de Cercanías y Mercancías, pero también de Alta Velocidad. “Nunca en la historia se ha lanzado una licitación de compra de nuevos trenes de como se hará en 2018”, avanzó recientemente de la Serna en relación al plan. El ministro no concretó el importe inversor, si bien apuntó que será “importantísimo”.

En la actualidad, Renfe cuenta con un parque de trenes que suma unas 1.361 unidades, de las que unos 168 corresponden a vehículos AVE y Larga Distancia, otros setenta a Larga Distancia convencional y 62 a Media Distancia de Alta Velocidad (Avant). Unos 660 trenes más son de Cercanías, 300 de regionales convencionales y otros 107, trenes de ancho métrico de la extinta Feve.

Bombardier amplía su contrato con TfL

Bombardier Transportation ha firmado una importante ampliación de contrato con Transport for London (TfL). Con esta ampliación, Bombardier prolonga el contrato actual, que inicialmente finalizaba en diciembre de 2023, hasta mayo de 2030, para los servicios de mantenimiento y asistencia de flota en las locomotoras Bombardier Electrostar 378 que actualmente operan en la red ferroviaria de cercanías de London Overground. Esta variación del contrato, originariamente firmado en 2006 y ahora prolongado hasta 2030, está valorada en aproximadamente 120 millones de euros.

“Esta ampliación de contrato demuestra la confianza de TfL en los servicios de mantenimiento de flotas de Bombardier”, comenta el managing director de Bombardier Transportation para Reino Unido, Richard Hunter. Por su parte, el director de Ferrocarril y Servicios Patrocinados de TfL, Jonathan Fox, asegura que “tener una flota ferroviaria fiable es vital para prestar el servicio de primera clase que buscamos para London Overground. Estamos agradecidos a Bombardier por la eficacia en sus trabajos mantenimiento”.

Según el acuerdo de servicios ferroviarios, el mantenimiento se realizará en 4 ubicaciones diferentes, tanto en el centro como en la periferia de Londres, incluido el depósito New Cross Gate en el sudeste de Londres y el de Willesden Train Care, en el norte de la ciudad.

Las unidades de Bombardier Electrostar 378 entraron en servicio en julio de 2009 y se construyeron 57 trenes de cinco coches cada uno. Estos trenes de pasajeros se diseñaron específicamente para la red London Overground. El diseño es similar a los trenes Clase 376 utilizados por Southeastern, con las mismas puertas deslizantes de estilo metro más anchas para un abordaje y descenso más eficientes. También presenta diferencias significativas con respecto a la Clase 376, como asientos totalmente longitudinales similares a los utilizados en el material rodante del Subterráneo de Londres para proporcionar más espacio y capacidad de asientos y reducir la sobrepoblación, adecuados para los servicios de metro de gran volumen en London Overground .

London Overground (también conocido simplemente como Overground) es una red ferroviaria suburbana que presta servicios a Londres y sus alrededores. Establecida en 2007 para hacerse cargo de las rutas de Silverlink Metro, ahora sirve a una gran parte de la ciudad, así como al condado de origen de Hertfordshire, con 112 estaciones en nueve rutas diferentes. Overground forma parte de la red ferroviaria nacional del Reino Unido, pero está bajo el control de franquicia y marca de Transport for London. La operación ha sido contratada por Arriva Rail London desde 2016. TfL asignó el naranja como un color específico para el modo Overground en branding y publicidad, incluido el roundel, en el mapa del metro, trenes y estaciones.

En España, Bombardier Transportation, a través de la empresa conjunta BTREN, continúa prestando servicios de mantenimiento para parte de la flota de locomotoras S253 y de trenes AVE (S102, AVE S112 y AVE S130/730)[1], así como S470 y S446[2]. Estas actividades de mantenimiento se llevan al cabo en los talleres de Renfe en Los Prados (Málaga), Santa Catalina (Madrid), Fuencarral (Madrid), Vicálvaro (Madrid), Humanes (Madrid) y San Andrés Condal (Barcelona).

Examen a final de año para el ‘AVE a la Meca’

Llega el examen. El AVE La Meca-Medina prevé comenzar a circular antes de fin de año, si bien lo hará con los que se han denominado “viajes de demostración”. Los gestores saudíes prevén poner en circulación dos viajes por sentido cada viernes y cada sábado, desde las ciudades de La Meca y Medina, que transportarán a distintos tipos de invitados para mostrarles la infraestructura y el servicio. Será el momento en el que Renfe se juegue su prestigio. El operador español se encargará de comercializar la línea de alta velocidad saudí durante los próximos doce años, hasta 2030.

Los viajes de “demostración” secundarán a las pruebas con trenes que ya se llevan a cabo en la línea desde hace meses. Estas pruebas, que forman parte del proceso de homologación de los vehículos, se desarrollan de “forma satisfactoria”, según informa el consorcio que dirige el proyecto. En el marco de estas pruebas, el pasado mes de julio ya se realizó un primer viaje completo entre Jeddah y Medina de un tren que alcanzó una velocidad comercial máxima de 300 kilómetros a la hora. En cuanto a la marcha de los trabajos, en la actualidad, las obras de construcción del denominado ‘Ave del Desierto’ ya se han ejecutado en “más de un 80% del total”.

También se ha completado la conexión por vía entre las dos ciudades santas que unirá la línea de Alta Velocidad, lo que, según el consorcio, permitirá que próximamente un tren recorra ya todo el corredor completo. En paralelo, el consorcio trabaja en todas las tareas preparativas relacionadas con la posterior fase de operación y explotación comercial del corredor a partir del próximo año, que correrá a cargo de Renfe.

Los cálculos sobre el tráfico diario de pasajeros de la línea de 444 kilómetros entre La Meca y Medina, previstos inicialmentre para 160.000 personas (60 millones de pasajeros al año) no parece que se sostienen ahora. Renfe teme que no se alcanzarán los ingresos necesarios para hacer frente a los gastos; según cálculos internos, debería afrontar un posible agujero de 1.000 millones de euros a lo largo del contrato. De hecho trata de reducir el número de trenes Talgo (35) e intenta convencer al gobierno saudí para reducir los talleres especificados en el contrato inicial.

El grupo de empresas españolas que acomete el proyecto indica que una vez que en mayo se cerró el acuerdo con el Gobierno de Arabia Saudí con el que se solventaron los problemas de retrasos y sobrecostes que surgieron en el proyecto, las autoridades del país “han manifestado en varias ocasiones su satisfacción con el desarrollo de los trabajos“. Según las fuentes consultadas, las pruebas dinámicas de los trenes se están realizando de forma satisfactoria como parte de su proceso de homologación.

El AVE La Meca-Medina constituye uno de los mayores contratos logrados en el exterior por empresas españolas. El proyecto, estimado en unos 6.700 millones de euros, ha supuesto la colocación de las vías en los casi 450 kilómetros de longitud de la línea entre las dos ciudades santas, así como de la superestructura (la electrificación, y los sistemas de seguridad y comunicación), y su posterior explotación. El consorcio que a finales de 2011 se hizo con el contrato está integrado por las empresas públicas Renfe, Adif e Ineco, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia e Inabensa. Talgo completa el grupo como suministrador de los trenes, un total de 35 trenes AVE, además de uno especial para la familia real árabe, con capacidad para 400 personas, además de su mantenimiento durante doce años.

Renfe abre una oferta de empleo para incorporar a 522 trabajadores, la mitad maquinistas

manifestacion-madrid-defensa-ferrocarril

Renfe abre una oferta de empleo para incorporar a la compañía ferroviaria 522 nuevos trabajadores, de los que más de la mitad, unos 340 efectivos, serán maquinistas. Se trata de la segunda entrada de personal que aborda la compañía ferroviaria pública tras la crisis, después de la que llevó a cabo el pasado año, con la que sumó unos 150 nuevos empleados.

La oferta de trabajo es fruto del plan de empleo que la compañía y los sindicatos acordaron incluir en el nuevo convenio colectivo de la compañía ferroviaria, pactado el pasado mes de diciembre, y que entró en vigor recientemente. El plan de empleo contempla la incorporación a Renfe de este medio millar de nuevos trabajadores para cubrir el grueso de las vacantes que generó el plan de bajas voluntario para 750 empleados que la operadora llevó a cabo el pasado año.

Todas estas medidas forman parte del proceso de transformación que Renfe pretende impulsar en su plantilla, con el fin de rejuvenecerla, dado que presenta una edad media de 54 años, e incorporar nuevos profesionales que generen valor para la operadora y le permitan atender a las necesidades de sus distintos negocios. Con los nuevos empleos, la compañía ferroviaria, además de atender a la tasa de reposición pactada en el plan de bajas, también pretende consolidar empleo temporal. Además generará una bolsa de empleo con los solicitantes de empleo que no resulten elegidos para atender a futuras necesidades de personal.

De los 522 trabajos, 80 corresponden a operadores comerciales, y otros 102 a operadores de fabricación y mantenimiento de trenes en distintas especialidades (pintura, electricidad y electrónica, ajustador-montador y soldador, entre otros). Además, Renfe pretende incorporar a 340 maquinistas, 312 para que realice tráficos en el ámbito nacional, y los 28 restantes para las conexiones transfronterizas con Francia.

La compañía ferroviaria acaba de cerrar el plazo de recepción de solicitudes de los interesados en estos puestos de trabajo, que adjudicará a través de distintas pruebas de selección. Los procesos de selección para la contratación de los nuevos empleados comenzarán en los próximos meses y se realizarán diferentes convocatorias entre 2016 y 2018. Los perfiles buscados dependerán de las vacantes disponibles y las responsabilidades a desarrollar en cada puesto.

IK4-Ideko desarrolla un sistema inteligente de mantenimiento de ruedas de tren

sistema IK4-IDEKO deteccion deficiencias internas en rueda ferrocarril (2)

El centro tecnológico IK4-Ideko de Elgoibar (Gipuzkoa), en colaboración con el fabricante de máquina herramienta Danobat, ha desarrollado un medidor de ruedas de ferrocarril que permite programar el mantenimiento, predecir el desgaste, mejorar la seguridad y reducir costes. El sistema, que ya está operativo en las instalaciones que el operador ferroviario EuskoTren tiene en el municipio vizcaíno de Gernika, emplea técnicas de triangulación láser y fundamentos de algoritmia para captar y procesar los datos que permiten hacer la reconstrucción de los perfiles de las ruedas.

Este avanzado sistema está dotado con cámaras de alta velocidad y es capaz de gestionar 800 fotos por segundo, tras lo cual toda la información obtenida es canalizada, procesada y reconstruida en 3D. “El sistema permite al operador de la vía observar el perfil de rueda completo, así como las diferentes distancias que lo caracterizan. Gracias a esta tecnología se observa la evolución de diferentes parámetros como el grosor, la altura, el coeficiente del desgaste y el diámetro”, precisa el investigador de IK-4-Ideko, Pablo Puerto.

IK4-Ideko también desarrolla junto con el fabricante ferroviario CAF Wheels, Axles & Gearboxes avanzados sistemas de inspección mediante ultrasonidos que permite garantizar el buen estado de las ruedas de los trenes y contribuir de forma significativa en la mejora de la seguridad del transporte de ferrocarriles.

El dispositivo permite que la inspección se lleve a cabo en la totalidad de las ruedas fabricadas antes de su ensamblaje y emplea avanzadas técnicas de ultrasonido pulso-eco y tándem, que posibilitan la detección de defectos en todo el espesor del plano de rodadura. Además, el sistema destaca por su elevada flexibilidad y modularidad, una característica que permite su adaptación a distintas geometrías y tamaños de ruedas ferroviarias.

El centro tecnológico diseña, también junto a CAF, un segundo desarrollo. Se trata de un posicionador para la medición de tensiones residuales. Este es un parámetro crucial para la seguridad, dado que tensiones residuales excesivas pueden generar fisuraciones en servicio. Este dispositivo ha permitido solucionar uno de los principales problemas que se presenta en este tipo de mediciones, ya que la tensión residual varía de forma importante con la profundidad. Este segundo desarrollo es simple, fácil de manejar y preciso y hace posible su uso tanto durante la fase de fabricación como en el servicio. Tras concluir el diseño de ambos sistemas y comprobar su correcto funcionamiento, los expertos del centro tecnológico se han hecho cargo además de la formación del personal que lleva a cabo las inspecciones.

Ferrovial refuerza su presencia en el ferrocarril británico con la compra de la consultora TPT

Ferrovial-Amey-NetworkRail

Ferrovial ha adquirido Travel Point Tradin (TPT), una firma británica de consultoría especializada en el sector ferroviario, con la que la compañía refuerza los servicios que presta en este segmento en Reino Unido. El grupo ha realizado a través de su filial británica Amey la operación, con la que también potencia su destacada presencia en este mercado, primera fuente de ingresos del grupo. Según detalla Amey en un comunicado, la compañía asumirá a toda la plantilla de la consultora, incluida su directora gerente, Deborah Richards.

Con esta operación, Ferrovial refuerza su presencia en el segmento de servicios del sector ferroviario británico, en el que, entre otros contratos, actualmente aborda el de instalación de sistemas de electrificación de líneas ferroviarias de la compañía Network Rail en el Sur de Inglaterra, y el de renovación de sistemas ferroviarios en las regiones de Escocia, Norte de Gales, East Midlands, London North East y London North West, para la misma compañía.

TPT, la firma adquirida, ofrece servicios de consultoría y gestión para las actividades comerciales en el sector del transporte ferroviario. La compañía se centra en facilitar a los operadores mejoras de ingresos mediante la aplicación de medidas que maximicen el valor de sus activos.

“La adquisición de TPT fortalece el negocio ferroviario de Amey, que abarca desde el diseño hasta la operación y el mantenimiento“, indica el presidente ejecutivo de la filial británica de servicios de Ferrovial, Mel Ewell.

A mediados de 2014, el grupo, en alianza con el operador de transporte francés Keolis, se adjudicó el contrato de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres durante un periodo de seis años y medio, por un importe de 700 millones de libras (unos 879 millones de euros. En virtud de este contrato, Amey y la firma gala se encargarán de gestionar los servicios de trenes y pasajeros del Docklands Light Railway, y de mantener toda la red de esta infraestructura (34 kilómetros de línea, 45 estaciones y todo su material rodante).