Archivo de la etiqueta: Semaf

Semaf desconvoca la huelga

(Actualización 9.20 horas). La huelga en Renfe convocada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF), para los días 16 de febrero, y 2, 3, 9 y 10 de marzo, ha sido desconvocada tras el cuerdo alcanzado entre empresa y sindicato durante una reunión celebrada a última hora del viernes. Fuentes de Renfe y del sindicato SEMAF han confirmado la desconvocatoria del paro tras el acuerdo alcanzado que reconoce, en opinión sindical, la solución a sus principales demandas.

Entre ellos estaría la fijación de los recursos necesarios para recuperar el servicio anterior de la pandemia de coronavirus y garantizar la seguridad ocupacional de los trenes en circulación que según SEMAF era motivo de bastantes incidencias últimamente, sobre todo en la comunidad catalana. Además, según dijeron las fuentes sindicales se ha acordado adelantar la formación de nuevos maquinistas, lo que permitirá las movilidades internas y agilizará la salida de personal prevista para los próximos años.

Renfe tenía prevista la suspensión de la circulación de 894 trenes, 259 AVE y larga distancia, con más de 30.000 viajeros afectados, y 894 de media distancia, durante las cinco jornadas de la huelga ahora desconvocada.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) había determinado los servicios mínimos de carácter obligatorio para asegurar la prestación de los servicios esenciales de transporte ferroviario de viajeros y mercancías, ante las jornadas de huelga, de 00.00 a 23.59 horas, convocadas en Renfe por el sindicato Semaf para los días 16 de febrero y 2, 3, 9 y 10 de marzo de 2021. Según la Resolución del Mitma, los servicios mínimos esenciales se establecían en el 100% en hora punta en los trenes de Cercanías y en el 75% del servicio habitual en el resto del día.

El Semaf había convocado cinco jornadas para el próximo jueves, 16 de febrero, y 2, 3, 9 y 10 de marzo de 2021, de 00.00 a 23.59 horas, durante las cuales, Renfe planteó unos servicios mínimos del 100% de circulaciones en hora punta y un 75% en hora valle, una propuesta que el sindicato calificó de “abusiva” que “privan del derecho de huelga a los trabajadores del Grupo”. Semaf ha precisado los incumplimientos que han propiciado el conflicto abierto con la Dirección del Grupo Renfe, debido a la falta de recursos, entre otros problemas.

“El Semaf desconvoca las huelgas previstas con el fin de no ahondar en las dificultades que ya padece el usuario del tren, por la actual reducción de trenes y circulaciones respecto al pasado ejercicio. El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios considera que la circulación de trenes ha de ser plena y se debe recuperar el 100% del servicio lo antes posible. Más en esta situación de pandemia que aconseja aumentar el distanciamiento de las personas en espacios cerrados”, señala el sindicato en un comunicado.

Entre las medidas acordadas, a propuesta de Semaf, se estudiarán mejoras en la eficiencia del mantenimiento de los trenes en materia de seguridad operacional. Con el propósito de que estén en condiciones óptimas para circular. Así mismo, el acuerdo permite dar cumplimiento a los procesos internos del Plan de Empleo. Evitar la situación de personal desplazado y solventar las necesidades de plantilla de cada residencia ferroviaria. Además de posibilitar las salidas previstas para 2021. El sindicato de maquinistas ha logrado que el Grupo Renfe adquiera el compromiso de elevar a ámbitos superiores las reivindicaciones del colectivo ferroviario, en cuanto liberalización del sector ferroviario, Obligaciones de Servicio Público (Cercanías y Media Distancia) y el crecimiento de los tráficos de mercancías por ferrocarril.

A pesar de la desconvocatoria, Semaf como organización sindical apolítica, que representa a casi la totalidad de los maquinistas del estado (4250 de los 5000 existentes) expresa que vigilará el cumplimiento de todos los compromisos adquiridos. Acuerdos que tienen el fin de velar por la prestación de un transporte público y de calidad para servir al ciudadano.

Paros parciales en Adif y una huelga

La situación laboral en el ferrocarril español se complica. A los paros convocados por el Semaf, se suma ahora el Comité General de Empresa de Adif, compuesto por los sindicatos UGT, CCOO, SCF, CGT y SF, que ha convocado seis jornadas de paros parciales -tres de ellos de dos horas por cada turno- y una de huelga de 23 horas en el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias por el empleo y en defensa de la empresa pública ferroviaria. Los paros parciales de dos horas por cada turno están convocados para el día 26 de febrero y los días 5 y 12 de marzo entre las 7.00 horas y las 9.00, y las 15.00 y 17.00, mientras que los sábados 27 de febrero y 6 y 13 de marzo estos paros se efectuarán entre las 00.00 y las 2.00 horas. La huelga de 23 horas es para el 26 de este último mes, de acuerdo con un comunicado del comité enviado este viernes.

Según la parte social, el incumplimiento de los compromisos del convenio colectivo en relación al ingreso de personal mediante una oferta de empleo público (OEP), plasmado en el plan de empleo plurianual, genera situaciones como externalizaciones, pérdidas de cargas de trabajo, cierre y reestructuración de dependencias o paralización de movilidad y de jubilaciones parciales, entre otras. Situación, añade el comité en su nota, que se ve paulatinamente agravada por las salidas derivadas de la elevada edad media de la plantilla (alrededor de 56 años).

Para paliar la falta de personal, el comité, reclama al menos unos 3.000 ingresos netos en los próximos tres años, fundamentalmente en puestos operativos y considera “urgente” el ingreso de un importante contingente de personal este mismo año “para paliar los enormes déficits ya existentes que comprometen la función social de Adif”.

“Nos encontramos ante una situación crítica en cuanto a plantilla que debido a las jubilaciones que se multiplican de manera exponencial cada año, dada la media de edad de las y los trabajadores de nuestra empresa que sitúa en torno a los 55 años. Desde el año 2005 en el que Adif inicia su actividad, tras la segregación de Renfe en dos entidades, la pérdida de personal ha sido una constante a la que desde la dirección de Adif no se ha puesto solución”, aseguran fuentes sindicales. “A las 224 bajas por la creación de Adif AV y las 844 del trasvase del Canal de Venta a Renfe Operadora, hay que sumar la pérdida de 2.359 personas trabajadoras en el periodo 2005 – 2020, de los cuales un 90% pertenecían al Personal Operativo. Se ha pasado de una plantilla de 13.937 trabajadores en el año 2005 a una de 10.373 en el 2020. Para los próximos años la evolución no es alentadora. En una plantilla cuya edad media se sitúa en los 56 años, en el periodo 2021 – 2024 se prevé la baja de 2.337 personas trabajadoras, lo que supondría contar con una plantilla de cerca de 8.000 efectivos”, sostienen las mismas fuentes.

Las movilizaciones en Adif se suman a las cinco jornadas de huelga convocadas en Renfe por el sindicato de maquinistas Semaf, para denunciar los recortes en plantilla y mantenimiento que provocan supresiones continuas de trenes y harán imposible recuperar las circulaciones previas a marzo de 2020. Semaf insta también a que la dirección de Renfe “cumpla con el plan de empleo, tras destruir 700 puestos en el 2020 y retrasar deliberadamente todos los procesos”. El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios, Semaf, ha convocado cinco jornadas de huelga en el grupo Renfe para los días 16 de febrero, 2, 3, 9 y 10 de marzo para denunciar los recortes de plantilla y la falta de mantenimiento de los trenes, que, asegura, está obligando a suspender servicios.

El Semaf convoca 5 jornadas de huelga

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha convocado cinco jornadas de huelga en el grupo Renfe para los días 16 de febrero, 2, 3, 9 y 10 de marzo para denunciar los recortes de plantilla y la falta de mantenimiento de los trenes, que, asegura, está obligando a suspender servicios. Según Semaf, se han perdido más de 700 puestos de trabajo en el último año y este déficit de personal aumentará ante lo que consideran unas nulas previsiones de reposición para 2021 y el incumplimiento del Plan de Empleo de Renfe con retrasos “deliberados” de todos los procesos de incorporación.

Los maquinistas denuncian que está habiendo una continua pérdida de puestos de trabajo que hará imposible recuperar las circulaciones previas a la pandemia de coronavirus, al no haber personal suficiente para hacer frente a la circulación del número de trenes programados diariamente. Además, asegura que Renfe está aduciendo a la covid-19 para paralizar el Plan de Empleo cuando, sostiene el sindicato, sus incumplimientos comenzaron con anterioridad a la pandemia.

El sindicato asegura que hay un escaso mantenimiento de los trenes y poca vigilancia de los mismos, lo que provoca que cada día aumenten los trenes que no están en condiciones técnicas y de seguridad para prestar servicio, teniendo en muchos casos que ser suprimidos. Semaf señala que esto se debe al mal funcionamiento de los trenes por fallos técnicos y mecánicos o a que no están en condiciones de circular con seguridad, ya que los grafitis impiden al maquinista ver la vía o a los pasajeros ver el exterior y las salidas de emergencia. A este respecto, el sindicato de maquinistas apunta a que ha presentado “innumerables” denuncias sobre las unidades que presentan deficiencias para su puesta en circulación. Solo en el ámbito de las cercanías de Cataluña (Rodalies) Semaf asegura que ha presentado 1.500 denuncias al respecto.

Además, Semaf ha acusado a Renfe de presionar a los trabajadores para que conduzcan trenes que no están en condiciones de seguridad para circular y de coaccionar a los maquinistas para que trabajen en turnos que no les corresponde a fin de cubrir el déficit de personal. Ello, añaden, está aumentando el riesgo que asumen los trabajadores de la compañía y los usuarios y trasgrediendo los derechos laborales. En este contexto, marcado por la pandemia de coronavirus, el colectivo de trabajadores ferroviarios teme el desmantelamiento del sector público ferroviario y una privatización encubierta de circulaciones.

Durante la jornada de ayer, la mayor parte de las líneas de Cercanías Madrid sufrieron retrasos en la circulación, que Renfe achaca a una huelga de celo que habrían iniciado los maquinistas. Los retrasos en la llegada de los trenes han provocado aglomeraciones en andenes así como en el interior de los coches, como han denunciado algunos viajeros. También Renfe advertía este lunes la posibilidad de retrasos en Rodalies. Desde la operadora, se asegura que los maquinistas llevan desde la semana del 25 de enero protagonizando una huelga encubierta que causa alteraciones en el paso de los trenes de Rodalies. Según Renfe, esta “huelga encubierta” solo responde a reivindicaciones salariales, entre ellos el cobro del 100 % de la prima variable de producción de 2020 o el incremento de 5 días de vacaciones para los colectivos de conducción.

Renfe descarta cámaras en cabina del tren

La dirección de Renfe da marcha atrás y descarta colocar en las cabinas de sus trenes dispositivos de audio y vídeo, tal y como se había comprometido tras el accidente de Angrois, una de las medidas implementadas por el Ministerio de Fomento tras el siniestro del Alvia en Galicia, en el que murieron 80 personas y 144 resultaron heridas. Entre otras medidas de seguridad anunciadas por Fomento se encontraba la de incrementar el control de videovigilancia en los trenes. De hecho, en 2014 Renfe sacaba a concurso público la licitación, con la que se pretendía iniciar la colocación de cámaras en 240 trenes, desde AVE hasta Avant y Alvia, para lo que Fomento disponía de tres millones de euros. Incluso se llegó a experimentar el servicio en trenes que realizan el recorrido a Galicia, si bien la iniciativa “es para todo el territorio nacional”. “No es una medida urgente porque, en realidad, es un control adicional al que ya llevan los trenes para controlar la seguridad”, señalaban en ese momento responsables del ministerio.

La idea era ir dotando a todos los trenes de sistemas de grabación de audio y vídeo, con el objetivo de que pudieran tener un registrador jurídico que, en caso de accidente, sirviera para analizar con más datos las causas. Sin ir más lejos, en el Alvia accidentado en Santiago la conocida como caja negra fue clave para conocer que fue una conversación telefónica entre el maquinista y el interventor lo que desubicó al conductor poco antes de la curva de Angrois. La presencia de las cámaras, alegaban los expertos en seguridad, podría tener un efecto disuasorio para evitar ciertas conductas que podrían suponer un riesgo para la atención y conjurar algunos lapsus típicos del factor humano durante la conducción.

Los maquinistas, a través de los sindicatos, mostraron su rechazo frontal a la medida, especialmente cuando la operadora pública empezó a instalar las carcasas en algunos trenes y, en uno de ellos, la primera cámara en funcionamiento como experiencia piloto. El experimento pronto circuló por los teléfonos móviles de todos los maquinistas, indignados porque volvía a cargarse el peso de la sospecha sobre ellos. Los maquinistas aseguran que estas cámaras no aportan ninguna información adicional a la que ya recogen los sistemas de grabación actuales. Creen que se trata de una especie de “invasión de la intimidad” del maquinista, que puede sentirse “cohibido” en su trabajo diario. “Todo lo que habla el maquinista queda recogido en el audio, si habla por el móvil, si habla con una segunda o tercera persona físicamente; por ello creemos que añadir una cámara de vídeo es una supervisión excesiva“, apuntaban fuentes del sector de maquinistas de Galicia.

La indignación entre los conductores, muy reacios a que se grabe su actividad laboral, motivó que el Semaf (Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios) distribuyera una nota informativa entre sus afiliados «ante la inquietud generada por la posible instalación de cámaras de grabación en las cabinas». Tras realizar una serie de consultas con la dirección de Renfe, transmitieron a los trabajadores la información que les proporcionó la operadora ferroviaria. Renfe les garantizó que solo había instalada una cámara en un solo vehículo del material móvil de la compañía pública, con el objeto de probar su eficacia como proyecto piloto, tal y como se había planteado en un principio, cuando surgió esta idea tras el accidente ferroviario de Santiago.

En una comunicación a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que recomendaba estudiar la viabilidad de esta medida a raíz de un accidente, la compañía explicó que Renfe Viajeros «decidió no instalar el sistema de grabación de vídeo ante una posible vulneración del derecho a la intimidad de las personas, según la Ley de Protección de Datos». Además, aportaban un dictamen de la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea, contraria a que el operador ferroviario de Polonia (NSA) instalara cámaras en las cabinas de sus trenes, «al considerar inapropiada la medida por suponer una barrera a la interoperabilidad». Es decir, Bruselas no quiere iniciativas unilaterales que supongan un freno a su plan para homogeneizar la circulación de trenes por todos los países de la Unión. En España, el sindicato de maquinistas (Semaf) mostró su rechazo a esta iniciativa, pero sí que estaría de acuerdo con la grabación en vídeo de todo lo que sucede en la infraestructura, de cara a la investigación de determinados accidentes.

A pesar de que Renfe había contratado parte de este equipamiento, solo se ha centrado en la instalación de los dispositivos para la grabación de audio, un proceso que sufrió un serio retraso al entrar en concurso de acreedores la empresa a la que se le había adjudicado el contrato.

Cinco o seis sabotajes diarios en vías catalanas

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha presentado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) una denuncia por los daños e incidentes ocasionados en las líneas férreas de Cataluña por las protestas llevadas a cabo tras la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los líderes políticos del denominado “procés”. La presidenta de este órgano, Isabel Pardo de Vera, ha cuantificado este miércoles en la Cadena Ser en “más de cinco o seis” los actos de sabotaje que se producen cada día desde que se publicó la sentencia, entre los que ha citado invasiones de la vía, incendios de fibra óptica, talas de árboles y barricadas.

Estos actos han provocado retrasos acumulados de 40.000 minutos (casi 28 días), que principalmente han afectado a Cercanías y a la línea del AVE entre Girona y Figueras, que han visto reducirse el número de usuarios. Pardo de Vera asegura que el escrito presentado en la Fiscalía advierte de la existencia de un posible delito de lesiones u homicidio en caso de que hubiera un accidente.

Las protestas contra la sentencia del procés tienen en el transporte uno de sus campos de actuación más activos. En las últimas dos semanas se ha registrado una treintena larga de cortes en vías de tren. Y buena parte –una quincena– se ha debido a la colocación de todo tipo de obstáculos, desde troncos de árboles, piedras y palés hasta bloques de cemento, neumáticos, piezas metálicas, hogueras e incluso electrodomésticos viejos. Los daños ocasionados –incluidos los de los trenes de Renfe– rondan los dos millones de euros, según fuentes ferroviarias. Ferrocarrils de la Generalitat sólo ha sufrido alguna interrupción aislada de la circulación por la invasión del tendido por parte manifestantes.

Los sabotajes, que podrían llegar a producir descarrilamientos, han encendido las alarmas de los trabajadores ferroviarios, especialmente de los maquinistas. Ante el peligro que tienen para la seguridad de las personas, han instado a las administraciones competentes a actuar para evitar daños irreparables. Sin embargo, el Govern dice que las incidencias se deben a la falta de inversión estatal y no a la acción de manifestantes.

De la treintena de incidentes registrados, destaca el ocurrido en una línea entre Las Franqueses y la Garriga (Barcelona) cuando un convoy chocó contra un árbol colocado en la vía. El pasado sábado apareció un bloque de hormigón en el tramo de línea entre Castellnou de Seana y Golmes (Lleida) que obligó a suspender el servicio.

El sindicato de maquinistas Semaf ha presentado una denuncia ante el Departament d’Interior de la Generalitat, la Delegación del Gobierno central y la Fiscalía. “Estas acciones –expone en el escrito, que firma su secretario general, Juan Jesús García Fraile–, además de los efectos que puedan causar en la circulación de trenes (se han producido choques con algunos obstáculos), tienen otras consecuencias mucho más graves y que están poniendo en peligro la integridad física y la vida de toda persona que viaje en ellos, ya sean viajeros o trabajadores”.

El Semaf insta a las autoridades a “adoptar cuantas medidas legales sean pertinentes” para que no se repitan estas prácticas y garantizar la seguridad. Hace unos días esta organización ya avisó de que si la situación se mantiene, llevará a cabo “las acciones que sean necesarias para evitar las consecuencias de estos sucesos”. El peligro es tal, apuntan fuentes sindicales, que los maquinistas podrían negarse a conducir los convoyes.

El Semaf convoca paros en Renfe para marzo

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha convocado seis jornadas de huelga en Renfe para marzo, desde el próximo viernes, 2, con 24 horas de duración, y paros parciales los días 9, 11, 12, 13 y 14, que afectarán a todos los servicios de viajeros: Alta Velocidad, Larga y Media distancia, Cercanías y Mercancías. Los maquinistas denuncian “continuos fallos y carencias en la operación diaria”, tanto en la conservación de las infraestructuras y del material rodante, como en la gestión dentro de la empresa ferroviaria. El secretario general del Semaf, Juan Jesús García Fraile, asegura que esas deficiencias “ponen en peligro la calidad del servicio y la seguridad de los ciudadanos”.

El personal de conducción de Renfe, además de la huelga de 24 horas del próximo viernes, parará su actividad de manera parcial con el siguiente calendario: viernes, 9 de marzo (de 12.00 a 16.00 y de 18.00 a 22.00); domingo, 11, (de 19.00 a 23.00); lunes, 12, (de 05.00 a 09.00; de 14.00 a 16.00 y de 18.00 a 22.00); martes, 13, (de 05.30 a 09.30; de 13.00 a 15.00, y de 19.00 a 23.00), y el miércoles, 14, (de 06.00 a 10.00).

Están llamados a secundar la huelga 5.500 trabajadores del personal de conducción de Renfe, de los que cerca del medio millar pertenece a la gestión o desarrolla cursos de formación. De los 5.000 maquinistas activos, 650 pertenecen a mercancías y el resto a transporte de viajeros.

El secretario general del Semaf vaticina un “seguimiento importante” en la huelga que comenzará el próximo viernes, aunque el sindicato prevé que el Ministerio de Fomento fije unos servicios mínimos “abusivos” y que la empresa “compense los retrasos” que se produzcan con trenes de doble composición (con el doble número de vagones). El Semaf denuncia “la profunda desinversión que afecta de manera grave al mantenimiento de la infraestructura sobre todo en lo que no es Alta Velocidad”.

Según el criterio del sindicato, que espera que en próximas fechas se unan a estas movilizaciones otras fuerzas sindicales, “se ha dejado de lado la parte convencional de ancho ibérico, sobre manera en Cercanías y transporte interurbano en las grandes ciudades”. Denuncian un “deterioro absoluto con problemas con las catenarias, roturas de carril y otros desperfectos” en infraestructura, como la que afecta desde agosto al funcionamiento de las escaleras mecánicas en la estación madrileña de Atocha.

El Semaf también deja patente la “falta de personal” en el colectivo de conductores y la “imposibilidad para contratar ni de manera temporal” por parte de Renfe sin el visto bueno del Ministerio de Hacienda. Según indica García Fraile, en los últimos 4 años se han computado 1.600 bajas de maquinistas, frente a la incorporación de 1.150 nuevos conductores y personal de talleres. Añade que a solo dos años para la liberalización ferroviaria en España, Renfe “está en una mala posición de salida y no está preparada para competir.

Semaf defiende a Renfe frente a la CNMC

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) considera que la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de imponer condiciones a Renfe en la contratación de maquinistas no respeta el derecho a la libertad de empresa. A través de un comunicado, este sindicato muestra su “disconformidad” y “perplejidad” por la resolución del organismo regulador y asegura que la posición de la CNMC evidencia “un claro y preocupante desconocimiento” de las condiciones en las que prestan sus servicios las empresas privadas.

Según el sindicato, las condiciones laborales de los maquinistas en el sector privado “influyen decisivamente en el deseo de los trabajadores de abandonar esas empresas”. El Semaf pide a la CNMC que recomiende a la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP) que hagan un esfuerzo por mantener a sus trabajadores ofreciendo “unas condiciones sociales y laborales dignas”. El problema, según el sindicato, “no viene de los procesos de selección de Renfe” sino de “la manera de gestionar el personal” por parte de algunas empresas privadas.

El Semaf recuerda a la CNMC que “velar por el libre mercado es velar por el cumplimiento de las normas establecidas”, en este caso la ley de la oferta y la demanda, y que “deben ser los trabajadores quienes puedan elegir donde trabajar y en qué condiciones”. La CNMC ha impuesto una serie de condiciones a Renfe en la contratación de maquinistas para garantizar que las empresas competidoras cuenten con suficientes conductores para desarrollar su actividad en igualdad de condiciones. Renfe deberá informar con antelación de sus planes de contratación de maquinistas y tendrá que ofrecer un servicio mayorista de tracción a las empresas competidoras que hayan perdido a más del 20% de su plantilla de conductores como consecuencia de las convocatorias del operador público.

Según la CNMC, Renfe, que emplea al 97% de los maquinistas de España, captó un número elevado de profesionales de sus empresas rivales entre 2015 y 2016, lo que mermó su capacidad de competir. La AEFP, que representa a la mayoría de los competidores de Renfe en el mercado de mercancías, el único liberalizado, denunció a la operadora pública ante la CNMC por las contrataciones que realizó en 2015 y 2016. Renfe ha impugnado las condiciones impuestas por el organismo regulador y ha avanzado su intención de pedir la suspensión cautelar de la resolución. Según Renfe, la resolución de la CNMC “es inviable y no favorece en ningún caso” la competencia en el transporte de mercancías por ferrocarril.

Mientras, el presidente de Renfe, Juan Alfaro, anuncia que su compañía se prepara para competir con otros operadores ferroviarios tanto dentro como fuera de España, una vez que el transporte de viajeros por ferrocarril se liberalice en Europa a partir de 2020. “Renfe se está preparando para ese momento, para competir dentro y también preparando para aprovechar las oportunidades que puedan surgir para competir fuera“, dice Alfaro en su intervención en el IV Foro de Innovación Turística Hotusa Explora.

Tras recordar que el transporte de mercancías ya está liberalizado, señala que a partir de 2020 se liberalizará el de viajeros, por lo que cualquier operador que quiera venir, podrá competir “de buena lid” con Renfe en los trayectos que quiera, ya sea Madrid-Barcelona o Madrid-Sevilla. Alfaro mantienen que el reto claro de 2020 para Renfe es la liberalización, mantener la cuota de mercado, el cupo de pasajeros y prepararse para la competencia, que considera que “siempre es buena”. Además recuerda que dado que las directivas europeas y la regulación les obliga a ello, tendría “poco sentido” estar en contra.

El transporte de viajeros por ferrocarril es una parte “importantísima” del negocio de Renfe, por lo que la operadora tiene que tratar de ser parte de “la cadena global” del turismo. En una primera fase, explica Alfaro que esto pasa por proveer soluciones de movilidad, lo que tiene mucho que ver con la “intermodalidad”. En una segunda fase, tiene que ver con alojamiento y con actividades de ocio, cuestiones que se irán desarrollando en los próximos años.

Alfaro pone de relieve que el transporte por ferrocarril es uno de los más utilizados por los turistas y que su crecimiento permite un desarrollo importante del turismo interior tanto de extranjeros como de nacionales. Destaca también la importancia de la intermodalidad y recalca los acuerdos tanto con Balearia como con Iberia, como por ejemplo el billete Buenos Aires-Valladolid.

¿La paz social llega a Renfe?

maquinista-tren-alta-velocidad

Los maquinistas de Renfe desconvocan las huelgas, establecidas entre el 24 y 29 de junio y el 1 de julio, tras lograr un acuerdo con la empresa. Renfe y Semaf logran ese acuerdo fruto de la vía de diálogo que abrieron el pasado miércoles, después de que las tres primeras huelgas llevadas a cabo por los maquinistas afectaran a centenares de miles de viajeros por cancelaciones y retrasos de trenes. La operadora parece asegurarse así la paz social para este verano.

“Ambas partes hemos trabajado conjuntamente para encontrar los puntos de acuerdo que nos permitan avanzar en el doble objetivo de creación de empleo y modernización y eficiencia en la empresa pública”, destaca la directora general de Operaciones de Renfe, Berta Barrero

El sindicato de maquinistas Semaf y la operadora aseguran haber llegado a un acuerdo sobre el plan de empleo de la compañía, un sistema por el que se habilitan bajas voluntarias junto a nuevas incorporaciones. El objetivo del programa es rejuvenecer la plantilla de la compañía, que cuenta con una edad media de 54 años, e incorporar nuevos profesionales que aporten valor a la empresa. Semaf tenía programadas varias jornadas de paro justo los días de la primera ‘operación salida’ de las vacaciones de verano. Además, los maquinistas habían advertido de su intención de extender las huelgas a los meses siguientes en caso de que no lograran acuerdo.

En virtud del acuerdo con Semaf, la empresa se compromete a mantener en plantilla a los maquinistas con contratos eventuales en caso de que no logren consolidar su puesto de trabajo en la oferta de empleo actualmente en marcha en la empresa. Además, la compañía contratará como becarios a 130 nuevos maquinistas en julio, y pondrá en marcha nuevos cursos de formación en septiembre.

La empresa analizará las necesidades de conductores del servicio de vía estrecha de la extinta Feve y se compromete a abordar medidas para mejorar el negocio de mercancías. Renfe destaca que el acuerdo y la desconvocatoria de los paros “permiten avanzar en la implementación del plan de empleo, adelantando la incorporación de nueva plantilla para garantizar una transición ordenada ante las desvinculaciones voluntarias de trabajadores previstas para este año”.

El acuerdo casi se había anunciado horas antes de que se produjera. La ministra en funciones Ana Pastor expresaba su confianza en que los paros no tuvieran lugar, dado que el servicio de tren “es un servicio público fundamental”. La ministra considera que “hay lugar para el entendimiento”, y recuerda que Renfe “ha hecho la oferta de empleo de maquinistas más importante de los últimos veinte años“.

Los usuarios respiran aliviados ante la desconvocatoria de los paros. La próxima semana se producen miles de salidas en tren, con el cambio de mes. Ahora solo falta que el acuerdo apacigüe los ánimos y evite más problemas.

Los maquinistas de Renfe amenazan con extender el conflicto a los meses de verano

maquinista

El presidente de Renfe, Pablo Vázquez, asegura que se sigue negociando con el sindicato convocante de maquinistas Semaf para llegar un acuerdo y que se desconvoquen los paros anunciados para los próximos días, incluido el de este jueves 16. Se sigue abierto a llegar a “una solución negociada y pactada“, insiste Vázquez, quien se ha mostrado optimista ante la posibilidad de un acuerdo que “satisfaga a las partes” y permita dar un buen servicio, “preservando lo que es bueno para la compañía y el interés general”. El sindicato de maquinistas Semaf está dispuesto a convocar nuevas jornadas de huelga más allá de las ya previstas hasta el 1 de julio, en caso de que antes no logren un acuerdo satisfactorio

La tercera huelga de maquinistas de Renfe empieza a perturbar no solo a los viajeros, que sufren retrasos, aglomeraciones o cancelaciones, sino también incomoda a la empresa ferroviaria, que cita hoy a los representantes del colectivo para tratar de desatascar el conflicto. Renfe lamenta el incumplimiento de los servicios mínimos en algunas zonas (Madrid o Valencia) por parte de los conductores. La empresa justifica así los retrasos, las cancelaciones y los problemas de espacio en los trenes, sobre todo en las horas punta.

La compañía ferroviaria asegura que este martes se han suprimido 75 trenes de los 1.021 programados por el incumplimiento de los servicios mínimos en la jornada de paro convocada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), lo que supone un 7%. En los servicios de AVE, los trenes circulan con normalidad, mientras que en los de larga distancia la supresión de convoyes por el incumplimiento de los servicios mínimos obliga al uso de autobuses en zonas como Galicia y el Corredor Mediterráneo.

Este sindicato, que había convocado cuatro jornadas de huelga para los días 10, 12, 14 y 16 de junio, amplía la protesta al 24 y 29 de junio y al 1 de julio, ante la falta de acuerdo con la compañía para cumplir con el plan de empleo pactado que afecta a unos 5.200 trabajadores. Incluso puede prolongarse a todo el verano, si no se llega antes a un acuerdo.

Renfe convocó ayer a los medios informativos para detallar los problemas que la nueva jornada de huelga ocasionaba a los usuarios y al tráfico ferroviario. De los más de 60.000 viajeros comerciales (AVE, Media y Larga Distancia) afectados en los cuatro días de paro convocados para este mes, se han tenido que recolocar unos 9.000. En Valencia, ocho trenes han sido suprimidos en las líneas de Cercanías entre las 6.00 y las 10 horas por el incumplimiento de los servicios mínimos establecidos ante la huelga.

Semaf, hora y media después, reunía también a los informadores para confirmar, entre otras cuestiones, una nueva cita negociadora remitida por Renfe, para tratar de poner fin a la huelga. El portavoz sindical, Juan José García Fraile, “confía” en que la dirección de Renfe “se comprometa” a cumplir lo pactado con el colectivo al que representa, que a su juicio es el fundamento principal de la huelga. Semaf asegura que, si no hay acuerdo, “no será” por los maquinistas, “sino por la falta de voluntad” de la otra parte.

Si tras esta reunión Renfe y el colectivo de conducción no llegan a acuerdo alguno, Semaf mantendrá la huelga en los días previstos y “estudiará” más paros “en función de las personas y las estrategias” que tras las elecciones asuman la dirección de Renfe y el Ministerio de Fomento. Los maquinistas han entendido la actitud de Renfe como “un claro intento político y empresarial de reducir” el número de trabajadores y precarizar el empleo con contratos a tiempo parcial para el colectivo.

El sindicato de maquinistas reitera que con la convocatoria de huelga pretenden que Renfe cumpla los acuerdos que culminaron el 4 de noviembre pasado, en donde se firmó un plan de empleo, y el preacuerdo de convenio suscrito el 17 de diciembre. Semaf solicita el mantenimiento del empleo y el rejuvenecimiento de la plantilla, así como la no precarización en el sistema ferroviario y en el colectivo de conducción.Este colectivo recuerda que el 85% de los maquinistas tiene más de 51 años y con una media en el ejercicio de su profesión de más de 31 años.

Los maquinistas del Semaf desconvocan la convocatoria de paro en Renfe para este miércoles

colas-estacion-sants-vacaciones

El sindicato de maquinistas Semaf ha desconvocado la huelga en Renfe prevista para el próximo 23 de marzo, por lo que se mantendría el paro convocado para el próximo 28 de marzo, según precisan fuentes de Renfe (actualización del post a las 10.00 horas). No obstante, el 23 de marzo continúa convocada la huelga por parte de CC.OO. Tanto este día como el 28 de marzo, que coincide con la operación retorno de Semana Santa, son dos de los días de mayor demanda de movilidad de viajero

Semaf y CC OO esgrimen para justificar estas medidas de protesta tan severas la “incomprensible parálisis” que sufre la aplicación de los nuevos convenios colectivos (2015-2018) aprobados en diciembre en Renfe y Adif. Ambos sindicatos se quejan de un “bloqueo” en las conversaciones abiertas con ambas empresas para el lanzamiento de las nuevas ofertas de empleo previstas (tanto en los convenios como en los Presupuestos Generales del Estado para 2016), en las que estaban incluidas la incorporación de, al menos, 930 nuevos trabajadores.

Las dos centrales aseguran que solo estarían dispuestos a reconsiderar su decisión si desde el Ministerio de Fomento les confirman que se han solventado los impedimentos que puedan existir y “se empiezan a aplicar” las convocatorias previstas.

Renfe tenía previsto contratar este año a 465 nuevos trabajadores, el 60% de las 775 salidas que se produzcan, como establece la tasa de reposición del Plan de Empleo. Esta contratación en el sector ferroviario público se sumaba a la de Adif, que había solicitado a la Administración la autorización para 262 nuevos ingresos en 2016, con los que se cubrirá también el 60% de sus 436 bajas. CC OO y Semaf se temen que, de no hacerlo, las compañías ferroviarias incumplan sus compromisos de reposición.

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, emplaza a los convocantes de la huelga a que “piensen mucho en los españoles” y desistan de su protesta porque los convenios colectivos ya están aprobados y “solo les falta una parte técnica”, que serían las convocatorias de empleo referidas.

Fomento tiene claro que, de continuar los paros, aplicará unos servicios mínimos tan elevados como en los convocados los últimos años. Así, por ejemplo, en la huelga realizada el pasado 5 de septiembre Renfe garantizó que circularían entre un 20% y un 75% de los trenes. En los servicios de alta velocidad (AVE) y Larga Distancia, la cobertura llegó al 72% de los viajes previstos, mientras que en la Media Distancia y los trayectos de FEVE (el ferrocarril de vía estrecha que circula en algunas zonas de las comunidades norteñas) alcanzó el 65%. En Cercanías, a su vez, se fijo el 75% en las horas de mayor tráfico.

Renfe tratará de recolocar en otro horario, sin coste adicional, a los viajeros cuyo billete para un tren no entre en los servicios mínimos y a quienes mantengan la idea de desplazarse ese día en ferrocarril. La operadora también ofrece viajar en otra fecha y, si al cliente no le convence ninguna de esas propuestas, devolvería el importe integro al cliente.

La huelga llega, además, en una Semana Santa en la que se pueden batir nuevos récord turísticos. La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) estima un incremento de las reservas para estas vacaciones de entre el 7% y el 10% en comparación con el año pasado, centrado sobre todo en el turismo de interior y las estaciones de esquí. Destaca, además, la coincidencia del día grande de Fallas en Valencia (19 de marzo) con el fin de semana, lo que «hará que se multiplique el número de turistas nacionales y extranjeros que lleguen» a las costa levantina.

.-Actualización 20.00 horas lunes 21. No habrá huelga en el ferrocarril. Tras la marcha atrás del Semaf, que también desconvoca su convocatoria para este lunes 28, CC OO ha dado un paso atrás y desconoca el paro de este miércoles. Con lo que el transporte por ferrocarril para las vacaciones de Semana Santa, se mantiene sin mayores sobresaltos. El Ministerio de Fomento había decretado unos servicios mínimos para ambas jornadas del 77% de los trenes AVE y larga distancia, un 65% de los de media distancia y en Cercanías un 75% en hora punta y un 50% en las horas valle.